INSTRUCCIÓN ADMINISTRATIVA 14 DE 1996 

(Abril 9)

A raíz de la publicación hecha en el diario El Espectador, de fecha 17 de febrero de 1996 y de consultas telefónicas de usuarios, sobre el cobro del impuesto de timbre en las notarías, esta entidad considera pertinente hacer las siguientes precisiones respecto de dicho impuesto, su causación, agentes de retención y recaudo.

Impuesto de timbre

Se encuentra aún regulado en el libro cuarto del estatuto tributario y la Ley 6ª de 1992, así:

Agentes de retención

Estatuto Tributario

ART. 518.—Modificado. L. 6ª/92. “Deberán responder como agentes de retención, a más de los que señale el reglamento:

2. Los notarios por las escrituras públicas...”

“Escrituras públicas:

Atendiendo lo establecido en el inciso segundo del artículo 518 del estatuto tributario y el artículo 23 del Decreto 2076 de 1992 , las escrituras públicas están sujetas al impuesto de timbre, siempre y cuando consagren la existencia, constitución, modificación o extinción de obligaciones, cuya cuantía supere el monto de causación y en las cuales intervengan como otorgantes, aceptantes, suscriptores por lo menos uno de los contribuyentes del impuesto, o reúna esta calidad la persona a cuyo favor se expida, otorgue o extienda la misma...” (DIAN, Conc. mar. 31/93).

Reglamentos sobre agentes de retención

D.R. 2076/92.

ART. 27.—Agentes de retención del impuesto de timbre. Actuarán como agentes de retención del impuesto de retención del impuesto de timbre, y serán responsables por su valor total:

1. Los notarios por las escrituras públicas...

Actuaciones gravadas y sus tarifas

EstatutoTributario

ART. 519.—Modificado. L. 6ª/92. Regla general de causación del impuesto de timbre. El impuesto de timbre nacional se causará a la tarifa del medio por ciento (0.5%) sobre los instrumentos públicos y documentos privados, incluidos los títulos valores, que se otorguen o acepten en el país, o que se otorguen fuera del país pero que se ejecuten en el territorio nacional o generen obligaciones en el mismo, en los que se haga constar la constitución, existencia, modificación o extinción de obligaciones, al igual que su prórroga o cesión, cuya cuantía sea superior a $ 30.445.000, en los cuales intervenga como otorgante, aceptante o suscriptor una entidad pública, una persona jurídica o asimilada o una persona natural que tenga la calidad de comerciante que en el año inmediatamente anterior tuviere unos ingresos brutos o un patrimonio bruto superior a $ 487.120.000.

Tratándose de documentos que hayan sido elevados a escritura pública, se causará el impuesto de timbre, siempre y cuando no se trate de la enajenación de bienes inmuebles o naves, o constitución o cancelación de hipotecas sobre los mismos. En el caso de constitución de hipoteca abierta, se pagará este impuesto sobre los respectivos documentos de deber.

También se causará el impuesto de timbre en el caso de oferta mercantil aceptada, aunque la aceptación se haga en documento separado.

Cuando tales documentos sean de cuantía indeterminada, la tarifa será de $ 366.000. Este impuesto se tomará como abono definitivo.

PAR.—El impuesto de timbre generado por los documentos y actuaciones previstas en este libro, será igual al valor de las retenciones en la fuente debidamente practicadas. En el evento de los documentos de cuantía indeterminada, cuando fuere procedente, además de la retención inicial de la suma señalada en el último inciso de este artículo, el impuesto de timbre comprenderá las retenciones que se efectúen una vez se vaya determinando o se determine su cuantía, si es del caso.

D.R. 2076/92.

ART. 23.—Instrumentos públicos gravados con el impuesto. Para efectos del impuesto de timbre, se consideran instrumentos públicos sometidos al gravamen, además de los consagrados en los artículos 523, 524 y 525 del estatuto tributario, las escrituras públicas en los términos del inciso segundo del artículo 519 del mismo estatuto y los contratos administrativos.

D.R. 8361/91.

ART. 27.—Timbre en modificación de contratos. Cuando se modifique la cuantía de un contrato sobre el cual se hubiere pagado impuesto de timbre, y la modificación implique un mayor valor del contrato original, se deberá pagar el impuesto sobre la diferencia, siempre y cuando ésta, sumada a la cuantía del contrato original, exceda la suma mínima no sometida al gravamen de conformidad con el artículo 519 del estatuto tributario. Cuando la modificación implique un menor valor del contrato no se deberá liquidar impuesto de timbre nacional.

D.R. 2076/92.

