“Hay que incrementar el recaudo con base en el IVA”

Revista Nº 128 Mar.-Abr. 2005

Entrevista de Javier Rojas a Mario Aranguren 

Asegurar la incorporación de los nuevos declarantes de renta, ampliar el registro de los responsables del IVA y avanzar en la obligación de facturar, son algunos de los propósitos que se ha trazado la DIAN para este año. 

El director de la DIAN, Mario Aranguren, en entrevista con la Revista Impuestos, habló sobre las expectativas para ampliar los alcances del IVA en el modelo impositivo colombiano y de la mayor eficiencia que se espera alcanzar en la gestión tributaria mediante el Plan Muisca.

Revista Impuestos:¿Qué cambios requiere el modelo tributario colombiano? 

Mario Aranguren: Colombia necesita hacer un cambio en la estructura tributaria, y ese cambio fundamental está relacionado con el IVA. Gravamos solamente el 52% de los bienes y servicios que produce la economía y eso nos representa una productividad muy baja con respecto a los demás países de América Latina y al mundo en general.

R. I.:¿Y qué papel juega el impuesto de renta? 

M. A.: En cuanto al impuesto de renta hay muy poco por hacer. Recaudamos el 5,6% del producto interno bruto (PIB) con ese impuesto; Chile recauda 3 puntos del PIB con ese impuesto. Pero Chile recauda 10 puntos del PIB con el IVA y nosotros 5,2 puntos. Es decir, que nos faltan casi cuatro puntos del IVA. Cuando uno toma los recaudos de renta e IVA en todos los países de Latinoamérica, en promedio, el 60% de esos ingresos corresponde al IVA y el 40% a renta. En Colombia, la mitad es renta y la otra, IVA.

R. I.:¿Por qué ocurre eso? 

M. A.: En renta se recauda tanto, porque es un impuesto que se concentra en las sociedades y en muy pocas personas. Pero la carga es muy elevada, el 38,5%, que quitándole la sobretasa queda en 35%. En Chile qué hacen: de una utilidad de 100 paga el 17% en renta y después, cuando reparta utilidades, si se distribuyen dividendos se causan impuestos a estos. En Colombia, se paga 38,5% en renta, independientemente de que repartan utilidades o no, y eso significa quitarle ahorro bruto a las empresas. Aunque son muy pocas personas las que contribuyen con este impuesto, es muy alta la tasa.

R. I.:¿Esa situación no resulta contradictoria con las recomendaciones recientes del Fondo Monetario Internacional de incrementar los ingresos tributarios por renta y de disminuir la cantidad de tarifas de IVA? 

M. A.: El FMI no dijo eso, creo que lo hizo la prensa. Cómo puede ser inequitativo un sistema donde se le dice a los que ganan hasta nueve salarios mínimos mensuales que no van a pagar renta, y quien tiene esos ingresos dice también que compró un apartamento y los intereses que paga son deducibles por esa obligación. Además, con el 25% del ingreso exento da como resultado que no tributan. Entonces, la tributación comienza a partir de nueve salarios de ingreso.

R. I.:¿Entonces cuál fue la recomendación del FMI? 

M. A.: Básicamente, incrementar el recaudo con base en el IVA.

R. I.:¿Cuáles serían las condiciones para promover una reforma tributaria estructural? 

M. A.: No hay reformas estructurales. El cambio de fondo sería que todo el mundo pagara IVA. En renta ya estamos incorporando una notoria cantidad de gente a la tributación, al haber bajado el requisito para declarar a 80 millones de pesos de patrimonio. Otro esfuerzo adicional sería revisar las tablas del impuesto de renta correspondientes a los ingresos laborales para tratar de bajar más, con el fin de empezar a exonerar a partir de ingresos de tres salarios mínimos mensuales o algo así. Eso sí sería estructural, pero no creo que haya el ambiente para hacerlo.

R. I.:¿Qué tan importante es ampliar la información relativa a los contribuyentes? 

M. A.: Esas medidas son de administración y resultan buenas. Es parte de la cultura fiscal que estamos transformando. Muchas personas se preguntan para qué presentan declaraciones de renta quienes no van a pagar. Pero solo el hecho de que aparezca una persona y que esté registrada ante la administración de impuestos, redunda en información muy importante que vale más que cualquier impuesto.

