RESOLUCIÓN EXTERNA 18 DE 1999 

(Septiembre 17)

“Por la cual se dictan normas sobre el apoyo transitorio de liquidez del Banco de la República a los establecimientos de crédito”.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

La Junta Directiva del Banco de la República,

en uso de sus atribuciones constitucionales y legales y en especial de las conferidas por los artículos 371, 372 y 373 de la Constitución Política, 12, literal a) de la Ley 31 de 1992 y 68 de los estatutos del banco expedidos mediante el Decreto 2520 de 1993,

RESUELVE:

TÍTULO I

Disposiciones preliminares

ART. 1º—Autorización. En desarrollo de lo previsto en la Constitución Política, el Banco de la República podrá otorgar apoyos transitorios de liquidez a los establecimientos de crédito en las condiciones previstas en la presente resolución.

En ningún caso los apoyos de liquidez podrán otorgarse a entidades insolventes o tener por finalidad o efecto resolver un problema de insolvencia.

PAR.—Para los efectos de la presente resolución, las expresiones que se relacionan enseguida tendrán el sentido que aquí se expresa:

1. Establecimiento de crédito: las instituciones calificadas como tales por el artículo 2º del estatuto orgánico del sistema financiero, sujetas a la vigilancia de la Superintendencia Bancaria.

2. Insolvencia: se entiende que un establecimiento de crédito es insolvente cuando al cortar sus estados financieros registra un patrimonio neto inferior al 50% del capital suscrito o cuando se haya reducido su patrimonio técnico por debajo del 40% del nivel mínimo previsto por las normas sobre patrimonio adecuado. Para tal efecto, se tendrán en cuenta los estados financieros que hayan debido remitirse a la Superintendencia Bancaria de acuerdo con las reglas y plazos previstos de manera general por ese organismo.

3. Programa de ajuste: Se entiende los compromisos, órdenes o planes de ajuste a la relación de solvencia o los programas de recuperación patrimonial impartidos o acordados con la Superintendencia Bancaria o el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras, Fogafín.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 2º—Apoyos transitorios de liquidez. A través el procedimiento regulado por la presente resolución, el Banco de la República podrá proporcionar dinero en la cuenta de depósito que posean en el banco los establecimientos de crédito.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 3º—Modalidades de acceso. La utilización de los recursos del Banco de la República solo podrá hacerse mediante contratos de descuento o redescuento de títulos valores de contenido crediticio o de otros títulos a los cuales se les apliquen tales reglas, siempre y cuando sean de contenido crediticio.

Para efectos de la presente resolución se entenderá por contrato de descuento, aquel por virtud del cual un establecimiento de crédito, para satisfacer una necesidad transitoria de liquidez, endosa en propiedad a favor del Banco de la República títulos de contenido crediticio, a cambio del pago de contado que de su importe hace el Banco de la República, con la facultad para este último, al cabo de un plazo, de exigir la restitución de tales sumas al establecimiento de crédito o al deudor que aparece en los títulos, devolviendo éstos.

Por su parte, el contrato de redescuento será aquel por virtud del cual un establecimiento de crédito, para satisfacer una necesidad transitoria de liquidez, endosa en propiedad a favor del Banco de la República títulos de contenido crediticio que adquirió mediante descuento de un tercero, a cambio del pago de contado que de su importe hace el Banco de la República, con la facultad para este último, al cabo de un plazo, de exigir la restitución de tales sumas al establecimiento de crédito o al deudor que aparece en los títulos, devolviendo éstos.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

TÍTULO II

Condiciones para utilizar los recursos

ART. 4º—Naturaleza. Los establecimientos de crédito que presenten pérdidas transitorias de liquidez podrán utilizar los recursos del Banco de la República hasta por un monto que no supere el límite máximo del apoyo a que hace referencia el artículo 7º de la presente resolución.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 5º—Contenido de la solicitud. Para acceder a los recursos del Banco de la República, el establecimiento de crédito, por conducto de su representante legal, deberá solicitar la celebración de un contrato de descuento o redescuento cuyas obligaciones serán las que contiene esta resolución y en su defecto el Código de Comercio. Además, deberá:

1. Afirmar que afronta una necesidad transitoria de liquidez que estima estar en capacidad de subsanar dentro del plazo establecido en la presente resolución y que reúne las demás condiciones establecidas para obtener los recursos.

