TÍTULO 3

Aguas no marítimas

CAPÍTULO 1

Instrumentos para la planificación, ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas y acuíferos

SECCIÓN 1

Disposiciones generales

ART. 2.2.3.1.1.1.—Objeto. Reglamentar:

1. El artículo 316 del Decreto-Ley 2811 de 1974 en relación con los instrumentos para la planificación, ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas y acuíferos del país, de conformidad con la estructura definida en la política nacional para la gestión integral del recurso hídrico.

2. El parágrafo 3º de la Ley 99 de 1993 y artículo 212 de la Ley 1450 de 2011 sobre comisiones conjuntas de cuencas hidrográficas comunes (y procedimientos de concertación para el adecuado y armónico manejo de áreas de confluencia de jurisdicciones entre las corporaciones autónomas regionales y el sistema de parques nacionales o reservas)*.

(D. 1640/2012, art. 1º).

*(Nota: Suprimida la expresión "y procedimientos de concertación para el adecuado y armónico manejo de áreas de confluencia de jurisdicciones entre las corporaciones autónomas regionales y el sistema de parques nacionales o reservas" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 15 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.1.1.2.—Ámbito de aplicación. Las disposiciones del presente capítulo son de carácter permanente y rigen en todo el territorio nacional y aplican a todas las personas naturales y jurídicas, en especial a las entidades del Estado con competencias al interior de la estructura definida para la planificación, ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas y acuíferos del país, las cuales conforme a sus competencias, serán responsables de la coordinación, formulación, ejecución, seguimiento y evaluación de los instrumentos establecidos para tal fin.

(D. 1640/2012, art. 2º).

ART. 2.2.3.1.1.3.—Definiciones. Para los efectos de la aplicación e interpretación del presente capítulo, se tendrán en cuenta las siguientes definiciones:

Acuífero. Unidad de roca o sedimento, capaz de almacenar y transmitir agua, entendida como el sistema que involucra las zonas de recarga, tránsito y de descarga, así como sus interacciones con otras unidades similares, las aguas superficiales y marinas.

Aguas subterráneas. Las subálveas y las ocultas debajo de la superficie del suelo o del fondo marino que brotan en forma natural, como las fuentes y manantiales captados en el sitio de afloramiento o las que requieren para su alumbramiento obras como pozos, galerías filtrantes u otras similares.

Amenaza. Peligro latente de que un evento físico de origen natural, o causado, o inducido por la acción humana de manera accidental o intencional, se presente con una severidad suficiente para causar pérdida de vidas, lesiones u otros impactos en la salud, así como también daños y pérdidas en los bienes, la infraestructura, los medios de sustento, la prestación de servicios y los recursos ambientales.

Consejo ambiental regional. Instancia de coordinación interinstitucional e intersectorial de los actores presentes en el área hidrográfica o macrocuenca, (con fines de concertación)*.

*(Nota: Suprimida la expresión "con fines de concertación" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 1º del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

Cuenca hidrográfica. Entiéndase por cuenca u hoya hidrográfica el área de aguas superficiales o subterráneas que vierten a una red hidrográfica natural con uno o varios cauces naturales, de caudal continuo o intermitente, que confluyen en un curso mayor que, a su vez, puede desembocar en un río principal, en un depósito natural de aguas, en un pantano o directamente en el mar.

Ecosistema. Complejo dinámico de comunidades vegetales, animales y de microorganismos y su medio no viviente que interactúan como unidad funcional.

Ecosistema de importancia estratégica para la conservación de recursos hídricos. Aquellos que garantizan la oferta de servicios ecosistémicos relacionados con el ciclo hidrológico, y en general con los procesos de regulación y disponibilidad del recurso hídrico en un área determinada.

Estructura ecológica principal. Conjunto de elementos bióticos y abióticos que dan sustento a los procesos ecológicos esenciales del territorio, cuya finalidad principal es la preservación, conservación, restauración, uso y manejo sostenible de los recursos naturales renovables, los cuales brindan la capacidad de soporte para el desarrollo socioeconómico de las poblaciones.

Gestión del riesgo. Es el proceso social de planeación, ejecución, seguimiento y evaluación de políticas y acciones permanentes para el conocimiento del riesgo y promoción de una mayor conciencia del mismo, impedir o evitar que se genere, reducirlo o controlarlo cuando ya existe y para prepararse y manejar las situaciones de desastre, así como para la posterior recuperación, entiéndase: rehabilitación y reconstrucción. Estas acciones tienen el propósito explícito de contribuir a la seguridad, el bienestar y calidad de vida de las personas y al desarrollo sostenible.

Límite de cuenca. Una cuenca hidrográfica se delimita por la línea de divorcio de las aguas. Se entiende por línea de divorcio la cota o altura máxima superficial, que divide dos cuencas contiguas.

Nivel subsiguiente de la subzona hidrográfica. Corresponde a aquellas cuencas con áreas de drenaje mayores a 500 km2 dentro de una subzona hidrográfica y que sean afluentes directos del río principal.

Recurso hídrico. Corresponde a las aguas superficiales, subterráneas, meteóricas y marinas.

Resiliencia. Capacidad de los ecosistemas para absorber perturbaciones, sin alterar significativamente sus características naturales de estructura y funcionalidad, es decir, regresar a un estado similar al original una vez que la perturbación ha terminado.

Sistema acuífero. Corresponde a un dominio espacial, limitado en superficie y en profundidad, en el que existen uno o varios acuíferos, relacionados o no entre sí.

Servicios ecosistémicos. Procesos y funciones de los ecosistemas que son percibidos por el humano como un beneficio (de tipo ecológico, cultural o económico) directo o indirecto.

Vulnerabilidad intrínseca de un acuífero a la contaminación. Características propias de un acuífero que determinan la facilidad con que un contaminante derivado de actividades antrópicas o fenómenos naturales pueda llegar a afectarlo.

Vulnerabilidad. Susceptibilidad o fragilidad física, económica, social, ambiental o institucional que tiene una comunidad de ser afectada o de sufrir efectos adversos en caso de que un evento físico peligroso se presente. Corresponde a la predisposición a sufrir pérdidas o daños de los seres humanos y sus medios de subsistencia, así como de sus sistemas físicos, sociales, económicos y de apoyo que pueden ser afectados por eventos físicos peligrosos.

Zona costera. Franja de anchura variable de tierra firme y espacio marítimo en donde se presentan procesos de interacción entre el mar y la tierra que contiene ecosistemas diversos y productivos dotados de gran capacidad para proveer servicios ecosistémicos.

PAR.—Para efectos del presente capítulo se consideran aquellas amenazas y vulnerabilidades que puedan restringir y condicionar el uso y aprovechamiento del territorio y sus recursos naturales renovables.

(D. 1640/2012, art. 3º).

ART. 2.2.3.1.1.4.—De la estructura para la planificación, ordenación y manejo de cuencas hidrográficas y acuíferos. Se establece la siguiente estructura hidrográfica:

1. Áreas hidrográficas o macrocuencas.

2. Zonas hidrográficas.

3. Subzonas hidrográficas o su nivel subsiguiente.

4. Microcuencas y acuíferos.

PAR.—El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), oficializará el mapa de zonificación hidrográfica de Colombia a escala 1:500.000, relacionando las áreas hidrográficas, zonas hidrográficas y subzonas hidrográficas, con su respectiva delimitación geográfica, hidrografía, nombre y código.

(D. 1640/2012, art. 4º).

ART. 2.2.3.1.1.5.—De los instrumentos para la planificación, ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas y acuíferos. Los instrumentos que se implementarán para la planificación, ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas y acuíferos establecidos en la estructura del artículo anterior, son:

1. Planes estratégicos, en las áreas hidrográficas o macrocuencas.

2. Programa nacional de monitoreo del recurso hídrico, en las zonas hidrográficas.

3. Planes de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas, en subzonas hidrográficas o su nivel subsiguiente.

4. Planes de manejo ambiental de microcuencas en las cuencas de nivel inferior al del nivel subsiguiente de la subzona hidrográfica.

5. Planes de manejo ambiental de acuíferos.

PAR. 1º—Los acuíferos deberán ser objeto de plan de manejo ambiental, cuyas medidas de planificación y administración deberán ser recogidas en los planes de ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas correspondientes.

(D. 1640/2012, art. 5º. Par. 1º, derogado por el D. 1120/ 2013, art. 19).

ART. 2.2.3.1.1.6.—De las instancias para la coordinación de la planificación, ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas y acuíferos. Son instancias de coordinación:

• El consejo ambiental regional de la macrocuenca, en cada una de las áreas hidrográficas o macrocuencas del país.

• La comisión conjunta, en las subzonas hidrográficas o su nivel subsiguiente, cuando la cuenca correspondiente sea compartida entre dos o más autoridades ambientales competentes.

(D. 1640/2012, art. 6º).

ART. 2.2.3.1.1.7.—De las instancias de participación. Son instancias de participación para la planificación, ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas y acuíferos:

• Consejos de cuenca: En las cuencas objeto de plan de ordenación y manejo.

• Mesas de trabajo: En las micro cuencas o acuíferos sujetos de plan de manejo ambiental.

(D. 1640/2012, art. 7º).

ART. 2.2.3.1.1.8.—De las evaluaciones regionales del agua. Las autoridades ambientales competentes elaborarán las evaluaciones regionales del agua, que comprenden el análisis integrado de la oferta, demanda, calidad y análisis de los riesgos asociados al recurso hídrico en su jurisdicción para la zonificación hidrográfica de la autoridad ambiental, teniendo como base las subzonas hidrográficas.

PAR. 1º—El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) expedirá los lineamientos técnicos para el desarrollo de las evaluaciones regionales del agua.

PAR. 2º—Las autoridades ambientales competentes a partir de la expedición de los lineamientos que trata el parágrafo 1º, contarán con un término de tres (3) años para formular las evaluaciones regionales del agua.

PAR. 3º—Los estudios regionales del agua, servirán de insumo para la ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas.

(D. 1640/2012, art. 8º).

SECCIÓN 2

De los planes estratégicos

ART. 2.2.3.1.2.1.—Del concepto. Instrumento de planificación ambiental de largo plazo que con visión nacional, constituye el marco para la formulación, ajuste y/o ejecución de los diferentes instrumentos de política, planificación, planeación, gestión, (y de seguimiento)* existentes en cada una de ellas.

PAR.—Los planes estratégicos de las áreas hidrográficas o macrocuencas, se formularán a escala 1:500.000 o un nivel más detallado cuando la información disponible lo permita.

(D. 1640/2012, art. 9º).

*(Nota: Suprimida la expresión "y de seguimiento" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 2º del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.1.2.2.—Áreas hidrográficas objeto de plan estratégico. Corresponde a las macrocuencas establecidas en el mapa de zonificación hidrográfica de Colombia:

1. Caribe

2. Magdalena-Cauca

3. Orinoco

4. Amazonas

5. Pacífico

(D. 1640/2012, art. 10).

ART. 2.2.3.1.2.3.—De la competencia y formulación de los planes estratégicos. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de manera participativa, con base en la información e insumos técnicos suministrados por las autoridades ambientales competentes, las entidades científicas adscritas y vinculadas de que trata el título V de la Ley 99 de 1993 y Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena) en lo correspondiente a su jurisdicción, formulará el plan estratégico de cada una de las áreas hidrográficas o macrocuencas, el cual tendrá las siguientes fases:

1. Línea base: Análisis de la información técnica, científica, económica, social y ambiental disponibles e identificación de actores involucrados en la planificación de los recursos naturales de la macrocuenca, así como los principales conflictos y riesgos naturales y antrópicos no intencionales relacionados con los recursos naturales.

2. Diagnóstico: Identificación y evaluación de factores y variables que inciden en el desarrollo de la macrocuenca, asociados a cambios en el estado del recurso hídrico y demás recursos naturales.

3. Análisis estratégico: Concertación del modelo deseado de la respectiva macrocuenca, con base en el cual se definirán los lineamientos y directrices para la gestión integral del agua y de los demás recursos naturales.

4. Acuerdos y acciones estratégicas: Definición de acuerdos, acciones e inversiones que podrán ser implementadas por cada uno de los actores claves.

PAR. 1º—Los planes estratégicos de las macrocuencas deberán ser formulados de manera participativa, de conformidad con lo dispuesto en la sección 3 del presente capítulo.

PAR. 2º—El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, de ser necesario, revisará y ajustará los lineamientos y directrices establecidas en los planes estratégicos cada diez (10) años.

PAR. 3º—Las entidades competentes generadoras de la información e insumos técnicos con los cuales el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible elaborará los planes estratégicos de las macrocuencas, deberán aportar la información pertinente en los medios técnicos que para tal fin señale el ministerio.

(D. 1640/2012, art. 11).

ART. 2.2.3.1.2.4.—Del alcance. El plan estratégico de la respectiva macrocuenca se constituye en el marco para:

1. La formulación de los nuevos planes de ordenación y manejo de cuencas al interior de la macrocuenca, así como, para el ajuste de los que ya han sido formulados.

2. La formulación de los planes de manejo de las unidades ambientales marino costeras y oceánicas, así como, para el ajuste de los ya formulados.

3. La formulación de los planes de manejo ambiental de las microcuencas y acuíferos, así como para el ajuste de los que ya han sido formulados.

4. La estructuración de la red nacional de monitoreo del recurso hídrico.

5. La formulación de políticas públicas sectoriales de carácter regional y/o local.

6. La formulación de los nuevos planes de acción cuatrienal de las autoridades ambientales regionales, en concordancia con las obligaciones estipuladas en el Decreto 1200 de 2004 y demás normas reglamentarias.

7. Establecer criterios y lineamientos de manejo hidrológico de los principales ríos de la macrocuenca por parte de las autoridades ambientales, en términos de cantidad y calidad, al igual que los usos del agua a nivel de subárea.

8. Establecer estrategias y acciones para mejorar la gobernabilidad del recurso hídrico y de los demás recursos naturales en la macrocuenca.

PAR.—No obstante lo señalado en los numerales 1º, 2º y 3º del presente artículo, los planes estratégicos de las macrocuencas deberán considerar, tanto de los planes de ordenación y manejo de cuencas, como de los planes de manejo de las unidades ambientales marino costeras y oceánicas y de los planes de manejo ambiental de microcuencas y de acuíferos, que se encuentren aprobados en estas áreas antes de la publicación del presente decreto, aquellos aspectos que sirvan de insumo para su formulación.

(D. 1640/2012, art. 12).

ART. 2.2.3.1.2.5.—De la coordinación. El seguimiento a los planes estratégicos de las macrocuencas, se realizará a través del consejo ambiental regional de la macrocuenca de cada área hidrográfica.

(D. 1640/2012, art. 13).

SECCIÓN 3

Consejos ambientales regionales de macrocuencas

ART. 2.2.3.1.3.1.—Del alcance. Son instancias de coordinación para:

1. Participación en la formulación y seguimiento del plan.

2. Recolección de información sobre el estado y tendencia de la base natural y de las actividades socioeconómicas presentes.

3. Promover la incorporación de los lineamientos y directrices que resulten de los planes estratégicos, en los instrumentos de planificación y planes de acción de las instituciones y sectores productivos presentes en la macrocuenca.

4. Promover acuerdos interinstitucionales e intersectoriales y acciones estratégicas sobre el uso, manejo y aprovechamiento de los recursos naturales renovables y desarrollo sostenible de las actividades sociales y económicas que se desarrollan en las áreas hidrográficas o macrocuencas.

(D. 1640/2012, art. 14).

ART. 2.2.3.1.3.2.—(Modificado).* De la convocatoria. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible convocará como mínimo a los siguientes actores a los consejos ambientales regionales de macrocuencas en cada una de las áreas hidrográficas del país:

1. El ministro o su(s) delegado(s) de los sectores representativos de la macrocuenca.

2. El director o su delegado de las autoridades ambientales competentes de la respectiva macrocuenca.

3. El gobernador o su delegado de los departamentos integrantes de la macrocuenca.

4. Los alcaldes de los municipios que integran la macrocuenca en cuya jurisdicción se desarrollen actividades productivas con incidencia a la escala de formulación de los planes estratégicos de macrocuencas.

5. Un (1) representante de las cámaras sectoriales que agrupan a los sectores que desarrollan actividades productivas con incidencia a la escala de formulación de los planes estratégicos de macrocuencas.

6. Las demás que considere relevantes en cada caso particular.

PAR. 1º—Los asistentes a los consejos ambientales regionales de macrocuencas definirán su reglamento operativo en un término no mayor a tres (3) meses contados a partir de la primera sesión. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible presidirá y llevará a cabo la secretaria administrativa y técnica.

PAR. 2º—El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible convocará al consejo ambiental regional de macrocuenca de cada una de las cinco (5) áreas hidrográficas o macrocuencas del país, cada seis (6) meses o en un tiempo menor en caso de ser necesario, durante la formulación, implementación y seguimiento del plan estratégico.

(D. 1640/2012, art. 15).

*(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

SECCIÓN 4

Del programa nacional de monitoreo del recurso hídrico

ART. 2.2.3.1.4.1.—Campo de acción, objetivo y definición de competencias. El programa nacional de monitoreo del recurso hídrico se adelantará a nivel de las zonas hidrográficas definidas en el mapa de zonificación ambiental del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, las cuales serán el espacio para monitorear el estado del recurso hídrico y el impacto que sobre este tienen las acciones desarrolladas en el marco de la política nacional para la gestión integral del recurso hídrico.

El programa será implementado por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam y el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras “José Benito Vives de Andreis” – Invemar en coordinación con las autoridades ambientales competentes, de conformidad con las funciones establecidas en el capítulo 5 del título 3, parte 2, libro 2 del presente decreto(sic) El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible con base en los insumos técnicos suministrados por las entidades científicas adscritas y vinculadas de que trata el título V de la Ley 99 de 1993, adoptará mediante acto administrativo el programa nacional de monitoreo del recurso hídrico.

(D. 1640/2012, art. 16).

ART. 2.2.3.1.4.2.—De la red regional de monitoreo del recurso hídrico. La autoridad ambiental competente, implementará en su respectiva jurisdicción la red regional de monitoreo, con el apoyo del Ideam y el Invemar, en el marco del programa nacional de monitoreo del recurso hídrico.

(D. 1640/2012, art. 17).

SECCIÓN 5

De los planes de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas

ART. 2.2.3.1.5.1.—Disposiciones generales.

Plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica. Instrumento a través del cual se realiza la planeación del uso coordinado del suelo, de las aguas, de la flora y la fauna y el manejo de la cuenca entendido como la ejecución de obras y tratamientos, en la perspectiva de mantener el equilibrio entre el aprovechamiento social y económico de tales recursos y la conservación de la estructura físico-biótica de la cuenca y particularmente del recurso hídrico.

PAR. 1º—Es función de las corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible la elaboración de los planes de ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas de su jurisdicción, así como la coordinación de la ejecución, seguimiento y evaluación de los mismos.

PAR. 2º—A efectos de lo establecido en el parágrafo 3º del artículo 33 de la Ley 99 de 1993 en relación con la ordenación y manejo de cuencas hidrográficas comunes entre dos o más corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible, el proceso se realizará teniendo en cuenta además, lo definido en el presente decreto.

PAR. 3º—En cuencas hidrográficas objeto de ordenación en donde existan áreas de confluencia de jurisdicciones entre la(sic) Parques Nacionales Naturales de Colombia y una corporación autónoma regional y de desarrollo sostenible, les compete concertar el adecuado y armónico manejo de dichas áreas.

PAR. 4º—No podrán realizarse aprobaciones parciales de planes de ordenación y manejo en cuencas hidrográficas compartidas. Las autoridades ambientales competentes integrantes de la comisión conjunta, una vez formulado, aprobaran el respectivo plan por medio de su propio acto administrativo.

PAR. 5º—Si las determinaciones que se profieran en el proceso de formulación de los planes de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas inciden de manera directa y específica sobre comunidades étnicas, se deberá realizar de manera integral y completa la consulta previa específica exigida por el bloque de constitucionalidad, de conformidad con las pautas trazadas para ello por la doctrina constitucional.

(D. 1640/2012, art. 18).

ART. 2.2.3.1.5.2.—De las directrices. La ordenación de cuencas se hará teniendo en cuenta:

1. El carácter especial de conservación de las áreas de especial importancia ecológica.

2. Los ecosistemas y zonas que la legislación ambiental ha priorizado en su protección, tales como: páramos, subpáramos, nacimientos de aguas, humedales, rondas hídricas, zonas de recarga de acuíferos, zonas costeras, manglares, estuarios, meandros, ciénagas u otros hábitats similares de recursos hidrobiológicos, los criaderos y hábitats de peces, crustáceos u otros hábitats similares de recursos hidrobiológicos.

3. El consumo de agua para abastecimiento humano y en segundo lugar la producción de alimentos tendrá prioridad sobre cualquier otro uso y deberá ser tenido en cuenta en la ordenación de la respectiva cuenca hidrográfica.

4. La prevención y control de la degradación de los recursos hídricos y demás recursos naturales de la cuenca.

5. La oferta, la demanda actual y futura de los recursos naturales renovables, incluidas las acciones de conservación y recuperación del medio natural para propender por su desarrollo sostenible y la definición de medidas de ahorro y uso eficiente del agua.

6. El riesgo que pueda afectar las condiciones fisicobióticas y socioeconómicas en la cuenca, incluyendo condiciones de variabilidad climática y eventos hidrometeorológicos extremos.

(D. 1640/2012, art. 19).

ART. 2.2.3.1.5.3.—De las cuencas hidrográficas objeto de ordenación y manejo.

La ordenación y manejo se adelantará en las cuencas hidrográficas correspondientes a las subzonas hidrográficas definidas en el mapa de zonificación hidrográfica de Colombia o su nivel subsiguiente, en donde las condiciones ecológicas, económicas o sociales lo ameriten de acuerdo con la priorización establecida en el presente decreto.

PAR.—Adopción de medidas. No obstante lo anterior, en aquellas cuencas hidrográficas donde no se ha iniciado la ordenación, las corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible establecerán las medidas de conservación y protección del medio ambiente y de los recursos naturales renovables.

(D. 1640/2012, art. 20).

ART. 2.2.3.1.5.4.—De la escala cartográfica. Los planes de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas, se elaborarán así:

• A escala 1:100.000, para las cuencas que hacen parte de las zonas hidrográficas o macrocuencas Orinoco, Amazonas y Pacífico, o un nivel más detallado cuando la información disponible lo permita.

• A escala 1:25.000, para las cuencas que hacen parte de las zonas hidrográficas o macrocuencas Caribe y Magdalena-Cauca.

PAR.—Las cuencas transfronterizas, serán objeto de tratamiento especial, para lo cual el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible coordinará lo pertinente con el Ministerio de Relaciones Exteriores.

(D. 1640/2012, art. 21).

ART. 2.2.3.1.5.5.—Priorización de las cuencas hidrográficas para la ordenación y manejo. Las corporaciones autónomas regionales priorizarán las cuencas objeto de ordenación en la respectiva área hidrográfica o macrocuenca, de acuerdo con criterios de oferta, demanda y calidad hídrica, riesgo y gobernabilidad.

PAR. 1º—El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, con los insumos técnicos del Ideam, desarrollará los criterios de priorización de las cuencas hidrográficas objeto de ordenación y manejo a nivel de área hidrográfica o macrocuenca.

PAR. 2º—Las corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible incorporarán los resultados de la priorización así como las estrategias, programas y proyectos definidos en el plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica, en los respectivos planes de gestión ambiental regional (PGAR) y planes de acción.

PAR. 3º—Teniendo en cuenta las particularidades de localización geográfica, ambiental y ecológica del área de jurisdicción de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (Coralina), para efectos de ordenación y manejo de sus cuencas, será objeto de manejo especial.

(D. 1640/2012, art. 22).

ART. 2.2.3.1.5.6.—Del plan de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas como determinante ambiental. El plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica se constituye en norma de superior jerarquía y determinante ambiental para la elaboración y adopción de los planes de ordenamiento territorial, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley 388 de 1997.

Una vez aprobado el plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica en la que se localice uno o varios municipios, estos deberán tener en cuenta en sus propios ámbitos de competencia lo definido por el plan, como norma de superior jerarquía, al momento de formular, revisar y/o adoptar el respectivo plan de ordenamiento territorial, con relación a:

1. La zonificación ambiental.

2. El componente programático.

3. El componente de gestión del riesgo.

PAR. 1º—Para la determinación del riesgo, las zonas identificadas como de alta amenaza en el plan de ordenación y manejo de la cuenca, serán detalladas por los entes territoriales de conformidad con sus competencias.

PAR. 2º—Los estudios específicos del riesgo que se elaboren en el marco del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica, serán tenidos en cuenta por los entes territoriales en los procesos de formulación, revisión y/o adopción de los planes de ordenamiento territorial.

(D. 1640/2012, art. 23, modificado por el D. 1807/2014, art. 29).

SECCIÓN 6

De la declaratoria en ordenación y la formulación del plan de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas

ART. 2.2.3.1.6.1.—De la declaratoria. Se realizará mediante resolución motivada por cada corporación autónoma regional y de desarrollo sostenible competente, y tiene por objeto dar inicio al proceso de ordenación de la cuenca hidrográfica.

Dentro de los quince (15) días hábiles siguientes a la publicación del acto administrativo, se deberá poner en conocimiento de las personas naturales y jurídicas, públicas y privadas y comunidades étnicas presentes o que desarrollen actividades en la cuenca.

Dicha publicación se surtirá a través de un aviso que se insertará en un diario de circulación regional o con cobertura en la cuenca en ordenación así como en la página web de la autoridad ambiental.

PAR.—El acto administrativo de declaratoria de inicio del proceso de ordenación de la cuenca, debe incluir la delimitación de la misma en la base cartográfica del Instituto Geográfico Agustín Codazzi a la escala en la cual se va a adelantar la ordenación de la cuenca, en concordancia con el mapa de zonificación hidrográfica de Colombia”.

(D. 1640/2012, art. 24).

ART. 2.2.3.1.6.2.—De las autorizaciones ambientales. Durante el período comprendido entre la declaratoria en ordenación de la cuenca y la aprobación del plan de ordenación y manejo, la autoridad ambiental competente, podrá otorgar, modificar o renovar los permisos, concesiones y demás autorizaciones ambientales a que haya lugar, conforme a la normatividad vigente. Una vez se cuente con el plan debidamente aprobado, los permisos, concesiones y demás autorizaciones ambientales otorgadas, deberán ser ajustados a lo allí dispuesto.

(D. 1640/2012, art. 25).

ART. 2.2.3.1.6.3.—De las fases. Comprende las siguientes:

1. Aprestamiento.

2. Diagnóstico.

3. Prospectiva y zonificación ambiental.

4. Formulación.

5. Ejecución.

6. Seguimiento y evaluación.

PAR. 1º—Las corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible desarrollarán cada una de las fases de que trata el presente artículo acorde a los criterios técnicos, procedimientos y metodologías establecidos en la guía técnica para la formulación de los planes de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas.

PAR. 2º—El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible elaborará la guía técnica para la formulación de los planes de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas con base en los insumos técnicos del Ideam y el apoyo de los institutos adscritos y vinculados al ministerio.

PAR. 3º—El plan de ordenación y manejo de cuencas incluirá los documentos técnicos de soporte, incluyendo anexos y cartografía resultante. Lo anterior, de conformidad con lo que se señale en la guía técnica para la formulación de los planes de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas.

PAR. 4º—Las corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible reportarán anualmente al componente de ordenación de cuencas del módulo de gestión del sistema de información de recurso hídrico (SIRH), el avance en los procesos de ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas de su jurisdicción, mediante los protocolos y formatos que para tal fin expida el ministerio.

(D. 1640/2012, art. 26).

ART. 2.2.3.1.6.4.—De la publicidad. La autoridad ambiental competente, dentro de los quince (15) días hábiles contados a partir de la finalización de la fase de formulación, comunicará a los interesados, mediante aviso que se publicará en un diario de circulación regional o con cobertura en la cuenca en ordenación y en su página web, con el fin que presenten las recomendaciones y observaciones debidamente sustentadas, dentro de los veinte (20) días hábiles siguientes a la publicación del aviso. Una vez expirado el término para la presentación de recomendaciones y observaciones la autoridad ambiental competente procederá a estudiarlas y adoptará las medidas a que haya lugar, para lo cual dispondrá de un término de hasta dos (2) meses.

(D. 1640/2012, art. 27).

ART. 2.2.3.1.6.5.—De la armonización de los instrumentos de planificación. Dentro de las fases de elaboración del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica se deberá considerar los instrumentos de planificación y/o manejo de recursos naturales renovables existentes; en caso de ser conducente, dichos instrumentos deben ser ajustados y armonizados por la respectiva autoridad ambiental competente en la fase de ejecución, a la luz de lo definido en el respectivo plan. Para este fin, deberá tenerse en cuenta entre otros los siguientes instrumentos:

1. Planes de manejo de humedales.

2. Plan de manejo de páramos.

3. Planes de manejo integrales de manglares.

4. Delimitación de rondas hídricas.

5. Planes de manejo forestal y planes de aprovechamiento forestal.

6. Planes de ordenamiento del recurso hídrico.

7. Reglamentación de usos de agua y de vertimientos.

8. El componente ambiental de los programas de agua para la prosperidad.

9. Planes de vida y/o planes de etnodesarrollo en el componente ambiental.

10. Los demás instrumentos de planificación ambiental de los recursos naturales renovables.

(D. 1640/2012, art. 28).

ART. 2.2.3.1.6.6.—De la consideración de los instrumentos y planes sectoriales. En las fases de diagnóstico, prospectiva y zonificación ambiental del proceso de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica, se deberán considerar los instrumentos sectoriales de planificación, con el fin de prever la demanda de recursos naturales renovables de la cuenca, los impactos potenciales sobre los mismos, los ecosistemas y la biodiversidad.

(D. 1640/2012, art. 29).

ART. 2.2.3.1.6.7.—De la fase de aprestamiento. En esta fase se conformará el equipo técnico pertinente para realizar y acompañar el proceso de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica, se definirá el programa de trabajo, la estrategia de socialización y participación, la recopilación y consolidación de información existente y la logística requerida, entre otros aspectos.

La estrategia de participación deberá identificar las personas naturales y jurídicas, públicas y privadas, así como las comunidades étnicas que estén asentadas en la respectiva cuenca hidrográfica y definir el proceso de conformación de los consejos de cuenca.

PAR.—En fase de aprestamiento se deberá desarrollar la preconsulta de la consulta previa a las comunidades étnicas cuando a ello haya lugar, de acuerdo con los procedimientos establecidos para tal efecto.

(D. 1640/2012, art. 30).

ART. 2.2.3.1.6.8.—De la fase de diagnóstico. En la presente fase, se identificará y caracterizará entre otros aspectos:

1. El estado de la cuenca en los aspectos social, cultural, económico y biofísico, incluyendo la biodiversidad, los ecosistemas y los servicios ecosistémicos de la misma.

2. La oferta y demanda de los recursos naturales renovables, con énfasis en el recurso hídrico.

3. Las condiciones de amenaza y vulnerabilidad que puedan restringir y condicionar el uso y aprovechamiento del territorio y sus recursos naturales renovables.

4. Los conflictos socioambientales, restricciones y potencialidades de la cuenca.

5. La demanda de bienes y servicios de las áreas de uso urbano con respecto a la oferta ambiental de la cuenca, identificando los impactos generados.

Como resultado de la fase de diagnóstico se definirá la estructura ecológica principal y la línea base de la cuenca hidrográfica en ordenación, la cual servirá de insumo para el desarrollo de la fase de prospectiva y zonificación ambiental.

Las áreas urbanas y las zonas costeras deberán ser consideradas como parte integral de la cuenca hidrográfica respectiva y como tal deberán ser objeto de análisis en las fases de diagnóstico, prospectiva y zonificación ambiental.

(D. 1640/2012, art. 31).

ART. 2.2.3.1.6.9.—De la fase prospectiva y zonificación ambiental. Fase en la cual se diseñarán los escenarios futuros del uso coordinado y sostenible del suelo, de las aguas, de la flora y de la fauna presente de la cuenca, el cual definirá en un horizonte no menor a diez (10) años el modelo de ordenación de la cuenca, con base en el cual se formulará el plan de ordenación y manejo correspondiente.

PAR. 1º—Como resultado de la fase de prospectiva se elaborará la zonificación ambiental, la cual tendrá como propósito establecer las diferentes unidades homogéneas del territorio y las categorías de uso y manejo para cada una de ellas. Se incluirán como componente dentro de esta zonificación, las condiciones de amenaza.

PAR. 2º—Las categorías de uso, manejo y los criterios técnicos para la elaboración de la zonificación ambiental se desarrollarán con base en los parámetros que se definan en la guía técnica para la formulación de los planes de ordenación y manejo de cuencas.

(D. 1640/2012, art. 32, modificado por el D. 1807/2014, art. 29).

ART. 2.2.3.1.6.10.—De la fase de formulación. En esta fase se definirá:

1. El componente programático.

2. Las medidas para la administración de los recursos naturales renovables.

3. El componente de gestión del riesgo.

PAR.—En fase de formulación se deberá desarrollar la consulta previa a las comunidades étnicas cuando a ello haya lugar, de acuerdo con los procedimientos establecidos para tal efecto.

(D. 1640/2012, art. 33).

ART. 2.2.3.1.6.11.—Del componente programático de la fase de formulación. El cual incluirá como mínimo: objetivos, estrategias, programas, proyectos, actividades, metas e indicadores, cronogramas, fuentes de financiación, mecanismos e instrumentos de seguimiento y evaluación, así como los responsables de la ejecución de las actividades allí contenidas, especificando las inversiones anuales en el corto, mediano y largo plazo.

(D. 1640/2012, art. 34).

ART. 2.2.3.1.6.12.—De las medidas para la administración de los recursos naturales renovables. En la fase de formulación se deberá definir e identificar los recursos naturales renovables que deben ser objeto de implementación de instrumentos de planificación y/o administración por parte de las autoridades ambientales competentes, tales como:

1. Bosques sujetos de restricción para aprovechamiento forestal.

2. Ecosistemas objeto de medidas de manejo ambiental.

3. Zonas sujetas a evaluación de riesgo.

4. Especies objeto de medidas de manejo ambiental.

5. Áreas sujetas a declaratoria de áreas protegidas.

6. Áreas de páramo objeto de delimitación o medidas de manejo.

7. Áreas de humedales objeto de delimitación o medidas de manejo.

8. Áreas de manglares objeto de delimitación o medidas de manejo.

9. Cuerpos de agua y/o acuíferos sujetos a plan de ordenamiento del recurso hídrico.

10. Cuerpos de agua y/o acuíferos sujetos a reglamentación del uso de las aguas.

11. Cuerpos de agua sujetos a reglamentación de vertimientos.

12. Cauces, playas y lechos sujetos de restricción para ocupación.

13. Cuerpos de agua priorizadas para la definición de ronda hídrica.

14. Acuíferos objeto de plan de manejo ambiental.

PAR.—En caso de que en la cuenca existan acuíferos, las medidas de manejo ambiental para la preservación y restauración, entre otros, harán parte integral del plan de ordenación y manejo de la cuenca y deberán sujetarse a lo establecido en la guía metodológica para la formulación de los planes de manejo ambiental de acuíferos.”(sic), de que trata el del presente decreto.

(D. 1640/2012, art. 35).

(Nota: Suprimida la expresión “del” prevista en la línea final del parágrafo del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 11 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.1.6.13.—Del componente de gestión del riesgo. Las autoridades ambientales competentes en la fase de formulación deberán incorporar la gestión del riesgo, para lo cual, priorizarán y programarán acciones para el conocimiento y reducción del riesgo y recuperación ambiental de territorios afectados. Las autoridades ambientales competentes desarrollarán este componente con base en los parámetros que se definan en la guía técnica para la formulación de los planes de ordenación y manejo de cuencas.

(D. 1640/2012, art. 36).

ART. 2.2.3.1.6.14.—De la aprobación. El plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica será aprobado mediante resolución, por la(s) corporación(es) autónoma(s) regional(es) y de desarrollo sostenible competente(s), dentro de los dos (2) meses siguientes a la expiración de los términos previstos en el presente decreto. El acto administrativo que se expida en cumplimiento de lo aquí previsto, será publicado, en la gaceta de la respectiva entidad. Adicionalmente, se deberá publicar en un diario de circulación regional y en la página web de la respectiva entidad.

(D. 1640/2012, art. 37).

ART. 2.2.3.1.6.15.—De la fase de ejecución. Corresponde a la corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible competentes coordinar la ejecución del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica, en el escenario temporal para el cual fue formulado, sin perjuicio de las competencias establecidas en el ordenamiento jurídico para la inversión y realización de las obras y acciones establecidas en la fase de formulación del plan.

(D. 1640/2012, art. 38).

ART. 2.2.3.1.6.16.—De la fase de seguimiento y evaluación. Las corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible realizarán anualmente el seguimiento y evaluación del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica, con base en el mecanismo que para tal fin sea definido el respectivo plan, conforme a lo contemplado en la guía técnica para la formulación del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica.

(D. 1640/2012, art. 39).

ART. 2.2.3.1.6.17.—De la revisión y ajustes al plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica. Con fundamento en los resultados anuales del seguimiento y evaluación del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica o ante la existencia de cambios significativos en las previsiones sobre el escenario prospectivo seleccionado, la corporación autónoma regional y de desarrollo sostenible, podrá ajustar total o parcialmente el plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica, para lo cual se sujetará al procedimiento previsto para las fases de diagnóstico, prospectiva y formulación del plan.

(D. 1640/2012, art. 40).

SECCIÓN 7

De la financiación del proceso de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas

ART. 2.2.3.1.7.1.—De las fuentes de financiación. Las entidades responsables de la implementación del plan, en el marco de sus competencias, podrán destinar para este fin, los siguientes recursos:

1. Los provenientes de las corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible competentes, tales como:

a) Las tasas retributivas por vertimientos a los cuerpos de agua;

b) Las tasas por utilización de aguas;

c) Las transferencias del sector eléctrico;

d) Las sumas de dinero que a cualquier título les transfieran las personas naturales y jurídicas con destino a la ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica;

e) Las contribuciones por valorización;

f) Las provenientes de la sobretasa o porcentaje ambiental;

g) Las compensaciones de que trata la Ley 141 de 1994 o la norma que la modifique o adicione;

h) Las tasas compensatorias o de aprovechamiento forestal;

i) Convenio o contrato plan a que se refiere la Ley 1450 de 2011 en su artículo 8º para ejecución de proyectos estratégicos;

j) Los demás recursos que apropien para la ordenación y manejo de las cuencas hidrográficas.

