DECRETO 676 DE 1994 

(Marzo 28)

“Por el cual se reglamenta el art. 29 de la Ley 105 de diciembre 30 de 1993”.

El Presidente de la República de Colombia,

en uso de sus facultades constitucionales y legales, en especial las conferidas en el numeral 11 del art. 189 de la Constitución Política, y

CONSIDERANDO:

Que el artículo 29 de la Ley 105 de 1993 autorizó “a los municipios y a los distritos, para establecer una sobretasa máxima del 20% al precio del combustible automotor, con destino exclusivo a un fondo de mantenimiento y construcción de vías públicas y a financiar la construcción de proyectos de transporte masivo”;

Que se hace necesario establecer quién recaudará la sobretasa,

DECRETA:

ART. 1º—La sobretasa al precio del combustible automotor de que trata el art. 29 de la Ley 105 de 1993, se fijará sobre el precio que el Ministerio de Minas y Energía o la entidad competente fije por la venta al público y será recaudado por los distribuidores minoristas de los municipios y distritos que autoricen su imposición.

(Nota: Adicionado parágrafo por el Decreto 922 de 1994 artículo 1º del Ministerio de Minas y Energía).

(Nota: La Sección Cuarta del Consejo de Estado en Sentencia 7715 de 1997 decretó la nulidad del presente artículo).

ART. 2º—Los distribuidores minoristas deberán consignar dentro de los cinco (5) primeros días de cada mes, los recaudos hechos en el mes inmediatamente anterior.

(Nota: Modificado por el Decreto 922 1994 artículo 2º del Ministerio de Minas y Energía).

(Nota: La Sección Cuarta del Consejo de Estado en Sentencia 7715 del 13 de junio de 1997 decretó la nulidad del presente artículo).

ART. 3º—Los municipios o distritos que autoricen la sobretasa de que trata el artículo 29 de la Ley 105 de 1993 deberán abrir una cuenta especial en la que los distribuidores minoristas consignarán lo recaudado, con destino exclusivo al fondo de mantenimiento y construcción de vías públicas y a financiar la construcción de proyectos de transporte masivo.

ART. 4º—Las autoridades municipales o distritales, según el caso, fiscalizarán el oportuno cumplimiento de lo dispuesto en este decreto y velarán por la efectividad del recaudo.

ART. 5º—El presente decreto rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y cúmplase.

Dado en Santafé de Bogotá, D.C., a 28 de marzo de 1994.

____________________________________