INSTRUCCIÓN ADMINISTRATIVA 2 de 1998 

(Febrero 3)

(Nota: Derogada por la Instrucción Administrativa 1 de 1999 de la Superintendencia de Notariado y Registro).

Para su conocimiento y aplicación me permito trascribirles la parte resolutiva de la sentencia del Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Primera, de fecha veinte (20) de marzo de 1997, Consejero Ponente: Dr. Ernesto Rafael Ariza Muñoz, expediente Nº 3931, acción de nulidad, Actor: Orlando Moreno Muñoz.

“Declárase la nulidad de los siguientes apartes de la Instrucción Administrativa Nº 34 de 7 de diciembre de 1995, contentiva de los “aspectos a tener en cuenta en la celebración de matrimonios civiles entre colombianos y extranjeros especialmente cubanos” dirigida a los notarios del país por el superintendente de Notariado y Registro que rezan:

“En cuanto concierne al procedimiento para contraer matrimonio civil ante notario, se requiere lo siguiente:

Recibida la solicitud de que tratan los artículos 2º y siguientes del Decreto-Ley 2668 de 1988 y 1º del Decreto-Ley 1556 de 1989, el notario, sin delegar en ninguno de sus empleados indagará personalmente y por separado a cada uno de los pretendientes sobre aspectos generales inherentes a la persona con quien se va a unir en matrimonio, entre otros acerca de la fecha y lugar de nacimiento, nombre de los padres, grado de instrucción, profesión u oficio, conocimientos generales que el extranjero pueda tener en nuestro país, etc.

Surtido el trámite anterior, es indispensable que el notario solicite al Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, cuya sede está ubicada en la calle 100 Nº 11B-28 teléfono 6-107315 de Santafé de Bogotá, certificación acerca de si el extranjero tiene visa y pasaporte vigentes o cédula de extranjería, para lo cual el notario les suministrará la siguiente información: nombres y apellidos completos, lugar y fecha de nacimiento, número de pasaporte del extranjero. Si en la respectiva certificación consta que esta persona tiene al día los documentos a que me referí anteriormente, el notario dispondrá que se anexe a los documentos presentados con la solicitud (D. L. 1556/89)

Seguidamente, a costa de los interesados el notario enviará un exhorto al funcionario de registro civil del lugar de nacimiento del extranjero, que según la ley del respectivo país sea competente para celebrar matrimonios civiles, a efecto de que proceda a fijar por el término de cinco (5) días hábiles en lugar público de su despacho el edicto cuyo modelo le remite, consignando en éste la solicitud formulada, los nombres y apellidos de los contrayentes y el lugar y fecha de nacimiento para que en el término de fijación del edicto concurra quien se crea con legítimo derecho a oponerse al matrimonio o para que se denuncien los impedimentos que existan entre los pretendientes por quien justifique tener pruebas fehacientes para ello.

Vencido el término de fijación del edicto, el funcionario competente debe devolverlo a la notaría de origen con la constancia de haber permanecido fijado por el lapso señalado anteriormente, documento que se presentará luego ante el cónsul colombiano para efectos de la correspondiente legalización.

Posteriormente, deberá presentarse ante el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia a efecto de que sea abonada la firma del cónsul.

Hasta tanto no se haya surtido el trámite anterior y verificado su cumplimiento, no se procederá a practicar ninguna de las diligencias ulteriores.

El edicto así legalizado se agregará a la solicitud y continuará entonces el trámite que culmina con el otorgamiento y autorización de la escritura pública con la cual se perfecciona el matrimonio.

No sobra advertir que, en la copia del registro civil de nacimiento que debe aportar el extranjero para contraer matrimonio civil en Colombia, debe constar de manera clara y expresa el estado de soltería o sus equivalentes, toda vez que la simple constancia alusiva a que el inscrito no registra anotación marginal alguna que afecte su estado civil, es demasiado laxa”.

N. del D.: Esta instrucción va dirigida a los notarios públicos del país.

(Nota: Derogada por la Instrucción Administrativa 1 de 1999 de la Superintendencia de Notariado y Registro).

___________________________________