ART. 33.—Base gravable en la fiducia, la agencia mercantil y en la administración delegada. En los contratos de fiducia mercantil y en los encargos fiduciarios, el impuesto de timbre se causará a la tarifa prevista en la ley aplicada sobre la remuneración que corresponda según el respectivo contrato, a favor de la entidad fiduciaria.

Lo dispuesto en el inciso anterior será aplicable en el caso de los contratos de agencia mercantil y de administración delegada, así como los que den origen a fondos de valores administrados por sociedades de comisionistas de bolsa.

La normatividad desarrollada en la Ley 223 del 20 de diciembre de 1995 sobre impuesto de timbre introdujo cambios sobre los actos y documentos que quedan exentos (contratos de promesa de venta entre otros), las entidades de derecho público están exentas, sobre la ampliación del gravamen a los vehículos y sobre las liquidaciones oficiales de contratos de concesión y distribución.

Así mismo cuando el documento esté sujeto al impuesto de registro no se causará el impuesto de timbre nacional.

Es importante recalcar que este impuesto ha sido y será liquidado y recaudado en la notaría, constituyéndose en una obligación fiscal del notario.

A continuación me permito transcribirle los artículos que sobre el impuesto de timbre contiene la Ley 223 de 1995:

ART. 27.—Adiciónase el artículo 530 del estatuto tributario sobre actuaciones y documentos exentos del impuesto de timbre nacional.

“52. Las órdenes de compra o venta de bienes o servicios, y las ofertas mercantiles que se aceptan con ocasión de la expedición de la orden de compra o venta.

Los numerales 9º, 15 y 22 del artículo 530 del estatuto tributario quedarán así:

9. El endoso de títulos valores y los documentos que se otorguen con el único propósito de precisar las condiciones de la negociación tales como aquellos que se efectúen en desarrollo de operaciones de venta de cartera, reporto, carrusel, opciones o futuro.

15. Los documentos suscritos con el Banco de la República por los fondos ganaderos y el Instituto de Crédito Educativo para utilizar cupos ordinarios, extraordinarios o especiales de crédito. Igualmente, los documentos en que se hagan constar operaciones de crédito. Entre el Banco de la República y los establecimientos de crédito o entre estos últimos.

22. Los contratos de promesa de compraventa de inmuebles.

ART. 162.—El inciso primero del artículo 532 del estatuto tributario quedará así:

“Las entidades de derecho público están exentas del pago de impuesto de timbre nacional”.

ART. 240, PAR. 4º—Las liquidaciones oficiales no pagadas por impuesto de timbre sobre contratos de concesión y distribución, que se ejecuten mediante el sistema comercial de facturas, o las resoluciones de sanción por no declarar los valores de tales contratos, no serán exigibles ni aplicables.

Para los efectos del impuesto de timbre, a los contratos de concesión y distribución que se ejecuten mediante el sistema de factura comercial de que trata el artículo 944 del Código de Comercio, se aplicará la exención del numeral 44 del artículo 530 del estatuto tributario.

ART. 260.—Impuesto de timbre sobre vehículos. Sin perjuicio del gravamen existente, están gravados con impuesto de timbre nacional y rodamiento o circulación y tránsito sobre vehículos, los siguientes:

“Vehículos de servicio público o de transporte, vehículos de transporte y carga.

Las asambleas departamentales y el concejo distrital fijarán las tarifas correspondientes, entre la mínima y la máxima existentes para este impuesto...”

ART. 226, PAR.—Cuando el documento esté sujeto al impuesto de registro de que trata la presente ley, no se causará impuesto de timbre nacional.

Impuesto de registro y anotación

Es un impuesto de carácter departamental, que ha sido también denominado boleta fiscal, y que antes de la vigencia de la Ley 223 de 1995 era liquidado y recaudado por la beneficencia, hospital, o entidad designada por la asamblea departamental.

A partir de la vigencia prevista en la Ley 223 de 1995 este impuesto deberá ser liquidado y recaudado por las oficinas de registro de instrumentos públicos, salvo lo preceptuado en el inciso segundo del artículo 223 de la precitada ley, para lo cual esta entidad, ha iniciado la implementación técnica para su cobro.

La mentada ley desarrolla a partir del artículo 226 lo correspondiente a este impuesto en cuanto al hecho generador, sujetos pasivos, causación, base gravable, tarifas, términos para el registro, lugar de pago del impuesto, liquidación y recaudo del impuesto.

Esta entidad expidió las instrucciones 3 y 11 de 1996 por las cuales se pone en conocimiento de las oficinas de registro del país, lo concerniente al impuesto de registro.

_______________________________________