Contabilidad financiera

El método de la participación patrimonial: Precisiones sobre los requerimientos contables en la NIIF para las Pymes(1)

Revista Nº 75 Jul.-Sep. 2018

Edgar Emilio Salazar Baquero* 

César Augusto Salazar Baquero** 

(Colombia) 

*Contador público y especialista en contabilidad financiera internacional y en derecho tributario de la Pontificia Universidad Javeriana 

**Contador público y especialista en contabilidad financiera internacional de la Pontificia Universidad Javeriana y en gerencia y administración tributaria de la Universidad Externado de Colombia 

Resumen

Muchos sostienen que la aplicación del método de la participación patrimonial requerido por la NIIF para las Pymes no implica cambios importantes respecto de los procedimientos que se aplicaban en Colombia a las inversiones en entidades subordinadas, de acuerdo con el artículo 61 del Decreto 2649 de 1993. En opinión de los autores, sí existen diferencias significativas. Este documento resume los requerimientos normativos a considerar para su aplicación y se presentan algunos ejemplos que los ilustran.

Palabras clave:

Inversiones; Método de participación patrimonial; NIIF para las Pymes; Plusvalía implícita; Valor razonable.

Contenido

Introducción

1. Definición y características principales del método

2. Medición inicial

3. Medición posterior

Conclusiones

Bibliografía

Introducción

La aplicación del método de participación patrimonial según lo dispuesto en la Norma de Información Financiera para las Pymes (NIIF para las Pymes) supone cambios importantes en comparación con los requerimientos establecidos en los principios contables anteriores en Colombia, determinados bajo el Decreto Reglamentario 2649 de 1993. En particular, a continuación, se presentan las dos diferencias que se podrían considerar como las más representativas:

— En el reconocimiento inicial, es necesario calcular el valor de la plusvalía en la adquisición (conocida como plusvalía implícita) e incluirla en el valor en libros de la inversión. El valor de esta plusvalía implícita resulta de comparar la participación adquirida en el valor razonable de los activos identificables netos de la asociada o negocio conjunto, con el valor pagado por la inversión.

— Posterior a la adquisición de la inversión, la participación del resultado (o del otro resultado integral) que se reconoce en los estados financieros del inversor, debe ajustarse considerando las diferencias entre el valor en libros de los activos y pasivos (incluyendo la plusvalía implícita), y los valores razonables en la fecha de adquisición de la inversión. Por ejemplo, es necesario ajustar el resultado por “la depreciación de los activos depreciables basados en sus valores razonables en la fecha de adquisición. De forma similar, es preciso realizar ajustes adecuados sobre la parte de la entidad en el resultado del período de la asociada o negocio conjunto después de la adquisición por las pérdidas por deterioro de valor tales como la plusvalía o las propiedades, planta y equipo”.

En el presente documento se abordan estos y otros requerimientos para la aplicación del método de participación patrimonial, mediante ejercicios y ejemplos ilustrativos, todo centrado en las empresas del grupo 2, que aplican la NIIF para las Pymes.

1. Definición y características principales del método

El método de la participación también conocido como el de participación patrimonial, es un método de valoración cuyo objetivo es, con algunas excepciones explicadas más adelante, hacer equivalente el valor contable del activo que se reconoce en la entidad inversora, con el patrimonio de la entidad asociada o participada.

Debe tenerse en cuenta que este método es aplicable cuando se elige como política contable para la inversión en una asociada, la cual se define como “una entidad, incluyendo una entidad sin forma jurídica definida tal como una fórmula asociativa con fines empresariales, sobre la que el inversor posee influencia significativa, y que no es una subsidiaria ni una participación en un negocio conjunto” (ver NIIF para las Pymes, párr. 14.2).

Así mismo, influencia significativa es el poder de participar en las decisiones de política financiera y de operación de la asociada, sin llegar a tener control o el control conjunto sobre tales políticas (ver NIIF para las Pymes, párr. 14.3).

En general, se supone que un inversor tiene influencia significativa sobre una entidad, cuando posee en esta el 20% o más de los derechos de voto. Por supuesto, esta suposición es refutable, por cuanto un inversor puede poseer más del porcentaje señalado anteriormente de los derechos de voto en una entidad y NO tener influencia significativa. Situación similar podría ocurrir en el escenario contrario, es decir, que un inversor posea menos del 20% de derechos de voto en una entidad, y, aun así, poseer influencia significativa.

Por lo anterior, se puede concluir que depende de las condiciones particulares de cada inversión y de cada entidad establecer la existencia o no de influencia significativa y por consiguiente de la posibilidad de aplicar el método de la participación patrimonial.