2. Los provenientes de las entidades territoriales, tales como:

a) El 1% de que trata el artículo 111 de la Ley 99 de 1993 o la norma que la modifique, sustituya o adicione;

b) Los apropiados en su presupuesto en materia ambiental;

c) Los previstos en materia ambiental en el plan nacional de desarrollo vigente, en relación con los planes para el manejo empresarial de los servicios de agua y saneamiento.

3. Los provenientes de los usuarios de la cuenca hidrográfica, tales como:

a) El 1% de que trata el parágrafo del artículo 43 de la Ley 99 de 1993 o la norma que la modifique, sustituya o adicione;

b) Los que deban ser invertidos en medidas de compensación por el uso y aprovechamiento y/o intervención – afectación de los recursos naturales renovables;

c) Los no derivados del cumplimiento de la legislación ambiental en el marco de su responsabilidad social empresarial.

4. Los provenientes del sistema general de regalías.

5. Los provenientes del Fondo de Compensación Ambiental.

6. Los provenientes del Fondo Nacional Ambiental (Fonam).

7. Los provenientes del Fondo de Adaptación.

8. Los provenientes de los fondos que para tal efecto reglamente el gobierno nacional.

9. Los provenientes de cualquier otra fuente financiera y económica que la autoridad ambiental competente, identifique y deba ser ejecutada por parte de las personas naturales y/o jurídicas que tengan asiento en la cuenca hidrográfica.

10. Los provenientes de donaciones.

11. Recursos provenientes de la Ley 1454 de 2011.

PAR. 1º—Para lo dispuesto en el presente artículo, se tendrá en cuenta la destinación específica prevista en cada fuente de financiación.

PAR. 2º—Los proyectos definidos en la fase de formulación del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica, así como los proyectos de preservación y restauración de las mismas, podrán ser priorizados para su ejecución por el Fonam, el Fondo de Compensación Ambiental y el sistema general de regalías, de conformidad con la normatividad vigente.

PAR. 3º—Las inversiones de que trata el literal a) del numeral 3º del presente artículo, se realizarán en la cuenca hidrográfica que alimenta la respectiva fuente hídrica.

(D. 1640/2012, art. 41. En concordancia con lo dispuesto en la L. 1450/2011, art. 216, par. 1º).

ART. 2.2.3.1.7.2.—Aplicación del principio de solidaridad en la financiación de los planes de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas. En desarrollo del artículo 213 de la Ley 1450 de 2011, las autoridades ambientales competentes, las entidades territoriales y demás entidades del orden nacional, departamental o municipal, asentadas y con responsabilidades en la cuenca y su problemática ambiental, podrán en el marco de sus competencias, invertir en los programas, proyectos y actividades definidas en el aspecto programático del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica, sin tener en cuenta sus límites jurisdiccionales. Para estos efectos se podrán suscribir los convenios a que haya lugar de acuerdo con la Ley 1454 de 2011.

(D. 1640/2012, art. 42).

SECCIÓN 8

De las comisiones conjuntas

ART. 2.2.3.1.8.1.—Del objeto. Las comisiones conjuntas de que trata el parágrafo 3º del artículo 33 de la Ley 99 de 1993, tienen por objeto, concertar y armonizar el proceso de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas comunes entre dos o más corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible.

(D. 1640/2012, art. 43).

ART. 2.2.3.1.8.2.—De la conformación. Estarán integradas de la siguiente manera:

1. Los directores de las corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible o su delegado, de las corporaciones con jurisdicción en la cuenca hidrográfica objeto de ordenación y manejo.

2. El director de la dirección de gestión integral del recursos hídrico del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible o su(s) delegado(s) quien la presidirá.

PAR. 1º—Con el propósito de definir los procedimientos de concertación para el adecuado y armónico manejo de áreas de confluencia de jurisdicciones entre las corporaciones autónomas regionales y el sistema de parques nacionales, el director de Parques Nacionales Naturales de Colombia o su delegado o el respectivo director territorial, cuando a ello hubiere lugar, asistirá en calidad de invitado.

PAR. 2º—Para las cuencas hidrográficas comunes se deberá conformar la comisión conjunta. Para este fin, cualquiera de los miembros integrantes de la cuenca podrá convocar la conformación de la comisión conjunta a que haya lugar.

PAR. 3º—Una vez conformada la comisión conjunta, las corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible procederán a publicar el acto administrativo de constitución de conformidad con lo establecido en el ordenamiento jurídico.

(D. 1640/2012, art. 44).

ART. 2.2.3.1.8.3.—De las reuniones. La comisión conjunta deberá reunirse con la periodicidad prevista en el cronograma establecido para tal fin. Podrán asistir a las reuniones de la comisión en calidad de invitados, personas naturales y/o jurídicas, cuando lo considere pertinente la comisión. Los invitados tendrán voz pero no voto.

(D. 1640/2012, art. 45).

ART. 2.2.3.1.8.4.—De las funciones. La comisión conjunta cumplirá las siguientes funciones:

1. Acordar y establecer las políticas para la ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica compartida.

2. Recomendar el ajuste del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica común.

3. Recomendar las directrices para la planificación y administración de los recursos naturales renovables de la cuenca hidrográfica común objeto de formulación o ajuste del plan de ordenación y manejo, en relación con los siguientes instrumentos entre otros:

• El ordenamiento del recurso hídrico.

• La reglamentación de los usos del agua.

• La reglamentación de vertimientos.

• El acotamiento de las rondas hídricas.

• Los programas de legalización de usuarios.

• El programa de monitoreo del recurso hídrico.

• Los planes de manejo ambiental de acuíferos.

• Declaratoria de sistemas regionales de áreas protegidas.

• El componente de gestión del riesgo a nivel de amenaza y vulnerabilidad.

• El plan de manejo ambiental de microcuencas.

4. Servir de escenario para el manejo de conflictos en relación con los procesos de formulación o ajuste del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica común y de la administración de los recursos naturales renovables de dicha cuenca.

5. Acordar estrategias para la aplicación de los instrumentos económicos en la cuenca hidrográfica común.

6. Realizar anualmente el seguimiento y evaluación del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica común.

7. Elegir de manera rotativa el secretario de la comisión conjunta y el término de su ejercicio.

8. Definir el cronograma de reuniones.

9. Constituir el comité técnico.

10. Concertar con Parques Nacionales de Colombia en áreas de confluencia de sus respectivas jurisdicciones, el proceso de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas.

(D. 1640/2012, art. 46).

ART. 2.2.3.1.8.5.—De los comités técnicos. La comisión conjunta constituirá comités técnicos, quienes suministrarán el soporte técnico para la toma de decisiones por parte de los miembros de la comisión conjunta. Podrán asistir a las reuniones del comité técnico en calidad de invitados personas naturales y jurídicas, cuando sea pertinente.

PAR. 1º—El director de Parques Nacionales Naturales de Colombia o su delegado o el respectivo director territorial, participará cuando a ello hubiere lugar, con el propósito de concertar el adecuado y armónico manejo de áreas de confluencia de jurisdicciones entre las corporaciones autónomas regionales y el sistema de parques nacionales.

PAR. 2º—El comité técnico será integrado por servidores públicos de las autoridades ambientales que la conforman.

(D. 1640/2012, art. 47).

SECCIÓN 9

De los consejos de cuenca

ART. 2.2.3.1.9.1.—Del consejo de cuenca. Es la instancia consultiva y representativa de todos los actores que viven y desarrollan actividades dentro de la cuenca hidrográfica.

PAR.—La autoridad ambiental competente podrá apoyar los aspectos logísticos y financieros para el funcionamiento del consejo de cuenca.

(D. 1640/2012, art. 48).

ART. 2.2.3.1.9.2.—De la conformación. Representantes de cada una de las personas jurídicas públicas y/o privadas asentadas y que desarrollen actividades en la cuenca, así como de las comunidades campesinas, e indígenas y negras, y asociaciones de usuarios, gremios, según el caso.

(D. 1640/2012, art. 49).

ART. 2.2.3.1.9.3.—De las funciones. El consejo de cuenca tendrá las siguientes:

1. Aportar información disponible sobre la situación general de la cuenca.

2. Participar en las fases del plan de ordenación de la cuenca de conformidad con los lineamientos definidos por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

3. Servir de espacio de consulta en las diferentes fases del proceso de ordenación y manejo de la cuenca, con énfasis en la fase prospectiva.

4. Servir de canal para la presentación de recomendaciones y observaciones en las diferentes fases del proceso de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica declarada en ordenación, por parte de las personas naturales y jurídicas asentadas en la misma.

5. Divulgar permanentemente con sus respectivas comunidades o sectores a quienes representan, los avances en las fases del proceso de ordenación y manejo de la cuenca.

6. Proponer mecanismos de financiación de los programas, proyectos y actividades definidos en la fase de formulación del plan.

7. Hacer acompañamiento a la ejecución del plan de ordenación y manejo de la cuenca.

8. Elaborar su propio reglamento en un plazo de tres (3) meses contados a partir de su instalación.

9. Contribuir con alternativas de solución en los procesos de manejo de conflictos en relación con la formulación o ajuste del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica y de la administración de los recursos naturales renovables de dicha cuenca.

(D. 1640/2012, art. 50).

ART. 2.2.3.1.9.4.—Del período de los representantes ante el consejo de cuenca. El período de los miembros de los consejos de cuenca será de cuatro (4) años, contados a partir de su instalación.

(D. 1640/2012, art. 51).

ART. 2.2.3.1.9.5.—De la secretaría. Deberá ser ejercida por quien delegue el consejo de cuenca y se rotará conforme a lo dispuesto en su reglamento interno. Las funciones serán definidas en el reglamento interno del consejo de cuenca.

(D. 1640/2012, art. 52).

ART. 2.2.3.1.9.6.—De la participación ciudadana. Las personas naturales, jurídicas, públicas y privadas, asentadas en la cuenca hidrográfica declarada en ordenación por la autoridad ambiental competente, podrán participar en las diferentes fases del proceso de ordenación y manejo de la misma, presentando sus recomendaciones y observaciones a través de sus representantes en el consejo de cuenca de que trata el presente decreto, sin perjuicio de las demás instancias de participación que la autoridad ambiental competente considere pertinente implementar en estos procesos.

(D. 1640/2012, art. 53).

SECCIÓN 10

Planes de manejo ambiental

ART. 2.2.3.1.10.1.—Plan de manejo ambiental de microcuencas. Del objeto y la responsabilidad. Planificación y administración de los recursos naturales renovables de la microcuenca, mediante la ejecución de proyectos y actividades de preservación, restauración y uso sostenible de la microcuenca. La autoridad ambiental competente formulará el plan.

(D. 1640/2012, art. 54).

ART. 2.2.3.1.10.2.—De las microcuencas objeto de plan de manejo ambiental. En aquellas microcuencas que no hagan parte de un plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica, se formulará en las cuencas de nivel inferior al del nivel subsiguiente, según corresponda.

PAR.—En los planes de manejo ambiental de microcuencas se deberá adelantar el mecanismo de consulta previa a las comunidades étnicas cuando a ello haya lugar, de acuerdo con los procedimientos establecidos para tal efecto.

(D. 1640/2012, art. 55).

ART. 2.2.3.1.10.3.—De la escala cartográfica. Los planes de manejo ambiental de microcuencas se elaborarán en escalas mayor o igual a 1: 10.000.

(D. 1640/2012, art. 56).

ART. 2.2.3.1.10.4.—De la selección y priorización. La autoridad ambiental competente, elaborará el plan de manejo ambiental de la microcuenca, previa selección y priorización de la misma, cuando se presenten o se prevean como mínimo una de las siguientes condiciones, en relación con oferta, demanda y calidad hídrica, riesgo y gobernabilidad:

1. Desequilibrios físicos, químicos o ecológicos del medio natural derivados del aprovechamiento de sus recursos naturales renovables.

2. Degradación de las aguas o de los suelos y en general de los recursos naturales renovables, en su calidad y cantidad, que pueda hacerlos inadecuados para satisfacer los requerimientos del desarrollo sostenible de la comunidad asentada en la microcuenca.

3. Amenazas, vulnerabilidad y riesgos ambientales que puedan afectar los servicios ecosistémicos de la microcuenca, y la calidad de vida de sus habitantes.

4. Cuando la microcuenca sea fuente abastecedora de acueductos y se prevea afectación de la fuente por fenómenos antrópicos o naturales.

PAR. 1º—Mesa técnica de concertación. Cuando los límites de una microcuenca comprendan más de una jurisdicción y no haga parte de una cuenca hidrográfica en ordenación, las autoridades ambientales competentes con jurisdicción en ella, concertarán el proceso de planificación y administración de los recursos naturales renovables de la microcuenca.

PAR. 2º—Una vez aprobado el plan de manejo ambiental de la microcuenca el municipio correspondiente deberá tener en cuenta lo definido en el plan, al momento de elaborar, ajustar y adoptar el plan de ordenamiento territorial.

PAR. 3º—No obstante lo definido en este artículo, las autoridades ambientales competentes impondrán las medidas de conservación, protección y uso sostenible de los recursos naturales a que haya lugar, en aquellas microcuencas que aún no han sido objeto de plan de manejo ambiental.

(D. 1640/2012, art. 57).

ART. 2.2.3.1.10.5.—De las fases. Comprende las siguientes:

1. Aprestamiento. Se conformará el equipo técnico necesario para realizar y acompañar la formulación e implementación del plan, se definirá el plan de trabajo, la estrategia de socialización y participación y la logística, entre otros aspectos.

2. Diagnóstico. Se identificará y caracterizará la problemática generada por desequilibrios del medio natural, la degradación en cantidad o calidad de los recursos naturales renovables, los riesgos naturales y antrópicos estableciendo las causas, los impactos ambientales, entre otros aspectos.

3. Formulación. Se definirán los proyectos y actividades a ejecutar por la autoridad ambiental competente, con el fin de solucionar la problemática identificada en el diagnóstico, estableciendo el cronograma de ejecución, costos y responsables.

4. Ejecución. Se ejecutarán los proyectos y actividades, conforme a lo dispuesto la fase de formulación.

5. Seguimiento y evaluación. Se realizará el seguimiento y la evaluación del programa, conforme a las metas e indicadores planteados en el respectivo programa, con el objeto de definir los ajustes a que haya lugar.

PAR. 1º—La autoridad ambiental competente para la formulación del plan de manejo ambiental de la microcuenca, desarrollará cada una de las fases de que trata el presente artículo acorde a los criterios técnicos, procedimientos y metodologías, que para este efecto, se establezca en la guía metodológica para la formulación de los (programas)* de manejo ambiental de microcuencas.

PAR. 2º—El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, expedirá con base en los insumos técnicos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales - Ideam, la guía metodológica para la formulación de los (programas)* de manejo ambiental de microcuencas.

PAR. 3º—Durante el desarrollo de las fases del plan de manejo, la autoridad ambiental competente podrá conformar mesas de trabajo, como apoyo para el desarrollo de las diferentes fases del plan.

*(Nota: La expresión "programas" de los parágrafos 1º y 2º del presente artículo fue reemplazada por "planes" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 3º del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(D. 1640/2012, art. 58).

ART. 2.2.3.1.10.6.—De la aprobación. El plan de manejo ambiental de la microcuenca será aprobado, mediante resolución de la autoridad ambiental competente, dentro de los dos (2) meses siguientes a la terminación de la formulación del plan e incorporará en su plan de acción los programas y proyectos a ejecutar de manera gradual.

Cuando una microcuenca sea compartida, y estando ella por fuera de un plan de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas, el plan de manejo ambiental deberá ser aprobado de conformidad con lo estipulado en el parágrafo 4º del artículo 2.2.3.1.5.1 del presente decreto.

PAR.—La(s) autoridad(es) ambiental(es) competente(s) reportará(n) al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el avance en relación con la selección, priorización y formulación de los planes de manejo ambiental de las microcuencas de su jurisdicción, para lo cual el ministerio elaborará el formato y definirá la periodicidad para el respectivo reporte.

(D. 1640/2012, art. 59).

ART. 2.2.3.1.10.7.—De la financiación. La(s) autoridad(es) ambiental(es) competente(s), las entidades territoriales y demás entidades del orden nacional, departamental o municipal, asentadas y con responsabilidades en la microcuenca, podrán en el marco de sus competencias, invertir en la ejecución de los proyectos y actividades de preservación, restauración y uso sostenible de la microcuenca.

La elaboración y ejecución de los plan(sic) de manejo ambiental de microcuencas, tendrá en cuenta las fuentes de financiación previstas en el presente decreto, de acuerdo a la destinación específica de cada fuente.

En desarrollo de lo dispuesto en el artículo 213 de la Ley 1450 de 2011, las inversiones y costos de los proyectos y actividades definidos en el plan de manejo ambiental de microcuencas, así trasciendan los límites jurisdiccionales podrán ser asumidos conjuntamente por la corporación autónoma regional y de desarrollo sostenible y las entidades territoriales, según cada caso.

(D. 1640/2012, art. 60).

SECCIÓN 11

Plan de manejo ambiental de acuíferos

ART. 2.2.3.1.11.1.—Del objeto y la responsabilidad. Planificación y administración del agua subterránea, mediante la ejecución de proyectos y actividades de conservación, protección y uso sostenible del recurso. La autoridad ambiental competente formulará el plan.

PAR.—En los planes de manejo ambiental de acuíferos se deberá desarrollar el mecanismo de consulta previa a las comunidades étnicas cuando a ello haya lugar, de acuerdo con los procedimientos establecidos para tal efecto.

(D. 1640/2012, art. 61).

ART. 2.2.3.1.11.2.—De la selección y priorización. En aquellos acuíferos que no hagan parte de un plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica, la autoridad ambiental competente elaborará el plan de manejo ambiental de acuíferos, previa selección y priorización del mismo, cuando se presenten o se prevean como mínimo una de las siguientes condiciones, en relación con oferta, demanda y calidad hídrica, riesgo y gobernabilidad:

1. Agotamiento o contaminación del agua subterránea de conformidad con lo establecido en el artículo 152 del Decreto-Ley 2811 de 1974 reglamentado por los artículos 121 y 166 de Decreto 1541 de 1978 o la norma que los modifique o sustituya.

2. Cuando el agua subterránea sea la única y/o principal fuente de abastecimiento para consumo humano.

3. Cuando por sus características hidrogeológicas el acuífero sea estratégico para el desarrollo socioeconómico de una región.

4. Existencia de conflictos por el uso del agua subterránea.

5. Cuando se requiera que el acuífero sea la fuente alterna por desabastecimiento de agua superficial, debido a riesgos antrópicos o naturales.

PAR. 1º—No obstante lo definido en este artículo, las autoridades ambientales competentes impondrán las medidas de conservación, protección y uso sostenible de los recursos naturales a que haya lugar, en aquellos acuíferos que aún no han sido objeto de plan de manejo ambiental.

PAR. 2º—El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, expedirá con base en los insumos técnicos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), la guía metodológica para la formulación de los planes de manejo ambiental de acuíferos.

PAR. 3º—Mesa técnica de concertación. Cuando los límites de un acuífero comprendan más de una jurisdicción y no haga parte de una cuenca hidrográfica en ordenación, las autoridades ambientales competentes con jurisdicción en el acuífero, concertarán el proceso de planificación y administración del agua subterránea. Una vez aprobado el plan de manejo ambiental del acuífero, el municipio correspondiente deberá tener en cuenta lo definido en el plan, al momento de elaborar, ajustar y adoptar el plan de ordenamiento territorial.

(D. 1640/2012, art. 62).

ART. 2.2.3.1.11.3.—De las fases. Comprende las siguientes:

1. Fase de aprestamiento. Se conformará el equipo técnico necesario para realizar y acompañar la formulación e implementación del plan, se definirá el plan de trabajo, la estrategia de socialización y participación y la logística, entre otros aspectos.

2. Fase de diagnóstico. Se elaborará o actualizará la línea base de la oferta y demanda de agua subterránea, la identificación de conflictos y problemáticas por uso del acuífero, el análisis de vulnerabilidad intrínseca de los acuíferos a la contaminación, la identificación y análisis de riesgos de las fuentes potenciales de contaminación, entre otros aspectos.

3. Fase de formulación. Se definirán las medidas a implementar, los proyectos y actividades a ejecutar, con el fin de solucionar la problemática identificada en el diagnóstico, estableciendo el cronograma de ejecución, los costos y responsables.

4. Fase de ejecución. Se desarrollarán las medidas, proyectos y actividades, conforme a lo dispuesto en la fase de formulación.

5. Fase de seguimiento y evaluación. Se realizará el seguimiento y la evaluación del plan, conforme a las metas e indicadores planteados en el respectivo plan, con el objeto de definir los ajustes a que haya lugar.

PAR. 1º—La(s) autoridad(es) ambiental(es) competente(s) en la formulación del plan de manejo ambiental del acuífero, desarrollarán cada una de las fases de que trata el presente acorde a los criterios técnicos, procedimientos y metodologías, que para este efecto se establezca en la guía metodológica para la formulación de los planes de manejo ambiental de acuíferos.

PAR. 2º—Durante el desarrollo de las fases del plan de manejo, la autoridad ambiental competente podrá conformar mesas de trabajo, como apoyo para el desarrollo de las diferentes fases del plan.

(D. 1640/2012, art. 63).

ART. 2.2.3.1.11.4.—De la aprobación. El plan de manejo ambiental del acuífero será aprobado, mediante resolución por la(s) autoridad(es) ambiental(es) competente(s), dentro de los dos (2) meses siguientes a la terminación de la formulación del plan e incorporará en su plan de acción los programas y proyectos a ejecutar de manera gradual.

Cuando el acuífero sea compartido, y estando por fuera de un plan de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas, el plan de manejo ambiental del acuífero deberá ser aprobado de conformidad con lo estipulado en el presente decreto.

PAR.—Las autoridades ambientales competentes reportarán al Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), la información correspondiente al componente aguas subterráneas del sistema de información de recurso hídrico (Sirh), y el avance en los procesos formulación e implementación de los planes de manejo de acuíferos de su jurisdicción.

(D. 1640/2012, art. 64).

ART. 2.2.3.1.11.5.—De la financiación. La autoridad ambiental competente, las entidades territoriales y demás entidades del orden nacional, departamental o municipal, asentadas y con responsabilidades en el área del acuífero, podrán en el marco de sus competencias, invertir en la ejecución de los proyectos y actividades de preservación, restauración y uso sostenible del acuífero.

La elaboración y ejecución de los planes de manejo ambiental de acuíferos, tendrá en cuenta las fuentes de financiación previstas en el presente decreto, de acuerdo a la destinación específica de cada fuente.

En desarrollo de lo dispuesto en el artículo 213 de la Ley 1450 de 2011, las inversiones y costos de los programas, proyectos y actividades definidos en el plan de manejo ambiental de acuíferos así trasciendan los límites jurisdiccionales podrán ser asumidos conjuntamente por las autoridades ambientales competentes, y las entidades territoriales.

(D. 1640/2012, art. 65).

SECCIÓN 12

Régimen de transición

ART. 2.2.3.1.12.1.—Respecto de los planes de ordenación y manejo de cuencas. Según el estado de la ordenación de las cuencas hidrográficas de su jurisdicción, la autoridad ambiental competente deberá aplicar el siguiente régimen de transición:

1. Cuencas con plan aprobado y/o en ejecución, según lo establecido en el entonces Decreto 1729 de 2002. La autoridad ambiental competente revisará y ajustará el plan conforme a lo establecido en el presente decreto, en un plazo de cinco (5) años, contados a partir del 2 de agosto de 2012. Los estudios y resultados de los planes previamente formulados serán tenidos en cuenta durante la etapa de ajuste del respectivo plan de ordenación y manejo de la cuenca.

2. Cuencas con planes que actualmente se encuentren en desarrollo de las fases de diagnóstico, prospectiva o formulación, según lo establecido en el entonces Decreto 1729 de 2002. La autoridad ambiental competente revisará y ajustará los resultados de las fases desarrolladas, conforme a lo establecido en la presente sección.

3. Cuencas con plan formulado según lo establecido en el entonces Decreto 2857 de 1981. La autoridad ambiental competente revisará y ajustará el plan conforme a lo establecido en el presente decreto, en un plazo máximo de tres (3) años, contados a partir del 2 de agosto de 2012.

4. Cuencas con plan de ordenación y manejo en desarrollo de las fases de diagnóstico, prospectiva, formulación, aprobados o en ejecución según lo establecido en el entonces Decreto 1729 de 2002, cuya área de ordenación actual no corresponda a una cuenca hidrográfica susceptible de ordenación según lo dispuesto en el artículo 2.2.3.1.5.3 del presente decreto. La autoridad ambiental competente deberá determinar si el área hace parte de una cuenca hidrográfica susceptible de ordenación o en su defecto requiere de plan de manejo ambiental para microcuencas de que trata el presente decreto, en este sentido, se procederá a realizar los ajustes a que haya lugar en un plazo de cinco (5) años, contados a partir del 2 de agosto de 2012.

(D. 1640/2012, art. 66).

SECCIÓN 13

Disposiciones finales

ART. 2.2.3.1.13.1.—De las sanciones. El incumplimiento de lo dispuesto en el plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica, en los planes de manejo ambiental de las microcuencas y en los planes de manejo ambiental de acuíferos, acarreará para los infractores, la imposición de las medidas preventivas y/o sancionatorias a que haya lugar de conformidad a lo establecido en el artículo 5º de la Ley 1333 de 2009 o la norma que lo modifique o sustituya.

(D. 1640/2012, art. 67).

CAPÍTULO 2

Uso y aprovechamiento del agua

SECCIÓN 1

Disposiciones generales

ART. 2.2.3.2.1.1.—Objeto. Para cumplir los objetivos establecidos por el artículo 2º del Decreto-Ley 2811 de 1974, este decreto tiene por finalidad reglamentar las normas relacionadas con el recurso de aguas en todos sus estados, y comprende los siguientes aspectos:

1. El dominio de las aguas, cauces y riberas, y normas que rigen su aprovechamiento sujeto a prioridades, en orden a asegurar el desarrollo humano, económico y social, con arreglo al interés general de la comunidad.

2. La reglamentación de las aguas, ocupación de los cauces y la declaración de reservas de agotamiento, en orden a asegurar su preservación cuantitativa para garantizar la disponibilidad permanente del recurso.

3. Las restricciones y limitaciones al dominio en orden a asegurar el aprovechamiento de las aguas por todos los usuarios.

4. El régimen a que están sometidas ciertas categorías especiales de agua.

5. Las condiciones para la construcción de obras hidráulicas que garanticen la correcta y eficiente utilización del recurso, así como la protección de los demás recursos relacionados con el agua.

6. La conservación de las aguas y sus cauces, en orden a asegurar la preservación cualitativa del recurso y a proteger los demás recursos que dependan de ella.

7. Las cargas pecuniarias en razón del uso del recurso y para asegurar su mantenimiento y conservación, así como el pago de las obras hidráulicas que se construyan en beneficio de los usuarios.

8. Las causales de caducidad a que haya lugar por la infracción de las normas o por el incumplimiento de las obligaciones contraídas por los usuarios.

(Nota: Corregido el inciso primero y el numeral 2ºdel presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 6° y del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(D. 1541/78, art. 1º).

ART. 2.2.3.2.1.2.—Preservación, manejo y uso de las aguas. La preservación y manejo de las aguas son de utilidad pública e interés social, el tenor de lo dispuesto por el artículo 1º del Decreto-Ley 2811 de 1974:

En el manejo y uso del recurso de agua, tanto la administración como los usuarios, sean estos de aguas públicas o privadas, cumplirán los principios generales y las reglas establecidas por el Código Nacional de los Recursos Naturales Renovables y de Protección al Medio Ambiente, especialmente los consagrados en los artículos 9º y 45 a 49 del citado código.

(D. 1541/78, art. 2º).

SUBSECCIÓN 1

Programa para el uso eficiente y ahorro del agua (PUEAA)

(Nota: Adicionado por el Decreto 1090 de 2018 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible )

ART. 2.2.3.2.1.1.1.—(Nota: Adicionado por el Decreto 1090 de 2018 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.1.1.2.—(Nota: Adicionado por el Decreto 1090 de 2018 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.1.1.3.—(Nota: Adicionado por el Decreto 1090 de 2018 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.1.1.4.—(Nota: Adicionado por el Decreto 1090 de 2018 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.1.1.5.—(Nota: Adicionado por el Decreto 1090 de 2018 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.1.1.6.—(Nota: Adicionado por el Decreto 1090 de 2018 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.1.1.7.—(Nota: Adicionado por el Decreto 1090 de 2018 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

SECCIÓN 2

Del dominio de las aguas, cauces y riberas

ART. 2.2.3.2.2.1.—Clasificación de las aguas. En conformidad con lo establecido por los artículos 80 y 82 del Decreto-Ley 2811 de 1974, las aguas se dividen en dos categorías: aguas de dominio público y aguas de dominio privado. Para efectos de interpretación, cuando se hable de aguas, sin otra calificación, se deberá entender las de uso público.

(D. 1541/78, art. 4º).

ART. 2.2.3.2.2.2.—Aguas de uso público. Son aguas de uso público:

a) Los ríos y todas las aguas que corran por cauces naturales de modo permanente o no;

b) Las aguas que corran por cauces artificiales que hayan sido derivadas de un cauce natural;

c) Los lagos, lagunas, ciénagas y pantanos;

d) Las aguas que estén en la atmósfera;

e) Las corrientes y depósitos de aguas subterráneas;

f) Las aguas lluvias;

g) Las aguas privadas, que no sean usadas por tres (3) años consecutivos, a partir de la vigencia del Decreto-Ley 2811 de 1974, cuando así se declara mediante providencia de la autoridad ambiental competente previo el trámite previsto en este decreto, y

h) Las demás aguas, en todos sus estados y forman, a que se refiere el artículo 77 del Decreto-Ley 2811 de 1974, siempre y cuando no nazcan y mueran dentro del mismo predio.

(D. 1541/78, art. 5º).

(Nota: Corregida la expresión “forman” prevista en el literal h) del presente artículo por la expresión “formas” por el Decreto 703 del 2018 artículo 25 numeral 12 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.2.3.—Aguas de dominio privado. Son aguas de propiedad privada, siempre que no se dejen de usar por el dueño de la heredad por tres (3) años continuos, aquellas que brotan naturalmente y que desaparecen por infiltración o evaporación dentro de una misma heredad.

(D. 1541/78, art. 6º).

ART. 2.2.3.2.2.4.—Dominio sobre las aguas de uso público. El dominio que ejerce la Nación sobre las aguas de uso público, conforme al artículo 80 del Decreto-Ley 2811 de 1974, no implica su usufructo como bienes fiscales, sino por pertenecer a ellas al Estado, a este incumbe el control o supervigilancia sobre el uso y goce que les corresponden a los particulares, de conformidad con las reglas del Decreto-Ley 2811 de 1974 y las contenidas en el presente decreto.

(D. 1541/78, art. 7º).

(Nota: Suprimida la vocal “a” anterior a la expresión “ellas al Estado” prevista en el presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 13 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.2.5.—Usos. No se puede derivar aguas fuentes o depósitos de agua de dominio público, ni usarlas para ningún objeto, sino con arreglo a las disposiciones del Decreto-Ley 2811 de 1974 y del presente reglamento.

(D. 1541/78, art. 8º).

ART. 2.2.3.2.2.6.—Prescripción. El dominio sobre las aguas de uso público no prescribe en ningún caso.

(D. 1541/78, art. 9º).

ART. 2.2.3.2.2.7.—Objeto ilícito y nulidad. Hay objeto ilícito en la enajenación de las aguas de uso público. Sobre ellas no puede constituirse derechos independientes del fondo para cuyo beneficio se deriven.

Por lo tanto, es nula toda acción o transacción hecha por propietarios de fundos en los cuales existan o por los cuales corran aguas de dominio público o se beneficien de ellas, en cuanto incluyan tales aguas para el acto o negocio de cesión o transferencia de dominio.

Igualmente será nula la cesión o transferencia, total o parcial, del solo derecho al uso del agua, sin la autorización a que se refiere el artículo 95 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 10).

(Nota: Corregida la expresión “fondo” prevista en el inciso primero del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 14 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

SECCIÓN 3

Dominio de los cauces y riberas

ART. 2.2.3.2.3.1.—Cauce natural. Se entiende por cauce natural la faja de terreno que ocupan las aguas de una corriente al alcanzar sus niveles máximos por efecto de las crecientes ordinarias; y por lecho de los depósitos naturales de aguas, el suelo que ocupan hasta donde llegan los niveles ordinarios por efectos de lluvias o deshielo.

(D. 1541/78, art. 11).

ART. 2.2.3.2.3.2.—Playa fluvial. Playa fluvial es la superficie de terreno comprendida entre la línea de las bajas aguas de los ríos y aquella a donde llegan estas, ordinaria y naturalmente en su mayor incremento.

(Nota: Corregido el presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 7° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(D. 1541/78, art. 12).

ART. 2.2.3.2.3.3.—Líneas o niveles ordinarios. Para los efectos de la aplicación del artículo anterior, se entiende por líneas o niveles ordinarios las cotas promedio naturales de los últimos quince (15) años, tanto para las más altas como para las más bajas.

Para determinar estos promedios se tendrá en cuenta los datos que suministren las entidades que dispongan de ellos y en los casos en que la información sea mínima o inexistentes se acudirá a la que puedan dar los particulares.

(D. 1541/78, art. 13).

ART. 2.2.3.2.3.4.—Titulación de tierras. Para efectos de aplicación del artículo 83, letra d) del Decreto-Ley 2811 de 1974, cuando el Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder), pretenda titular tierras aledañas a ríos o lagos, la autoridad ambiental competente deberá delimitar la franja o zona a que se refiere este artículo, para excluirla de la titulación.

Tratándose de terrenos de propiedad privada situados en las riberas de los ríos, arroyos o lagos, en los cuales no se ha delimitado la zona a que se refiere el artículo anterior, cuando por mermas, desviación o desecamiento de las aguas, ocurridos por causas naturales, quedan permanentemente al descubierto todo o parte de sus cauces o lechos, los suelos que los forman no accederán a los predios ribereños sino que se tendrán como parte de la zona o franja a que alude el artículo 83, letra d, del Decreto-Ley 2811 de 1974, que podrá tener hasta treinta (30) metros de ancho.

(D. 1541/78, art. 14).

PAR. 1º—Para que pueda proceder la adjudicación conforme a los reglamentos que expida el Incoder a campesinos o pescadores en los casos a que se refiere el inciso quinto de la Ley 160 de 1994, es preciso que la desecación se haya producido por retiro de las aguas, ocurrido por causas naturales, que tal retiro haya sido definitivo e irreversible y que se haya delimitado la franja protectora del respectivo cuerpo de agua.

(D. 1866/94, art. 1º).

PAR. 2º—El hecho del retiro de las aguas por causas naturales y en forma definitiva e irreversible, deberá comprobarse por el Instituto de Hidrología Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam). De comprobarse tal hecho, la entidad ambiental procederá a delimitar la franja de protección del cuerpo de agua a que se refiere el literal d) del artículo 83 del Código Nacional de los Recursos Naturales Renovables y de Protección al Medio Ambiente.

La franja a que se refiere el inciso anterior pertenece a la Nación y por consiguiente no es adjudicable.

(D. 1866/94, art. 2º).

PAR. 3º—El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en ejercicio de la función prevista por el numeral 24 del artículo 5º de la Ley 99 de 1993 regulará las condiciones de conservación y manejo del respectivo cuerpo de agua. Dicha regulación se remitirá al Incoder para que se tenga en cuenta en la reglamentación de la titulación del área adjudicable.

(D. 1866/94, art. 3º).

ART. 2.2.3.2.3.5.—Del dominio. Lo relacionado con la variación de un río y formación de nuevas islas se regirá por lo dispuesto en el título V, capítulo II del libro II del Código Civil, teniendo en cuenta lo dispuesto por el artículo 83, letra d) del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 15).

ART. 2.2.3.2.3.6.—Baldíos. La adjudicación de baldíos excluye la de las aguas que contengan o corran por ellos, las cuales continúan perteneciendo al dominio público.

(D. 1541/78, art. 16).

ART. 2.2.3.2.3.7.—Dominio privado y función social. El dominio privado de aguas reconocido por el Decreto-Ley 2811 de 1974, debe ejercerse en función social, y estará sujeto a las limitaciones y demás disposiciones establecidas por el Código Nacional de los Recursos Naturales Renovables y de Protección al Medio Ambiente y por este capítulo.

(D. 1541/78, art. 17).

SECCIÓN 3 A

Del acotamiento de las rondas hídricas

(Nota: Adicionado por el Decreto 2245 de 2017 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.3A.1.—(Nota: Adicionado por el Decreto 2245 de 2017 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.3A.2.—(Nota: Adicionado por el Decreto 2245 de 2017 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.3A.3.—(Nota: Adicionado por el Decreto 2245 de 2017 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.3A.4.—(Nota: Adicionado por el Decreto 2245 de 2017 artículo 1° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

SECCIÓN 4

Extinción del dominio privado de las aguas

ART. 2.2.3.2.4.1.—Aguas privadas. De acuerdo con los artículos 81 del Decreto-Ley 2811 de 1974 y 677 del Código Civil, son aguas privadas las que nacen y mueren en una heredad, brotando naturalmente a la superficie dentro de la heredad y evaporándose por completo o desapareciendo bajo la superficie por infiltración, dentro de la misma, y siempre que su dominio privado no se haya extinguido conforme al artículo 82 del Decreto-Ley 2811 de 1974. No son aguas privadas, por tanto, las que salen de la heredad o confluyen a otro curso o depósito que sale o se extiende fuera de la heredad de nacimiento.

(D. 1541/78, art. 18).