2. Indicar la modalidad de utilización propuesta (descuento o redescuento de títulos).

3. Entregar los títulos de la calidad exigida en la presente resolución que ofrece descontar o redescontar, debidamente endosados en propiedad a favor del Banco de la República, con una certificación del revisor fiscal de que la calificación de aquellos se efectuó conforme a las normas vigentes, y

4. Autorizar al Banco de la República para que, cuando así lo requiera, pueda solicitar a la Superintendencia Bancaria cualquier información sobre el establecimiento de crédito, incluyendo la relacionada con las visitas de inspección que ésta efectúe.

En el caso de establecimientos de crédito que no cumplan con las normas vigentes sobre nivel mínimo de patrimonio adecuado y con los límites individuales de crédito y de concentración de riesgo, deberá aportarse con la solicitud, comunicación de la Superintendencia Bancaria y/o Fogafín en donde conste que el programa de ajuste impartido o acordado con dichas entidades se está cumpliendo.

PAR.—Si la solicitud se presenta entre la primera y la última compensación interbancaria, para todos los efectos se entenderá presentada el día hábil en que se realiza la primera compensación.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 6º—Condiciones para utilizar y mantener los recursos. Un establecimiento de crédito podrá utilizar y mantener los recursos del banco, si reúne las siguientes condiciones:

1. No se encuentra en una situación de insolvencia, determinada según la definición que contiene la presente resolución, sobre la base de los últimos estados financieros que han debido ser presentados a la Superintendencia Bancaria en cumplimiento de los plazos generales dispuestos por esa entidad. Para tal efecto, se tendrá en cuenta la manifestación que efectúen tanto el representante legal como el revisor fiscal de la entidad.

2. Esté cumpliendo con:

a) Las normas vigentes sobre nivel mínimo de patrimonio adecuado y límites individuales de crédito y concentración de riesgo; o

b) Los programas de ajuste impartidos o acordados con la Superintendencia Bancaria y/o el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras.

Para estos efectos se tendrá en cuenta la manifestación que efectúe el representante legal y el revisor fiscal de la entidad, así como las informaciones que suministren los organismos señalados.

3. No presentar variaciones anuales en la composición de sus activos, durante los ciento ochenta (180) días calendario anteriores a la solicitud, que aumenten en más de cinco puntos porcentuales la participación dentro de estos activos, a favor de las personas que se indican a continuación, según certificación del revisor fiscal:

a) Accionistas o asociados que posean el 10% o más del capital de la entidad, o de administradores de la misma, o de personas relacionadas con unos u otros, teniendo en cuenta lo establecido sobre acumulación de operaciones en las normas que regulan los cupos individuales de crédito de las instituciones financieras con tales personas.

b) Personas que por cualquier situación, no comprendida en las normas a que se acaba de aludir, tengan la capacidad de controlar el 10% o más de los votos en la asamblea de accionistas o asociados de la correspondiente institución, y

c) Accionistas, asociados y administradores, cuando se trate de operaciones que no se encuentren autorizadas o que se hayan realizado por fuera de los límites permitidos o que hayan sido calificadas como inseguras por la Superintendencia Bancaria.

Para efectos del cumplimiento de lo previsto en los numerales 1º y 2º, se deberán incorporar los ajustes ordenados por la Superintendencia Bancaria. Si existen ajustes ordenados pendientes de definición se deberá informar de manera detallada al banco.

