DECRETO 818 DE 1994 

(Abril 22)

“Por el cual se modifica y adiciona el Decreto 768 del 23 de abril de 1993)”.

El Presidente de la República de Colombia,

en uso de sus facultades constitucionales y legales, y en especial de la establecida en los ordinales 11 y 20 del artículo 189 de la Constitución Política,

DECRETA:

ART. 1º—El incumplimiento de lo preceptuado en el artículo 1º del Decreto 768 de 1993 será causal de mala conducta y dará lugar a las sanciones disciplinarias y penales a que hubiere lugar, sin perjuicio de la responsabilidad patrimonial del servidor público por cuya actuación u omisión se deriven perjuicios económicos para el Estado, en especial intereses.

También incurrirán en mala conducta y responsabilidad fiscal los funcionarios públicos encargados de la representación externa de los diferentes organismos, así como los apoderados de los mismos, que no defiendan adecuadamente los intereses de la nación en los procesos judiciales, conciliaciones y laudos en que ésta sea parte, sin perjuicio de la responsabilidad penal.

ART. 2º—El literal a) del artículo tercero del Decreto 768 de 1993 quedará así: “Primera copia auténtica de la respectiva sentencia con la constancia de notificación y fecha de ejecutoria”.

ART. 3º—El inciso 2º del artículo quinto del Decreto 768 de 1993 quedará así: “Si transcurridos veinte días hábiles luego de notificada la resolución sin que el beneficiario o su apoderado se presente a recibir el cheque, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público consignará las sumas a pagar en la cuenta depósitos judiciales del Banco Popular a órdenes del respectivo tribunal y a favor de él o los beneficiarios. Se entiende que ha existido pago de una sentencia, una conciliación o un laudo arbitral en la fecha de entrega del cheque al beneficiario o su apoderado, o de la consignación en la cuenta depósitos judiciales”.

(Nota: Modificado por el Decreto 2841 de 1994 artículo 1º de la Presidencia de la República).

ART. 4º—Cuando una decisión judicial disponga el reintegro de un servidor público, su incumplimiento conllevará la responsabilidad disciplinaria, fiscal y penal correspondientes.

ART. 5º—Adiciónase el numeral 1º del artículo 1º del Decreto 768 del 23 de abril de 1993, en el sentido de incluir como requisito, además de los señalados en el mencionado numeral, la presentación de copia auténtica de los poderes que los beneficiarios de la condena otorgaron ante la jurisdicción, o en su defecto certificación sobre la identificación de los mismos expedida por la autoridad jurisdiccional respectiva.

ART. 6º—El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 22 de abril de 1994.

_____________________________