Disposiciones tributarias tendientes a la formalización

Revista N° 162 Nov.-Dic. 2010

Humberto Aníbal Restrepo Vélez 

Abogado tributarista  

Lo que empezó como una propuesta de simplificación de trámites tributarios para facilitar la formalización, contenida en el proyecto de ley sobre formalización y primer empleo, terminó haciendo parte del proyecto de ley “por medio de la cual se dictan normas tributarias de control y para la competitividad”, que pretende sustituir el inicial en esta materia.

Estas medidas, que en un principio encontraban su justificación en la aspiración de mejorar la eficiencia y transparencia entre la gestión de las instituciones y el aparato productivo —disminuyendo así los costos de transacción ocasionados por pertenecer al sector formal de la economía—, ahora simplemente “... apuntan a generar condiciones favorables para los contribuyentes y para la administración en cuanto a la observancia y control de sus obligaciones”(1).

Bajo este criterio, y partiendo de un enunciado general que constriñe a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, a continuar su proceso de modernización tecnológica con el fin de simplificar y disminuir los procedimientos requeridos para cumplir las obligaciones tributarias formales y sustantivas, el Gobierno Nacional propone la modificación de la legislación tributaria, en los siguientes aspectos:

a) Mediante la sustitución del parágrafo 2º del artículo 606 del estatuto tributario, se pretende volver al esquema anterior en el sentido de eliminar la obligación de presentar la correspondiente declaración de retención en la fuente en los períodos en los cuales no se hayan realizado operaciones sujetas a retención. De manera transitoria, se permitirá a los agentes de retención que no hayan cumplido con la obligación de presentar las declaraciones en ceros por los meses que no realizaron pagos sujetos a retención desde que entró en vigencia el artículo 11 de la Ley 1066 del 2006, presentar esas declaraciones dentro de los seis meses siguientes a la vigencia de la ley, sin liquidar y pagar la correspondiente sanción por extemporaneidad.

b) Al adicionar un inciso al artículo 601 del estatuto tributario, tampoco estarán obligados a presentar la declaración bimestral del impuesto sobre las ventas IVA los responsables del régimen común en los períodos en los cuales no hayan efectuado operaciones sometidas al impuesto, ni operaciones que den lugar a impuestos descontables, ajustes o deducciones en los términos de lo dispuesto en los artículos 484 y 486 del estatuto tributario.

c) Pese a que la obligación de solicitar autorización para la numeración de las facturas no esta consagrada en la ley como una obligación formal —ya que ha sido implantada directamente por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, como un sistema técnico de control en ejercicio de las facultades previstas por el artículo 384-2 del estatuto tributario—, el proyecto de ley contempla que la resolución donde se indique la numeración autorizada para la facturación tenga una vigencia indefinida, sin perjuicio de las circunstancias especiales que sean reglamentadas por la propia autoridad tributaria.

d) Mediante la adición del artículo 771-5 al estatuto tributario, se condiciona el reconocimiento fiscal —como costo, deducción, pasivo o impuesto descontable—, de los pagos que efectúen los contribuyentes o responsables por un valor individual igual o superior a 150 UVT, o que se supere en el respectivo período gravable, a que sean realizados mediante determinados medios de pago, como depósitos en cuentas bancarias, giros o transferencias bancarias, cheques, tarjetas de crédito, tarjetas débito u otro tipo de tarjetas o bonos que sirvan como medios de pago, en la forma y condiciones que autorice el Gobierno Nacional, lo que no impide el reconocimiento fiscal de los pagos en especie, ni la utilización de los demás modos de extinción de las obligaciones distintos al pago, previstos en el artículo 1625 del Código Civil y demás normas concordantes. En forma transitoria, se permitirá el reconocimiento parcial de los pagos en efectivo hasta la vigencia fiscal 2013.

e) Finalmente, en esta ocasión, se propone adicionar el artículo 376-1 al estatuto tributario, para exigir que las entidades financieras practiquen la retención en la fuente a nombre de los agentes de retención que determine la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, debiendo consignar estas sumas directamente al tesoro nacional.

Bienvenida toda iniciativa tendiente a aliviar la enorme carga que significa para los contribuyentes el cumplimiento de las obligaciones formales; sin embargo, en este caso, se trata solo de modificaciones menores, que esperamos cumplan con el objetivo propuesto, pero que no contribuyan a seguir dilatando la tan anhelada reforma estructural, inaplazable aún en aspectos procedimentales.

(1) Exposición de motivos del Proyecto de Ley 124 del 2010, Cámara.