R. I.:¿La falta de esa información ha sido un error histórico? 

M. A.: El tema se explica así: en un momento dado, el Estado dejó que declararan solamente unas pocas personas y empresas. A los demás se les excluyó de esa obligación, y se permitió que el sector privado les hiciera la retención en la fuente y certificara que esas personas pagaron impuestos. Hay quienes vienen a la DIAN a que se les certifique que pagaron impuestos durante un determinado año, porque les hicieron retención en la fuente. Nos toca decirles que no les podemos certificar que pagan impuestos en Colombia y que vayan a la empresa a que les expida tal certificación. El país decidió trabajar menos por incapacidad. Como era incapaz de controlar todo, decidió quedarse con unos pocos contribuyentes y se la jugó a que el sector privado hiciera las retenciones y las certificaciones.

R. I.:¿Cuál es la meta de recaudo para el 2005? 

M. A.: Con todos los impuestos: 40,5 billones de pesos. Lo que queremos este año es garantizar que los nuevos declarantes del impuesto de renta lo van a presentar. Ya tenemos información para detectarlos. Y, en cuanto al IVA, queremos hacer un control específico con respecto al registro de los contribuyentes y la obligación de facturar. La información acerca de las adquisiciones con el dinero plástico nos ha dado muy buen resultado. Tenemos gente que cobraba el IVA y no estaba ni siquiera inscrita ante la DIAN. Y lo hemos detectado por los consumos con las tarjetas débito y crédito. Hay en curso muchas denuncias penales por estos casos.

R. I.:¿Cómo ha evolucionado la evasión? 

M. A.: A pesar de los defectos en la medición, creo que hemos bajado la evasión de los impuestos en general. En parte por el esfuerzo nuestro y, además, porque la gente está tomando conciencia. Hoy se habla de que hay que pagar impuestos y eso unos años antes nadie lo decía. Existe más solidaridad con el tema.

R. I.:¿Qué resultados se verán con el Plan Muisca en el 2005? 

M. A.: Antes que sancionar, lo que queremos es aumentar el número de declarantes y la presentación de las declaraciones a través de internet, para lo cual nos falta la firma digital. En este tema, estamos trabajando con las compañías certificadoras. De otro lado, teóricamente estamos adelantando un censo de contribuyentes, mediante el Registro Único Tributario (RUT).

R. I.:¿Cuál es la meta en relación con el contrabando? 

M. A.: Combatir el contrabando de textiles y electrodomésticos, mediante represión e inteligencia. Para enfrentarlo, se va a aumentar el pie de fuerza en 1.000 hombres, hoy tenemos 600, para tener entonces un total de 1.600. En este tema, la actitud será de dura represión.

R. I.:¿Por qué el avance tan acelerado de un convenio de doble tributación con España? 

M. A.: Los convenios para evitar la doble imposición que tiene firmados Colombia corresponden al sector marítimo y aéreo. En el caso particular del convenio con España, se trata de un asunto del Ministerio de Hacienda y no de la DIAN. El Ministro de Hacienda me encomendó avanzar en el tema, porque España lo solicitó, país que lleva 20 años tras ese logro. El ministro me delegó el tema e hice la tarea. El propósito es dejar las reglas de juego claras entre los dos países: cuándo se tributa aquí y cuándo allá.

R. I.:Con respecto a las decisiones 599 y 600 del 2004 de la Comisión Andina de Naciones (CAN), relativas al impuesto a las ventas y al consumo, ¿existe algún proyecto para que se conviertan en ley en Colombia? 

M. A.: Los abogados dicen que en materia de impuestos, por más que pertenezcamos a la CAN, tiene que haber una ley que pase por el Congreso y que defina esos aspectos. Lo que hicimos fue establecer el IVA y los impuestos específicos a algunos consumos para la CAN. Por eso Colombia requiere cambiar su estructura en IVA. En el año 2012, los países de la CAN deben tener un IVA de una sola tasa y una tasa diferencial para algunos bienes que sea del 50% de la tasa general. La tasa máxima que puede haber es del 19% ó 20%, y además grava todo. Se dejan por fuera salud, educación y algunos temas de transporte público. Hubiera querido que esa decisión se tomara de una vez, pero los juristas dicen que no, pues debe pasar por el Congreso.

R. I.:¿Qué avances hay con Mercosur en cuanto a doble tributación? 

M. A.: A finales de febrero de este año, me encontré en Panamá con el director de la Administración Federal de Ingresos Públicos de Argentina, Alberto Abad, y me dijo que su país estaba muy interesado en firmar entre las dos naciones un acuerdo para evitar la doble tributación, que además implicaría intercambio de información. Le dije que la propuesta era bienvenida y que presentara esa solicitud al Ministerio colombiano de Relaciones Exteriores.