TÍTULO VI

Valoración aduanera

CAPÍTULO I

Aspectos relativos a la declaración del valor

ART. 158.—(Derogado).*Formulario de la declaración andina del valor. Los datos relativos a la transacción comercial de las mercancías importadas, así como el detalle de los elementos integrantes del valor en aduana, deberán consignarse en la declaración andina del valor, DAV, formulario oficial que para el efecto establezca la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 159.—Diligenciamiento de la declaración andina del valor, DAV. Por ser la declaración andina del valor un documento soporte de la declaración de importación, declaración de corrección, declaración de legalización o de la modificación de la declaración, una vez diligenciada y determinado en ella el valor en aduana, la información pertinente deberá trasladarse a las correspondientes casillas de la declaración respectiva.

En el diligenciamiento del formulario de la declaración andina del valor deberán tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

1. En cada declaración andina del valor pueden declararse hasta dos subpartidas arancelarias, siempre que estén respaldadas por una sola factura comercial.

2. Deben diligenciarse las hojas 1 y 2 de la declaración andina del valor, siempre que se pueda aplicar el método del valor de transacción, es decir, en los casos de importación precedida de una venta y que cumpla con los demás requisitos señalados en el artículo 174 de esta resolución.

Cuando el método del valor de transacción no pueda ser aplicado por falta de alguno de los requisitos señalados según el punto anterior, deberá diligenciarse en su totalidad la hoja Nº 1, anotando en la hoja Nº 2 sólo los datos relativos al nombre, dirección, cargo y firma del declarante y fecha de elaboración del formulario.

3. La descripción de la mercancía a detallar en cada ítem debe ser por producto, indicando subpartida arancelaria, características relativas a su tipo, clase, variedad, marca, modelo, año de fabricación, estado, unidad comercial y valor facturado.

No será necesario consignar los números de seriales utilizados por algunos fabricantes para la identificación individual de algunas mercancías, a menos que se trate de vehículos, en cuyo caso deberá anotarse el número de identificación vehicular, VIN.

Cuando se trate de empresas que desarrollen siempre la misma actividad, con importaciones que contemplen multiplicidad de referencias en una misma declaración de importación, a efectos de determinar el valor en aduana, se podrán agrupar mercancías similares por rangos de productos y promedios de precios, siempre que hayan sido suministradas por el mismo proveedor, estén clasificadas bajo la misma subpartida arancelaria y la diferencia de precio entre una y otra referencia no supere el 25%.

4. Una vez diligenciada en su totalidad la descripción de la mercancía en forma desagregada por ítem, para la primera subpartida arancelaria, puede continuarse en el renglón siguiente con la descripción correspondiente para la segunda subpartida, manteniendo el orden de los ítems cuando se pase a las casillas destinadas a marca comercial, modelos, estado de la mercancía y los demás que exige la sección II del formulario.

5. Si el espacio disponible para la descripción de la mercancía no fuere suficiente, podrán utilizarse cuantas hojas adicionales del formulario de la declaración andina del valor se requieran, relacionándolas en la casilla 1 “hojas adicionales”.

6. En la casilla 42 el precio unitario en dólares (US$) deberá consignarse en términos FOB. Si el precio realmente pagado o por pagar se ha negociado en términos de entrega diferentes, se harán las estimaciones necesarias para consignarlo en el término indicado.

Se podrán utilizar tantas cifras decimales cuantas resulten del cálculo anterior, que permitan obtener la mayor exactitud en relación con el precio total declarado por la negociación.

En los casos de importaciones de mercancías transportadas por vía diferente a la marítima, en lugar del término FOB, podrá consignarse en esta casilla el importe unitario facturado en condiciones de entrega FCA “free carrier” (franco transportista), sin perjuicio de incluir en el valor en aduana que se determine, todos los gastos que ocasionó el traslado de la mercancía desde el sitio de origen, hasta el lugar de importación en Colombia.

Este hecho será igualmente válido para el diligenciamiento de la casilla 41 de la declaración de importación.

7. En los eventos en que la dirección de aduanas haya establecido precios oficiales, deberá diligenciarse la hoja Nº 2 de la declaración andina del valor con los datos reales de la transacción y las casillas relativas al valor de la declaración de importación, se diligenciarán de la siguiente manera:

a) En caso que el precio facturado sea igual o superior al precio mínimo oficial, deberá trasladarse la información consignada en la hoja Nº 2 sección V de la declaración andina del valor, a las respectivas casillas de la declaración de importación;

b) En caso que el precio facturado sea inferior al precio mínimo oficial, deberá transcribirse la diferencia entre el valor facturado y el precio mínimo oficial a las casillas 43 y 64 “ajuste valor US$” de la declaración de importación, y

c) Cuando en desarrollo de la Decisión Andina 371 se haya fijado un precio oficial, llamado “precio de referencia CIF”, para el sistema andino de franjas de precios, el mismo constituirá la base gravable para la aplicación de los derechos de aduana de los productos marcadores. En consecuencia, se deberá transcribir la diferencia, entre el valor facturado y el precio oficial CIF, a las casillas 43 y 64 “ajuste valor dólares US$” de la declaración de importación. El ajuste será negativo cuando el precio declarado es superior a este precio oficial CIF.

8. Cuando se aplique el método del valor de transacción, el valor consignado en la casilla 79 “valor de transacción declarado” de la declaración andina del valor, deberá llevarse para cada subpartida a las casillas 44 y 65 de la declaración de importación, relativas al “valor aduana dólares US$”.

9. La declaración andina del valor podrá ser diligenciada y firmada por el importador de la mercancía, o por la sociedad de intermediación aduanera, que en este caso actuará en nombre y por encargo del importador. Cuando el importador es una persona jurídica que actúa directamente, la declaración deberá ser firmada por el representante legal de la misma.

Además de los aspectos anteriores, deberán tenerse en cuenta los consignados en el instructivo para el diligenciamiento del formulario respectivo y lo dispuesto en la Decisión Andina 379.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 160.—Responsabilidad del importador y de la sociedad de intermediación aduanera. Con su firma el declarante responde por la conformidad de los datos consignados en la declaración andina del valor, frente a los documentos soporte.

El importador siempre será el responsable directo de la veracidad, exactitud e integridad de la información aportada para la determinación del valor aduanero y consignada en la declaración andina del valor, así como de los documentos que se adjuntan y que sean necesarios para la determinación del valor aduanero de las mercancías.

La sociedad de intermediación aduanera responderá en las controversias de valor, únicamente cuando declaren precios inferiores a los precios mínimos oficiales, o cuando declaren precios diferentes de los consignados en la factura aportada por el importador con los ajustes a que haya lugar.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 161.—(Derogado).* Obligación del diligenciamiento. Por cada declaración de importación cuyo valor FOB total contenido en la factura o contrato, sea igual o superior a US $5.000 dólares de los Estados Unidos de América, o cuando se trate de valores fraccionados o envíos múltiples o fraccionados, que sumados igualen o superen este valor, deberá diligenciarse un formulario de la declaración andina del valor.

En los eventos en que el valor contenido en la factura o en el contrato no esté expresado en términos FOB, el importador deberá realizar las operaciones necesarias para adecuarlo a estos términos, sólo con fines de determinar la obligación del diligenciamiento.

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 162.—Envíos fraccionados, envíos múltiples y valores fraccionados. Para los efectos previstos en el inciso tercero del artículo 241 del Decreto 2685 de 1999, se consideran como:

1. Envíos fraccionados: Los correspondientes a mercancías amparadas en distintas facturas comerciales que, constituyendo en su conjunto el objeto de una única negociación entre un comprador y un vendedor, no se presentan en una sola importación por exigencias de suministro, transporte, pago u otras razones y por ello se remiten en expediciones parciales, escalonadas o simultáneas, bien por la misma aduana, bien por aduanas diferentes.

2. Envío múltiple: Se refiere a mercancías amparadas en distintas facturas comerciales consignadas a un mismo importador, emitidas por un mismo proveedor extranjero con diferentes documentos de transporte relacionados en el mismo manifiesto de carga.

3. Valor fraccionado: Se considera que el valor ha sido fraccionado cuando las mercancías ingresan al país amparadas por el mismo documento de transporte y se declaran en diferentes declaraciones de importación, con una misma factura comercial o con varias, expedidas por un mismo proveedor a un mismo destinatario.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 163.—(Derogado).* Procedimiento simplificado de la declaración andina del valor. Se podrá solicitar la aplicación del procedimiento simplificado de la declaración andina del valor, cuando se trate de mercancías que cumplan los requisitos del artículo 6º de la Decisión Andina 379, siguiendo el procedimiento establecido en los artículos 33 y siguientes de la presente resolución.

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 164.—Declaración provisional. Las circunstancias según las cuales el importador puede declarar provisionalmente el valor en aduana, están referidas únicamente:

1. A la compraventa a precio revisable para exportación al país de importación; en este caso deberá indicarse la naturaleza de la transacción en la declaración andina del valor.

2. Al importe estimado en el momento de la valoración, de los cánones o regalías por derechos de licencia, parte del beneficio o utilidad, o cualquier otro producto obtenido por la reventa, cesión o utilización de la mercancía importada, que el importador debe pagar como condición de venta a su proveedor por un acuerdo establecido con él. En este caso se indicará la provisionalidad del valor declarado en la casilla correspondiente de la declaración andina del valor.

3. A la no aplicación del método del valor de transacción por no cumplir con los requisitos señalados en el artículo 174 de esta resolución, en cuyo caso se actuará según lo señalado en el numeral 2º del artículo 159 de esta resolución.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 165.—(Modificado).* Procedimiento. Si el valor declarado como base gravable en la declaración andina del valor tiene carácter provisional, el declarante para obtener el levante de la mercancía, además de cancelar los tributos aduaneros que correspondan al valor declarado, seguirá el siguiente procedimiento:

1. En los eventos 1 y 2 del artículo anterior, anexar el contrato de compraventa que acredite las circunstancias descritas y otorgar una garantía en la forma prevista en el artículo 526 de esta resolución.

Cuando el importador conozca el valor definitivo, hecho debidamente comprobable con la contabilidad y demás medios probatorios que fueren del caso, debe presentar una declaración de corrección en donde se señale el mismo, pagando los tributos aduaneros adicionales que correspondan para efectos de la cancelación de la garantía. En este caso cuenta con un plazo de seis (6) meses contados a partir de la fecha de presentación de la declaración inicial. Si dicho plazo no fuere suficiente, podrá prorrogarse por una sola vez y por un término no mayor a seis (6) meses, previa solicitud del importador presentada ante la división servicio al comercio exterior, con una antelación no inferior a quince (15) días al vencimiento del término inicial, ampliando la garantía por el mismo lapso de la prórroga.

Si el valor definitivo resulta inferior al valor provisional, procede la devolución de los tributos pagados de más según lo establecido en el artículo 548 del Decreto 2685 de 1999.

Si los valores señalados como estimados, dentro del término establecido para presentar la declaración de corrección, no sufren modificación y se convierten en definitivos, el importador deberá comunicar por escrito a la división servicio al comercio exterior de la administración aduanera donde constituyó la garantía, tal circunstancia y anexar el documento contractual que lo acredite, a efectos de que ésta sea cancelada.

