DECRETO 905 DE 1992 

(Junio 2)

“Por el cual se establecen las escalas de remuneración de los empleos de la Registraduría Nacional del Estado Civil, y se dictan otras disposiciones en materia salarial”.

El Presidente de la República de Colombia,

en desarrollo de las normas generales señaladas en la Ley 4ª de 1992,

DECRETA:

ART. 1º—A partir del 1º de enero de 1992, el Registrador Nacional del Estado Civil devengará mensualmente por concepto de asignación básica, la suma de seiscientos cuarenta y ocho mil pesos ($ 648.000) y por concepto de gastos de representación la suma de un millón ciento cincuenta y dos mil pesos ($ 1.152.000).

ART. 2º—A partir del 1º de enero de 1992, establécense las siguientes escalas de remuneración para los empleos de la Registraduría Nacional del Estado Civil:

Escala del nivel directivo

Grado Asignación básica

01 490.907

02 632.923

03 683.516

Escala del nivel asesor

Grado Asignación básica

01 307.617

02 355.421

03 406.902

04 462.567

Escala del nivel ejecutivo

Grado Asignación básica

01 219.491

02 231.284

03 244.471

04 262.096

05 294.240

06 327.652

07 373.617

08 389.657

09 407.916

10 444.625

Escala del nivel profesional

Grado Asignación básica

01 179.169

02 188.298

03 206.684

04 224.627

05 242.505

06 255.883

07 271.860

08 289.295

09 304.320

10 321.946

Escala del nivel técnico

Grado Asignación básica

01 109.619

02 116.276

03 122.933

04 129.273

05 136.691

06 142.460

07 148.166

08 154.570

09 161.290

10 166.933

11 175.048

12 183.860

13 190.200

14 199.837

15 208.333

16 218.540

17 224.183

18 229.762

19 236.039

20 244.471

21 252.332

22 260.131

23 271.352

24 284.286

Escala del nivel administrativo

Grado Asignación básica

01 104.357

02 110.507

03 117.227

04 122.933

05 128.639

06 136.627

07 143.601

08 155.584

09 164.270

10 168.581

11 173.463

12 179.169

13 186.270

14 194.258

15 204.973

16 218.540

17 231.474

18 244.471

19 264.822

Escala del nivel operativo

Grado Asignación básica

01 74.052

02 87.809

03 94.530

04 102.201

05 109.809

06 121.221

07 131.682

08 141.192

09 150.702

ART. 3º—En las escalas de remuneración fijadas en el artículo anterior, la primera columna señala los grados de remuneración que corresponden a las distintas denominaciones de empleos y la segunda determina las asignaciones básicas mensuales para cada grado.

ART. 4º—En ningún caso la remuneración total de los empleados a quienes se aplica este decreto, podrá exceder la que corresponde al Registrador Nacional del Estado Civil, por concepto de asignación básica y gastos de representación.

ART. 5º—Para suplir las vacancias temporales de los empleados de la Registraduría Nacional del Estado Civil o para el desarrollo de actividades de carácter netamente transitorio, podrá vincularse personal supernumerario por un lapso que en ningún caso podrá exceder de seis (6) meses.

La remuneración de los supernumerarios se fijará de acuerdo con las escalas de remuneración establecidas en este decreto, según las funciones que deban desarrollarse.

La Registraduría Nacional del Estado Civil suministrará al personal supernumerario, mientras se encuentren vinculados a la entidad, atención médica en caso de enfermedad o accidente de trabajo y en caso de fallecimiento el seguro por muerte, de acuerdo con las disposiciones legales vigentes.

ART. 6º—A partir del 1º de enero de 1992, el incremento de salario por antigüedad que vienen percibiendo algunos funcionarios a quienes se les aplica este decreto, en virtud de lo dispuesto en los Decretos Extraordinarios 721 y 897 de 1978, y 132 de 1991, se reajustará en el 26.8%.

Si al aplicar el porcentaje de que trata el presente artículo, resultaren centavos, se desecharán.

ART. 7º—El auxilio de alimentación para los empleados de la Registraduría Nacional del Estado Civil será de cuatrocientos ochenta y nueve pesos ($ 489) m/cte. por cada día de trabajo y se pagará con cargo al presupuesto de la entidad.

También habrá lugar al pago de este auxilio cuando se trabaje ocasionalmente en día sábado, dominical o festivo, en jornada de seis (6) horas o más.

No se tendrá derecho a este auxilio cuando el funcionario disfrute de vacaciones, se encuentre en uso de licencia o suspendido en el ejercicio del cargo.

ART. 8º—Cuando la asignación básica mensual de los empleados a que se refiere el artículo 2º del presente decreto no sea superior al doble de la fijada para el grado 01 de la escala de remuneración del nivel operativo, dichos empleados tendrán derecho al reconocimiento y pago de un auxilio mensual de transporte de seis mil treinta y tres pesos ($ 6.033.) m/cte.

No habrá lugar a este auxilio cuando la registraduría preste servicio de transporte a sus empleados, cuando el funcionario disfrute de vacaciones, se encuentre en uso de licencia o suspendido en el ejercicio del cargo.

