El análisis razonado como instrumento de revelación de información financiera para empresas cotizadas en Colombia

Revista Nº 67 Jul. - Sep. 2016

Yuli Patricia Ospina González* 

María Carolina Mateus Becerra** 

Diego Fernando Católico Segura*** 

(Colombia) 

*Contadora Pública, Universidad de La Salle

**Contadora Pública, Universidad de La Salle

***Contador Público y Magíster en Contabilidad y Finanzas Docente investigador, Universidad de La Salle

Resumen

La revelación de información financiera ha venido creciendo en el ámbito global. Bajo un contexto de adopción de los estándares internacionales de información financiera se requiere unificar las prácticas contables en las compañías y reconocer otras que hayan propiciado una cultura de la revelación de la información, como es el caso del “análisis razonado”. Por ello, se describe la experiencia lograda en Chile al exigir a sus compañías cotizadas el uso de esta herramienta y se reconocen las ventajas y las oportunidades de adopción para el caso de las empresas cotizadas en Colombia.

Palabras clave:

Análisis razonado; Estados financieros; Revelación de información.

Introducción

Mediante la Ley 1314 del 2009 y sus decretos reglamentarios, que han sido compilados en el Decreto Único Reglamentario, DUR 2420 del 2015, se ha establecido la adopción de las Normas Internacionales de Información Financiera emitidas por el International Accounting Standards Board (IASB) para los grupos 1 a 3. Estos estándares se consideran un conjunto de normas de alta calidad que permiten la preparación y presentación de los estados financieros de las organizaciones colombianas.

Las normas arriba mencionadas, sugieren que para generar información útil para la toma de decisiones de aquellos usuarios que no están facultados para exigirla directamente, se requiere una información de propósito general constituida por un conjunto de estados financieros para los grupos 1 y 2, el cual está compuesto por el estado de situación financiera, el estado de resultados integral, el estado de cambios en el patrimonio, el estado de flujos de efectivo y las notas a los estados financieros (IASB, 2013). Sin embargo, estas normas señalan que no será la única información necesaria, sino que podrá existir otra que resulte complementaria para mejorar el entendimiento de la situación financiera y del desempeño por parte de los grupos de interés.

Al respecto, se considera que entre la información complementaria se encontrarían datos, descripciones, explicaciones o análisis que permitieran interpretar lo expuesto en los estados financieros y trascendiera a la presentación de otras categorías contables o financieras, como por ejemplo, un análisis financiero, un análisis de riesgos y/o análisis de mercado, información que conlleva a profundizar y ampliar los resultados obtenidos bajo los escenarios en los que se desarrolló la actividad económica de la organización.

Esta concepción demanda cambios en la cantidad y el tipo de información contable y financiera que se revela en las organizaciones, más aún cuando en Colombia la evidencia ha demostrado el poco uso de las notas a los estados financieros y de cualquier otra información que complemente a esta (Católico, Cely y Pulido, 2013) (Gómez y Católico, 2009).

Para ello, se identifica la existencia de una herramienta utilizada para la revelación de información complementaria en los estados financieros denominada “análisis razonado”, la cual ha sido establecida en Chile, consistente en un informe estandarizado que se exige en las empresas cotizadas y da cuenta de un diagnóstico claro y puntual que realiza el gerente o administrador de la empresa sobre la situación financiera de la misma, en aspectos tales como las fuentes de financiamiento, la liquidez, la solvencia, la eficiencia en la utilización de los recursos, la rentabilidad, los principales riesgos y sus políticas de cobertura, entre otros.

Es así como esta experiencia resulta relevante para el proceso de convergencia contable que se lleva a cabo en Colombia, dado que se logra una mejor y mayor información que permite advertir de situaciones no deseadas o de medidas tomadas al respecto, contribuyendo a la mejor toma de decisiones de los grupos de interés de las empresas.

En este sentido, el presente artículo estudia las características de esta herramienta y señala las ventajas y oportunidades que da, para que desde el regulador en Colombia, se exija esta información complementaria, mejorando la revelación de información que se exhibe hoy en día por las empresas cotizadas.

Para desarrollar este tema, el artículo en primera instancia aborda el concepto de la revelación de la información financiera en las organizaciones, para luego señalar la metodología del estudio y abordar el significado y las características del análisis razonado y su contribución en la revelación de información, para finalizar con una discusión sobre las ventajas y oportunidades que ofrecería esta herramienta para las empresas colombianas que participan en el mercado público de valores.

1. Revelación de la información financiera en las organizaciones

El término revelación significa “descubrir o manifestar lo ignorado o secreto; proporcionar indicios o certidumbre de algo” (Real Academia Española 2014), lo cual, visto desde una dimensión organizacional haría referencia a la información que proporciona una empresa en determinado contexto y bajo ciertas condiciones o parámetros, resultando vital para el desarrollo de la misma, ya que de esto depende la toma de decisiones por parte de los usuarios internos y externos. Dicha revelación varía dependiendo de los requerimientos normativos propios del país o del sector, la política de administración de la compañía, las necesidades e influencias de los usuarios de la información, entre otras (Mueller, Gernon y Meek, 1999).