2. En el evento 3 del artículo anterior, si se presentó inspección aduanera, la división servicio al comercio exterior remitirá fotocopia de las declaraciones de importación y andina del valor con los demás documentos soporte, a la división de fiscalización aduanera, de la administración de aduana del domicilio fiscal del importador, para la determinación del valor en aduana que corresponda. Si el levante fue automático, el declarante solicitará a la división de fiscalización aduanera de la jurisdicción que corresponda, la valoración de la mercancía.

Una vez fijado el valor en aduana definitivo, la administración aduanera comunicará al importador para que dentro del mes siguiente a la fecha de la notificación, presente declaración de corrección cancelando los tributos aduaneros adicionales a que haya lugar.

En ninguno de los dos eventos señalados, habrá lugar a la aplicación de sanción, por diferencias encontradas entre el valor provisional declarado y el valor en aduana definitivo determinado.

*(Nota: Modificado por la Resolución 7002 de 2001 artículo 53 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 166.—Incumplimiento. Si el declarante no presenta el contrato de que trata el numeral 1º del artículo anterior, presenta la declaración de corrección de manera extemporánea o no la presenta, se ordenará hacer efectiva la garantía, sin perjuicio del pago de los mayores tributos que correspondan y de la aplicación de la sanción a que haya lugar de conformidad con lo previsto en los numerales 6º, 7º y 8º del artículo 499 del Decreto 2685 de 1999.

En caso de no dar aviso respecto de la situación prevista en el último inciso del numeral 1º del artículo anterior, la administración aduanera ordenará hacer efectiva la garantía constituida por el importador.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 167.—Conservación de la declaración andina del valor. La declaración andina del valor, así como sus documentos soporte, serán conservados por el declarante, por un período de cinco (5) años, a disposición de la autoridad aduanera.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 168.—Declaración de corrección. En la declaración andina del valor se podrá corregir cualquiera de los elementos conformantes del valor en aduana definitivo o los conformantes de un valor en aduana provisional, antes de que se profiera el requerimiento especial aduanero o como consecuencia del mismo y en ningún caso después de que se hubiere formulado liquidación oficial de corrección o de revisión del valor.

Con la corrección a la declaración de importación y declaración andina del valor, como soporte de la misma, se deben pagar los tributos aduaneros adicionales, los intereses y sanciones, a que haya lugar, para lo cual la nueva base gravable o valor en aduana, debe calcularse aplicando la tasa de cambio vigente en la fecha de presentación y aceptación de la declaración inicial.

También podrán corregirse la declaración de importación y la declaración andina del valor, cuando se trate de subsanar errores u omisiones relacionados con el diligenciamiento de cualquiera de las casillas de la declaración andina del valor, siempre que no conlleve la reducción de la base gravable o cuando se haya omitido la declaración de un precio oficial.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 169.—(Modificado).* Modificación de la declaración. Cuando se presente modificación de la declaración, el valor en aduana de las mercancías se determinará según el procedimiento contemplado en el capítulo III del título III de la presente resolución, teniendo en cuenta el estado de la mercancía en el momento de la valoración. Para el efecto, la tasa de cambio aplicable será la vigente en la fecha de la presentación y aceptación de la modificación de la declaración.

Con la modificación de la declaración se debe presentar la declaración andina del valor, según lo dispuesto en el artículo 161 de esta resolución.

*(Nota: Modificado por la Resolución 7002 de 2001 artículo 54 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

CAPÍTULO II

Controles en valoración aduanera

ART. 170.—Precios oficiales. Los precios oficiales fijados por el director de aduanas serán de obligatorio cumplimiento y únicamente a efectos de percibir los tributos aduaneros. por lo tanto la base gravable de la mercancía, para la cual se hayan establecido, deberá determinarse de acuerdo con ellos.

Tal como se señala en el numeral 7º del artículo 159 de esta resolución, cuando el precio realmente pagado o por pagar sea diferente al precio mínimo oficial, para efectos de la determinación de la base gravable, deberá declararse el mayor de los dos. Si se trata de un precio oficial fijado para el sistema andino de franja de precios, deberá tomarse como base gravable el precio oficial.

En consecuencia, no podrán declararse valores inferiores a los precios mínimos oficiales ni valores diferentes a aquellos oficiales fijados en términos CIF para el sistema andino de franjas de precios.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 171.—Precios de referencia. Los precios de referencia definidos en el artículo 237 del Decreto 2685 de 1999, deben tomarse con carácter indicativo como una medida de control durante la diligencia de inspección aduanera. Para el efecto, servirán como fundamento de las controversias que se generen entre la administración y el importador. El mismo precio tomado como referencia, aplicará para la liquidación del monto de las garantías que deban constituirse.

No obstante, en el control posterior, en aplicación del método del ultimo recurso, podrán ser tomados como base para la valoración de mercancías idénticas o similares, una vez se hayan agotado rigurosamente y en su orden los cinco primeros métodos del acuerdo, de conformidad con lo previsto en el artículo 247 del Decreto 2685 de 1999, inclusive con mayor flexibilidad.

(Nota: Adicionado por la Resolución 5973 de 2002 artículo 1º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

(Nota: Modifícado el inciso tercero del presente artículo por la Resolución 5660 de 2005 artículo 1º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 172.—Controversias. Durante la diligencia de inspección aduanera en el proceso de importación, la controversia de valor puede ser originada por cualquiera de las situaciones descritas a continuación. En cada caso se actuará de la manera prevista en el numeral respectivo, teniendo en cuenta lo dispuesto en los artículos 128 del Decreto 2685 de 1999 y 9º de la Decisión Andina 378 de 1995:

1. Cuando no se presente la declaración andina del valor o ésta no corresponda a la mercancía declarada o a la declaración de importación, declaración de corrección, declaración de legalización o modificación de la declaración de que se trate, o cuando la declaración andina del valor no esté completa y correctamente diligenciada, no tenga los datos del declarante o no se encuentre firmada.

En este caso, sólo se autorizará el levante, si el declarante dentro de los cinco (5) días siguientes a la práctica de la inspección, presenta la declaración andina del valor respectiva debidamente diligenciada y paga las sanciones que correspondan.

2. Cuando no se presenten los documentos soporte de cualquiera de los elementos conformantes del valor en aduana o tales documentos no estén vigentes, no cumplan con los requisitos legales, en especial los establecidos en los artículos 187 y 188 de esta resolución para la factura comercial, o presenten borrones, enmendaduras o muestras de alguna adulteración.

En este caso, sólo se autorizará el levante, si el declarante dentro de los cinco (5) días siguientes a la práctica de la inspección, acredita los documentos soporte, en debida forma, constituya una garantía en la forma dispuesta en el artículo 527 de esta resolución, sin perjuicio de la sanción que corresponda.

3. Cuando el valor declarado es inferior al precio oficial.

En este caso, sólo se autorizará el levante si el declarante dentro de los cinco (5) días siguientes a la práctica de la inspección aduanera, presenta declaración de corrección y cancela los mayores tributos que resulten de la aplicación del precio oficial y la sanción correspondiente.

4. Cuando la controversia se origine en razón a que el valor declarado es inferior al precio de referencia, o el inspector con base en cualquier otro dato que sea objetivo y cuantificable, tuviere dudas sobre el valor declarado.

En este caso, sólo se autorizará el levante, si dentro de los cinco (5) días siguientes a la práctica de la diligencia, el declarante aporta los documentos que acrediten que el valor declarado representa la cantidad total efectivamente pagada o por pagar con los ajustes correspondientes o constituye una garantía en la forma dispuesta en el artículo 523 de esta resolución.

5. Cuando la controversia se origine en razón a que el precio consignado en la factura, o cualquiera de los demás elementos conformantes del valor en aduana, resulten ostensiblemente bajos.

En este caso, sólo se autorizará el levante, si dentro de los cinco (5) días siguientes a la práctica de la diligencia, el declarante aporta los documentos que acrediten que el valor declarado representa la cantidad total efectivamente pagada o por pagar con los ajustes correspondientes o constituye una garantía en la forma dispuesta en el artículo 527 de esta resolución.

Las sanciones resultantes de las infracciones que se configuren, se aplicarán sin perjuicio de lo establecido en el artículo 521 del Decreto 2685 de 1999.

(Nota: Modificado por la Resolución 7002 de 2001 artículo 55 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

(Nota: Modificado por la Resolución 5973 de 2002 artículo 2º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

(Nota: Modificado parcialmente por la Resolución 5660 de 2005 artículo 2º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

(Nota: Suprimido el parágrafo 4º del presente artículo por la Resolución 7530 de 2007 artículo 1º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

(Nota: Adicionado el parágrafo 4º al presente artículo por la Resolución 12227 de 2007 artículo 1º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

PAR. 5º—(Nota: Adicionado por la Resolución 6175 de 2008 artículo 1º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 173.—Control posterior. Si vencidos los términos señalados en el artículo anterior, el declarante no acredita los documentos en debida forma, no corrige y cancela los mayores tributos y las sanciones a que haya lugar, no presenta las pruebas documentales, las pruebas presentadas no resuelven la controversia generada o no constituye la garantía en la situación establecida en los numerales 4º y 5º del artículo anterior, no se autorizará el levante de la mercancía y se dará traslado de la declaración de importación y documentación soporte con la actuación del inspector debidamente fundamentada, a la división de fiscalización aduanera. Esta dependencia continuará con la investigación correspondiente y proferirá el respectivo requerimiento especial aduanero, de conformidad con lo previsto en el artículo 509 del Decreto 2685 de 1999.Si una vez surtido el trámite del requerimiento especial aduanero, el declarante no da respuesta al mismo, o ésta no es satisfactoria, se dará aplicación al procedimiento establecido en el artículo 512 del Decreto 2685 de 1999.

Lo anterior sin perjuicio de las acciones penales a que hubiere lugar.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

CAPÍTULO III

Determinación del valor en aduana

Sección I

Métodos de valoración

ART. 174.—Aplicación del método del “valor de transacción”. El método del valor de transacción es el primero de los métodos previstos por el acuerdo que prevalece sobre los demás, en la determinación del valor en aduana de una mercancía importada, siempre y cuando concurran las circunstancias previstas en los artículos 8º del mismo acuerdo, según se señala a continuación:

1. Que la mercancía a valorar haya sido objeto de una negociación que implique una transferencia internacional efectiva, es decir, se haya realizado una venta inmediatamente anterior a la exportación con destino a Colombia.

2. Que se haya acordado un precio real que implique un pago, independientemente de la fecha en que se haya realizado la transacción, y en consecuencia, sin que se tenga en cuenta cualquier fluctuación posterior de los precios.

3. Que en los anteriores términos, pueda demostrarse documentalmente el precio efectivamente pagado o por pagar, directa o indirectamente al vendedor de la mercancía importada, así no implique una transferencia efectiva en dinero, ya que el pago puede efectuarse a través de carta de crédito o de otros instrumentos negociables.

4. Que se cumplan todos los requisitos exigidos en los literales a), b), c) y d) del artículo 1º del acuerdo.

5. Que si hay lugar a ello, el precio pagado o por pagar por las mercancías importadas, se pueda ajustar con base en datos objetivos y cuantificables, según lo previsto en el artículo 8º del acuerdo.