ART. 2.2.3.2.4.2.—Acto traslaticio de dominio. Siendo inalienable e imprescriptible el dominio sobre las aguas de uso público, estas no perderán su carácter cuando por compra o cualquier otro acto traslaticio de dominio los predios en los cuales nacían y morían dichas aguas pasen a ser de un mismo dueño.

(D. 1541/78, art. 19).

ART. 2.2.3.2.4.3.—Audiencia declaración de extinción del dominio privado de aguas. Para declarar la extinción del dominio privado de aguas prevista por el artículo 82 del Decreto-Ley 2811 de 1974, la autoridad ambiental competente podrá actuar de oficio o por petición del Ministerio Público o de parte interesada en obtener concesión de uso de las aguas de que se trata.

La autoridad ambiental competente fijará audiencia inclusive cuando actúe de oficio, la que será pública para oír al peticionario, si lo hubiere, y a quien se repute dueño de las aguas, y a terceros que tengan derecho o interés. La convocatoria será notificada al presunto dueño de las aguas en la forma establecida por el Código de Procedimiento Civil, y al peticionario, y se publicará por una vez en el periódico de la localidad, con antelación mínima de cinco (5) días hábiles a la fecha de la audiencia.

(D. 1541/78, art. 20).

ART. 2.2.3.2.4.4.—Solicitud de pruebas. En la audiencia a que se refiere el artículo precedente, las partes deberán solicitar todas las pruebas, las cuales serán decretadas durante la misma cuando sean pertinentes y practicadas en un término que no excederá de treinta (30) días, que fijará la autoridad ambiental competente en la misma audiencia.

Será de cargo del dueño presunto de las aguas la prueba de haberlas usado durante los tres (3) años anteriores.

(D. 1541/78, art. 21).

ART. 2.2.3.2.4.5.—Visita ocular. Se decretará la práctica de una visita ocular para verificar si existen señales de que el agua ha sido usada durante los tres (3) años inmediatamente anteriores y la medida en que lo fue.

(D. 1541/78, art. 22).

ART. 2.2.3.2.4.6.—Declaración extinción de dominio. La declaratoria de extinción se hará previo el procedimiento establecido en los artículos precedentes, y contra ella proceden los recursos previstos por la Ley 1437 de 2011 o la norma que la modifique o sustituya Al quedar en firme la providencia que declare la extinción, se podrá iniciar el trámite de solicitudes de concesión para el aprovechamiento de tales aguas.

(D. 1541/78, art. 23).

ART. 2.2.3.2.4.7.—Publicación. La parte resolutiva de la providencia en la cual se declara la extinción del dominio, deberá publicarse en el boletín de que trata el artículo 71 de la Ley 99 de 1993, dentro de los quince (15) días siguientes a la ejecutoria de la providencia.

(D. 1541/78, art. 24).

ART. 2.2.3.2.4.8.—Constancia de la publicación. En todo expediente que se tramite para obtener el aprovechamiento de las aguas declaradas de dominio público, debe reposar constancia de la publicación de la providencia que declara la extinción del dominio privado.

(D. 1541/78, art. 25).

ART. 2.2.3.2.4.9.—Término para la extinción del dominio. El término de tres (3) años que prescribe el artículo 83 del Decreto-Ley 2811 de 1974, para la extinción del dominio sobre aguas privadas, sólo puede contarse a partir del 27 de enero de 1975.

(D. 1541/78, art. 26).

ART. 2.2.3.2.4.10.—Solicitud de declaración extinción de dominio por particulares. Los particulares que soliciten, la declaración de extinción del dominio de aguas privadas, si simultáneamente piden concesión para usar esas mismas aguas, tendrán prioridad para obtener esta, si cumplen los demás requisitos y calidades que exige este capítulo. Sus solicitudes de concesión sólo serán tramitadas una vez en firme la providencia que declara la extinción del dominio privado de las aguas de que se trate.

(D. 1541/78, art. 27).

SECCIÓN 5

De los modos de adquirir el derecho al uso de las aguas y sus cauces

ART. 2.2.3.2.5.1.—Disposiciones generales. El derecho al uso de las aguas y de los cauces se adquiere de conformidad con el artículo 51 del Decreto-Ley 2811 de 1974:

a) Por ministerio de la ley;

b) Por concesión;

c) Por permiso, y

d) Por asociación.

(D. 1541/78, art. 28).

ART. 2.2.3.2.5.2.—Derecho al uso de las aguas. Toda persona puede usar las aguas sin autorización en los casos previstos los artículos 2.2.3.2.6.1 y 2.2.3.2.6.2 de este decreto y tiene derecho a obtener concesión de uso de aguas públicas en los casos establecidos en el artículo 2.2.3.2.7.1 de este decreto.

(D. 1541/78, art. 29).

ART. 2.2.3.2.5.3.—Concesión para el uso de las aguas. Toda persona natural o jurídica, pública o privada, requiere concesión o permiso de la autoridad ambiental competente para hacer uso de las aguas públicas o sus cauces, salvo en los casos previstos en los artículos 2.2.3.2.6.1 y 2.2.3.2.6.2 de este decreto.

(D. 1541/78, art. 30).

ART. 2.2.3.2.5.4.—Prohibición de imposición de gravámenes. De conformidad con lo establecido por el artículo 158 del Decreto-Ley 2811 de 1974, las entidades territoriales no pueden gravar con impuestos el aprovechamiento de aguas.

(D. 1541/78, art. 31).

SECCIÓN 6

Usos por ministerio de la ley

ART. 2.2.3.2.6.1.—Uso por ministerio de ley. Todos los habitantes pueden utilizar las aguas de uso público mientras discurran por cauces naturales, para beber, bañarse, abrevar animales, lavar ropas y cualesquiera otros objetos similares, de acuerdo con las normas sanitarias sobre la materia y con las de protección de los recursos naturales renovables.

Este aprovechamiento común deber hacerse dentro de las restricciones que establece el inciso 2º del artículo 86 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 32).

ART. 2.2.3.2.6.2.—Uso de aguas que discurren por un cauce artificial. Cuando se trate de aguas que discurren por un cauce artificial, también es permitido utilizarlos a todos los habitantes para usos domésticos o de abrevadero, dentro de las mismas condiciones a que se refiere el artículo anterior, y siempre que el uso a que se destinen las aguas no exija que se conserven en estado de pureza, ni se ocasionen daños al canal o acequia, o se imposibilite o estorbe el aprovechamiento del concesionario de las aguas.

(D. 1541/78, art. 33).

ART. 2.2.3.2.6.3.—Uso doméstico de aguas de dominio privado. Para usar las aguas de dominio privado con fines domésticos se requiere:

a) Que con la utilización de estas aguas no se cause perjuicio al fundo donde se encuentran;

b) Que el uso doméstico se haga sin establecer derivaciones, ni emplear máquinas, ni aparatos, ni alterar o contaminar el agua en forma que se imposibilite su aprovechamiento por el dueño del predio, y

c) Que previamente se haya acordado con el dueño del fundo el camino y las horas para hacer efectivo ese derecho.

(D. 1541/78, art. 34).

ART. 2.2.3.2.6.4.—Generalidad y gratuidad. Los usos de que tratan los artículos precedentes, no confieren exclusividad y son gratuitos.

(D. 1541/78, art. 35).

SECCIÓN 7

Concesiones

ART. 2.2.3.2.7.1.—Disposiciones comunes. Toda persona natural o jurídica, pública o privada, requiere concesión para obtener el derecho al aprovechamiento de las aguas para los siguientes fines:

a) Abastecimiento doméstico en los casos que requiera derivación;

b) Riego y silvicultura;

c) Abastecimiento de abrevaderos cuando se requiera derivación;

d) Uso industrial;

e) Generación térmica o nuclear de electricidad;

f) Explotación minera y tratamiento de minerales;

g) Explotación petrolera;

h) Inyección para generación geotérmica;

i) Generación hidroeléctrica;

j) Generación cinética directa;

k) Flotación de maderas;

l) Transporte de minerales y sustancias tóxicas;

m) Acuicultura y pesca;

n) Recreación y deportes;

o) Usos medicinales, y

p) Otros usos similares.

(D. 1541/78, art. 36).

ART. 2.2.3.2.7.2.—Disponibilidad del recurso y caudal concedido. El suministro de aguas para satisfacer concesiones está sujeto a la disponibilidad del recurso, por tanto, el Estado no es responsable cuando por causas naturales no pueda garantizar el caudal concedido.

La precedencia cronológica en las concesiones no otorga prioridad y en casos de escasez todas serán abastecidas a prorrata o por turnos, conforme el artículo 2.2.3.2.13.16 de este decreto.

(D. 1541/78, art. 37).

ART. 2.2.3.2.7.3.—Acto administrativo y fijación del término de las concesiones. El término de las concesiones será fijado en la resolución que las otorgue, teniendo en cuenta la naturaleza y duración de la actividad, para cuyo ejercicio se otorga, de tal suerte que su utilización resulte económicamente rentable y socialmente benéfica.

(D. 1541/78, art. 38).

ART. 2.2.3.2.7.4.—Término de las concesiones. Las concesiones a que se refieren los artículos anteriores se otorgarán por un término no mayor de diez (10) años, salvo las destinadas a la prestación de servicios públicos o a la construcción de obras de interés público o social, que podrán ser otorgadas por períodos hasta de cincuenta (50) años.

(D. 1541/78, art. 39).

ART. 2.2.3.2.7.5.—Prórroga de las concesiones. Las concesiones podrán ser prorrogadas, salvo, por razones de conveniencia pública.

(D. 1541/78, art. 40).

ART. 2.2.3.2.7.6.—Orden de prioridades. Para otorgar concesiones de aguas, se tendrá en cuenta el siguiente orden de prioridades:

a) Utilización para el consumo humano, colectivo o comunitario, sea urbano o rural;

b) Utilización para necesidades domésticas individuales;

c) Usos agropecuarios comunitarios, comprendidas la acuicultura y la pesca;

d) Usos agropecuarios individuales, comprendidas la acuicultura y la pesca;

e) Generación de energía hidroeléctrica;

f) Usos industriales o manufactureros;

g) Usos mineros;

h) Usos recreativos comunitarios, e

i) Usos recreativos individuales.

(D. 1541/78, art. 41).

ART. 2.2.3.2.7.7.—Variación del orden de prelaciones. La autoridad ambiental competente podrá variar el orden de prelaciones establecido en el artículo anterior, atendiendo a las necesidades económico-sociales de la región, y de acuerdo con los siguientes factores:

a) El régimen de lluvia, temperatura y evaporación;

b) La demanda de agua presente y proyectada en los sectores que conforman la región;

c) Los planes de desarrollo económico y social aprobados por la autoridad competente;

d) La preservación del ambiente, y

e) La necesidad de mantener reservas suficientes del recurso hídrico.

(D. 1541/78, art. 42).

ART. 2.2.3.2.7.8.—Prioridad del uso doméstico. El uso doméstico tendrá siempre prioridad sobre los demás, los usos colectivos sobre los individuales y los de los habitantes de una región sobre los de fuera de ella.

(D. 1541/78, art. 43).

SECCIÓN 8

Características y condiciones de las concesiones

ART. 2.2.3.2.8.1.—Facultad de uso. El derecho de aprovechamiento de las aguas de uso público no confiere a su titular sino la facultad de usarlas, de conformidad con el Decreto-Ley 2811 de 1974, el presente capítulo y las resoluciones que otorguen la concesión.

(D. 1541/78, art. 44).

ART. 2.2.3.2.8.2.—Concesiones y reglamentación de corrientes. Las concesiones otorgadas no serán obstáculo para que la autoridad ambiental competente con posterioridad a ellas, reglamente de manera general la distribución de una corriente o derivación teniendo en cuenta lo dispuesto en el artículo 93 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 45).

ART. 2.2.3.2.8.3.—Negación de otorgamiento de concesión por utilidad pública o interés social. Cuando por causa de utilidad pública o interés social la autoridad ambiental competente estime conveniente negar una concesión, está facultada para hacerlo mediante providencia debidamente fundamentada y sujeta a los recursos de ley, de acuerdo con lo previsto por la Ley 1437 de 2011 o la norma que la modifique o sustituya.

(D. 1541/78, art. 46).

ART. 2.2.3.2.8.4.—Término para solicitar prórroga. Las concesiones de que trata este capítulo sólo podrán prorrogarse durante el último año del período para el cual se hayan otorgado, salvo razones de conveniencia pública.

(D. 1541/78, art. 47).

ART. 2.2.3.2.8.5.—Obras de captación. En todo caso las obras de captación de aguas deberán estar provistas de los elementos de control necesarios que permitan conocer en cualquier momento la cantidad de agua derivada por la bocatoma, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 121 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 48).

ART. 2.2.3.2.8.6.—Inalterabilidad de las condiciones impuestas. Toda concesión implica para el beneficiario, como condición esencial para su subsistencia, la inalterabilidad de las condiciones impuestas en la respectiva resolución. Cuando el concesionario tenga necesidad de efectuar cualquier modificación en las condiciones que fija la resolución respectiva, deberá solicitar previamente la autorización correspondiente, comprobando la necesidad de la reforma.

(D. 1541/78, art. 49).

ART. 2.2.3.2.8.7.—Traspaso de concesión. Para que el concesionario pueda traspasar, total o parcialmente, la concesión necesita autorización previa. La autoridad ambiental competente podrá negarla cuando por causas de utilidad pública o interés social lo estime conveniente, mediante providencia motivada.

(D. 1541/78, art. 50).

ART. 2.2.3.2.8.8.—Tradición de predio y término para solicitar traspaso. En caso de que se produzca la tradición del predio beneficiario con una concesión, el nuevo propietario, poseedor o tenedor, deberá solicitar el traspaso de la concesión dentro de los sesenta (60) días siguientes, para lo cual presentará los documentos que lo acrediten como tal y los demás que se le exijan, con el fin de ser considerado como el nuevo titular de la concesión.

(D. 1541/78, art. 51).

ART. 2.2.3.2.8.9.—Traspaso y facultades de la autoridad ambiental. La autoridad ambiental competente está facultada para autorizar el traspaso de una concesión, conservando enteramente las condiciones originales o modificándolas.

(D. 1541/78, art. 52).

ART. 2.2.3.2.8.10.—Concesión de aguas para prestación de un servicio público. El beneficiario de una concesión de aguas para prestación de un servicio público, deberá cumplir las condiciones de eficacia, regularidad y continuidad, so pena de incurrir en la causal de caducidad a que se refiere el ordinal c) del artículo 62 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 53).

SECCIÓN 9

Procedimientos para otorgar concesiones

ART. 2.2.3.2.9.1.—Solicitud de concesión. Las personas naturales o jurídicas y las entidades gubernamentales que deseen aprovechar aguas para usos diferentes de aquellos que se ejercen por ministerio de la ley requieren concesión, para lo cual deberán dirigir una solicitud a la autoridad ambiental competente en la cual expresen:

a) Nombre y apellidos del solicitante, documentos de identidad, domicilio y nacionalidad. Si se trata de una persona jurídica, pública o privada, se indicará su razón social, domicilio, los documentos relativos a su constitución, nombre y dirección de su representante legal;

b) Nombre de la fuente de donde se pretende hacer la derivación, o donde se desea usar el agua;

c) Nombre del predio o predios, municipios o comunidades que se van a beneficiar, y su jurisdicción;

d) Información sobre la destinación que se le dará al agua;

e) Cantidad de agua que se desea utilizar en litros por segundo;

f) Información sobre los sistemas que se adoptarán para la captación, derivación, conducción, restitución de sobrantes, distribución y drenaje, y sobre las inversiones, cuantía de las mismas y término en el cual se van a realizar;

g) Informar si se requiere establecimiento de servidumbre para el aprovechamiento del agua o para la construcción de las obras proyectadas;

h) Término por el cual se solicita la concesión;

i) Extensión y clase de cultivos que se van a regar;

j) Los datos previstos en la sección 10 de este capítulo para concesiones con características especiales;

k) Los demás datos que la autoridad ambiental competente y el peticionario consideren necesarios.

(D. 1541/78, art. 54).

ART. 2.2.3.2.9.2.—Anexos a la solicitud. Con la solicitud se debe allegar:

a) Los documentos que acrediten la personería del solicitante;

b) Autorización del propietario o poseedor cuando el solicitante sea mero tenedor, y

c) Certificado actualizado expedido por la oficina de registro de instrumentos públicos y privados sobre la propiedad del inmueble, o la prueba adecuada de la posesión o tenencia.

(D. 1541/78, art. 55).

ART. 2.2.3.2.9.3.—Solicitud de práctica de visita ocular. Presentada la solicitud, se ordenará la práctica de una visita ocular a costa del interesado. Esta diligencia se practicará con la intervención de funcionarios idóneos en las disciplinas relacionadas con el objeto de la visita.

(D. 1541/78, art. 56).

ART. 2.2.3.2.9.4.—Fijación de aviso. Por lo menos con diez (10) días de anticipación a la práctica de la visita ocular la autoridad ambiental competente hará fijar en lugar público de sus oficinas y de la alcaldía o de la inspección de la localidad, un aviso en el cual se indique el lugar; la fecha y el objeto de la visita para que se crean con derecho a intervenir puedan hacerlo.

Para mayor información, en aquellos lugares donde existan facilidades de transmisión radial, la autoridad ambiental competente podrá a costa del peticionario, ordenar un comunicado con los datos a que se refiere el inciso anterior, utilizando tales medios.

(Nota: Corregido el presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 8° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(D. 1541/78, art. 57).

ART. 2.2.3.2.9.5.—Visita. En la diligencia de visita ocular se verificará por lo menos lo siguiente:

a) Aforos de la fuente de origen, salvo, si la autoridad ambiental competente conoce suficientemente su régimen hidrológico;

b) Si existen poblaciones que se sirven de las mismas aguas para los menesteres domésticos de sus habitantes o para otros fines que puedan afectarse con el aprovechamiento que se solicita;

c) Si existen derivaciones para riego, plantas eléctricas, empresas industriales u otros usos que igualmente puedan resultar afectados;

d) Si las obras proyectadas van a ocupar terrenos que no sean del mismo dueño del predio que se beneficiará con las aguas, las razones técnicas para esta ocupación;

e) Lugar y forma de restitución de sobrantes;

f) Si los sobrantes no se pueden restituir al cauce de origen, las causas que impidan hacer tal restitución;

g) La información suministrada por el interesado en su solicitud;

h) Los demás que en cada caso la autoridad ambiental competente estime conveniente.

(D. 1541/78, art. 58).

ART. 2.2.3.2.9.6.—Solicitudes concesión de aguas para prestar servicios públicos. En las solicitudes para usar aguas para prestar servicios públicos deberán indicarse todos los detalles de las obras, la extensión y el número de predios o de habitantes que se proyecta beneficiar, el plazo dentro del cual se dará al servicio y la reglamentación del mismo.

(D. 1541/78, art. 59).

ART. 2.2.3.2.9.7.—Oposición. Toda persona que tenga derecho o interés legítimo, puede oponerse a que se otorgue la concesión.

La oposición se hará valer ante la autoridad ambiental competente antes de la visita ocular o durante esta diligencia, exponiendo las razones en las cuales se fundamenta y acompañando los títulos y demás documentos que el opositor crea convenientes para sustentarla. La autoridad ambiental competente por su parte, podrá exigir al opositor y al solicitante de la concesión los documentos, pruebas y estudios de orden técnico y legal que juzgue necesarios, fijando para allegarlos un término que no excederá de treinta (30) días.

La oposición se decidirá conjuntamente en la resolución que otorgue o niegue la concesión.

(D. 1541/78, art. 60).

ART. 2.2.3.2.9.8.—Término para decidir. Cumplidos los trámites establecidos en los artículos anteriores, dentro de los quince (15) días siguientes a la práctica de la visita ocular o del vencimiento del término para la prueba, si lo hubiere fijado, la autoridad ambiental competente decidirá mediante providencia motivada si es o no procedente otorgar la concesión solicitada.

(D. 1541/78, art. 61).

ART. 2.2.3.2.9.9.—Acto administrativo. La autoridad ambiental competente consignará en la resolución que otorga concesión de aguas por lo menos los siguientes puntos:

a) Nombre de la persona natural o jurídica a quien se le otorga;

b) Nombre y localización de los predios que se beneficiarán con la concesión, descripción y ubicación de los lugares de uso, derivación y retorno de las aguas;

c) Nombre y ubicación de la fuente de la cual se van derivar las aguas;

d) Cantidad de aguas que se otorga, uso que se van a dar a las aguas, modo y oportunidad en que hará el uso;

e) Término por el cual se otorga la concesión y condiciones para su prórroga;

f) Obras que debe construir el concesionario, tanto para el aprovechamiento de las aguas y restitución de los sobrantes como para su tratamiento y defensa de los demás recursos, con indicación de los estudios, diseños y documentos que debe presentar y el plazo que tiene para ello;

g) Obligaciones del concesionario relativas al uso de las aguas y a la preservación ambiental, para prevenir el deterioro del recurso hídrico y de los demás recursos relacionados, así como la información a que se refiere el artículo 23 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

h) Garantías que aseguren el cumplimiento de las obligaciones del concesionario;

i) Cargas pecuniarias;

j) Régimen de transferencia a la autoridad ambiental competente al término de la concesión, de las obras afectadas al uso de las aguas, incluyendo aquellas que deba construir el concesionario, y obligaciones y garantías sobre su mantenimiento y reversión oportuna;

k) Requerimientos que se harán al concesionario en caso de incumplimiento de las obligaciones, y

l) Causales para la imposición de sanciones y para la declaratoria de caducidad de la concesión.

(D. 1541/78, art. 62).

ART. 2.2.3.2.9.10.—Publicación. El encabezamiento y la parte resolutiva de la resolución que otorga una concesión de aguas será publicado en el boletín de que trata el artículo 71 de la Ley 99 de 1993.

(D. 1541/78, art. 63).

ART. 2.2.3.2.9.11.—Construcción de las obras hidráulicas. Para que se pueda hacer uso de una concesión de aguas se requiere que las obras hidráulicas ordenadas en la resolución respectiva hayan sido construidas por el titular de la concesión y aprobadas por la autoridad ambiental competente de acuerdo con lo previsto en este decreto.

(D. 1541/78, art. 64).

ART. 2.2.3.2.9.12.—Concesión de aguas para diferentes dueños. Cuando una derivación vaya a beneficiar predios de distintos dueños, la solicitud concesión deberá formularse por todos los interesados.

(D. 1541/78, art. 65).

ART. 2.2.3.2.9.13.—Comunidad entre beneficiarios. En los casos a que se refiere el artículo anterior, una vez otorgada la respectiva concesión se considerará formada una comunidad entre los distintos beneficiarios, con el objeto de tomar el agua de la fuente de origen repartirla entre los usuarios y conservar y mejorar el acueducto, siempre y cuando los interesados no hayan celebrado otra convención relativa al mismo fin.

(D. 1541/78, art. 66).

SECCIÓN 10

Características especiales de algunas concesiones

ART. 2.2.3.2.10.1.—Acueducto para uso doméstico. Las concesiones que la autoridad ambiental competente otorgue con destino a la prestación de servicios de acueducto, se sujetarán, además de lo prescrito en las secciones 7, 8 y 9 del presente capítulo, a las condiciones y demás requisitos especiales que fije el Ministerio de Salud y Protección Social y lo previsto en el régimen de prestación del servicio público domiciliario de acueducto.

(D. 1541/78, art. 67).

ART. 2.2.3.2.10.2.—Uso agrícola, riego y drenaje. Las concesiones para uso agrícola y silvicultura, además de lo dispuesto en las secciones 2, 3 y 4 de este capítulo, deberán incluir la obligación del usuario de construir y mantener los sistemas de drenaje y desagüe adecuados para prevenir la erosión, revenimiento y salinización de los suelos.

La autoridad ambiental competente podrá imponer además, como condición de la concesión, la obligación de incorporarse a redes colectoras regionales y contribuir a los gastos de su construcción, mantenimiento y operación.

(D. 1541/78, art. 68).

ART. 2.2.3.2.10.3.—Uso industrial. Se entiende por uso industrial el empleo de aguas en procesos manufactureros o en los de transformación y en sus conexos o complementarios.

(D. 1541/78, art. 69).

ART. 2.2.3.2.10.4.—Anexo solicitud concesión uso industrial. Las solicitudes de concesión para uso industrial, además de lo dispuesto en la sección 3 de este capítulo deben anexar el estudio de factibilidad del proyecto industrial cuyas especificaciones establecerá la autoridad ambiental competente.

(D. 1541/78, art. 70).

ART. 2.2.3.2.10.5.—Falta de construcción y puesta en marcha del sistema de tratamiento de aguas residuales. La autoridad ambiental competente podrá suspender temporalmente o declarar la caducidad de una concesión de aprovechamiento de aguas para uso industrial, si vencido el plazo señalado no se ha construido y puesto en servicio el sistema de tratamiento de aguas residuales para verterlas en las condiciones y calidades exigidas en la providencia que otorga el permiso de vertimiento.

(D. 1541/78, art. 71).

ART. 2.2.3.2.10.6.—Refrigeración de maquinarias. En las solicitudes para aprovechamiento de agua para refrigeración de maquinarias, la solicitud deberá contener, además el dato exacto de la cantidad de agua que se necesita para dicho fin y la memoria descriptiva de las operaciones practicadas para determinar el caudal del río o de la corriente así como de las operaciones de lavado comprendida la periodicidad, el lugar y el sitio donde se produzca el vertimiento de las aguas servidas.

(D. 1541/78, art. 72).

ART. 2.2.3.2.10.7.—Uso energético. Se entiende por uso energético del agua, su empleo en:

a) Generación cinética, como en el movimiento de molinos;

b) Generación hidroeléctrica y termoeléctrica;

c) Generación térmica y nuclear.

(D. 1541/78, art. 73).

ART. 2.2.3.2.10.8.—Requisitos adicionales en uso energético. Las solicitudes de concesión de aguas para los usos previstos en el artículo anterior, además de lo establecido en las secciones 7, 8 y 9 del presente capítulo, deberán reunir los siguientes requisitos:

a) Anexar el estudio de factibilidad del proyecto completo, en los casos y con los requisitos exigidos por la autoridad ambiental competente;

b) Especificar la potencia y la generación anual estimada;

(D. 1541/78, art. 74).

ART. 2.2.3.2.10.9.—Ampliaciones de fuerza hidráulica o de plazo. Para obtener ampliaciones de fuerza hidráulica o de plazo se deberá presentar solicitud, en la cual se deberá expresar la mayor cantidad de fuerza que se pretende desarrollar o el tiempo por el cual se pide la ampliación del plazo. Con la respectiva solicitud se presentarán los documentos que acrediten legalmente la existencia de la concesión.

(D. 1541/78, art. 75).

ART. 2.2.3.2.10.10.—Coexistencia del uso energético del agua con otros usos. La concesión del uso de aguas para los fines previstos en este decreto, no impiden que las mismas aguas se concedan para otros usos.

(D. 1541/78, art. 76).

ART. 2.2.3.2.10.11.—Uso energético y prestación del servicio público de distribución y suministro de electricidad. La concesión de aguas para uso energético no envuelve la de prestación del servicio público de distribución y suministro de electricidad, la cual se tramitará separadamente ante la autoridad competente, de acuerdo con la legislación vigente sobre la materia.

(D. 1541/78, art. 77).

ART. 2.2.3.2.10.12.—Usos mineros y petroleros. Las solicitudes de concesión de agua para esta clase de usos deberán acompañarse del estudio de factibilidad del proyecto.

(D. 1541/78, art. 78).

ART. 2.2.3.2.10.13.—Obligaciones adicionales. Los concesionarios de aguas para uso minero y petrolero, además de sujetarse a lo dispuesto en las secciones 7, 8 y 9 de este capítulo, deberán cumplir las obligaciones establecidas por los artículos 146 y 147 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 79).

ART. 2.2.3.2.10.14.—Concesiones de aguas para uso en mineroductos y otras autorizaciones. Las concesiones de aguas para uso en mineroductos deben gestionarse ante la autoridad ambiental competente independientemente de las relativas a la explotación de las minas y beneficio de los minerales.

(D. 1541/78, art. 80).

ART. 2.2.3.2.10.15.—Explotación petrolífera. Para el uso de aguas para explotación petrolífera, la autoridad ambiental competente otorgará concesión conforme a las secciones 7, 8 y 9 del presente capítulo.

(D. 1541/78, art. 81).

ART. 2.2.3.2.10.16.—Inyecciones para recuperación secundaria de petróleo o gas natural. El empleo de agua en reinyecciones para recuperación secundaria de petróleo o gas natural requiere concesión especial de la autoridad ambiental competente, diferente a la exigida para la exploración y explotación de petróleo o gas natural.

El concesionario está obligado a prevenir la contaminación de las napas de agua subterránea que atraviesa.

Los usos de agua para exploración minera y petrolera estarán igualmente condicionados por las disposiciones de los códigos de Minas y Petróleos y demás normas legales y reglamentarias específicas.

(D. 1541/78, art. 82).

ART. 2.2.3.2.10.17.—Flotación de maderas. La utilización de las aguas para el transporte de madera por flotación requiere concesión de la autoridad ambiental competente la cual se tramitará conforme a las secciones 7, 8 y 9 de este capítulo y se otorgará a los titulares de concesiones de aprovechamiento forestal. En la resolución que otorga la concesión se determinarán los sectores, las épocas y los volúmenes flotables y las condiciones para no perturbar otros usos de las aguas o los derechos de otros concesionarios de aguas.

(D. 1541/78, art. 83).

ART. 2.2.3.2.10.18.—Balsas de flotación de maderas. La autoridad ambiental competente en coordinación con el Ministerio de Transporte, determinará las playas en las cuales podrá varar y armarse las balsas de flotación de maderas.

(D. 1541/78, art. 84).

ART. 2.2.3.2.10.19.—Naves fluviales o lacustres que transportan sustancias capaces de producir deterioro ambiental y otorgamiento de licencias de transporte fluvial o lacustre de petróleo o sustancias tóxicas. Para determinar los lugares, la forma de lavado, las condiciones de operación de las naves fluviales o lacustres que transportan sustancias capaces de producir deterioro ambiental, así como para el otorgamiento de licencias de transporte fluvial o lacustre de petróleo o sustancias tóxicas, el Ministerio de Transporte, tendrá en cuenta, de acuerdo con lo previsto por el artículo 39 del Decreto-Ley 2811 de 1974, las regulaciones que al efecto establezca el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y exigirá su cumplimiento por parte de quienes realicen estas actividades.

(D. 1541/78, art. 85).

ART. 2.2.3.2.10.20.—Prevención de la contaminación derivada de la operación o lavado de las naves. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, establecerá las regulaciones necesarias para prevenir la contaminación que pueda derivarse de la operación o lavado de las naves destinadas al transporte humano o de carga.

(D. 1541/78, art. 86).

SECCIÓN 11

Estudios de factibilidad sobre aprovechamiento de aguas para proyectos de riego

ART. 2.2.3.2.11.1.—Estudios de factibilidad sobre aprovechamiento de aguas con destino a la formulación de proyectos de riego. La autoridad ambiental competente podrá otorgar permisos especiales hasta por el término de un año, para la realización de estudios de factibilidad sobre aprovechamiento de aguas con destino a la formulación de proyectos de riego a nivel de finca o grupos de fincas, cuando el costo de tales estudios y de las obras civiles correspondientes vayan a ser financiados con recursos del Banco de la República en los términos de la Resolución 28 de 1981 expedida por la junta monetaria, o de las disposiciones que se expidan con igual finalidad.

(D. 2858/81, art. 1º).

ART. 2.2.3.2.11.2.—Solicitud. Para el otorgamiento del permiso, el interesado o interesados, deberán formular por escrito la correspondiente solicitud, en donde precisarán, cuando menos, los siguientes datos:

a) Nombre y localización del predio o predios que se beneficiarán;

b) Nombre y ubicación de la posible fuente de abasto;

c) Cantidad aproximada de aguas que se desea utilizar;

d) Término por el cual se solicita el permiso.

La solicitud será suscrita por el interesado o interesados, junto con la cual deberán entregar la prueba de su constitución y representación, si se trata de una persona jurídica y el certificado de tradición del inmueble o inmuebles expedido por el correspondiente registrador de instrumentos públicos y privados.

(D. 2858/81, art. 2º).

ART. 2.2.3.2.11.3.—Visita e informe. Dentro de los tres días siguientes al de la fecha de recepción de la solicitud, la autoridad ambiental competente enviará un funcionario que se encargue de visitar la finca o fincas, para determinar si de acuerdo con la disponibilidad de aguas, sería factible otorgar la concesión requerida, una vez aprobado el crédito a favor del interesado o interesados para la construcción de las obras, y siempre que se cumplan las exigencias legales y reglamentarias que requiere tal tipo de aprovechamiento.

El funcionario entregará su informe dentro de los diez días siguientes al de la fecha de la visita, señalando en él la situación general del predio y las condiciones de los recursos hídricos aprovechables para los fines solicitados.

Con base en el informe, la autoridad ambiental competente expedirá el correspondiente permiso de estudio con destino al intermediario financiero ante el cual se solicita el financiamiento a que se refiere el artículo 2.2.3.2.11.1 del presente decreto.

(D. 2858/81, art. 3º).

ART. 2.2.3.2.11.4.—Prioridad de los titulares del permiso. Los titulares del permiso tendrán la primera opción sobre otros solicitantes para la concesión de aguas, sin perjuicio de las tres primeras prioridades de uso establecidas en el presente decreto y siempre que se les otorgue el financiamiento para elaboración de estudios de factibilidad del proyecto de riego y cumplan lo dispuesto en el siguiente artículo.

(D. 2858/81, art. 4º).

ART. 2.2.(sic)—Solicitud de concesión de aguas. Antes del vencimiento del permiso de estudio, su titular deberá presentar ante la autoridad ambiental competente la solicitud de concesión de aguas, la cual deberá formalizarse en un todo de acuerdo con lo dispuesto por los literales a), b), c), d), e), f), g), h), i), y j) del artículo 2.2.3.2.9.1 del presente decreto, anexando los siguientes documentos:

1. Copia auténtica del estudio de factibilidad.

2. Prueba de la propiedad del predio o predios a favor del solicitante o solicitantes.

(Nota: Corregida la numeración del presente artículo 2.2. que pasa a ser “ART. 2.2.3.2.11.5.” por el Decreto 703 de 2018 artículo 9° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(D. 2858/81, art. 5º).

ART. 2.2.3.2.11.5.—Término y vigencia de la concesión. Las concesiones de agua en los términos del presente decreto podrán ser otorgadas hasta por veinte años, su vigencia está condicionada al otorgamiento del crédito para financiar las obras de infraestructura física.

(Nota: Corregida la numeración del presente artículo 2.2.3.2.11.5 que pasa a ser “ART. 2.2.3.2.11.6.” por el Decreto 703 de 2018 artículo 9° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(D. 2858/81, art. 6º).

SECCIÓN 12

Ocupación de playas, cauces y lechos

ART. 2.2.3.2.12.1.—Ocupación. La construcción de obras que ocupen el cauce de una corriente o depósito de agua requiere autorización, que se otorgará en las condiciones que establezca la autoridad ambiental competente. Igualmente se requerirá permiso cuando se trate de la ocupación permanente o transitoria de playas.

La Dirección General Marítima y Portuaria otorgará estas autorizaciones o permisos en las áreas de su jurisdicción, de acuerdo con lo establecido en el Decreto-Ley 2324 de 1984, previo concepto de la autoridad ambiental competente.

Cuando el Ministerio Transporte deba realizar operaciones de dragado o construir obras que ocupen los cauces de ríos o lagos con el fin de mantener sus condiciones de navegabilidad, no requerirá la autorización a que se refiere este capítulo, pero deberá cumplir lo establecido por el artículo 26 del Decreto-Ley 2811 de 1974, y los mecanismos de coordinación que establezca la autoridad ambiental competente conjuntamente con el citado ministerio para garantizar la protección de las aguas, cauces y playas.

(D. 1541/78, art. 104).

ART. 2.2.3.2.12.1.2.—Servicios de turismo, recreación o deporte. El establecimiento de servicios de turismo, recreación o deporte en corrientes, lagos y demás depósitos de aguas del dominio público requieren concesión o asociación en los términos que establezca la autoridad ambiental competente.

La concesión se regirá por las normas previstas en las secciones 7, 8 y 9 de este capítulo y la asociación se regirá por la legislación vigente sobre la materia.

(D. 1541/78, art. 105).

(Nota: Corregida la numeración del presente artículo 2.2.3.2.12.1.2 que pasa a ser “ART. 2.2.3.2.12.2.” por el Decreto 703 de 2018 artículo 10 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.12.1.3.—Pesca de subsistencia y usos domésticos. La ocupación transitoria de playas para pesca de su.bsistencia no requiere permiso. El tránsito y ocupación de playas y riberas para hacer usos domésticos del agua se rige por lo dispuesto en la sección 6 del presente capítulo.

(D. 1541/78, art. 106).

(Nota: Corregida la numeración del presente artículo 2.2.3.2.12.1.3 que pasa a ser “ART. 2.2.3.2.12.3.” por el Decreto 703 de 2018 artículo 10 y corregida la expresión “dispuesto” por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 15 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

SECCIÓN 13

Reglamentación del uso de las aguas y declaración de reservas y agotamiento

ART. 2.2.3.2.13.1.—Reglamentación del uso de las aguas. La autoridad ambiental competente con el fin de obtener una mejor distribución de las aguas de cada corriente o derivación, de acuerdo con lo previsto en los artículos 156 y 157 del Decreto-Ley 2811 de 1974, reglamentará cuando lo estime conveniente, de oficio o a petición de parte, el aprovechamiento de cualquier corriente o depósito de aguas públicas, así como las derivaciones que beneficien varios predios. Para ello se adelantará un estudio preliminar con el fin de determinar la conveniencia de la reglamentación, teniendo en cuenta el reparto actual, las necesidades de los predios que las utilizan y las de aquellos que puedan aprovecharlas.

(D. 1541/78, art. 107).

ART. 2.2.3.2.13.2.—Conveniencia de la reglamentación. Si del resultado del estudio a que se refiere el artículo anterior, se deduce la conveniencia de adelantar la reglamentación, la autoridad ambiental competente así lo ordenará mediante providencia motivada.