Ante las disyuntivas entre los usuarios y los requerimientos de información, los estados financieros junto con sus respectivas notas y aclaraciones se convierten en una herramienta estandarizada y útil para dar respuesta a las necesidades en temas financieros. No obstante, las relaciones que establece la compañía con su entorno, hacen que la forma en que se revela la información vaya evolucionando y adaptándose rápidamente.

La revelación de información puede clasificarse, de acuerdo con la necesidad, en obligatoria, sugerida o voluntaria. Según lo indica Mueller, Gernon y Meek (1999), una revelación obligatoria casi siempre es establecida por los entes reguladores de cada país, y busca que las compañías que operan en determinado territorio cumplan con una política de revelación uniforme. Por otra parte, una revelación sugerida puede originarse en una buena práctica de otra compañía o de otro país, con el fin de adoptar modelos de revelación eficientes y sencillos. Por último, una revelación voluntaria se da cuando una compañía busca una financiación estable o un interés particular y procura entregar la mayor cantidad de información a los inversionistas o a cualquier otro grupo de interés que se lo demande.

Es importante tener en cuenta que hay revelaciones obligatorias o sugeridas en un país y pueden ser voluntarias en otro, y viceversa. Sin embargo, a pesar de las exigencias del entorno y la globalización, la mayoría de veces las compañías revelan su información solo por cumplir con los requerimientos legales o lo hacen parcialmente por temor a no perder el control sobre estos datos, en realidad son pocas las organizaciones que revelan información de manera voluntaria. Por ejemplo, las empresas que cotizan en la bolsa de New York están obligadas a revelar más información en sus estados financieros en comparación con las demás compañías, para este proceso de revelación deben tener en cuenta, por una parte, las directrices de la SEC (Securities and Exchange Commission de Estados Unidos) y, por otra, los requerimientos de la Ley Sarbanes-Oxley del 2002 (SOX). Para el caso colombiano, deben seguir los requerimientos de la Superintendencia Financiera y de los Ministerios de Hacienda y Crédito Público y de Comercio, Industria y Turismo.

Samuel Mantilla (1996) enumera algunas motivaciones y desmotivaciones para que las compañías revelen su información, por ejemplo, indica que dentro de las motivaciones se pueden encontrar: la internacionalización de mercados financieros, la creciente conciencia sobre la diversidad de principios y prácticas contables, el interés propio de la compañía y la respuesta a las demandas de información y, por otra parte, menciona que las desmotivaciones se dan por el mal uso de la información revelada, el conflicto de intereses, el impacto que se puede generar por las malas noticias que se revelan y el costo de la revelación.

Tomar la decisión de revelar o no la información trae consigo implicaciones positivas y negativas, que deben ser evaluadas por la compañía para no entorpecer el normal funcionamiento de la misma, evitar el mal uso de la información o ser víctimas de prácticas de competencia desleal.

En este punto vale la pena mencionar dos términos importantes que nombra Samuel Mantilla (1996): accounting y accountability, el primero de ellos hace referencia a la forma en que se prepara la información, qué tipo de información hay que revelar y ante quién se debe presentar; el segundo, se refiere a las consecuencias que se pueden presentar al revelar o no la información.

Ante la lógica del accounting, es decir, ante la definición del tipo de información que se va a revelar, se considera la combinación de aspectos que son cuantificables (financiera) y otros que consideran rubros y narraciones (no financiera), como se ilustra en la siguiente figura:

FIGURA 1
 

Fuente: Elaboración propia, a partir de las prácticas mundiales de revelación de la información (Mueller, Gernon y Meek 1999).

De esto, se reconoce que la información que se exponga no solo debe suponer la presentación de cifras en una misma unidad de medida asociadas a una categoría contable, sino que se acompaña de aquellas descripciones y explicaciones que permitan su interpretación. De allí que los estados financieros estarán afectados tanto de información cuantitativa como cualitativa.

Por lo anterior, se sugiere que los estados financieros no son simples caratulas que relacionan rubros con categorías contables, sino que son informes que deben considerar su vínculo con otro tipo de información que se puede encontrar en sus notas o en documentos complementarios, permitiendo profundizar en el conocimiento financiero de la organización, por ejemplo, al vincular dicha información con métricas financieras y con mediciones de riesgos. Así mismo, la presentación de información complementaria resulta relevante para identificar situaciones particulares que no se ven en la generalidad de la información, por ejemplo, al estructurar los estados financieros por segmentos del negocio.

En este sentido, Mueller, Gernon y Meek (1999), señalan que las empresas pueden revelar información teniendo en cuenta las siguientes características:

a) Revelaciones por área geográfica: datos financieros y no financieros de una región donde funciona una multinacional, que permiten identificar oportunidades o amenazas del negocio con respecto a otros lugares.

b) Revelaciones por tipo de producto: información acerca de cada producto o línea de producto de una compañía, a través de la cual se evidencia el nivel de dependencia del mismo, oportunidades de mejora y crecimiento.

c) Pronósticos financieros: proyecciones financieras que se hacen de acuerdo con el contexto del negocio, es información que puede estar sesgada por la situación económica del momento y como consecuencia puede no cumplirse y acarrear problemas para quien los haya elaborado.

d) Información sobre acciones y accionistas: información de interés para los actuales y posibles accionistas de la compañía. Las tendencias que vayan generando el movimiento de las acciones se pueden convertir en patrones para la toma de decisiones de inversión.

e) Estado de valor agregado: información voluntaria que aún no se encuentra regulada en la mayoría de países, muestra a la empresa como un generador de riqueza para la sociedad.

f) Información sobre empleados: características y comportamientos del recurso humano de una compañía, que es base para definir el aporte y la productividad de cada área, así como las situaciones adversas que se puedan presentar.

g) Aspectos ambientales: las regulaciones ambientales han ido aumentando y por tal motivo el tema se convierte en un elemento significativo para que las empresas sean competitivas.

