Nota del director

El IVA deducible pagado en la adquisición o importación de bienes de capital no es recuperable

Mediante los conceptos 125 de abril 24 del 2017 y 506 del 5 de junio del mismo año, el Concejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP) señaló que el IVA en la adquisición o importación de bienes de capital, deducible en el impuesto sobre la renta de conformidad con lo establecido en el artículo 115-2 del estatuto tributario, para efectos contables, debe tratarse como mayor valor del costo del activo. La anterior situación genera el impuesto diferido, por la diferencia en la base contable y fiscal del activo, así como por la deducción tomada.

El CTCP llega a la anterior conclusión después de analizar los marcos técnicos normativos de los grupos 1 (NIC 16), 2 (sec. 17) o 3 (cap. IX) (anexos 1, 2 o 3 del Decreto 2420 del 2015, y otras normas que los modifiquen, sustituyan o adicionen). La entidad expresa que, para los tres marcos normativos del sector privado, a pesar de que el impuesto pagado no es recuperable ni reembolsable, sí debe formar parte del costo del activo, puesto que las normas aplicables para los tres grupos indican que los impuestos no recuperables forman parte de la medición inicial de los elementos de propiedades, planta y equipo.

La deducción fiscal en el impuesto a la renta genera un activo por impuesto diferido, que es equivalente al valor de la deducción, a la tarifa correspondiente al momento de tributar. Ese impuesto será compensado al presentar la declaración de renta respectiva.

Como consecuencia del reconocimiento de este impuesto diferido, la entidad recuerda que se crea un efecto de impuesto diferido por la diferencia temporaria entre la base fiscal del elemento de propiedades, planta y equipo, y el valor contable de la partida.