DIRECTIVA PRESIDENCIAL 1 DE 1998 

(Enero 6)

Asunto: Publicación de documentos públicos en el Diario Oficial.

La Ley 190 de 1995 ratificó el derecho de todos los ciudadanos a estar informados periódicamente acerca de las actividades que adelantan las entidades públicas y las privadas que cumplen funciones públicas o administran recursos del Estado.

Con el objeto de que se cumpla fielmente con el propósito de la ley citada y teniendo en cuenta que han podido detectarse deficiencias en el diligenciamiento y la oportuna remisión del formato correspondiente al extracto único de publicación por parte de las entidades obligadas, lo cual genera dificultad a la Imprenta Nacional para realizar la publicación de la información respectiva, y con el fin de unificar los criterios acerca de la publicación en el Diario Oficial de los documentos públicos, considero necesario impartir las siguientes directrices.

1. De acuerdo con lo establecido por el artículo 95 del Decreto Extraordinario 2150 de 1995, todos los documentos, sin excepción, a que se refieren los literales a) a f) de la disposición citada, deben disponer su publicación en el Diario Oficial, sin perjuicio de que en el texto de los decretos y resoluciones expedidos por el Gobierno Nacional se determine la vigencia respectiva.

2. En cuanto hace relación a lo dispuesto por el parágrafo del mismo artículo 95 respecto de la publicación de los actos administrativos de carácter particular y concreto, es necesario precisar que la mencionada norma al establecer que no será necesaria la publicación de tales actos, dejó a la discreción del Gobierno Nacional el determinar, en cada caso, si el acto debe publicarse o no.

Así las cosas, y siendo potestativo del gobierno el ordenar la publicación de tales actos particulares y concretos, se recomienda a los señores ministros y directores de departamentos administrativos velar por que se ordene la publicación, dentro del texto del acto correspondiente, de aquellos actos de carácter particular y concreto que en virtud de su índole específica deban darse a conocer a la ciudadanía en razón al interés que para ésta puede tener el conocimiento del acto en cuestión.

En este orden de ideas, a manera de ejemplo, se enuncian a continuación algunos actos administrativos de carácter particular y concreto que por sus interés deben publicarse.

Tal es el caso de aquellos decretos mediante los cuales se nombran los funcionarios del más alto nivel en la administración pública o se designan los agentes del Presidente ante algunos órganos directivos de organismos descentralizados, los que se expiden para dar cumplida ejecución a providencias emanadas de los jueces y de la Procuraduría General de la Nación a través de los cuales se sanciona a los servidores públicos o a miembros de la fuerza pública, las resoluciones ejecutivas en las cuales se reconocen cónsules de otros países ante el Estado colombiano, entre otros.

Igualmente, deberán publicarse en el diario único de contratación pública, bajo el formato de extracto único de publicación, los contratos con formalidades plenas celebrados por las entidades estatales del orden nacional, con excepción de los contratos o convenios interadministrativos.

De todas maneras, siempre que en el acto administrativo de contenido particular y concreto se ordene su publicación, la Imprenta Nacional, en acatamiento de la disposición gubernamental respectiva, procederá a publicarlo en el Diario Oficial.

N. del D.: Esta directiva va dirigida a los ministros del despacho, directores de departamentos administrativos, superintendentes, directores, presidentes o gerentes de establecimientos públicos, unidades administrativas especiales, empresas industriales y comerciales del Estado y sociedades de economía mixta con participación estatal superior al 50%.

_______________________________________________