Alcaldía Mayor de Bogotá

DECRETO 563 DE 2010 

(Diciembre 30)

“Por el cual se adoptan medidas de policía, necesarias para garantizar la seguridad ciudadana y la protección de los derechos y libertades públicas en Bogotá, D.C., y se adoptan medidas especiales para algunas zonas del Distrito Capital y se dictan otras disposiciones”.

El Alcalde Mayor de Bogotá, D.C.,

en uso de sus facultades legales, en especial las conferidas por el artículo 35 del Decreto-Ley 1421 de 1993, el literal c) del numeral 2º del literal b) del artículo 91 de la Ley 136 de 1994, y,

CONSIDERANDO:

Que el artículo 7º del Código Nacional de Policía, prescribe que podrá reglamentarse el ejercicio de la libertad en cuanto se desarrolle en lugar público o abierto al público o de modo que trascienda de lo privado.

Que el artículo 113 del Código Nacional de Policía. Decreto 1355 de 1970, establece que por motivos de tranquilidad y salubridad públicas, los reglamentos de policía podrán prescribir limitaciones a la venta de artículos, así como señalar zonas para los establecimientos fabriles y para el expendio de ciertos comestibles.

Que el artículo 138 del Acuerdo 79 de 2003, Código de Policía de Bogotá, define los reglamentos de policía como actos administrativos generales e impersonales. subordinados a las normas superiores, dictados por autoridades de policía, de acuerdo con su competencia, cuyo objetivo es establecer las condiciones para el ejercicio de las libertades y los derechos en lugares públicos, abiertos al público o en lugares privados cuando el comportamiento respectivo trascienda a lo público, o sea contrario a las reglas de convivencia ciudadana.

Que la Corte Constitucional mediante Sentencia C-366 de 1996 encontró ajustado a la Constitución el artículo 111 del Código Nacional de Policía considerando que “la normatividad que se autoriza expedir al alcalde municipal en virtud de la disposición acusada, no comporta la generalidad y abstracción características del ejercicio del poder de policía, pues se trata de la prescripción de unas determinadas norma de conducta, predicados de un tipo específico de actividad y dentro de un ámbito local de vigencia, como es el horario de funcionamiento de unos establecimientos abiertos al público, aplicable a un concreto sector geográfico local; estas disposiciones son aplicables, además a los usuarios de aquellos establecimientos, ubicados en el municipio respectivo, en los cuales se expenden bebidas alcohólicas en razón de la limitación (...). La función de policía también comprende la facultad de expedir actos normativos reglamentarios que fijen normas de conducta en el orden local y que se expresen como actuaciones administrativas de naturaleza restringida, con un ámbito de normación mínimo que parte de la relación de validez formal y material que debe existir entre la Constitución, la ley y los reglamentos superiores de policía; así mismo, teniendo en consideración la discrecionalidad que involucra la atención preceptiva de algunos casos en ejercicio de la función de policía se tiene un cierto margen de apreciación para adoptar una decisión determinada”.

Que el artículo 91 de la Ley 136 de 1994 prescribe que los alcaldes, para el mantenimiento del orden público, tienen como función restringir o prohibir el expendio y consumo de bebidas embriagantes, y fija como sanción al incumplimiento de esta medida la imposición de multas hasta de dos salarios legales mínimos mensuales.

Que el Decreto Distrital 345 de 2002 estableció que el horario de funcionamiento de establecimientos comerciales o abiertos al público donde se expendan y/o consuman bebidas alcohólicas, será desde las diez de la mañana (10:00 a.m.) hasta las tres de la mañana (3:00 a.m.) del día siguiente.

Que los numerales 1º, 3º, 5º y 6º del artículo 27 del Código de Policía de Bogotá, señalan que se deben observar los siguientes comportamientos que favorecen la preservación de la salud en relación con las bebidas embriagantes: no ofrecer o vender a menores de edad bebidas embriagantes; no vender o consumir bebidas embriagantes en espacios públicos; no distribuir muestras gratuitas de bebidas embriagantes a menores de edad; y no vender o consumir bebidas embriagantes fuera de los horarios autorizados.

Que el expendio por parte de licorerías, cigarrerías, tiendas y supermercados de bebidas embriagantes en la ciudad a altas horas de la noche y en la madrugada se ha convertido en un factor perturbador del orden público y de la convivencia pacífica, especialmente con ocasión de las festividades de fin de año.

Que la Policía Metropolitana de Bogotá, recomendó al Alcalde Mayor adoptar las presentes medidas en atención a los hechos acontecidos los días 24 y 25 de diciembre de los corrientes relacionados con lesiones personales riñas y muertes violentas ocasionadas por factores de conflictividad originados por el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.

Que en mérito de lo expuesto,

DECRETA:

CAPÍTULO I

Disposiciones especiales para algunas zonas del Distrito Capital

ART. 1º—El expendio de licores y bebidas embriagantes, en sitio, por parte de licorerías, cigarrerías, tiendas y supermercados, sólo podrá realizarse en el horario comprendido entre las 10:00 a.m. y las 01:00 a.m. del día siguiente, en las siguientes localidades: Suba, Kennedy, Bosa, Engativá, Fontibón, San Cristóbal, Rafael Uribe, Ciudad Bolívar y Usme.

PAR.—La restricción contenida en este artículo no se aplica a las ventas a domicilio privado que podrán seguir realizándose sin limitación horaria. No obstante lo anterior, los establecimientos que presten este servicio son responsables de hacer las verificaciones necesarias, con el fin de no vender bebidas embriagantes a menores de edad, so pena de incurrir en las sanciones contempladas en el Código de Policía de Bogotá y las demás normas vigentes sobre la materia.

