DECRETO 4589 DE 2006 

(Diciembre 27)

“Por el cual se adopta el arancel de aduanas y otras disposiciones”.

(Nota: Derogado por el Decreto 4927 de 2011 artículo 8º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota: Véase Decreto 2917 de 2011 artículo 3º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota: Véase Decreto 2916 de 2011 artículo 2º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota: Véase Decreto 1750 de 2011 artículo 3º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota: Véase Decreto 3969 de 2009 artículo 2º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota: Véase Decreto 3968 de 2009 artículo 2º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota: Véase Decreto 3967 de 2009 artículo 2º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota: Véase Decreto 3094 de 2009 artículo 3º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota: Véase Decreto 370 de 2009 artículo 2º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota: Véase Decreto 3143 de 2008 artículo 2º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota: Modificado en lo pertinente por el Decreto 4672 de 2007 artículo 3º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota:Véase Decreto 2565 de 2008 artículo 2º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota:Véase Decreto 2784 de 2008 artículo 2º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota:Véase Decreto 2987 de 2008 artículo 3º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota:Véase Decreto 2988 de 2008 artículo 1º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

(Nota:Véase Decreto 2959 de 2008 artículo 3º del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)

El Presidente de la República de Colombia,

en uso de las facultades conferidas por el numeral 25 del artículo 189 de la Constitución Política, con sujeción a las normas generales previstas en las leyes 6ª de 1971 y 7ª de 1991, y

CONSIDERANDO:

Que la Ley 6ª de 1971, establece las normas generales a que debe someterse el Gobierno Nacional al modificar el arancel de aduanas cuando se trate, entre otros aspectos, de la actualización de la nomenclatura, sus reglas generales para la interpretación y notas legales, así como de la reestructuración de los desdoblamientos.

Que el Congreso de la República, mediante Ley 8ª de 1973, aprobó el Acuerdo de Cartagena.

Que la Nandina incorpora la modificación del sistema armonizado de designación y codificación de mercancías aprobado por la Organización Mundial de Aduanas y la versión única en español del sistema armonizado.

Que la Decisión 653 de la Comisión del Acuerdo de Cartagena, aprobó el texto único de la nomenclatura común de los países miembros del Acuerdo de Cartagena (Nandina) y dispuso que la Nandina se utilizará como nomenclatura base de las estadísticas de comercio exterior de los países miembros así como para la elaboración de sus aranceles nacionales, respetando en su integridad el conjunto de reglas generales para la interpretación, notas legales, notas complementarias, textos de partidas y de subpartidas y códigos de ocho dígitos que la componen.

Que la Decisión 653 de la Comisión de la Comunidad Andina, adoptó en la nomenclatura Nandina, la cuarta recomendación de enmienda al sistema armonizado, la cual deberá entrar a regir el 1º de enero de 2007.

Que el Comité de asuntos aduaneros, arancelarios y de comercio exterior, en la sesión 167 del 1º de diciembre de 2006, recomendó mantener los desdoblamientos nacionales y los diferimientos del arancel externo común vigentes.

Que para dar cumplimiento a la Decisión 653 se hace necesario expedir un decreto que contenga el arancel de aduanas que comenzará a regir el 1º de enero de 2007, en sustitución del decreto 4341 de 2004 y sus modificaciones o adiciones.

DECRETA:

ART. 1º—El arancel de aduanas quedará así:

Arancel de aduanas

Disposiciones preliminares

I. Gravámenes.

Los gravámenes del presente arancel comprenden derechos ad valorem, cuyo pago debe hacerse en moneda legal del país.

La exportación de mercancías estará libre de gravámenes.

II. Mercancías acondicionadas para la venta al por menor.

Cuando la nomenclatura distingue una misma mercancía, según esté o no acondicionada para la venta al por menor, entiéndase por “acondicionadas para la venta al por menor”, la envasadas o contenidas en ampolletas, cajas, botella, frascos, cápsulas, estuches, tubos, carteras, sacos, o en cualquier otra envoltura que rodee la mercancía, entera o parcialmente, aunque tal envoltura consista únicamente de papel, tela, hoja de metal o de celofán, siempre que se trate de un acondicionamiento normal para la presentación en almacenes al por menor.

El acondicionamiento para la venta al por menor podrá ser señalado en cada caso por las notas legales de sección y de capítulo de la nomenclatura, así como por las notas de subpartida.