Esta información complementaria permitiría dimensionar la gestión financiera y no financiera de las compañías desde diferentes aspectos, ya sea porque se detalla o amplía aquella información expuesta en los estados financieros, la cual termina siendo de carácter voluntario, más que obligatorio, y como se indicó previamente, las empresas pueden no tener la iniciativa o disposición de prepararla y exponerla.

En este orden de ideas, la revelación de la información en las organizaciones, demanda no solo el uso de los estados financieros como documentos estandarizados que dan cuenta de unas categorías contables, sino que se deben complementar con otra información, que puede ser financiera o no financiera, para poder posibilitar una mejor interpretación de la situación y desempeño financiero de las organizaciones y, con ello, cumplir con el objetivo de la información de ser útil para la toma de decisiones.

De allí, la importancia de estudiar herramientas que complementen la información exhibida en los estados financieros, como es el caso del análisis razonado, el cual surge de una experiencia chilena y se configura en una propuesta que puede resultar útil para el proceso de convergencia contable que se sigue en Colombia. Para poder abordar el análisis correspondiente, se presenta a continuación la metodología del estudio para poder llegar a plantear las características, contribución a la revelación y las ventajas y oportunidades para las empresas colombianas que participan en el mercado público de valores.

2. Metodología del estudio

La presente investigación es de corte descriptivo en la medida que busca identificar la definición, características y contribución a la revelación de información que se hace al utilizar el análisis razonado en empresas chilenas, considerando esta como una práctica de revelación obligatoria que favorece la toma de decisiones de los grupos de interés en dicho país.

En este sentido, se profundiza en el caso chileno al ser uno de los países de la región que ha avanzado significativamente en el proceso de convergencia a estándares internacionales y que ha propiciado escenarios de revelación de la información de tipo financiero, tal como lo muestra el International Accounting Standards Board (2015), en cuanto a los perfiles de los países de América Latina:

FIGURA 2 IASB
 

Fuente: Elaboración propia, con base en los perfiles de adopción publicados por IASB en su página web (2015).

Como se puede observar, Chile es uno de los países pioneros en el proceso de adopción y se caracteriza por la publicación de información en la web, por lo que se indaga en los requerimientos de revelación de las empresas registradas en la Superintendencia de Valores de Chile. Adicionalmente, se hace una revisión de los informes financieros de diez empresas chilenas cotizadas pertenecientes a distintos sectores, con el fin de observar la manera como materializan las empresas, lo exigido por la norma en cuanto a la estructura y el contenido del informe denominado “análisis razonado” que es expuesto a través de sus sitios web.

Para ello, se hace un análisis de contenido en donde se revisaron datos no estructurados expuestos en los informes anuales emitidos por las diez empresas chilenas que han seguido el proceso de convergencia contable en su país y que demuestran el uso de la herramienta analizada para efectos de favorecer la toma de decisiones con base en información que es relevante.

Así mismo, para el caso colombiano, se identifican los requerimientos de revelación exigidos desde el supervisor y se abordan los informes financieros publicados en sus sitios web de diez empresas cotizadas, con el fin de reconocer si la información que se exhibe contiene aspectos asociados con las características del análisis razonado que se propone y, con ello, plantear si dicha herramienta sería importante en las prácticas de revelación de las empresas.

Con esta información se plantean las características y contribución que se logra a la revelación de la información, lo que conlleva a la discusión sobre las ventajas y oportunidades que puede traer para el caso colombiano.

3. Análisis razonado: la experiencia en Chile

Chile es uno de los países que ha buscado estandarizar los reportes que sustentan su información financiera, por este motivo estableció mediante la norma de carácter general número 30 de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) una forma útil y práctica para obtener la información financiera de los entes económicos que vigila.

A través de esta norma la SVS pretende simplificar, ordenar y estandarizar la información que los emisores de valores deben presentar (Superintendencia de Valores de Chile, 1989), con el fin de que puedan ser evaluadas bajo unos mismos criterios partiendo de la premisa de que la realidad financiera y contable de las empresas es una sola y no se debe prestar para manipulaciones y adecuaciones valiéndose de las mismas falencias y debilidades que contienen las normas para la presentación de los estados financieros.

Para entender de qué se trata el análisis razonado, se debe señalar que este consiste en el estudio claro y preciso de la entidad, con el cual se evalúa la condición financiera y los riesgos que afectan el negocio, para que puedan ser comparados con otras empresas del sector y con las del resto del país, es decir, que se trata de un informe que más allá de reportar unos datos, lo que busca es dar unos mensajes concretos sobre la evaluación que se puede hacer sobre el estado financiero de las entidades.