(D. 1541/78, art. 108).

ART. 2.2.3.2.13.3.—Publicación acto administrativo. Con el fin de hacer conocer a los interesados la providencia mediante la cual se ordena una reglamentación de aprovechamiento de aguas, la autoridad ambiental competente efectuará las siguientes publicaciones, por lo menos con diez (10) días de anticipación a la práctica de la visita ocular, así:

a) Copia de la providencia que indique la jurisdicción del lugar donde deben realizar las visitas oculares y se ordene la reglamentación se fijará en un lugar público de la autoridad ambiental competente y en la alcaldía o inspección de policía del lugar;

b) Aviso por dos veces consecutivas en el periódico de mayor circulación de la región, sobre el lugar y fecha de la diligencia; si existen facilidades en la zona se publicará este aviso a través de la emisora del lugar.

(D. 1541/78, art. 109).

ART. 2.2.3.2.13.4.—Visita ocular y estudios de reglamentación de una corriente. La visita ocular y los estudios de reglamentación de una corriente serán efectuados por funcionarios idóneos en la materia, y comprenderán cuando menos los siguientes aspectos:

a) Cartografía;

b) Censo de usuarios de aprovechamiento de aguas;

c) Hidrometeorológicos;

d) Agronómicos;

e) Riego y drenaje;

f) Socioeconómicos;

g) Obras hidráulicas;

h) De incidencia en el desarrollo de la región;

i) De incidencia ambiental del uso actual y proyectado del agua;

j) Legales;

k) Módulos de consumo, y

l) Control y vigilancia de los aprovechamientos.

En todo caso, la autoridad ambiental competente podrá determinar las características que debe contener cada uno de los aspectos señalados en consideración a la fuente y aprovechamiento de que se trata.

(D. 1541/78, art. 110).

ART. 2.2.3.2.13.5.—Proyecto de distribución de aguas y aviso. Con base en los estudios y visitas a que se refieren los artículos anteriores, se elaborará un proyecto de distribución de aguas. Este proyecto se comunicará a los interesados mediante aviso que se publicará por dos (2) veces con intervalo de diez (10) días entre uno y otro, en dos de los periódicos de mayor circulación en el departamento o municipio correspondiente, con el fin de que puedan presentar las objeciones que consideren pertinentes dentro de los veinte (20) días siguientes a la publicación del último aviso.

(D. 1541/78, art. 111).

ART. 2.2.3.2.13.6.—Difusión aviso. El aviso a que se refiere el artículo anterior se puede difundir por dos veces a través de la emisora del lugar con el mismo intervalo establecido en el artículo anterior.

(D. 1541/78, art. 112).

ART. 2.2.3.2.13.7.—Objeciones, práctica de diligencias, reforma proyecto y publicación acto administrativo. Una vez expirado el término de objeciones la autoridad ambiental competente procederá a estudiarlas; en caso de que sean conducentes ordenará las diligencias pertinentes.

Una vez practicadas estas diligencias y si fuere el caso reformado el proyecto, la autoridad ambiental competente procederá a elaborar la providencia de reglamentación correspondiente, y expedida esta, su encabezamiento y parte resolutiva serán publicadas en el Diario Oficial.

(D. 1541/78, art. 113).

ART. 2.2.3.2.13.8.—Efectos reglamentación de aguas. Toda reglamentación de aguas afecta los aprovechamientos existentes, es de aplicación inmediata e implica concesiones para los beneficiarios quienes quedan obligados a cumplir las condiciones impuestas en ellas y sujetos a las causales de caducidad de que trata el Decreto-Ley 2811 de 1974 y el presente decreto.

(D. 1541/78, art. 114).

ART. 2.2.3.2.13.9.—Distribución, reglamentación o reparto de aguas de uso público y servidumbre de acueducto. Para efecto de la distribución, reglamentación o reparto de aguas de uso público, todo predio que esté atravesado por una derivación se presume gravado con servidumbre de acueducto. Si se trata de predios comuneros, la servidumbre se presume sobre las porciones ocupadas por los comuneros.

Si se trata de terrenos baldíos, tal gravamen se presume sobre las proporciones ocupadas por los colonos y ocupantes sin perjuicio de que se imponga la servidumbre conforme a las normas vigentes.

(D. 1541/78, art. 115).

ART. 2.2.3.2.13.10.—Revisión y modificación de reglamentación de aguas de uso público. Cualquier reglamentación de aguas de uso público podrá ser revisada o variada por la autoridad ambiental competente a petición de parte interesada o de oficio, cuando hayan cambiado las condiciones o circunstancias que se tuvieron en cuenta para efectuarla y siempre que se haya oído a las personas que pueden resultar afectadas con la modificación.

(D. 1541/78, art. 116).

ART. 2.2.3.2.13.11.—Aspectos a considerar en la revisión y modificación de reglamentación de aguas de uso público. En el trámite de revisión o variación de una reglamentación de aguas de uso público se tendrán en cuenta las necesidades de los usuarios y las circunstancias que determinan la revisión o variación con el fin de que aquellas se satisfagan en forma proporcional.

Se tendrá, igualmente, en cuenta el cumplimiento dado por los usuarios a las normas que regulan el manejo del recurso y especialmente a las obligaciones comprendidas en la reglamentación que se pretenda variar o revisar.

(D. 1541/78, art. 117).

ART. 2.2.3.2.13.12.—Declaración de reservas y agotamiento. Sin perjuicio de los derechos adquiridos y de las disposiciones especiales previstas por el Decreto-Ley 2811 de 1974, la autoridad ambiental competente, podrá decretar reservas de agua, entendiéndose por tales:

a) La prohibición de otorgar permiso o concesión para usar determinadas corrientes o depósitos de agua, lagos de dominio público, partes o secciones de ellos, y

b) La prohibición de otorgar permisos o concesiones para determinados usos corrientes, depósitos de agua o de sus lechos o cauces.

(Nota: Corregido el presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 11 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(D. 1541/78, art. 118).

ART. 2.2.3.2.13.13.—Fines de las reservas. Las reservas podrán ser decretadas para cualquiera de los siguientes fines:

a) Organizar o facilitar la prestación de un servicio público;

b) Adelantar programas de restauración, conservación o preservación de la calidad de las aguas, de su caudal o de sus cauces, lechos o playas, o del ambiente de que forman parte;

c) Adelantar estudios o proyectos que puedan conducir al uso de las aguas, cauces o lechos por parte del Estado;

d) Mantener una disponibilidad de aguas públicas acorde con las necesidades del país;

e) Para desarrollar programas de acuicultura, proteger criaderos de peces y mantener el medio ecológico de la fauna o flora acuática dignas de protección, y

f) Para el establecimiento de zonas de manejo especial en desarrollo de los artículos 137 y 309 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 119).

ART. 2.2.3.2.13.14.—Estudios. La autoridad ambiental competente practicará estudios cuando menos sobre los aspectos contemplados por el artículo 2.2.3.2.13.4 de este decreto, y con base en ellos hará la reserva respectiva.

Cuando la reserva sea declarada para restaurar la calidad de las aguas o para realizar los estudios previstos en el punto c) del artículo 2.2.3.2.13.13 de este decreto, una vez cumplido el objetivo se podrá levantar la reserva.

(D. 1541/78, art. 120).

ART. 2.2.3.2.13.15.—Declaración de agotamiento de la fuente. Cuando una fuente de agua pública hubiere sido aforada y se hubieren otorgado permisos o concesiones de uso que alcancen o excedan el caudal disponible, computadas las obras de almacenamiento que existieren, la autoridad ambiental competente, podrá declarar agotada está fuente, declaración que se publicará en la sede principal y en la respectiva subsede.

(D. 1541/78, art. 121).

ART. 2.2.3.2.13.16.—Restricción de usos o consumos temporalmente. En casos de producirse escasez crítica por sequías, contaminación, catástrofes naturales o perjuicios producidos por el hombre, que limiten los caudales útiles disponibles, la autoridad ambiental competente podrá restringir los usos o consumos temporalmente. A tal efecto podrá establecer turnos para el uso o distribuir porcentualmente los caudales utilizables. El presente artículo será aplicable aunque afecte derechos otorgados por concesiones o permisos.

Los derechos de uso sobre aguas privadas también podrán limitarse temporalmente por las razones a que se refiere este artículo.

(D. 1541/78, art. 122).

ART. 2.2.3.2.13.17.—Emergencia ambiental y facultades. En caso de emergencia ambiental producida por inundaciones, deslizamientos de márgenes u otras catástrofes naturales relacionadas con las aguas o sus cauces o cuando existiere peligro inminente, la autoridad ambiental competente podrá declararla.

La autoridad ambiental competente podrá alterar el orden de prioridades para el otorgamiento de concesiones o permisos y en general dar cumplimiento a lo dispuesto por los artículos 2.2.3.2.13.16, 2.2.3.2.19.10, 2.2.3.2.19.11 y 2.2.3.2.19.12 de este decreto; imponer restricciones al dominio y adelantar expropiaciones a que haya lugar si se da alguna de las circunstancias previstas por el artículo 69 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 123).

ART. 2.2.3.2.13.18.—Facultades para la protección de fuentes o depósitos de aguas. Para proteger determinadas fuentes ó depósitos de aguas, la autoridad ambiental competente podrá alindar zonas aledañas a ellos, en las cuales se prohíba o restrinja el ejercicio de actividades, tales como vertimiento de aguas servidas o residuales uso de fertilizantes o plaguicidas, cría de especies de ganado depredador y otras similares.

La autoridad ambiental competente podrá prohibir, temporal o definitivamente, ciertos usos, tales como los recreativos, deportivos y la pesca, en toda una cuenca o subcuenca hidrográfica o sectores ella, cuando del análisis de las aguas servidas a los desechos industriales que se viertan a una corriente o cuerpo de agua se deduzca que existe contaminación o peligro de contaminación que deba ser prevenida o corregida en forma inmediata.

Podrá, igualmente, restringir o prohibir los demás usos con el de restaurar o recuperar una corriente o cuerpo de agua deteriorado o contaminado.

(Nota: Corregido el presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 12 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(D. 1541/78, art. 124).

SECCIÓN 14

Restricciones y limitaciones al dominio

ART. 2.2.3.2.14.1.—Servidumbre en interés público. En concordancia con lo establecido por artículo 919 del Código Civil, toda heredad está sujeta a la servidumbre del acueducto en favor de otra heredad que carezca de las aguas necesarias para el cultivo de sementeras, plantaciones o pastos, o en favor de un pueblo que las haya menester para el servicio doméstico de los habitantes o en favor de un establecimiento industrial que las necesite para el movimiento de sus máquinas y para sus procesos industriales.

(D. 1541/78, art. 125).

ART. 2.2.3.2.14.2.—Limitación de dominio o servidumbre. De conformidad con lo establecido por el artículo 67 del Decreto-Ley 2811 de 1974, se impondrá limitación de dominio o servidumbre sobre inmueble de propiedad privada cuando lo impongan la utilidad pública el interés social.

Se considera de utilidad pública o interés social la preservación y el manejo del recurso agua al tenor de los dispuestos por el artículo 1º del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 126).

ART. 2.2.3.2.14.3.—Utilidad pública e interés social de la servidumbre para la construcción de acueductos destinados al riego. Se considera igualmente de utilidad pública e interés social, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 8º de las Ley 98 de 1928 y por los artículos 1º y 2º del Decreto-Ley 407 de 1949, el establecimiento de servidumbre en la construcción de acueductos destinados al riego y toda clase de trabajos o construcciones para el aprovechamiento hidráulico, industrial o agrícola de dichas obras.

Para que un predio quede sujeto a servidumbre de acueducto es indispensable que no sea factible conducir el agua económicamente por heredades que pertenezcan al solicitante.

(D. 1541/78, art. 127).

ART. 2.2.3.2.14.4.—Servidumbre de acueducto. Se presume gravado con servidumbre de acueducto todo predio que esté atravesado por una derivación de aguas provenientes de corrientes de uso público.

(D. 1541/78, art. 128).

ART. 2.2.3.2.14.5.—Servidumbres y aprovechamiento de las aguas subterráneas. Las servidumbres establecidas conforme la ley, gravan también a los predios en los cuales deben ejecutarse obras para el aprovechamiento de las aguas subterráneas y para su conducción.

(D. 1541/78, art. 129).

ART. 2.2.3.2.14.6.—Condiciones para la imposición de servidumbres. La autoridad ambiental competente deberá en cada caso concreto de imposición administrativa de servidumbre verificar que se dan los motivos de utilidad pública e interés social establecidos por el artículo 1º del Decreto-Ley 2811 de 1974 y demás leyes vigentes para imponerla y teniendo en cuenta entre otras las siguientes circunstancias:

a) Que no haya podido lograrse un arreglo amistoso entre las partes;

b) Que el aprovechamiento de aguas que se proyecta realizar, haya sido amparado por concesión;

c) Que la servidumbre sea indispensable para poder hacer uso del agua concedida, en forma técnica y económica.

(D. 1541/78, art. 130).

ART. 2.2.3.2.14.7.—Notificación providencia y citación audiencia de conciliación. Verificados los motivos de utilidad pública por la autoridad ambiental competente la providencia respectiva se notificará personalmente a los dueños de los inmuebles sobre los cuales se haya de constituir la servidumbre, y se citará a una audiencia conciliadora, a la cual deberá concurrir igualmente el peticionario de la servidumbre.

La audiencia tendrá por objeto procurar un acuerdo sobre los siguientes aspectos de la servidumbre:

a) Lugar y superficie que se afectará;

b) Obras que se deban construir;

c) Modalidad de su ejercicio;

d) Monto y forma de pago de la indemnización.

Si se lograre acuerdo, la autoridad ambiental competente expedirá una resolución en la cual establecerá la servidumbre en las condiciones convenidas en la audiencia; providencia que deberá inscribirse en el registro de usuarios del recurso hídrico y en la oficina de registro de instrumentos públicos y privados.

(D. 1541/78, art. 131).

ART. 2.2.3.2.14.8.—Efecto de la no conciliación. Si hubiere desacuerdo en cuanto al precio y las indemnizaciones que correspondan, las partes quedan en libertad de acudir al órgano jurisdiccional para que este decida.

(D. 1541/78, art. 132).

ART. 2.2.3.2.14.9.—Visitas oculares e imposición de servidumbre. La autoridad ambiental competente ordenará practicar las visitas oculares necesarias, con el fin de establecer los puntos previsto en el artículo 2.2.3.2.14.7, letras a), b) y c) de este decreto.

Con base en las visitas practicadas, en los planos que se hubieren levantado y en todas las informaciones obtenidas, la autoridad ambiental competente establecerá la servidumbre en interés público, y en la misma providencia ordenará la entrega de la zona, previo depósito de la suma que no esté cuestionada, a órdenes del juzgado que conozca del asunto.

(D. 1541/78, art. 133).

ART. 2.2.3.2.14.10.—Inscripción acto administrativo. La providencia administrativa que imponga la servidumbre se deberá inscribir en la correspondiente oficina de registro de instrumentos públicos y privados.

(D. 1541/78, art. 134).

ART. 2.2.3.2.14.11.—Contenido acto administrativo. En la providencia que imponga la servidumbre se indicará la propiedad o propiedades que quedan gravadas, el sitio de captación de las aguas o de ubicación de las obras, la ruta y características de la acequia, del canal, de las obras de vertimiento y del acueducto, y las zonas que deben ocupar estas, de acuerdo con los planos aprobados.

(D. 1541/78, art. 135).

ART. 2.2.3.2.14.12.—Servidumbre en interés privado. Previamente a la constitución de una servidumbre en interés privado a que se refieren los artículos 107 a 118 del Decreto-Ley 2811 de 1974, por la vía jurisdiccional, la autoridad ambiental competente a solicitud de parte y con participación de los interesados, podrá determinar la zona que va quedar afectada por la servidumbre, las características de la obra y las demás modalidades concernientes al ejercicio de aquella, de acuerdo con el plano que levante al efecto.

(D. 1541/78, art. 136).

ART. 2.2.3.2.14.13.—Acuerdo entre partes. Establecidas las circunstancias a que se refiere el artículo anterior, la autoridad ambiental competente citará a las partes para convengan el precio de la zona afectada por la servidumbre y sus modalidades.

Si hubiere acuerdo se levantará un acta en la cual se señalarán las condiciones para el pago de la indemnización, para la entrega de la zona afectada y para la ejecución de las obras necesarias, así como sus características.

(D. 1541/78, art. 137).

ART. 2.2.3.2.14.14.—Efectos del no acuerdo. Si no hubiere acuerdo entre las partes, el interesado deberá recurrir a la vía jurisdiccional para que de acuerdo con lo dispuesto por el Código de Procedimiento Civil, se imponga la servidumbre respectiva.

(D. 1541/78, art. 138).

ART. 2.2.3.2.14.15.—Otras normas aplicables. Las servidumbres en interés privado se rigen además por las disposiciones establecidas en los artículos 2.2.3.2.14.4 de este decreto y 106 a 118 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 139).

SECCIÓN 15

Adquisición de bienes y expropiación

ART. 2.2.3.2.15.1.—Requisitos y negociaciones. En cualquiera de los casos a que se refieren los artículos 69 y 70 del Decreto-Ley 2811 de 1974, la autoridad ambiental competente procederá a adelantar las negociaciones para la adquisición de bienes de propiedad privada y patrimoniales de entidades de derecho público, establecidas previamente las siguientes circunstancias:

a) La necesidad de adquisición de tales bienes;

b) La determinación de los bienes que serán afectados;

c) La determinación de las personas con quienes se adelantará la negociación.

(D. 1541/78, art. 140).

ART. 2.2.3.2.15.2.—Enajenación voluntaria y expropiación. La adquisición de bienes inmuebles por enajenación voluntaria y expropiación se regirá por lo dispuesto en la Ley 388 de 1997 o en la norma que la modifique o la sustituya.

(D. 1541/78, art. 141).

SECCIÓN 16

Régimen de ciertas categorías especiales de agua

ART. 2.2.3.2.16.1.—Uso de aguas lluvias sin concesión. Sin perjuicio del dominio público de las aguas lluvias, y sin que pierdan tal carácter, el dueño, poseedor o tenedor de un predio puede servirse sin necesidad de concesión de las aguas lluvias que caigan o se recojan en este, mientras por este discurren.

(D. 1541/78, art. 143).

ART. 2.2.3.2.16.2.—Concesión de aguas lluvias. Se requerirá concesión para el uso de las aguas lluvias cuando estas aguas forman un cauce natural que atraviese varios predios, y cuando aún sin encausarse salen del inmueble.

(D. 1541/78, art. 144).

ART. 2.2.3.2.16.3.—Aguas lluvias y construcción de obras. La construcción de obras para almacenar conservar y conducir aguas lluvias se podrá adelantar siempre y cuando no se causen perjuicios a terceros.

(D. 1541/78, art. 145).

ART. 2.2.3.2.16.4.—Aguas subterráneas, exploración. Permiso. La prospección y exploración que incluye perforaciones de prueba en busca de aguas subterráneas con miras a su posterior aprovechamiento, tanto en terrenos de propiedad privada como en baldíos, requiere permiso de la autoridad ambiental competente.

(D. 1541/78, art. 146).

ART. 2.2.3.2.16.5.—Requisitos para la obtención del permiso. Las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas que deseen explorar en busca de aguas subterráneas, deberán presentar solicitud de permiso ante la autoridad ambiental competente con los requisitos exigidos para obtener concesión de aguas, y suministrar además la siguiente información:

a) Ubicación y extensión del predio o predios a explorar indicando si son propios, ajenos o baldíos;

b) Nombre y número de inscripción de la empresa perforadora, y relación y especificaciones del equipo que va a usar en las perforaciones;

c) Sistema de perforación a emplear y plan de trabajo;

d) Características hidrogeológicas de la zona, si fueren conocidas;

e) Relación de los otros aprovechamientos de aguas subterráneas existente dentro del área que determine la autoridad ambiental competente;

f) Superficie para la cual se solicita el permiso y término del mismo;

g) Los demás datos que el peticionario o la autoridad ambiental competente consideren convenientes.

(D. 1541/78, art. 147).

ART. 2.2.3.2.16.6.—Anexos solicitud de permiso. Las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas deberán acompañar a la solicitud:

a) Certificado del registrador de instrumentos públicos y privados sobre el registro del inmueble o la prueba adecuada de la posesión o tenencia;

b) Los documentos que acrediten la personería o identificación del solicitante, y

c) Autorización escrita con la firma autenticada del propietario o propietarios de los fundos donde se van a realizar las exploraciones, si se tratare de predios ajenos.

(D. 1541/78, art. 148).

ART. 2.2.3.2.16.7.—Trámite. Recibida la solicitud de exploración debidamente formulada, la autoridad ambiental competente procederá a estudiar cada uno de los puntos relacionados en el artículo 2.2.3.2.16.5 de este decreto, por intermedio de profesionales o técnicos en la materia.

(D. 1541/78, art. 149).

ART. 2.2.3.2.16.8.—Permiso y condiciones. Con base en los estudios a que se refiere el artículo anterior, la autoridad ambiental competente podrá otorgar el permiso. Si el beneficiario fuere una persona natural, o jurídica privada se deberán incluir las siguientes condiciones:

a) Que el área de exploración no exceda de 1.000 hectáreas, siempre y cuando sobre la misma zona no existan otras solicitudes que impliquen reducir esta extensión;

b) Que el período no sea mayor de un (1) año,

(D. 1541/78, art. 150).

ART. 2.2.3.2.16.9.—Exploración y aspectos a considerar. En el proceso de exploración se contemplarán los siguientes aspectos para efectos del informe a que se refiere el artículo 2.2.3.2.16.10 de este decreto:

1. Cartografía geológica superficial.

2. Hidrología superficial.

3. Prospección geofísica.

4. Perforación de pozos exploratorios.

5. Ensayo de bombeo.

6. Análisis físico-químico de las aguas, y

7. Compilación de datos sobre necesidad de agua existente y requerida.

(D. 1541/78, art. 151).

ART. 2.2.3.2.16.10.—Informe del permisionario. Al término de todo permiso de exploración de aguas subterráneas, el permisionario tiene un plazo de sesenta (60) días hábiles para entregar a la autoridad ambiental competente por cada perforado un informe que debe contener, cuando menos, los siguientes puntos:

a) Ubicación del pozo perforado y de otros que existan dentro del área de exploración o próximos a esta. La ubicación se hará por coordenadas geográficas con base a WGS84 y siempre que sea posible con coordenadas planas origen Bogotá “Magna Sirgas” con base en cartas del Instituto Geográfico “Agustín Codazzi”;

(Nota: Corregido el literal a) del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 13 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

b) Descripción de la perforación y copias de los estudios geofísicos, si se hubieren hecho;

c) Profundidad y método de perforación;

d) Perfil estratigráfico de todos los pozos perforados, tengan o no agua; descripción y análisis de las formaciones geológicas, espesor, composición, permeabilidad, almacenaje y rendimiento real del pozo si fuere productivo, y técnicas empleadas en las distintas fases. El titular del permiso deberá entregar, cuando la entidad lo exija, muestras de cada formación geológica atravesada, indicando la cota del nivel superior e inferior a que corresponde;

e) Nivelación de cota del pozo con relación a las bases altimétricas establecidas por el Instituto Geográfico “Agustín Codazzi”, niveles estáticos de agua contemporáneos a la prueba en la red de pozos de observación, y sobre los demás parámetros hidráulicos debidamente calculados;

f) Calidad de las aguas; análisis físico-químico y bacteriológico, y

g) Otros datos que la autoridad ambiental competente considere convenientes.

(Nota: Corregido el inciso primero del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 13 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(D. 1541/78, art. 152).

ART. 2.2.3.2.16.11.—Supervisión prueba de bombeo. La prueba de bombeo a que se refiere el punto e) del artículo anterior deberá ser supervisada por un funcionario designado por la autoridad ambiental competente.

(D. 1541/78, art. 153).

ART. 2.2.3.2.16.12.—Efectos del permiso de exploración. Los permisos de exploración de aguas subterráneas no confieren concesión para el aprovechamiento de las aguas, pero darán prioridad al titular del permiso de exploración para el otorgamiento de la concesión en la forma prevista en las secciones 7, 8 y 9 del presente capítulo.

(D. 1541/78, art. 154).

ART. 2.2.3.2.16.13.—Aprovechamientos. Los aprovechamientos de aguas subterráneas, tanto en predios propios como ajeno, requieren concesión de la autoridad ambiental competente con excepción de los que utilicen para usos domésticos en propiedad del beneficiario o en predios que este tenga posesión o tenencia.

(D. 1541/78, art. 155).

ART. 2.2.3.2.16.14.—Requisitos y trámite concesión. La solicitud de concesión de aguas subterráneas deber reunir los requisitos y trámites establecidos en la sección 9 de este capítulo.

A solicitud se acompañará copia del permiso de exploración y certificación sobre la presentación del informe previsto en el artículo 2.2.3.2.16.10 de este mismo estatuto.

(D. 1541/78, art. 157).

ART. 2.2.3.2.16.15.—Exoneración permiso y proceso de exploración. Si el pozo u obra para aprovechamiento de aguas subterráneas se encuentra dentro de una cuenca subterránea ya conocido por la autoridad ambiental competente se podrá exonerar del permiso y el proceso de exploración.

(D. 1541/78, art. 158).

ART. 2.2.3.2.16.16.—Preferencia otorgada por el permiso de exploración. El propietario, poseedor o tenedor de un predio que en ejercicio del respectivo permiso haya realizado exploración de aguas subterráneas dentro de su predio tendrá preferencia para optar a la concesión para el aprovechamiento de las mismas aguas. Tal opción debe ejercerla dentro de los dos (2) meses siguientes a la notificación que para el efecto le haga la autoridad ambiental competente. Si en el término de un (1) año contado a partir del ejercicio de su opción; la concesión no se hubiere otorgado al solicitante por motivos imputables a él, o si otorgada le fuera caducada por incumplimiento, la concesión podrá ser otorgada a terceros.

(D. 1541/78, art. 159).

ART. 2.2.3.2.16.17.—Concesiones para aguas sobrantes. Cuando la producción de un pozo u obra de alumbramiento exceda el caudal autorizado en la concesión, sea o no el concesionario dueño del suelo donde está la obra; la autoridad ambiental competente podrá otorgar concesiones de las aguas que sobran a terceros que las soliciten bajo la condición de que contribuyan proporcionalmente a los costos de construcción, mantenimiento y operación del pozo u obra, y fijará en tales casos el monto porcentual de las construcciones, así como el régimen de administración del pozo u obra.

(D. 1541/78, art. 160).

ART. 2.2.3.2.16.18.—Concesiones aguas subterráneas en terrenos ajenos al concesionario. Las concesiones para alumbrar aguas subterráneas en terrenos ajenos al concesionario sólo pueden otorgarse para uso doméstico y abrevadero, previa la constitución de servidumbre y si concurren las siguientes circunstancias:

a) Que el terreno del solicitante no existen aguas superficiales, ni subterráneas en profundidad económicamente explotable, según su capacidad financiera;

b) Que ocurra el caso previsto por el artículo 2.2.3.2.16.17 de este decreto, o que el propietario, tenedor o poseedor del predio no ejerza la opción que le reconoce el presente el artículo 2.2.3.2.16.16 en el término fijado.

(D. 1541/78, art. 161).

(Nota: Corrigida la expresión “Que el terreno del solicitante no existen aguas superficiales” del literal a) del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 16 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.16.19.—Aguas alumbradas en perforaciones mineras o petroleras. Las aguas alumbradas en perforaciones mineras o petroleras se concederán, en primer lugar, a quienes realicen las perforaciones hasta la concurrencia de sus necesidades, y podrán concederse a terceros si no perturbaren la explotación minera o petrolera.

(D. 1541/78, art. 162).

ART. 2.2.3.2.16.20.—Otras disposiciones aplicables a sobrantes en aprovechamiento de aguas subterráneas. Cuando se presenten sobrantes en cualquier aprovechamiento de aguas subterráneas tendrán aplicación las disposiciones de este decreto relacionadas con aguas superficiales, en cuanto no fueren incompatibles. El titular de la concesión está obligado a extraerlas sin que se produzcan sobrantes. En caso de que esto sea inevitable, deberá conducir a sus expensas dichos sobrantes hasta la fuente más cercana o a facilitar su aprovechamiento para predios vecinos, caso en el cual los beneficiarios contribuirán a sufragar los costos de conducción.

(D. 1541/78, art. 163).

ART. 2.2.3.2.16.21.—Contenido acto administrativo. En las resoluciones de concesión de aguas subterráneas la autoridad ambiental competente consignará además de lo expresado en la sección 9 de este capítulo, lo siguiente:

a) La distancia mínima a que se debe perforar el pozo en relación con otros pozos en producción;

b) Características técnicas que debe tener el pozo, tales como: profundidad, diámetro, revestimiento, filtros y estudios geofísicos que se conozcan de pozos de exploración o de otros próximos al pozo que se pretende aprovechar;

c) Características técnicas de la bomba o compresor y plan de operación del pozo; indicará el máximo caudal que va a bombear en litros por segundo;

d) Napas que se deben aislar;

e) Napas de las cuales esté permitido alumbrar aguas indicando sus cotas máximas y mínimas;

f) Tipo de válvula de control o cierre, si el agua surge naturalmente;

g) Tipo de aparato de medición de caudal, y

h) La demás que considere convenientes la autoridad ambiental competente.

(D. 1541/78, art. 164).

ART. 2.2.3.2.16.22.—Imposición de uso combinado de aguas superficiales y subterráneas. La autoridad ambiental competente podrá imponer a un concesionario de aguas superficiales y subterráneas el uso combinado de ellas, limitando el caudal utilizable bajo uno u otro sistema o las épocas en que puede servirse de una y otras.

(D. 1541/78, art. 165).

SECCIÓN 17

Preservación y control

ART. 2.2.3.2.17.1.—Aplicabilidad declaración de agotamiento. La declaración de agotamiento autorizada por los artículos 2.2.3.2.13.15 a 2.2.3.2.13.17 de este decreto, es aplicable para las aguas subterráneas por motivos de disponibilidad cuantitativa y cualitativa de las mismas.

(D. 1541/78, art. 166).

ART. 2.2.3.2.17.2.—Otras facultades de la autoridad ambiental. Por los mismos motivos, la autoridad ambiental competente podrá tomar, además de las medidas previstas por los artículos 2.2.3.2.13.15 a 2.2.3.2.13.17 de este decreto, las siguientes:

a) Ordenar a los concesionarios la construcción de las obras y trabajos que sean innecesarios para recargar y conservar el pozo, o,

b) Construir las obras a que se refiere la letra anterior, en cuyo caso se podrá cobrar la tasa de valorización.

(D. 1541/78, art. 167).

(Nota: Corrigida la expresión “innecesario” del literal a) del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 17 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.17.3.—Concepto de sobrantes. Para efectos de la aplicación del artículo 154 del Decreto-Ley 2811 de 1974, se entiende por “sobrantes” las aguas que, concedidas, no se utilicen en ejercicio del aprovechamiento.

(D. 1541/78, art. 168).

ART. 2.2.3.2.17.4.—Distancia mínima entre perforaciones. Para evitar la interferencia que pueda producirse entre dos o más pozos como consecuencia de la solicitud para un nuevo aprovechamiento, la autoridad ambiental competente teniendo en cuenta el radio físico de influencia de cada uno, determinará la distancia mínima que debe mediar entre la perforación solicitada y los pozos existentes, su profundidad y el caudal máximo que podrá alumbrarse.

(D. 1541/78, art. 169).

ART. 2.2.3.2.17.5.—Régimen de aprovechamiento por concesión. La autoridad ambiental competente fijará el régimen de aprovechamiento de cada concesión de aguas subterráneas de acuerdo con la disponibilidad del recurso y en armonía con la planificación integral del mismo en la zona.

(D. 1541/78, art. 170).

ART. 2.2.3.2.17.6.—Prerrequisito de la prueba de bombeo. Ningún aprovechamiento podrá iniciarse sin haberse practicado previamente la prueba de bombeo a que se refiere el artículo 2.2.3.2.16.11 de este decreto. El titular de la concesión deberá dotar al pozo de contador adecuado, conexión a manómetro y de toma para la obtención de muestras de agua.

(D. 1541/78, art. 171).

ART. 2.2.3.2.17.7.—Obligación en estudios o explotaciones mineras o petrolíferas. Quien al realizar estudios o explotaciones mineras o petrolíferas, o con cualquier otro propósito descubriese o alumbrase aguas subterráneas, está obligado a dar aviso por escrito e inmediato a la autoridad ambiental competente y proporcionar la información técnica de que se disponga.

(D. 1541/78, art. 172).

ART. 2.2.3.2.17.8.—Reglamentación de aprovechamientos. La autoridad ambiental competente podrá reglamentar en cualquier tiempo, conforme a la sección 13 de este capítulo los aprovechamientos de cualquier fuente de agua subterránea y determinar las medidas necesarias para su protección.

(D. 1541/78, art. 173).

ART. 2.2.3.2.17.9.—Supervisión técnica de pozos y perforaciones. La autoridad ambiental competente dispondrá la supervisión técnica de los pozos y perforaciones para verificar el cumplimiento de las obligaciones establecidas en las resoluciones de permiso o concesión.

(D. 1541/78, art. 174).

ART. 2.2.3.2.17.10.—Permiso ambiental previo para obturación de pozos. Nadie podrá adelantar la obturación de pozos sin el previo permiso de la autoridad ambiental competente el cual designará un funcionario que supervise las operaciones de cegamiento.

(D. 1541/78, art. 175).

ART. 2.2.3.2.17.11.—Coordinación interinstitucional en la prevención de la contaminación. Con el fin de prevenir la contaminación o deterioro de aguas subterráneas a causa de actividades que no tengan por objeto el aprovechamiento de aguas, tales como explotación de minas y canteras, trabajos de avenamiento, alumbramiento de gases o hidrocarburos, establecimiento de cementerios, depósitos de basuras o de materiales contaminantes, la autoridad ambiental competente desarrollará mecanismos de coordinación con las entidades competentes para otorgar concesiones, licencias o permisos relacionados con cada tipo de actividad, de tal suerte que en la respectiva providencia se prevean las obligaciones relacionadas con la preservación del recurso hídrico.

(D. 1541/78, art. 176).

ART. 2.2.3.2.17.12.—Otras medidas de coordinación interinstitucional. La autoridad ambiental competente coordinará igualmente con las entidades a que se refiere el artículo anterior, medidas tales como la realización de los estudios necesarios para identificar las fuentes de contaminación y el grado de deterioro o la restricción, condicionamiento o prohibición de actividades, con el fin de preservar o restaurar la calidad del recurso hídrico subterráneo.

(D. 1541/78, art. 177).

ART. 2.2.3.2.17.13.—Aspectos a contemplar en la investigación de aguas subterráneas. En la investigación de las aguas subterráneas se deberán contemplar, por lo menos, los siguientes aspectos:

1. Estratigrafía general incluyendo configuración profundidades y espesores de los acuíferos o identificación de sus fronteras permeables, impermeables y semi-impermeables.

2. Configuración de elevaciones piezométricos.

3. Configuración de niveles piezométricos referidos al terreno.

4. Evaluaciones piezométricos a través del tiempo.

5. Magnitud y distribución de las infiltraciones y extracciones por medio de pozos, ríos, manantiales y lagunas o zonas pantanosas.

6. Magnitud y distribución de las propiedades hidrodinámicas de los acuíferos deducidos en pruebas de bombeo en régimen transitorio, y

7. Información hidrológica superficial.

La autoridad ambiental competente desarrollará los mecanismos adecuados para coordinar las actividades que adelantan otras entidades en materia de investigación e inventario de las aguas superficiales y subterráneas, tanto desde el punto de vista de su existencia como de su uso actual y potencial.

(D. 1541/78, art. 178).

ART. 2.2.3.2.17.14.—Aguas minerales y termales. La autoridad ambiental competente, tendrá a su cargo la expedición de las autorizaciones para el aprovechamiento de las aguas minero-medicinales.

(D. 1541/78, art. 179).

ART. 2.2.3.2.17.15.—Preferencias de destino de las aguas minero-medicinales.

Las aguas minero-medicinales se aprovecharán preferiblemente para destinarlas a centros de recuperación, balnearios y plantas de envase por el Estado o por particulares mediante concesión.

(D. 1541/78, art. 180).

ART. 2.2.3.2.17.16.—Condición en la reversión. En toda concesión de aprovechamiento de aguas minero-medicinales deberá además, establecerse como condición que, al término de la misma, las construcciones e instalaciones y demás servicios revertirá al dominio del Estado en buenas condiciones de higiene, conservación y mantenimiento, indemnización alguna.

(D. 1541/78, art. 181).

SECCIÓN 18

Régimen para el aprovechamiento de aguas y cauces limítrofes

ART. 2.2.3.2.18.1.—Aprovechamiento de aguas y cauces limítrofes. En todo lo relacionado con el aprovechamiento y reglamentación de aguas, cauces, playas, costas y riberas limítrofes, se atenderá a lo previsto en los tratados acuerdos o convenios que se suscriban con los países limítrofes.

(D. 1541/78, art. 182).

SECCIÓN 19

De las obras hidráulicas

ART. 2.2.3.2.19.1.—Obras hidráulicas. Al tenor de lo dispuesto por el artículo 119 del Decreto-Ley 2811 de 1974, las disposiciones de esta sección tiene por objeto promover, fomentar, encauzar y hacer obligatorio el estudio, construcción y funcionamiento de obras hidráulicas para cualquiera de los usos del recurso hídrico y para su defensa y conservación., sin perjuicio de las funciones, corresponden al Ministerio de Obras Públicas.

(D. 1541/78, art. 183).

ART. 2.2.3.2.19.2.—Presentación de planos e imposición de obligaciones. Los beneficiarios de una concesión o permiso para el usos de aguas o el aprovechamiento de cauces, están obligados a presentar a la autoridad ambiental competente para su estudio aprobación y registro, los planos de las obras necesarias para la captación, control, conducción, almacenamiento o distribución del caudal o el aprovechamiento del cauce.

En la resolución que autorice la ejecución de las obras se impondrá la titular del permiso o concesión la obligación de aceptar y facilitar la supervisión que llevará a cabo la autoridad ambiental competente para verificar el cumplimiento de las obligaciones a su cargo.