Lo anterior está de acuerdo a los requerimientos iniciales de la sección 14 de la NIIF para las Pymes denominada “Inversiones en asociadas”; sin embargo, debe tenerse en cuenta lo establecido en el numeral 4º del artículo 2.1.2 del DUR 2420 del 2015, que fue adicionado por el Decreto Reglamentario 2496 del mismo año y que respecto de las controladoras (matrices) indica:

“4. El marco técnico normativo para el grupo 2, que se incorpora como anexo 2.1 al presente decreto, se aplicará a partir del 1º de enero de 2017, permitiendo su aplicación anticipada.

En los estados financieros separados las entidades controladoras deberán registrar sus inversiones en subsidiarias de acuerdo con lo establecido en el artículo 35 de la Ley 222 de 1995” (negrita fuera de texto).

Lo anterior indica que, en los estados financieros de la entidad controladora, se deberá utilizar el método de participación patrimonial para el reconocimiento de las inversiones, en sus subordinadas y no alguna de las otras dos opciones que ofrece el párrafo 9.26 de la NIIF para las Pymes. La sección 9 del estándar mencionado trata el tema de estados financieros consolidados y separados.

Debe aclararse que la referencia al DUR 2420 del 2015 que se acaba de realizar tiene como objetivo que el lector tenga presente que la matrices o controladoras (que poseen control y no influencia significativa sobre sus subordinadas) deben aplicar este método en sus estados financieros separados. Sin embargo, el objetivo del presente documento no es el estudio del método de participación en el caso de existencia de control que implica consolidación de estados financieros, sino en el de existencia de influencia significativa. En el anterior sentido, se estudiará la sección 14 y no la 9 de la NIIF para las Pymes.

Ahora, en el contexto que se ha definido para el desarrollo del presente escrito, la aplicación del método de participación patrimonial requiere que se tengan en cuenta algunos presupuestos importantes, a saber:

— Uniformidad en la fecha de los estados financieros de las entidades participantes, y

— Políticas contables homogéneas de las mencionadas entidades.

Igualmente, el método de la participación es uno de las tres opciones en las que un inversor puede contabilizar sus inversiones en asociadas, según lo indica el párrafo 14.4 de la NIIF para las Pymes. Las otras dos posibilidades son el modelo del costo y el del valor razonable. La escogencia de alguna de estas tres opciones, se convierte en una elección de política contable para la entidad inversora.

2. Medición inicial

Inicialmente, las inversiones que puedan estar sujetas al método de participación, se miden al costo, esto es, el valor de la contrapartida entregada o por entregar a cambio de la participación adquirida de la asociada.

Como aspectos relevantes a considerar para una adecuada aplicación del método de participación, encontramos los conceptos de plusvalía implícita y ajustes de valor razonable.

La norma contable para Pymes requiere que, en el momento de la adquisición de la inversión, la entidad inversora identifique el valor razonable de los activos, pasivos y pasivos contingentes adquiridos(2) de la entidad en donde se adquirió la inversión (participada).

Por lo anterior, si en la adquisición el inversor paga un mayor valor respecto de la proporción adquirida en el valor razonable de los activos y pasivos de la asociada, tal exceso se denomina plusvalía implícita. Se conoce como implícita, porque dicha plusvalía se reconoce como parte del costo inicial de la inversión. Sin embargo, aun cuando no se requiere un reconocimiento separado, es necesaria su determinación porque el método que se estudia en este documento, posteriormente requiere el ajuste de los resultados de la asociada, y por lo tanto, el efecto de los ajustes de valor razonable y la plusvalía implícita determinada al momento de adquirir la inversión. Esto será explicado más adelante.

Ejemplo: Plusvalía implícita y ajustes de valor razonable. 

Suponga que la entidad ABC SAS, adquiere el 30% de participación de la entidad ZZZ LTDA (la asociada). El valor de la contraprestación pagada es de $ 2.000. A juicio de la entidad ABC SAS, esta posee influencia significativa en la asociada. En el momento de la adquisición, los libros contables de la entidad participada (ZZZ LTDA) muestran la siguiente información:

RCONT75PAG53AA
 

Con base en lo anterior, la entidad inversora (ABC SAS) reconocerá inicialmente la adquisición de la asociada por su costo de adquisición.