PAR.—Para efectos de lo previsto en la presente resolución, los programas de ajuste adelantados por los establecimientos de crédito ante la Superintendencia Bancaria y/o el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras, deben involucrar, entre otras medidas, la obligación de efectuar incrementos en el capital de las entidades con el fin de cumplir el nivel mínimo de patrimonio adecuado requerido por las normas vigentes.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 7º—Monto. Los establecimientos de crédito podrán acceder a los recursos del Banco de la República hasta por un monto igual al 15% de la cifra más alta de los pasivos que se señalen mediante reglamentación de carácter general, que tuvo el establecimiento dentro de los quince (15) días calendario anteriores a la fecha de la solicitud, de acuerdo con la certificación del revisor fiscal. Cuando los establecimientos de crédito accedan a los recursos del banco por defectos en su cuenta de depósito como consecuencia del incumplimiento en el pago de obligaciones contraídas a su favor por otros establecimientos de crédito que hayan incurrido en cesación de pagos o que se deriven de dicha situación, el monto del apoyo será igual al valor que resulte menor entre el pago incumplido por el establecimiento de crédito y el defecto que se presente en la cuenta de depósito del establecimiento, sin superar el límite máximo previsto en este artículo. En tal evento, el apoyo se dará sin que se requiera solicitud, para lo cual los establecimientos de crédito deberán contar con la revisión previa de los títulos admisibles por el Banco de la República en la cuantía que se determine mediante reglamentación de carácter general. El pago deberá hacerse dentro del plazo establecido en la presente resolución.

PAR.—Para asegurar el normal funcionamiento del sistema de pagos, el gerente general podrá, en casos excepcionales, autorizar que se otorgue a un establecimiento de crédito recursos por un monto superior al máximo previsto en el presente artículo. En este evento, el gerente deberá contar con el concepto previo favorable del comité de intervención monetaria y cambiaria.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 8º—Entidad intermediaria. Sin perjuicio de lo dispuesto en esta resolución, la utilización del apoyo de liquidez por parte de los establecimientos de crédito también se podrá efectuar mediante el mecanismo de entidad intermediaria, a través del descuento o redescuento de títulos admisibles de establecimientos bancarios o corporaciones de ahorro y vivienda que celebren operaciones crediticias con dichas entidades para suministrarles liquidez.

En ningún caso las entidades que estén utilizando los recursos de los apoyos de liquidez podrán actuar como entidades intermediarias.

El acceso a los apoyos de liquidez mediante el mecanismo de entidad intermediaria estará sometido, en adición a lo previsto en la presente resolución, a las siguientes reglas:

1. Los establecimientos de crédito que soliciten acceso a los apoyos de liquidez estarán sujetos a la totalidad de las condiciones y restricciones establecidas para la utilización de los recursos.

2. El establecimiento de crédito deberá adjuntar a la solicitud respectiva una carta del representante legal de la entidad intermediaria en la cual manifieste que ésta acepta descontar o redescontar sus títulos admisibles a favor del Banco de la República y que el monto de la operación será entregado al establecimiento solicitante.

3. La entidad intermediaria deberá cumplir con las condiciones de acceso y mantenimiento de los recursos establecidas en la presente resolución con excepción de lo previsto en el numeral 3º del artículo 6º.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 9º—Modificaciones en el monto. Una vez se haya accedido a los recursos del banco, el monto tomado inicialmente podrá incrementarse sin superar el límite máximo de que trata el artículo 7º.

La modificación del monto del apoyo requerirá de una nueva solicitud que cumpla los requisitos previstos en la presente resolución.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 10.—Plazo y utilización máxima por año. El apoyo de liquidez tendrá un plazo inicial de hasta treinta (30) días calendario prorrogable a solicitud de la entidad hasta completar ciento ochenta (180) días calendario. En todo caso, un establecimiento de crédito no podrá tener saldos con el Banco de la República provenientes de apoyos de liquidez, excluidos los apoyos para encaje, por más de doscientos setenta (270) días calendario dentro de un período de los trescientos sesenta y cinco (365) días calendario. El período comenzará a contabilizarse a partir de la primera utilización que se efectúe una vez entre en vigencia la presente resolución.