(D. 1541/78, art. 184).

ART. 2.2.3.2.19.3.—Entidades públicas y disposiciones de construcción de obras públicas. El Ministerio de Transporte y las demás entidades que tengan a su cargo la construcción de obras públicas, deberán cumplir y hacer cumplir lo previsto por el artículo 26 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 185).

ART. 2.2.3.2.19.4.—Aprobación para construcción de acueductos rurales para prestar servicios de riego. La construcción de acueductos rurales para prestar servicios de riego u otros similares, requiere aprobación, que puede ser negada por razones de conveniencia pública.

Se exceptúan las instalaciones provisionales que deban construir entidades del Estado en el desarrollo de sus funciones.

(D. 1541/78, art. 187).

ART. 2.2.3.2.19.5.—Aprobación de planos y de obras, trabajos o instalaciones. Las obras, trabajos o instalaciones a que se refiere la presente sección, requieren dos aprobaciones:

a) La de los planos, incluidos los diseños finales de ingeniería, memorias técnicas y descriptivas, especificaciones técnicas y plan de operación; aprobación que debe solicitarse y obtenerse antes de empezar la construcción de las obras, trabajos e instalaciones;

b) La de las obras, trabajos o instalaciones una vez terminada su construcción y antes de comenzar su uso, y sin cuya aprobación este no podrá ser iniciado.

(D. 1541/78, art. 188).

ART. 2.2.3.2.19.6.—Obligaciones de proyectos de obras hidráulicas, públicas o privadas para utilizar aguas o sus cauces o lechos. Los proyectos de obras hidráulicas, públicas o privadas para utilizar aguas o sus cauces o lechos deben incluir los estudios, planos y presupuesto de las obras y trabajos necesarios para la conservación o recuperación de las aguas y sus lechos o cauces, acompañados de una memoria, planos y presupuesto deben ser sometidos a aprobación y registro por la autoridad ambiental competente.

(D. 1541/78, art. 191).

ART. 2.2.3.2.19.7.—Obligaciones para proyectos que incluyan construcciones como presas, diques, compuertas, vertederos, pasos de vías públicas. Los proyectos que incluyen construcciones como presas, diques, compuertas, vertederos, pasos de vías públicas, en cuya construcción sea necesario garantizar a terceros contra posibles perjuicios que puedan ocasionarse por deficiencia de diseños, de localización o de ejecución de la obra, deberán ir acompañados además de los que se requieren en el artículo 2.2.3.2.19.5, letra a) de este decreto, de una memoria técnica detallada sobre el cálculo estructural e hidráulico de las obras.

(D. 1541/78, art. 192).

ART. 2.2.3.2.19.8.—Planos y escalas. Los planos exigidos por esta sección se deberán presentar por triplicado en planchas de 100 x 70 centímetros y a las siguientes escalas:

a) Para planos generales de localización; escala 1:10.000 hasta 1:25.000 preferiblemente deducidos de cartas geográficas del Instituto Geográfico “Agustín Codazzi”;

b) Para localizar terrenos embalsables, irrigables y otros similares para la medición planimétrica y topográfica, se utilizarán escalas: 1: 1.000 hasta 1: 5.000;

c) Para perfiles escala horizontal 1:1.000 hasta 1:2.000 y escala vertical de 1:50 hasta 1:200;

d) Para obras civiles, de 1:25 hasta 1:100, y

e) Para detalles de 1:10 hasta 1:50.

(D. 1541/78, art. 194).

ART. 2.2.3.2.19.9.—Estudio, aprobación y registro de los planos. Los planos acompañados de las memorias descriptivas y cálculos hidráulicos y estructurales serán presentados a la autoridad ambiental competente y una vez aprobados por esta, tanto el original como los duplicados, con la constancia de la aprobación serán registrados en la forma prevista en el capítulo 4 del presente título.

Para el estudio de los planos y memorias descriptivas y cálculos estructurales que presenten los usuarios conforme a esta sección, así como para la aprobación de las obras una vez construidas, la autoridad ambiental competente podrá solicitar la colaboración del Ministerio de Transporte y del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural (Incoder).

(D. 1541/78, art. 195).

ART. 2.2.3.2.19.10.—Construcción de obras de defensa sin permiso. Cuando por causa de crecientes extraordinarias u otras emergencias, los propietarios, poseedores, tenedores o administradores de predios o las asociaciones de usuarios, se vieren en la necesidad de construir obras de defensa sin permiso de la autoridad ambiental competente deberán darle aviso escrito dentro de los seis (6) días siguientes a su iniciación. Dichas obras serán construidas con carácter provisional, cuidando de no causar daños a terceros y quedaran sujetas a su revisión o aprobación por parte de la autoridad ambiental competente.

(D. 1541/78, art. 196).

ART. 2.2.3.2.19.11.—Construcción o demolición de obras para conjurar daños inminentes. En los mismos casos previstos por el artículo anterior, la autoridad ambiental competente podrá ordenar la construcción o demolición de obras para conjurar daños inminentes. Pasado el estado de emergencia, dicha autoridad ambiental dispondrá que se retiren las obras que resulten inconvenientes o se construyan otras nuevas, por cuenta de quienes resultaron defendidos directa o indirectamente.

(D. 1541/78, art. 197).

ART. 2.2.3.2.19.12.—Inoponibilidad. Ningún propietario podrá oponerse a que en las márgenes de los ríos o en los cauces o lechos de las corrientes o depósitos de agua se realicen obras de defensa para proteger a otros predios contra la acción de las privadas o públicas.

(D. 1541/78, art. 198).

ART. 2.2.3.2.19.13.—Obligatoriedad de aparatos de medición. Toda obra de captación o alumbramiento de aguas deberá estar provista de aparatos de medición u otros elementos que permitan en cualquier momento conocer tanto la cantidad derivada como la consumida; los planos a que se refiere esta sección deberán incluir tales aparatos o elementos.

(D. 1541/78, art. 199).

ART. 2.2.3.2.19.14.—Características de las obras colectoras y aductoras de sobrantes o desagües de riego. Las obras colectoras y aductoras de sobrantes o desagües de riego deben tener capacidad suficiente para recoger y conducir las aguas lluvias de tal modo que eviten su desbordamiento en las vías públicas y en otros predios; los planos que se refiere esta sección deber incluir tales obras y sus características.

(D. 1541/78, art. 200).

ART. 2.2.3.2.19.15.—De los profesionales. Los proyectos a que se refiere la presente sección serán realizados y formados por profesionales idóneos titulados de acuerdo con lo establecido en las normas legales vigentes.

(D. 1541/78, art. 201).

ART. 2.2.3.2.19.16.—Construcción de obras. Aprobados los planos y memorias técnicas por la autoridad ambiental competente los concesionarios o permisionarios deberán construir las obras dentro del término que se fije; una vez construidas las someterá a estudio para su aprobación.

(D. 1541/78, art. 202).

ART. 2.2.3.2.19.17.—Restauración de áreas pantanosas. Solamente por razones de conveniencia ecológica, de incremento de productividad biológica y de orden económico y social podrá, previo estudio, acometerse la restauración de áreas pantanosas.

(D. 1541/78, art. 203).

SECCIÓN 20

Conservación y preservación de las aguas y sus cauces

SUBSECCIÓN

Principios generales

ART. 2.2.3.2.20.1.—Clasificación de las aguas con respecto a los vertimientos. Para efectos de la aplicación del artículo 134 del Decreto-Ley 2811 de 1974, se establece la siguiente clasificación de las aguas con respecto a los vertimientos:

Clase I. Cuerpos de agua que no admiten vertimientos.

Clase II. Cuerpos de aguas que admiten vertimientos con algún tratamiento.

Pertenece a la clase I:

1. Las cabeceras de las fuentes de agua.

2. Las aguas subterráneas.

3. Los cuerpos de agua o zonas costeras, utilizadas actualmente para recreación.

4. Un sector aguas arriba de las bocatomas para agua potable, en extensión que determinará la autoridad ambiental competente conjuntamente con el Ministerio de Salud y Protección Social.

5. Aquellos que declare la autoridad ambiental competente como especialmente protegidos de acuerdo con lo dispuesto por los artículos 70 y 137 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

Pertenecen a la clase II, los demás cuerpos de agua no incluidos en clase I.

(D. 1541/78, art. 205).

(Nota: Suprimida la expresión “conjuntamente con el Ministerio de Salud y Protección Social” prevista en el numeral 4º del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 18 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.2.20.2.—Concesión y permiso de vertimientos. Si como consecuencia del aprovechamiento de aguas en cualquiera de los usos previstos por el artículo 2.2.3.2.7.1 de este decreto se han de incorporar a las aguas sustancias o desechos, se requerirá permiso de vertimiento el cual se trasmitirá junto con la solicitud de concesión o permiso para el uso del agua o posteriormente a tales actividades sobrevienen al otorgamiento del permiso o concesión.

Igualmente deberán solicitar este permiso los actuales titulares de concesión para el uso de las aguas.

(D. 1541/78, art. 208).

ART. 2.2.3.2.20.3.—Predios y obligaciones sobre práctica de conservación de aguas, bosques protectores y suelos. Los propietarios, poseedores o tenedores de fundos en los cuales nazcan fuentes de aguas o predios que están atravesados por corrientes o depósitos de aguas o sean aledaños a ellos, deberán cumplir todas las obligaciones sobre práctica de conservación de aguas, bosques protectores y suelos de acuerdo con las normas vigentes.

(D. 1541/78, art. 209).

ART. 2.2.3.2.20.4.—Acciones populares. El personero municipal y cualquier persona pueden entablar las acciones populares que para preservar las aguas nacionales de uso público consagra el título XIV del libro II del Código Civil, sin perjuicio de las que competan a los directamente interesados.

(D. 1541/78, art. 210).

ART. 2.2.3.2.20.5.—Prohibición de verter sin tratamiento previo. Se prohíbe verter, sin tratamiento, residuos sólidos, líquidos o gaseosos, que puedan contaminar o eutroficarlas aguas, causar daño o poner en peligro la salud humana o el normal desarrollo de la flora o fauna, o impedir u obstaculizar su empleo para otros usos.

El grado de tratamiento para cada tipo de vertimiento dependerá de la destinación e los tramos o cuerpo de aguas, de los efectos para la salud y de las implicaciones ecológicas y económicas.

(D. 1541/78, art. 211).

ART. 2.2.3.2.20.6.—Facultad de la autoridad ambiental frente a vertimiento que inutiliza tramo o cuerpo de agua. Si a pesar de los tratamientos previstos o aplicados, el vertimiento ha de ocasionar contaminación en grado tal que inutilice el tramo o cuerpo de agua para los usos o destinación previstos por la autoridad ambiental competente, esta podrá denegar o declarar la caducidad de la concesión de aguas o del permiso de vertimiento.

(D. 1541/78, art. 212).

ART. 2.2.3.2.20.7.—Deber de colaboración e inoponibilidad en práctica de diligencias. Los titulares de permisos o concesiones, los dueños, poseedores o tenedores de predios y los propietarios o representantes de establecimientos o industrias deberán suministrar a los funcionarios que practiquen la inspección supervisión o control todos los datos necesarios, y no podrán oponerse a la práctica de estas diligencias.

Los elementos y sustancias contaminantes se controlarán de acuerdo con la cantidad de masa de los mismos.

(D. 1541/78, art. 219).

SECCIÓN 21

Vertimiento por uso doméstico y municipal

ART. 2.2.3.2.21.1.—Normas aplicables a las concesiones para la prestación de servicio de acueducto. Las concesiones que la autoridad ambiental competente, otorgue con destino a la prestación de servicios de acueducto se sujetarán, a lo establecido en las secciones 7, 8 y 9 del presente capítulo, sin perjuicio de lo previsto en el régimen de prestación de servicios públicos domiciliarios de alcantarillado.

(D. 1541/78, art. 220).

ART. 2.2.3.2.21.2.—Obligaciones para iniciar la construcción, ensanche o alteración de habitaciones o complejos habitacionales o industriales. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 139 del Decreto-Ley 2811 de 1974, para iniciar la construcción, ensanche o alteración de habitaciones o complejos habitacionales o industriales, requerirá la presentación y aprobación de los planos de desagüe, cañerías y alcantarillado, y métodos de tratamiento y disposición de aguas residuales, previamente.

(D. 1541/78, art. 221).

ART. 2.2.3.2.21.3.—Imposibilidad de verter aguas residuales en sistemas de alcantarillado público. Cuando las aguas residuales no puedan llevarse a sistemas de alcantarillado público, regirá lo dispuesto en el artículo 145 del Decreto-Ley 2811 de 1974, y su tratamiento deberá hacerse de modo que no produzca deterioro de las fuentes receptoras, los suelos, la flora o la fauna. Las obras deberán ser previamente aprobadas conforme a lo dispuesto en los artículos 2.2.3.2.20.5 al 2.2.3.2.20.7 del presente decreto.

(D. 1541/78, art. 222).

ART. 2.2.3.2.21.4.—Sistema de alcantarillado y tratamiento de residuos líquidos. En todo sistema de alcantarillado se deberán someter los residuos líquidos a un tratamiento que garantice la conservación de las características de la corriente receptora con relación la clasificación a que refiere el artículo 2.2.3.2.20.1 del presente decreto.

(D. 1541/78, art. 223).

ART. 2.2.3.2.21.5.—Fijación de las características del efluente. Las características del efluente de la planta de tratamiento serán fijadas por la autoridad ambiental competente con observancia de lo dispuesto en el inciso 2º del artículo 2.2.3.2.20.5 de este decreto y demás normas vigentes sobre la materia.

(D. 1541/78, art. 224).

SECCIÓN 22

Vertimiento por uso agrícola, riego y drenaje

ART. 2.2.3.2.22.1.—Reglas relativas a la construcción, mantenimiento y operación de las obras de captación y conducción y sistemas de desagüe, drenaje y tratamiento de sobrantes. Los desagües provenientes de riego pueden ser concedidos preferencialmente para nuevos usos en riego. La concesión puede imponer a su beneficiario la obligación de contribuir a los gastos de construcción, mantenimiento y operación de las obras de captación y conducción construidas por el concesionario original. También podrá la autoridad ambiental competente imponer a todos los beneficiarios la contribución para la construcción y mantenimiento de los sistemas de desagüe, drenaje y tratamiento de los sobrantes.

(D. 1541/78, art. 225).

SECCIÓN 23

Vertimiento por uso industrial

ART. 2.2.3.2.23.1.—Desagües y efluentes provenientes de las plantas industriales. Los desagües y efluentes provenientes de las plantas industriales deberán evacuarse mediante redes especiales construidas para este fin, en forma que facilite el tratamiento del agua residual, de acuerdo con las características y la clasificación de la fuente receptora.

(D. 1541/78, art. 228).

ART. 2.2.3.2.23.2.—Ubicación de industrias que no puedan garantizar la calidad de las aguas dentro de los límites permisibles. Las industrias que no puedan garantizar la calidad de las aguas dentro de límites permisibles que se establezcan, sólo podrán instalarse en los lugares que indique la autoridad ambiental competente acorde con lo dispuesto por el plan de ordenamiento territorial (POT).

Para autorizar su ubicación en zonas industriales se tendrán en cuenta el volumen y composición de los efluentes y la calidad de la fuente receptora, conforme al artículo 141 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 229).

ART. 2.2.3.2.23.3.—Vertimientos puntuales a los sistemas de alcantarillado público. Las industrias sólo podrán ser autorizadas a descargar sus efluentes en el sistema de alcantarillado público, siempre y cuando cumplan la norma de vertimientos puntuales a los sistemas de alcantarillado público.

(D. 1541/78, art. 230).

ART. 2.2.3.2.23.4.—Tasas ambientales. Las tasas que deben cancelar los usuarios del recurso hídrico, se regirán por lo dispuesto en los artículos 42 y 43 de la Ley 99 de 1993 y sus reglamentos.

(D. 1541/78, art. 232).

ART. 2.2.3.2.23.5.—Distribución de gastos de mantenimiento de recursos, operación y conservación de las obras hidráulicas y de tratamiento, cuando la autoridad ambiental asuma su construcción. La autoridad ambiental competente, hará una tasación de los gastos de mantenimiento de recursos, operación y conservación de las obras hidráulicas y de tratamiento cuando asuma su construcción, distribuirá los costos entre los diferentes usuarios del servicio en proporción a la cantidad de agua o de material aprovechado por cada uno de ellos, e indicará su forma de pago.

El valor de las cuotas que corresponde a cada usuario deberá ser consignado a favor de la autoridad ambiental competente.

(D. 1541/78, art. 234).

ART. 2.2.3.2.23.6.—Expedición de paz y salvo por pago de tasas. La autoridad ambiental competente expedirá un paz y salvo a los usuarios por concepto del pago de las tasas.

(D. 1541/78, art. 236).

SECCIÓN 24

Prohibiciones, sanciones, caducidad, control y vigilancia

ART. 2.2.3.2.24.1.—Prohibiciones. Por considerarse atentatorias contra el medio acuático se prohíben las siguientes conductas:

1. Incorporar o introducir a las aguas o sus cauces cuerpos o sustancias sólidas, liquidas o gaseosas, o formas de energía en cantidades, concentraciones o niveles capaces de interferir con el bienestar o salud de las personas, atentar contra la flora y la fauna y demás recursos relacionados con el recurso hídrico.

2. Infringir las disposiciones relativas al control de vertimientos.

3. Producir, en desarrollo de cualquier actividad, los siguientes efectos:

a) La alteración nociva del flujo natural de las aguas;

b) La sedimentación en los cursos y depósitos de agua;

c) Los cambios nocivos del lecho o cauce de las aguas;

d) La eutroficación;

e) La extinción o disminución cualitativa o cuantitativa de la flora o de la fauna acuática, y

f) La disminución del recurso hídrico como la fuente natural de energía.

(D. 1541/78, art. 238).

ART. 2.2.3.2.24.2.—Otras prohibiciones. Prohíbase también:

1. Utilizar aguas o sus cauces sin la correspondiente concesión o permiso cuando este o aquellas son obligatorios conforme al Decreto-Ley 2811 de 1974 y a este decreto, o sin el cumplimiento de las obligaciones previstas en el artículo 97 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

2. Utilizar mayor cantidad de la asignada en la resolución de concesión o permiso.

3. Interferir el uso legítimo de uno o más usuarios.

4. Desperdiciar las aguas asignadas.

5. Variar las condiciones de la concesión o permiso, o traspasarlas, total o parcialmente, sin la correspondiente autorización.

6. Impedir u obstaculizar la construcción de obras que se ordenen de acuerdo con el Decreto-Ley 2811 de 1974, u oponerse al mantenimiento de las acequias de drenaje, desvío o corona.

7. Alterar las obras construidas para el aprovechamiento de las aguas o de defensa de los cauces.

8. Utilizar las obras de captación, control, conducción, almacenamiento o distribución del caudal sin haber presentado previamente los planos a que se refiere el artículo 120 del Decreto-Ley 2811 de 1974 y la sección 19 del presente capítulo sin haber obtenido la aprobación de tales obras.

9. Dar a las aguas o cauces una destinación diferente a la prevista en la resolución de concesión o permiso.

10. Obstaculizar o impedir la vigilancia o inspección a los funcionarios competentes, o negarse a suministrar la información a que están obligados los usuarios, de conformidad con lo establecido en los artículos 23, 133, 135 y 144 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 239).

ART. 2.2.3.2.24.3.—Régimen sancionatorio. Será aplicable el régimen sancionatorio previsto en la Ley 1333 de 2009 sin perjuicio de las acciones civiles y penales y de la declaratoria de caducidad, cuando haya lugar a ella.

(D. 1541/78, art. 240).

ART. 2.2.3.2.24.4.—Caducidad. Serán causales de caducidad de las concesiones las señaladas en el artículo 62 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

Para efectos de la aplicación del literal d) se entenderá que hay incumplimiento reiterado:

a) Cuando se haya sancionado al concesionario con multas, en dos oportunidades para la presentación de los planos aprobados, dentro del término que se fija;

b) Cuando se haya requerido al concesionario en dos oportunidades para la presentación de los planos.

Se entenderá por incumplimiento grave:

a) La no ejecución de las obras para el aprovechamiento de la concesión con arreglo a los planos aprobados, dentro del término que se fija;

b) En incumplimiento de las obligaciones relacionadas con la preservación de la calidad de las aguas y de los recursos relacionados.

(D. 1541/78, art. 248).

ART. 2.2.3.2.24.5.—Causales de revocatoria del permiso. Son causales de revocatoria del permiso las mismas señaladas para la caducidad de las concesiones en el artículo 62 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 252).

SECCIÓN 25

Control y vigilancia

ART. 2.2.3.2.25.1.—Facultades policivas de las autoridades ambientales. De conformidad con el artículo 305 del Decreto-Ley 2811 de 1974 a la autoridad ambiental competente, en virtud de sus facultades policivas, corresponde velar por el cumplimiento de las disposiciones del Código Nacional de los Recursos Naturales Renovables y de Protección al Medio Ambiente, y de las demás normas legales sobre la materia. Igualmente hará uso de los demás medios de policía necesarios para la vigilancia y defensa de los recursos naturales renovables y del ambiente y determinará cuáles de sus funcionarios tienen facultades policivas.

(D. 1541/78, art. 253).

ART. 2.2.3.2.25.2.—Sistema de control y vigilancia. En desarrollo de lo anterior y en orden de asegurar el cumplimiento de las normas relacionadas con el aprovechamiento y conservación de las aguas no marítimas, la autoridad ambiental competente organizarán el sistema de control y vigilancia en el área de su jurisdicción, con el fin de:

1. Inspeccionar el uso de las aguas y sus cauces, que se adelante por concesión o permiso o por ministerio de la ley.

2. Tomar las medidas que sean necesarias para que se cumpla lo dispuesto en las providencias mediante las cuales se establecen reglamentaciones de corriente o de vertimientos y en general, en las resoluciones otorgadoras de concesiones o permisos.

3. Impedir aprovechamientos ilegales de aguas o cauces.

4. Suspender el servicio de agua en la bocatoma o subderivación cuando el usuario o usuarios retarden el pago de las tasas que les corresponde no construyan las obras ordenadas o por el incumplimiento de las demás obligaciones consignadas en la respectiva resolución de concesión o permiso, y

5. Tomar las demás medidas necesarias para cumplir las normas sobre protección y aprovechamiento de las aguas y sus cauces.

(D. 1541/78, art. 254).

ART. 2.2.3.2.25.3.—Facultades en visita ocular o de inspección o de control y en peligro inminente de inundación o avenida. El funcionario de la autoridad ambiental competente que deba practicar las visitas de que trata este decreto, podrá en ejercicio de las facultades policivas, mediante orden escrita y firmada por el funcionario de la autoridad ambiental que conforme a la ley puede ordenar la práctica de la visita ocular o la inspección o control, penetrar a los predios cercados o a los establecimientos o instalaciones procurando contar con la autorización del dueño, tenedor del predio o del administrador o representante de la industria o establecimiento.

En caso de peligro inminente de inundación o avenida cuya ocurrencia o daños puedan conjurarse con la realización inmediata de obra o trabajos, los funcionarios de la región podrán asumir su realización. Los dueños de predios deberán permitir y facilitar el paso y construcción y contribuir con ellos; si no se encuentra el dueño, administrador o tenedor del predio, de ser necesario, se podrá penetrar a este para el solo fin de conjurar el peligro o contrarrestarlo.

(D. 1541/78, art. 255).

ART. 2.2.3.2.25.4.—Inoponibilidad a la práctica de la diligencia. El dueño, poseedor o tenedor del predio o del propietario o administrador de la industria no podrá oponerse a la práctica de esta diligencia, de acuerdo con previsto por los artículos 135 y 144 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

(D. 1541/78, art. 256).

SECCIÓN 26

Representación cartográfica

ART. 2.2.3.2.26.1.—Representación cartográfica del recurso hídrico. El Instituto Geográfico “Agustín Codazzi” (IGAC), con la colaboración del Servicio Geológico Colombiano (SGC) y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) levantarán la representación cartográfica del recurso hídrico.

(D. 1541/78, art. 264).

ART. 2.2.3.2.26.2.—Mapa general hidrogeológico del país. El Servicio Geológico Colombiano (SGC) levantará el mapa general hidrogeológico del país con los datos que le suministre en las entidades mencionadas en el artículo anterior. Podrá igualmente utilizar los informes de que trata este decreto y aquellos que deban aportar otras entidades relacionadas con la ejecución de trabajos para alumbrar aguas subterráneas.

(D. 1541/78, art. 265).

SECCIÓN 27

Asociaciones y empresas comunitarias para el uso de las aguas y de los cauces

SUBSECCIÓN 1

Asociaciones de usuarios de agua

ART. 2.2.3.2.27.1.—Asociaciones de usuarios de agua y canalistas. Las asociaciones de usuarios de agua y canalistas serán auxiliares de la autoridad ambiental competente.

(D. 1541/78, art. 266).

ART. 2.2.3.2.27.2.—Conformación. Las asociaciones de usuarios de aguas estarán constituidas por quienes aprovechen aguas de una o varias corrientes comprendidas por el misma sistema de reparto. Las asociaciones de canalistas estarán integradas por todos los usuarios que tengan derecho a aprovechar las aguas de un mismo cauce artificial.

(D. 1541/78, art. 267).

ART. 2.2.3.2.27.3.—Cuando se hubiere constituido una asociación de usuarios conforme a la presente sección, la comunidad a que refiere el artículo 162 del Decreto-Ley 2811 de 1974, quedará sustituida de pleno derecho por la Asociación de Usuarios de Aguas Canalistas.

(D. 1541/78, art. 268).

ART. 2.2.3.2.27.4.—Admisión en la asociación del titular de una nueva concesión. El otorgamiento de una nueva concesión o permiso para servirse del cauce o canal cuyos usuarios se hubieren constituido en asociación, otorgarán al titular el derecho a ser admitido en ella, con el cumplimiento de los requisitos estatutarios.

(D. 1541/78, art. 269).

ART. 2.2.3.2.27.5.—Empresas comunitarias para el aprovechamiento de aguas cauces. En desarrollo de lo previsto por el artículo 338 del Decreto-Ley 2811 de 1974, las autoridades ambientales competentes promoverán la constitución de empresas comunitarias integradas por usuarios de aguas o cauces, las cuales tendrán como objetivos primordiales:

1. Organizar a los usuarios de escasos recursos económicos que aprovechen una o varias corrientes o cuerpos de agua o que explotan un cauce o sectores de él.

2. Asegurar por medio de la organización comunitaria la efectividad de concesiones y de los permisos de aprovechamiento de aguas o cauces, en relación con las prioridades reconocidas por el artículo 49 el Decreto-Ley 2811 de 1974 y por este decreto, para atender el consumo humano y las necesidades colectivas de los moradores e la región.

3. Velar para que el reparto de las aguas se haga en forma tal que satisfaga proporcionalmente las necesidades de los usuarios.

4. Representar los intereses de la comunidad de usuarios de las aguas y cauces en los trámites administrativos de ordenación cuencas hidrográficas y reglamentación de corrientes.

5. Velar por el adecuado mantenimiento de las obras de las obras de captación, conducción, distribución y desagüe, así como de las obras de defensa.

6. Construir y mantener las obras necesarias para asegurar el uso eficiente de las aguas.

(D. 1541/78, art. 270).

ART. 2.2.3.2.27.6.—Persona de escasos recursos. Para efectos del artículo anterior, entiéndase como persona de escasos recursos aquella cuyo patrimonio no exceda de 250 veces el salario mínimo mensual legal vigente (SMMLV).

(D. 1541/78, art. 271).

ART. 2.2.3.2.27.7.—Número de socios y radio de acción de las empresas comunitarias. Las empresas comunitarias tendrán un número de socios no inferior a cinco (5), capital variable, tiempo de duración indefinido. Su radio de acción estará circunscrito a la corriente o cauce reglamentados o al área que determine la autoridad ambiental competente.

(D. 1541/78, art. 272).

ART. 2.2.3.2.27.8.—Estatutos empresa comunitaria y personería jurídica. Los estatutos de la empresa comunitaria determinarán el régimen administrativo y fiscal de acuerdo con las necesidades y capacidades de cada comunidad y con las disposiciones legales sobre la materia. Cada socio tendrá derecho a un solo voto para la toma de decisiones.

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural otorgará la personería jurídica a dichas empresa.

(D. 1541/78, art. 273).

CAPÍTULO 3

Ordenamiento del recurso hídrico y vertimientos

SECCIÓN 1

Disposiciones generales

SUBSECCIÓN 1

Nociones

ART. 2.2.3.3.1.1.—Objeto. El presente capítulo establece las disposiciones relacionadas con los usos del recurso hídrico, el ordenamiento del recurso hídrico y los vertimientos al recurso hídrico, al suelo y a los alcantarillados.

PAR.—(Derogado).* Cuando quiera que en este decreto se haga referencia al suelo, se entenderá que este debe estar asociado a un acuífero.

*(Nota: Derogado por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 4º del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(D. 3930/2010, art. 1º).

ART. 2.2.3.3.1.2.—Ámbito de aplicación. El presente decreto aplica a las autoridades ambientales competentes definidas en el presente decreto, a los generadores de vertimientos y a los prestadores del servicio público domiciliario de alcantarillado.

(D. 3930/2010, art. 2º).

ART. 2.2.3.3.1.3.—Definiciones. Para todos los efectos de aplicación e interpretación del presente decreto, se tendrán en cuenta las siguientes definiciones:

1. Acuífero. Unidad de roca o sedimento, capaz de almacenar y transmitir agua.

2. Aguas continentales. Cuerpos de agua que se encuentran en tierra firme, sin influencia marina. Se localizan en las tierras emergidas, ya sea en forma de aguas superficiales o aguas subterráneas.

(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 2° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

3. Aguas costeras o interiores. Son las aguas superficiales situadas entre las líneas de base recta de conformidad con el decreto único del sector de defensa que se expida que sirve para medir la anchura del mar territorial y la línea de la más baja marea promedio.

Comprende las contenidas en las lagunas costeras, humedales costeros, estuarios, ciénagas y las zonas húmedas próximas a la costa que, verificando los criterios de tamaño y profundidad presenten una influencia marina que determine las características de las comunidades biológicas presentes en ella, debido a su carácter salino o hipersalino. Esta influencia dependerá del grado de conexión con el mar, que podrá variar desde una influencia mareal a una comunicación ocasional.

(Nota: Derogado por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 5º del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

4. Aguas marinas. Las contenidas en la zona económica exclusiva, mar territorial y aguas interiores con su lecho y subsuelo de acuerdo con la normatividad vigente en la materia. Para los efectos de este decreto las aguas marinas se subdividen en aguas costeras y oceánicas.

(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 2° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

5. Aguas meteóricas. Aguas que están en la atmósfera.

6. Aguas oceánicas. Las comprendidas entre las líneas de base recta y los límites de la zona económica exclusiva, de conformidad con el derecho internacional.

(Nota: Derogado por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

7. Aguas servidas. Residuos líquidos provenientes del uso doméstico, comercial e industrial.

8. Autoridades ambientales competentes. Se entiende por autoridad ambiental competente, de acuerdo a sus respectivas competencias las siguientes:

a) Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), para efectos de lo establecido en materia de licenciamiento ambiental;

b) Las corporaciones autónomas regionales y las de desarrollo sostenible;

c) Los municipios, distritos y áreas metropolitanas cuya población dentro de su perímetro urbano sea igual o superior a un millón de habitantes;

d) Las autoridades ambientales de que trata el artículo 13 de la Ley 768 de 2002;

e) Parques Nacionales Naturales de Colombia;

f) Distrito de Buenaventura (Ley 1617/2013, art. 124);

g) Las áreas metropolitanas en el marco de la Ley 1625 de 2013.

9. Bioensayo acuático. Procedimiento por el cual las respuestas de organismos acuáticos se usan para detectar o medir la presencia o efectos de una o más sustancias, elementos, compuestos, desechos o factores ambientales solos o en combinación.

10. Capacidad de asimilación y dilución. Capacidad de un cuerpo de agua para aceptar y degradar sustancias, elementos o formas de energía, a través de procesos naturales, físicos químicos o biológicos sin que se afecten los criterios de calidad e impidan los usos asignados.

(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 2° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

11. Carga contaminante. Es el producto de la concentración másica promedio de una sustancia por el caudal volumétrico promedio del líquido que la contiene determinado en el mismo sitio; en un vertimiento se expresa en kilogramos por día (kg/d).

(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 2° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

12. Cauce natural. Faja de terreno que ocupan las aguas de una corriente al alcanzar sus niveles máximos por efecto de las crecientes ordinarias.

13. Cauces artificiales. Conductos descubiertos, construidos por el ser humano para diversos fines, en los cuales discurre agua de forma permanente o intermitente.

14. Caudal ambiental. Volumen de agua necesario en términos de calidad, cantidad, duración y estacionalidad para el sostenimiento de los ecosistemas acuáticos y para el desarrollo de las actividades socioeconómicas de los usuarios aguas abajo de la fuente de la cual dependen tales ecosistemas.

(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 2° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

15. Concentración de una sustancia, elemento o compuesto en un líquido. La relación existente entre su masa y el volumen del líquido que lo contiene.

16. Cuerpo de agua. Sistema de origen natural o artificial localizado, sobre la superficie terrestre, conformado por elementos físicos-bióticos y masas o volúmenes de agua, contenidas o en movimiento.

17. 96 50 CL es la concentración de una sustancia, elemento o compuesto, que solo o en combinación, produce la muerte al cincuenta por ciento (50%) de los organismos sometidos a bioensayos en un período de noventa y seis (96) horas.

18. Lodo. Suspensión de un sólido en un líquido proveniente de tratamiento de aguas, residuos líquidos u otros similares.

19. Muestra puntual. Es la muestra individual representativa en un determinado momento.

20. Muestra compuesta. Es la mezcla de varias muestras puntuales de una misma fuente, tomadas a intervalos programados y por periodos determinados, las cuales pueden tener volúmenes iguales o ser proporcionales al caudal durante el periodo de muestras.

21. Muestra integrada. La muestra integrada es aquella que se forma por la mezcla de muestras puntuales tomadas de diferentes puntos simultáneamente, o lo más cerca posible.

Un ejemplo de este tipo de muestra ocurre en un río o corriente que varía en composición de acuerdo con el ancho y la profundidad.

22. Norma de vertimiento. Conjunto de parámetros y valores que debe cumplir el vertimiento en el momento de la descarga.

23. Objetivo de calidad. Conjunto de parámetros que se utilizan para definir la idoneidad del recurso hídrico para un determinado uso.

(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 2° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

24. Parámetro. Variable que, en una familia de elementos, sirve para identificar cada uno de ellos mediante su valor numérico.

25. Punto de control del vertimiento. Lugar técnicamente definido y acondicionado para la toma de muestras de las aguas residuales de los usuarios de la autoridad ambiental o de los suscriptores y/o usuarios del prestador del servicio público domiciliario de alcantarillado, localizado entre el sistema de tratamiento y el punto de descarga.

26. Punto de descarga. Sitio o lugar donde se realiza un vertimiento al cuerpo de agua, al alcantarillado o al suelo.

27. Recurso hídrico. Aguas superficiales, subterráneas, meteóricas y marinas.

28. Reúso del agua. Utilización de los efluentes líquidos previo cumplimiento del criterio de calidad.

29. Soluciones individuales de saneamiento. Sistemas de recolección y tratamiento de aguas residuales implementados en el sitio de origen.

30. Toxicidad. La propiedad que tiene una sustancia, elemento o compuesto, de causar daños en la salud humana o la muerte de un organismo vivo.

31. Toxicidad aguda. La propiedad de una sustancia, elemento, compuesto, desecho, o factor ambiental, de causar efecto letal u otro efecto nocivo en cuatro (4) días o menos a los organismos utilizados para el bioensayo acuático.

32. Toxicidad crónica. La propiedad de una sustancia, elemento, compuesto, desecho o factor ambiental, de causar cambios en el apetito, crecimiento, metabolismo, reproducción, movilidad o la muerte o producir mutaciones después de cuatro (4) días a los organismos utilizados por el bioensayo acuático.

33. Usuario de la autoridad ambiental competente. Toda persona natural o jurídica de derecho público o privado, que cuente con permiso de vertimientos, plan de cumplimiento o plan de saneamiento y manejo de vertimientos para la disposición de sus vertimientos a las aguas superficiales, marinas o al suelo.

34. Usuario y/o suscriptor de una empresa prestadora del servicio público de alcantarillado. Toda persona natural o jurídica de derecho público o privado, que realice vertimientos al sistema de alcantarillado público.

35. Vertimiento. Descarga final a un cuerpo de agua, a un alcantarillado o al suelo, de elementos, sustancias o compuestos contenidos en un medio líquido.

36. Vertimiento puntual. El que se realiza a partir de un medio de conducción, del cual se puede precisar el punto exacto de descarga al cuerpo de agua, al alcantarillado o al suelo.

37. Vertimiento no puntual. Aquel en el cual no se puede precisar el punto exacto de descarga al cuerpo de agua o al suelo, tal es el caso de vertimientos provenientes de escorrentía, aplicación de agroquímicos u otros similares.

38. Zona de mezcla. Área técnicamente determinada a partir del sitio de vertimiento, indispensable para que se produzca mezcla homogénea de este con el cuerpo receptor; en la zona de mezcla se permite sobrepasar los criterios de calidad de agua para el uso asignado, siempre y cuando se cumplan las normas de vertimiento.

(D. 3930/2010, art. 3º).

(Nota: Suprimida la numeración prevista en el presente artículo por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 6º del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

SUBSECCIÓN 2

Ordenamiento del recurso hídrico

ART. 2.2.3.3.1.4.—(Modificado).* Ordenamiento del recurso hídrico. La autoridad ambiental competente deberá realizar el ordenamiento del recurso hídrico con el fin de realizar la clasificación de las aguas superficiales subterráneas y marinas, fijar en forma genérica su destinación a los diferentes usos de que trata el presente decreto y sus posibilidades de aprovechamiento.

Entiéndase como ordenamiento del recurso hídrico, el proceso de planificación del mismo, mediante el cual la autoridad ambiental competente:

1. Establece la clasificación de las aguas.

2. Fija su destinación y sus posibilidades de uso, con fundamento en la priorización definida para tales efectos en el denominado orden de prioridades de que trata el presente decreto.

