Fusiones y adquisiciones de empresas en México. Un estudio empírico(1)-(2)

Revista Nº 36 Oct.-Dic. 2008

Nazlhe Faride Cheín Schekaibán* 

Jesús Tanguma** 

Gregorio Labatut Serer*** 

*Doctora en Contabilidad 

Universidad de Valencia, España 

Profesora investigadora 

Universidad Autónoma de Tamaulipas, México. 

**Ph.D. College of Business Administration University of Texas-Pan American, 

Edinburg, Texas, USA. 

***Doctor en Contabilidad 

Universidad de Valencia, España 

Introducción

Actualmente las fusiones y adquisiciones de empresas (F&A) son una forma de crecimiento y reorganización que intenta, a nivel internacional, lograr la eficiencia y competencia que un entorno global demanda, y al mismo tiempo, obtener cambios en la estructura de la organización.

Las F&A reúnen aspectos económicos tales como la valoración y canje de las acciones, el beneficio por la rentabilidad generada, los beneficios tributarios por compensaciones de pérdidas fiscales de las empresas adquiridas, que incentivan y atraen a los inversionistas.

Para reflejar tales aspectos se deben considerar los cambios en la normativa internacional, que surge a partir de la armonización contable promovida por el International Accounting Standard Board (IASB)(3), y la necesidad de establecer las bases para la presentación de estados financieros que respondan al principio contable de imagen fiel, además de facilitar la comparabilidad (Horno 2004; Rossi y Volpin 2004; Giner 2003; García y Zorio 2002; Giner et ál., 1999; García 1997).

Este movimiento ha provocado importantes cambios internos dentro de la normativa contable de cada país. Actualmente se ve la tendencia a homologar la normativa fiscal interna con la normativa contable internacional, tratando de disminuir en cierto grado las discrepancias que surgen entre estas dos (Fernández R. 2004, 2001; Fernández y Martínez 2000; Labatut y Llombart 1996).

Además de esto, desde el ámbito contable se han generado estudios sobre la sinergia que provocan las F&A. El crecimiento que proviene de dicho proceso resulta de una mayor rentabilidad económico-financiera. Estos beneficios incrementan el interés de los accionistas por acceder a economías de escala a corto plazo, con seguridad y menor inversión (Lambrecht 2004; Billet et ál. 2004; Rossi y Volpin 2004; Shleifer y Vishny 2003; Chen 2001; Lozano Fuentes 2003; Serra et ál. 2001).

Por otra parte, existen estudios sobre la presión fiscal que soportan las empresas, en los cuales se ha empleado el ratio conocido como Tipo Impositivo Efectivo Medio (TIE) (Labatut y Molina 2004; Jacobs y Spengel 2000; Gupta y Newbery 1997), que es el que mayormente se ha utilizado en este sentido para estudiar los efectos impositivos, obteniendo resultados satisfactorios.

Así entonces, con las nuevas condiciones de la economía creadas en México luego de las reformas, se realizaron cambios a la Ley de Inversión Extranjera; primero, promulgando una nueva ley en diciembre de 1993, y luego mediante reformas a la misma por decreto, en diciembre de 1996, enero de 1998 y enero de 1999. Como parte de esos cambios, se establecieron disposiciones relativas a la participación de la inversión extranjera en áreas específicas.

Para ilustrar lo anterior se presenta la siguiente tabla:

Tabla 1
Políticas para el cambio en las condiciones de competencia
Patrones de política para promover nuevas formas de competencia1983/1985-861986/19951995 en adelante
Bases para una nueva forma de competenciaProfundización del cambio en las formas de competenciaAdministrar crisis preservando los cambios estructurales
Precios macroeconómicosTipo de cambioPeso subvaluado inestable/tipo exportadorPeso sobrevaluado estable/tipo importadorPeso sobrevaluado e inestable/tipo importador
Tasa de interésAlta en términos reales en pesos y en dólaresAlta en términos reales en pesos y en dólaresAlta en términos reales en pesos y en dólares
InflaciónAlta y crecienteBaja y decreciente/pactos de estabilizaciónEstable con tendencia a crecer/se abandonan de pactos
SalariosFuerte baja inicial y luego caída gradualFuerte baja inicial y luego caída sostenidaFuerte baja
Gobierno y finanzas públicasPresupuesto públicoDeficitarioSuperavitario/programas sociales compensatoriosFuertes recortes presupuestales y tendencia al déficit
Participación en la producciónSe reduceSe reduce sustancialementeContiúa reduciéndose
Regulación de mercado internoContinuaLiberación y desregulación mercado internoSe mantienen las medidas
Balanza comercialSuperavitarioCrecientemente deficitariaCrecientemente deficitaria
Sector externoDeuda externaServicio crecienteServicio estabilizado con negociación BradyFuerte impacto por la crisis de Tesobonos
Flujo de capitales externosMoratoria de hecho/salida de capitalesRetorno a mercados financieros internacionalesSe preserva la permanencia en los mercados internacionales
Regulación del comercio exteriorSe mantiene el proteccionismoApertura externa unilateral, entrada al GATT(4), Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC)Entra en operación el TLC y se enfrentan litigios con EE.UU. Continúa la estrategia de inserción internacional por la vía de tratados de libre comercio
Fuente: Garrido C., 2001.

 

A raíz de esto, en los últimos años México ha encabezado la lista de los países con mayor numero de F&A en Latinoamérica, habiendo alcanzado cifras record en este renglón. De las 40 F&A llevadas a cabo en 2004, el 28% se realizaron en México y el 13% fueron hechas por empresas mexicanas (KPMG, 2005). Los empresarios mexicanos han hecho inversiones tanto en países del sur del continente como dentro de los Estados Unidos de Norteamérica (EE.UU.) y de Europa.

Este trabajo está conformado por cinco apartados, presentando en primer término los objetivos, en el segundo, un marco teórico sobre las concentraciones de empresas, posteriormente la metodología, después se realiza el análisis de los resultados y por último las conclusiones de este estudio.

1. Objetivos

1.1. Objetivo general

El presente estudio tiene como objeto conocer los efectos económicos, financieros y fiscales derivados de los procesos de F&A de las sociedades anónimas efectuados en México a partir de la base de datos Thomson One Banker, y evaluar si ha habido un cambio significativo.

Para tal efecto se han tomado como datos los resultados de las empresas cinco años antes y cinco años después del proceso de fusión, en un periodo que comprende desde el año de 1987 a 2005.

Este estudio se desarrolla con el empleo de dos test estadísticos: el análisis paramétrico de comparación de medias para muestras relacionadas (t-student) y el análisis no paramétrico de Mann Whitney. Esta elección está hecha en función de que las características y tamaño de los datos que se han manejado aconsejan la utilización de ambos. Así, el test de Mann Whitney se considera útil para muestras pequeñas, pues puede emplearse con tamaños inferiores a 10; además ha sido probado con éxito en otros trabajos empíricos (Serra et ál. 2001; Apellániz et ál. 1999).

De este modo, el objetivo general del trabajo se centra en mostrar si el crecimiento de las empresas absorbentes dentro de los procesos de F&A está positivamente relacionado con el grado de sinergia económica, financiera y fiscal, analizando si existe una mayor o menor presión impositiva.

1.2. Objetivos específicos

A partir de este objetivo general se desprenden los siguientes objetivos empíricos específicos:

a) Determinar si ha habido cambio significativo en la rentabilidad económica de las empresas absorbentes en los procesos de F&A, considerando el ratio de rentabilidad económica.

b) Determinar si ha habido cambio significativo en la rentabilidad financiera de las empresas absorbentes en los procesos de F&A, considerando el ratio de rentabilidad financiera.

c) Determinar si ha habido cambio significativo en cuanto al endeudamiento de las empresas absorbentes en los procesos de F&A.

d) Determinar si ha habido cambio significativo en la presión fiscal de las empresas absorbentes en los procesos de F&A.

Visto esto se pasa a explicar el entorno de las diferentes formas de transacciones empresariales.

2. Concentracionesde empresas

Las concentraciones de empresas se llevan a cabo por la cesión de la titularidad de un negocio que una empresa hace a favor de otra. Tal cesión puede diferir; entre ellas se puede mencionar por ejemplo: la transferencia del negocio, de las participaciones sociales o las concentraciones contractuales.