Los establecimientos de crédito que no cumplan con las normas vigentes sobre nivel mínimo de patrimonio adecuado, pero que se encuentren en las situaciones mencionadas en el literal b) del numeral 2º del artículo 6º, deberán presentar como condición para el mantenimiento de los recursos, cada treinta días calendario, una comunicación de la Superintendencia Bancaria y/o el Fondo de Garantías de Instituciones Financieras en donde conste que están cumpliendo con los ajustes ordenados o acordados. De no presentarse dicha comunicación el Banco de la República solicitará la devolución de los recursos.

En el caso de que el Banco de la República decida no prorrogar el apoyo deberá dar aviso al establecimiento de crédito cinco días antes del vencimiento del plazo.

Cuando haya lugar a modificaciones en el monto del apoyo de liquidez, sus ajustes no darán lugar a un aumento del plazo de utilización de los recursos.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 11.—Acceso a los recursos. Una vez recibida la solicitud, el banco verificará si la suma pedida se encuentra dentro del límite autorizado para su utilización y si se reúnen las demás condiciones formales exigidas en esta resolución. En caso positivo, la cuantía de los recursos que se otorgue será igual a la solicitada, se entenderá perfeccionado el contrato de descuento o redescuento de los títulos por medio del cual se accede a la liquidez y el banco podrá desembolsar los recursos, todo ello sin perjuicio de la verificación posterior de la veracidad de lo expresado en la solicitud.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 12.—Operaciones activas durante la vigencia del contrato. Durante el período en el que se estén usando los recursos, el establecimiento de crédito no podrá aumentar, con ningún tipo de fondos, el valor total de sus operaciones activas de crédito, bienes dados en leasing, inversiones, disponible en moneda extranjera y fondos interbancarios vendidos y pactos de reventa, salvo en los siguientes casos:

1. Cuando el aumento corresponda a recursos originados en redescuento de entidades oficiales diferentes del Banco de la República.

2. Cuando el aumento corresponda a incrementos de la cartera comercial en UPAC y la cartera hipotecaria para vivienda hasta el monto que resulte de aplicar la variación de la corrección monetaria a los saldos de tales operaciones en la fecha de entrega de los recursos.

3. Cuando el aumento corresponda a incrementos del valor de las operaciones en moneda extranjera derivadas de la tasa de cambio.

Igualmente, no podrá realizar operaciones activas de crédito a favor de sus accionistas, asociados, administradores o personas relacionadas con unos u otros, conforme a las reglas de acumulación previstas en las normas vigentes cuando estos tengan una participación en el capital superior al 1%. No obstante, podrán realizarse operaciones por el sistema de tarjetas de crédito individualmente con los accionistas o administradores, hasta por la cuantía que resulte menor entre el cupo autorizado por la entidad y $10.000.000 actualizados anualmente de acuerdo con el incremento del salario mínimo legal.

El establecimiento de crédito tampoco podrá aumentar los niveles de posición propia durante la utilización de los recursos, salvo previa autorización del Banco de la República.

PAR. 1º—No obstante lo anterior, el Banco de la República podrá solicitar a los establecimientos de crédito información periódica sobre las cuentas del balance y las cuentas contingentes que afecten la cartera de créditos e inversiones y establecer su control independiente.

PAR. 2º—Cuando los establecimientos de crédito accedan a los recursos del banco por defectos en su cuenta de depósito como consecuencia del incumplimiento en el pago de obligaciones contraídas a su favor por otros establecimientos de crédito que hayan incurrido en cesación de pagos, o que se deriven de dicha situación, no se aplicarán las restricciones a las operaciones activas.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 13.—Información incorrecta, incumplimientos y sanciones. Si como consecuencia de la evaluación que realice el Banco de la República para verificar las condiciones que permiten acceder, usar y mantener los recursos se establece que no son ciertas las informaciones que se le dieron, o que no se cumplen aquellas condiciones, podrá:

1. Exigir de inmediato la devolución de las sumas entregadas, caso en el cual se podrá cobrar al establecimiento de crédito a título de sanción una suma equivalente al 2% efectivo anual del apoyo liquidado sobre todo el tiempo de utilización de los recursos.