Es de señalar, que el análisis razonado trasciende el quehacer de un análisis financiero, en la medida que no solo aborda la información contable, mediante el uso de indicadores y razones financieras, o que se limite a la realización de un análisis vertical y horizontal de las partidas contables, sino que reconoce aspectos adicionales, como por ejemplo, la evaluación de los riesgos y la cobertura de los mismos, por lo que más allá de presentar datos concretos de la situación financiera, plantea interpretaciones de los mismos que pueden llevar a plantear situaciones que la entidad está experimentando o puede llegar a experimentar.

La información que se revela en el análisis razonado parte de lo expuesto en los estados financieros, los cuales se presentan de manera individual o consolidada dependiendo del tipo de empresa y bajo los parámetros establecidos por la SVS, lo cual se hace con base en Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF); adicionalmente, se debe tener en cuenta que si en las notas a dichos informes se incluye información que hace parte del análisis razonado se debe mencionar explícitamente.

Dentro de los requerimientos que hace la norma de carácter general número 30 (NCG), en materia de revelación, se encuentra la preparación y presentación del informe de auditoría externa, los estados financieros (de situación financiera, de resultados integrales, de flujos de efectivo, de cambios en el patrimonio neto), las notas a los estados financieros, cualquier antecedente financiero y el análisis razonado de la situación financiera; este último debe contener como mínimo los siguientes aspectos:

• Sobre la condición financiera: consiste en describir cuantitativa y cualitativamente las fuentes de financiamiento, la liquidez, la solvencia, la eficiencia en la utilización de los recursos y la rentabilidad de la compañía. Al mismo tiempo la mención de las situaciones que han incidido sobre los resultados.

Toda esta información debe presentarse claramente utilizando diferentes mecanismos como datos por segmentos, variaciones porcentuales, indicadores (en este caso se deben incluir las fórmulas utilizadas y una definición), etc., de tal manera que facilite la interpretación de la misma, por lo que se exigen los siguientes aspectos:

1. Resumen de los resultados obtenidos por la sociedad.

2. Resumen de los flujos de efectivo de la sociedad.

3. Identificación de las principales fuentes de financiamiento.

4. Montos e índices financieros que muestren el nivel de liquidez y la solvencia de la entidad.

5. Montos e índices financieros que revelen la forma en que la administración utiliza los recursos de que dispone la compañía.

6. Montos e índices financieros que revelen la capacidad de la empresa para generar rentabilidad a partir de sus recursos disponibles.

7. Descripción de la evolución de las actividades y negocios de la entidad así como de los eventos o situaciones ocurridos que hayan influido en los elementos señalados en los puntos anteriores durante el periodo, o que, a juicio de la administración, podrían incidir en la evolución futura de la sociedad.

• Sobre los riesgos: las empresas deben revelar los principales riesgos a los que se encuentra expuesto el negocio y los planes o acciones establecidos para prevenirlos o mitigarlos.

Cotejando los informes presentados por diez empresas chilenas, pertenecientes a sectores económicos, tales como industrial, comercial, minero, construcción, etc., se puede evidenciar el cumplimiento en la emisión del análisis razonado, como se muestra en la siguiente tabla:

TABLA PAGINA 26
 

TABLA PAG 26 ULTIMA
 

TABLA PAGINA 27
 

TABLA PAGINA 28
 

Fuente: Elaboración propia, a partir de los informes expuestos en los sitios web de las empresas analizadas.

Los análisis razonados expuestos en la anterior tabla contienen información a 31 de diciembre del 2014. Estos datos hacen parte de los reportes oficiales que deben presentar periódicamente las empresas cotizadas en la bolsa de Chile; aunque la norma exige que el análisis razonado se enfoque en la situación financiera y en la medición y prevención de los riesgos a los cuales se puede ver enfrentada la organización, se evidencia que no hay una estructura definida para la presentación de dicho informe, pero sí se muestran aspectos comunes que son exigidos desde la normas, como son el resumen ejecutivo o resumen del periodo reportado, el estado de resultados y su análisis, el balance general y su análisis, los indicadores financieros e interpretación de los mismos y el análisis de riesgos.

Lo primero que se puede observar, es que en varias de las empresas se hace la presentación concisa de los principales hechos que inciden en la situación y los resultados financieros, siendo esto una síntesis que ayuda bastante al entendimiento del informe, sobre todo para las personas que no conocen plenamente cómo ha sido el comportamiento del entorno, en cuanto a aspectos económicos, políticos y sociales que afectan al ente económico y los hitos u operaciones relevantes que determinaron o pueden determinar en un futuro los resultados de la compañía. Sin embargo, la mayoría de las empresas comienzan mostrando datos financieros y mediciones que se van describiendo en el desarrollo del reporte y se explican con base a los hechos relevantes vividos durante el período en cuestión.