Cabe mencionar que las concentraciones de empresas no siempre implican un acto mercantil de F&A; pueden ser la cesión de la titularidad de un negocio, de una sociedad a favor de otra, pudiendo adquirir una figura jurídica específica. Se tienen, entre otras, tres posibilidades de concentración empresarial: transferencia del negocio, transferencia de participaciones sociales y concentraciones contractuales. De cada una de ellas damos una breve explicación.

Transferencia del negocio: es la enajenación de parte o de la totalidad de los bienes del negocio a otro propietario sin modificación estatutaria del enajenante (Loring 1991).

Se puede considerar en este punto la adquisición de activos. Esta acción consiste en comprar los activos del vendedor, realizando el pago directamente a la empresa, no a sus accionistas, siendo esta transacción pagada con tesorería, acciones del comprador u otros títulos emitidos por este.

Aquí igualmente se podría incluir la adquisición por fusión, que, de acuerdo con la terminología contable, es “una operación por la cual una o varias sociedades transfieren a otra, como consecuencia de una disolución sin liquidación la totalidad de su patrimonio, activo y pasivo, mediante la atribución a sus accionistas, de acciones de la sociedad resultante”. Aunque en este caso la compañía vendedora desaparece como entidad independiente y, por la disolución, se modifica la situación jurídica del enajenante.

Transferencia de participaciones sociales: se presenta cuando se vende la participación en el negocio. Por ejemplo, cuando se venden las acciones de una sociedad, cambia el socio participante de la sociedad, pero no la sociedad en sí misma.

Como en este caso lo que se compran son las acciones de la empresa objetivo, que también pueden ser pagadas en forma de tesorería, acciones o cualquier otro título emitido por el comprador, el interesado puede adquirir solamente una parte de las acciones, pero las suficientes para poder influir en sus decisiones.

La adquisición de negocios por etapas hasta adquirir el control debe ser tratada por separado por el adquirente, ya que deben ser considerados los activos netos a adquirir por su valor razonable, además del costo de la transacción y la información del valor razonable a la fecha de cada compra (IMCP 2004).

Concentraciones contractuales: son las que se realizan mediante convenios, sean estos de índole comercial, administrativa, financiera o técnica. Las entidades jurídicas que se incluyan conservan su independencia en su personalidad jurídica y en su patrimonio propio. También pueden realizarse mediante un convenio de colaboración e intercambio de tecnología o actividades, sean de producción o distribución, naciendo así los casos de holding, consorcios, grupos de empresas, etc.

Con lo expuesto respecto a las concentraciones de empresas, pasamos a explicar algunas de las que se encuentran dentro de esta clasificación.

Se tiene, pues, que al pasar de los años se han creado varias formas legales de concentraciones de empresas, entre ellas se encuentran las F&A, “joint ventures” o negocios conjuntos, las compañías de doble negocio “dual listed company” o DLC, conocidas como fusiones virtuales y las asociaciones en participación, todas de influencia anglosajona.

Así entonces, se comentan las diferentes definiciones de las concentraciones de empresas y de las F&A, y las formas de crecimiento que pueden generarse de estas, ya que una finalidad de las F&A es precisamente el crecimiento. Al conocer los distintos tipos de concentraciones empresariales se pueden apreciar sus diferencias y cuál es la conveniencia de plegarse a la normativa que rige dentro de las F&A.

Joint ventures: conocidas como negocios conjuntos, las “joint ventures” son una operación en la que participan dos o más empresas, independientemente activas en el mercado, que se agrupan con los recursos necesarios para el desarrollo de una actividad económica común en el seno (eventualmente, pero no obligatoriamente) de una entidad separada (la llamada “empresa común”). Las empresas participantes ejercen un control conjunto sobre dicha actividad económica común. Estos requisitos aseguran que ningún participante, de forma aislada, esté en posición de controlar de modo unilateral la actividad desarrollada (IMCP 2004; Pauleau 2000).

Dentro de la normativa internacional están reguladas por la IAS 31, la cual reconoce tres tipos de negocios conjuntos: operaciones controladas conjuntamente, activos controlados conjuntamente y entidades controladas conjuntamente.

Dual listed company: otra concentración empresarial que se puede tomar como ejemplo y que se considera como F&A virtual, es la compañía de doble negocio “Dual Listed Company”, o DLC, por su nombre en inglés.

Estas empresas DLC intentan alcanzar los mismos resultados económicos derivados de una F&A, mientras se mantienen como empresas separadas legalmente, gobernadas por reglamentos distintos en cuanto a derechos y obligaciones (Krupsky 2004).

Las asociaciones en participación: en México son una fórmula de no muy nueva creación, sin embargo tienen beneficios importantes para los integrantes, además de ser parecidas a las fusiones virtuales.

Un tercer tipo de concentración empresarial son las llamadas F&A, que tienen como objetivo el crecimiento externo de las empresas para reforzar su presencia en los mercados nacionales, aprovechar las sinergias que se derivan de toda operación de este tipo, aumentar su potencial competitividad para llevar a cabo estrategias de internacionalización e incrementar su valor bursátil, superando así la medida de sus principales competidores, tratando de conseguir mejoras en la clasificación que efectúan las agencias internacionales de riesgo. Por todo esto y por ser el ámbito de referencia del presente trabajo, es en estas últimas donde ha de centrarse nuestro estudio.

Las F&A tienen, fundamentalmente, un fin de crecimiento, aprovechando las sinergias debidas a recursos humanos, instalaciones, líneas de distribución, tecnología e incluso la cartera de clientes, elementos difíciles de aprovechar cuando se trabaja de forma aislada en un entorno local.

2.1. Formas de crecimiento empresarial

Las formas de crecimiento son: crecimiento interno y externo a la empresa.

Crecimiento interno: estrategia desde el interior de la empresa que puede ser financiada con recursos propios o por aportaciones adicionales de los socios para una mejora de la producción, adquisición de tecnología, capacidad de distribución y ventas, etc.

Crecimiento externo: estrategia hacia fuera de la empresa, por medio de convenios, pactos o asociaciones, como las políticas de concentración de empresas mencionadas anteriormente, las F&A o cualquier otro tipo de cooperación o alianza de tipo contractual.

Mientras en el primero de los casos, el crecimiento puede presentarse de forma lenta, en el segundo los procesos permiten un crecimiento acelerado, disminuyendo tanto el tiempo empleado en la operación como los recursos financieros, propiciando así una empresa con mayor poder competitivo.

Si en principio se considera a la empresa como un ente que propicia un beneficio razonable a su o sus propietarios, no se puede dejar de lado que lo que mueve a los inversionistas, además, es la consolidación de la empresa como tal y su firme asentamiento dentro del mercado para garantizar su permanencia, y así poder hacer frente a los competidores dinámicos, además de asimilar nuevas ideas que permitan la innovación técnica de la empresa (Escobar et ál. 2001; Vela et ál. 1991).

2.2. Fusiones y adquisiciones

Con lo visto anteriormente, se presenta como referencia una definición de lo que, de acuerdo con Morales (1999), se considera una F&A: “Una entidad transmite, como consecuencia y en el momento de su disolución sin liquidación, el conjunto de su patrimonio social a la entidad que es titular de la totalidad de los valores representativos de su capital social”.

En esta definición se observa, o bien la posibilidad de que subsista una de las empresas fusionadas, o bien la creación de una nueva empresa, indicando además la ventaja de dar el paso hacia la disolución pero no hacia la liquidación (Goxens et ál. 2001; Morales 1999; Burgos et ál. 1990; Álvarez 1989). Así, la transmisión de los derechos y obligaciones de las empresas y la intención de no desaparecer como tal, permite el mantener las plazas laborales o por lo menos disminuir la posibilidad del cierre total.

2.3. Clases de fusiones

Desde el punto de vista jurídico las fusiones se pueden clasificar como sigue:

Fusión por absorción o incorpora

ción: una o más unidades económicas son disueltas sin liquidación, siendo sus patrimonios absorbidos o integrados en una sociedad ya existente. Los socios de las entidades disueltas pasan a incorporarse a la sociedad absorbente. Esta operación es frecuente cuando la absorbente tiene mayor dimensión económica que la absorbida.