Se debe tener en cuenta que, el valor en aduana así determinado, no comprenderá los conceptos de que trata el artículo 184 de esta resolución.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 175.—Venta para la exportación a Colombia. El método del valor de transacción puede ser aplicado, si la mercancía objeto de la valoración fue vendida con miras a la exportación inmediata y no para un fin diferente, uso en el exterior o venta a un tercer país y posterior exportación a Colombia. El tiempo normal transcurrido mientras se produce el embarque de la misma en el exterior y su posible almacenamiento temporal, no implica el incumplimiento de este requisito. Tampoco interesa el lugar o país donde se encuentre ubicado el vendedor, ni las ventas sucesivas que la mercancía pueda sufrir antes de su importación, en cuyo caso se tomará la última venta antes de ser declarada la mercancía ante la aduana.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 176.—Precio pagado o por pagar. El valor de transacción será determinado a partir del precio realmente pagado o por pagar, es decir, teniendo en cuenta todos los pagos que de manera directa o indirecta haga el comprador al vendedor de las mercancías objeto de la valoración, según los presupuestos señalados en el artículo 1º del acuerdo, en su nota interpretativa y en el párrafo 7º del anexo III del mismo acuerdo.

Se entenderá que existe un pago directo, cuando el precio total contenido en la factura comercial es cancelado por el comprador al vendedor, e indirecto, en el caso que el comprador, al asumir una obligación del vendedor, cancele a un tercero parte del pago de la mercancía, como condición de la venta impuesta por el vendedor, en cuyo caso deben existir los respectivos documentos soporte o justificativos.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 177.—Descuentos recibidos. La base fundamental del valor de transacción la constituyen los pagos reales del comprador al vendedor, por cuya razón los descuentos o rebajas otorgadas por el vendedor de la mercancía importada serán aceptados para la determinación del valor en aduana. Sin embargo, para su reconocimiento, deben cumplirse los siguientes presupuestos:

1. No se trate de descuentos retroactivos, es decir, aquellos que se conceden por mercancías importadas con anterioridad a aquella a la que se está aplicando la rebaja o descuento.

2. Se cumplan los presupuestos o condiciones que sustentan el descuento o rebaja, de tal forma que se demuestre que el importador se ha beneficiado del mismo.

3. En la factura comercial se indique separadamente del precio realmente pagado o por pagar, el importe y concepto de la rebaja.

Los descuentos consignados en el documento contractual que hayan sido tenidos en cuenta por la autoridad aduanera en el proceso de importación, serán desestimados si con posterioridad a éste, en un proceso de fiscalización, se determina que no se cumplieron las circunstancias convenidas para su aceptación, sin perjuicio de las sanciones a que haya lugar como consecuencia del aumento de la base gravable que resulte.

Podrán aceptarse descuentos en especie, cuando la mercancía adquirida sea sensible al daño, pérdida natural o deterioro, por ejemplo bombillos, pollos menores de 185 gramos y otros animales importados para cría industrial, que compense las rebajas ocasionadas durante el transporte, siempre y cuando se cumplan los requisitos anteriores y se indique en la factura comercial el número de unidades suministradas de más por el proveedor, para compensar el daño, pérdida natural o deterioro.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 178.—Influencia de la vinculación en el precio pagado o por pagar. La vinculación como está concebida en el artículo 15.4 del acuerdo, puede influir en el precio negociado entre las partes vinculadas. El declarante está en la obligación de informar a la aduana a través de la declaración andina del valor, si existe tal vinculación y si ésta influyó en el precio. Si el precio no está afectado, podrá valorar la mercancía en aplicación del método del valor de transacción. De lo contrario, deberá seguir el procedimiento establecido en el segundo inciso del numeral 2º del artículo 159 y numeral 2º del artículo 165 de esta resolución.

De conformidad con lo establecido en el artículo 1.2. a) del acuerdo, cuando en desarrollo de un proceso de control posterior, se considere que la vinculación entre el comprador y el vendedor ha influido en el precio, la división de fiscalización aduanera o la dependencia que haga sus veces, comunicará por escrito al declarante los motivos por los cuales considera inaceptable el valor de transacción.

Dentro de los quince (15) días hábiles siguientes al envío de dicha comunicación, el declarante podrá demostrar que dicho valor no ha sido influido por la vinculación, si éste fuera el caso, aportando las pruebas que considere pertinentes a través de:

1. El análisis de las circunstancias de la venta referidas a condiciones particulares de la negociación que determinaron el precio, y que son igualmente válidas en ausencia de vinculación para compradores independientes, tales como, cotizaciones obtenidas de otros vendedores no vinculados, contratos de compraventa, escalas de precios del vendedor, cantidades adquiridas.

2. La demostración de que el valor declarado por las mercancías, satisface uno cualquiera de los valores señalados como criterio en el artículo siguiente y que, por lo tanto, es aceptable a los efectos de lo dispuesto en el artículo 1º del acuerdo.

Vencido el término de que trata el presente artículo sin que el importador haya dado respuesta o si las explicaciones suministradas no fueren suficientes para considerar aceptable el valor de transacción, la autoridad aduanera determinará el valor en aduana de las mercancías importadas con arreglo a lo dispuesto en los métodos subsiguientes, de acuerdo con lo previsto en los artículos 247 y 248 del Decreto 2685 de1999.

Para considerar si la vinculación ha influido en el precio, la autoridad aduanera debe fundamentarse en hechos comprobables, como los enunciados en el numeral 3º del párrafo 2 de la nota interpretativa al artículo 1º del acuerdo, de la siguiente manera:

a) Si el precio no es ajustado por el vendedor, de manera conforme con las prácticas normales de fijación de precios en la rama de la industria de que se trate, o

b) Si el precio no es ajustado de manera conforme con el modo en que el vendedor fije los precios de venta a compradores no vinculados a él, o

c) Si con el precio de reventa en Colombia, la empresa importadora no alcanza a recuperar todos los costos y logra un beneficio que está en consonancia con los beneficios globales realizados por la misma en el año inmediatamente anterior, en las ventas de mercancías de la misma especie o clase.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 179.—Valores criterio. De conformidad con la definición del artículo 237 del Decreto 2685 de 1999 y en concordancia con el artículo 1.2. b) del acuerdo, únicamente se considerará un valor como criterio de valoración, cuando haya sido aceptado por la autoridad aduanera para mercancías idénticas o similares nacionalizadas por otros importadores no vinculados con su vendedor, según lo dispuesto en el artículo 220 de esta resolución, y siempre que:

1. El valor de la mercancía idéntica o similar tomada para la comparación haya sido determinado con el método del valor de transacción y esté vigente en el mismo momento, o en un momento aproximado a la exportación para Colombia, de la mercancía objeto de valoración.

2. El valor en aduana de la mercancía idéntica o similar tomada para la comparación, haya sido determinado mediante la aplicación del método deductivo y se encuentre vigente en el mismo momento, o en un momento aproximado a la venta en Colombia, de la mercancía objeto de valoración.

3. El valor en aduana de la mercancía idéntica o similar tomada para la comparación, haya sido determinado mediante la aplicación del método del valor reconstruido y se encuentre vigente en el mismo momento, o en un momento aproximado a la importación, de la mercancía objeto de valoración.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 180.—Utilización de los valores criterio. Para la aplicación de los valores criterio definidos en el artículo 237 del Decreto 2685 de 1999, se debe tener en cuenta lo siguiente:

Los valores criterio sólo podrán utilizarse por importadores vinculados con su vendedor, únicamente con fines de comparación, para lograr la aceptación del valor en aduana declarado, siempre que éste se aproxime mucho a uno de los valores señalados en los numerales 1º, 2º o 3º del artículo anterior.

Para establecer la aproximación de un valor declarado a un valor tomado como criterio, en cada caso deberán considerarse como factores determinantes, la naturaleza de la mercancía importada, por ejemplo, productos perecederos, de alta tecnología o novedades; la naturaleza de la rama de la producción a la cual ésta corresponde, por ejemplo, alta tecnología, juegos de video, juguetes o productos químicos; la temporada durante la cual se importa la mercancía, por ejemplo, frutas y hortalizas o prendas de vestir propias de una estación, y, si la diferencia de valor no es significativa desde el punto de vista comercial, por ejemplo la diferencia de precios en los automóviles y en los productos perecederos, no tiene la misma importancia.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 181.—Lugar de importación. En concordancia con el artículo 5º de la Decisión Andina 378, para la aplicación de los ajustes de que trata el numeral 2º del artículo 8º, en materia de adiciones y la nota interpretativa al artículo 1º del acuerdo, en materia de deducciones, el valor en aduana deberá determinarse considerando la mercancía entregada en el lugar de importación en Colombia, entendido éste como lo define el artículo 6º de la citada decisión, la primera oficina aduanera del territorio aduanero nacional en la que la mercancía es sometida a formalidades aduaneras.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 182.—Adiciones al precio pagado o por pagar. Cuando el precio pagado o por pagar no refleje los elementos enumerados en el artículo 8º del acuerdo, debe ajustarse teniendo en cuenta los gastos a que se refieren dichos elementos, siempre y cuando hayan sido sufragados por el comprador.

Para el ajuste de los elementos considerados en el artículo 8º del acuerdo, es necesario considerar las indicaciones de su nota interpretativa, en especial la manera como pueden repartirse entre las mercancías importadas, algunos conceptos de las prestaciones de que trata el artículo 8.1. b).

Los cánones y derechos de licencia, referidos, a manera de ejemplo, al uso de: un software entendido éste como datos o instrucciones registrados en soportes informáticos para equipos de proceso de datos, de películas cinematográficas o de videos, de grabaciones sonoras, de una marca extranjera, de un equipo industrial, comercial o científico, del “know-how”, fórmula o cualquier diseño, procedimiento o modelo patentados, así como al uso de derechos de autoría de obra artística, literaria o tecnológica o trabajos científicos, deben ser adicionados al precio pagado o por pagar, si están relacionados con la mercancía objeto de valoración, constituyen una condición de la venta de las mercancías importadas para su exportación a Colombia y puedan ser identificados con datos objetivos y cuantificables.

Las reversiones a que se refiere el artículo 8.1. d) del acuerdo, pueden revestir la forma de un reparto de beneficios pactado entre un comprador y un vendedor o de un giro de utilidades por la reventa de las mercancías importadas, con o sin transformación. En ningún caso debe confundirse con los pagos por dividendos que se basan en los beneficios globales de una compañía.

Los gastos de que trata el artículo 8.2 del acuerdo, incluyen el acarreo, manipulación, adaptación para la exportación, manejo y entrega de la mercancía hasta el puerto o lugar de embarque, los fletes desde el primer lugar de embarque hasta el lugar de importación en Colombia y el seguro pagado por el transporte de la mercancía.

El valor de los fletes que debe ajustarse es el pactado por las partes en el contrato de transporte. Si la mercancía ha sufrido varios trayectos antes de su llegada al país, deberán tenerse en cuenta todos estos gastos para la determinación del ajuste.

De igual manera, forma parte del valor en aduana, el costo o alquiler de los contenedores, cilindros, tanques o similares que sean reutilizables para el transporte de las mercancías.

Así mismo, el valor que debe consignarse por gastos de seguro, es el correspondiente a la prima efectivamente pagada por este concepto. De conformidad con lo previsto en el párrafo 3º del artículo 8º del acuerdo, de ninguna manera se aceptarán valores teóricos o estimados.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 183.—Documentos probatorios de las adiciones. Los gastos de transporte, por ser contratados en ocasiones de manera verbal, se comprueban con el conocimiento de embarque, la guía o la carta de porte. El valor del seguro pagado por el transporte de la mercancía se encuentra en la póliza expedida por la compañía aseguradora.