PAR.—Los funcionarios que tengan asignaciones, las cuales deducidas en un mil quinientos pesos ($ 1.500) m/cte., queden con valores cuyo monto dé derecho al auxilio de transporte, continuarán percibiéndolo.

ART. 9º—La bonificación por servicios prestados de que tratan los Decretos Extraordinarios 721 y 897 de 1978, será equivalente al cincuenta por ciento (50%) del valor conjunto de la asignación básica, los incrementos de salario por antigüedad y los gastos de representación que correspondan al funcionario en la fecha en que se cause el derecho a percibirla, siempre que no devengue una remuneración mensual por concepto de asignación básica y gastos de representación superior a ciento ochenta y ocho mil trescientos treinta pesos ($ 188.330) m/cte.

Para los demás empleados la bonificación por servicios prestados será equivalente al treinta y cinco por ciento (35%) de la suma de los tres factores de salario señalados en el inciso anterior.

ART. 10.—La remuneración electoral de que trata el Decreto 1434 de 1982 será del ciento cincuenta por ciento (150%) de la asignación básica mensual, que devenguen los empleados de planta de la Registraduría Nacional del Estado Civil, en todo el país.

La remuneración electoral se pagará por una sola vez en cada año electoral y será cubierta en el mes siguiente a la celebración de las elecciones. Cuando haya elecciones presidenciales se cubrirá en el mes siguiente de realizadas éstas.

PAR. 1º—Para la liquidación de la remuneración electoral que corresponda al Registrador Nacional del Estado Civil, se tendrá en cuenta, además, lo que devengue por concepto de gastos de representación.

PAR. 2º—Las siguientes son las condiciones para que se tenga derecho al reconocimiento y pago de la remuneración electoral:

a) Pertenecer a la planta de personal o haber pertenecido a ella, siempre que se hubiere laborado en el período preelectoral (tres meses anteriores a las elecciones) en cuyo caso se pagará con la asignación básica que se estuviere devengando en la fecha del retiro.

Al empleado o ex-empleado de planta que no laboró durante estos tres meses completos, sino parte de ellos, se le pagará proporcionalmente al tiempo laborado.

Igual ocurrirá cuando el funcionario se encuentre en uso de licencia no remunerada o suspendido en el ejercicio del cargo, y

b) Tendrán derecho a percibir remuneración electoral los empleados de planta que se encuentren en licencia por enfermedad o por maternidad o en vacaciones.

ART. 11.—Los empleados de la Registraduría Nacional del Estado Civil, que adquieran el derecho a las vacaciones e inicien el disfrute de las mismas, dentro del año civil de su causación, tendrán derecho a una bonificación especial de recreación, en cuantía equivalente a dos (2) días de la asignación básica mensual que les corresponda en el momento de causarlas.

El valor de la bonificación, no se tendrá en cuenta para la liquidación de las prestaciones sociales y se pagará dentro de los cinco (5) días hábiles anteriores a la fecha señalada para la iniciación del disfrute de las vacaciones.

ART. 12.—Autorízase al Registrador Nacional del Estado Civil, para que contrate con una compañía de seguros las pólizas necesarias para proteger a los funcionarios de esta entidad contra el riesgo por muerte violenta con ocasión del desempeño de sus funciones, hasta por un valor equivalente a veinticuatro (24) veces la asignación básica mensual percibida por el empleado al momento de su fallecimiento.

ART. 13.—La asignación mensual fijada en la escala de remuneración, para los empleos de celadores de la Registraduría Nacional del Estado Civil, corresponde a una jornada de trabajo de cuarenta y cuatro (44) horas semanales.

ART. 14.—El Registrador Nacional del Estado Civil, de conformidad con reglamentación que expida al respecto, podrá otorgar para los empleos comprendidos en el nivel ejecutivo, una prima técnica equivalente hasta el cincuenta por ciento (50%) de la asignación básica mensual que corresponda al respectivo empleo, todo con sujeción a lo previsto en el Decreto 1661 de 1991 y las normas que lo modifiquen o adicionen.

ART. 15.—Ninguna autoridad podrá establecer o modificar el régimen salarial o prestacional estatuido por las normas del presente decreto, en concordancia con lo establecido en el artículo 10 de la Ley 4ª de 1992. Cualquier disposición en contrario carecerá de todo efecto y no creará derechos adquiridos.

ART. 16.—Nadie podrá desempeñar simultáneamente más de un empleo público, ni recibir más de una asignación que provenga del tesoro público, o de empresas o de instituciones en las que tenga parte mayoritaria el Estado. Exceptúanse las asignaciones de que trata el artículo 19 de la Ley 4ª de 1992.

PAR.—No se podrán recibir honorarios que sumados correspondan a más de ocho (8) horas diarias de trabajo en varias entidades.

ART. 17.—El presente decreto rige desde la fecha de su publicación, deroga el Decreto-Ley 132 de 1991 y surte efectos fiscales a partir del 1º de enero de 1992.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 2 de junio de 1992.

___________________________________