Fusión por creación de una nueva sociedad: exige la disolución sin liquidación de las empresas fusionadas y su integración en una única entidad, pasando los socios de las empresas disueltas a integrarse en la nueva compañía. Suele producirse entre empresas de la misma dimensión (Apellániz et ál. 2000; Rivero 1995; Álvarez 1991).

2.4. Formas de fusiones

Las fusiones pueden clasificarse en cuatro tipos: a) horizontales, b) verticales, c) diversificadas o conglomeradas y d) concéntricas. Desde la perspectiva económica se definen así:

Las fusiones horizontales son las agrupaciones de empresas que obtienen productos iguales o similares y operan en los mismos mercados. Con esta operación, se elimina competencia, se aumenta la cuota de ventas y se podrían obtener efectos sinérgicos positivos.

Las fusiones verticales son las llevadas a cabo entre empresas que operan en distintos procesos de la misma actividad productiva. También en este caso la unión puede producir sinergia positiva.

En las fusiones diversificadas se constituye un conglomerado de empresas, es decir, se adquieren empresas que fabrican productos diferentes y actúan en mercados distintos.

Las fusiones concéntricas se producen entre firmas que de alguna manera están relacionadas entre sí (Morales 1999; Rivero 1995; Lorig 1991).

Es posible que las F&A de las empresas conlleven una serie de ventajas, tales como la existencia de organizaciones, producciones en marcha, tecnologías comprobadas, canales de distribución establecidos, etc.

Además, en las F&A con éxito, se pueden conseguir economías de escala, mejoras tecnológicas y de estilo de dirección, diversificación para reducir el riesgo, incremento de las posibilidades de obtener fuentes de financiación ajena, etc.

Por lo expresado hasta este momento, las F&A son una fórmula de crecimiento que puede estar basada en múltiples circunstancias, como se verá a continuación.

Se tiene que las F&A son consecuencia también de la llamada economía de escala, que es precisamente el crecimiento hacia fuera de la empresa: llegar a formar una red comercial que abarque diferentes países en puntos dispersos del mundo. Si, además, la transacción genera un despliegue de tecnología en lugares poco desarrollados, se crea una ventaja adicional de beneficio en las F&A (Lambrecht 2004).

Esta necesidad de crecimiento se ha incrementado en los últimos años. De acuerdo con Hansen (2004), los recortes de costos que implican las F&A parecían una buena oportunidad entre los años 2001-2002 para mejorar los beneficios a recibir por los accionistas. Actualmente existe la firme convicción de que una F&A generará mayores rendimientos. Esto dio como consecuencia una nueva oleada de F&A empresariales en el 2003 que se incrementó durante el siguiente año.

Aunados a esta situación, confluyen una serie de factores que incluyen la recuperación global, la disponibilidad creciente de la deuda y una percepción de la carencia de oportunidades orgánicas de crecimiento, que han conducido a esta nueva oleada de F&A.

De este modo, el crecimiento (y las sinergias inherentes al proceso) sigue siendo uno de los aspectos relevantes de las empresas, por lo cual la actividad de las F&A se ve como forma garantizada para alcanzarlo y como una alternativa dentro de los distintos giros empresariales.

Skaer (2004) menciona como buena fórmula de crecimiento la adquisición de empresas complementarias, de acuerdo con el estudio realizado de la adquisición que la empresa Sporlan Valve Co. hizo de la compañía Parker Hannifin Corp’s. En este caso uno de los puntos importantes es el gran crecimiento y la sinergia por las alternativas de cada una de las empresas que, como complemento, están funcionando. Mientras que Parker tiene la experiencia de la fabricación y representa un soporte financiero, para Sporlan se adiciona la posibilidad de ofrecer productos que no tenía anteriormente. Además, Sporlan da a Parker un nombre comercial conocido que ha generado credibilidad por parte de los clientes a través del tiempo.

Se puede concluir este apartado mencionando que se consideran factores de crecimiento los siguientes: mayor beneficio para los accionistas —principales interesados en un crecimiento empresarial—, la consolidación de un lugar en el mercado, el incremento de redes de distribución, reestructuración, innovación y tecnología, y recursos humanos cualificados, diversificación, complementariedad e incentivos fiscales, entre otros.

2.5. Efectos sinérgicos en las fusiones y adquisiciones

Dentro de las fórmulas de crecimiento empresarial que se han tratado anteriormente, se encuentran los factores que son el atractivo para una F&A; cada uno de ellos provoca efectos sinérgicos derivados de la complementariedad de mercados, procesos productivos, bienes productivos (capital y trabajo), productos y servicios, innovación, tecnología, incrementos de redes de distribución, consolidación de un lugar en el mercado o superación de la media de sus principales competidores, etc.

En consecuencia, una sinergia se produce cuando el valor conjunto de las empresas es superior a la suma de los valores individuales, es decir, cuando el precio de compra es inferior al valor actualizado de los flujos de caja que se espera se produzcan cuando la empresa ya se encuentre en poder de los compradores o se alcance la combinación de negocios entre iguales. Si esto es así, el valor de mercado de la empresa fusionada será superior al valor de mercado de las dos empresas consideradas individualmente (Lozano y Fuentes 2003; Rapallo 2000; Mascareñas 1997; Rivero 1995).

Es decir, de acuerdo con Rock y Sikora(5) (1987), una fusión de éxito viola las leyes matemáticas al conseguir que dos más dos sea igual a cinco.

Al atractivo de todos los elementos anteriores para una estrategia de F&A, se suma la sinergia que pueden provocar todos los factores cualitativos. Mientras que los cuantitativos se pueden observar dentro de la información financiera, los cualitativos son de difícil medición.

Sin embargo, los factores cualitativos son un renglón importante dentro del proceso de una F&A. Ellos, por sí mismos, crean las sinergias, sean estas operativas, financieras, fiscales, de poder de mercado o de diversificación, con la posibilidad de ser algunas o todas ellas parte de cualquier combinación de negocios.

Estos factores fueron analizados en un estudio realizado por Lozano y Fuentes (2003), basado en la teoría de los subconjuntos borrosos, como una forma de medición de los factores cualitativos. Lozano y Fuentes llegan a la conclusión de que el aprovechamiento de los recursos complementarios existentes entre las empresas en el momento de la F&A constituye la principal vía de generación de sinergias.

Aunque no siempre es posible la cuantificación de las sinergias debido a que en ellas influyen variables relacionadas con el factor humano, fueron adaptados modelos matemáticos para poder realizar tal valoración.

De acuerdo con Skaer (2004), uno de los valores generados por las F&A es la complementariedad, siendo en muchos casos el factor humano parte importante de este valor.

Para Officer (2003) los resultados favorables de una F&A se encuentran influenciados en gran medida por la gestión realizada por la alta gerencia, incluyendo contratos de terminación que garanticen al gestor una recompensa por el logro eficiente de la combinación. En su estudio —basado en datos de empresas que tuvieron un proceso de F&A entre 1988 y 2000 tomados de la base de datos de Securities Data Corporation (SDC)— contrasta dos hipótesis: en la primera, el costo de la agencia y los objetivos de gestión; en la segunda, una solución eficiente de los contratos de terminación al problema contractual de las F&A.

Officer concluye que la inclusión de una cláusula de recompensa por la gestión de la F&A permite al interesado obtener información valiosa de los gerentes, administradores o propietarios de la empresa a adquirir o combinar. Otro de los puntos importantes es que el beneficio de los accionistas —aun con el pago del incentivo a los gestores—, antes que disminuir, aumenta, por la seguridad que ofrece la obtención de información de primera mano. Además, demuestra que el monto de los contratos no disuade a los licitadores competidores, y tampoco parece disuadir a los adquirentes.

Así entonces, se puede apreciar cómo se va generando el flujo interno de actividades inherente a las F&A que crea una riqueza que no llega a visualizarse dentro de los estados financieros. Aunque las motivaciones económicas de este tipo de transacciones son múltiples, se exponen las fuentes de valor, que tanto en la evidencia empírica como en el conocimiento teórico son mayormente mencionadas, esto es, el efecto sinérgico en una F&A.

Los factores que producen los efectos sinérgicos antes mencionados por ser elementos de difícil medición se deben considerar siempre de forma relativa. Sin embargo, se puede decir que aunque estos efectos no son fáciles de identificar en principio, se pueden realizar aproximaciones posteriores a la F&A.

