Presidencia de la República

DIRECTIVA PRESIDENCIAL 6 DE 2014 

(Diciembre 3)

Asunto: Plan de austeridad

(Nota: Derogada por la Directiva presidencial 1 de 2016 de la Presidencia de la República)

Para continuar con el firme propósito de caracterizarnos por ser un gobierno eficiente y fiscalmente responsable, deben atenderse las instrucciones contenidas en la presente directiva para racionalizar los gastos de funcionamiento del Estado en el marco del plan de austeridad anunciado el pasado 29 de septiembre.

Las medidas del plan de austeridad buscan generar ahorros adicionales al recorte del 10% en gastos generales aprobado en la Ley de Presupuesto 2015. Para ello, las entidades a las que se dirige la presente directiva, además de atender las instrucciones que en ella se imparten, deben emprender acciones innovadoras para alcanzar ahorros significativos en los gastos de funcionamiento del Estado. Adicionalmente, deben identificar y replicar iniciativas de austeridad que hayan sido consideradas exitosas al interior de su sector. Se trata de ahorrar para hacer más y mejor, o lograr mayores resultados con los mismos recursos. Además se dan lineamientos sobre las reestructuraciones administrativas.

1. Instrucciones en materia de reducción de gastos generales.

a. Hacer uso de los acuerdos marco de precios diseñados por Colombia Compra Eficiente, para la ejecución del plan de adquisiciones (www.colombiacompra.gov.co).

b. Gastos en publicaciones: reducir en un 40% el gasto; en particular en impresiones de lujo o policromías, pendones y stands. Esto incluye racionalizar la impresión de informes, folletos o textos institucionales estableciendo prioridades y solicitando las cantidades justas.

c. Gastos de viaje y viáticos: disminuirlos en un 15%, (i) reduciendo los desplazamientos de personal, privilegiando el uso de las TIC. (Ej. Reuniones virtuales, videoconferencias, etc.,) (ii) en lo posible, programando los desplazamientos con suficiente anticipación para acceder a mejores tarifas de transporte, en particular tarifas aéreas; y (iii) autorizando viáticos solo sí los gastos de desplazamiento, alimentación y alojamiento no están cubiertos.

d. Gastos de vehículos y combustibles: (i) tener en cuenta que, salvo cuando los vehículos han sido asignados por razones de seguridad, su uso es exclusivo para el ejercicio de actividades oficiales; y (ii) hacer seguimiento a las horas extras de conductores y al consumo de combustible a partir de promedios de uso, además de promover esquemas vehículos compartidos.

e. Gastos de papelería y telefonía: las entidades deben: (i) impartir instrucciones a las áreas de sistemas para configurar las impresiones en calidad borrador, blanco y negro y por ambas caras; (ii) promover el uso de aplicaciones (APP) soportadas en Internet que disminuyan el consumo de telefonía celular; (iii) racionalizar las llamadas internacionales, nacionales y a celulares; (iv) reducir el consumo, reutilizar y reciclar implementos de oficina y (v) hacer uso racional de los procesos de fotocopiado e impresión.

f. Servicios públicos: establecer medidas que ahorren y reduzcan los niveles de consumo de agua y energía, tales como apagar las luces a la salida de los funcionarios, usar sanitarios de bajo consumo, bombillos ahorradores y sensores para luz.

g. Eventos y capacitaciones: establecer convenios interadministrativos para el uso de auditorios o espacios para capacitaciones o eventos, minimizando los gastos de alquiler de salones; y reducir y limitar los costos de alimentación en eventos y reuniones. En particular, solicitar las cantidades justas y eliminarlos en reuniones de corta duración y con personal interno.

h. En otros asuntos: (i) privilegiar las suscripciones electrónicas a revistas y periódicos; (ii) reiterar la no realización de eventos de fin de año con recursos públicos; y (iii) reiterar la no financiación de regalos corporativos con presupuesto público, salvo las empresas públicas que compitan con empresas del sector privado.