Es de señalar que las diez empresas consultadas revelan los resultados del periodo reportado, con el fin de presentarlos de manera comparada con periodos previos para poder identificar tendencias o comportamientos en las cifras e interpretar los mismos teniendo en cuenta hechos relevantes que previamente se han expuesto. Así mismo, los análisis sobre los resultados se caracterizan por dar cuenta del comportamiento en cada uno de los segmentos que poseen algunas de estas, es decir, muestran resultados que se pueden diferenciar de acuerdo con el área geográfica, tipo de producto y/o principales clientes, en consecuencia a lo establecido en la norma internacional de información financiera 8 (NIIF 8 Segmentos de operación).

En cuanto a los indicadores financieros, se cumple el requerimiento de la norma acerca de la medición de la liquidez, la rentabilidad, el endeudamiento y la solvencia de la empresa, haciendo uso de razones financieras tradicionales, como son razón corriente, razón ácida, razón de endeudamiento, rotación de inventarios, rentabilidad del activo, entre otros, incorporando adicionalmente, otros que demuestran condiciones de generación de valor como es el caso de la medida de Ebitda y margen de Ebitda.

Sobre el conjunto de los indicadores se muestra para cada uno las fórmulas utilizadas para su determinación y se realiza la interpretación correspondiente, lo cual permite, por un lado, conocer las variables y montos utilizados, y la forma de cálculo, para efectos de poder verificar por parte de los usuarios la información utilizada de base y reducir las posibles alternativas sobre los cálculos realizados y, por otro lado, lograr la explicación cuantitativa y cualitativa que soportan los comportamientos que se reflejan en las cifras e indicadores calculados, lo cual facilita la lectura por parte de los usuarios interesados en dicha información.

Sin embargo, es de señalar que en la batería de indicadores que incorporan las empresas, deberían incluirse otros que en la administración financiera moderna son un signo vital empresarial (García 2009), como es el caso del costo promedio ponderado de capital (WACC, por sus siglas en inglés) y el valor económico agregado (EVA), los cuales permiten incluir otras métricas para interpretar los resultados más allá de rentabilidades y proponer interpretaciones desde la generación de valor en las organizaciones.

Como complemento de lo anterior, las empresas exponen un análisis del mercado, el cual si bien no es un requerimiento específico de la norma, sirve de base para la determinación de los riesgos para las empresas, lo que resulta significativo en la medida que esto permite un análisis más amplio de los efectos que se originan de la regulación y economía nacional y de las situaciones internacionales.

Así mismo, la revelación de la información asociada con los riesgos está presente en todas las empresas. En algunos casos, se miden los riesgos por áreas, otros separan los riesgos de mercado de los riesgos de negocio y, en otros casos, se refieren a ellos de manera general, pero aun así se habla de las acciones que se tomarán para poder mitigarlos o evitarlos. Dentro de los riesgos más comunes están: el de mercado, el de tasa de cambio, el de crédito o el de inflación, los cuales son riesgos que están condicionados por situaciones externas pero que deben ser evaluados dentro de cada compañía para minimizar su impacto.

Esta última información, quizás es la que mayor atención toma en el análisis razonado, dado que permite dimensionar posibles escenarios que pueden llegar a enfrentar la empresa como consecuencia de la incertidumbre ante situaciones externas o internas, sobre las que se plantean los posibles controles o medidas, o que dependen de comportamientos externos en donde se considera el uso de medidas que permitan generar una cobertura sobre el posible riesgo.

Por lo anterior, se concluye que el análisis razonado complementa la información numérica que emite cada empresa en sus respectivos periodos a través de los estados financieros exigidos por la SVS, lo cual permite que los usuarios de la información tengan una visión amplia y concreta de la situación actual del negocio.

4. Discusión: ventajas y oportunidades en la revelación de información a partir del análisis razonado para las empresas en Colombia

En Colombia, los emisores de valores deben registrarse en el Sistema Integral de Información del Mercado de Valores (Simev), el cual es administrado por la Superintendencia Financiera de Colombia, con el fin de facilitar el suministro de información al mercado.

Los emisores de valores deben tener actualizada información en el Registro Nacional de Valores y Emisores (RNVE), de acuerdo con lo establecido en la Resolución 400 de 1995, normativa que fue derogada y compilada en el Decreto 2555 del 2010; con el fin de que la superintendencia pueda tener datos sobre las clases y los tipos de valores, para el público interesado. Vale la pena destacar que este requisito al igual que en Chile aplica para las entidades que quieren ofertar públicamente o negociar sus valores.

En el Decreto 3139 del 2006, que fue derogado y compilado en el Decreto 2555 del 2010, se instituyen los requisitos para que las empresas puedan inscribirse en el RNVE, como por ejemplo, la solicitud de inscripción por parte del representante legal soportado en aproximadamente diez documentos, entre certificaciones, formularios, autorizaciones y constancias.

Una vez inscritas las entidades, deben empezar a reportar información relevante a la Superintendencia Financiera de Colombia de forma periódica, para que a su vez, esta entidad la remita a los sistemas de negociación de valores. Dentro de ese requerimiento de información están los informes anuales de cierre del ejercicio y los informes de periodos intermedios (cada tres meses).