El efecto sinérgico podrá alcanzarse, según Rapallo (2000), en virtud de las siguientes circunstancias: a) existencia de economías de escala de integración horizontal; b) existencia de economías de escala de integración vertical; c) eliminación de ineficiencias; d) ventajas fiscales no aprovechadas; e) empleo de recursos excedentarios, y f) combinación de recursos complementarios.

De este modo, las fuentes de valor, tanto en la evidencia empírica como en el conocimiento teórico mayormente mencionados, son precisamente las que hacen referencia a los efectos sinérgicos, clasificados estos de la siguiente forma: a) sinergia operativa; b) sinergia financiera; c) sinergia fiscal; d) poder de mercado o diversificación.

2.6. Sinergia operativa

Las ventajas de las fusiones se derivan fundamentalmente de los aspectos operativos, tales como: a) la complementariedad de recursos; b) las economías de integración vertical y c) economías de escala. A continuación explicamos brevemente cada uno de ellos.

La complementariedad de recursos. Cuando las habilidades técnicas o directivas de una empresa pueden aplicarse ventajosamente a otra u otras, se genera una sinergia operativa. Este tipo de sinergia puede aparecer tanto en el área de finanzas como en la comercial, productiva, investigación, dirección, etc.

De acuerdo con Skaer (2004), una de las mayores fuentes de riqueza generadas por las F&A es precisamente la complementariedad de recursos, ya que se obtienen sectores de producción, líneas de distribución y productos adicionales que permiten compartir habilidades técnicas o directivas, ampliar la cobertura de mercado, sirviendo como soporte para una mejora en el servicio al cliente.

Economías de integración vertical. Este tipo de sinergia es consecuencia de la disminución de costos de coordinación y control con otras organizaciones, al convertirse en parte de la propia estructura corporativa.

Cuando las empresas implicadas en una F&A operan en distintas fases del proceso productivo para la obtención de un mismo producto final, siendo esta unión orientada, bien hacia los clientes o bien hacia los proveedores, pueden producirse reducciones en los costos de aprovisionamiento o de distribución, al igual que la disminución de los costos de control y de coordinación con otras organizaciones.

Economías de escala. Estas sinergias se basan fundamentalmente en los ahorros de costos ligados a la mayor dimensión que tendrá la empresa combinada resultante. De estas sinergias se distinguen básicamente dos tipos: las estáticas y las dinámicas.

2.7. Sinergia financiera

Entre las sinergias financieras se pueden considerar: a) incremento en la capacidad crediticia después de la F&A; b) reducción del coste de los capitales y c) empleo de fondos excedentarios. Cada una de ellas se explica a continuación.

Una definición de las sinergias financieras en su acepción más pura es la formulada por Lewellen (1971): “El aumento del valor de las empresas fusionadas creado por ventajas estrictamente financieras vinculadas a las fusiones y absorciones, que no pueden ser alcanzadas por los inversores particulares mediante la gestión privada de su cartera de títulos”.

El incremento de la capacidad crediticia total después de la fusión es consecuencia de la estructura del capital de una empresa con su valor de mercado, definiendo un óptimo equilibrio que se puede alcanzar a través de la F&A. Aquí se toma nuevamente lo que se consideraría el costo de transferencia mencionado con anterioridad.

La reducción del costo de los capitales se presenta cuando al disminuir los riesgos por insolvencia o riesgo económico-financiero de las empresas, se puede obtener financiación a un menor costo en la empresa combinada. Esto, regularmente, es consecuencia del incremento significativo en el tamaño del negocio.

El empleo de fondos excedentarios, es consecuencia de la complementariedad entre las empresas que han participado en una fusión y que se establece en términos de oportunidades de inversión y excedentes de tesorería entre las empresas combinadas. En algunos casos las empresas cuentan con oportunidades valiosas de inversión, pero con recursos insuficientes, mientras que en otros las empresas con recursos excedentarios no cuentan con proyectos apropiados de inversión (Chen 2001; Lozano y Fuentes 2003; Rapallo 2000).

2.8. Sinergia fiscal

Esta sinergia se presenta cuando la presión impositiva de la empresa resultante de la fusión es menor que la soportada por las empresas que intervienen en la misma (Cruz 2000). Estos efectos fiscales pueden repercutir tanto en las empresas combinadas como en sus accionistas, y de acuerdo con Palacín (1997) se pueden identificar como sigue:

a) Derecho a la compensación de las pérdidas acumuladas en la empresa adquirida, si estas fuesen fiscalmente deducibles.

b) Revalorización de activos depreciables cuyo valor de mercado es muy superior al contable, de manera que pueden ampliar la amortización sobre estos valores de mercado, lo que permite a las empresas obtener un ahorro impositivo mayor, siempre y cuando esa actualización no estuviese penalizada fiscalmente y anulase la ventaja impositiva de aplicar una mayor cuota de amortización.

c) Explotar los ahorros impositivos no utilizados en toda su potencialidad por la empresa adquirida, e incluso por la adquirente, en materia de inversiones, empleo y créditos.

d) Posibilidad de que los incrementos de patrimonio que afloran como consecuencia de la operación sean objeto de exención fiscal, aunque lo habitual es que se produzca un diferimiento en la tributación hasta que se liquiden los activos afectados.

e) La diversificación (manifestada por las bajas correlaciones) de los flujos de caja en las empresas intervinientes en la F&A puede afectar al valor de la empresa resultante a través de una reducción del efecto impositivo en esta.

Al realizar la F&A las empresas pueden presentar uno o más de estos elementos que propiciarán la disminución de la presión fiscal. Si además se cuenta con un buen planteamiento de estrategia fiscal, los efectos pueden ser de beneficio para los accionistas al aprovechar las oportunidades que de la sinergia se deriven.

El crecimiento, tanto interno como externo, es la herramienta que están utilizando las empresas para mejorar sus ventajas competitivas en una economía cada vez más globalizada. De acuerdo con Rapallo (2000), “el crecimiento por sí mismo, no es una razón suficiente para llevar a cabo una F&A, es necesario también que ese crecimiento asegure un efecto sinérgico y, por tanto una creación de valor para el accionista. Muchas empresas han optado por la F&A frente al crecimiento mediante alianzas y acuerdos. La F&A permite mejorar la posición competitiva, incrementar la eficiencia y romper la rutina de la gestión. El tamaño por tanto se impone en el mundo de la globalización”.

Los objetivos que se pretenden alcanzar a través de estos procesos son fundamentalmente dos: el crecimiento y la reducción de costos. Este segundo objetivo se alcanza en las F&A cuando existen economías de escala bien sea en integraciones horizontales, verticales o a través de conglomerados, aunque en estos últimos alcanzar dicho objetivo es más difícil.

Así entonces, se explica el contexto bajo el cual se desprenden las hipótesis sobre sinergia operativa, financiera y fiscal de este trabajo, enmarcadas dentro del crecimiento económico-financiero y fiscal.

3. Metodología

En este apartado tratamos de justificar la metodología a utilizar en el estudio empírico, argumentando para ello, respecto a la estrategia de investigación seleccionada, la metodología empleada, el tipo de estudio a desarrollar, las ventajas y debilidades que conlleva el método seleccionado y, finalmente, se exponen las críticas que soporta dicho método y las respuestas a las mismas. A continuación se detalla cada uno de los aspectos señalados.

Para desarrollar una investigación empírica se puede optar por distintos métodos o estrategias de investigación, como las encuestas, el análisis de datos, los experimentos, el análisis histórico o el estudio de caso (Yin 1989).

El análisis empírico a realizar pretende conocer si las sociedades absorbentes que participaron en los procesos de F&A han tenido efectos de adaptación de sus estructuras económicas, financieras y fiscales, que hayan impactado sus resultados o situación financiera. Por lo tanto, esta investigación se enmarca dentro del análisis de datos históricos, ya que lo que se trata de averiguar es cuánto es el beneficio que obtiene la empresa al haber estado dentro de un proceso de F&A.

3.1. Hipótesis a contrastar

Partiendo de lo expuesto en el apartado anterior la principal hipótesis nula sería la que a continuación se expone:

H0 : no existe crecimiento significativo de las empresas absorbentes dentro de los procesos de F&A relacionado con los beneficios provocados por la sinergia económica, financiera y fiscal.