2. Exigir la sustitución de los títulos que carezcan de la calidad requerida conforme al artículo 15 de la presente resolución, caso en el cual se dará aplicación a lo previsto en el citado artículo.

Adicionalmente el Banco de la República informará a la Superintendencia Bancaria para que tome las medidas a que haya lugar.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 14.—(Modificado).* Costo. El Banco de la República cobrará a los establecimientos de crédito que utilicen los apoyos transitorios de liquidez una tasa equivalente a la DTF adicionada en 7 puntos porcentuales.

Los establecimientos de crédito cuya cartera hipotecaria denominada en unidades de poder adquisitivo constante, UPAC, constituya más del quince por ciento (15%) de su cartera bruta total y que utilicen el apoyo exclusivamente mediante contratos de descuento y redescuento de títulos valores de contenido crediticio representativos de cartera hipotecaria denominada en UPAC deberán pagar como remuneración del apoyo una tasa de interés efectiva anual equivalente a la suma de: la corrección monetaria vigente al momento del pago expresada como tasa anual, una tasa de interés del diez punto cinco por ciento (10.5%) y el resultado del producto de los dos factores anteriores.

(Nota: Modificado por la Resolución 24 de 1999 artículo 1º de la Junta Directiva del Banco de la República).

(Nota: Modificado por la Resolución 1 de 2000 artículo 1º de la Junta Directiva del Banco de la República).

*(Nota: Modificado por la Resolución 15 de 2000 artículo 1º de la Junta Directiva del Banco de la República).

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 15.—Naturaleza, calidad de los títulos y valor por el que se reciben.

1. Títulos admisibles. Se considerarán admisibles los títulos valores de contenido crediticio o los títulos a los cuales se les apliquen tales reglas, siempre y cuando sean de contenido crediticio, entre los cuales están los provenientes de operaciones de cartera del establecimiento de crédito; los provenientes de inversiones financieras tales como los títulos emitidos o garantizados por la Nación y Fogafin o de aquellos títulos que constituyan inversiones forzosas o que cumplan los requisitos del artículo 646 del Código de Comercio, emitidos por establecimientos de crédito del exterior de primera línea.

No obstante lo anterior, no serán admisibles los títulos representativos de cartera a cargo de accionistas, administradores y personas relacionadas con unos u otros. En el caso de establecimientos de crédito de naturaleza cooperativa no serán admisibles los títulos representativos de cartera a cargo de los asociados que tengan una participación en el capital superior al 1%.

Los títulos provenientes de inversiones financieras admisibles, diferentes de los títulos emitidos o garantizados por la Nación o Fogafín o aquellos que constituyan inversiones forzosas, deben estar calificados dentro del grado de inversión por las sociedades calificadoras de riesgo, de acuerdo con lo que disponga al respecto el Banco de la República.

Se consideran establecimientos de crédito del exterior de primera línea aquellos que el Banco de la República considera elegibles para depósitos de las reservas internacionales.

(Nota: El inciso segundo del presente numeral fue modificado por la Resolución 11 de 2000 de la Junta Directiva del Banco de la República).

2. Calidad de los títulos. El Banco de la República sólo podrá aceptar títulos valores calificados en la categoría “A” de acuerdo con las normas pertinentes de la Superintendencia Bancaria, y que así hayan sido reportados con anterioridad a esa superintendencia. Esta certificación deberá ser suscrita por el revisor fiscal y el representante legal de la entidad.

3. Permanencia de la calidad de los títulos. Es obligación del establecimiento de crédito asegurar que el Banco de la República pueda tener títulos de la calidad exigida. Por tanto, si el banco encuentra que los títulos no han sido calificados como se certificó; o si tiene razones para considerar que su calidad no corresponde a la exigida; o que ésta se ha modificado negativamente, exigirá la sustitución de los títulos respectivos. En tales casos el costo por el acceso a los recursos se incrementará en un punto porcentual sobre el valor de los títulos a restituir, a partir del día siguiente al del requerimiento que el banco haga para que se sustituyan los títulos. Si dentro de los cinco días hábiles siguientes al requerimiento no se han sustituido los títulos, se exigirá la devolución de los recursos.