Así mismo, en el Decreto 2555 del 2010 se establece que todo emisor debe divulgar en forma veraz, clara y oportuna toda información relevante que pueda afectar el mercado y las transacciones que se llevan a cabo con los valores emitidos. Por lo tanto, se debe revelar:

1. Situación financiera y contable: detalle de las operaciones que originen variaciones iguales o superiores al 5% del total de activos, pasivos, ingresos o utilidades; aumentos superiores al 10% en el pasivo corriente; aumento o disminución de capital; variación en el número de acciones en circulación; aprobación de distribución de dividendos; enajenación o adquisición a cualquier título de bienes; cambios relevantes en las tasas de interés; modificación en las cifras contenidas en los estados financieros presentados ante el RNVE; inversiones en el capital de sociedades, nacionales o extranjeras, que conlleven a una relación de subordinación; inversiones en el capital de sociedades, temporales o permanentes, que no conlleven a relación de subordinación; cambios en la clasificación contable de las inversiones; cambios en las políticas contables; constitución de gravámenes hipotecarios, prendarios o cualquier otra garantía real, o limitación de dominio, sobre bienes que representen el 5% o más del respectivo grupo del activo; otorgamiento o sustitución de avales, fianzas o cualquier otra garantía personal, cuyo valor sea igual o superior al 1% de los activos totales; condonación parcial o total de deudas cuyo valor sea igual o superior al 5% del grupo respectivo del activo o pasivo, según sea el caso; daciones en pago cuya cuantía sea igual o superior al 5% del grupo respectivo del activo o pasivo, según sea el caso; donaciones que representen un valor igual o superior al 5% del grupo respectivo del activo o pasivo, según sea el caso; permutas de bienes que representen un valor igual o superior al 5% del respectivo grupo del activo; aportes en especie a sociedades de bienes que representen un valor igual o superior al 5% del respectivo grupo del activo.

2. Situación jurídica: convocatorias a reuniones de la asamblea de accionistas u órgano equivalente; decisiones relevantes de la asamblea de accionistas y junta directiva u órganos equivalentes; nombramiento y remoción, así como renuncias, de los administradores o del revisor fiscal; reformas estatutarias; cancelación voluntaria de la inscripción de los valores en el RNVE o en bolsa de valores; iniciación de procesos judiciales o administrativos relevantes; imposición de sanciones al emisor, sus administradores o revisor fiscal, por parte de organismos de control del Estado; cambios en la situación de control del emisor; cambios en la composición accionaria iguales o superiores al 5%; adquisiciones y enajenaciones de acciones por parte de los administradores, ya sea directa o indirectamente; readquisición de acciones y enajenación posterior; acuerdos entre accionistas; celebración, modificación o terminación de contratos que establezcan restricciones relevantes para el emisor; otorgamiento o cancelación de concesiones o licencias relevantes por parte de entidades estatales, así como su terminación y ejercicio por parte de entidades estatales.

3. Situación comercial y laboral: cambios en la actividad principal actual; reorganizaciones empresariales, tales como fusiones, transformaciones, adquisiciones, escisiones, cesión de activos, pasivos y contratos, o segregaciones; celebración, modificación o terminación de contratos relevantes; celebración, modificación o terminación de contratos en los que sea parte el emisor y cuya cuantía sea igual o superior al 1% de los ingresos operacionales; introducción de nuevos productos y servicios o su retiro del mercado; cierre temporal o permanente de plantas de producción o de uno o varios establecimientos de comercio; otorgamiento, cancelación u oposición a derechos de propiedad industrial; celebración o denuncia de convenciones y pactos colectivos de trabajo y cualquier situación laboral relevante.

4. Situaciones de crisis empresarial: incumplimiento por un período igual o superior a sesenta (60) días de dos (2) o más obligaciones o el temor razonable de llegar a dicho incumplimiento; procesos concursales tales como reestructuración empresarial, concordato, liquidación forzosa administrativa, liquidación obligatoria o voluntaria o cualquier evento que pueda conducir a alterar la continuidad de la entidad o llevarla a su disolución y liquidación; tomas de posesión con fines de administración o liquidación.

5. Emisión de valores: la emisión de valores en Colombia y en el extranjero; cualquier atraso en el cumplimiento de las obligaciones resultantes de la emisión de títulos de deuda inscritos en el RNVE; convocatoria a asambleas de tenedores de títulos; decisiones tomadas por la asamblea de tenedores de títulos; renuncia o remoción del representante legal de tenedores de títulos, así como la designación de su sustituto.

Estos son los requerimientos que deben cumplir las empresas cotizadas en Colombia. Cotejando los informes de gestión y financieros presentados por diez empresas colombianas ante la Bolsa de Valores de Colombia y que pertenecen a diferentes sectores, se pueden observar las siguientes estructuras:

PÁGINA 34
TABLA PAGINA 35

TABLA PAGINA 36
 

TABLA PAGINA 37
 

PÁGINA 38
 

PÁGINA 39
 

Fuente: Elaboración propia con base en la información suministrada por la Bolsa de Valores de Colombia.