III. Normas sobre clasificación de mercancías.

A. Reglas generales para la interpretación de la nomenclatura común - Nandina 2007.

La clasificación de mercancías en la nomenclatura se regirá por los principios siguientes:

1. Los títulos de las secciones, de los capítulos o de los subcapítulos solo tienen un valor indicativo, ya que la clasificación está determinada legalmente por los textos de las partidas y de las notas de sección o de capítulo y, si no son contrarias a los textos de dichas partidas y notas, de acuerdo con las reglas siguientes:

2. a) Cualquier referencia a un artículo en una partida determinada alcanza al artículo incluso incompleto o sin terminar, siempre que éste presente las características esenciales del artículo completo o terminado. Alcanza también al artículo completo o terminado, o considerado como tal en virtud de las disposiciones precedentes, cuando se presente desmontado o sin montar todavía.

b) Cualquier referencia a una materia en una partida determinada alcanza a dicha materia incluso mezclada o asociada con otras materias. Así mismo, cualquier referencia a las manufacturas de una materia determinada alcanza también a las constituidas total o parcialmente por dicha materia. La clasificación de estos productos mezclados o de estos artículos compuestos se efectuará de acuerdo con los principios enunciados en la regla 3.

3. Cuando una mercancía pudiera clasificarse, en principio, en dos o más partidas por aplicación de la regla 2 b) o en cualquier otro caso, la clasificación se efectuará como sigue:

a) la partida con descripción más específica tendrá prioridad sobre las partidas de alcance más genérico. Sin embargo, cuando dos o más partidas se refieran, cada una, solamente a una parte de las materias que constituyen un producto mezclado o un artículo compuesto o solamente a una parte de los artículos en el caso de mercancías presentadas en juegos o surtidos acondicionados para la venta al por menor, tales partidas deben considerarse igualmente específicas para dicho producto o artículo, incluso si una de ellas lo describe de manera más precisa o completa;

b) los productos mezclados, las manufacturas compuestas de materias diferentes o constituidas por la unión de artículos diferentes y las mercancías presentadas en juegos o surtidos acondicionados para la venta al por menor, cuya clasificación no pueda efectuarse aplicando la regla 3 a), se clasifican según la materia o con el artículo que les confiera su carácter esencial, si fuera posible determinarlo;

c) cuando las reglas 3 a) y 3 b) no permitan efectuar la clasificación, la mercancía se clasificará en la última partida por orden de numeración entre las susceptibles de tenerse razonablemente en cuenta.

4. Las mercancías que no puedan clasificarse aplicando las reglas anteriores se clasifican en la partida que comprenda aquellas con las que tengan mayor analogía.

5. Además de las disposiciones precedentes, a las mercancías consideradas a continuación se les aplicarán las reglas siguientes:

a) los estuches para cámaras fotográficas, instrumentos musicales, armas, instrumentos de dibujo, collares y continentes similares, especialmente apropiados para contener un artículo determinado o un juego o surtido, susceptibles de uso prolongado y presentados con los artículos a los que están destinados, se clasifican con dichos artículos cuando sean del tipo de los normalmente vendidos con ellos. Sin embargo, esta regla no se aplica en la clasificación de los continentes que confieran al conjunto su carácter esencial;

b) salvo lo dispuesto en la regla 5 a) anterior, los envases que contengan mercancías se clasifican con ellas cuando sean del tipo de los normalmente utilizados para esa clase de mercancías. Sin embargo, esta disposición no es obligatoria cuando los envases sean susceptibles de ser utilizados razonablemente de manera repetida

6. La clasificación de mercancías en las subpartidas de una misma partida está determinada legalmente por los textos de estas subpartidas y de las notas de subpartida así como, mutatis mutandis, por las reglas anteriores, bien entendido que solo pueden compararse subpartidas del mismo nivel. A efectos de esta regla, también se aplican las notas de sección y de capítulo, salvo disposición en contrario.

B. Para partes y accesorios de uso general.

Para la clasificación de las partes y accesorios de uso general, se tendrán en cuenta en cada caso las notas legales de sección, de capítulo y de subpartida del arancel de aduanas.

C. Para artículos auxiliares.

Se entiende como artículo auxiliar las herramientas, soportes y bases de máquinas, etc., que acompañan normalmente a una mercancía o que usualmente se le añaden en forma gratuita y se considerarán como parte integrante de dicha mercancía.

D. Para marcas.

Para la clasificación de mercancías en el arancel de aduanas no deberán tenerse en cuenta las marcas de fábrica, el nombre del fabricante, o el vendedor.

E. Las disposiciones de que tratan los parágrafos precedentes, son de aplicación general, sin perjuicio de las disposiciones especiales contenidas en la nomenclatura.

Nomenclatura y tarifa