INSTRUCCIÓN ADMINISTRATIVA 1 DE 1999 

(Febrero 24)

Ref.: Por medio de la cual se derogan las instrucciones administrativas 34 de 1995; 8 y 27 de 1996; 2 de 1998 y se determinan los aspectos a tener en cuenta en la celebración de matrimonio civil de extranjeros con nacionales colombianos.

En ejercicio de las funciones de orientación adscritas a la Superintendencia de Notariado y Registro y teniendo en cuenta la declaratoria de nulidad de algunos apartes de la Instrucción Administrativa 34 de diciembre 7 de 1995, proferida mediante sentencia de Consejo de Estado Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera de fecha marzo 20 de 1997, relacionada con los “Aspectos a tener en cuenta en la celebración de matrimonios civiles entre colombianos y extranjeros especialmente cubanos”, dirigida a los notarios del país por el Superintendente de Notariado y Registro, así como las modificaciones hechas al Decreto 2214 del 9 de noviembre de 1993, por el Decreto 2371 de 1996, se considera prudente y oportuno derogar las siguientes instrucciones administrativas: 34 de 1995; 8 y 27 de 1996 y 2 de 1998.

De otra parte, con el ánimo de contribuir al control del manejo de la política migratoria, debido a informes obtenidos por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia relacionados con matrimonios de extranjeros con personas colombianas, cuyo único propósito es el de legalizar su permanencia en nuestro país, se ha considerado conveniente determinar la clase de visa que deben presentar los extranjeros para contraer matrimonio en Colombia.

En relación con este aspecto el Ministerio de Relaciones Exteriores, mediante Oficio número 84 de enero 7 de 1999, ha determinado con base en lo dispuesto en el artículo 108 del Decreto 2371 de 1996, que la visa a presentar por los extranjeros para contraer matrimonio con nacionales colombianos en este país, es la clase temporal, subclase ordinaria y categoría especial.

Igualmente, a los extranjeros con nacionalidad de países que no requieran visa de turista para ingresar al país, en caso de que la razón de su ingreso, sea la de contraer matrimonio con nacional colombiano les es exigible la visa respectiva, para tal fin. Lo anterior, para optimizar el control migratorio y asegurar la existencia de información oficial, para los nacionales colombianos que vayan a contraer nupcias con extranjeros.

Es de advertir que, en la celebración de matrimonio civil entre un colombiano y un extranjero, el notario debe limitarse a exigir los requisitos previstos en los Decretos 2668 de 1988 y 1556 de 1989.

Así las cosas, deberán aportar para tal fin, además de la solicitud escrita presentada personalmente o por sus apoderados, el registro civil de nacimiento y el certificado donde conste su estado de soltería, o sus equivalentes. Estos documentos deberán tener una vigencia inferior a tres (3) meses, contados a partir de la fecha de su expedición (D. 1556/89, art. 1º).

Si de segundas nupcias se tratase acompañarán, además el registro civil de defunción del cónyuge o el documento en el cual conste la sentencia de divorcio o de nulidad del matrimonio, y un inventario solemne de bienes, en caso de existir hijos de precedente matrimonio.

Los documentos otorgados ante funcionario de país extranjero deberán presentarse ante el cónsul colombiano para su legalización y luego en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, con la respectiva traducción oficial, si fuere el caso, para abonar la firma del cónsul (C. de P.C., arts. 259 y 260).

La presente instrucción rige a partir de la fecha de su publicación en el Diario Oficial.

N. del D.: Esta instrucción va dirigida a los señores notarios públicos del país.

______________________________________