RCONT75PAG53B
 

De los requerimientos descritos arriba, se observa que no es suficiente con la información sobre el valor en libros de los activos y pasivos de la sociedad adquirida, por cuanto, por ejemplo, las propiedades, planta y equipo pueden estar medidas utilizando un modelo de costo. Se requiere entonces, que a efectos de la adquisición de asociadas se identifiquen los valores razonables de los activos netos adquiridos (activos menos pasivos).

Supongamos entonces que los siguientes son los valores razonables de los activos y pasivos de la sociedad participada (ZZZ LTDA).

RCONT75PAG54
 

Si el valor razonable de los activos adquiridos es $ 1.500 y el valor razonable de los pasivos asumidos es de $ 200, esto quiere decir que la participación adquirida medida como los valores razonables de activos y pasivos es de $ 390 (($ 1.500 - $ 200) x 30%).

La compañía entonces identifica:

a. Los ajustes de valor razonable. Por valor de $ 150 ($ 500 x 30%). En este caso, corresponden a la diferencia entre el valor en libros de las propiedades, planta y equipo según los estados financieros de ZZZ LTDA ($ 1.000) y la identificación de su valor razonable al momento de la adquisición de la inversión, ($ 1.500), multiplicada por el porcentaje de participación adquirido (30%).

Visto de otra manera, los ajustes de valor razonable son la diferencia entre el valor en libros de la participación adquirida = $ 240 ($ 800 x 30%), comparado con la participación adquirida medida al valor razonable de activos y pasivos = $ 390 ($ 1.300 x 30%), es decir $ 150.

Vale la pena mencionar que los ajustes de valor razonable solamente los identifica la compañía adquiriente (ACB SAS en este caso) a efectos del tratamiento contable que debe darle a la inversión, utilizando el método de la participación. La entidad asociada, ZZZ LTDA, mantiene sus elementos de propiedades, planta y equipo por el valor en libros, esto es $ 1.000.

b. Teniendo en cuenta lo descrito anteriormente, debe identificarse la plusvalía implícita, la cual corresponde al exceso de valor pagado con relación a la participación adquirida, medida esta última como el valor razonable de los activos menos los pasivos de la entidad participada:

De acuerdo con la información proporcionada, la entidad inversora (ABC SAS) pagó $ 2.000 por el 30% de los activos menos los pasivos de la asociada (ZZZ LTDA), que medidos a valor razonable suman $ 390. Por tanto, ABC SAS posee en esta operación una plusvalía implícita de $ 1.610 ($ 2.000 - $ 390).

En resumen, puede decirse que la sociedad inversora pagó $ 2.000, los cuales corresponden a:

RCONT75PAG55
 

Estos tres componentes quedan incluidos en el costo de la inversión en la asociada, por lo que no se requieren ajustes contables adicionales, aunque los autores recomiendan que cada elemento se contabilice en una cuenta auxiliar separada para lograr un adecuado control y facilitar la medición posterior.

El reconocimiento de la plusvalía implícita y los ajustes del valor razonable se desprenden de los requerimientos del párrafo 14.8(c) de la NIIF para las Pymes.

El apartado siguiente tratará el tema de la medición posterior del método de participación patrimonial.

3. Medición posterior

Por lo menos al cierre de cada período se requiere que la entidad inversora reconozca los cambios patrimoniales sufridos por la entidad participada (después de la adquisición), como ajustes al valor en libros de la inversión que inicialmente se reconoció.

a. Cambios patrimoniales en la asociada debido a sus resultados 

La entidad inversora reconocerá la participación en el resultado neto del ejercicio de la asociada como un ajuste al valor en libros de la inversión y un ingreso o gasto en el período, dependiendo del resultado de la participada. El objetivo de medición es reconocer la variación patrimonial generada por los resultados del ejercicio, de manera que, si la entidad asociada obtiene en el ejercicio una utilidad neta (lo cual incrementa su patrimonio), la inversora reconocerá un aumento del valor en libros y un ingreso dentro de su resultado neto.

En este punto, toman relevancia los ajustes de valor razonable y plusvalía implícita.

La norma contable requiere que la participación en el resultado de la asociada se ajuste por (ver NIIF para las Pymes, párr. 14.8(c)):

— Efectos de los ajustes de valor razonable, de manera que, el gasto por depreciación sea consistente con el valor razonable de los activos en el momento de la adquisición (no con el valor en libros); por tanto, la entidad ajustará el resultado de la asociada con el ajuste en el gasto por depreciación que se deriva de los ajustes de valor razonable.