En este caso, si se acepta la hipótesis nula, querría decir que por medio de la F&A no se genera un crecimiento real para las empresas. Sin embargo, para contrastar esta hipótesis, nos hemos de apoyar en otras más concretas que ayuden a valorar de forma objetiva las conclusiones que se puedan obtener respecto a las diferencias entre los beneficios económicos, financieros y fiscales de los cinco años anteriores al proceso de F&A durante el proceso y los cinco años posteriores al mismo; estas son las hipótesis que a continuación se presentan:

H0(1) : no existen diferencias significativas en cuanto al beneficio económico de las empresas antes de ser absorbentes en el proceso de F&A que cuando se convierten en absorbentes después del mismo.

H0(2) : no existen diferencias significativas en cuanto al beneficio financiero de las empresas antes de ser absorbentes en el proceso de F&A que cuando se convierten en absorbentes después del mismo.

H0(3) : no existen diferencias significativas en cuanto a la capacidad de endeudamiento (solvencia y liquidez) de las empresas antes de ser absorbentes en el proceso de F&A que cuando se convierten en absorbentes después del mismo.

H0(4) : no existen diferencias significativas entre la carga impositiva de las empresas antes de ser absorbentes en el proceso de F&A que cuando se convierten en absorbentes después del mismo.

3.2. Selección de la muestra

En la presente investigación se analizan los procesos de F&A de sociedades anónimas mexicanas en un periodo que abarca desde 1987 hasta 2005. La información utilizada en este trabajo está constituida por la base de datos Thomson ONE Banker, en la que se consultó para obtener los datos de las empresas absorbentes, ya que las empresas absorbidas desaparecen debido a la disolución por el mismo proceso de F&A.

De dicha base de datos se obtuvieron un total de 149 empresas mexicanas cotizadas en bolsa que en el lapso indicado habían tenido un proceso de F&A; de estas se seleccionaron las empresas que por sus características cumplían con los requisitos para este estudio, ya que en algunos de los conceptos de las empresas no aparecían los datos completos, al igual que en otras, no se podían utilizar por estar su proceso muy cerca de los límites anuales que se tomaron para la muestra.

Después se eliminaron las empresas de seguros y financieras, ya que por ser entidades jurídicas con regulaciones distintas a las industriales y comerciales podían distorsionar los resultados del estudio.

De este modo, quedó un total de 26 empresas del sector industrial y comercial con las cuales se formuló la base de datos para el cálculo y análisis de los resultados.

3.3. Variables empleadas

Para realizar la medición de la solidez económica y financiera, el endeudamiento y el efecto impositivo de las distintas sociedades, se han utilizado un conjunto de ratios contables y fiscales que tratan de medir la rentabilidad, la situación financiera y la presión fiscal en cada una de las sociedades analizadas.

Los indicadores antes mencionados aparecen en la tabla 2; han sido elegidos por ser tradicionalmente usados en estudios empíricos de esta naturaleza. Entre estos indicadores se encuentran los ratios de rentabilidad económica, rentabilidad financiera y los ratios de endeudamiento: solvencia y liquidez.

Tabla 2
Indicadores empleados
r 1Beneficio antes de intereses e impuestos/activo
r 2Beneficio antes de impuesto/neto patrimonial
r 3Activo circulante/pasivo circulante
r 4Activo total real/recursos ajenos
r 5Carga impositiva impuesto sobre beneficios/resultado antes de impuestos

 

Además, se ha utilizado el tipo impositivo efectivo medio (TIE), por considerar que responde a la necesidad de medir la presión fiscal en las empresas tanto antes como después de la fusión.

De acuerdo con lo anterior, hay que mencionar que la variable r1 es una de las expresiones más conocidas de la rentabilidad económica (Lambrecht 2004; Billet et ál. 2004; Penas y Unal 2004; Shleifer y Vishny 2003; Altman 1968; Altman et ál. 1977; Taffler 1984), mientras que la r2 lo es para la rentabilidad financiera (Shleifer y Vishny 2003; Lozano y Fuentes 2003; Chen 2001; Andrade et ál. 2001; Serra et ál. 2001; Altman 1968; Altman et ál. 1977). Las variables r3 y r4 son las utilizadas para medir la capacidad de endeudamiento de las empresas (solvencia y liquidez) (Billet et ál. 2004; Lozano y Fuentes 2003; Serra et ál. 2001; Altman et ál. 1977; Edmister 1972; Taffler 1984; Beaver 1966), e igualmente son de las expresiones más conocidas en este renglón. En cuanto al r5 correspondiente al TIE, se ha elegido por ser utilizado más frecuentemente para evaluar la presión fiscal empresarial (Desai et ál. 2004; Labatut y Molina 2004; Simmons 2006; Molina 2003; Bauman y Shadewald 2001) y, de este modo, hacer comparciones entre empresas y sectores al igual que medir sus variaciones a lo largo del tiempo o analizar los efectos de los cambios de la normativa fiscal.

Tomando como referencia los ratios antes mencionados, fueron seleccionadas las siguientes cuentas: beneficio antes de intereses e impuestos (BAII), beneficios antes de impuestos (BAI), carga impositiva impuestos sobre beneficios (CIISB), activo total (AT), activo circulante (AC), pasivo circulante (PC), pasivo exigible (PE), ingresos netos (IN), neto patrimonial (NP).

Posteriormente, para tratar los datos se formuló la información considerando que el año de la F&A es el año 0 (cero), y los años anteriores a la fusión son -5 (menos cinco), para el año que presenta la información cinco años antes del proceso de F&A, -4 (menos cuatro), para el año que presenta la información cuatro años antes del proceso, y así sucesivamente: -3 (menos tres), -2 (menos dos), y -1 (menos uno). En lo que respecta a los años posteriores al proceso de F&A: 1 (uno), el año inmediato posterior al proceso de F&A, 2 (dos) para el segundo año después de la fecha, y así sucesivamente: el año 3 (tres), 4 (cuatro) y 5 (cinco).

Con los datos obtenidos, al organizar la información para efectos de SPSS versión 13.0, se utilizaron las siguientes variables: EMPRESA, en la que se indica el nombre de cada una de las empresas que forman parte de la muestra; AÑO, para identificar los años —en este caso, para efectos del estudio, esta toma, para antes del proceso de F&A, los valores de A-1 (a menos uno), A-2 (a menos dos), A-3 (a menos tres), A-4 (a menos cuatro), A-5 (a menos cinco) y, para los años posteriores, los números A6 (a seis), A7 (a siete), A8 (a ocho), A9 (a nueve) y A10 (a diez)—.

Así entonces, se pasa a explicar el estadístico a utilizar.

3.4. Estadístico a utilizar

El análisis empírico tiene dos partes. En primer lugar se lleva a cabo un análisis paramétrico de comparación de medias para muestras relacionadas (t-student), realizando el análisis de los resultados de las empresas fusionadas antes y después del proceso de F&A, utilizando para ello los ratios de productividad, costo de capital y tipo impositivo efectivo medio.

Por otro lado, para contrastar este estudio, se utiliza el test no paramétrico de Mann Whitney, el cual permite comprobar si las empresas utilizadas en la muestra proceden de la misma población.

Esta elección se hace debido a que el tamaño de los datos que se han manejado aconseja la utilización de ambos procedimientos, además de que el test de Mann Whitney es operativo para muestras pequeñas y su utilidad ha sido probada con éxito en otros trabajos empíricos, como el de Serra et ál. (2001), Apellániz et ál. (1996).

Los estadísticos para las variables cuantitativas junto con las proporciones para las variables cualitativas componen la base de la estadística descriptiva que debe estar presente en todo análisis estadístico. Así, el estadístico de resumen utilizado para las variables cuantitativas es la media como medida de centralización, y la desviación típica como medida de dispersión.

De este modo, el estudio descriptivo permite saber cuándo un resultado estadísticamente significativo es un resultado significativo o relevante.