Cuando los gastos de manejo y entrega de la mercancía hasta el lugar de embarque, los gastos de transporte, carga, descarga y manipulación y el costo del seguro hasta el lugar de importación, no se hayan causado, hayan sido gratuitos o efectuados por medios o servicios propios del importador, de conformidad con el inciso segundo del artículo 5º de la Decisión 378, se utilizarán tarifas normalmente aplicables para ese trayecto y esa mercancía.

Estas tarifas serán comprobables con certificados debidamente expedidos por compañías que presten servicios de transporte o de seguro internacional. En esta certificación debe constar, además del nombre comercial de la mercancía, la tarifa cobrable y el concepto referido, entre otros, al valor, peso o volumen, sobre el cual se aplica la tarifa.

En caso que el importador no acredite el pago de los gastos de transporte o del seguro, no aporte la certificación que demuestre las tarifas o primas normalmente aplicables a los servicios a que se refieren los incisos anteriores o en general, cuando cualquier información respecto de los ajustes o adiciones efectuadas al precio pagado o por pagar, no sea comprobable con datos objetivos y cuantificables, se descartará el valor de transacción y se valorará por los métodos siguientes establecidos por el acuerdo.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 184.—Conceptos no incluidos en el valor en aduana. El valor en aduana no comprenderá los siguientes gastos o costos:

1. Comisiones de compra.

2. Derechos de reproducción en Colombia de las mercancías importadas.

3. Derechos de distribución o reventa de las mercancías importadas, si no constituyen una condición de venta de estas mercancías para su exportación a Colombia.

4. Las prestaciones realizadas por el comprador en Colombia para comercializar las mercancías importadas, tales como publicidad, garantía y asistencia a ferias de exposición.

5. Gastos pagados por sobrestadía de los buques en puerto colombiano, descarga y manipulación en el lugar de importación.

6. Construcción, armado, instalación, montaje, mantenimiento y asistencia técnica realizados después de la importación en relación con las mercancías importadas, tales como maquinaria o equipo industrial.

7. Derechos de aduana u otros impuestos pagados por la importación de la mercancía de que se trata.

8. Intereses, siempre que se cumpla con los requisitos establecidos en el artículo 7º de la Decisión Andina 378.

9. Transportes o acarreos ocurridos con posterioridad a la llegada de la mercancía al lugar de importación en Colombia.

10. Los pagos por dividendos y cualquier otro concepto que no guarde relación con la mercancía importada.

Podrán deducirse cuando estén incluidos en el precio pagado o por pagar y se distingan del mismo en la factura comercial, los costos o gastos de los numerales 1º, 5º, 6º, 7º, 8º y 9º.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 185.—Requisitos para que procedan las deducciones. Las deducciones proceden si los gastos que se pretenden deducir cumplen los siguientes requisitos:

1. Tales gastos están relacionados con la mercancía importada.

2. Los importes están incluidos en el precio pagado o por pagar por las mercancías importadas.

3. Los conceptos se pueden distinguir del precio de la mercancía en la factura comercial.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 186.—(Modificado).* Deducción de la comisión de compra. Para que una comisión de compra pueda ser deducida del precio pagado o por pagar, además de cumplir con los requisitos señalados en el artículo anterior, debe ser plenamente reconocida a través de la identificación de los siguientes aspectos, de conformidad con lo establecido en la nota explicativa 2.1 y comentario 17.1 del comité técnico de valoración en aduana:

1. Entre el comprador y su agente en el exterior no existe relación de exclusividad.

2. El agente de compra actúa por cuenta del comprador.

3. El agente de compra no es el propietario de la mercancía y en consecuencia su actividad no es la de la reventa.

4. El agente de compra no puede fijar el precio de las mercancías.

5. El agente de compra no mantiene existencias de mercancías.

6. El agente de compra puede encargarse de buscar proveedores según necesidades del importador, recoger muestras, verificar las mercancías, así como del seguro, transporte, almacenamiento, entrega e inclusive del pago de las mercancías, sin que esto último lo convierta en su propietario.

Los anteriores aspectos permiten distinguir un agente de compra, de las sociedades de exportación o comercializadoras que actúan de manera independiente.

*(Nota: Modificado por la Resolución 7002 de 2001 artículo 56 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 187.—Factura comercial. Para los efectos de la valoración aduanera, se entenderá por factura comercial, el documento soporte por excelencia de los pagos efectuados o que debe efectuar directamente el comprador al vendedor de la mercancía importada, en el que además se detallan las mercancías expedidas, sus precios y los gastos que origina su expedición, según se haya concertado la negociación entre las partes.

La factura comercial puede tomar la forma de un mensaje electrónico transmitido de un computador a otro y transferido a un lenguaje estándar universal denominado Edifact, para cuya aceptación se deberán cumplir los requisitos señalados en el artículo siguiente, así como los demás que establezcan la ley y el reglamento.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 188.—Requisitos de la factura comercial. La factura comercial a que se refiere el literal b) del artículo 121 del Decreto 2685 de 1999, debe ser un documento original expedido por el vendedor o proveedor de la mercancía, no debe presentar borrones, enmendaduras o adulteraciones.

De conformidad con “las reglas y usos uniformes relativos a los créditos documentarios” contenidas en la publicación 500 de la Cámara de Comercio Internacional, la factura comercial que debe presentar el importador de una mercancía contendrá como mínimo los siguientes datos:

1. Fecha de expedición.

2. Nombre y dirección del vendedor.

3. Nombre del comprador.

4. Descripción de la mercancía.

5. Cantidad y precio a pagar por la mercancía objeto de negociación.

6. Moneda de la negociación. Indicar, por ejemplo, si se trata de dólares de los Estados Unidos, liras italianas o yenes.

7. Condiciones de entrega de la mercancía, de conformidad con los términos comerciales internacionales “Incoterms”, establecidos por la Cámara de Comercio Internacional.

Las facturas electrónicas deben cumplir, además, con la certificación de la firma electrónica.

De faltar alguno de los requisitos indicados, la autoridad aduanera procederá según lo establecido en el numeral 2º del artículo 172 de esta resolución.

PAR.—(Nota: Adicionado por la Resolución 10118 de 2005 artículo 1º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 189.—Aplicación de los métodos del “valor de transacción de mercancías idénticas” y del “valor de transacción de mercancías similares”. Para la valoración de las mercancías mediante la aplicación de estos métodos, deben tenerse en cuenta las disposiciones de los artículos 2º y 3º del acuerdo, sus respectivas notas interpretativas y las definiciones del artículo 15 del mismo.

En su aplicación, la aduana tendrá que determinar qué otras mercancías importadas pueden ser consideradas como idénticas o similares, con valores en aduana establecidos con el método del valor de transacción, previamente aceptados por la autoridad aduanera según lo señalado en el artículo 220 de esta resolución y exportadas en el mismo momento o en un momento aproximado que las mercancías objeto de valoración, según lo señalado en el artículo 237 del Decreto 2685 de 1999.

Para el efecto, el funcionario aduanero responsable de la valoración de las mercancías, deberá consultar el módulo de decisiones de valor del sistema informático aduanero, o en su defecto, las bases de datos que sobre el particular se lleven en la división técnica aduanera o la que haga sus veces.

Los ajustes relativos a nivel comercial y/o cantidades que deban efectuarse, en relación con las diferencias que por estos conceptos presenten las mercancías importadas, frente a las idénticas o similares consideradas, deberán realizarse con fundamento en listas de precios expedidas por el proveedor de la mercancía. Tales documentos deberán cumplir los requisitos señalados por el Código de Procedimiento Civil para las pruebas expedidas en el exterior.

De igual manera se deben hacer los ajustes para tener en cuenta las diferencias que puedan existir entre los costos y gastos de transporte y seguro, entre las mercancías importadas y las mercancías idénticas o similares consideradas, resultantes de diferencias de distancia y de forma de transporte.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 190.—Aplicación del método “deductivo”. Según lo dispuesto en el artículo 5º del acuerdo y su nota interpretativa, para la determinación del valor en aduana conforme al método deductivo, deberán tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

1. El cálculo deberá efectuarse, a partir del precio unitario a que se venda en Colombia la mayor cantidad total de las mercancías objeto de valoración. En caso de que éstas no se importen para la venta o al momento de determinar el valor en aduana no han sido vendidas, se utiliza el precio de venta unitario fijado por el mismo importador u otros importadores a mercancías idénticas o en su defecto, mercancías similares a la importada.

2. Las deducciones que pueden efectuarse al precio de venta unitario se refieren a los siguientes conceptos:

a) Las comisiones pagadas o convenidas por el importador, como retribución a terceros que venden en Colombia en su representación las mercancías;

b) El importe del beneficio y gastos generales cargados habitualmente, en relación con las ventas en Colombia de las mercancías importadas u otras idénticas o similares;

c) Gastos de transporte y de seguro u otros en que haya incurrido el importador, con posterioridad a la importación a Colombia de las mercancías, y

d) Los tributos aduaneros pagaderos por la importación o venta de las mercancías.

3. Cuando se deduzcan gastos por comisiones pagadas por el importador, no deberá deducirse importe de gastos generales y beneficio.

4. De los anteriores conceptos, deberán deducirse sólo las partidas que realmente estén incluidas para conformar el precio de reventa en Colombia, salvo en el caso de gastos generales y beneficio. Cuando las cifras reportadas por el importador no concuerden con las usuales en la rama comercial, relativas a ventas en el país de mercancías importadas, deberán deducirse las tarifas normalmente aplicables en el sector económico de que se trate y no las comunicadas por el importador.

5. Cuando el precio de venta informado por el importador incluya derechos “antidumping” o compensatorios, éstos deberán deducirse.

6. Cuando se trate de gastos que deben integrar el valor en aduana de conformidad con lo establecido en el artículo 182 de esta resolución y estén incluidos en el precio de venta de la mercancía, no se restarán aun cuando se hayan sufragado en el país.

Para que las deducciones procedan es imprescindible que los conceptos a deducir estén respaldados documentalmente, se puedan identificar objetivamente, y se encuentren conformes con los usos y prácticas comerciales habituales de la rama o sector de la producción de que se trate.

Para ser tomado como punto de partida a los efectos de las deducciones, es importante que el precio unitario al que se venden las mercancías importadas en el mercado nacional, esté conforme con las prácticas comerciales y no corresponda a valores arbitrarios o ficticios.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 191.—Aplicación del método del “valor reconstruido”. De conformidad con lo previsto en el artículo 6º del acuerdo y su nota interpretativa, para la aplicación de este método deberán tomarse en consideración los datos disponibles en Colombia, sin perjuicio de la colaboración que al respecto pueda suministrar el vendedor de la mercancía y de las comprobaciones que la administración aduanera pueda realizar en el exterior.

En general, el método del valor reconstruido se circunscribe a los casos en que el comprador y el vendedor estén vinculados entre sí debido, entre otros factores, al compromiso que el vendedor asume con el comprador para facilitar los requerimientos de información en el país de importación.

El valor reconstruido es igual a la suma de los siguientes elementos;

1. El costo o valor de los materiales y de la fabricación u otras operaciones efectuadas para producir las mercancías importadas.