— Amortización de la plusvalía implícita. La plusvalía implícita reconocida en el momento de la adquisición se considera un activo intangible de la asociada y de acuerdo con la norma contable para Pymes, tal plusvalía debe amortizarse con cargo a resultados. Por lo tanto, como sucede con los ajustes de valor razonable, para la aplicación del método de participación, se ajustará el resultado de la asociada con la amortización de la plusvalía implícita que surge en la adquisición de la inversión.

Continuando con el ejercicio del apartado anterior referido a la medición inicial, supóngase que, al cierre del ejercicio, la asociada (ZZZ LTDA) presenta la siguiente información financiera:

RCONT75PAG56
 

RCONT75PAG57A
 

RCONT75PAG57B
 

Inicialmente, en virtud de la aplicación del método de la participación, la entidad debería reconocer $ 810, es decir el 30% del valor de la utilidad que ascendió a $ 2.700, como un mayor valor de la inversión y un ingreso en el resultado por la aplicación del método de la participación.

Sin embargo, la entidad inversora (ABC SAS) debe ajustar su participación en el resultado de la asociada de $ 810 por los efectos de:

— Ajustes de valor razonable: de manera que el gasto por depreciación se base en los valores razonables de la propiedad planta y equipo en el momento de la adquisición ($ 1.500) y no en los valores en libros de la asociada ($ 1.000). Por lo tanto, la depreciación calculada sobre esta base es de $ 150 ($ 1.500 / 10 años - depreciación línea recta), que contrastada con la depreciación reconocida en libros por la asociada (ZZZ LTDA) de $ 100, genera un ajuste de $ 50. Este valor multiplicado por el 30% de participación supone que el mayor gasto por depreciación atribuible a la inversora es de $ 15.

— Amortización de la plusvalía implícita: Suponiendo una vida útil de 10 años(3), el valor de la amortización atribuible a la inversora sería $ 161 ($ 1.610 / 10).

Por tanto, la entidad debe ajustar el resultado de la asociada así:

RCONT75PAG58A
 

NOTA: Los valores correspondientes a ajustes del valor razonable y amortización de la plusvalía restan del valor de la participación en el resultado de la participada porque la entidad inversora debe ajustar ese resultado como si la participada hubiera realizado la depreciación de sus propiedades, planta y equipo al valor razonable, o como si hubiera amortizado ese activo intangible que se supone es la plusvalía implícita. En este caso, ambos valores corresponderían a un mayor gasto en ZZZ LTDA, por lo que ABC SAS debe disminuir el resultado de su participación.

Debe tenerse claro que los ajustes anteriores se hacen solamente para efectos de la determinación del resultado del período que incorpora la sociedad inversora (ABC SAS). Esto NO implica que en los libros contables de la asociada (ZZZ LTDA) se incorpore algún reconocimiento contable.

Por tanto, la entidad inversora (ABC SAS) reconocerá su participación en la utilidad (ajustada) de la asociada así:

RCONT75PAG58B
 

Luego de esto, el valor en libros de la inversión en asociadas sumará $ 2.634, lo cual corresponde a:

RCONT75PAG58C
 

Nótese entonces que, en este caso, el valor del activo en la sociedad inversora es consistente con el valor de la participación en el patrimonio de la asociada, más los ajustes de valor razonable y la plusvalía implícita pendientes de depreciar y amortizar.

b. Eliminaciones a realizar del resultado de la asociada 

Al igual que en los procedimientos que deben realizarse en la consolidación de estados financieros, la entidad eliminará del resultado del período de la asociada cualquier utilidad o pérdida no realizada, por transacciones desde y hacia la sociedad inversora (descendentes y ascendentes) (Ver NIIF para las Pymes, párr. 14.8(e)).

Ejemplo: 

Suponga que una entidad asociada vende a su inversora un inventario cuyo costo es de $ 1.000. El precio de venta es de $ 1.500. La entidad inversora posee el 40% de participación en la propiedad de la asociada. La sociedad inversora mantiene aún los inventarios adquiridos a su asociada en sus estados financieros.

Dado que la entidad asociada ha incorporado en sus resultados una ganancia no realizada de $ 500 ($ 1.500 - $ 1.000), a efectos de la aplicación del método de la participación, el 40% de dicha utilidad (que corresponde a la porción atribuible a la inversora) debe eliminarse del resultado de la asociada. Así la entidad inversora eliminaría $ 200 ($ 500 x 40%) a dicha utilidad, lo que disminuiría el valor en libros de la inversión.

Alternativamente, la sociedad inversora podría efectuar la eliminación de esta utilidad contra el importe en libros de los inventarios y no contra el valor de la inversión, por cuanto los inventarios de la entidad inversora son los que contienen la utilidad no realizada.

Si la entidad inversora hubiera vendido en su totalidad los inventarios, no sería necesario efectuar algún ajuste por cuanto la utilidad ya se habría realizado totalmente con entidades externas.

c. Disminución del patrimonio de la asociada por distribución de dividendos 

Los dividendos decretados por la asociada se reconocen como una disminución del valor en libros de la inversión en la sociedad inversionista, así como la correspondiente cuenta por cobrar. Lo anterior se explica porque los dividendos decretados reducen el patrimonio de la asociada.

d. Otras variaciones patrimoniales 

El método de participación requiere que la sociedad inversora reconozca todas las variaciones patrimoniales de la asociada. Ya se han abordado las más importantes, como aquellas variaciones que provienen del resultado del ejercicio de la asociada o de la distribución de dividendos desde la asociada a la inversora. Sin embargo, puede existir otro tipo de variaciones, por ejemplo, si la asociada contabilizó en el patrimonio un superávit por revaluación de sus elementos de propiedades, planta y equipo, la sociedad inversora contabilizará la proporción de este ajuste como un aumento de la inversión y el correspondiente incremento patrimonial.

Finalmente, la entidad inversora deberá verificar si existen indicios de deterioro según la sección 27 de la NIIF para las Pymes y de ser así, efectuar las correspondientes pruebas por deterioro y los ajustes respectivos a la inversión.

Conclusiones

El método de participación patrimonial es una de las opciones que presenta la NIIF para las Pymes (grupo 2), como política contable para la medición de cierto tipo de inversiones, como las inversiones en asociadas o las inversiones en entidades controladas conjuntamente. También aplica, para la preparación y presentación en los estados financieros separados de las matrices de sus inversiones en subsidiarias.

Así mismo, la utilización del método de participación bajo los nuevos marcos contables de información financiera anexos al DUR 2420 del 2015, en particular para este escrito los del anexo 2 de ese DUR, que incorpora el marco contable del grupo 2 (NIIF para las Pymes), supone retos importantes relacionados tanto con la medición inicial como posterior de las inversiones sujetas a este método, con lo cual se puede concluir que existen diferencias significativas con los procedimientos tradicionales que se aplicaban en el método de participación descrito bajo el marco del Decreto 2649 de 1993, (principios de contabilidad generalmente aceptados antes de la entrada en vigencia de los decretos reglamentarios de la Ley 1314 del 2009, y hoy compilados en el DUR 2420, ya mencionado).

Aspectos como la determinación de la plusvalía implícita, la cual se calcula a partir de los valores razonables de los activos adquiridos y los pasivos asumidos en la operación de adquisición de la inversión, así como los procedimientos de ajustes del resultado de la participada teniendo en cuenta esos mismos valores razonables, son aspectos que no se contemplaban en el marco contable anterior y que además de ser novedosos implican, en algunos casos, unos altos niveles de complejidad para la aplicación del método de participación.

Lo anterior resalta la necesidad de lograr una alta comprensión del estándar para Pymes por parte de los preparadores de la información financiera, así como de los encargados del aseguramiento de esa información, con el fin de brindar a los usuarios de los estados financieros cifras razonables de la situación financiera de la entidad inversora.

Bibliografía

ERNST & YOUNG. (2017) International GAAP 2017. Chapter 31 Volume 2. Wiley. United Kingdom.

MARÍN, J., SALAZAR, C. y SALAZAR, E. (2018) Contabilidad financiera para pequeñas y medianas empresas; Segunda edición, Legis Editores, Bogotá, Colombia.

PRICEWATERHOUSECOOPERS LLP. (2017) Manual of Accounting IFRS 2017. Tolley, Great Britain.

(1) El presente artículo incorpora algunos extractos de los textos y ejemplos del capítulo XIII del libro Contabilidad financiera para pequeñas y medianas empresas, editado por Legis Editores S.A. (2018).

(2) Aplicando los mismos requerimientos de medición establecidos para las combinaciones de negocios (ver Capítulo XVII, Grupos económicos, de la publicación impresa Contabilidad financiera para pequeñas y medianas empresas, segunda edición de Legis Editores S.A.).

(3) Véase el capítulo X, Activos intangibles, distintos a la plusvalía de la publicación impresa Contabilidad financiera para pequeñas y medianas empresas, segunda edición de Legis Editores S.A., sobre la amortización de activos intangibles. Igualmente se sugiere consultar los párrafos 19.23 y 18.20 de la NIIF para las Pymes.