El propósito de este estudio es conocer si los procesos de F&A han supuesto algún beneficio para las sociedades absorbentes, comparando los ratios mencionados de la situación de las empresas durante los cinco años anteriores al proceso contra los cinco años posteriores. Se realiza pues un análisis unilateral en el que la hipótesis nula es:

 

Para llevar a cabo esto, se construye el estadístico de contraste experimental t dado por:

contador36-3.4-1.JPG
 

El p-valor tanto del test paramétrico como del no paramétrico expresa la probabilidad de que el estadístico de la prueba se localice en la región de rechazo, o de cometer un error de tipo I, esto es, la probabilidad de concluir que las medias de los ratios de las sociedades antes y después del proceso de F&A son distintos cuando en realidad son iguales. Es decir, se trata de comprobar estadísticamente si se acepta la hipótesis (H0) y, por tanto, las sociedades después de la fusión no presentan medias en los ratios distintas de las que se presentan después del proceso.

Se ha utilizado el test de rangos U de Mann Whitney para contrastar si las empresas de la muestra proceden de la misma población. Bajo la condición de hipótesis nula, es decir tratamientos equivalentes, U se distribuye según una normal, de media.

contador36--fusiones-n1-.JPG
 

Esta prueba se usa como alternativa para la prueba t para medias con muestras pequeñas. La prueba U de Mann Whitney se usa para encontrar si dos muestras relacionadas proceden de poblaciones simétricas que tienen la misma media o mediana. La prueba se usa cuando no se puede verificar la suposición de dos poblaciones normales con varianzas iguales. Los datos deben estar medidos al menos en una escala ordinal, haciendo que esta prueba sea útil para datos ordinales o categóricos.

De este modo, se pretende analizar los efectos económico-financieros y fiscales de las F&A efectuadas en empresas mexicanas durante el periodo de 1987 a 2005.

4. Resultados del estudio

Para contrastar la H0(1): no existe diferencia significativa, en cuanto al beneficio económico percibido por las empresas, antes de ser absorbentes en el proceso de F&A y cuando se convierten en absorbentes después del mismo. Del total de 26 casos considerados en la muestra se observa un grado de libertad en los resultados obtenidos por medio de la t student de 26 y un p>0,05. Se puede decir que no existen diferencias significativas por lo cual se acepta la hipótesis nula en cuanto a este ratio.

En el análisis de los datos arrojados por los estadísticos, en el comportamiento de la rentabilidad económica, se pueden observar variaciones dentro de los mismos rangos, de tal manera que, en relación a la media, no presenta cambios significativos. La desviación típica presenta comportamientos dispersos en alto grado, signo de que las empresas se encuentran en riesgo. Esto se debe al lapso estudiado y a la situación inflacionaria existente en algunos años incluidos en la muestra. Sin embargo, en cuanto al error típico, se presenta una variabilidad alrededor del promedio, con lo cual se observa un comportamiento homogéneo.

Se presentan en el gráfico 1 los resultados en los que se aprecia la tendencia de la media que corresponde al comportamiento económico dentro del periodo estudiado.

contador36-grafico1-tendencia de la media-.JPG
 

Por otro lado, en los resultados obtenidos por medio de la prueba de Wilcoxon correspondiente a los rangos, el contraste presenta un resultado de valores de igualdad de rangos; además, existe una distribución simétrica de las diferencias que evidencia dicha igualdad. Con esto se demuestra que no existen diferencias significativas.

De los resultados del estadístico de contraste Z y su nivel crítico bilateral se observa un valor p>0,05, con lo cual se acepta la hipótesis de que no existe diferencia significativa. Visto lo anterior se pasa a analizar la siguiente hipótesis correspondiente al beneficio financiero.

Para contrastar la H0(2): no existe diferencia significativa, en cuanto al beneficio financiero percibido por las empresas antes de ser absorbentes en el proceso de F&A y cuando se convierten en absorbentes después del mismo. Del total de 26 casos considerados en la muestra, se observa un grado de libertad de 26 y un p>0,05. Se puede decir, entonces, que no existen diferencias significativas, por lo cual se acepta la hipótesis nula en cuanto a este ratio.

En el análisis de los datos arrojados por los estadísticos, en el comportamiento de la rentabilidad financiera, se pueden observar variaciones dentro de los mismos rangos, de tal manera que, en relación a la media, no presenta cambios significativos. La desviación típica, al igual que en ratios anteriores, presenta comportamientos dispersos en alto grado. Sin embargo, en cuanto al error típico se presenta una variabilidad alrededor del promedio, con lo cual se observa un comportamiento homogéneo.

Al analizar las medias resultantes de este ratio, se observa que no existen diferencias significativas, tanto en el período anterior al proceso de F&A como en el posterior al mismo. Se presenta el gráfico 2 en el que se aprecia la tendencia de la media.

 

CONT36-08FUSIONES GRAF2-.JPG
 

 

Por otro lado, en los resultados obtenidos por medio de la prueba de Wilcoxon correspondiente a los rangos, el contraste presenta un resultado de valores de igualdad de rangos; además, existe una distribución simétrica de las diferencias que evidencia dicha igualdad. Con esto se demuestra que no existen diferencias significativas.

Adicionalmente, en los resultados del estadístico de contraste y su nivel crítico bilateral se observa un p>0,05, con lo cual se acepta la hipótesis de que no existe diferencia significativa en cuanto a este ratio. Se pasa así a explicar el ratio r3 correspondiente a la estructura financiera.

En lo que respecta a la H0(3): no existe diferencia significativa, en cuanto a la liquidez de las empresas, antes de ser absorbentes en el proceso de F&A y cuando se convierten en absorbentes después del mismo. Del total de 26 casos considerados en la muestra, se observa un grado de libertad de 26 y un p>0,05. Se puede decir, entonces, que no existen diferencias significativas, por lo cual se acepta la hipótesis nula en cuanto al ratio de liquidez.

En el análisis de los datos arrojados por los estadísticos, en cuanto al comportamiento de la liquidez, se pueden observar variaciones dentro de los mismos rangos, de tal manera que, en relación a la media, no presenta cambios significativos. La desviación típica, al igual que en ratios anteriores, presenta comportamientos dispersos en alto grado. Sin embargo, en el error típico se presenta una variabilidad alrededor del promedio, con lo cual se observa un comportamiento homogéneo.

Al analizar las medias resultantes de este ratio de liquidez, se observa que no existen diferencias significativas, tanto en el periodo anterior al proceso de F&A como en el posterior al mismo. En el gráfico 3 se aprecia la tendencia de la media que corresponde al resultado del crecimiento financiero.

CONT36-08FUSIONES GRAF3-.JPG
 

Por otro lado, en los resultados obtenidos por medio de la prueba de Wilcoxon correspondiente a los rangos, el contraste presenta un resultado de valores de igualdad de rangos; además, existe una distribución simétrica de las diferencias que evidencia dicha igualdad. Con esto se demuestra que no existen diferencias significativas.

Adicionalmente, en los resultados del estadístico de contraste Z y su nivel crítico bilateral, se observa un p>0,05 con lo cual se acepta la hipótesis de que no existe diferencia significativa en cuanto a este ratio. Así entonces, se pasa a analizar el ratio r4, correspondiente a la solvencia.

En lo que respecta a la H0(4): no existe diferencia significativa, en cuanto a la solvencia de las empresas, antes de ser absorbentes en el proceso de F&A y cuando se convierten en absorbentes después del mismo. Del total de 26 casos considerados en la muestra se observa un grado de libertad de 26 y un p>0,05. Se puede decir, entonces, que no existen diferencias significativas, por lo cual se acepta la hipótesis nula en cuanto al ratio de solvencia.

En el análisis de los datos arrojados por los estadísticos, en el comportamiento de la solvencia, se pueden observar variaciones dentro de los mismos rangos, de tal manera que, en relación a la media, no presenta cambios significativos. La desviación típica, al igual que en el ratio anterior, presenta comportamientos dispersos en alto grado. Sin embargo, en el error típico se presenta una variabilidad alrededor del promedio, con lo cual se observa un comportamiento homogéneo.

Al analizar las medias resultantes de este ratio, se observa que no existen diferencias significativas, tanto en el periodo anterior al proceso de F&A como en el posterior al mismo. En el gráfico 4 se aprecia la tendencia de la media que corresponde al resultado.