3. Define los objetivos de calidad a alcanzar en el corto, mediano y largo plazo.

4. Establece las normas de preservación de la calidad del recurso para asegurar la conservación de los ciclos biológicos y el normal desarrollo de las especies.

5. Determina los casos en que deba prohibirse el desarrollo de actividades como la pesca, el deporte y otras similares, en toda la fuente o en sectores de ella, de manera temporal o definitiva.

6. Fija las zonas en las que se prohibirá o condicionará, la descarga de aguas residuales o residuos líquidos o gaseosos, provenientes de fuentes industriales o domésticas, urbanas o rurales, en las aguas superficiales, subterráneas, o marinas.

7. Establece el programa de seguimiento al recurso hídrico con el fin de verificar la eficiencia y efectividad del ordenamiento del recurso.

PAR. 1º—Para efectos del ordenamiento de que trata el presente capítulo, el cuerpo de agua y/o acuífero es un ecosistema. Cuando dos (2) o más autoridades ambientales tengan jurisdicción sobre un mismo cuerpo de agua y/o acuífero, establecerán la comisión conjunta de que trata el parágrafo 3º del artículo 33 de la Ley 99 de 1993, la cual ejercerá las mismas funciones para el ecosistema común previstas en el título III, capítulo I de este decreto, o aquella que la adicione, modifique o sustituya, para las cuencas hidrográficas comunes.

PAR. 2º—Para el ordenamiento de las aguas marinas se tendrán en cuenta los objetivos derivados de los compromisos internacionales provenientes de tratados o convenios internacionales ratificados por Colombia, incluidos aquellos cuya finalidad es prevenir, controlar y mitigar la contaminación del medio marino.

(D. 3930/2010, art. 4º).

(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 3° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.1.5.—Criterios de priorización para el ordenamiento del recurso hídrico. La autoridad ambiental competente, priorizará el ordenamiento del recurso hídrico de su jurisdicción, teniendo en cuenta como mínimo lo siguiente:

1. Cuerpos de agua (y/o acuíferos)* objeto de ordenamiento definidos en la formulación de planes de ordenación y manejo de cuencas hidrográficas.

2. Cuerpos de agua donde la autoridad ambiental esté adelantando el proceso para el establecimiento de las metas de reducción de que trata el capítulo 7 “Tasas retributivas por vertimientos puntuales al agua” o la norma que lo modifique o sustituya.

3. Cuerpos de agua (y/o acuíferos)* en donde se estén adelantando procesos de reglamentación de uso de las aguas o en donde estos se encuentren establecidos.

4. Cuerpos de agua en donde se estén adelantando procesos de reglamentación de vertimientos o en donde estos se encuentren establecidos.

5. Cuerpos de agua (y/o acuíferos)* que sean declarados como de reserva o agotados, según lo dispuesto por el capítulo 2 del presente título o la norma que lo modifique, adicione, o sustituya.

6. Cuerpos de agua (y/o acuíferos)* en los que exista conflicto por el uso del recurso.

7. Cuerpos de agua (y/o acuíferos)* que abastezcan poblaciones mayores a 2.500 habitantes.

8. Cuerpos de agua (y/o acuíferos)* que presenten índices de escasez, de medio a alto y/o que presenten evidencias de deterioro de la calidad del recurso que impidan su utilización.

9. Cuerpos de agua cuya calidad permita la presencia y el desarrollo de especies hidrobiológicas importantes para la conservación y/o el desarrollo socioeconómico.

Una vez priorizados los cuerpos de agua objeto de ordenamiento, se deberá proceder a establecer la gradualidad para adelantar este proceso.

PAR.—Esta priorización y la gradualidad con que se desarrollará, deberán ser incluidas en el plan de gestión ambiental regional (PGAR) de la respectiva corporación autónoma regional o de desarrollo sostenible regulado por el presente decreto o en el instrumento de planificación de largo plazo de la autoridad ambiental urbana respectiva, de acuerdo con la reglamentación vigente en la materia. Igualmente en los planes de acción de estas autoridades deberá incluirse como proyecto el ordenamiento de los cuerpos de agua y/o acuíferos.

(D. 3930/2010, art. 5º).

(Nota: Suprimidas las expresiones "y/o acuíferos" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 7º del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.1.6.—Aspectos mínimos del ordenamiento del recurso hídrico. Para adelantar el proceso de ordenamiento del recurso hídrico, la autoridad ambiental competente deberá tener en cuenta como mínimo:

1. Identificación del cuerpo de agua de acuerdo con la codificación establecida en el mapa de zonificación hidrográfica del país.

2. Identificación del acuífero

3. Identificación de los usos existentes y potenciales del recurso.

4. Los objetivos de calidad donde se hayan establecido.

5. La oferta hídrica total y disponible, considerando el caudal ambiental.

6. Riesgos asociados a la reducción de la oferta y disponibilidad del recurso hídrico.

7. La demanda hídrica por usuarios existentes y las proyecciones por usuarios nuevos.

8. La aplicación y calibración de modelos de simulación de la calidad del agua, que permitan determinar la capacidad asimilativa de sustancias biodegradables o acumulativas y la capacidad de dilución de sustancias no biodegradables y/o utilización de índices de calidad del agua, de acuerdo con la información disponible.

9. Aplicación de modelos de flujo para aguas subterráneas.

(Nota: Derogado por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 8º del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

10. Los criterios de calidad y las normas de vertimiento vigentes en el momento del ordenamiento.

11. Lo dispuesto en el capítulo 2 del presente decreto o la norma que lo modifique o sustituya, con relación a las concesiones y/o la reglamentación del uso de las aguas existentes.

(Nota: Corregido el numeral 11 del presente artículo por el Decreto 1956 de 2015 artículo 7°)

12. Las características naturales del cuerpo de agua (y/o acuífero)* para garantizar su preservación y/o conservación.

13. Los permisos de vertimiento y/o la reglamentación de los vertimientos, planes de cumplimiento y/o planes de saneamiento y manejo de vertimientos al cuerpo de agua.

14. La declaración de reservas y/o agotamiento.

15. La clasificación de las aguas, de conformidad con lo dispuesto en el presente decreto o la norma que lo modifique o sustituya, o de la norma que lo modifique, adicione o sustituya.

16. La zonificación ambiental resultante del plan de ordenación y manejo de la cuenca hidrográfica.

17. Los demás factores pertinentes señalados en los decretos 2811 de 1974, capítulo 1 y 2 del presente título, Decreto-Ley 1875 de 1979, o las normas que los modifiquen, adicionen o sustituyan.

PAR. 1º—La identificación de los usos existentes o potenciales, debe hacerse teniendo en cuenta las características físicas, químicas, biológicas, su entorno geográfico, cualidades escénicas y paisajísticas, las actividades económicas y las normas de calidad necesarias para la protección de flora y fauna acuática.

PAR. 2º—El ordenamiento de los cuerpos de agua (y/o acuífero)* deberá incluir los afluentes o zonas de recarga de los mismos.

(Nota: Reemplazado el presente parágrafo por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 9º del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(D. 3930/2010, art. 6º).

(Nota: Suprimidas las expresiones "y/o acuífero" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 7º del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.1.7.—De los modelos simulación de la calidad del recurso hídrico. Para efectos del ordenamiento del recurso hídrico, previsto en el artículo anterior y para la aplicación de modelos de simulación de la calidad del recurso, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible expedirá la guía nacional de modelación del recurso hídrico, con base en los insumos que aporte el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

PAR.—Mientras el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, expide la guía nacional de modelación del recurso hídrico, las autoridades ambientales competentes podrán seguir aplicando los modelos de simulación existentes que permitan determinar la capacidad asimilativa de sustancias biodegradables o acumulativas y la capacidad de dilución de sustancias no biodegradables, utilizando, por lo menos los siguientes parámetros:

1. DBO5: Demanda bioquímica de oxígeno a cinco (5) días.

2. DQO: Demanda química de oxígeno.

3. SS: Sólidos suspendidos.

4. pH: Potencial del ion hidronio (H+).

5. T: Temperatura.

6. OD: Oxígeno disuelto.

7. Q: Caudal.

8. Datos hidrobiológicos.

9. Coliformes totales y coliformes fecales.

(D. 3930/2010, art. 7º).

ART. 2.2.3.3.1.8.—Proceso de ordenamiento del recurso hídrico. El ordenamiento del recurso hídrico por parte de la autoridad ambiental competente se realizará mediante el desarrollo de las siguientes fases:

1. Declaratoria de ordenamiento. Una vez establecida la prioridad y gradualidad de ordenamiento del cuerpo de agua de que se trate, la autoridad ambiental competente mediante resolución, declarará en ordenamiento el cuerpo de agua (y/o acuífero)* y definirá el cronograma de trabajo, de acuerdo con las demás fases previstas en el presente artículo.

2. Diagnóstico. Fase en la cual se caracteriza la situación ambiental actual del cuerpo de agua (y/o acuífero)*, involucrando variables físicas, químicas y bióticas y aspectos antrópicos que influyen en la calidad y la cantidad del recurso.

Implica por lo menos la revisión, organización, clasificación y utilización de la información existente, los resultados de los programas de monitoreo de calidad y cantidad del agua en caso de que existan, los censos de usuarios, el inventario de obras hidráulicas, la oferta y demanda del agua, el establecimiento del perfil de calidad actual del cuerpo de agua (y/o acuífero)*, la determinación de los problemas sociales derivados del uso del recurso y otros aspectos que la autoridad ambiental competente considere pertinentes.

3. Identificación de los usos potenciales del recurso. A partir de los resultados del diagnóstico, se deben identificar los usos potenciales del recurso en función de sus condiciones naturales y los conflictos existentes o potenciales.

Para tal efecto se deben aplicar los modelos de simulación de la calidad del agua para varios escenarios probables, los cuales deben tener como propósito la mejor condición natural factible para el recurso. Los escenarios empleados en la simulación, deben incluir los aspectos ambientales, sociales, culturales y económicos, así como la gradualidad de las actividades a realizar, para garantizar la sostenibilidad del plan de ordenamiento del recurso hídrico.

4. Elaboración del plan de ordenamiento del recurso hídrico. La autoridad ambiental competente, con fundamento en la información obtenida del diagnóstico y de la identificación de los usos potenciales del cuerpo de agua (y/o acuífero)*, elaborará un documento que contenga como mínimo:

a) La clasificación del cuerpo de agua en ordenamiento;

b) El inventario de usuarios;

c) El uso o usos a asignar;

d) Los criterios de calidad para cada uso;

e) Los objetivos de calidad a alcanzar en el corto, mediano y largo plazo;

f) Las metas quinquenales de reducción de cargas contaminantes de que trata el capítulo 5 del título 9, parte 2, libro 2 del presente decreto o la norma que lo modifique, adicione o sustituya;

g) La articulación con el plan de ordenación de cuencas hidrográficas en caso de existir y,

h) El programa de seguimiento y monitoreo del plan de ordenamiento del recurso hídrico.

El plan de ordenamiento del recurso hídrico será adoptado mediante resolución.

PAR. 1º—En todo caso, el plan de ordenamiento del recurso hídrico deberá definir la conveniencia de adelantar la reglamentación del uso de las aguas, de conformidad con lo establecido en el artículo 2.2.3.2.13.2 presente decreto o la norma que lo modifique o sustituya, y la reglamentación de vertimientos según lo dispuesto en el presente decreto o de administrar el cuerpo de agua a través de concesiones de agua y permisos de vertimiento.

Así mismo, dará lugar al ajuste de la reglamentación del uso de las aguas, de la reglamentación de vertimientos, de las concesiones, de los permisos de vertimiento, de los planes de cumplimiento y de los planes de saneamiento y manejo de vertimientos y de las metas de reducción, según el caso.

PAR. 2º—El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible expedirá la guía para el ordenamiento del recurso hídrico.

PAR. 3º—El plan de ordenamiento del recurso hídrico, tendrá un horizonte mínimo de diez (10) años y su ejecución se llevará a cabo para las etapas de corto, mediano y largo plazo. La revisión y/o ajuste del plan deberá realizarse al vencimiento del período previsto para el cumplimiento de los objetivos de calidad y con base en los resultados del programa de seguimiento y monitoreo del plan de ordenamiento del recurso hídrico.

(D. 3930/2010, art. 8º).

(Nota: Suprimidas las expresiones "y/o acuífero" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 7º del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

SECCIÓN 2

Destinación genérica de las aguas superficiales y subterráneas

(Nota: Corregida la titulación de la presente sección que pasa a ser “De la destinación genérica de las aguas superficiales, subterráneas y marinas” por el Decreto 703 de 2018 artículo 14 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.2.1.—Usos del agua. Para los efectos del presente decreto se tendrán en cuenta los siguientes usos del agua:

1. Consumo humano y doméstico.

2. Preservación de flora y fauna.

3. Agrícola.

4. Pecuario.

5. Recreativo.

6. Industrial.

7. Estético.

8. Pesca, maricultura y acuicultura.

9. Navegación y transporte acuático.

PAR.—El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible podrá definir nuevos usos, establecer la denominación y definir el contenido y alcance de los mismos.

(D. 3930/2010, art. 9º).

ART. 2.2.3.3.2.2.—Uso para consumo humano y doméstico. Se entiende por uso del agua para consumo humano y doméstico su utilización en actividades tales como:

1. Bebida directa y preparación de alimentos para consumo inmediato.

2. Satisfacción de necesidades domésticas, individuales o colectivas, tales como higiene personal y limpieza de elementos, materiales o utensilios.

3. Preparación de alimentos en general y en especial los destinados a su comercialización o distribución, que no requieran elaboración.

(D. 3930/2010, art. 10).

ART. 2.2.3.3.2.3.—Uso para la preservación de flora y fauna. Se entiende por uso del agua para preservación de flora y fauna, su utilización en actividades destinadas a mantener la vida natural de los ecosistemas acuáticos y terrestres y de sus ecosistemas asociados, sin causar alteraciones sensibles en ellos.

(D. 3930/2010, art. 11).

ART. 2.2.3.3.2.4.—Uso para pesca, maricultura y acuicultura. Se entiende por uso para pesca, maricultura y acuicultura su utilización en actividades de reproducción, supervivencia, crecimiento, extracción y aprovechamiento de especies hidrobiológicas en cualquiera de sus formas, sin causar alteraciones en los ecosistemas en los que se desarrollan estas actividades.

(D. 3930/2010, art. 12).

ART. 2.2.3.3.2.5.—Uso agrícola. Se entiende por uso agrícola del agua, su utilización para irrigación de cultivos y otras actividades conexas o complementarias.

(D. 3930/2010, art. 13).

ART. 2.2.3.3.2.6.—Uso pecuario. Se entiende por uso pecuario del agua, su utilización para el consumo del ganado en sus diferentes especies y demás animales, así como para otras actividades conexas y complementarias.

(D. 3930/2010, art. 14).

ART. 2.2.3.3.2.7.—Uso recreativo. Se entiende por uso del agua para fines recreativos, su utilización, cuando se produce:

1. Contacto primario, como en la natación, buceo y baños medicinales.

2. Contacto secundario, como en los deportes náuticos y la pesca.

(D. 3930/2010, art. 15).

ART. 2.2.3.3.2.8.—Uso industrial. Se entiende por uso industrial del agua, su utilización en actividades tales como:

1. Procesos manufactureros de transformación o explotación, así como aquellos conexos y complementarios.

2. Generación de energía.

3. Minería.

4. Hidrocarburos.

5. Fabricación o procesamiento de drogas, medicamentos, cosméticos, aditivos y productos similares.

6. Elaboración de alimentos en general y en especial los destinados a su comercialización o distribución.

(D. 3930/2010, art. 16).

ART. 2.2.3.3.2.9.—Navegación y transporte acuático. Se entiende por uso del agua para transporte su utilización para la navegación de cualquier tipo de embarcación o para la movilización de materiales por contacto directo.

(D. 3930/2010, art. 17).

ART. 2.2.3.3.2.10.—Uso estético. Se entenderá por uso estético el uso del agua para la armonización y embellecimiento del paisaje.

(D. 3930/2010, art. 18).

SECCIÓN 3

Criterios de calidad para destinación del recurso

ART. 2.2.3.3.3.1.—(Modificado).* Criterios de calidad. Conjunto de parámetros y sus valores utilizados para la asignación de usos al recurso y como base de decisión para el ordenamiento del recurso hídrico.

(D. 3930/2010, art. 19).

*(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 4° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.3.2.—Competencia para definir los criterios de calidad del recurso hídrico. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible definirá los criterios de calidad para el uso de las aguas superficiales, subterráneas y marinas.

(D. 3930/2010, art. 20).

ART. 2.2.3.3.3.3.—Rigor subsidiario para definir los criterios de calidad del recurso hídrico. La autoridad ambiental competente, con fundamento en el artículo 63 de la Ley 99 de 1993, podrá hacer más estrictos los criterios de calidad de agua para los distintos usos previa la realización del estudio técnico que lo justifique.

El criterio de calidad adoptado en virtud del principio del rigor subsidiario por la autoridad ambiental competente, podrá ser temporal o permanente.

(D. 3930/2010, art. 21).

ART. 2.2.3.3.3.4.—Criterios de calidad para usos múltiples. En aquellos tramos del cuerpo de agua o acuífero en donde se asignen usos múltiples, los criterios de calidad para la destinación del recurso corresponderán a los valores más restrictivos de cada referencia.

(D. 3930/2010, art. 22).

ART. 2.2.3.3.3.5.—Control de los criterios de calidad del recurso hídrico. La autoridad ambiental competente realizará el control de los criterios de calidad por fuera de la zona de mezcla, la cual será determinada para cada situación específica por dicha autoridad, para lo cual deberá tener en cuenta lo dispuesto en la guía nacional de modelación del recurso hídrico.

(D. 3930/2010, art. 23).

SECCIÓN 4

Vertimientos

ART. 2.2.3.3.4.1.—Sustancias de interés sanitario. Considérense sustancias de interés sanitario las siguientes:

ArsénicoPlomo
BarioSelenio
CadmioAcenafteno
CianuroAcroleína
CobreAcrilonitrilo
CromoBenceno
MercurioBencidina
NíquelTetracloruro de Carbono (Tetraclorometano)
Plata

Bencenos dorados diferentes a los diclorobencenos

Clorobenceno

1, 2, 4 – Triclorobenceno
Hexaclorobenceno

Etanos clorados

1, 2–Dicloroetano
1, 1, 1–Tricloroetano
Hexacloroetano
1, 1–Dicloroetano
1, 1, 2–Tricloroetano
1. 1. 2. 2–Tetracloroetano
Cloretano
Cloroalkil éteres
Bis (Clorometil) éter
Bis (2–Cloroetil) éter
2–Cloroetil vinil éter (mezclado)
Naftalenos dorados
2–Cloronaftaleno
Fenoles dorados diferentes a otros de la lista, incluye cresoles clorados
2, 4, 6–Triclorofenol
Paracloronmetacresol
Cloroformo (Triclorometano)
2–Clorofenol
Diclorobencenos
1, 2–Diclorobenceno
1, 3–Diclorobenceno
1, 4–Diclorobenceno
Diclorobencidina
3, 3’–Diclorobencidina
Dicloroetilenos
1, 1–Dícloroetileno
1, 2–Trans-dicloroetileno
2, 4–Diclorofenol
Dicloropropano y Dicloropropeno
1, 2–Dicloropropano
1, 3–Dicloropropileno (1, 3–Dicloropropeno)
2, 4–Dimetilfenol
Dinitrotolueno
2, 4–Dinitrotolueno
2, 6–Dinitrotolueno
1, 2–Difenílhidracina
Etilbenceno
Fluorantero
Haloéteres (diferentes a otros en la lista)
4–Clorofenil fenil éter
4–Bromofenil fenil éter
Bis (2–Cloroisopropil) éter
Bis (2–Cloroetoxi) metano
Halometanos (diferentes a otros en la lista)
Metilen cloruro (Diclorometano)
Metil cloruro (Clorometano)
Metil Bromuro (Bromometano)
Bromoformo (Tribromometano)
Diclorobromometano
Triclorofluorometano
Diclorodifluorometano
Clorodibromometano
Hexaclorobutadieno
Hexaclorociclopentadieno
Isoforon
Naftaleno
Nitrobenceno
Nitrofenoles
2–Nitrofenol
4–Nitrofenol
2, 4–Dinitrofenol
4, 6–Dinitro–o–Cresol
Nitrosaminas
N–Nitrosodifenilamina
N–Nitrosodi–n–Propilamina
Pentaclorofenol
Fenol
N–Nitrosodimetilamina

Ftalato Esteres
Bis (2–Etilhexil) ftalato
Butil benzil ftalato
Di–n–Butil ftalato
Di–n–Octil ftalato
Dietil ftalato
Dimetil ftalato
Hidrocarburos aromáticos polinucleares
Benzo (a) antraceno (1, 2–Benzantraceno)
Benzo (a) pireno (3, 4–Benzopireno)
3, 4–Benzofluoranteno
Benzo (k) fluoranteno (11, 12–Benzofluoranteno)
Criseno
Acenaftileno
Antraceno
Benzo (ghi) perileno (1, 12–Benzoperileno)
Fluoreno
Fenantreno
Dibenzo (a, h) Antraceno (1, 2, 5, 6–Dibenzoantraceno)
Indeno (1, 2, 3–cd) pireno (2, 3–o–Feníl enepireno)
Pireno
Tetracloroetileno
Tolueno
Tricloroetileno
Vinti Cloruro (Cloroetileno)
Pesticidas y Metabolitos
Aldrín
Dieldrín
Clordano
DDT y Metabolitos
4, 4’–DDT
4, 4’–DDE (p.p’–DDX)
4, 4’–DDD (p,p–TDE)
Endosulfan y Metabolitos
Endrín
Endrín Aldehído
Heptacloro y Metabolitos
Heptacloroepóxido
Hexaeloroeiclohexano (todos los Isómeros)
a -BHC–Alpha
b -BHC–Beta
r -BHC (lindano)–Gamma
g -BHC Delta
Bifenil Policlorados
PCB–1242 (Arocloro 1242)
PCB–1254 (Arocloro 1254)
PCB–1221 (Arocloro 1221)
PCB–1232 (Arocloro 1232)
PCB–1269 (Arocloro 1260)
PCB–1016 (Arocloro 1016)
Toxafeno
Antimonio (total
Asbesto (fibras)
Berilio
Cinc
2, 3, 7, 8–Tetraclorodibenzo-p-dioxin (TCDD)
Compuestos adicionales
Ácido Abíético
Ácido Dehidroabiético
Ácido Isopimárico
Ácido Pimárico
Ácido Oleico
Ácido Linoleico
Ácido Linolénico
9, 10–Ácido Epoxisteárico
9, 10–Ácido Diclorcestarico
Ácido Monoclorodehidroabiético
Ácido Diclorodehidroabiético
3, 4, 5–Triclouajrane4
Tetracloroguayacol
Carbamatos
Compuestos fenólicos
Difenil policlorados
Sustancias de carácter explosivo, radioactivo, patógeno.

PAR.—El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible podrá considerar como de interés sanitario sustancias diferentes a las relacionadas en el presente artículo.

(D. 1594/84, art. 20).

(Nota: Corregidas las expresiones "Bencenos dorados diferentes a los Diclorobencenos" por "Bencenos clorados diferentes a los diclorobencenos"; "Etanos dorados" por "Etanos clorados"; "1.1.2.2 - Tetracloroetano" por "1,1,2,2 - Tetracloroetano"; "Nafatalenos dorados" por "Nafatalenos clorados"; "Fenoles dorados diferentes a otros de la lista, incluye cresoles clorados" por "Fenoles clorados diferentes a otros de la lista, incluye cresoles clorados"; "Paracloronmetacresol" por "Paraclorometacresol"; "Fluorantero" por "Fluoranteno"; "4,4' - DDE (p,p'- DDX)" por "4,4'- DDE (p,p'- DDX)"; "4,4'- DDD (p,p- TDE)" por "4,4'- DDD (p.p'- TDE)"; "Hexaeloroeiclohexano (todos los isómeros)" por "Hexaclorociclohexano (todos los isómeros)"; "PCB - 1269 (Arocloro 1260)" por "PCB - 1260 (Arocloro 1260)"; "9, 10 - Acido Diclorcestarico" por "9, 10 - Acido Dicloroesteárico"; "3, 4,5- Triclouajrane4" por "3,4,5 - Tricloroguayacol" del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 19 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.4.2.—Usuario de interés sanitario. Entiéndase por usuario de interés sanitario aquel cuyos vertimientos contengan las sustancias señaladas en el artículo anterior.

(D. 1594/84, art. 21).

ART. 2.2.3.3.4.3.—Prohibiciones. No se admite vertimientos:

1. En las cabeceras de las fuentes de agua.

2. En acuíferos.

3. En los cuerpos de aguas (o aguas costeras)*, destinadas para recreación y usos afines que impliquen contacto primario, que no permita el cumplimiento del criterio de calidad para este uso.

(Nota: Suprimida la expresión "o aguas costeras" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 10 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

4. En un sector aguas arriba de las bocatomas para agua potable, en extensión que determinará, en cada caso, la autoridad ambiental competente.

5. En cuerpos de agua que la autoridad ambiental competente declare total o parcialmente protegidos, de acuerdo con los artículos 70 y 137 del Decreto-Ley 2811 de 1974.

6. En calles, calzadas y canales o sistemas de alcantarillados para aguas lluvias, cuando quiera que existan en forma separada o tengan esta única destinación.

7. No tratados provenientes de embarcaciones, buques, naves u otros medios de transporte marítimo, fluvial o lacustre, en aguas superficiales dulces, y marinas.

8. Sin tratar, provenientes del lavado de vehículos aéreos y terrestres, del lavado de aplicadores manuales y aéreos, de recipientes, empaques y envases que contengan o hayan contenido agroquímicos u otras sustancias tóxicas.

9. Que alteren las características existentes en un cuerpo de agua que lo hacen apto para todos los usos determinados en el artículo 2.2.3.3.2.1 del presente decreto.

10. Que ocasionen altos riesgos para la salud o para los recursos hidrobiológicos.

11. (Nota: Adicionado por el Decreto 50 de 2018 artículo 5° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

12. (Nota: Adicionado por el Decreto 50 de 2018 artículo 5° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

13. (Nota: Adicionado por el Decreto 50 de 2018 artículo 5° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

(D. 3930/2010, art. 24).

ART. 2.2.3.3.4.4.—Actividades no permitidas. No se permite el desarrollo de las siguientes actividades.

1. El lavado de vehículos de transporte aéreo y terrestre en las orillas y en los cuerpos de agua, así como el de aplicadores manuales y aéreos de agroquímicos y otras sustancias tóxicas y sus envases, recipientes o empaques.

2. La utilización del recurso hídrico, de las aguas lluvias, de las provenientes de acueductos públicos o privados, de enfriamiento, del sistema de aire acondicionado, de condensación y/o de síntesis química, con el propósito de diluir los vertimientos, con anterioridad al punto de control del vertimiento.

3. Disponer en cuerpos de aguas superficiales, subterráneas, marinas, y sistemas de alcantarillado, los sedimentos, lodos, y sustancias sólidas provenientes de sistemas de tratamiento de agua o equipos de control ambiental y otras tales como cenizas, cachaza y bagazo.

Para su disposición deberá cumplirse con las normas legales en materia de residuos sólidos.

(D. 3930/2010, art. 25).

ART. 2.2.3.3.4.5.—Requerimientos a puertos o terminales marítimos, fluviales o lacustres. Los puertos deberán contar con un sistema de recolección y manejo para los residuos líquidos provenientes de embarcaciones, buques, naves y otros medios de transporte, así como el lavado de los mismos. Dichos sistemas deberán cumplir con las normas de vertimiento.

(D. 3930/2010, art. 26).

ART. 2.2.3.3.4.6.—De la reinyección de residuos líquidos. Solo se permite la reinyección de las aguas provenientes de la exploración y explotación petrolífera, de gas natural y recursos geotérmicos, siempre y cuando no se impida el uso actual o potencial del (acuífero)*.

El estudio de impacto ambiental requerido para el otorgamiento de la licencia ambiental para las actividades de exploración y explotación petrolífera, de gas y de recursos geotérmicos, cuando a ello hubiere lugar, deberá evaluar la reinyección de las aguas provenientes de estas actividades, previendo la posible afectación al uso actual y potencial del acuífero.

(D. 3930/2010, art. 27).

(Nota: Remplazada a expresión "acuífero" del presente artículo por "las aguas subterráneas contenidas en el acuífero" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 11 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.4.7.—Fijación de la norma de vertimiento. El Ministerio Ambiente y Desarrollo Sostenible fijará los parámetros y los límites máximos permisibles de los vertimientos a las aguas superficiales, marinas, a los sistemas de alcantarillado público y al suelo.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y Desarrollo Territorial, expedirá las normas de vertimientos puntuales a aguas superficiales y a los sistemas de alcantarillado público.

Igualmente, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible deberá establecer las normas de vertimientos al suelo y aguas marinas.

(D. 3930/2010, art. 28, modificado por el D. 4728/2010, art. 1º).

ART. 2.2.3.3.4.8.—Rigor subsidiario de la norma de vertimiento. La autoridad ambiental competente (con fundamento en el plan de ordenamiento del recurso hídrico)*, podrá fijar valores más restrictivos a la norma de vertimiento que deben cumplir los vertimientos al cuerpo de agua o al suelo.

Así mismo, la autoridad ambiental competente podrá exigir valores más restrictivos en el vertimiento, a aquellos generadores que aun cumpliendo con la norma de vertimiento, ocasionen concentraciones en el cuerpo receptor, que excedan los criterios de calidad para el uso o usos asignados al recurso. Para tal efecto, deberá realizar el estudio técnico que lo justifique.

PAR.—En el cuerpo de agua y/o tramo del mismo o en acuíferos en donde se asignen usos múltiples, los límites a que hace referencia el presente artículo, se establecerán teniendo en cuenta los valores más restrictivos de cada uno de los parámetros fijados para cada uso.

(D. 3930/2010, art. 29).

(Nota: Suprimida la expresión "con fundamento en el plan de ordenamiento del recurso hídrico" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 12 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.4.9.—(Modificado).* Infiltración de residuos líquidos. Previo permiso de vertimiento se permite la infiltración de residuos líquidos al suelo asociado a un acuífero. Para el otorgamiento, de este permiso se deberá tener en cuenta:

1. Lo dispuesto en el plan de manejo ambiental del acuífero o en el plan de ordenación y manejo de la cuenca respectiva, o

2. Las condiciones de vulnerabilidad del acuífero asociado a la zona de infiltración, definidas por la autoridad ambiental competente.

Estos vertimientos deberán cumplir la norma de vertimiento al suelo que establezca el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

(D. 3930/2010, art. 30).

*(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 6° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.4.10.—Soluciones individuales de saneamiento. Toda edificación, concentración de edificaciones o desarrollo urbanístico, turístico o industrial, localizado fuera del área de cobertura del sistema de alcantarillado público, deberá dotarse de sistemas de recolección y tratamiento de residuos líquidos y deberá contar con el respectivo permiso de vertimiento.

(D. 3930/2010, art. 31).

ART. 2.2.3.3.4.11.—Control de vertimientos para ampliaciones y modificaciones. Los usuarios que amplíen su producción, serán considerados como usuarios nuevos con respecto al control de los vertimientos que correspondan al grado de ampliación.

Toda ampliación o modificación del proceso o de la infraestructura física, deberá disponer de sitios adecuados que permitan la toma de muestras para la caracterización y aforo de sus efluentes. El control de los vertimientos deberá efectuarse simultáneamente con la iniciación de las operaciones de ampliación o modificación.

(D. 3930/2010, art. 32).

ART. 2.2.3.3.4.12.—Reubicación de instalaciones. Los usuarios que no dispongan de área apropiada para la construcción de sistemas de control de contaminación y/o que no cumplan con las normas de vertimiento, deberán reubicar sus instalaciones, cuando quiera que no puedan por otro medio garantizar la adecuada disposición de sus vertimientos.

(D. 3930/2010, art. 33).

ART. 2.2.3.3.4.13.—(Protocolo para el monitoreo de los vertimientos en aguas superficiales, subterráneas)*. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible expedirá el (protocolo para el monitoreo de los vertimientos en aguas superficiales y subterráneas)*, en el cual se establecerán, entre otros aspectos: el punto de control, la infraestructura técnica mínima requerida, la metodología para la toma de muestras (y los métodos de análisis para los parámetros a determinar en vertimientos y en los cuerpos de agua o sistemas receptores)*.

PAR.—Mientras el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible adopta el (protocolo para el monitoreo de los vertimientos en aguas superficiales y subterráneas)*, se seguirán los procedimientos establecidos en la guía para el monitoreo de vertimientos, aguas superficiales y subterráneas del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

(D. 3930/2010, art. 34, modificado por el D. 4728/2010, art. 2º).

*(Nota: Reemplazada la expresión "protocolo para el monitoreo de los vertimientos en aguas superficiales y subterráneas" del presente artículo por "protocolo de monitoreo de vertimientos" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 13 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

*(Nota: Suprimida la expresión "y los métodos de análisis para los parámetros a determinar en vertimientos y en los cuerpos de agua o sistemas receptores" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 14 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.4.14.—(Modificado).* Plan de contingencia para el manejo de derrames hidrocarburos o sustancias nocivas. Los usuarios que exploren, exploten, manufacturen, refinen, transformen, procesen, transporten o almacenen hidrocarburos o sustancias nocivas para la salud y para los recursos hidrobiológicos, deberán estar provistos de un plan de contingencia y control de derrames, el cual deberá contar con la aprobación de la autoridad ambiental competente.

Cuando el transporte comprenda la jurisdicción de más de una autoridad ambiental, le compete el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, definir la autoridad que debe aprobar el plan de contingencia.

(D. 3930/2010, art. 35, modificado por el D. 4728/2010, art. 3º).

*(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 7° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.4.15.—Suspensión de actividades. En caso de presentarse fallas en los sistemas de tratamiento, labores de mantenimiento preventivo o correctivo o emergencias o accidentes que limiten o impidan el cumplimiento de la norma de vertimiento, de inmediato el responsable de la actividad industrial, comercial o de servicios que genere vertimientos a un cuerpo de agua o al suelo, deberá suspender las actividades que generan el vertimiento, exceptuando aquellas directamente asociadas con la generación de aguas residuales domésticas.

Si su reparación y reinicio requiere de un lapso de tiempo superior a tres (3) horas diarias se debe informar a la autoridad ambiental competente sobre la suspensión de actividades y/o la puesta en marcha del plan de gestión del riesgo para el manejo de vertimientos previsto en el presente decreto.

(D. 3930/2010, art. 36).

ART. 2.2.3.3.4.16.—Registro de actividades de mantenimiento. Las actividades de mantenimiento preventivo o correctivo quedarán registradas en la minuta u hoja de vida del sistema de pretratamiento o tratamiento de aguas residuales del generador que desarrolle actividades industriales, comerciales o de servicios que generen vertimientos a un cuerpo de agua o al suelo, documento que podrá ser objeto de seguimiento, vigilancia y control por parte de la autoridad ambiental competente.

(D. 3930/2010, art. 37).

ART. 2.2.3.3.4.17.—Obligación de los suscriptores y/o usuarios del prestador del servicio público domiciliario de alcantarillado. Los suscriptores y/o usuarios en cuyos predios o inmuebles se requiera de la prestación del servicio comercial, industrial, oficial y especial, por parte del prestador del servicio público domiciliario de alcantarillado, de que trata la reglamentación única del sector de vivienda o la norma que lo modifique, adicione o sustituya, están obligados a cumplir la norma de vertimiento vigente.

Los suscriptores y/o usuarios previstos en el inciso anterior, deberán presentar al prestador del servicio, la caracterización de sus vertimientos, de acuerdo con la frecuencia que se determine en el (protocolo para el monitoreo de los vertimientos en aguas superficiales, subterráneas)*, el cual expedirá el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Los usuarios y/o suscriptores del prestador del servicio público domiciliario de alcantarillado, deberán dar aviso a la entidad encargada de la operación de la planta tratamiento de residuos líquidos, cuando con un vertimiento ocasional o accidental puedan perjudicar su operación.

(D. 3930/2010, art. 38).

*(Nota: Reemplazada la expresión "protocolo para el monitoreo de los vertimientos en aguas superficiales y subterráneas" del presente artículo por "protocolo de monitoreo de vertimientos" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 13 deldel Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.4.18.—Responsabilidad del prestador del servicio público domiciliario de alcantarillado. El prestador del servicio de alcantarillado como usuario del recurso hídrico, deberá dar cumplimiento a la norma de vertimiento vigente y contar con el respectivo permiso de vertimiento o con el plan de saneamiento y manejo de vertimientos (PSMV) reglamentado por la Resolución 1433 de 2004 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible o la norma que lo modifique, adicione o sustituya.

Igualmente, el prestador será responsable de exigir respecto de los vertimientos que se hagan a la red de alcantarillado, el cumplimiento de la norma de vertimiento al alcantarillado público.

Cuando el prestador del servicio determine que el usuario y/o suscriptor no está cumpliendo con la norma de vertimiento al alcantarillado público deberá informar a la autoridad ambiental competente, allegando la información pertinente, para que esta inicie el proceso sancionatorio por incumplimiento de la norma de vertimiento al alcantarillado público.

PAR.—El prestador del servicio público domiciliario del alcantarillado presentará anualmente a la autoridad ambiental competente, un reporte discriminado, con indicación del estado de cumplimiento de la norma de vertimiento al alcantarillado, de sus suscriptores y/o usuarios en cuyos predios o inmuebles se preste el servicio comercial, industrial, oficial y especial de conformidad con lo dispuesto reglamentación única del sector de vivienda o la norma que lo modifique, adicione o sustituya. Este informe se presentará anualmente con corte a 31 de diciembre de cada año, dentro de los dos (2) meses siguientes a esta fecha.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible expedirá el formato para la presentación de la información requerida en el presente parágrafo.

(D. 3930/2010, art. 39).

