Impuestos en pagos al exterior

Revista Nº 115 Ene.-Feb. 2003

Del adecuado manejo tributario en las operaciones con el exterior se aceptarán fiscalmente los pagos que se efectúen. 

Óscar Zárate Ruiz 

Consultor 

Las compañías que realizan pagos a personas extranjeras residentes o no residentes en Colombia deben tener en cuenta que la tarifa de retención en la fuente difiere si la persona que recibe el pago es residente o no y según el concepto del pago (intereses, honorarios, asistencia técnica etc.).

Retención a título de impuesto sobre la renta

Deben efectuar la retención quienes efectúen pagos o abonos en cuenta por concepto de rentas sujetas a impuesto en Colombia, a favor de:

1. Sociedades u otras entidades extranjeras sin domicilio en el país.

2. Personas naturales extranjeras sin residencia en Colombia.

3. Sucesiones ilíquidas de extranjeros que no eran residentes en Colombia.

En los pagos efectuados a personas no residentes por concepto de honorarios la tarifa de retención a título de impuesto sobre la renta es del 35%. Además, si el pago se realiza al exterior se deberá liquidar la retención adicional por remesas del 7%.

Sin embargo, si los pagos o abonos en cuenta son por concepto de consultorías, servicios técnicos y de asistencia técnica, prestados por personas no residentes o no domiciliadas en Colombia, están sujetos a retención en la fuente a la tarifa única del 10%, a título de impuestos de renta y de remesas, bien sea que se presten en el país o desde el exterior.

Obligación de efectuar la retención

Quien efectúe pagos o abonos en cuenta que impliquen giros de recursos en el exterior, directamente o a través de cuentas bancarias en el exterior o mediante compensaciones, o en general, a través de entidades financieras u otros intermediarios, deberá efectuar la retención en la fuente a título del impuesto de remesas al momento del pago o abono en cuenta.

Retención a título de impuesto sobre las ventas

Para asegurar el recaudo del IVA se estableció la retención en la fuente a título de impuesto sobre las ventas, la cual deberán practicar quienes contraten con personas o entidades sin residencia o domicilio en el país la prestación de servicios gravados en el territorio Nacional; esta retención se debe practicar al momento en que se realice el pago o abono en cuenta, sobre el 100% del valor del impuesto sobre las ventas liquidado en la prestación de servicios gravados en el territorio nacional.

Por la anterior razón, en los contratos con extranjeros sin domicilio o residencia en el país se deberá discriminar el valor del impuesto sobre las ventas generado, que será objeto de retención.

En caso de no detallarse el valor del IVA en el contrato, por tratarse de un impuesto de consumo, se debe asumir, pagar y registrar por quien consume el bien o servicio, es decir, el contratante colombiano. Lo anterior significa que no se podrá disminuir el valor del contrato inicialmente pactado por concepto de retención de IVA.

Ejemplo de aplicación

La compañía Colombiana XYZ suscribe un contrato de mantenimiento de software con la compañía extranjera ABC, el contrato incluye soporte telefónico 24 horas al día, para resolución de problemas de operación. El monto del mantenimiento es de US $300 mensuales (T.R.M. $2.500) los cuales incluyen el derecho a las actualizaciones y mejoras que se hacen continuamente a la aplicación y a las versiones de servicio que se emiten para corregir defectos de programación o diseño. El pago se realiza por giro directo a la compañía ABC.

En este tipo de contrato se debe establecer si corresponde a:

Honorarios: predomina el factor intelectual sobre el puramente material o mecánico.

Asistencia técnica: asesoramiento y capacitación de una empresa o entidad en la solución de problemas técnicos, empleo de tecnologías establecidas del dominio de quien lo otorga.

Servicios técnicos: prestación de una labor mediante la utilización de conocimientos tecnológicos sin que exista transmisión de estos ni continuidad en el servicio.

Con base en lo anterior se puede concluir que el contrato se enmarca dentro de los conceptos de asistencia y servicios técnicos; adicionalmente, por regla general en los servicios opera el principio de territorialidad y en consecuencia se encuentran gravados con IVA los servicios prestados en el territorio nacional. No obstante, como excepción, el estatuto tributario prevé algunos servicios que pese a ser prestados desde el exterior se gravan en el territorio de ubicación del destinatario.

Esta excepción está consagrada en el parágrafo tercero del artículo 420 del estatuto tributario.

Por lo tanto y para este ejemplo quien presta el servicio desde el exterior debe cobrar el IVA al destinatario (sujeto pasivo jurídico); es decir, el 16% del contrato ($120.000) valor que debe ser retenido en 100% por el destinatario y adicionalmente, efectuar retención a título de renta y remesas a la tarifa única del 10% ($75.000).

El registro contable puede observarse en el cuadro que se presenta al final de esta página.

Deducción de gastos en el exterior y los pagos a la casa matriz son deducibles

Serán aceptados cuando cumplan con los requisitos establecidos en los artículos 121 y siguientes del estatuto tributario, destacándose el efectuar la retención en la fuente.

impuestos2003c.JPG
impuestos2003c.JPG