DECRETO 65 DE 2002 

(Febrero 21)

“Por el cual se derogan los decretos 56 y 756 de 1994”.

La Alcaldesa Mayor de Bogotá, D.C., encargada,

en ejercicio de las atribuciones que le confieren el numeral 4º del artículo 38 del Decreto 1421 de 1993 y el artículo 19 del Acuerdo 29 de 1993, y

CONSIDERANDO:

Que la Ley 446 de 1998 modificó algunas normas del Código de Procedimiento Civil relativas a los auxiliares y colaboradores de justicia;

Que el artículo 338 del Código de Procedimiento Civil, define el momento procesal en el cual se señalarán los honorarios a los auxiliares de justicia;

Que se hace necesario armonizar con la ley, las normas distritales que regulan el tema de los auxiliares de justicia,

DECRETA:

ART. 1º—Procesos de policía. En los procesos de policía en que sea necesario la presencia de auxiliares de la justicia, los funcionarios distritales darán aplicación a lo dispuesto en el Código de Procedimiento Civil.

PAR.—(Derogado).* A los auxiliares de la justicia se les fijará honorarios en una suma que oscile entre uno (1) y quince (15) salarios mínimos legales diarios vigentes, atendiendo a la complejidad del encargo, la situación económica de las partes y demás circunstancias de tiempo, modo y lugar que rodeen la labor encomendada.

*(Nota: Derogado el parágrafo del presente artículo por el Decreto 647 de 2011 artículo 1° de la Alcaldía Mayor de Bogotá)

ART. 2º—(Derogado).* Comisiones. En el desarrollo de las comisiones judiciales, dando aplicación al artículo 388 del Código de Procedimiento Civil, se prohíbe a las inspecciones de policía de Bogotá fijar a los auxiliares de la justicia suma alguna por concepto de asistencia, gastos y honorarios.

*(Nota: Derogado por el Decreto 647 de 2011 artículo 2° de la Alcaldía Mayor de Bogotá)

ART. 3º—Asuntos de conocimiento. Corresponderá a la secretaría de gobierno definir las directrices que los inspectores de policía deberán observar para la correcta atención de los asuntos de naturaleza policiva, los relacionados con la convivencia ciudadana y las comisiones judiciales.

ART. 4º—Incumplimiento. El incumplimiento a lo dispuesto en el presente decreto, será sancionado como falta grave.

ART. 5º—Derogatorias. El presente decreto deroga los decretos distritales 56 y 756 de 1994 y las demás normas que le sean contrarias.

ART. 6º—Vigencia. Este decreto regirá a partir de su publicación en el registro distrital.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Bogotá, D.C., a 21 de febrero de 2002.

______________________________