ART. 2.2.3.3.4.19.—Control de contaminación por agroquímicos. Además de las medidas exigidas por la autoridad ambiental competente, para efectos del control de la contaminación del agua por la aplicación de agroquímicos, se prohíbe:

1. La aplicación manual de agroquímicos dentro de una franja de tres (3) metros, medida desde las orillas de todo cuerpo de agua.

2. La aplicación aérea de agroquímicos dentro de una franja de treinta (30) metros, medida desde las orillas de todo cuerpo de agua.

Para la aplicación de plaguicidas se tendrá en cuenta lo establecido en la reglamentación única para el sector de salud y protección social o la norma que lo modifique, adicione o sustituya.

(D. 3930/2010, art. 40).

SECCIÓN 5

De la obtención de los permisos de vertimiento y planes de cumplimiento

ART. 2.2.3.3.5.1.—Requerimiento de permiso de vertimiento. Toda persona natural o jurídica cuya actividad o servicio genere vertimientos a las aguas superficiales, marinas, o al suelo, deberá solicitar y tramitar ante la autoridad ambiental competente, el respectivo permiso de vertimientos.

(D. 3930/2010, art. 41).

(Nota: Véase Sección Primera del Consejo de Estado en Sentencia 2011-00245 de 2019, M.P. Oswaldo Giraldo López, que decretó la nulidad del parágrafo 1° del Decreto 3930 de 2010 art. 41 compilado en este artículo).

ART. 2.2.3.3.5.2.—Requisitos del permiso de vertimientos. El interesado en obtener un permiso de vertimiento, deberá presentar ante la autoridad ambiental competente, una solicitud por escrito que contenga la siguiente información:

1. Nombre, dirección e identificación del solicitante y razón social si se trata de una persona jurídica.

2. Poder debidamente otorgado, cuando se actúe mediante apoderado.

3. Certificado de existencia y representación legal para el caso de persona jurídica.

4. Autorización del propietario o poseedor cuando el solicitante sea mero tenedor.

5. Certificado actualizado del registrador de instrumentos públicos y privados sobre la propiedad del inmueble, o la prueba idónea de la posesión o tenencia.

6. Nombre y localización del predio, proyecto, obra o actividad.

7. Costo del proyecto, obra o actividad.

8. (Modificado).* Fuente de abastecimiento de agua indicando la cuenca hidrográfica a la cual pertenece.

*(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 8° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

9. Características de las actividades que generan el vertimiento.

10. Plano donde se identifique origen, cantidad y localización georreferenciada de las descargas al cuerpo de agua o al suelo.

11. (Modificado).* Nombre de la fuente receptora del vertimiento indicando la cuenca hidrográfica a la que pertenece.

*(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 8° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

12. Caudal de la descarga expresada en litros por segundo.

13. Frecuencia de la descarga expresada en días por mes.

14. Tiempo de la descarga expresada en horas por día.

15. Tipo de flujo de la descarga indicando si es continuo o intermitente.

16. Caracterización actual del vertimiento existente o estado final previsto para el vertimiento proyectado de conformidad con la norma de vertimientos vigente.

17. Ubicación, descripción de la operación del sistema, memorias técnicas y diseños de ingeniería conceptual y básica, planos de detalle del sistema de tratamiento y condiciones de eficiencia del sistema de tratamiento que se adoptará.

18. Concepto sobre el uso del suelo expedido por la autoridad municipal competente.

19. (Modificado).* Evaluación ambiental del vertimiento.

*(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 8° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

20. Plan de gestión del riesgo para el manejo del vertimiento.

21. Constancia de pago para la prestación del servicio de evaluación del permiso de vertimiento.

22. Los demás aspectos que la autoridad ambiental competente consideré necesarios para el otorgamiento del permiso.

PAR. 1º—En todo caso cuando no exista compatibilidad entre los usos del suelo y las determinantes ambientales establecidas por la autoridad ambiental competente para el ordenamiento territorial, estas últimas de acuerdo con el artículo 10 de la Ley 388 de 1997 o la norma que lo modifique, adicione o sustituya, prevalecerán sobre los primeros.

PAR. 2º—Los análisis de las muestras deberán ser realizados por laboratorios acreditados por el Ideam, de conformidad con lo dispuesto en el capítulo 9 del título 8, parte 2, libro 2 del presente decreto o la norma que lo modifique, adicione o sustituya. El muestreo representativo se deberá realizar de acuerdo con el (protocolo para el monitoreo de los vertimientos en aguas superficiales, subterráneas)*.

(Nota: Modificado el parágrafo 2º del presente artículo por el Decreto 50 de 2018 artículo 8° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

*(Nota: Reemplazada la expresión "protocolo para el monitoreo de los vertimientos en aguas superficiales y subterráneas" del presente parágrafo por "protocolo de monitoreo de vertimientos" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12° numeral 13 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

PAR. 3º—Los estudios, diseños, memorias, planos y demás especificaciones de los sistemas de recolección y tratamiento de las aguas residuales deberán ser elaborados por firmas especializadas o por profesionales calificados para ello y que cuenten con su respectiva matrícula profesional de acuerdo con las normas vigentes en la materia.

PAR. 4º—Los planos a que se refiere el presente artículo deberán presentarse en formato análogo tamaño 100 cm x 70 cm y copia digital de los mismos.

(D. 3930/2010, art. 42).

ART. 2.2.3.3.5.3.—(Modificado).* Evaluación ambiental del vertimiento. Para efectos de lo dispuesto en el del presente decreto, la evaluación ambiental del vertimiento solo deberá ser presentada por los generadores de vertimientos a cuerpos de agua o al suelo que desarrollen actividades industriales, comerciales y de servicio, así como los provenientes de conjuntos residenciales y deberá contener como mínimo:

1. Localización georreferenciada de proyecto, obra o actividad.

2. Memoria detallada del proyecto, obra o actividad que se pretenda realizar, con especificaciones de procesos y tecnologías que serán empleados en la gestión del vertimiento.

3. Información detallada sobre la naturaleza de los insumos, productos químicos, formas de energía empleados y los procesos químicos y físicos utilizados en el desarrollo del proyecto, obra o actividad que genera vertimientos.

4. Predicción y valoración de los impactos que puedan derivarse de los vertimientos generados por el proyecto, obra o actividad sobre el cuerpo de agua y sus usos o al suelo.

Para tal efecto se debe tener en cuenta los planes de ordenamiento del recurso hídrico y/o el plan de manejo ambiental del acuífero asociado. Cuando estos no existan, la autoridad ambiental competente definirá los términos y condiciones bajo los cuales se debe realizar la predicción y valoración de los impactos.

5. Predicción a través de modelos de simulación de los impactos que cause el vertimiento en el cuerpo de agua y/o al suelo, en función de la capacidad de asimilación y dilución del cuerpo de agua receptor y de los usos y criterios de calidad establecidos en el plan de ordenamiento del recurso hídrico.

6. Manejo de residuos asociados a la gestión del vertimiento.

7. Descripción y valoración de los proyectos, obras y actividades para prevenir, mitigar, corregir o compensar los impactos sobre el cuerpo de agua y sus usos o al suelo.

8. Posible incidencia del proyecto, abra o actividad en la calidad de la vida o en las condiciones económicas, sociales y culturales de los habitantes del sector o de la región en donde pretende desarrollarse, y medidas que se adoptarán para evitar o minimizar efectos negativos de orden sociocultural que puedan derivarse de la misma.

PAR. 1º—La modelación de que trata el presente artículo, deberá realizarse conforme a la guía nacional de modelación del recurso hídrico. Mientras se expide la guía, los usuarios continuarán aplicando los modelos de simulación existentes.

PAR. 2º—Para efectos de la aplicación de lo dispuesto en este artículo en relación con los conjuntos residenciales, la autoridad ambiental definirá los casos en los cuales no estarán obligados a presentar la evaluación ambiental del vertimiento en función de la capacidad de carga del cuerpo receptor, densidad de ocupación del suelo y densidad poblacional.

PAR. 3º—En los estudios ambientales de los proyectos, obras o actividades sujetos a licencia ambiental, se incluirá la evaluación ambiental del vertimiento prevista en el presente artículo.

(D. 3930/2010, art. 43).

*(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 9° del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.5.4.—Plan de gestión del riesgo para el manejo de vertimientos. Las personas naturales o jurídicas de derecho público o privado que desarrollen actividades industriales, comerciales y de servicios que generen vertimientos a un cuerpo de agua o al suelo deberán elaborar un plan de gestión del riesgo para el manejo de vertimientos en situaciones que limiten o impidan el tratamiento del vertimiento. Dicho plan debe incluir el análisis del riesgo, medidas de prevención y mitigación, protocolos de emergencia y contingencia y programa de rehabilitación y recuperación.

PAR.—El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible mediante acto administrativo, adoptará los términos de referencia para la elaboración de este plan.

(D. 3930/2010, art. 44).

ART. 2.2.3.3.5.5.—Procedimiento para la obtención del permiso de vertimientos. El procedimiento es el siguiente:

1. Una vez radicada la solicitud de permiso de vertimiento, la autoridad ambiental competente contará con diez (10) días hábiles para verificar que la documentación esté completa, la cual incluye el pago por concepto del servicio de evaluación. En caso que la documentación esté incompleta, se requerirá al interesado para que la allegue en el término de diez (10) días hábiles, contados a partir del envío de la comunicación.

2. Cuando la información esté completa, se expedirá el auto de iniciación de trámite.

3. Dentro de los treinta (30) días hábiles siguientes a la publicación del auto de iniciación de trámite, realizará el estudio de la solicitud de vertimiento y practicará las visitas técnicas necesarias.

4. Dentro de los ocho (8) días hábiles siguientes a la realización de las visitas técnicas, se deberá emitir el correspondiente informe técnico.

5. Una vez proferido dicho informe, se expedirá el auto de trámite que declare reunida toda la información para decidir.

6. La autoridad ambiental competente decidirá mediante resolución si otorga o niega el permiso de vertimiento, en un término no mayor a veinte (20) días hábiles, contados a partir de la expedición del auto de trámite.

7. Contra la resolución mediante la cual se otorga o se niega el permiso de vertimientos, procederá el recurso de reposición dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la fecha de notificación de la misma.

PAR. 1º—Para los efectos de la publicidad de las actuaciones que den inicio o pongan fin a la actuación, se observará lo dispuesto en los artículos 70 y 71 de la Ley 99 de 1993.

PAR. 2º—Al efectuar el cobro del servicio de evaluación, la autoridad ambiental competente aplicará el sistema y método de cálculo establecido en el artículo 96 de la Ley 633 de 2000 y su norma que la adicione, modifique o sustituya.

PAR. 3º—Las audiencias públicas que se soliciten en el trámite de un permiso de vertimiento se realizarán conforme a lo previsto en el capítulo 4 del título 2, parte 2, libro 2 del presente decreto o la norma que lo adicione, modifique o sustituya.

(D. 3930/2010, art. 45).

ART. 2.2.3.3.5.6.—(Modificado).* De la visita técnica. En el estudio de la solicitud del permiso de vertimiento, la autoridad ambiental competente practicará las visitas técnicas necesarias sobre el área y por intermedio de profesionales con experiencia en la material verificará, analizará y evaluará cuando menos, los siguientes aspectos:

1. La información suministrada en la solicitud del permiso de vertimiento.

2. Clasificación de las aguas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 2.2.3.2.20.1 del presente decreto, o la norma que lo modifique o sustituya.

3. Lo dispuesto en los artículos 2.2.3.3.4.3 y 2.2.3.3.4.4 del presente decreto.

4. Si el cuerpo de agua está sujeto a un plan de ordenamiento del recurso hídrico o si se han fijado objetivos de calidad.

5. Si se trata de un cuerpo de agua reglamentado en cuanto a sus usos o los vertimientos.

6. Plan de manejo o condiciones de vulnerabilidad del acuífero asociado a la zona en donde se realizará la infiltración.

7. Los impactos del vertimiento al cuerpo de agua o al suelo.

8. El plan de gestión del riesgo para el manejo del vertimiento y plan de contingencia para el manejo de derrames hidrocarburos o sustancias nocivas.

Del estudio de la solicitud y de la práctica de las visitas técnicas se deberá elaborar un informe técnico.

(D. 3930/2010, art. 46).

*(Nota: Modificado por el Decreto 50 de 2018 artículo 10 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.5.7.—Otorgamiento del permiso de vertimiento. La autoridad ambiental competente, con fundamento en la clasificación de aguas, en la evaluación de la información aportada por el solicitante, en los hechos y circunstancias deducidos de las visitas técnicas practicadas y en el informe técnico, otorgará o negará el permiso de vertimiento mediante resolución.

El permiso de vertimiento se otorgará por un término no mayor a diez (10) años.

(D. 3930/2010, art. 47).

ART. 2.2.3.3.5.8.—Contenido del permiso de vertimiento. La resolución por medio de la cual se otorga el permiso de vertimiento deberá contener por lo menos los siguientes aspectos:

1. Nombre e identificación de la persona natural o jurídica a quien se le otorga.

2. Nombre y localización del predio, proyecto, obra o actividad, que se beneficiará con el permiso de vertimientos.

3. Descripción, nombre y ubicación georreferenciada de los lugares en donde se hará el vertimiento.

4. Fuente de abastecimiento de agua indicando la cuenca hidrográfica a la cual pertenece.

5. Características de las actividades que generan el vertimiento.

6. Un resumen de las consideraciones de orden ambiental que han sido tenidas en cuenta para el otorgamiento del permiso ambiental.

7. Norma de vertimiento que se debe cumplir y condiciones técnicas de la descarga.

8. Término por el cual se otorga el permiso de vertimiento y condiciones para su renovación.

9. Relación de las obras que deben construirse por el permisionario para el tratamiento del vertimiento, aprobación del sistema de tratamiento y el plazo para la construcción y entrada en operación del sistema de tratamiento.

10. Obligaciones del permisionario relativas al uso de las aguas y a la preservación ambiental, para prevenir el deterioro del recurso hídrico y de los demás recursos relacionados.

11. Aprobación del plan de gestión del riesgo para el manejo del vertimiento.

12. Aprobación del plan de contingencia para la prevención y control de derrames, cuando a ello hubiere lugar.

13. Obligación del pago de los servicios de seguimiento ambiental y de la tasa retributiva,

14. Autorización para la ocupación de cauce para la construcción de la infraestructura de entrega del vertimiento al cuerpo de agua.

15. (Nota: Adicionado por el Decreto 50 de 2018 artículo 11 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

PAR. 1º—Previa a la entrada en operación del sistema de tratamiento, el permisionario deberá informar de este hecho a la autoridad ambiental competente con el fin de obtener la aprobación de las obras de acuerdo con la información presentada.

PAR. 2º—En caso de requerirse ajustes, modificaciones o cambios a los diseños del sistema de tratamientos presentados, la autoridad ambiental competente deberá indicar el término para su presentación.

PAR. 3º—Cuando el permiso de vertimiento se haya otorgado con base en una caracterización presuntiva, se deberá indicar el término dentro del cual se deberá validar dicha caracterización.

(D. 3930/2010, art. 48).

(Nota: Modificado el numeral 4º del presente artículo por el Decreto 50 de 2018 artículo 11 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.5.9.—Modificación del permiso de vertimiento. Cuando quiera que se presenten modificaciones o cambios en las condiciones bajo las cuales se otorgó el permiso, el usuario deberá dar aviso de inmediato y por escrito a la autoridad ambiental competente y solicitar la modificación del permiso, indicando en qué consiste la modificación o cambio y anexando la información pertinente.

La autoridad ambiental competente evaluará la información entregada por el interesado y decidirá sobre la necesidad de modificar el respectivo permiso de vertimiento en el término de quince (15) días hábiles, contados a partir de la solicitud de modificación. Para ello deberá indicar qué información adicional a la prevista en el presente decreto, deberá ser actualizada y presentada.

El trámite de la modificación del permiso de vertimiento se regirá por el procedimiento previsto para el otorgamiento del permiso de vertimiento, reduciendo a la mitad los términos señalados en el artículo 2.2.3.3.5.5.

(D. 3930/2010, art. 49).

ART. 2.2.3.3.5.10.—Renovación del permiso de vertimiento. Las solicitudes para renovación del permiso de vertimiento deberán ser presentadas ante la autoridad ambiental competente, dentro del primer trimestre del último año de vigencia del permiso. El trámite correspondiente se adelantará antes de que se produzca el vencimiento del permiso respectivo.

Para la renovación del permiso de vertimiento se deberá observar el trámite previsto para el otorgamiento de dicho permiso en el presente decreto. Si no existen cambios en la actividad generadora del vertimiento, la renovación queda supeditada solo a la verificación del cumplimiento de la norma de vertimiento mediante la caracterización del vertimiento.

(D. 3930/2010, art. 50).

ART. 2.2.3.3.5.11.—Revisión. Los permisos de vertimiento deberán revisarse, y de ser el caso ajustarse, de conformidad con lo dispuesto en el plan de ordenamiento del recurso hídrico y/o en la reglamentación de vertimientos.

(D. 3930/2010, art. 51).

ART. 2.2.3.3.5.12.—Requerimiento del plan de cumplimiento. Si de la evaluación de la información proveniente de la caracterización del vertimiento, así como de la documentación aportada por el solicitante, de los hechos y circunstancias deducidos de las visitas técnicas practicadas por la autoridad ambiental competente y del informe técnico, se concluye que no es viable otorgar el permiso de vertimiento al cuerpo de agua o al suelo, la autoridad ambiental competente exigirá al usuario la presentación de un plan de cumplimiento, siempre y cuando el vertimiento no se realice en cuerpos de agua clase I de que trata el artículo 2.2.3.2.20.1 del presente decreto.

El plan de cumplimiento deberá incluir los proyectos, obras, actividades y buenas prácticas, que garanticen el cumplimiento de la norma de vertimientos. Así mismo, deberá incluir sus metas, sus periodos de evaluación y sus indicadores de seguimiento, gestión y resultados con los cuales se determinará el avance correspondiente.

En la resolución mediante la cual se exija el plan de cumplimiento, se deberán entregar los términos de referencia para la elaboración de la primera etapa, establecer las normas de vertimiento que deben cumplirse y el plazo para la presentación de la primera etapa del plan.

PAR. 1º—El plan de cumplimiento se presentará por una (1) sola vez y no podrá ser prorrogado por la autoridad ambiental competente, sin embargo, en los caso de fuerza mayor o caso fortuito definidos en los términos de la Ley 95 de 1890 y en concordancia con el artículo 8º de la Ley 1333 de 2009, su cumplimiento podrá ser suspendido hasta tanto se restablezcan las condiciones normales. Para tal efecto, el interesado deberá presentar la justificación ante la autoridad ambiental competente.

PAR. 2º—Los prestadores del servicio público domiciliario de alcantarillado, se regirán por lo dispuesto en los planes de saneamiento y manejo de vertimientos aprobados por la autoridad ambiental competente, teniendo en cuenta lo establecido en la Resolución 1433 de 2004 del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, o la norma que lo modifique, adicione o sustituya.

(D. 3930/2010, art. 52, modificado por el D. 4728/2010, art. 4º).

ART. 2.2.3.3.5.13.—Etapas de los planes de cumplimiento. En los planes de cumplimiento se exigirá el desarrollo de las siguientes etapas:

1. Primera etapa: elaboración del programa de ingeniería, cronograma e inversiones y el plan de gestión del riesgo para el manejo del vertimiento y el plan de contingencia para la prevención y control de derrames cuando a ello hubiere lugar.

2. Segunda etapa: ejecución de los proyectos, obras, actividades y buenas prácticas propuestas, de acuerdo con el cronograma presentado y aprobado.

3. Tercera etapa: verificación del cumplimiento de las normas de vertimiento.

(D. 3930/2010, art. 53).

ART. 2.2.3.3.5.14.—Plazos para la presentación de los planes de cumplimiento. Los generadores de vertimientos que no tengan permiso de vertimiento y que estén cumpliendo con la normatividad vigente en la materia antes del 25 octubre de 2010, tendrán un plazo de hasta ocho (8) meses, contados a partir de dicha fecha para efectuar la legalización del mismo, sin perjuicio de las sanciones a las que haya lugar.

Los generadores de vertimientos que no tengan permiso de vertimiento y que no estén cumpliendo con la normatividad vigente en la materia antes del 25 octubre de 2010, tendrán un plazo de hasta ocho (8) meses, contados a partir de dicha fecha, para presentar ante la autoridad ambiental competente, el plan de cumplimiento, sin perjuicio de las sanciones a las que haya lugar.

ART. 2.2.3.3.5.14.(sic)—Plazos para el desarrollo de los planes de cumplimiento. Los plazos que podrán concederse para el desarrollo de planes de cumplimiento, para cada una de las etapas, son los siguientes:

1. Primera etapa: hasta tres (3) meses.

2. Segunda etapa: hasta doce (12) meses.

3. Tercera etapa: hasta tres (3) meses.

(D. 3930/2010, art. 55).

(Nota: Corregida la numeración del presente artículo 2.2.3.3.5.14 que pasa a ser “ART. 2.2.3.3.5.15.” por el Decreto 703 de 2018 artículo 15 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.5.15.—Aprobación del plan de cumplimiento. La autoridad ambiental competente tendrá un plazo de tres (3) meses, contados a partir de la radicación del plan de cumplimiento para pronunciarse sobre su aprobación.

La resolución mediante la cual se aprueba el plan de cumplimiento deberá relacionar el programa de ingeniería, cronograma e inversiones, plan de gestión del riesgo para el manejo del vertimiento, plan de contingencia para la prevención y control de derrames, los proyectos, obras, actividades y buenas prácticas aprobados.

Cuando la autoridad ambiental competente no apruebe el plan de cumplimiento, se indicarán las razones para ello y se fijará al interesado un plazo de un (1) mes para que presente los ajustes requeridos. En caso de no presentarse dentro del término señalado para ello, el interesado deberá dar cumplimiento inmediato a la norma de vertimiento vigente.

(D. 3930/2010, art. 56).

(Nota: Corregida la numeración del presente artículo 2.2.3.3.5.15 que pasa a ser “ART. 2.2.3.3.5.16.” por el Decreto 703 de 2018 artículo 15 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.5.16.—Revisión. Los planes de cumplimiento deberán revisarse, y de ser el caso ajustarse de conformidad con lo dispuesto en el plan de ordenamiento del recurso hídrico y/o en la reglamentación de vertimientos.

(D. 3930/2010, art. 57).

(Nota: Corregida la numeración del presente artículo 2.2.3.3.5.16 que pasa a ser “ART. 2.2.3.3.5.17.” por el Decreto 703 de 2018 artículo 15 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.5.17.—Seguimiento de los permisos de vertimiento, los planes de cumplimiento y planes de saneamiento y manejo de vertimientos (PSMV). Con el objeto de realizar el seguimiento, control y verificación del cumplimiento de lo dispuesto en los permisos de vertimiento, los planes de cumplimiento y planes de saneamiento y manejo de vertimientos, la autoridad ambiental competente efectuará inspecciones periódicas a todos los usuarios.

Sin perjuicio de lo establecido en los permisos de vertimiento, en los planes de cumplimiento y en los planes de saneamiento y manejo de vertimientos, la autoridad ambiental competente, podrá exigir en cualquier tiempo y a cualquier usuario la caracterización de sus residuos líquidos, indicando las referencias a medir, la frecuencia y demás aspectos que considere necesarios.

La oposición por parte de los usuarios a tales inspecciones y a la presentación de las caracterizaciones requeridas, dará lugar a las sanciones correspondientes.

PAR.—Al efectuar el cobro de seguimiento, la autoridad ambiental competente aplicará el sistema y método de cálculo establecido en el artículo 96 de la Ley 633 de 2000 o la norma que la adicione, modifique o sustituya.

(D. 3930/2010, art. 58).

(Nota: Corregida la numeración del presente artículo 2.2.3.3.5.17 que pasa a ser “ART. 2.2.3.3.5.18.” por el Decreto 703 de 2018 artículo 15 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.5.18.—Sanciones. El incumplimiento de los términos, condiciones y obligaciones previstos en el permiso de vertimiento, plan de cumplimiento o plan de saneamiento y manejo de vertimientos, dará lugar a la imposición de las medidas preventivas y sancionatorias, siguiendo el procedimiento previsto en la Ley 1333 de 2009 o la norma que la adicione, modifique o sustituya.

(D. 3930/2010, art. 59).

(Nota: Corregida la numeración del presente artículo 2.2.3.3.5.18 que pasa a ser “ART. 2.2.3.3.5.19.” por el Decreto 703 de 2018 artículo 15 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.5.19.—Disposición de residuos líquidos provenientes de terceros. El generador de vertimientos que disponga sus aguas residuales a través de personas naturales o jurídicas que recolecten, transporten y/o dispongan vertimientos provenientes de terceros, deberán verificar que estos últimos cuenten con los permisos ambientales correspondientes.

(D. 3930/2010, art. 60).

(Nota: Corregida la numeración del presente artículo 2.2.3.3.5.19 que pasa a ser “ART. 2.2.3.3.5.20.” por el Decreto 703 de 2018 artículo 15 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

SECCIÓN 6

Planes de reconvención a tecnologías limpias en gestión de vertimientos

ART. 2.2.3.3.6.1.—De la procedencia del plan de reconversión a tecnologías limpias en gestión de vertimientos. Los generadores de vertimientos que a la entrada en vigencia de las normas de vertimiento que expida el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible sean titulares de un permiso de vertimiento expedido antes del 25 de octubre de 2010 podrán optar por la ejecución de un plan de reconversión a tecnologías limpias en gestión de vertimientos.

En este evento, el plan de reconversión a tecnologías limpias en gestión de vertimientos deberá ser presentado ante la autoridad ambiental competente dentro del primer año del plazo previsto en artículo 2.2.3.3.10.6 de este decreto.

(D. 3930/2010, art. 61, modificado por el D. 4728/2010, art. 6º).

(Nota: Corregido el presente artículo por el Decreto 1956 de 2015 artículo 8°)

ART. 2.2.3.3.6.2.—Del plan de reconversión a tecnologías limpias en gestión de vertimientos. Mecanismo que promueve la reconversión tecnológica de los procesos productivos de los generadores de vertimientos que desarrollan actividades industriales, comerciales o de servicios, y que además de dar cumplimiento a la norma de vertimiento, debe dar cumplimiento a los siguientes objetivos:

1. Reducir y minimizar la carga contaminante por unidad de producción, antes del sistema de tratamiento o antes de ser mezclada con aguas residuales domésticas.

2. Reutilizar o reciclar subproductos o materias primas, por unidad de producción o incorporar a los procesos de producción materiales reciclados, relacionados con la generación de vertimientos.

PAR.—El plan de reconversión a tecnologías limpias en gestión de vertimientos es parte integral del permiso de vertimientos y en consecuencia el mismo deberá ser modificado incluyendo el plan.

(D. 3930/2010, art. 62).

ART. 2.2.3.3.6.3.—Contenido del plan de reconversión a tecnologías limpias en gestión de vertimientos. El plan de reconversión a tecnología limpia, deberá incluir como mínimo la siguiente información:

1. Descripción de la actividad industrial, comercial y de servicio.

2. Objetivo general y objetivos específicos y alcances del plan.

3. Caracterización de las aguas residuales antes del sistema de tratamiento.

4. Carga contaminante de las aguas residuales antes del sistema de tratamiento por unidad de producto.

5. Definición precisa de los cambios parciales o totales en los procesos de producción.

6. Definición de los indicadores con base en los cuales se realizará el (sic).

(Nota: Corregido el numeral 6º por el Decreto 703 de 2018 artículo 16 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

7. Estimativo de la reducción o minimización de las cargas contaminantes por unidad de producto, antes de ser tratados por los equipos de control y antes de ser mezclados con aguas residuales domésticas.

8. Descripción técnica de los procesos de optimización, recirculación y reúso del agua, así como de las cantidades de los subproductos o materias primas reciclados o reutilizados, por unidad de producción.

9. Plazo y cronograma de actividades para el cumplimiento de la norma de vertimientos.

10. Presupuesto del costo total de la reconversión.

PAR.—Los generadores de vertimientos deberán presentar la caracterización a que se refiere el numeral 3º de este artículo, teniendo en cuenta los parámetros previstos para su actividad en la resolución mediante la cual el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible establezca las normas de vertimiento.

(D. 3930/2010, art. 63).

ART. 2.2.3.3.6.4.—Fijación de plazos para la presentación y aprobación de los planes de reconversión a tecnologías limpias en gestión de vertimientos. Los generadores de vertimientos que desarrollen actividades industriales, comerciales o de servicios previstos en el artículo 2.2.3.3.6.1 del presente decreto, tendrán un plazo de un (1) año para presentar ante la autoridad ambiental competente el plan de reconversión a tecnologías limpias en gestión de vertimientos. Este plazo se contará a partir de la fecha de publicación del acto administrativo mediante el cual se fijan las respectivas normas de vertimiento por parte del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

La autoridad ambiental competente tendrá un plazo de tres (3) meses, contados a partir de la radicación del plan de reconversión a tecnologías limpias en gestión de vertimientos, para pronunciarse sobre la aprobación del mismo.

La resolución mediante la cual se aprueba el plan de reconversión a tecnologías limpias en gestión de vertimientos deberá relacionar la definición precisa de los cambios parciales o totales en los procesos de producción; definición de los indicadores con los cuales se determinará el cumplimiento de los objetivos del plan; estimativo de la reducción o minimización de las cargas contaminantes por unidad de producto, antes de ser tratados por los equipos de control y antes de ser mezclados con aguas residuales domésticas; descripción técnica de los procesos de optimización, recirculación y reúso del agua, así como de las cantidades de los subproductos o materias primas reciclados o reutilizados, por unidad de producción y plazo y cronograma de actividades.

Cuando la autoridad ambiental competente no apruebe el plan de reconversión a tecnologías limpias en gestión de vertimientos, se indicarán las razones para ello y se fijará al interesado un plazo de un (1) mes para que presente los ajustes requeridos. En caso de no presentarse dentro del término señalado para ello, se entenderá que el interesado desiste de la implementación de dicho plan y deberá dar cumplimiento a la norma de vertimiento aplicable en los plazos correspondientes.

PAR.—El plan de reconversión a tecnologías limpias en gestión de vertimientos se presentará por una (1) sola vez y no podrá ser prorrogado por la autoridad ambiental competente. Sin embargo, en caso de fuerza mayor o caso fortuito definidos en los términos de la Ley 95 de 1890 en concordancia con el artículo 8º de la Ley 1333 de 2009, su cumplimiento podrá ser suspendido hasta tanto se restablezcan las condiciones normales.

Para tal efecto, el interesado deberá presentar la justificación ante la autoridad ambiental competente.

(D. 3930/2010, art. 64).

SECCIÓN 7

Reglamentación de vertimientos

ART. 2.2.3.3.7.1.—Procedencia de la reglamentación de vertimientos. La autoridad ambiental competente con el fin de obtener un mejor control de la calidad de los cuerpos de agua, podrá reglamentar, de oficio o a petición de parte, los vertimientos que se realicen en estos, de acuerdo con los resultados obtenidos en el plan de ordenamiento del recurso hídrico.

El objetivo de esta reglamentación consiste en que todos los vertimientos realizados al cuerpo de agua permitan garantizar los usos actuales y potenciales del mismo y el cumplimiento de los objetivos de calidad.

Si del resultado del plan de ordenamiento del recurso hídrico, se determina la conveniencia y necesidad de adelantar la reglamentación, la autoridad ambiental competente, así lo ordenará mediante resolución.

En dicha resolución se especificará, la fecha lugar y hora de las visitas técnicas correspondientes al proceso de reglamentación de vertimientos.

(D. 3930/2010, art. 65).

ART. 2.2.3.3.7.2.—Publicidad del acto que ordena la reglamentación. Con el fin de poner en conocimiento de los interesados la resolución mediante la cual se ordena la reglamentación de vertimientos, la autoridad ambiental competente, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la publicación de la resolución, procederá a:

1. Fijar por el término de diez (10) días hábiles, en un lugar público de la sede de la autoridad ambiental competente y en su página web y en la alcaldía o inspección de policía correspondiente, copia de la resolución.

2. Publicar un (1) aviso en un (1) periódico de amplia circulación en la región en el que se indique la fecha lugar y hora de las visitas técnicas. Si existen facilidades en la zona, adicionalmente se emitirá este aviso a través de la emisora radial del lugar.

(D. 3930/2010, art. 66).

ART. 2.2.3.3.7.3.—Efectos de la orden de reglamentar los vertimientos. Los permisos de vertimiento que se otorguen durante el proceso de reglamentación previsto en el presente capítulo, deberán revisarse por parte de la autoridad ambiental competente como resultado de dicho proceso.

(D. 3930/2010, art. 67).

ART. 2.2.3.3.7.4.—De la visita técnica y estudio de reglamentación de vertimientos. La visita técnica y los estudios para la reglamentación de vertimientos, comprenderán por lo menos los siguientes aspectos:

1. Revisión y actualización de la información contenida en el plan de ordenamiento del recurso hídrico.

2. Revisión y actualización de la georreferenciación de los vertimientos en cartografía oficial.

3. Inventario y descripción de las obras hidráulicas.

4. Caracterización de los vertimientos.

5. Incidencia de los vertimientos en la calidad del cuerpo de agua en función de los sus usos actuales y potenciales.

6. Análisis de la capacidad asimilativa del tramo o cuerpo de agua a reglamentar teniendo en consideración el ordenamiento del recurso hídrico correspondiente.

(D. 3930/2010, art. 68).

ART. 2.2.3.3.7.5.—Proyecto de reglamentación de vertimientos. La autoridad ambiental competente, elaborará el proyecto de reglamentación de vertimientos, dentro de los seis (6) meses siguientes contados a partir de la realización de las visitas técnicas y el estudio a que se refiere el artículo anterior.

Dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la elaboración del proyecto, la autoridad ambiental competente deberá publicar un (1) aviso en un (1) periódico de amplia circulación en la región en el que se informe sobre la existencia del proyecto de reglamentación y el lugar donde puede ser consultado. Si existen facilidades en la zona, adicionalmente se emitirá este aviso a través de la emisora radial del lugar. Adicionalmente el proyecto de reglamentación deberá ser publicado en la página web de la autoridad ambiental competente.

Finalizado el plazo anterior, los interesados dispondrán de un plazo de veinte (20) días calendario para presentar las objeciones del proyecto.

(D. 3930/2010, art. 69).

ART. 2.2.3.3.7.6.—Objeciones al proyecto de reglamentación de vertimientos. Una vez expirado el término de objeciones la autoridad ambiental competente, procederá a estudiarlas dentro un término no superior a sesenta (60) días hábiles, en caso de que sean conducentes ordenará las diligencias pertinentes.

(D. 3930/2010, art. 70).

ART. 2.2.3.3.7.7.—Decisión sobre la reglamentación de los vertimientos. Una vez practicadas estas diligencias y, si fuere el caso, reformado el proyecto de reglamentación de vertimientos, la autoridad ambiental competente, procederá a expedir la resolución de reglamentación y su publicación se realizará conforme a lo dispuesto en los artículos 70 y 71 de la Ley 99 de 1993.

La reglamentación de vertimientos afecta los permisos existentes, es de aplicación inmediata e implica el otorgamiento de permisos de vertimientos para los beneficiarios o la exigencia del plan de cumplimiento. Contra la decisión de la autoridad ambiental competente procede el recurso de reposición dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la notificación de la misma.

(D. 3930/2010, art. 71).

ART. 2.2.3.3.7.8.—De la aprobación de los sistemas de tratamiento en los procesos de reglamentación de vertimientos. La autoridad ambiental competente requerirá en la resolución de reglamentación de vertimientos a los beneficiarios de la misma, la presentación de la información relacionada con la descripción de la operación del sistema, memorias técnicas y diseños de ingeniería conceptual y básica, planos de detalle del sistema de tratamiento y condiciones de eficiencia del sistema de tratamiento y señalará el plazo para su presentación.

(D. 3930/2010, art. 72).

ART. 2.2.3.3.7.9.—Revisión de la reglamentación de vertimientos. Cualquier reglamentación de vertimientos podrá ser revisada por la autoridad ambiental competente, a petición de parte interesada o de oficio, cuando hayan cambiado las condiciones o circunstancias que se tuvieron en cuenta para efectuarla.

Cuando quiera que la revisión de la reglamentación implique la modificación de la misma, se deberá dar aplicación al procedimiento previsto en el presente capítulo.

(D. 3930/2010, art. 73).

SECCIÓN 8

Registro de los permisos de vertimientos

ART. 2.2.3.3.8.1.—Registro de los permisos de vertimiento. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 64 del Decreto 2811 de 1974, la autoridad ambiental competente deberá llevar el registro discriminado y pormenorizado de los permisos de vertimiento otorgados, planes de cumplimiento y planes de saneamiento y manejo de vertimientos.

(D. 3930/2010, art. 74).

SECCIÓN 9

Disposiciones transitorias

ART. 2.2.3.3.9.1.—Régimen de transición. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible fijará mediante resolución, los usos del agua, criterios de calidad para cada uso, las normas de vertimiento a los cuerpos de agua, aguas marinas, alcantarillados públicos y al suelo y el (protocolo para el monitoreo de los vertimientos en aguas superficiales, subterráneas)*.

Mientras el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible expide las regulaciones a que hace referencia el inciso anterior, en ejercicio de las competencias de que dispone según la Ley 99 de 1993, continuarán transitoriamente vigentes los artículos 2.2.3.3.9.2 al 2.2.3.3.9.12, artículo 2.2.3.3.9.14 al 2.2.3.3.9.21 y artículos 2.2.3.3.10.1,2.2.3.3.10.2, 2.2.3.3.10.3, 2.2.3.3.10.4, 2.2.3.3.10.5 del presente decreto.

(D. 3930/2010, art. 76).

(Nota: Reemplazada la expresión "protocolo para el monitoreo de los vertimientos en aguas superficiales y subterráneas" del presente artículo por "protocolo de monitoreo de vertimientos" por el Decreto 50 de 2018 artículo 12 numeral 13 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.9.2. TRANS.—Unidades. Los valores asignados a las referencias indicadas en la presente sección se entenderán expresados en miligramos por litro, mg/1, excepto cuando se indiquen otras unidades.

(D. 1594/84, art. 37).