Como se puede observar, los requerimientos exigidos y la información revelada por empresas cotizadas en Colombia involucran distintos aspectos, pero no explicitan la exigencia y presentación de un análisis razonado, ya que como se aprecia las empresas hacen referencia a las categorías contables principales, pero pocas dan cuenta del uso de indicadores para interpretar la información contenida en los estados financieros o que hagan referencia al tema de riesgos. Así mismo, el hecho que la información aparezca en uno u otro informe, es decir, que pueda estar en el informe de gestión o en el financiero, hace que el usuario de la información deba identificar en cuál de estos la compañía dispone tal información.

Por lo anterior, el plantear la adopción de la herramienta del “análisis razonado” para el caso de las empresas cotizadas en Colombia, puede verse a la luz de las ventajas y las oportunidades que traería para el país, contribuyendo a lograr una información financiera y contable complementaria que favorezca la toma de decisiones y que esté disponible para los usuarios interesados, como se expone en las siguientes ideas:

• Un análisis razonado exigido por el ente regulador, no solo hará que los encargados de preparar y revelar la información tengan en cuenta cada detalle o se preocupen por cumplir con un requisito, sino que permitirá ampliar la información expuesta hoy en día a los usuarios, reconociendo para ello, otra perspectiva de la empresa al unir los diferentes contextos en un mismo informe.

• El tener un análisis de las distintas categorías contables a través de indicadores, permitiría no solo reconocer una tendencia, sino que sería de utilidad para proyectar la toma de decisiones para la compañía, puesto que se tiene una base sobre la cual se sustentan los pronósticos y las posibles salidas a las contingencias.

• El análisis de los datos financieros puede facilitar elementos clave para el control contable, ya que la revisión de la información puede evidenciar si la entidad se encuentra orientada hacia la consecución de los objetivos planteados.

• En este tipo de informes también se pueden identificar las fortalezas y los problemas de la organización, dando bases a los usuarios de la información para comprender fácilmente cada actividad realizada y los resultados obtenidos.

• Al ser un requerimiento estructurado, el análisis razonado facilita la comparación de empresas de distintos sectores, lo cual resulta de gran interés para los posibles inversionistas, ya que facilita el análisis que se hace de las empresas bajo el escenario y sector en el que se desenvuelven.

• El análisis de riesgos permite que se visualicen escenarios positivos y negativos, producto de factores externos a los que se ve expuesta la compañía, por lo que al establecer los márgenes de tolerancia o límites para poner en marcha los planes de contingencia, se configuran en un aspecto relevante en la toma de decisiones bajo escenarios de incertidumbre.

• El análisis razonado contribuye a que haya un nivel de exigencia estándar para la preparación de información financiera, de tal manera que los usuarios de la misma puedan entenderla fácilmente.

• Teniendo en cuenta que en Colombia se están adoptando los estándares internacionales, se podría utilizar esta oportunidad para incluir la exigencia del análisis razonado para no solo ir unificando el lenguaje contable y financiero con el que se comunican las compañías, sino que adicionalmente se exija una mayor información que evite el secretismo sobre la situación y desempeño financiero en las empresas.

Aunque en Colombia se encuentra regulada por parte de la Superintendencia Financiera la presentación de información de los emisores de valores, no está de más sugerir el uso de esta herramienta de revelación que puede llegar a mejorar la calidad de la información, ya que la mayoría de empresas emisoras de valores en Colombia presentan su informe de gestión y sus estados financieros y notas, con base en cifras históricas, y el uso del análisis razonado permitiría la consideración de datos que no solo dan cuenta de lo ocurrido, sino de las proyecciones de las entidades, por lo que se configuraría en una información de tipo previsional.

Conclusiones

Existen hoy en día limitaciones en la revelación de información, como lo han sugerido estudios previos, lo cual puede tener sustento en distintas explicaciones, tales como: existe temor por el mal uso que se le pueda dar a los datos que se exponen o porque gerentes o directivos consideran que la información debe ser confidencial, o porque los costos de revelar la información en ocasiones pueden ser mayores a los beneficios que esto pueda traer para la compañía, puesto que hay que tener un responsable de la preparación de la información, hay que darle mantenimiento al programa o la plataforma que permite el registro de los datos o al servidor que los almacena, etc.

Por lo anterior, el revelar información surge más del cumplimiento de requerimientos de información que se hace bajo lineamientos legales y no por lógicas sugeridas o voluntarias.

La adopción de estándares internacionales de información financiera busca uniformidad en la práctica contable, por tal motivo, es importante empezar a estandarizar los requerimientos internos de cada país, con el fin de que se vaya creando una cultura de revelación de información bajo ciertos parámetros, lo cual también supone incorporar o reconocer prácticas internacionales complementarias que propicien una cultura de revelación de información.

El análisis razonado es una práctica realizada desde hace varios años en Chile, la cual a lo largo del tiempo ha ido cambiando, pero su esencia se ha mantenido, siendo actualmente una herramienta que permite obtener una información clara y uniforme que contribuye para una toma de decisiones informadas por parte de los distintos usuarios de la información.

El análisis razonado al soportarse en un análisis de los datos contables de una manera amplia y profunda, permite establecer planes de mejora a tiempo o proyectos para dar continuidad a los buenos resultados, lo cual da trascendencia a las cifras numéricas presentadas cada periodo.