2. Un importe por concepto de beneficios y gastos generales del productor, siempre que sean los usuales, en el país de exportación, en la rama de la producción de que se trate. En su defecto se añadirán los usuales en la rama de la producción de mercancías de la misma especie o clase.

3. Gastos de transporte y de seguro necesarios para colocar la mercancía en el lugar de importación en Colombia.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 192.—Aplicación del método del “último recurso”. Cuando el valor en aduana no pueda determinarse de conformidad con los cinco primeros métodos de que trata el artículo 247 del Decreto 2685 de 1999, se determinará aplicando el método del último recurso con fundamento en el artículo 7º del acuerdo y su correspondiente nota interpretativa, de la siguiente manera:

1. Aplicar en una segunda vuelta los métodos desde el del “valor de transacción” de las mercancías importadas, hasta el del “valor reconstruido”, en estricto orden, pero utilizando una flexibilidad razonable en la apreciación de las exigencias que cada uno de ellos contiene, hasta encontrar el primero que permita determinar el valor en aduana.

2. Aplicar cualquier procedimiento razonable, siempre y cuando sea compatible con los principios y las disposiciones del acuerdo y del artículo VII del GATT de 1994, de no haber sido posible, según lo previsto en el numeral anterior, efectuar la valoración de la mercancía, aun aplicando con criterios flexibles, los cinco primeros métodos señalados.

Son ejemplos de flexibilidad para la aplicación del punto 1 anterior, los siguientes:

a) En el método del valor de transacción.

1. Puede tomarse el valor comercial de la mercancía dada en trueque para establecer el precio de la mercancía importada, a no ser que en el contrato se encuentre estipulado un precio, caso en el cual será éste el que se tome.

2. En el caso de arrendamiento con opción de compra, si ésta puede ejercitarse al comienzo del contrato, podrá tomarse el precio que se haya señalado en la opción para la mercancía objeto de valoración, y

b) En los métodos del “valor de transacción de mercancías idénticas” y del “valor de transacción de mercancías similares”.

1. No será indispensable que las mercancías idénticas o similares hayan sido exportadas en el mismo momento o en un momento aproximado que las mercancías que son objeto de valoración.

2. Podrá tomarse información disponible de mercancías idénticas o similares que hayan sido producidas en un país distinto del que se produjeron o fabricaron las mercancías que se valoran.

3. Los valores en aduana determinados por la autoridad aduanera para mercancías idénticas o similares, podrán tomarse como base de valoración, aun cuando tal determinación no provenga de la aplicación del método del valor de transacción.

c) En el método “deductivo”.

1. Puede tratarse de manera flexible el aspecto previsto en el artículo 5.1. a) del acuerdo, en el sentido de considerar las mercancías a valorar y las idénticas o similares a éstas, así no hayan sido vendidas en el mismo estado en que fueron importadas.

2. También puede tomarse como base de partida para la aplicación de este método en forma flexible, el precio de venta interno de la mercancía importada o de las idénticas o similares a ella, en fecha más allá de los noventa (90) días a la importación de las mismas.

Son criterios razonables en desarrollo del punto 2 anterior, entre otros, los siguientes:

La utilización de los procedimientos especiales de que trata la sección II del capítulo III de esta resolución.

La utilización de los precios de referencia, como base de valoración, tal como se señala en el inciso segundo del artículo 171 de esta resolución.

En todo caso, al aplicar el método del “último recurso”, se deben utilizar datos disponibles en Colombia y en la medida de lo posible, valores en aduana que hayan sido determinados con anterioridad, según lo establecido en el artículo 220 de esta resolución.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 193.—Prohibiciones. En ningún caso para la aplicación de las normas previstas en el artículo 7º del acuerdo, podrán utilizarse períodos de tiempo superiores a ciento ochenta (180) días, a efectos de establecer el momento aproximado.

Así mismo, el valor en aduana establecido por este método, no podrá basarse en alguno de los conceptos siguientes de que trata el artículo 7.2 del acuerdo:

1. El precio de venta en Colombia de mercancías producidas en este país.

2. Un sistema que prevea la aceptación, a efectos de valoración en aduana, del más alto de dos valores posibles.

3. El precio de mercancías en el mercado nacional del país exportador.

4. Un costo de producción distinto de los valores reconstruidos que se hayan determinado para mercancías idénticas o similares de conformidad con lo dispuesto en el artículo 6º del acuerdo.

5. El precio de mercancías vendidas para exportación a un país diferente a Colombia.

6. Valores en aduana mínimos.

7. Valores arbitrarios o ficticios

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

Sección II

Procedimientos especiales

ART. 194.—Casos especiales. Como un desarrollo del método del “último recurso” previsto en el artículo 192 de esta resolución y en particular, en aplicación del numeral 2º del mismo artículo, se señalan a continuación algunos casos, para los cuales se podrán aplicar procedimientos especiales, una vez utilizados los cinco primeros métodos previstos por el acuerdo, incluido el procedimiento establecido en el numeral 1º del artículo citado.

Para cada uno de los casos, el procedimiento establecido deberá tener en cuenta los ajustes pertinentes contemplados en los artículos 182 y 184 de esta resolución.

1. Mercancías usadas y antiguas.

2. Mercancías obsoletas

3. Mercancías reparadas, reacondicionadas o reconstruidas

4. Mercancías reimportadas por perfeccionamiento pasivo

5. Mercancías importadas en cumplimiento de garantía

6. Mercancías importadas en reemplazo de otra

7. Mercancías procedentes de subasta

8. Mercancías averiadas, dañadas o deterioradas

9. Mercancías importadas en arrendamiento financiero con o sin opción de compra.

10. Mercancías objeto de legalización

11. Mercancías elaboradas en zonas francas industriales de bienes y servicios

12. Mercancías importadas temporalmente para reexportación en el mismo estado

13. Mercancías importadas sin valor comercial

14. Mercancías importadas sin fines comerciales

15. Mercancías importadas para transformación o ensamble

16. Mercancías importadas que hayan sido transportadas a granel

17. Software

18. Vehículos que sean introducidos al país por sus propios medios

19. Mercancías que van a ser objeto de un cambio de modalidad

20. Mercancías de difícil valoración

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 195.—(Derogado).** (Modificado).* Mercancías usadas y antiguas. Para valorar las mercancías usadas, se tendrá en cuenta lo siguiente:

1. Si al momento de la valoración las mercancías presentan señales de uso y según lo expresado en la factura comercial o contrato de compraventa, no fueron adquiridas en ese estado, se debe aplicar el siguiente procedimiento:

a) Tomar como base de partida el precio de las mercancías cuando nuevas en el año de su fabricación. El precio tomado debe estar expresado en términos FOB. En caso que la moneda de facturación sea diferente al dólar de los Estados Unidos de Norte América, se hará la conversión a esta última moneda según lo previsto en el segundo inciso del artículo 255 del Decreto 2685 de 1999;

b) Aplicar al precio establecido, según el literal anterior, los porcentajes de depreciación de acuerdo a los años de uso que tengan las mercancías a la fecha de presentación de la declaración de importación. La depreciación aplicada no podrá superar el 70% del valor de la mercancía cuando nueva en el año de su fabricación.

El tiempo de uso se calculará según el tiempo transcurrido entre la fecha de fabricación de la mercancía y la fecha de presentación de la declaración de importación.

2. Si las mercancías fueron adquiridas en estado de uso y el precio negociado corresponde al mismo, se aplicará el método del valor de transacción si, además, se cumplen todos los presupuestos de que trata el artículo 174 de esta resolución. En su defecto, se aplicarán los métodos siguientes en el orden establecido en el artículo 247 del Decreto 2685 de 1999, sin que haya lugar a depreciación alguna.

*(Nota: Modificado por la Resolución 12467 de 2005 artículo 1º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

**(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 196.—(Derogado).* Soporte documental a efectos de la depreciación. El precio de las mercancías cuando nuevas en el año de su fabricación, podrá demostrarse mediante la presentación, en orden sucesivo, de uno de los siguientes documentos:

1. Resolución mediante la cual se haya fijado precio oficial para la mercancía cuando nueva en el año de su fabricación.

2. Factura comercial de la primera compraventa.

3. Certificación del fabricante o del distribuidor o vendedor en el exterior, en donde conste el precio de la mercancía cuando nueva y la fecha de su fabricación. Tal certificación podrá ser expedida por el concesionario o el representante de la marca en Colombia, cuando no sea posible obtenerla en el extranjero.

4. Soporte del precio de referencia correspondiente a la mercancía cuando nueva, en el año de su fabricación.

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 197.—(Derogado).**(Modificado).* Mercancías objeto de depreciación. Sólo podrán ser objeto de depreciación por uso, las siguientes mercancías:

1. Vehículos clasificables por el capítulo 87 del arancel de aduanas.

Dentro del procedimiento establecido en el artículo 195 de esta resolución, el precio tomado como base de partida debe incluir el valor de los accesorios extras que traiga incorporado el vehículo.

Por cada año completo de uso del vehículo, se descontará un veinte por ciento de depreciación del saldo anterior hasta un máximo del setenta por ciento. El cálculo se hará a partir de la fecha de fabricación del vehículo, hasta la fecha de presentación de la declaración de importación.

El precio actual podrá obtenerse de manera directa, multiplicando el valor base de partida por el coeficiente de actualización que corresponda, según el período de uso o antigüedad, de acuerdo con la tabla de coeficientes de actualización que se señala a continuación:

Un (1) año0.80000
Dos (2) años0.64000
Tres (3) años0.51200
Cuatro (4) años0.40960
Cinco (5) años0.32768
Seis (6) años o más0.30000

El precio actual así obtenido deberá tomarse para el cálculo de la base gravable.

Para que se reconozca la rebaja por depreciación por uso, el importador deberá acreditar los documentos de que trata el artículo 196 de esta resolución.

2. Vehículos clasificables por el capítulo 86 y maquinaria y equipo clasificables por los capítulos 84 y 85, del arancel de aduanas.

Por cada año completo de uso del vehículo maquinaria o equipo, se descontará un diez por ciento de depreciación sobre el saldo anterior, hasta un máximo del setenta por ciento.

También podrá obtenerse el precio actual de manera directa multiplicando el valor base de partida por el coeficiente de actualización que corresponda, según el período de uso o antigüedad, aplicando la siguiente tabla:

Un (1) año0.90000
Dos (2) años0.81000
Tres (3) años0.72900
Cuatro (4) años0.65610
Cinco (5) años0.59049
Seis (6) años0.53144
Siete (7) años0.47830
Ocho (8) años0.43047
Nueve (9) años0.38742
Diez (10) años0.34868
Once (11) años0.31381
Doce (12) años o más0.30000

El precio actual así obtenido deberá tomarse para el cálculo de la base gravable.

Para que se reconozca la rebaja por depreciación por uso, el importador deberá acreditar los documentos de que trata el artículo 196 de esta resolución.

*(Nota: Modificado por la Resolución 12467 de 2005 artículo 2º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

**(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 198.—(Derogado).* (Modificado).* Mercancías que no pueden ser depreciadas. Habida cuenta de sus especiales características, las aeronaves y buques usados, las antigüedades, modelos de época o de colección, los motores, partes y accesorios que se importen aisladamente, serán valorados siguiendo los métodos previstos en el artículo 247 del Decreto 2685 de 1999.

