Devoluciones, cooperativas y asalariados en la reforma

Revista Nº 116 Mar.-Abr. 2003

Recomendaciones sobre el alcance de la reforma tributaria para estos sectores 

Óscar Zárate Ruiz 

Consultor 

La Ley 788 de 2002 como era de esperarse ha generado dudas a los contribuyentes en la aplicación de algunos de sus artículos, por lo anterior a continuación daremos algunas recomendaciones que deberían tenerse en cuenta:

I. Devolución de retenciones: Para controlar las devoluciones improcedentes se incluyó una norma que trasladó la carga de la prueba de pago al contribuyente, quien en adelante deberá demostrar al momento de solicitar devoluciones y/o compensaciones que las retenciones de renta e IVA que le han practicado fueron canceladas por el agente retenedor, esta norma en beneficio para la DIAN afecta el flujo de caja de muchos contribuyentes del régimen común (por retenciones del 75% sobre el IVA) y aquellas compañías que se encuentran en acuerdos de reestructuración quienes ahora no solo dependen de la agilidad para obtener los certificados de retención sino del pago oportuno de las retenciones por parte de los agentes retenedores.

II. Cooperativas: Se incluye un requisito adicional para obtener el derecho de la exención sobre el beneficio neto que tienen estas entidades al establecer que el 20% del remanente tomado de los fondos de educación y solidaridad a que se refiere el artículo 54 de la Ley 79 de 1988 deberá ser invertido de manera autónoma y bajo el control de los organismos de supervisión correspondientes, en programas de educación formal aprobados por el Ministerio de Educación Nacional.

El remanente podrá aplicarse, en la revalorización de aportes, inversión en servicios comunes y de seguridad social, retornarlo a los asociados o destinarlo a un fondo para amortización de aportes de los asociados.

Este artículo da lugar a dos interpretaciones que ilustramos en el ejemplo número 1.

III. Rentas de trabajo exentas: Con la reducción de la exención a un 25% limitado a $ 4.000.000, se debe tener en cuenta a qué procedimiento pertenece el trabajador, porque tratándose del procedimiento 2, el ingreso mensual promedio se determina dividiendo por 13 la sumatoria de todos los pagos directos o indirectos de los últimos 12 meses (de diciembre del año anterior hasta noviembre del año en que se efectúa el cálculo, si este se realiza al finalizar el año), tiempo en el cual se encontraba vigente la exención del 30% sobre dichos ingresos; sin embargo, para el cálculo de la retención en la fuente mensual en los meses de enero a junio se tomará como exento únicamente el 25% del valor total de los pagos laborales (Ver ejemplo 2).

IV. Algunos pagos a terceros en beneficio del trabajador:

Alimentación del trabajador y de su familia (cónyuge, hijos o padres): Son deducibles para el empleador y no constituyen ingreso para el trabajador si no exceden de $ 664.000 y el trabajador no devenga más de $ 4.980.000.

Programas de capacitación: Son deducibles para el empleador y no constituyen ingreso para el trabajador si se realizan en instituciones de educación superior.

Clubes, restaurantes, hoteles, viajes, arriendos, tarjetas: Formarán parte de la base de retención del empleado cuando correspondan a gastos personales y no se encuentren relacionados con la actividad productora de renta de la empresa.

Si el trabajador le arrienda un vehículo a la empresa, se debe practicar la retención del IVA y renta correspondientes.

Los pagos deben estar soportados con facturas expedidas a nombre de la empresa (no es suficiente la copia del boucher en el caso de las tarjetas de crédito).

Ejemplos 1 y 2

La cooperativa ABC obtuvo una utilidad al cierre del ejercicio de 100 millones de pesos, la distribución sería:

impuestos2003f.JPG
impuestos2003f.JPG
 

impuestos2003f1.JPG
impuestos2003f1.JPG