2. Instrucciones en materia de gastos de nómina y reducción de contratación por servicios personales.

Como parte del manejo eficiente de los recursos humanos, a fin de lograr una reducción del 1,8% de los gastos de nómina, las entidades a quienes se dirige esta directiva, salvo los gastos asociados a las operaciones militares y de policía y, la sanidad militar y de policía, deben:

a. Racionalizar las horas extras de todo el personal ajustándolas a las estrictamente necesarias.

b. Como regla general, las vacaciones no deben ser acumuladas ni interrumpidas sin motivo legal realmente justificado y no podrán ser compensadas en dinero, salvo retiro del funcionario. El funcionario encargado de otorgar las vacaciones debe reconocerlas de oficio si no le son solicitadas dentro de un término prudencial una vez que se causen.

c. Racionalizar la contratación de servicios personales, de manera que solo se lleve a cabo durante los periodos y para atender tareas específicas.

3. Instrucciones en materia de modificaciones de estructuras administrativas y plantas de personal.

a. Las cabezas de sector deben informar en diciembre a la Ministra Consejera para Gobierno y Sector Privado, con copia a la Directora de la Función Pública, las entidades que pueden ser reestructuradas para el ahorro de gastos de funcionamiento.

b. Las propuestas de reestructuración y modificación de las plantas de personal de las entidades de la rama ejecutiva del Orden Nacional, que estudiará de forma prioritaria el Gobierno Nacional, deberán cumplir la siguiente regla: (i) costo cero, es decir, no generar gastos de funcionamiento adicionales, incluyendo la totalidad de los costos directos e indirectos asociados a la nómina, la carga prestacional (costos pensionales) y el impacto en los gastos generales o (iii) generación de ahorros en el funcionamiento de la entidad.

Aquellos proyectos de reforma que se encuentren en curso y que no cumplan con estas instrucciones serán devueltos a las entidades para su ajuste. No obstante, otras propuestas de reforma podrán ser estudiadas en caso de considerarse como prioritarias para el Gobierno Nacional.

4. Planes sectoriales de austeridad y seguimiento a ahorros.

a. Cada ministro y director de departamento, como cabeza de sector, deberá enviar en diciembre de 2014 a la Ministra y Consejera para Gobierno y el Sector privado las acciones y metas sectoriales para este plan de austeridad. Estas metas serán discutidas con cada sector y se les hará seguimiento desde la Presidencia de la República, el Ministro de Hacienda y Crédito Público y el Departamento Administrativo de la Función Pública.

b. Al interior de cada entidad, el seguimiento a la adecuada implementación y avance en el cumplimiento de las instrucciones impartidas en esta directiva estará a cargo del secretario general con el acompañamiento del jefe de control interno o quien haga sus veces y será incluido en los informes que al respecto esté obligado a presentar ante el representante legal. En la rendición de cuentas anual de cada entidad, se deberá incluir un reporte de indicadores que den cuenta de los ahorros logrados en el marco del plan de austeridad, así como los avances y resultados de las iniciativas y acciones planteadas en esta directiva.

Por último, se reiteran las medidas de austeridad definidas en la Directiva Presidencial 4 de 2012 sobre eficiencia administrativa y lineamientos de la política cero papel en la admiración pública”.

La participación de todos los servidores públicos es fundamental para el logro de este propósito por lo que los invito a realizar campañas en las que el personal de todas nuestras entidades contribuya con propuestas y acciones orientadas a disminuir el gasto en los aspectos mencionados y el manejo ambiental dentro de las instituciones públicas.

N. del D.: La presente directiva presidencial va dirigida a los ministros del despacho, directores de departamento administrativo, superintendentes, directores, gerentes, presidentes de entidades descentralizadas de la rama ejecutiva del orden nacional y servidores públicos en general.

(Nota: Derogada por la Directiva presidencial 1 de 2016 de la Presidencia de la República)