4. Mientras el establecimiento de crédito que solicita acceso a los recursos del Banco de la República posea títulos valores que representen cartera e inversiones financieras admisibles, el banco exigirá preferencialmente inversiones financieras hasta completar, si fuera posible, el monto de los recursos del descuento o redescuento solicitado, de acuerdo con lo previsto en la presente resolución.

El banco señalará el orden de selección en que se aceptarán las inversiones financieras y la cartera.

5. El Banco de la República establecerá de manera general el porcentaje del valor por el cual se recibirán los títulos admisibles.

6. Los establecimientos de crédito podrán presentar para revisión previa por parte del Banco de la República títulos valores admisibles. El Banco de la República, mediante reglamentación de carácter general, determinará la forma como se efectuará la revisión.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 16.—Restricciones. El Banco de la República en cualquier tiempo podrá negar el acceso a los apoyos de liquidez o exigir su cancelación, cuando compruebe que las utilizaciones no se ajustaron o no se ajustan a los fines y condiciones señalados en la presente resolución, o cuando establezca que la información contenida en las solicitudes no corresponde a la situación de la entidad o cuando las condiciones de liquidez de la entidad no permitan asegurar el pago.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 17.—Seguimiento sobre el uso de los recursos. Durante la vigencia de los contratos de descuento o redescuento el establecimiento de crédito deberá informar, con la periodicidad y condiciones que señale el Banco de la República, sobre el monto, concepto y destinatarios de las salidas de fondos que registre.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 18.—Alcance de las sanciones. Las penas y sanciones que prevé esta resolución a favor del Banco de la República se causarán y serán exigibles en los casos previstos, sin perjuicio de lo dispuesto por otras normas legales en relación con los actos a que les den lugar.

La Superintendencia Bancaria impondrá la sanciones administrativas institucionales o personales, que resulten procedentes conforme a las disposiciones legales por las violaciones a las normas previstas en la presente resolución en que incurran los establecimientos de crédito.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 19.—Insolvencia sobreviniente. Sin perjuicio de los efectos previstos en otras normas de esta resolución, si durante el uso de los recursos del banco, según la información que suministre la Superintendencia Bancaria, el establecimiento de crédito se encuentra en una situación de insolvencia, se hará exigible de inmediato la devolución de los recursos.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 20.—Facultades del Banco de la República para exigir las sumas utilizadas. Al vencimiento de los plazos de los contratos de descuento o redescuento, o cuando según lo previsto en esta resolución el Banco de la República pueda terminar su cumplimiento, podrá acudir a una o a varias de las siguientes facultades en la medida necesaria para recuperar el capital, intereses y sanciones a los que tenga derecho: debitarlos de la cuenta de depósito de la entidad; compensarlos con obligaciones a su cargo, si se dan las condiciones legales para ello; enajenar los títulos descontados o redescontados, o cobrarlos si son actualmente exigibles.

Por el solo hecho de presentar una solicitud, se entenderá que el establecimiento de crédito autoriza al Banco de la República para ejercer las facultades indicadas en este artículo.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 21.—Reporte a autoridades. Cuando un establecimiento de crédito gestione el acceso a los recursos del Banco de la República, éste deberá hacer conocer tal hecho a la Superintendencia Bancaria, dentro de los dos días hábiles siguientes. Si el establecimiento de crédito solicita una prórroga superior a los treinta días, el banco informará también al Fondo de Garantías de Instituciones Financieras.