ART. 2º—La actividad de los establecimientos de comercio abiertos al público, bares, tabernas o discotecas, y aquellos clubes sociales que tipifiquen el comportamiento descrito en el artículo 116 del Código de Policía de Bogotá, ubicados en las localidades antes indicadas, no podrán expender licor para ser consumido por fuera del respectivo establecimiento y solo podrán ofrecer sus servicios de expendio de licores y bebidas embriagantes, según sea el caso, en el horario establecido en el artículo precedente.

CAPÍTULO II

Medidas correctivas aplicables

ART. 3º—De conformidad con el artículo 27 del Código de Policía de Bogotá está prohibido el consumo de bebidas embriagantes en el espacio público y quienes infrinjan estas disposiciones serán sujetos de las medidas correctivas de que trata el artículo 164, numerales 4º y 5º, ídem.

Adicionalmente se impondrán multas hasta de dos (2) salarios mínimos lega les mensuales, de conformidad con el artículo 91 de la Ley 136 de 1994.

PAR. 1º—De conformidad con el artículo 162 del Código Distrital de Policía, las medidas correctivas señaladas en el inciso primero de este artículo también serán aplicables a los menores de dieciocho (18) años y mayores de doce (12) años, sin perjuicio de lo dispuesto por la ley. Las medidas correctivas que se les impongan se comunicarán, según el caso, a sus representantes legales y, en su defecto, al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF.

PAR. 2º—Las medidas correctivas establecidas en este artículo serán aplicables a los adultos que incumplan lo establecido en el numeral 5º del artículo 38 del Código de Policía de Bogotá, esto es a quienes permitan, induzcan y propicien por cualquier medio a los menores de edad a consumir tabaco y sus derivados, ingerir bebidas embriagantes, estupefacientes y sustancias sicotrópicas o tóxicas.

PAR. 3º—Sin perjuicio de la aplicación de las medidas correctivas aquí señaladas, los padres de familia o adultos responsables de menores de 14 años que infrinjan lo establecido en el numeral 13 del artículo 38 del Código de Policía de Bogotá, adicionado por el artículo 1º del Acuerdo Distrital 382 de 2009, serán amonestados de conformidad con el artículo 54 de la Ley 1098 de 2006.

ART. 4º—El propietario o responsable de establecimientos de comercio abiertos o no al público donde se expendan y/o consuman bebidas alcohólicas o de aquellos clubes sociales cuya actividad tipifique lo establecido en el artículo 116 del Código de Policía de Bogotá, que infrinja lo dispuesto en el presente decreto, será sancionado con multas hasta de dos (2) salarios mínimos legales mensuales, de conformidad con el artículo 91 de la Ley 136 de 1994, y con el cierre temporal del establecimiento hasta por siete (7) días, de conformidad con los artículos 195 del Código Nacional de Policía, 173 del Código Distrital de Policía, y con el libro tercero, título III del Código de Policía de Bogotá. Lo anterior, sin perjuicio de las demás sanciones aplicables a dichos establecimientos por violación a las normas vigentes.

Al efecto, de conformidad con lo establecido en el artículo 206 del Código de Policía de Bogotá, Acuerdo 79 de 2003, se aplicará el procedimiento verbal y procederá contra las medidas correctivas el recurso de apelación en el efecto devolutivo, por tanto, la medida correctiva impuesta será de aplicación inmediata.

Frente a la restricción relativa al expendio de licores y bebidas embriagantes en el horario comprendido entre la 01:00 a.m. y la 10:00 a.m. del mismo día en las localidades indicadas en el artículo 1º, aplicarán las medidas correctivas señaladas en el presente artículo. Así mismo, serán sujetos de estas medidas los clubes sociales cuando su actividad trascienda a lo público.

ART. 5º—Sin perjuicio de las medidas correctivas aplicables en este decreto, la Subdirección Distrital de Inspección, Vigilancia y Control de Personas Jurídicas sin Ánimo de Lucro, de la secretaría general de la Alcaldía Mayor de Bogotá, D.C., en ejercicio de sus potestades de control, inspección y vigilancia, adelantará los procedimientos legales para suspender y cancelar la personería jurídica de las asociaciones, clubes sociales, corporaciones, fundaciones o instituciones de utilidad común sin ánimo de lucro, cuando incurran en las actividades señaladas en el artículo 4º del presente decreto.

PAR.—En los casos donde se compruebe que la personería jurídica fue otorgada por otra entidad territorial, la Subdirección Distrital de Inspección, Vigilancia y Control de Personas Jurídicas sin Ánimo de Lucro, de la secretaría general de la Alcaldía Mayor de Bogotá, D.C., comunicará sobre los hechos que han perturbado la convivencia y seguridad ciudadana en el Distrito Capital a las autoridades competentes para que adopten las medidas a que haya lugar.

CAPÍTULO III

Informes y operativos

ART. 6º—Los alcaldes locales, con el apoyo de la Policía Metropolitana de Bogotá, se encargarán de vigilar el cumplimiento del presente decreto y deberán realizar operativos y presentar un informe del resultado de los mismos a la Secretaría Distrital de Gobierno.

CAPÍTULO IV

Disposiciones finales

ART. 7º—El presente decreto rige a partir de su publicación, y las medidas adoptadas en el artículo 1º del mismo se mantendrán vigentes entre la 01:00 horas del 31 de diciembre de 2010 y las 01:00 horas del 17 de enero de 2011 y el impacto de las mismas será evaluado por el Consejo Distrital de Seguridad, que hará las recomendaciones del caso al Gobierno Distrital, para suspender, mantener o ampliar las medidas a otras zonas de la ciudad.

Publíquese, comuníquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D.C., a 30 de diciembre de 2010.