CONT36-08FUSIONES GRAF4-.JPG
 

Por otro lado, en los resultados obtenidos por medio de la prueba de Wilcoxon correspondiente a los rangos, el contraste presenta un resultado de valores de igualdad de rangos; además, existe una distribución simétrica de las diferencias que evidencia dicha igualdad. Con esto se demuestra que no existen diferencias significativas.

Adicionalmente, en los resultados del estadístico de contraste Z y su nivel crítico bilateral, se observa un valor p>0,05 con lo cual se acepta la hipótesis de que no existe diferencia significativa. De este modo se pasa a explicar los resultados del ratio r5, correspondiente a la carga impositiva TIE.

En lo que respecta a la H0(5): no existe diferencia significativa, en cuanto a la carga impositiva de las empresas, antes de ser absorbentes en el proceso de F&A y cuando se convierten en absorbentes después del mismo. Del total de 26 casos considerados en la muestra, se observa un grado de libertad de 26 y un p>0,05. Se puede decir, entonces, que no existen diferencias significativas, por lo cual se acepta la hipótesis nula en cuanto al ratio TIE.

En el análisis de los datos arrojados por los estadísticos, en el comportamiento del ratio sobre carga impositiva, se pueden observar variaciones dentro de los mismos rangos, de tal manera que, en relación a la media, no presenta cambios significativos. La desviación típica, al igual que en el ratio anterior, presenta comportamientos dispersos en alto grado. Sin embargo, el error típico presenta una variabilidad alrededor del promedio, con lo cual se observa un comportamiento homogéneo.

Al analizar las medias resultantes del ratio TIE, se observa que no existen diferencias significativas, tanto en el periodo anterior al proceso de F&A como en el posterior al mismo. En el gráfico 5 se aprecia la tendencia de la media que corresponde al resultado.

CONT36-08FUSIONES GRAF5-.JPG
 

Por otro lado, en los resultados obtenidos por medio de la prueba de Wilcoxon correspondiente a los rangos, el contraste presenta un resultado de valores de igualdad de rangos; además, existe una distribución simétrica de las diferencias que evidencia dicha igualdad. Con esto se demuestra que no existen diferencias significativas.

Adicionalmente, en los resultados del estadístico de contraste Z y su nivel crítico bilateral, se observa un p>0,05, con lo cual se acepta la hipótesis de que no existe diferencia significativa en cuanto a este ratio. Visto lo anterior, se pasa a exponer las conclusiones del estudio.

5. Conclusiones

Este trabajo constituye una investigación que se centra en el análisis de los efectos que los procesos de F&A ejercen sobre la rentabilidad económico-financiera y fiscal de las empresas del sector industrial y comercial en México.

Se ha estudiado, a partir de la información financiera publicada en la base de datos Thomson One Banker, si los objetivos de sinergia económico-financiera y fiscal de los inversores interesados en estos procesos han sido alcanzados.

Así pues, de los resultados obtenidos se puede concluir que dentro de los procesos de F&A existen tendencias positivas. Con respecto a la estructura económico-financiera, las entidades presentan una estabilidad en relación a los efectos después de la fusión, aun cuando se puede observar un ligero decrecimiento en los años posteriores. Esto lleva a inferir que la rentabilidad no se ve afectada de forma importante por el proceso.

Por otro lado, en lo que respecta al endeudamiento de las empresas, estas tienen una mejor capacidad de respuesta, y aunque no es un dato que se observe con una tendencia alta, sí se presenta un ligero aumento en esta característica. Los resultados no son significativamente distintos entre el periodo anterior y el posterior al proceso de F&A.

En cuanto al efecto fiscal, no existe diferencia significativa. Sin embargo, se puede apreciar que en el momento de la fusión la presión impositiva es sensiblemente menor, aumentando dentro del primer año posterior a la fusión, logrando estabilizarse a partir del último periodo estudiado. Es decir se aprovechan las sinergias derivadas del proceso de F&A.

Por otro lado, como consecuencia del incremento en el tamaño del negocio, se reduce el riesgo por insolvencia y se puede obtener financiación a un coste menor. Además, las empresas, para la adquisición, deben realizar un saneamiento de sus compromisos que se hace en función del mismo proceso, ya que en muchos de los casos, y como se ha presentado en otros estudios, las empresas pueden tener relaciones comerciales desde antes de los acuerdos de F&A.

Hay que decir que respecto a la solvencia se produce un cambio significativo posterior al proceso de F&A, pues, aunque de forma mínima, esta sí mejora como consecuencia de dicho proceso.

Finalmente, las posibles investigaciones derivadas de este estudio pueden ser encaminadas hacia un seguimiento de los años posteriores, incluyendo otras variables que permitan establecer un panorama económico-financiero y fiscal desde otro punto de vista, situación que, debido a las constantes oleadas, puede motivar el interés investigativo internacional, en el que existe la tendencia a abordar la situación de los beneficios reales para los accionistas.

Bibliografía

Altman, E. (1968) “Financial Ratios, Discriminant Analysis and the Prediction of Corporate Bankruptcy”, Journal of Finance, v. 23. Nº 4, pp. 589-609.

—; Haldeman, R. y Narayanan, P. (1977) “A new Model to Identify Bankruptcy Risk of Corporations”, Journal of Banking and Finance, v. 1.

Álvarez, L. J. (1991) Contabilidad de sociedades. Sociedad anónima: fusión. San Sebastián: Ed. Donostiarra, S.A.

Andrade, G., Mitchell, M. y Staford, E. (2001). “New Evidence and Perspectives on Mergers”, Journal of Economic Perspectives, v. 15, Nº 2, pp. 103-120.

Apellániz, G. T.; Apellániz, G. P. y Gabás, F. (1999) “Factores determinantes de la elección del método contable en las fusiones de empresas”, Revista Española de Financiación y Contabilidad, Nº 100 extraordinario, pp. 111-149.

—; — y PORTILLO PÉREZ de VIÑASPRE, F. (2000) “Principales aspectos económicos en torno a los procesos de fusión de empresas” Actualidad Financiera, pp. 3-23.

Bauman, C. y Schadewald, M. (2001) “Impact of Foreign Operations on Reported Effective Tax Rates: Interplay of Foreign Taxes, U.S. Taxes and U.S. GAAP”, Journal of International Accounting, Auditing and Taxation, v. 10, Nº 2, summer, pp. 177-196.

Beaver, W. H. (1966) “Financial Ratios as Predictors of Failure, Empirical Research in Accounting”, Selected Studies, Supplement to Journal of Accounting Research, 4, 71-111.

Billet, M. T.; King, T-H. D. y Mauer, D.V. (2004) “Bondholder Wealth Effects in Mergers and Acquisitions: New Evidence from the 1980‘s and 1990‘s”, The Journal of Finance, v. LIX, Nº 1, pp. 107-134.

Burgos, J. M.; Martínez, J. R. y Olabarri, P. (1990) Reforma de la Le

gislación Mercantil. T. II: Aspectos jurídicos, ciencias de la dirección, p. 252.

Chen, Yongmin. (2001) “On Vertical Mergers and their Competitive Effects”, The Rand Journal of Economics, v. 4, Winter, Nº 32, pp. 667-685.

Cruz, P. I. y Moreno L. F. (2000) “Sinergias tributarias en las operaciones de fusión”, Partida Doble, Nº 108, febrero, pp. 20-27.

Desai, M. A.; Foley, C. F. y Hines, J. R. (2004) “The costs of shared ownership: evidence from international joint-ventures”, Journal of Financial Economics, v. 73, Nº 2, pp. 323-374.

Edminster, R. O. (1972) “An Empirical Test of Financial Ratio. Analysis for Small Business Failure Prediction”, Journal of Financial and Quantitative Analysis, March, pp. 1477-1493.

Escobar, P. B.; Gonzalez, G. J. y Lobo, G. (2003) “Contabilidad de Gestión y procesos de concentración empresarial: Repercusiones organizativas y sociales de las fusiones y adquisiciones”, Revista Iberoamericana de Contabilidad de Gestión, v. 1, Nº 1, pp. 199-224.

Fernández, E. y Martínez, A. (2000) “Las correcciones valorativas tras la reforma del Impuesto sobre Sociedades”, Revista de Contabilidad y Tributación, Nº 208, pp. 139-160.