Si el estudio realizado por el Banco de la República indica que las condiciones de liquidez de la entidad no permiten asegurar el pago, se deberá informar para lo de su competencia a la Superintendencia Bancaria.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 22.—Solicitud de colaboración y suministro de información. Para los efectos previstos en la presente resolución y en desarrollo del artículo 18 de la Ley 31 de 1992, el Banco de la República podrá solicitar a la Superintendencia Bancaria y al Fondo de Garantías de Instituciones Financieras el suministro de la información que estime necesaria sobre los establecimientos de crédito que soliciten acceso a los apoyos transitorios de liquidez. De igual manera, podrá solicitar a estos organismos, dentro de sus competencias, que adelanten las actuaciones pertinentes con el propósito de verificar la calidad de los títulos que hayan sido endosados en propiedad al banco y, en general, la veracidad de la información suministrada por los establecimientos de crédito.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 23.—Procedimiento aplicable en el caso de procesos de reorganización institucional. Si durante la vigencia del apoyo de liquidez la entidad que haya accedido a los recursos perfecciona un proceso de reorganización institucional, el establecimiento de crédito a cuyo cargo quede registrada la respectiva obligación con el Banco de la República continuará con el uso de los recursos hasta el vencimiento del plazo pactado.

En el caso de establecimientos de crédito resultantes de procesos de reorganización institucional, mediante reglamentación general el Banco de la República señalará el procedimiento para acreditar el cumplimiento a las condiciones de acceso y mantenimiento a los apoyos de liquidez.

PAR. 1º—Para los efectos previstos en la presente resolución, se entiende por procesos de reorganización institucional las fusiones, incorporaciones, conversiones, escisiones, cesiones de activos, pasivos y contratos, y demás mecanismos legales de integración patrimonial realizados por los establecimientos de crédito, que sean autorizados por la Superintendencia Bancaria.

PAR. 2º—El aumento de las operaciones activas que se origine como consecuencia del perfeccionamiento de procesos de reorganización institucional no se tendrá en cuenta para efectos de lo dispuesto en el artículo 12 de la presente resolución.

PAR. 3º—Mediante reglamentación general, el Banco de la República señalará el procedimiento para acreditar y revisar el cumplimiento de las condiciones para el uso y mantenimiento de los recursos en casos de reorganización institucional aprobados por la Superintendencia Bancaria.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 24.—Certificación del revisor fiscal y representante legal. Para efectos de lo dispuesto en la presente resolución, el Banco de la República podrá solicitar el envío de las certificaciones e informaciones que estime necesarias por parte del revisor fiscal o del representante legal del establecimiento de crédito que haya solicitado acceso al apoyo de liquidez. El no envío de la información de manera oportuna será causal para poder solicitar la devolución de los recursos conforme al artículo 13 de la presente resolución.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 25.—Régimen de transición. Los establecimientos de crédito que actualmente se encuentren utilizando recursos por el procedimiento ordinario, especial o de cartera hipotecaria en UPAC continuarán haciendo uso de los mismos hasta el vencimiento del plazo pactado en las condiciones acordadas. Lo anterior, sin perjuicio de las facultades del Banco de la República para exigir la devolución de los recursos. Estas utilizaciones no contarán para efectos del cálculo del período de utilización máxima prevista en el artículo 10 de la presente resolución.

Los recursos recibidos por el uso de los apoyos de liquidez establecidos mediante la Resolución Externa 15 de 1999 no se tendrán en cuenta para efectos del cálculo de utilización máxima por año y monto previstos en la presente resolución.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

ART. 26.—Derogatorias y vigencia. Las disposiciones previstas en las resoluciones externas 13 y 25 de 1998 y 15 de 1999 continuarán vigentes. Las referencias que en ellas se hacen a las disposiciones de la Resolución Externa 25 de 1995 y al parágrafo 1º del artículo 3º de la Resolución Externa 12 de 1998 deberán entenderse, cuando ello fuera pertinente, a lo previsto en la presente resolución.

Esta resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las resoluciones externas 25 de 1995, 12 de 1998 y 13 de 1999, así como las demás resoluciones que las hayan modificado o adicionado.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 17 de septiembre de 1999.

(Nota: Derogada por la Resolución 6 de 2001 artículo 26 de la Junta Directiva del Banco de la República).

____________________________________________