INSTRUCCIÓN ADMINISTRATIVA 11 DE 1998 

(Junio 23)

Tema: Revocación de una instrucción administrativa

(Nota: Derogada por la Instrucción Administrativa 26 y 28 de 2001 de la Superintendencia de Notariado y Registro).

El 19 de enero de 1993 la Superintendencia de Notariado y Registro emitió y dirigió a ustedes la Instrucción Administrativa 3, relacionada con el tema “recaudo de dineros destinados al pago de boleta fiscal y derechos de registro”. Al considerarse que “no existía autorización alguna, ni regulación legal específica, con base en la cual los notarios puedan recaudar de los usuarios el valor correspondiente a la boleta fiscal y los derechos de registro”, en el mencionado documento se les solicitaba abstenerse de efectuar esos trámites o cualesquiera otra actividad que se apartara del ámbito de la competencia que la ley les ha fijado, por tratarse de “la realización de gestiones ajenas al ejercicio de la función notarial”.

Sobre el particular, debo comunicarles que por petición del doctor Juan Alvaro Vallejo Tobón, notario 29 del Círculo de Medellín, Antioquia, obrando en ejercicio de las facultades que al superintendente de notariado y registro le confiere el artículo 9º, numeral 24, del Decreto 2158 de 1992 y en cumplimiento a lo ordenado por el artículo 69 del Código Contencioso Administrativo, el despacho a mi cargo dispuso revocar en todas sus partes la instrucción administrativa en mención, según consta en la Resolución 1997 de fecha 11 de junio de 1998.

Se apoyó la decisión en la inconsistencia que desde los puntos de vista legal y supralegal presentaba el acto administrativo objeto de la instrucción impugnada, teniendo en cuenta los motivos que determinaron su expedición y, concretamente, por ser contrario al artículo 3º, numeral 14, del Decreto Ley 960 de1970 que adscribe a la competencia de los notarios el ejercer todas aquellas funciones que les señalen las leyes.

Contrario, porque no se hizo una verdadera interpretación sistemática del precepto mencionado, al omitirse la inclusión del artículo 18 de la Ley 29 de 1973 en el específico entorno que correspondía para ello. Es decir, porque se desconoció la integración del precepto en función de la división formal del ordenamiento jurídico. La Ley 29 de 1973 creó el fondo nacional del notariado, pero a través de ella también se dictaron otras disposiciones, entre ellas las de los artículos 18 y 19 que facultaba al notario para constituir en su poder depósitos de dineros para el “cumplimiento de las obligaciones surgidas de los actos o contratos por escrituras otorgadas ante él”.

En consecuencia, a partir del 11 de junio del presente año, fecha de expedición de la resolución 1997, pueden ustedes ejercer libremente la facultad que les confieren los artículos 18 y 19 de la Ley 29 de 1973, al quedar sin vigencia la Instrucción Administrativa 003 del 19 de enero de 1993. Les reitero el carácter estricto señalado en la última disposición en cuanto a la destinación que deben darle a los depósitos y la observancia de los términos para hacerlo.

N. del D.: Esta instrucción va dirigida a los notarios del país.

(Nota: Derogada por la Instrucción Administrativa 26 y 28 de 2001 de la Superintendencia de Notariado y Registro).

_____________________________________