Fernández Rodríguez, M. E. (2001) “La reforma del Impuesto sobre Sociedades a través de las diferencias contabilidad versus fiscalidad y su incidencia en el Tipo Impositivo Efectivo”. Universidad de Oviedo, tesis doctoral.

García Benau, M. A. (1997) “Algunas consideraciones internacionales sobre la controversia entre teoría y práctica contable”, Revista Española de Financiación y Contabilidad, v. XXVI, Nº 90, pp. 263-279.

— y Zorio Grima, A. (2002) “Características de las empresas europeas que aplican las normas del IASC: evidencia empírica de cara al debate regulador en la nueva fase de armonización contable”, Revista Española de Financiación y Contabilidad, v. XXXI, Nº 111, pp. 75-110.

Garrido, C. (2001) Fusiones y Adquisiciones Transfronterizas en México Durante los años Noventa. Santiago de Chile: Publicación de las Naciones Unidas, CEPAL, Serie desarrollo productivo, Nº 111; ISSN: 1020-1579.

Giner, I. B. (2003) “El nuevo proceso de regulación contable en Europa: Cambios en el Proceso y en las Normas”, AECA, especial NIIF, octubre-diciembre, pp. 13-16.

—; Mora, A. y Arce, M. (1999) Análisis Comparado de la Normativa Contable de AECA y el IASC. Madrid: AECA.

Goxens, M. A.; González, E.; Melús, J. y González, A. (2001) Contabilidad de Sociedades. La Fusión de Sociedades. Madrid: Ed. Pearson Educación.

Gupta, S. y Newberry, K. (1992) “Corporate Average Effective Tax Rates after the Tax Reform Act of 1986”, Tax Notes, Nº 55, pp. 689-702.

Hansen, F. (2004) “Is M&A the only way to top-line Growth?”, Business Finance, Loveland, t. 10, v. 11, p. 24.

Horno Bueno, M. P. (2002) “El Proceso de armonización contable en Europa (1995-2002): Un análisis retrospectivo”.

Instituto Mexicano de Contadores Públicos, A. C. (IMCP) (2004) Principios de Contabilidad generalmente aceptados. Boletín B-7. México: IMCP, 20.ª edición, pp. 127-145.

International Accounting Standard Committee. (iasc) (2003) International Accounting Standard (IAS) 31. Financial Reporting of Interest in Joint Ventures. Revisada en octubre de 2000.

Jacobs, O. H. y Spengel, C. (2000) “Measurement and Development of the Effective Tax Burden of Companies. An Overview and International Comparison”, International Tax Review, v. 28, Nº 10, October, pp. 334-351.

KPMG (2005) Informe Anual, Expansión. V. 31, marzo, pp. 6.

Krupsky, J. K. (2004) U.S. “Income Tax Treatment of a Dual Listed Company”, Tax Management International Journal, v. 33, Nº 6, pp. 373-375.

Labatut, S. G. y Llombart, M. (1996). “Diferencias permanentes y temporales por aplicación del método del efecto impositivo según la nueva ley del impuesto sobre sociedades”, Técnica Contable, Nº 566, pp. 87-104.

— y Molina, L. R. (2004) “La medición de la presión fiscal empresarial: El ‘Tipo Impositivo Efectivo Medio’ (TIE)”, en Congreso Internacional de Contabilidad, Granada, España.

Lambrecht, B. M. (2004) “The timing and terms of mergers motivated by economies of scale”, Journal of Financial Economics, v. 72, issue 1, April, pp. 41-62.

Lewellen, A. (1971) “A Pure Financial Rationale for the Conglomerate Merger”, Journal of Finance, v. 26, Nº 3, pp. 810.

Lorig, M. J. (1991) Contabilidad de Sociedades. La Fusión de sociedades Anónimas. Madrid: Ed. Pirámide, S.A.

Lozano, G. M. y Fuentes, M. F. (2003) “Tratamiento de la sinergia en las fusiones y absorciones”, Partida Doble, Nº 148, pp. 20-32.

Martínez Arias, A. M.; Álvarez García, S. y Fernández Rodríguez, E. (2004). “El Tipo Impositivo Contable y Fiscal de las Sociedades Españolas a lo Largo de la Década de los Noventa”. Partida Doble, Nº 153, pp. 60-67.

Mascareñas, P. I. (1997) Manual de fusiones y adquisiciones de empresas. Madrid: Mc.Graw-Hill.

Molina, L. R. (2003). “La evolución de la presión fiscal en las PYME’s: Una aproximación a su incidencia sobre la situación financiera de las empresas de la Comunidad Valenciana”. Universitat de Valencia, tesis doctoral.

Morales, M. E. (1999) Contabilidad de Sociedades. Fusión y conversión de sociedades. México: Ed. McGraw-Hill.

Officer, M. S. (2003) “Termination Fees in Mergers and Acquisitions”, Journal of Financial Economics, v. 69, issue 3, pp. 1-36.

Palacín, M. J. (1997) El mercado de control de empresas: el caso español. Barcelona: Ariel Economía.

Pauleau, C. (2000) “Incidencia del derecho en la creación y funcionamiento de las Joint Ventures. Análisis de la organización jurídica de las Joint Ventures en la Unión Europea, con especial referencia a España”, Universidad Pompeu Fabra, Departament Dret., España, tesis doctoral.

Penas, M. F. y Unal, H. (2004) “Gains on Bank Mergers: Evidence From the Bond Markets”, Journal of Financial Economics, v. 74, issue 1, October, pp. 149-179.

Rapallo, C. (2000) “El Euro y el tamaño de las empresas, fusiones y adquisiciones en la Unión Europea”, en I Simposium Cátedra Jean Monnet de Integración Económica Europea, Madrid.

Rivero, R. J. (1995) Contabilidad de Sociedades. Sociedades Anónimas, Fusión de Sociedades Anónimas. San Sebastián: Ed. Trivium., S.A.

Rossi, S. y Volpin, P. (2004) “Cross-country determinants of mergers and acquisitions”, Journal of Financial Economics, v. 74, issue 2, November, pp. 277-304.

Serra, S. V.; Gómez, M. A. y Landete, M. (2001) “Resultados de las fusiones empresariales: Una aproximación empírica en el sector asegurador”, Revista Española de Financiación y Contabilidad, v. XXX, Nº 110, pp. 1001-1036.

Shleifer, A. y Vishny, R. W. (2004) “Stock Market Driven Acquisitions”, Journal of Financial Economics, v. 70, issue 3, December, pp. 295-311.

Simmons, R. S. (2006) “Does Recent Empirical Evidence Support The existence of International Corporate Tax Competition?” Journal of International Accounting, Auditing and Taxation, v. 15, issue 1, pp. 16-31.

Skaer, M. (2004) “It’s business as usual for Sporlan, Parker”, Air Conditioning, Heating & Refrigeration News, Troy, t. 223, Nº 9, 1, pp. 6-20.

Taffler, R. (1984) “Empirical Models for the Monitoring of U.K. Corporations”, Journal of Banking and Finance, v. 8, pp. 100-227.

Vela, P. M.; Montesinos, J. V. y Serra, S. V. (1991) Manual de Contabilidad. Barcelona: Ed. Ariel.

YIN, R. K. (1989) Case Study Research: Design and Methods, Applied Social Research Methods. Newbury Park, CA.: Sage.

(1) El presente trabajo ha sido auspiciado por una beca otorgada a través de la Universidad Autónoma de Tamaulipas por el programa de mejoramiento al profesorado. Las ideas expresadas no necesariamente representan el punto de vista de la institución patrocinadora.

(2) N. del E.: Aunque si bien este artículo no se refiere a métodos, sistemas, medios o interpretaciones que se relacionen en forma directa con la discusión o aplicación de conceptos contables, sino que aborda temas financieros y empresariales; se publica dada la importancia que puede representar para los contables conocer los resultados de esta investigación.

(3) El IASB es el cuerpo dentro de la estructura del International Accounting Standards Committee Foundation (IASCF) que está empoderado para desarrollar y emitir International Financial Reporting Standards (IFRS).

(4) General Agreement on Tariffs and Trade.

(5) Rock, M.L. y Sikora, M.: Accounting for Mergermania, Management Accounting, April 1987, pp. 20-31, citado por Rivero Romero José (1995).