Dispersión tributaria en los decretos únicos

Revista Nº 189 Mayo - Jun. 2015

Cada decreto único incorporó en los artículos que compila normas tributarias ligadas al sector que reglamenta. Por lo anterior, podremos tener en los 22 o más decretos únicos reglamentarios, normas tributarias al finalizar el año 2015, toda vez que aún no se han proferidos los decretos únicos de naturaleza tributaria, aduanera y de salud.

Uno de los decretos emitidos es el del sector Cultura que reglamenta en su decreto único los estímulos para la conservación y mantenimiento de bienes de interés cultural y los aspectos tributarios de los espectáculos públicos, entre otros.

Otro tiene que ver con la reglamentación de la exención del impuesto sobre la renta de las empresas asociativas de trabajo, el Decreto Único Reglamentario 1072 del Sector Trabajo incurrió en una inconsistencia al compilar el artículo 12 del Decreto Reglamentario 1100 de 1992, indicando que las rentas de las empresas asociativas de trabajo son exentas, desconociendo que a partir del año gravable 2004, las rentas de estos contribuyentes quedaron gravadas en el ciento por ciento (100%), según lo señalado en el artículo 5º de la Ley 863 del 2003 que modificó el artículo 235-1 del estatuto tributario.

El impuesto nacional a la gasolina y ACPM se presenta en el Decreto Único Reglamentario 1073 del Sector Administrativo de Minas y Energía, pero bajo el título del impuesto global a la gasolina, impuesto derogado por efectos de la Ley 1607 del 2012. Además, el DUR 1073 indica que compila la reglamentación del impuesto derogado, es decir el Decreto 1505 del 2002 y no el Decreto 568 del 2013 reglamentario de la Ley 1607 del 2012. En el nuevo texto el Gobierno Nacional cambia la palabra global por nacional.

Otra irregularidad encontrada, es la compilación de la misma norma por dos decretos únicos reglamentarios, es lo ocurrido con el Decreto 1258 del 2012 que se repite en el Decreto Único 1066 del Interior y en el Decreto Único 1080 del Sector Cultura, ambos del 26 de mayo del 2015.

Las inconsistencias antes presentadas genera problemas interpretativos y de seguridad jurídica, que generaran derogatorias y modificaciones. Por lo anterior, nos preguntamos ¿si la unificación de las normas tributarias en un solo decreto único es una tarea que se logrará?, o si ¿el decreto único tributario derogará todas las normas recogidas en estos 21 decretos únicos y las incorporará nuevamente en esa norma?