Es decir, si la mercancía ha sido objeto de una venta para la exportación a Colombia y se cumplen los demás requisitos señalados en el artículo 174 de esta resolución, se valorará por su valor de transacción, a partir del precio realmente pagado o por pagar, ajustado de conformidad con los artículos 182 y 184 de esta resolución.

Cuando no sea posible aplicar el método del valor de transacción, se recurrirá en orden sucesivo a los métodos siguientes hasta encontrar el primero que permita determinar el valor en aduana. En aplicación del método del último recurso, pueden ser de utilidad las revistas profesionales especializadas, en las que figuran los precios de cotización de alguno de estos productos usados, según marca, tipos, características y año de construcción, sin conceder rebajas por uso o antigüedad o, cuando sea del caso, se podrá utilizar el concepto de un perito.

*(Nota: Modificado por la Resolución 12467 de 2005 artículo 3º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

**(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 199.—(Derogado).* Mercancías obsoletas. Para valorar las mercancías obsoletas se tendrá en cuenta lo siguiente:

1. Si al momento de la valoración las mercancías, por cambio de modelo, moda o tecnología, entre otros factores, se encuentran en desuso y según lo expresado en la factura comercial o contrato de compraventa, no fueron adquiridas en ese estado, se debe aplicar el siguiente procedimiento:

a) Tomar como base de partida el precio de las mercancías en el año de su adquisición, expresado en términos FOB, según consta en la factura comercial, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 172 de esta resolución. En caso que la moneda de facturación sea diferente al dólar de los Estados Unidos de Norte América, se hará la conversión a esta última moneda según lo previsto en el segundo inciso del artículo 255 del Decreto 2685 de 1999, y

b) Aplicar al precio así establecido una rebaja del 10% por demérito, por cada año calendario transcurrido desde la fecha de compra, según factura comercial o contrato de compraventa de las mercancías, hasta la fecha de presentación de la declaración de importación. La rebaja por demérito no podrá superar el 70% del valor que tenga la mercancía en la fecha de compra.

Si al momento de la valoración no ha transcurrido un año completo, el demérito será proporcional al tiempo transcurrido desde la fecha de adquisición hasta la fecha de presentación de declaración de importación. Cuando se requiera, podrá utilizarse el concepto de un perito por cuenta del importador.

2. Si las mercancías fueron adquiridas en estado de obsolescencia y el precio pactado corresponde a las mercancías negociadas en ese estado, aplicar el método del valor de transacción si, además, se cumplen todos los presupuestos de que trata el artículo 174 de esta resolución. En su defecto, se aplicarán los métodos siguientes en el orden establecido en el artículo 247 del Decreto 2685 de 1999, sin que haya lugar a rebaja por demérito.

Habida cuenta de sus especiales características, las aeronaves y buques usados, las antigüedades, modelos de época o de colección, los motores, partes y accesorios que se importen aisladamente, no se les aplicará rebajas por obsolescencia, serán valorados de conformidad con lo previsto en el artículo 198 de esta resolución.

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 200.—(Derogado).* (Modificado).*Mercancías reparadas, reacondicionadas o reconstruidas. Si al momento de la valoración las mercancías se presentan reparadas, reacondicionadas o reconstruidas se debe aplicar el siguiente procedimiento:

1. Las mercancías no fueron adquiridas en ese estado, según lo expresa la factura comercial o contrato de compraventa.

a) Agregar al valor de negociación de la mercancía, según consta en la factura comercial, el importe de la reparación, reacondicionamiento o reconstrucción, sin perjuicio de lo señalado en el artículo 172 de esta resolución.

El valor agregado por la reparación, reacondicionamiento o reconstrucción, incluye, el valor de los materiales incorporados, la mano de obra y el beneficio de quien efectuó el trabajo en el extranjero o en zona franca y los gastos de transporte y de seguro a que haya lugar por los trayectos recorridos en el exterior. En todo caso, cualquiera de estos conceptos deberá estar debidamente soportado documentalmente, y

b) Si las mercancías fueron importadas transcurrido un tiempo después de efectuada la modificación, aplicar al valor que adquiera la mercancía después de la reparación, reacondicionamiento o reconstrucción, los porcentajes de depreciación o demérito que correspondan, según los años de uso u obsolescencia transcurridos entre las modificaciones realizadas y la fecha de presentación de la declaración de importación, conforme a lo indicado en los artículos 197 y 199 de esta resolución.

El valor de la mercancía, el valor agregado y las fechas de adquisición y modificación de la misma mercancía, deberán ser demostrados con las facturas que los acrediten, sin perjuicio de lo señalado en el artículo 172 de esta resolución.

2. Las mercancías fueron adquiridas reparadas, reacondicionadas o reconstruidas, y el precio negociado corresponde a ese estado.

Aplicar el método del valor de transacción, si además se cumplen todos los presupuestos de que trata el artículo 174 de esta resolución. En su defecto, se aplicarán los métodos siguientes en el orden establecido en el artículo 247 del Decreto 2685 de 1999.

*(Nota: Modificado por la Resolución 6456 de 2005 artículo 1º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

**(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 201.—(Derogado).**(Modificado).*Mercancías reimportadas por perfeccionamiento pasivo. El valor aduanero de las mercancías exportadas temporalmente para su elaboración, reparación, transformación, reacondicionamiento o reconstrucción en el extranjero o en zona franca industrial de bienes y de servicios, para su reimportación al país, se determinará según ocurra una de las siguientes situaciones:

1. Reparación, transformación, reacondicionamiento o reconstrucción.

El valor aduanero estará constituido por el valor agregado en el exterior y los gastos de transporte y de seguro ocasionados por el envío y devolución de la mercancía.

El valor agregado en el exterior comprende, entre otros, el precio pagado o por pagar por concepto de la reparación, transformación, reacondicionamiento o reconstrucción de las mercancías, incluido el valor de los materiales, la mano de obra y el beneficio de quien efectuó el trabajo en el extranjero.

2. Elaboración o fabricación.

Si el importador suministró bienes y/o servicios para la elaboración o fabricación del producto final importado, el valor en aduana será determinado aplicando el método del “valor de transacción”, considerando lo señalado en el artículo 174 de esta resolución, en especial lo relacionado con las “prestaciones” de que trata el artículo 8.1. b) del acuerdo.

El valor de la mercancía, de las “prestaciones” suministradas, el valor agregado y la fecha de la modificación de la mercancía, deberán ser demostrados con las facturas que los acrediten, sin perjuicio de lo señalado en el artículo 172 de esta resolución.

*(Nota: Modificado por la Resolución 6456 de 2005 artículo 2º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

**(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 202.—(Modificado).* Mercancías importadas en cumplimiento de garantía. El valor aduanero de las mercancías importadas que hayan sido reparadas en el exterior en cumplimiento de una garantía del fabricante o proveedor, independientemente de que proceda o no, el pago de los tributos aduaneros, estará constituido por el valor agregado en el exterior y los gastos de transporte y de seguro ocasionados por el envío y devolución de la mercancía.

El valor agregado en el exterior comprende el precio pagado o por pagar por concepto de la reparación de las mercancías, incluido el valor de los materiales, la mano de obra y el beneficio de quien efectuó el trabajo en el extranjero.

El valor de la mercancía, el valor agregado y la fecha de la reparación, deberán ser demostrados con las facturas que los acrediten, sin perjuicio de lo señalado en el artículo 172 de esta resolución.

*(Nota: Modificado por la Resolución 7002 de 2001 artículo 57 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 203.—(Derogado).* Mercancía importada en reemplazo de otra. Si la mercancía importada reemplaza otra previamente exportada, que haya resultado averiada, defectuosa, impropia para el fin para el cual fue importada o en general no cumpla con las estipulaciones del contrato de compraventa, independientemente de que proceda o no el pago de tributos aduaneros, el valor en aduana se determinará según ocurra uno de los siguientes eventos:

1. Mercancía importada en reemplazo de otra que fue reembarcada.

En este evento, como la mercancía importada inicialmente no fue sometida a ninguna modalidad de importación y, en consecuencia, no se pagaron los tributos aduaneros, el valor en aduana de la mercancía de sustitución se determinará considerando el precio facturado en la transacción inicial, para la mercancía reembarcada, adicionado con los gastos de transporte y de seguro ocasionados por el traslado de la mercancía reembarcada y de la que se importa en su reemplazo.

Este procedimiento sólo procede si la mercancía de sustitución es facturada al precio inicial o como gratuita.

2. Mercancía importada en reemplazo de otra que fue exportada después de haberse declarado ante la aduana.

En este evento como ya fueron pagados los tributos, es necesario considerar lo siguiente:

a) Las mercancías son facturadas como gratuitas. Haya lugar o no al pago de tributos aduaneros, el valor en aduana deberá determinarse considerando el valor facturado por la mercancía inicialmente importada, adicionado con los gastos de transporte y de seguro ocasionados por el traslado de la mercancía exportada y de la que se importa en su reemplazo;

b) Las mercancías se facturan por un precio reducido. El valor en aduana se determinará a partir del valor facturado inicialmente por la mercancía exportada, adicionado del precio facturado por la mercancía que se envía en sustitución y gastos de transporte y de seguro ocasionados por el traslado de la mercancía exportada y de la que se importa en su reemplazo, y

c) Las mercancías son facturadas al precio inicial habiendo tomado disposiciones, separadamente, sobre el pago que proceda por las mercancías inicialmente enviadas. Haya lugar o no al pago de tributos aduaneros, el valor en aduana deberá determinarse considerando el precio facturado, como base para la aplicación del método del valor de transacción, si se cumplen todos los requisitos señalados en el artículo 174 de esta resolución o el primero de los demás métodos del acuerdo que, aplicados en su orden, permita determinar el valor en aduana.

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 204.—(Derogado).* Mercancías procedentes de subasta. El valor en aduana de las mercancías extranjeras que hayan sido adquiridas en subasta, en el exterior o en el país, se obtendrá a partir del precio de adjudicación en la subasta. Al precio de adjudicación se adicionarán los gastos de transporte y seguro ocasionados por el traslado de la mercancía hasta el lugar de importación, cuando proceda.

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 205.—(Derogado).** (Modificado).* Mercancías averiadas, dañadas o deterioradas. Cuando en el momento de la valoración, la mercancía presente avería, daño o deterioro, se tendrá en cuenta su estado para la determinación del valor en aduana. La avería, daño o deterioro, también puede apreciarse durante el reconocimiento de la mercancía, según lo previsto en el artículo 1º del Decreto 2685 de 1999; en este caso se dejará constancia en el acta de reconocimiento de la mercancía o documento que haga sus veces.

De acuerdo con lo anterior, en la diligencia de inspección aduanera se tasará la avería, daño o deterioro y se dejará constancia en el acta correspondiente.

Sin perjuicio de la depreciación por uso, antigüedad u obsolescencia que pueda tener la mercancía, según lo previsto en los artículos 197 y 199 de esta resolución, para determinar el valor en aduana de la mercancía se considerará el precio pagado o por pagar de conformidad con lo señalado en la factura comercial, reducido en la proporción de la avería, daño o deterioro, según las siguientes circunstancias:

1. La mercancía está parcialmente averiada, dañada o deteriorada.

Se considerará el precio realmente pagado o por pagar pactado inicialmente, reducido en la proporción de la avería, daño o deterioro, el cual podrá establecerse con uno de los conceptos siguientes:

a) La estimación de un perito independiente del comprador y del vendedor;

b) El costo presupuestado para las reparaciones o la restauración por quien esté en capacidad de efectuar tales trabajos, y

c) En caso de que exista, la indemnización efectuada por la compañía de seguros.

