INSTRUCCIÓN ADMINISTRATIVA 12 DE 1996 (sic) 

(Mayo 19)

(Nota: Derogada por la Instrucción Administrativa 31 de 2001 de la Superintendencia de Notariado y Registro)

Han sido reiteradas las consultas planteadas por los usuarios del servicio relacionadas con el derecho de acceder a la tarifa especial prevista por el Decreto 2158 de 1995, modificado por el Decreto 371 de 1996, cuando se otorgan escrituras públicas por las que se adquieren inmuebles para desarrollar planes y programas referidos a vivienda de interés social o unidades agrícolas familiares, con las que se protocolizan planos elaborados por particulares, los cuales en algunas oportunidades están aprobados por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, o por el Catastro, o por el Incora, cuando es del caso, sin que en realidad éstos constituyan planos prediales catastrales resultantes del proceso de formación, actualización y conservación catastral conforme a lo establecido por el Decreto 2157 de 1995.

Es importante señalar que entre las características a destacar, las que siempre deberán estar contenidas en un plano predial catastral, se encuentran: la designación del departamento, municipio, si se trata de un inmueble urbano o rural, la indicación del número de la matrícula inmobiliaria, área del terreno, área construida, dirección —estos dos últimos únicamente cuando se trate de predios urbanos—, la fecha de expedición, las coordenadas planas que señalan la ubicación exacta del bien y descripción de las convenciones utilizadas.

El número predial que inicie con 00 distinguirá a los predios rurales de los urbanos que comenzarán con los números 01.

Finalmente los planos prediales catastrales, se distinguirán en todo caso por un número que es el anotado en la parte superior central del mismo y llevará impreso en la parte inferior de su descripción gráfica la constancia de que se trata de un plano resultante del proceso de formación, actualización y conservación catastral —L. 14/83—, seguido de la firma del funcionario del catastro que así lo autoriza.

No sobra recordar que la utilización del sistema previsto por el Decreto 2157 de 1995, obliga a prescindir de los linderos en las escrituras públicas, pues éstos se describen por el sistema de coordenadas en el plano que se protocoliza con el respectivo instrumento.

Por ello para su conocimiento y demás fines pertinentes, adjunto al presente instructivo encontrará dos modelos de planos prediales catastrales, tanto del sector urbano como del rural, para que el despacho a su cargo adopte los correctivos necesarios a efecto de que en la autorización y registro de las escrituras públicas en las que se opte por este sistema de identificación de inmuebles, se protocolicen planos con las características allí especificadas y se dé así estricto cumplimiento a lo establecido en los artículos 1º y 6º del Decreto 2157 en comento, de manera que las personas que adquieren vivienda de interés social o unidades agrícolas familiares en los términos del Decreto 2158 de 1995, puedan cancelar los derechos notariales y de registro conforme a la tarifa especial prevista en esta normatividad.

(Nota: Derogada por la Instrucción Administrativa 31 de 2001 de la Superintendencia de Notariado y Registro)

_____________________________________