El análisis razonado trasciende el análisis financiero tradicional e involucra otros aspectos, en particular, al exigir información sobre la identificación y administración de riesgos a los que puede estar expuesta la compañía, con lo cual se tiene acceso a una información que en escenarios de incertidumbre puede ser relevante para los distintos grupos de interés.

Las empresas deben preocuparse porque la información que emitan sea entendida por todos los usuarios que acceden a ella, sin que esto implique desconocer el trasfondo técnico o específico de la organización, ya que esto permite que cada individuo tome sus propias decisiones con base en la situación de la misma. De allí, que el contar con información complementaria como el análisis razonado puede generar que la información sea más clara, integral y con mayor calidad.

Bibliografía

BLANCO Y NEGRO S.A. (2013) Análisis razonado de los estados financieros 2013-bajo normas IFRS.

CATÓLICO, D. F., CELY, V. R., y PULIDO, J. R. (2013) “Revelación de la información financiera sobre propiedad, planta y equipo en empresas industriales cotizadas en Colombia”, [número especial: Cuatro años de convergencia contable: resultados, transformaciones y retos] Cuadernos de contabilidad 14 (36), 943-970.

CORREA GARCÍA, J. A., PULGARÍN ARIAS, A. F., MUÑOZ OSORIO, L. M., y ÁLVAREZ OSORIO, M. C. (2010) “Marco normativo y antecedentes de la revelación contable en Colombia”, Contaduría Universidad de Antioquia 56, 269-292.

ENLASA GENERACIÓN CHILE S.A. (31 de diciembre de 2013) Análisis razonado de los estados financieros 2013.

ESTUPIÑÁN GAITÁN, R. (2012) Estados financieros básicos bajo NIC/NIIF. Bogotá: Ecoe Ediciones.

GARCÍA, O. L. (2009) Administración financiera: fundamentos y aplicaciones. Prensa moderna impresores.

GARCÍA-AYUSO COVARSÍ, M., y JIMÉNEZ CARDOSO, S. (1996) “Una reflexión crítica sobre el concepto y ámbito del análisis financiero y los objetivos de la investigación en materia de análisis de la información financiera”, Revista española de financiación y contabilidad 25, (87), 403-427.

GÓMEZ, F. E., y CATÓLICO, D. F. (2009) “Revelación y divulgación de información financiera y no financiera on-line de las 500 empresas más representativas en Colombia”, Cuadernos de Contabilidad 10 (27), 269-318.

IASB. (2013) IFRS. Obtenido de http://www.ifrs.org/IFRSs/IFRS-technical-summaries/Documents/Spanish2012/IAS%2001.pdf

IASB. (2015) Adopción de estándares a nivel internacional. Recuperado el 30 de 06 de 2015, de http://www.ifrs.org/Use-around-the-world/Pages/Jurisdiction-profiles.aspx

MANTILLA B., S. A. (1996) “Normas técnicas sobre revelaciones”. En Perspectivas y aplicación de la contabilidad en Colombia (págs. 587-718). Bogotá, D.C.: Departamento de Publicaciones Cámara de Comercio de Bogotá.

METRO DE SANTIAGO (2011) Análisis razonado de los estados financieros consolidados. Santiago de Chile.

MINISTERIO DE HACIENDA DE CHILE (s.f.) Recuperado el 12 de diciembre de 2014, de Glosario del Ministerio de Hacienda: http://www.hacienda.cl/glosario/fecu.html

MINISTERIO DE HACIENDA DE CHILE (21 de octubre de 1981) Ley 18045 - Mercado de Valores. Obtenido de Biblioteca del Congreso Nacional de Chile: http://www.leychile.cl/N?i=29472&f=2014-05-01&p=

MINISTERIO DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO. Decreto 2555 del 2010.

MUELLER, G., GERNON, H., y MEEK, G. (1999) Contabilidad una perspectiva internacional. México: MCGraw-Hill/Interamericana de México.

ORTIZ ANAYA, H., y UNIVERSIDAD EXTERNADO DE COLOMBIA (2011) Analisis financiero aplicado y principios de administracion financiera. Bogotá: Curcion Penen.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (23 de octubre de 2014) Diccionario de la Lengua Española. Obtenido de http://lema.rae.es/drae/

SERVICIOS DE TRENES REGIONALES TERRA S.A. (2012) Análisis razonado de los estados financieros 2012.

SUPERINTENDENCIA DE VALORES Y SEGUROS DE CHILE (10 de noviembre de 1989) Norma de carácter general 30. Obtenido de http://www.svs.cl/sitio/normativa_tramite/ncg_30_1989.pdf

SUPERINTENDENCIA DE VALORES Y SEGUROS DE CHILE (03 de mayo de 2013) Norma de carácter general 346. Obtenido de https://www.svs.cl/normativa/ncg_346_2013.pdf

SUPERINTENDENCIA DE VALORES Y SEGUROS DE CHILE (31 de diciembre de 2003) Circular 1699. Obtenido de http://www.svs.cl/normativa/cir_1699_2003.pdf

VÉLEZ, I., y DÁVILA, R. (s.f.). “Análisis y planeación financieros”. En: Borrador Notas de Clase (pág. 21). Bogotá.

VIÑA LOS VASCOS S.A. (2013) Análisis razonado de los estados financieros consolidados 2013.