2. Las mercancías están totalmente averiadas dañadas o deterioradas, sin posibilidad de restauración.

Se considerará el valor que asigne a los residuos o desperdicios un perito independiente del comprador y del vendedor. Si la mercancía es objeto de subasta, el valor en aduana de la mercancía será el de la adjudicación en la subasta.

Los gastos que ocasione la demostración de la avería, daño o deterioro, correrán por cuenta del importador de la mercancía.

*(Nota: El inciso tercero del presente artículo fue modificado por la Resolución 7002 de 2001 artículo 58 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

**(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 206.—(Derogado).* Mercancías importadas en arrendamiento financiero con o sin opción de compra. En la situación de las mercancías importadas en arrendamiento financiero con o sin opción de compra, no puede aplicarse el método del “valor de transacción”, toda vez que las operaciones de arrendamiento, por su propia naturaleza, no constituyen venta; como lo ratifica la opinión consultiva 1.1 emitida por el comité técnico de valoración en aduana. Debe por tanto utilizarse los métodos secundarios, en el orden de prioridad establecido en el artículo 247 del Decreto 2685 de 1999, hasta hallar el primero que permita determinar el valor en aduana.

Si no se pudiera determinar el valor en aduana aplicando los métodos establecidos según los artículos 2º a 6º del acuerdo, se aplicará el método del “último recurso”, aplicando, en primer lugar y con una flexibilidad razonable, los métodos establecidos en los artículos 1º a 6º inclusive, del acuerdo.

Si aún con flexibilidad no es posible determinar el valor en aduana, se utilizarán los siguientes criterios razonables:

1. Tomar precios de referencia vigentes, que existan para mercancías nuevas o usadas para la exportación a Colombia. En el caso de mercancías que han sido usadas, el valor puede determinarse según los precios de lista vigentes de mercancías nuevas a falta de precios de lista vigentes de mercancías usadas. Teniendo en cuenta que las mercancías deben valorarse según el estado que presenten en el momento de la valoración, será preciso ajustar dichos precios de lista relativos a mercancías nuevas, para tener en cuenta la depreciación y el carácter obsoleto de las mercancías objeto de valoración.

2. Considerar las estipulaciones del contrato de arrendamiento, así:

a) Contrato de arrendamiento sin opción de compra.

La valoración podrá basarse en los alquileres pagados o por pagar por las mercancías importadas, de acuerdo con el siguiente procedimiento:

1. Calcular el valor actual de la mercancía en el momento de la presentación de la declaración de importación temporal, partiendo de la suma de los cánones previstos en el contrato de arrendamiento, durante toda la vida útil de las mercancías, aplicando una de las siguientes fórmulas,

Con cánones pagaderos en plazos anticipados:

 

Con cánones pagaderos en plazos vencidos:

Donde:

Vc = Es el valor actual que pretende hallarse

A = Es el importe del canon de arrendamiento (anual, semestral, trimestral, mensual, o bimestral, según el caso).

r = Es la tasa de interés estipulada en el contrato o en su defecto la Libor (anual, semestral, trimestral, según el plazo que cubra A).

t = Es el período de duración probable de la mercancía que puede expresarse en años o fracción de año, según corresponda el pago de A y r.

Cuando se desconozca la vida útil de la mercancía importada, podrá utilizarse la duración de una mercancía idéntica o similar, o consultar con empresas especializadas, en colaboración con el importador. Es necesario distinguir entre la vida útil de mercancías nuevas y usadas, utilizando, por ejemplo, la expresión “vida útil total” para las primeras y “vida útil restante” para las segundas.

2. Determinar el valor en aduana partiendo del valor obtenido según el punto anterior, efectuando las adiciones o deducciones de que tratan los artículos 182 y 184 de esta resolución, según las condiciones del contrato y los principios fundamentales del acuerdo.

Los conceptos deducibles son, entre otros:

• Gastos de conservación y reparación de la mercancía

• Gastos de explotación a cargo del importador

• Beneficio normal del importador

• Gastos de transporte después de la importación y, en general, todos los necesarios para situar la mercancía a disposición del usuario

• Derechos, impuestos y gravámenes de importación;

b) Contrato de arrendamiento con opción de compra.

1. La opción de compra puede ejercitarse al comienzo del contrato.

La valoración debería basarse en el precio de la opción, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 172 de esta resolución.

2. La opción de compra puede ejercitarse en el transcurso del contrato.

La valoración podría basarse en la suma de los pagos por alquileres previstos en el contrato, aplicando el procedimiento señalado en el apartado 2.a. anterior, adicionando al valor final obtenido, el importe residual exigido.

3. La opción de compra puede ejercitarse al vencimiento del período contractual establecido.

La valoración podría basarse en la suma de los pagos por alquileres previstos en el contrato, aplicando el procedimiento señalado en el apartado 2.a. anterior, adicionando al valor final obtenido, el importe residual exigido.

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 207.—Mercancías objeto de legalización. De conformidad con lo establecido en el artículo 228 del Decreto 2685 de 1999, cuando las mercancías importadas y presentadas a la aduana se encuentren en una de las situaciones allí previstas, podrá presentarse una declaración de legalización pagando los tributos aduaneros y el valor del rescate que corresponda. Para el efecto, la base gravable será determinada, según ocurra uno de los siguientes eventos:

1. Mercancía respecto de la cual no se presenta ante la aduana documentos soporte de la negociación.

a) Si la mercancía corresponde a un excedente de otra idéntica o similar que sí está amparada en documentos soporte de la negociación, se aplica el método del valor de transacción de manera flexible, tomando como base de la valoración el precio declarado, según factura comercial, para las mercancías amparadas por este documento;

b) Si la mercancía a legalizar no corresponde a excedente de mercancía amparada y no presenta factura comercial, documento de transporte o documento que acredite el costo del seguro, se aplica con flexibilidad el método deductivo, partiendo del valor comercial de mercancías extranjeras idénticas o similares en el mercado nacional al momento de la presentación de la declaración de legalización.

Del valor comercial se descuentan, si procede, los elementos que no forman parte del valor en aduana, tales como, los tributos aduaneros que correspondan a las mercancías idénticas o similares tomadas en consideración y el beneficio o utilidad incluido en el valor comercial de las mismas.

2. Mercancía respecto de la cual se presenta ante la aduana documentos soporte de la negociación.

Se aplica el método del valor de transacción, si se cumple con los requisitos señalados en el artículo 174 de esta resolución. De no ser posible, se aplicarán los métodos de valoración siguientes en el orden indicado en el artículo 247 del Decreto 2685 de 1999.

Cuando en el momento de la valoración la mercancía presenta uso, daño, deterioro u obsolescencia, proceden las rebajas por tales conceptos, de conformidad con lo establecido para cada caso en particular en esta resolución.

Cuando las mercancías objeto de legalización tengan fijado precio mínimo oficial, se tomará como base gravable dichos precios, sin perjuicio de que puedan incluirse gastos por fletes, seguro y los demás relacionados con la venta y entrega de la mercancía en el lugar de importación, si puede establecerse el importe de estos conceptos para el momento de la importación.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 208.—(Derogado).* Mercancías elaboradas en zonas francas industriales de bienes y de servicios. De conformidad con lo establecido en el artículo 400 del Decreto 2685 de 1999, el valor en aduana de los bienes producidos, elaborados, transformados o almacenados en zonas francas industriales de bienes y de servicios e importados al resto del territorio aduanero nacional, se establecerá de acuerdo con lo siguiente:

1. Bienes elaborados o transformados en zona franca.

Se aplicarán los métodos de valoración en el orden indicado en el artículo 247 del Decreto 2685 de 1999. Si se cumplen los requisitos establecidos por el acuerdo y señalados en el artículo 174 de esta resolución, el método del valor de transacción podrá ser utilizado partiendo del precio realmente pagado o por pagar del comprador al vendedor, que en este caso será el usuario de la zona franca.

Para el caso y teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 242 del Decreto 2685 de 1999, únicamente se tomará el valor de las materias primas e insumos extranjeros que se hayan incorporado o consumido para la fabricación del bien final. El valor agregado nacional, se considerará como una deducción del precio pagado o por pagar negociado, según factura comercial.

2. Mercancías de origen extranjero almacenadas en las zonas francas.

Se aplicarán los métodos de valoración en el orden sucesivo previsto en el artículo 247 del Decreto 2685 de 1999, teniendo en cuenta lo previsto en el artículo 174 de esta resolución y el estado que presenten las mercancías en el momento de la valoración.

*(Nota: Modificado por la Resolución 6456 de 2005 artículo 3º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 209.—(Derogado).* Mercancías importadas temporalmente para reexportación en el mismo estado. El valor en aduana será determinado para la liquidación de los tributos aduaneros que procedan, teniendo en cuenta lo estipulado en los artículos 144 y 145 del Decreto 2685 de 1999.

Si no se cumplen los requisitos establecidos por el acuerdo y señalados en el artículo 174 de esta resolución, en especial los referidos en los numerales 1º, 2º y 3º no podrá aplicarse el método del valor de transacción. En consecuencia, se debe recurrir a los métodos de valoración subsiguientes según se prevé en el artículo 247 del decreto mencionado. Si es necesario aplicar el método del último recurso, pueden utilizarse los precios de referencia tal como están definidos en el artículo 1º del mismo decreto y según lo indicado en el segundo inciso del artículo 171 de esta resolución.

Si se trata de mercancías en arrendamiento, se procederá según lo expresado en el artículo 206 de esta resolución.

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 210.—(Derogado).* Mercancías importadas sin valor comercial. Toda mercancía importada tiene valor aduanero. Si la mercancía no tiene valor comercial no podrá aplicarse el método del valor de transacción al no cumplir los requisitos previstos por el acuerdo para su aplicación. En consecuencia, para la determinación de la base gravable, se aplicarán los métodos subsiguientes señalados en el artículo 247 del Decreto 2685 de 1999. Si es necesario aplicar el método del último recurso, podrán utilizarse los precios de referencia establecidos de conformidad con el artículo 237 del citado decreto.

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 211.—(Derogado).* (Modificado).* Mercancías importadas sin fines comerciales. Para la valoración de mercancías importadas sin fines comerciales, como equipajes, menajes, préstamos o comodatos, entre otros, el valor en aduana estará constituido por el precio de factura, cuando exista, descontados los impuestos internos del país de exportación que se encuentren incluidos en la misma, siempre que se distingan del precio de la mercancía, adicionando los gastos de transporte y de seguro que correspondan.

Cuando se trate de equipaje acompañado, la base gravable será el valor de factura, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 176 del Decreto 2685 de 1999.

Si es necesario, podrán utilizarse los precios de referencia establecidos de conformidad con el artículo 237 del mismo decreto y en desarrollo del segundo inciso del artículo 171 de esta resolución.

**(Nota: Modificado por la Resolución 7002 de 2001 artículo 59 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 212.—(Modificado).* Mercancías importadas para transformación o ensamble. De acuerdo con los artículos 191 y 243 del Decreto 2685 de 1999, al presentar la declaración de importación de la unidad producida, se determinará la base gravable de ésta aplicando un procedimiento razonable dentro del método del último recurso, una vez agotados los métodos secundarios previstos en el artículo 247 del mismo decreto. Para el caso se tomará el precio pagado o por pagar, por las partes y accesorios extranjeros utilizados en su producción, según conste en la factura(s) comercial(es) expedida(s) por el proveedor extranjero, sin tener en cuenta el agregado nacional.