(Nota: Corregido el valor “miligramos por litro, mg/1” del presente artículo por el valor “miligramos por litro, mg/l” por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 20 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.9.3. TRANS.—Tratamiento convencional y criterios de calidad para consumo humano y doméstico. Los criterios de calidad admisibles para la destinación del recurso para consumo humano y doméstico son los que se relacionan a continuación, e indican que para su potabilización se requiere solamente tratamiento convencional:

ReferenciaExpresado comoValor
AmoníacoN1.0
ArsénicoAs0.05
BarioBa1.0
CadmioCd0.01
CianuroCN-0.2
CincZn15.0
ClorurosCl-250.0
CobreCu1.0
ColorColor real75 unidades, escala Platino – Cobalto
Compuestos FenólicosFenol0.002
CromoCr+60.05
Difenil PolicloradosConcentración de agente activoNo detectable
MercurioHg0.002
NitratosN10.0
NitritosN1.0
PhUnidades5.0 – 9.0 unidades
PlataAg0.05

ReferenciaExpresado comoValor
PlomoPb0.05
SelenioSe0.01
SulfatosS0=4400.0
TensoactivosSustancias activas al azul de metileno0.5
Colíformes totalesNMP20.000 microorganismos/100 ml.
Coliformes fecalesNMP2.000 microorganismos /100 ml.

PAR. 1º—La condición de valor “no detectable” se entenderá que es la establecida por el método aprobado por el Ministerio de Salud.

PAR. 2º—No se aceptará película visible de grasas y aceites flotantes, materiales flotantes, radioisótopos y otros no removibles por tratamiento convencional que puedan afectar la salud humana.

(D. 1594/84, art. 38).

(Nota: Corregida las referencias “Ph” por “pH”; sulfatos expresado como “S0=4” por “SO2-4” y el parágrafo 1º del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 17 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.9.4. TRANS.—Desinfección y criterios de calidad para consumo humano y doméstico. Los criterios de calidad admisibles para la destinación del recurso para consumo humano y doméstico son los que se relacionan a continuación, e indican que para su potabilización se requiere sólo desinfección:

ReferenciaExpresado comoValor
AmoníacoN1.0
ArsénicoAs0.05
BarioBa1.0
CadmioCd0.01
CianuroCN-0.2
CincZn15.0
ClorurosCl-250.0
CobreCu1.0
ColorColor Real20 unidades, escala platino – cobalto
Compuestos FenólicosFenol0.002
CromoCr+60.05
Difenil PolicloradosConcentración de agente activoNo detectáble
MercurioHg0.002
NitratosN10.0
NitritosN1.0
pHUnidades6.5 – 8.5 unidades
PlataAg0.05
PlomoPb0.05
SelenioSe0.01
SulfatosSO=4400.0
TensoactivosSustancias activas al azul de metileno0.5
TurbiedadUJT10 Unidades Jackson de Turbiedad, UJT
Conformes totalesnMP1.000 microorganismos/100 ml.

PAR.—No se aceptará película visible de grasas y aceites flotantes, materiales flotantes provenientes de actividad humana, radioisótopos y otros no removibles por desinfección, que puedan afectar la salud humana.

(D. 1594/84, art. 39).

(Nota: Corregida la referencia sulfatos expresado como “SO=4” por sulfatos expresado como “SO2-4” y la referencia “Conformes totales” expresado como “nMP” por la referencia “Coliformes totales” expresado como “NMP” del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 21 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.9.5. TRANS.—Criterios de calidad para uso agrícola. Los criterios de calidad admisibles para la destinación del recurso para uso agrícola son los siguientes:

ReferenciaExpresado comoValor
AluminioAl5.0
ArsénicoAs0.1
BerilioBe0.1
CadmioCd0.01
CincZn2.0
CobaltoCo0.05
CobreCu0.2
CromoCr+60.1
FlúorF1.0
HierroFe5.0
LitioLi2.5
ManganesoMn0.2
MolibdenoMo0.01
NíquelNi0.2
pHUnidades4.5 – 9.0 unidades
PlomoPb5.0
SelenioSe0.02
VanadioV0.1

PAR. 1º—Además de los criterios establecidos en el presente artículo, se adoptan los siguientes:

a) El boro, expresado como B, deberá estar entre 0.3 y 4.0 mg/1 dependiendo del tipo de suelo y del cultivo;

b) El NMP de coliformes totales no deberá exceder de 5.000 cuando se use el recurso para riego de frutas que se consuman sin quitar la cáscara y para hortalizas de tallo corto;

c) El NMP de coliformes fecales no deberá exceder de 1.000 cuando se use el recurso para el mismo fin del literal anterior.

PAR. 2º—Deberán hacerse mediciones sobre las siguientes características.

a) Conductividad;

b) Relación de absorción de sodio (RAS);

c) Porcentaje de sodio posible (PSP);

d) Salinidad efectiva y potencial;

e) Carbonato de sodio residual;

f) Radionucleídos.

(D. 1594/84, art. 40).

(Nota: Corregida la unidad “mg/1” del literal a) del parágrafo 1º del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 22 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.9.6. TRANS.—Criterios de calidad para uso pecuario. Los criterios de calidad admisibles para la destinación del recurso para uso pecuario, son los siguientes:

ReferenciaExpresado comoValor
AluminioAl5.0
ArsénicoAs0.2
BoroB5.0
CadmioCd0.05
CincZn25.0
CobreCu0.5
CromoCr+61.0
MercurioHg0.01
Nitratos + NitritosN100.0
NitritoN10.0
PlomoPb0.1
Contenido de salesPeso total3.000

(D. 1594/84, art. 41).

ART. 2.2.3.3.9.7. TRANS.—Criterios de calidad para fines recreativos mediante contacto primario. Los criterios de calidad admisibles para la destinación del recurso para fines recreativos mediante contacto primario, son los siguientes:

ReferenciaExpresado comoValor
Coliformes fecalesNMP200 microorganismos/100 ml.
Coliformes totalesNMP1.000 microorganismos/100 ml.
Compuestos FenólicosFenol0.002
Oxígeno disuelto 70% concentración de saturación
pHUnidades5.0 – 9.0 unidades
TensoactivosSustancias activas al azul de metileno0.5

PAR. 1º—No se aceptará en el recurso película visible de grasas y aceites flotantes, presencia de material flotante proveniente de actividad humana; sustancias tóxicas o irritantes cuya acción por contacto, ingestión o inhalación, produzcan reacciones adversas sobre la salud humana.

PAR. 2º—El nitrógeno y el fósforo deberán estar en proporción que no ocasionen eutrofización.

(D. 1594/84, art. 42).

(Nota: Corregida la expresión “eutrofización” por la expresión “eutroficación” del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 23 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.9.8. TRANS.—Criterios de calidad para fines recreativos mediante contacto secundario. Los criterios de calidad admisibles para la destinación del recurso para fines recreativos mediante contacto secundario, serán los siguientes:

ReferenciaExpresado comoValor
Coliformes totalesNMP5.000 microorganismos/100 ml.
Oxígeno disuelto.70% concentración de saturación
pHUnidades5.0 – 9.0 unidades
TensoactivosSustancias activas al azul de metileno0.5

PAR.—Además de los criterios del presente artículo, se tendrán en cuenta los establecidos en los parágrafos 1º y 2º del artículo anterior.

(D. 1594/84, art. 43).

ART. 2.2.3.3.9.9. TRANS.—Criterios de calidad para uso estético. Los criterios de calidad admisibles para la destinación del recurso para uso estético son los siguientes:

1. Ausencia de material flotante y de espumas, provenientes de actividad humana.

2. Ausencia de grasas y aceites que formen película visible.

3. Ausencia de sustancias que produzcan olor.

(D. 1594/84, art. 44).

ART. 2.2.3.3.9.10. TRANS.—Criterios de calidad para preservación de flora y fauna. Los criterios de calidad admisibles para la destinación del recurso para preservación de flora y fauna, en aguas dulces, frías o cálidas y en aguas marinas o estuarinas son los siguientes:

ReferenciaExpresado comoAgua fría dulceValor agua cálida dulceAgua marina y estuarina
ClorofenolesClorofenol0.50.50.5
DifenilConcentración de agente activo0.00010.00010.0001
Oxígeno disuelto-5.04.04.0
pHUnidades de pH5.5-9.04.5-9.06.5-8.5

ReferenciaExpresado comoAgua fría dulceValor agua cálida dulceAgua marina y estuarina
Sulfuro de hidrógeno ionizadoH2S0.00020.00020.0002
AmoniacoNH30.1 CL0.1 CL0.1 CL
ArsénicoAs0.1 CL0.1 CL0.1 CL
BarioBa0.1 CL0.1 CL0.1 CL
BerilioBe0.1 CL0.1 CL0.1 CL
CadmioCd0.01 CL0.01 CL0.01 CL
Cianuro libreCN-0.05 CL0.05 CL0.05 CL
CincZn0.01 CL0.01 CL0.01 CL
Cloro total residualCl20.1 CL0.1 CL0.1 CL
CobreCu0.1 CL0.1 CL0.1 CL
Cromo hexavalenteCr+60.01 CL0.01 CL0.01 CL
Fenoles monohidricosFenoles1.0 CL1.0 CL1.0 CL
Grasas y aceitesGrasas como porcentaje de sólidos secos0.01 CL0.01 CL0.01 CL
HierroFe0.1 CL0.1 CL0.1 CL
ManganesoMn0.1 CL0.1 CL0.1 CL
MercurioHg0.01 CL0.01 CL0.01 CL
NíquelNi0.01 CL0.01 CL0.01 CL
Plaguicidas Organoclorados (cada variedad)Concentración de agente activo0.001 CL0.001 CL0.001 CL
Plaguicidas organofosforados (cada variedad)Concentración de agente activo0.05 CL0.05 CL0.05 CL
PlataAg0.01 CL0.01 CL0.01 CL
PlomoPb0.01 CL0.01 CL0.01 CL
SelenioSe0.01 CL0.01 CL0.01 CL
TensoactivosSustancias activas al azul de metileno0.143 CL0.143 CL0.143 CL

PAR.—Como criterios adicionales de calidad para los usos de que trata el presente artículo, no deben presentarse sustancias que impartan olor o sabor a los tejidos de los organismos acuáticos, ni turbiedad o color que interfieran con la actividad fotosintética.

(D. 1594/84, art. 45).

(Nota: Corregido el presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 18 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.9.11. TRANS.—Bioensayos y NMP de coliformes totales. Corresponde a la autoridad ambiental competente la realización de bioensayos que permitan establecer los valores de la CL9650 de los parámetros contemplados en el artículo anterior, como también el establecimiento del NMP de coliformes totales para acuacultura y los valores para temperaturas según las diversas situaciones.

(D. 1594/84, art. 46).

(Nota: Corregido la expresión “acuacultura” por la expresión “acuicultura” del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 24 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.9.12. TRANS.—Usos referentes a transporte, dilución y asimilación. Para los usos referentes a transporte, dilución y asimilación no se establecen criterios de calidad, sin perjuicio del control de vertimientos correspondiente.

(D. 1594/84, art. 47).

ART. 2.2.3.3.9.13. TRANS.—Uso industrial. Para el uso industrial, no se establecen criterios de calidad, con excepción de las actividades relacionadas con explotación de cauces, playas y lechos, para las cuales se deberán tener en cuenta los criterios contemplados en el parágrafo 1 del artículo 2.2.3.3.9.7 y en el artículo 43 2.2.3.3.9.8 en lo referente a sustancias tóxicas o irritantes, pH, grasas y aceites flotantes, materiales flotantes provenientes de actividad humana y coliformes totales.

(D. 1594/84, art. 48).

(Nota: Corregido el presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 19 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.9.14. TRANS.—Vertimiento al agua y exigencias mínimas. Todo vertimiento a un cuerpo de agua deberá cumplir, por lo menos, con las siguientes normas:

ReferenciaUsuario existenteUsuario nuevo
pH5 a 9 unidades5 a 9 unidades
Temperatura≤ 40ºC≤ 40ºC
Material flotanteAusenteAusente
Grasas y aceitesRemoción ≥ 80% en cargaRemoción ≥ 80% en carga
Sólidos suspendidos, domésticos o industrialesRemoción ≥ 50% en cargaRemoción ≥ 80% en carga
Demanda bioquímica de oxígeno: 
Para desechos domésticosRemoción ≥ 30% en cargaRemoción ≥ 80% en carga
Para desechos industrialesRemoción ≥ 20% en cargaRemoción ≥ 80% en carga

Carga máxima permisible (CMP), de acuerdo con lo establecido en los artículos 2.2.3.3.9.16 y 2.2.3.3.9.17 del presente decreto.

(D. 1594/84, art. 72).

ART. 2.2.3.3.9.15. TRANS.—Vertimiento al alcantarillado público y exigencias mínimas. Todo vertimiento a un alcantarillado público deberá cumplir, por lo menos, con las siguientes normas:

ReferenciaValor
pH5 a 9 unidades
Temperatura≤ 40ºC

ReferenciaValor 
Ácidos, bases o soluciones ácidas o básicas que puedan causar contaminación; sustancias explosivas o inflamablesAusentes 
Sólidos sedimentables≤ 10 ml/1 
Sustancias solubles en hexano≤ 100 mg/1 
 Usuario existenteUsuario nuevo
Sólidos suspendidos para desechos domésticos e industrialesRemoción ≥ 50% en cargaRemoción ≥ 80% en carga
Demanda bioquímica de oxígeno:  
Para desechos domésticosRemoción ≥ 30% en cargaRemoción ≥ 80% en carga
Para desechos industrialesRemoción ≥ 30% en cargaRemoción ≥ 80% en carga
Caudal máximo1.5 veces el caudal promedio horario 

Carga máxima permisible (CMP) de acuerdo a lo establecido en los artículos 2.2.3.3.9.16 y 2.2.3.3.9.17 del presente decreto.

(D. 1594/84, art. 73).

(Nota: Corregido el presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 20 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.9.16. TRANS.—Concentraciones. Las concentraciones para el control de la carga de las siguientes sustancias de interés sanitario, son:

SustanciaExpresada comoConcentración (mg/1)
ArsénicoAs0.5
BarioBa5.0
CadmioCd0.1
CobreCu3.0
CromoCr+60.5
Compuestos fenólicosFenol0.2
MercurioHg0.02
NíquelNi2.0
PlataAg0.5
PlomoPb0.5
SelenioSe0.5
CianuroCN-1.0
Difenil policloradosConcentración de agente activoNo detectable
Mercurio orgánicoHgNo detestable
TricloroetilenoTricloroetileno1.0
CloroformoExtracto Carbón Cloroformo (ECC)1.0
Tetracloruro de CarbonoTetracloruro de Carbono1.0
DicloroetilenoDicioroetileno1.0
Sulfuro de CarbonoSulfuro de Carbono1.0
Otros compuestos organaclorados, cada variedadConcentración de agente activo0.05
Compuestos organofosforados, cada variedadConcentración de agente activo0.1
Carbamatos 0.1

PAR.—Cuando los usuarios, aun cumpliendo con las normas de vertimiento, produzcan concentraciones en el cuerpo receptor que excedan los criterios de calidad para el uso o usos asignados al recurso, las autoridades ambientales competentes podrán exigirles valores más restrictivos en el vertimiento.

(D. 1594/84, art. 74).

ART. 2.2.3.3.9.17. TRANS.—Cálculo de la carga de control. La carga de control de un vertimiento que contenga las sustancias de que trata el artículo anterior, se calculará mediante la aplicación de las siguientes ecuaciones:

A = (Q) (CDC) (0.0864).

B = (Q) ( CV) (0.0864).

PAR. 1º—Para los efectos de las ecuaciones a que se refiere el presente artículo adóptense las siguientes convenciones:

A: Carga de control, Kg./día.

Q: Caudal promedio del vertimiento, 1/seg.

B: Carga en el vertimiento Kg./día.

CDC: Concentración de control, mg/1.

CV: Concentración en el vertimiento, mg/l.

0.0864: Factor de conversión.

PAR. 2º—La carga máxima permisible (CMP) será el menor de los valores entre A y B.

(D. 1594/84, art. 75).

(Nota: Corregida las convenciones “Q: Caudal promedio del vertimiento, 1/seg” por “Q: Caudal promedio del vertimiento, l/seg”; “CDC Concentración de control, mg/1” por “CDC: Concentración de control, mg/l” del parágrafo 1º del presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 25 numeral 25 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.9.18. TRANS.—Diferencia de cargas. Cuando la carga real en el vertimiento sea mayor que la carga máxima permisible (CMP), aquella se deberá reducir en condiciones que no sobrepase la carga máxima permisible.

(D. 1594/84, art. 76).

ART. 2.2.3.3.9.19. TRANS.—Reducción del caudal promedio del vertimiento. Cuando el caudal promedio del vertimiento se reduzca y por consiguiente la concentración de cualesquiera de las sustancias previstas en el artículo 2.2.3.3.9.16 se aumente, la carga máxima permisible (CMP) continuará siendo la fijada según el parágrafo 2º del artículo 2.2.3.3.9.17 del presente decreto.

(D. 1594/84, art. 77).

ART. 2.2.3.3.9.20. TRANS.—Control. El control del pH, temperatura (T), material flotante, sólidos sedimentables, caudal y sustancias solubles en hexano, en el vertimiento, se hará con base en unidades y en concentración. El de los sólidos suspendidos y el de la demanda bioquímica de oxígeno con base en la carga máxima permisible (CMP), de acuerdo con las regulaciones que para tal efecto sean expedidas.

(D. 1594/84, art. 78).

ART. 2.2.3.3.9.21. TRANS.—Cálculos. Las normas de vertimiento correspondientes a las ampliaciones que hagan los usuarios del recurso se calcularán de acuerdo con lo establecido en los artículos 2.2.3.3.9.17, 2.2.3.3.9.18, 2.2.3.3.9.19 y 2.2.3.3.9.20 del presente decreto.

(D. 1594/84, art. 79).

SECCIÓN 10

Normas transitorias respecto de métodos de análisis y de la toma de muestras

ART. 2.2.3.3.10.1. TRANS.—Métodos de análisis. Se consideran como oficialmente aceptados los siguientes métodos de análisis. El Ministerio de Salud y de la Protección Social establecerá los procedimientos detallados para su aplicación:

ReferenciaMétodos
1. Color. De comparación visual
. Espectofotométrico
. Del filtro tristimulus
Sólidos aedimentables. Del cono Imhoff
Turbiedad. Nefelométrico
. Visual
Salinidad. De la conductividad
. Argentométrico
. Hidrométrico
Sólidos en suspensión. Filtración Crisol Gooch
2. Constituyentes inorgánicos no metálicos boro:. De la cucurmina
. Del ácido carmínico
Cloruro. Argentométrico
. Del nitrato de mercurio
. Potenciométrico
Cianuro. De titulación
. Colorimétrico
. Potenciométrico
Amoníaco. De nessler
. Del fenato
. De titulación -
. Del electrodo específico
Nitrato. De la espectofotometría ultravioleta
. Del electrodo específico
. De la reducción con cadmio
. Del ácido cromotrópico
Oxígeno. Iodometrico
. Azida modificado
. Del permanganato modificado
. Del electrodo específico
pH. Rotenciométrico
Fósforo. Del ácido vanadiomolibdofosfórico
. Del cloruro estanoso
. Del ácido ascórbico
Flúor. Del electrodo especifico
. Spadns
. De la alizarina
Cloro residual total. Iodométrico
. Amperométrico
Sulfato. Gravimétrico
. Turbidimétrico
Sulfuro. Del azul de metileno
. Iodométrico
3. Constituyentes orgánicos: 
Grasas y aceites. De la extracción Soxhlet
Fenoles. De la extracción con cloroformo
. Fotométrico directo
. Cromatográfico
Carbono orgánico total. Oxidación
Tensoactivos. Del azul de metileno
. De la cromotografía gaseosa
Demanda química de oxígeno. Reflujo con dieromato
Demanda bioquímica de oxígeno.. Incubación
4. Metales: 
Aluminio. De la absorción atómica
. De la cianina-eriocromo
Arsénico. De la absorción atómica
. Del dietilditiocarmabato de plata
. Del bromuro mercúrico-estanoso
Bario. De la absorción atómica
Berilio. De la absorción atómica
. Del aluminón
Cadmio. De la absorción atómica
. De la ditizona
. Polarogrático

ReferenciaMétodos
Cromo. De la absorción atómica
. Colorimétrico
Hierro. De la absorción atómica
. De la fenantrolina
Plomo. De la absorción atómica
. De la ditizona
Litio. De la absorción atómica
. De la fotometría de llama
Mercurio. De la absorción atómica
. De la ditizona
Níquel. De la absorción atómica
. Del dimetil glioxima
Selenio. De la absorción atómica
. De la diaminobencidina
Plata. De la absorción atómica
. De la ditizona
Vanadio. De la absorción atómica
. DeI ácido gálico
Cinc. De la absorción atómica
. De la ditizona
. Del zincon
Manganeso. De la absorción atómica
. Del persulfato
Molibdeno. De la absorción atómica
Cobalto. De la absorción atómica
5. Constituyentes biológicos: 
Grupos coliformes totales y fecales.. De la fermentación en tubos múltiples
. Filtro de membrana

PAR.—El Ministerio de Salud y Protección Social por razones de innovaciones en tecnología, como resultado de investigaciones científicas o de su acción de vigilancia y control sanitarios, podrá adicionar o modificar los métodos de análisis contemplados en el presente artículo.

(D. 1594/84, art. 155).

(Nota: Corregido el presente artículo por el Decreto 703 de 2018 artículo 21 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible)

ART. 2.2.3.3.10.2. TRANS.—Sistemas para bioensayos acuáticos. La autoridada ambiental competente establecerá los procedimientos de conducción de bioensayos acuáticos en lo referente a técnicas de muestreo y métodos de análisis. Los sistemas utilizados para bioensayos acuáticos pueden ser, entre otros, los siguientes:

a) Estáticos, con o sin renovación;

b) De flujo continuo.

(D. 1594/84, art. 156).

ART. 2.2.3.3.10.3. TRANS.—Preservación de muestras. El Ministerio de Salud y Protección Social establecerá para cada referencia los requisitos mínimos para la preservación de las muestras.

(D. 1594/84, art. 158).

ART. 2.2.3.3.10.4. TRANS.—Toma de muestras. La toma de muestras se hará de tal manera que se obtenga una caracterización representativa de los vertimientos y del cuerpo receptor, para lo cual el Ministerio de Salud o la autoridad ambiental competente o la entidad que haga sus veces determinarán el sitio o sitios y demás condiciones técnicas.

(D. 1594/84, art. 160).

ART. 2.2.3.3.10.5. TRANS.—Toma de muestras y calidad del recurso. La toma de muestras para determinar la calidad del recurso, deberá hacerse por fuera de la zona de mezcla.

(D. 1594/84, art. 161).

SECCIÓN 11

Normas transitorias en materia de vertimiento

ART. 2.2.3.3.11.1.—Régimen de transición para la aplicación de las normas de vertimiento. Las normas de vertimiento que expida el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, se aplicarán a los generadores de vertimientos existentes en todo el territorio nacional, de conformidad con las siguientes reglas:

1. Los generadores de vertimiento que a la entrada en vigencia de las normas de vertimiento a que hace referencia el artículo 2.2.3.3.4.7 del presente decreto, tengan permiso de vertimiento vigente expedido con base en la normatividad vigente antes del 25 de octubre de 2010 y estuvieren cumpliendo con los términos, condiciones y obligaciones establecidos en el mismo, deberán dar cumplimiento a las nuevas normas de vertimiento, dentro de los dos (2) años, contados a partir de la fecha de publicación de la respectiva resolución.

En caso de optar por un plan de reconversión a tecnología limpia en gestión de vertimientos, el plazo de que trata el presente numeral se ampliará en tres (3) años.

2. Los generadores de vertimiento que a la entrada en vigencia de las normas de vertimiento a que hace referencia el artículo 2.2.3.3.4.7 del presente decreto, tengan permiso de vertimiento vigente expedido con base en la normatividad vigente antes del 25 de octubre de 2010 y no estuvieren cumpliendo con los términos, condiciones y obligaciones establecidos en el mismo, deberán dar cumplimiento a las nuevas normas de vertimiento, dentro de los dieciocho (18) meses, contados a partir de la fecha de publicación de la respectiva resolución.

En caso de optar por un plan de reconversión a tecnología limpia en gestión de vertimientos, el plazo de que trata el presente numeral se ampliará en dos (2) años.

(D. 3930/2010, art. 77, modificado por el D. 4728/2010, art. 7º).

ART. 2.2.3.3.11.2.—Ajuste de los planes de cumplimiento. Los planes de cumplimiento que se hayan aprobado antes de la entrada en vigencia de la nueva norma de vertimiento que expida el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, deberán ser ajustados y aprobados, en un plazo que no podrá exceder de seis (6) meses, contados a partir de la fecha de publicación de la respectiva resolución.

En todo caso el plazo previsto para la ejecución del plan de cumplimiento no podrá ser superior al previsto en el presente decreto.

(D. 3930/2010, art. 78, modificado por el D. 4728/2010, art. 8º).

CAPÍTULO 4

Registro de usuarios del recurso hídrico

SECCIÓN 1

Registro y censo

ART. 2.2.3.4.1.1.—Componentes del registro. La autoridad ambiental competente organizará y llevará al día un registro en el cual se inscribirá:

a) Las concesiones para uso de aguas públicas;

b) Los permisos para ocupación y explotación de cauces, lechos, playas, y de la franja ribereña a que se refiere el artículo 83, letra d) del Decreto-Ley 2811 de 1974;

c) Los permisos para exploración y de aguas subterráneas;

d) Los permisos para vertimientos;

e) Los traspasos de concesiones y permisos;

f) Las providencias administrativas que aprueben los planos de obras hidráulicas públicas y privadas y autoricen su funcionamiento;

g) Las informaciones sobre aguas privadas que se obtengan del censo a que se refiere el artículo 65 del Decreto-Ley 2811 de 1974, y

h) Las demás que el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible considere convenientes.

(D. 1541/78, art. 257).

ART. 2.2.3.4.1.2.—Suministro de información. Las entidades del orden nacional departamental, regional o municipal que utilicen aguas públicas o sus cauces, deberán suministrar la información que se les solicite sobre destinaciones o uso, distribución y demás datos que sean necesarios para el registro y censo, así como para el levantamiento de inventarios y la representación cartográfica.

(D. 1541/78, art. 258).

ART. 2.2.3.4.1.3.—Organización del registro. El registro será organizado por cuencas hidrográficas, subcuencas o sectores de cuencas.

(D. 1541/78, art. 259).

ART. 2.2.3.4.1.4.—Archivo de los planos. Anexo al registro se llevará un archivo de los planos a que se refiere el artículo 2.2.3.4.1.1, letra f) de este decreto.

(D. 1541/78, art. 260).

ART. 2.2.3.4.1.5.—Declaración. Dentro del término que establezca la autoridad ambiental competente y para fines del censo a que se refiere el artículo 65 del Decreto-Ley 2811 de 1974, los titulares de aguas de propiedad privada deberán hacer una declaración con los siguientes requisitos:

a) Nombre, apellido y domicilio;

b) Copia autentica del título de propiedad del inmueble en donde se encuentran las aguas;

c) Plano del predio en el cual se indiquen los usos del agua, lugar de derivación o captación y retorno al cauce original;

d) Cálculo aproximado del volumen que consume, en litros por segundo y superficie regada, si es el caso, y

e) Plano de las obras de captación, derivación y uso, que deberá ser aprobado por la autoridad ambiental competente cuando se trate de usos diferentes al doméstico.

(D. 1541/78, art. 261).

ART. 2.2.3.4.1.6.—Plazos. La autoridad ambiental competente fijará los plazos dentro de los cuales los usuarios deben suministrar los datos necesarios con destino al registro y censo establecidos en este capítulo.

ART. 2.2.3.4.1.7.—Inscripción. Las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas que se dediquen a explorar aguas subterráneas, incluida la exploración geofísica y el perfilaje eléctrico y quienes se dediquen a perforar pozos o construir cualquiera otra clase de obra conducentes al alumbramiento de aguas subterráneas y a su aprovechamiento, están obligados a inscribirse ante la autoridad ambiental competente como requisito para desarrollar tales actividades.

Los ingenieros, geólogos, hidrólogos y otros profesionales vinculados a la exploración de aguas subterráneas también deberán inscribirse ante la autoridad ambiental competente, tanto para actuar individualmente como para dirigir o asesorar empresas de las mencionadas en el inciso anterior.

(D. 1541/78, art. 262).

ART. 2.2.3.4.1.8.—Componente de concesión de aguas y componente de autorizaciones de vertimientos. El registro de usuarios del recurso hídrico para el componente de concesión de aguas y el componente de autorizaciones de vertimientos se regirá por lo dispuesto en los artículos XX al XX de la presente sección.

(D. 303/2012, art. 1º).

ART. 2.2.3.4.1.9.—Diligenciamiento de formato. Le corresponde a la autoridad ambiental competente diligenciar bajo su responsabilidad el formato a que hace referencia el artículo siguiente, que incluye la inscripción de las concesiones de agua y autorizaciones de vertimiento, esta última que a su vez comprende los permisos de vertimiento, los planes de cumplimiento y los planes de saneamiento y manejo de vertimientos.

(D. 303/2012, art. 2º).

ART. 2.2.3.4.1.10.—Del formato de registro. Para el registro de usuarios del recurso hídrico a que hace referencia el presente decreto, la autoridad ambiental competente utilizará el formato con su respectivo instructivo, que para tal fin adopte el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

(D. 303/2012, art. 3º).

ART. 2.2.3.4.1.11.—Plazo. La autoridad ambiental competente inscribirá en el registro de usuarios del recurso hídrico, la información de que trata el presente decreto, de acuerdo con el siguiente régimen de transición:

1. Para las concesiones de agua y autorizaciones de vertimiento que se otorguen a partir del 2 de julio de 2012, de la entrada en vigencia del registro de usuarios del recurso hídrico, la inscripción se efectuará a partir de la ejecutoria del respectivo acto administrativo.

2. Para las concesiones de agua y autorizaciones de vertimiento con vigencia de hasta cinco años, cuando se otorgue la renovación.

3. Para las concesiones de agua y autorizaciones de vertimiento con vigencia superior a los cinco años, en un plazo no mayor a cinco (5) años a partir de la entrada en vigencia del registro.

(D. 303/2012, art. 4º).

ART. 2.2.3.4.1.12.—Reporte de información. La autoridad ambiental competente, deberá reportar al Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), dentro de los cinco (5) primeros días hábiles de cada mes, la información actualizada del registro de usuarios del recurso hídrico.

(D. 303/2012, art. 5º).

ART. 2.2.3.4.1.13.—Consolidación de la información. La información reportada por las autoridades ambientales competentes, alimentará las correspondientes áreas temáticas del sistema de información del recurso hídrico (Sirh), de conformidad con lo estipulado en el presente decreto y deberá ser consolidada a nivel nacional por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

(D. 303/2012, art. 6º).

ART. 2.2.3.4.1.14.—Operación del registro de usuarios del recurso hídrico. El registro de usuarios del recurso hídrico, iniciará su operación a partir del 2 de julio de 2012.

(D. 303/2012, art. 7º).

CAPÍTULO 5

Sistema de información del recurso hídrico

SECCIÓN 1

ART. 2.2.3.5.1.1.—Sistema de información del recurso hídrico (Sirh). Créase el sistema de información del recurso hídrico (Sirh) como parte del sistema de información ambiental para Colombia (SIAC).

El Sirh promoverá la integración de otros sistemas que gestionen información sobre el recurso hídrico en los ámbitos institucional, sectorial, académico y privado.

(D. 1323/2007, art. 1º).

ART. 2.2.3.5.1.2.—Definición. El sistema de información del recurso hídrico (Sirh), es el conjunto que integra y estandariza el acopio, registro, manejo y consulta de datos, bases de datos, estadísticas, sistemas, modelos, información documental y bibliográfica, reglamentos y protocolos que facilita la gestión integral del recurso hídrico.

(D. 1323/2007, art. 2º).

ART. 2.2.3.5.1.3.—Alcance. El sistema de información del recurso hídrico (Sirh), gestionará la información ambiental relacionada con:

a) La cantidad de agua de los cuerpos hídricos del país que comprenden las aguas superficiales continentales y las aguas subterráneas;

b) La calidad de los cuerpos hídricos del país que comprenden las aguas superficiales, las aguas subterráneas, las aguas marinas y las aguas estuarinas.

(D. 1323/2007, art. 3º).

ART. 2.2.3.5.1.4.—Objetivos. La estructuración y puesta en marcha del sistema de información del recurso hídrico (Sirh), deberá cumplir como mínimo con los siguientes objetivos:

a) Proporcionar la información hidrológica para orientar la toma de decisiones en materia de políticas, regulación, gestión, planificación e investigación;

b) Consolidar un inventario y caracterización del estado y comportamiento del recurso hídrico en términos de calidad y cantidad;

c) Constituir la base de seguimiento de los resultados de las acciones de control de la contaminación y asignación de concesiones, con base en reportes de las autoridades ambientales;

d) Contar con información para evaluar la disponibilidad del recurso hídrico;

e) Promover estudios hidrológicos, hidrogeológicos en las cuencas hidrográficas, acuíferos y zonas costeras, insulares y marinas;

f) Facilitar los procesos de planificación y ordenación del recurso hídrico;

g) Constituir la base para el monitoreo y seguimiento a la gestión integral del recurso hídrico;

h) Aportar información que permita el análisis y la gestión de los riesgos asociados al recurso hídrico.

(D. 1323/2007, art. 4º).

ART. 2.2.3.5.1.5.—Áreas temáticas. Las áreas temáticas del sistema de información del recurso hídrico (Sirh), son la disponibilidad hídrica, calidad hídrica, estado actual del recurso hídrico y gestión integral del recurso hídrico. Estas áreas estarán conformadas así:

a) Disponibilidad hídrica: estará conformada como mínimo por la información generada por las redeshidrometeorológicas y/o estaciones de medición de caudales y de aforos, la estimación de la oferta hídrica superficial y subterránea, la información sistematizada y georreferenciada de concesiones de agua otorgadas vigentes, el registro de usuarios del agua, la caracterización de usuarios de acuerdo al sector y a la actividad, la demanda actual de agua por los usuarios y módulos de consumo;

b) Calidad hídrica: estará conformada como mínimo por la información referente a la calidad del recurso hídrico, la información sistematizada y georreferenciada de los vertimientos actuales, su caracterización y los correspondientes instrumentos de manejo y control de vertimientos, especificando el tipo de actividad; y además, por los objetivos de calidad definidos para las distintas unidades hidrológicas o tramos;

c) Estado actual del recurso hídrico: contendrá el cálculo de los indicadores que permiten determinar el estado actual del recurso tales como índices de escasez, perfiles de calidad, conflictos de uso o calidad;

d) Gestión integral del recurso hídrico: contendrá indicadores de gestión que incluyan información sobre el grado de implementación de los diferentes instrumentos de gestión del recurso.

(D. 1323/2007, art. 5º).

ART. 2.2.3.5.1.6.—Funciones del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en el marco de sus competencias y como ente rector del Sina le corresponde:

a) Definir las prioridades de información del Sirh;

b) Aprobar los procedimientos para el desarrollo y operación del Sirh que incluirán, al menos, las variables, metodologías, protocolos, indicadores y responsables, los cuales serán desarrollados y propuestos por el Ideam o el Invemar, según el caso;

c) Definir las demás orientaciones e instrumentos que sean necesarios para la adecuada implementación del Sirh.

(D. 1323/2007, art. 6º).

ART. 2.2.3.5.1.7.—Funciones del Ideam en el Sirh. Al Ideam en el marco de sus competencias, le corresponde:

a) Coordinar el sistema de información hídrica (Sirh), definir la estrategia de implementación del Sirh y fijar los mecanismos de transferencia de la información, bajo las directrices, orientaciones y lineamientos del MADS;

b) Diseñar, elaborar y proponer al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible los procedimientos para el desarrollo y operación del Sirh que incluirán, al menos, las variables, metodologías, protocolos, indicadores y responsables, dentro del año siguiente a la publicación del presente decreto;

c) Compilar la información a nivel nacional, la operación de la red básica nacional de monitoreo, identificar y desarrollar las fuentes de datos, la gestión y el procesamiento de datos y difundir el conocimiento sobre el recurso hídrico.

(D. 1323/2007, art. 7º).

ART. 2.2.3.5.1.8.—Funciones del Invemar en el Sirh. Al Invemar en el marco de sus competencias, le corresponde:

a) Diseñar, elaborar y proponer al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible los procedimientos para el desarrollo y operación del Sirh en lo relacionado con el medio costero y marino, que incluirán, al menos, las variables, metodologías, protocolos, indicadores y responsables;

b) Coordinar y efectuar el monitoreo y seguimiento del recurso hídrico marino y costero que alimentará el Sirh;

c) Apoyar a las autoridades ambientales regionales con competencia en aguas costeras y marinas.

(D. 1323/2007, art. 8º).

ART. 2.2.3.5.1.9.—Funciones de las autoridades ambientales regionales y urbanas en el Sirh. Las corporaciones autónomas regionales, las corporaciones para el desarrollo sostenible, las autoridades ambientales de los grandes centros urbanos, las creadas por el artículo 13 de la Ley 768 del 2002 Parques Nacionales Naturales de Colombia deberán realizar el monitoreo y seguimiento del recurso hídrico en el área de su jurisdicción, para lo cual deberán aplicar los protocolos y estándares establecidos en el Sirh.

(D. 1323/2007, art. 9º).

ART. 2.2.3.5.1.10.—Deberes de los titulares de licencias, permisos y concesiones en el Sirh. En los términos del artículo 23 del Decreto-Ley 2811 de 1974, los titulares de licencias, permisos o concesiones que autorizan el uso del recurso hídrico, están obligados a recopilar y a suministrar sin costo alguno la información sobre la utilización del mismo a las autoridades ambientales competentes.

(D. 1323/2007, art. 10).

ART. 2.2.3.5.1.11.—Implementación. La implementación del Sirh se realizará de forma gradual, comenzando por las cuencas priorizadas para ordenación, las declaradas en ordenación o las que cuentan con planes de ordenación y manejo adoptados.

(D. 1323/2007, art. 11).