El proyecto de distribución de utilidades como herramienta de planeación fiscal

Revista Nº 45 Ene. Mar. 2011

Fernando Gómez Villarraga 

(Colombia) 

Contador público 

Ingeniero químico 

Especialista en Gerencia y Administración Tributaria 

M. Sc. in Nanotechnology 

Ph. D. student in Chemistry 

A mis fantasmas y demonios 

Introducción

El proyecto de distribución de utilidades, usualmente, se limita a establecer las utilidades y su distribución una vez deducida la suma calculada para el pago del impuesto sobre la renta. Sin embargo, al elaborar el proyecto, se pueden incluir beneficios fiscales que promueven la capitalización de las empresas, dando el carácter de ingreso no gravado a las utilidades que reciben los inversionistas. Como estas capitalizaciones incrementan tanto el patrimonio de la empresa como el del accionista (aumento de la inversión en la sociedad), ya que este aumento patrimonial es catalogado por la normativa fiscal como ingreso no gravado, la toma de decisiones que asegura la permanencia de estos recursos en la empresa es estimulada.

Gracias a que la creación de valor está asociada con la optimización de los recursos financieros, la planeación fiscal, actualmente, se ha configurado como una herramienta de la administración que genera beneficios económicos sin perjuicio de la hacienda pública. De hecho, se utilizan opciones que el mismo fisco ofrece y que hacen parte de políticas públicas que pretenden fortalecer el andamiaje empresarial.

Este artículo hace un breve recuento del proyecto de distribución de utilidades y del concepto de capitalización. Posteriormente, presenta algunas de las capitalizaciones no gravadas (ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional) para los socios o accionistas contenidas en el estatuto tributario y presenta cuatro alternativas de proyecto de distribución, en el primero no se incluyen beneficios fiscales (representa el proyecto convencional) en las tres siguientes se incorporan beneficios fiscales que difieren en la forma de aplicación. Cada alternativa presenta montos y distribuciones diferentes para el ingreso gravado y no gravado. Adicionalmente, se incluye la doctrina relacionada con la capitalización tanto del superávit por valorizaciones como de la reserva proveniente de la aplicación de sistemas especiales de valorización de inversiones y la referida al tratamiento del valor de los aportes reembolsados o restituidos a los socios, como resultado de la disminución del capital de la sociedad o de su liquidación.

1. El proyecto de distribución de utilidades

El artículo 446 del Código de Comercio establece:

“La junta directiva y el representante legal presentarán a la asamblea, para su aprobación o improbación, el balance de cada ejercicio, acompañado de los siguientes documentos:

(...).

2. Un proyecto de distribución de utilidades repartibles, con la deducción de la suma calculada para el pago del impuesto sobre la renta y sus complementarios por el correspondiente ejercicio gravable;

(...)”.

El artículo 46 de la Ley 222 de 1995 indica:

“Rendición de cuentas al fin de ejercicio. Terminado cada ejercicio contable, en la oportunidad prevista en la ley o en los estatutos, los administradores deberán presentar a la asamblea o junta de socios para su aprobación o improbación, los siguientes documentos:

(...).

3. Un proyecto de distribución de las utilidades repartibles.

(...)”.

El proyecto de distribución descuenta de las utilidades netas las apropiaciones correspondientes para determinar las utilidades distribuibles. Adicionalmente, establece la forma y oportunidad del pago de las utilidades. La normativa presenta alternativas que estimulan fiscalmente la capitalización de las empresas e incorporan beneficios. En el proyecto, se pueden plantear estrategias financieras que mejoren las utilidades distribuibles y su carácter fiscal (sean gravadas o no) optimizando el flujo de efectivo y la competitividad empresarial.

Usualmente, el proyecto de distribución de utilidades solamente incorpora la determinación y distribución de utilidades, omitiendo las posibilidades de planeación fiscal que le pueden ser aplicables. Algunos beneficios o una combinación de ellos pueden ser aplicables al momento de realizar el proyecto de distribución, dependiendo de su aplicación o no se obtienen escenarios diferentes que proporcionan posibles cursos de acción a la administración, algunas posibilidades se presentan en el desarrollo del caso práctico. En el planteamiento del ejercicio, se han tomado en cuenta los estímulos fiscales asociados a la capitalización de las empresas, esto permite racionalizar la carga tributaria, entendida como el importe mínimo exigible al contribuyente bajo la normativa fiscal imperante.

2. Capitalización de utilidades (concepto)

El procedimiento de capitalización de utilidades, desde el punto de vista contable, consiste en la reclasificación de las utilidades por destinación específica con fines de incrementar el capital social, las reservas o enjugar pérdidas, dando cumplimiento a las decisiones de la asamblea general de accionistas o de los órganos competentes, a través del proyecto de distribución de utilidades aprobado, lo que significa incrementar la capacidad operativa y financiera de la institución (CGN 2000).

3. Capitalizaciones no gravadas

Las capitalizaciones no gravadas (ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional) para los socios o accionistas, contenidas en el artículo 36-3 del estatuto tributario, corresponden a:

• “La distribución de utilidades en acciones o cuotas de interés social, o su traslado a la cuenta de capital, producto de la capitalización de la cuenta de revalorización del patrimonio, de la reserva de que trata el artículo 130 [constitución de reserva cuando la deducción fiscal por depreciación es mayor a la registrada en el estado de resultados] y de la prima en colocación de acciones”.

• “En el caso de las sociedades cuyas acciones se cotizan en bolsa, tampoco constituye renta ni ganancia ocasional la distribución en acciones o la capitalización de las utilidades que excedan de la parte que no constituye renta ni ganancia ocasional de conformidad con los artículos 48 [las participaciones y dividendos] y 49 [determinación de los dividendos y participaciones no gravados]”.

• “Las reservas provenientes de ganancias exentas, o de ingresos no constitutivos de renta o de ganancia ocasional, que la sociedad muestre en su balance de 31 de diciembre del año inmediatamente anterior al gravable, podrán ser capitalizadas y su reparto en acciones liberadas será un ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional para los respectivos socios o accionistas”.

4. Caso práctico

A continuación, se presenta un proyecto de distribución de utilidades típico de una sociedad cuyas acciones cotizan en bolsa para los años n y n + 1. En este proyecto de distribución no se ha considerado la aplicación adicional de beneficios fiscales (opción 1).

REVISTA45PAG205.JPG
 

 

 

 

En esta opción, se descuentan de las utilidades netas las apropiaciones correspondientes a la provisión para el impuesto de renta y la reserva legal, con el fin de determinar las utilidades distribuibles. Las utilidades son distribuidas en efectivo.

Los aspectos fiscales relacionados con el proyecto son los siguientes:

REVISTA45PAG205-1.JPG
 

 

 

A la reserva legal se le ha dado el carácter de gravada, el carácter fiscal de los dividendos es el siguiente:

 

REVISTA45PAG207.JPG
 

 

 

Los dividendos han sido distribuidos totalmente en efectivo, pero cuentan con una parte gravada.

En la situación anterior, las reservas tienen el carácter de gravadas. No obstante, a la reserva legal y a los dividendos gravados se les puede dar el carácter de no gravados, si se replantea el proyecto de distribución de la siguiente manera (opción 2).

REVISTA45DIBUJO9.JPG
 

 

En esta opción, se descuentan de las utilidades netas las apropiaciones correspondientes a la provisión para el impuesto de renta y la reserva legal, con el fin de determinar las utilidades distribuibles. Las utilidades son distribuidas en efectivo y en acciones.

A la reserva legal se le ha dado el carácter de no gravada, el carácter fiscal de los dividendos es el siguiente:

 

REVISTA45DIBUJO10.JPG
 

 

 

Los dividendos se han distribuido en efectivo y en acciones, y no cuentan con una parte gravada.

A continuación, se replantea el proyecto de distribución anterior utilizando otra combinación de beneficios tributarios (opción 3).

 

REVISTA45PAG207-1.JPG
 

 

 

 

En esta opción, se descuentan de las utilidades netas las apropiaciones correspondientes a la provisión para el impuesto de renta, la reserva legal y las reservas provenientes de ganancias exentas, o de ingresos no constitutivos de renta o de ganancia ocasional, con el fin de determinar las utilidades distribuibles. Las utilidades son distribuidas en efectivo y en acciones.

A las reservas se les ha dado el carácter de gravadas, el carácter fiscal de los dividendos es el siguiente:

REVISTA45PAG208.JPG
 

 

 

 

 

Los dividendos se han distribuido en efectivo y en acciones, y no cuentan con una parte gravada.

En la situación anterior, las reservas tienen el carácter de gravadas. Las reservas provenientes de ganancias exentas, o de ingresos no constitutivos de renta o de ganancia ocasional, pueden conservar el carácter de gravadas, no es necesario darle el carácter de no gravadas a las reservas ya que pueden ser capitalizadas en el período siguiente otorgándoles el carácter de no gravadas (capitalización no gravada). A la reserva legal se le puede dar el carácter de no gravada, si se replantea el proyecto de distribución de la siguiente manera (opción 4).

 

REVISTA45PAG208-1.JPG
 

 

 

REVISTA45PAG209.JPG
 

 

 

En esta opción, se descuentan de las utilidades netas las apropiaciones correspondientes a la provisión para el impuesto de renta, la reserva legal y las reservas provenientes de ganancias exentas, o de ingresos no constitutivos de renta o de ganancia ocasional, con el fin de determinar las utilidades distribuibles. Las utilidades son distribuidas en efectivo y en acciones.

La reserva legal tiene el carácter de no gravada. El carácter fiscal de los dividendos es el siguiente:

REVISTA45PAG209-2.JPG
 

 

 

 

Los dividendos se han distribuido en efectivo y en acciones, y no cuentan con una parte gravada.

Se han planteado cuatro cursos de acción a partir de la misma situación (opciones 1-4) y se han obtenido diferentes esquemas para el monto, la distribución y el carácter fiscal de los dividendos.

REVISTA45PAG210.JPG
 

 

 

En la primera opción, se obtiene la mayor cantidad de dividendos en efectivo, pero existe una parte gravada. En las tres opciones restantes, la totalidad de los dividendos no está gravada y se reciben tanto en efectivo como en acciones. En la tercera opción, en donde la reserva legal conserva el carácter de gravada, se reciben mayores dividendos en efectivo respecto a la segunda y a la cuarta opción. En estas opciones, el hecho de que la reserva legal no esté gravada origina menores dividendos en efectivo. Cabe anotar que el nivel de dividendos y el carácter fiscal dependen de la opción elegida, si se desea distribuir la mayor cantidad de dividendos (y que sea en efectivo) una fracción de la distribución estaría gravada (opción 1). Por otra parte, si se distribuyen dividendos no gravados en su totalidad, se podría recibir un menor monto (opciones 3 y 4) y una parte correspondería a acciones. En el caso práctico, solo se presentan algunas posibilidades y se ilustra sobre la manera de utilizar las disposiciones legales para crear escenarios útiles en la planeación tributaria.

5. Doctrina relacionada con otros aspectos de las capitalizaciones

A continuación, se presenta la doctrina relacionada con la capitalización del superávit por valorizaciones y la reserva proveniente de la aplicación de sistemas especiales de valorización de inversiones; así como con el tratamiento del valor de los aportes reembolsados o restituidos a los socios, como resultado de la disminución del capital de la sociedad o de su liquidación.

Las normas técnicas relativas al patrimonio público y las dinámicas de las cuentas de capital fiscal (3208) y superávit por valorizaciones (3240) no contemplan procedimiento alguno para registrar el traslado de los saldos entre estas cuentas, dado que, desde el punto de vista conceptual, las valorizaciones no corresponden a una transacción real, sino a una expectativa de realización, que se materializa o se reconoce como un incremento patrimonial en el momento de realizarse el bien. Por lo tanto, no es procedente realizar este registro para capitalizar la entidad (CGN 2004).

“… si la capitalización de la reserva proveniente de la aplicación de sistemas especiales de valorización de inversiones, la hace una sociedad cuyas acciones se cotizan en bolsa, la totalidad de la utilidad distribuida se considera no constitutiva de renta ni ganancia ocasional, en caso distinto se aplicará la fórmula consagrada en los artículos 48 y 49 del estatuto tributario…” (DIAN 2008).

“… El valor de los aportes reembolsado o restituido a los socios, como resultado de la disminución del capital de la sociedad o de su liquidación no es, conforme a las normas generales del impuesto sobre la renta, un ingreso gravable (...).

En términos generales, la disminución de capital de una sociedad implica la restitución a los socios de una parte de los aportes efectuados y, por ende, la reducción del monto de su inversión, sin que tal restitución genere un incremento patrimonial para los accionistas, ya que estos simplemente reciben el pago de una cuenta por cobrar que ya existe en su patrimonio (…).

Sin embargo, cuando la disminución de capital está precedida de la capitalización de utilidades o de la capitalización de las cuentas que señala el artículo 36-3 del estatuto tributario, si la disminución afecta el valor de tales capitalizaciones, el monto que reciban los inversionistas a título de restitución de aportes es ingreso gravable para ellos, en la parte que corresponda al valor de las capitalizaciones afectadas con la reducción de capital” (DIAN 2006).

Conclusiones

El proyecto de distribución de utilidades hace parte de los documentos que por disposición legal se deben preparar y presentar al término de cada ejercicio contable. El proyecto descuenta de las utilidades netas las apropiaciones correspondientes para determinar las utilidades distribuibles. Además, establece la forma y oportunidad del pago de utilidades. Usualmente, el proyecto omite las posibilidades de planeación fiscal que le pueden ser aplicables, a pesar de que en el documento se pueden incluir estrategias financieras que mejoren las utilidades distribuibles y su carácter fiscal (si son gravadas o no) optimizando el flujo de efectivo y la competitividad empresarial. Los beneficios fiscales aplicables promueven el fortalecimiento patrimonial de la empresa incentivando la capitalización.

La capitalización consiste en la reclasificación de las utilidades con fines de incrementar el capital social, las reservas o enjugar pérdidas, dando cumplimiento a las decisiones de la asamblea general de accionistas u otros órganos competentes.

Las principales capitalizaciones no gravadas (ingreso no constitutivo de renta ni de ganancia ocasional) para los socios o accionistas corresponden a la capitalización de utilidades o a la capitalización de las cuentas que señala el artículo 36-3 del estatuto tributario.

Los anteriores beneficios se han incluido o no en el desarrollo del caso práctico, en la opción 1 no se han considerado y en las opciones 2, 3 y 4 se han incluido y difieren en la forma de aplicación. A partir de la misma situación, se han obtenido diferentes esquemas para el monto, distribución y carácter fiscal de los dividendos.

No es procedente realizar el traslado del superávit por valorizaciones para capitalizar una entidad. Se aplica la fórmula consagrada en los artículos 48 y 49 del estatuto tributario para determinar el carácter de la capitalización de la reserva proveniente de la aplicación de sistemas especiales de valorización de inversiones. El valor de los aportes reembolsados o restituidos a los socios, como resultado de la disminución del capital de la sociedad o de su liquidación, no es un ingreso gravable.

Bibliografía

Código de Comercio de Colombia, artículo 446.

CONGRESO DE COLOMBIA (1995) Ley 222, artículo 46.

CONTADURÍA GENERAL DE LA NACIÓN, CGN (2000) Concepto 24774 de octubre 9, capitalización de utilidades.

— (2004) Concepto 44672 de mayo 27, capitalización del superávit por valorización.

DIRECCIÓN DE IMPUESTOS Y ADUANAS NACIONALES DE COLOMBIA, DIAN (2006) Concepto 4388 de enero 16.

— (2008) Concepto 52808 de mayo 27.

Estatuto tributario de Colombia, artículos 36-3, 48, 49, 130.