*(Nota: Modificado por la Resolución 7002 de 2001 artículo 60 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 213.—(Derogado).* Mercancías importadas que hayan sido transportadas a granel. Esta modalidad de transporte puede motivar una variación de la base gravable declarada por las mercancías, si al efectuarse su nacionalización, surgen diferencias en las cantidades, por exceso o por defecto, con respecto a la cantidad total negociada expresada en los documentos mercantiles, factura comercial o contrato de compraventa.

Cuando la diferencia se deba a fenómenos atmosféricos, físicos o químicos justificados, como pérdida en el transporte, evaporación, grado de humedad y análogas, de acuerdo con el artículo 100 del Decreto 2685 de 1999, se aceptará una variación máxima de 5% en la cantidad o en el peso de las mercancías. En consecuencia, el valor en aduana se determinará a partir de la cantidad de mercancía que haya resultado efectivamente, aplicando el precio unitario que conste en la factura comercial o contrato de compraventa, sin perjuicio de lo señalado en el artículo 172 de esta resolución.

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 214.—Software. Para la valoración de los datos e instrucciones (software) registrados en soportes informáticos para equipos de proceso de datos, se tomará en consideración únicamente el costo o valor del soporte informático propiamente dicho, siempre y cuando éste se distinga del costo o valor de los datos o instrucciones, en la factura comercial.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 214-1.—(Derogado).* (Nota: Adicionado por la Resolución 30 de 2012 artículo 1° de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 215.—Vehículos que sean introducidos al país por sus propios medios. Cuando se trate de vehículos que ingresen al país por sus propios medios y no sea posible obtener datos sobre tarifas de fletes normalmente aplicables, a efectos de determinar el valor en aduana, se podrán calcular los gastos de transporte conforme al costo de combustibles consumidos durante el trayecto recorrido, desde el lugar de entrega en el exterior hasta el lugar de importación a Colombia.

El precio unitario de dichos combustibles será el fijado por resolución del Ministerio de Minas y Energía que se encuentre vigente para la fecha de presentación y aceptación de la declaración de importación.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 216.—Mercancías que van a ser objeto de un cambio de modalidad. Teniendo en cuenta lo señalado en el artículo 169 de esta resolución, al presentar modificación de la declaración de importación, se determinará el valor en aduana de conformidad con el estado que la mercancía presente en el momento de la valoración. Al respecto, se procederá como se indica a continuación:

1.(Modificado).* Mercancías importadas con franquicia o exención de tributos aduaneros que posteriormente puedan causar el pago de tributos.

Cuando las mercancías importadas al país con franquicia o exención de tributos aduaneros, se vayan a dejar en libre disposición y en consecuencia termine esta modalidad, la base gravable se determinará a partir del valor consignado en la factura comercial expedida por el vendedor en el exterior, aplicando las rebajas que le corresponda, según la obsolescencia, avería, daño o deterioro o años de uso que hayan transcurrido desde la fecha de factura hasta el momento de la presentación y aceptación de la modificación de la declaración de importación, en la forma prevista en los artículos 197, 199 y 205 de esta resolución.

Para el efecto, debe tenerse en cuenta lo establecido en el artículo 137 del Decreto 2685 de 1999.

2. Mercancías importadas temporalmente a corto plazo que van a ser declaradas bajo la modalidad de importación ordinaria.

Si la mercancía es adquirida para dejarla de manera definitiva en el país, por tratarse de una venta que no es para la exportación a Colombia, no podrá valorarse con el método del valor de transacción, en consecuencia, tendrán que utilizarse los métodos subsiguientes en el orden prescrito. En el método del último recurso, se aplicará el valor de transacción de manera flexible, tomando como base el precio de adquisición, sin aplicar porcentajes de depreciación.

Si la mercancía no fue objeto de compraventa, teniendo en cuenta el documento que demuestre el precio de la mercancía en el estado que presente en el momento de la importación inicial, se aplicará un procedimiento razonable según lo previsto en el artículo 7º del acuerdo. A este precio se le descontarán los porcentajes por obsolescencia, daño, deterioro o avería, conforme al estado que presenta la mercancía en el momento de la valoración. Para el efecto, se actuará de acuerdo con lo establecido en los artículos 199 y 205 de esta resolución.

Debe tenerse en cuenta lo establecido en el artículo 150 del Decreto 2685 de 1999.

3. Mercancías importadas temporalmente a largo plazo que van a ser declaradas bajo la modalidad de importación ordinaria.

En este caso, el valor en aduana será el inicialmente consignado en la declaración de importación temporal, de acuerdo con lo previsto en el artículo 150 del Decreto 2685 de 1999, que establece la modificación sólo respecto de la modalidad de importación pagando los tributos aduaneros que correspondan.

4. (Modificado).* Mercancías importadas temporalmente para perfeccionamiento activo, que van a ser declaradas bajo la modalidad de importación ordinaria.

Cuando proceda el pago de los tributos aduaneros, deberá determinarse una base gravable de conformidad con el estado de la mercancía en el momento de la valoración.

Si la mercancía es adquirida para dejarla de manera definitiva en el país, por tratarse de una venta que no es para la exportación a Colombia, no podrá valorarse con el método del valor de transacción, en consecuencia, tendrán que utilizarse los métodos subsiguientes en el orden prescrito. En el método del último recurso, se aplicará el valor de transacción de manera flexible, tomando como base el precio de adquisición, sin aplicar porcentajes de depreciación.

Si la mercancía no fue objeto de compraventa, teniendo en cuenta el documento que demuestre el precio de la mercancía en el estado que presente en el momento de la importación inicial, se aplicará un procedimiento razonable según lo previsto en el artículo 7º del acuerdo. A este precio se le descontarán los porcentajes por obsolescencia, daño, deterioro o avería, conforme al estado que presenta la mercancía en el momento de la valoración. Para el efecto, se actuará de acuerdo con lo establecido en los artículos 199 y 205 de esta resolución.

5. Tráfico postal y envíos urgentes.

De conformidad con lo previsto en el artículo 197 del Decreto 2685 de 1999, si tales mercancías son declaradas bajo la modalidad de importación ordinaria, se determinará la base gravable considerando el valor total consignado en la factura comercial como valor en aduana, si el vendedor y el remitente son la misma persona. En caso contrario, si el remitente es diferente al vendedor, el valor en aduana deberá determinarse aplicando los métodos desde el del “valor de transacción” hasta el del “último recurso”, en estricto orden, hasta encontrar el primero que permita determinarlo.

6. Mercancías importadas en arrendamiento financiero con o sin opción de compra.

En este caso, el valor en aduana será el inicialmente consignado en la declaración de importación temporal de mercancías en arrendamiento, debido a que el valor en aduana ya fue determinado para la liquidación y pago de los tributos aduaneros en el momento de la presentación de la declaración inicial y conforme con lo previsto en el artículo 150 del Decreto 2685 de 1999, que establece la modificación sólo respecto de la modalidad de importación pagando los tributos aduaneros que correspondan.

7. (Nota: Adicionado por la Resolución 15536 de 2006 artículo 4º de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

*(Nota: Los numerales 1º y 4º del presente artículo fueron modificados por la Resolución 7002 de 2001 artículo 61 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 217.—(Derogado).* Mercancías de difícil valoración. Para la valoración de mercancías en cuya elaboración haya predominado el ingenio o la creatividad, tales como obras de arte, antigüedades o modelos de colección, éstas se apreciarán en su integridad aplicando los métodos previstos por el acuerdo y señalados en el artículo 247 del Decreto 2685 de 1999. Si fuere necesario, en aplicación del método del último recurso, se podrá recurrir al dictamen de un perito o experto autorizado en la materia.

*(Nota: Derogado por la Resolución 72 de 2016 artículo 62 de la Dirección General de Impuestos y Aduanas Nacionales)

CAPÍTULO IV

Otras disposiciones

ART. 218.—(Modificado).* Momento de la importación. De conformidad con lo establecido en el artículo 237 del Decreto 2685 de 1999, el momento de la importación es la fecha de llegada de la mercancía al territorio aduanero nacional, entendido como tal la fecha de recepción física del manifiesto de carga por parte de la autoridad aduanera en el puerto, aeropuerto o lugar de arribo.

*(Nota: Modificado por la Resolución 7941 de 2008 artículo 28 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 219.—Requerimiento especial aduanero. Cuando se requiera la formulación de una liquidación oficial de corrección o de revisión de valor, o la imposición de alguna sanción por incurrir el declarante o el importador en una infracción administrativa en materia de valoración aduanera, según lo señalado en el artículo 499 del Decreto 2685 de 1999, la división de fiscalización aduanera formulará el requerimiento especial aduanero en los términos previstos en el artículo 509 del mismo decreto, sin perjuicio de las sanciones a que haya lugar y de la reducción establecida en el artículo 521 del mismo decreto.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 220.—Valores en aduana aceptados por la autoridad aduanera. Para efecto de lo previsto en los artículos 179, 189 y 192 de la presente resolución, los valores en aduana aceptados por la autoridad aduanera, serán únicamente los que han sido objeto de comprobación, mediante estudio técnico practicado por la división de fiscalización de la administración aduanera que corresponda, acerca de su conformidad con las normas sobre valoración. Así mismo, cuando se ha fijado, mediante resolución del director de aduanas, un porcentaje de ajuste de valor permanente, de acuerdo con lo previsto en el artículo 257 del Decreto 2685 de 1999.

Los valores en aduana aceptados deberán ser incorporados al módulo de decisiones de valor del sistema informático aduanero, o en su ausencia, a las bases de datos que sobre el particular se lleven en la división técnica aduanera o la que haga sus veces, en las administraciones aduaneras.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 221.—Ventas relacionadas. Según lo definido en el artículo 237 del Decreto 2685 de 1999, si en las ventas relacionadas se pactó alguna condición referida al precio, el precio de una transacción depende de las condiciones de otras transacciones pactadas entre el vendedor y el comprador.

Si la condición pactada se refiere a la venta de las mercancías, se trata de transacciones en las que la venta está íntimamente ligada a ventas desde el país de importación o desde otros países y se refiere a las denominadas transacciones de compensación, que implica esencialmente un intercambio de productos por productos o de servicios por productos.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 222.—Momento de la valoración. Para efectos de la determinación del valor en aduana de las mercancías importadas, se considerará como momento de la valoración la fecha de la inspección física antes del levante o en su defecto, la fecha de presentación de la declaración de importación.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 223.—Acuerdo de valoración de la OMC. Para efectos de la aplicación de las disposiciones en materia de valoración aduanera, debe entenderse el Acuerdo de valoración de la OMC como el acuerdo del valor del GATT de 1994.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)

ART. 224.—Obligatoriedad de los Instrumentos del comité técnico de valoración aduanera y del comité de valoración aduanera. Las opiniones consultivas, comentarios, notas explicativas, estudios de casos y estudios del comité técnico de valoración de la OMC, decisiones del comité de valoración en aduana de la OMC y demás textos emanados de organismos internacionales que regulen la materia, forman parte integral del presente reglamento.

(Nota: Derogado por la Resolución 46 de 2019 artículo 696 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales)