INSTRUCCIÓN ADMINISTRATIVA 25 DE 1996 

(Junio 6)

(Nota: Derogada por la Instrucción Administrativa 31 de 2001 de la Superintendencia de Notariado y Registro)

Con el objeto de unificar criterios y amparar los derechos de los usuarios del servicio registral, quienes en forma reiterada han comunicado a esta superintendencia la situación presentada con una gran mayoría de oficinas de registro de instrumentos públicos del país, cuyos titulares, amparados en las facultades otorgadas por el artículo 27 del Decreto 2158 de 1992, y en consideración a la interpretación concebida para efectos de dar aplicación al Decreto 2157 de 1995 , proceden a la devolución de documentos públicos en cuyo texto se consigna la identificación de los inmuebles por sus linderos literales, negando su inscripción hasta tanto el interesado se acoja a los requisitos determinados por esta última normatividad, debo informarles que:

La expedición del Decreto 2157 de 1995, se originó como una alternativa a las necesidades del usuario de optar por un sistema que le ofreciera mayores y mejores garantías en lo que respecta a la identificación de los inmuebles por sus linderos, y en consecuencia le permitió acudir a un mecanismo especial, esto es, protocolizando en la respectiva escritura pública el plano definitivo expedido por la autoridad catastral del lugar correspondiente a la ubicación del inmueble, resultante de los procesos de formación, actualización y conservación catastral.

La escogencia de este nuevo procedimiento por parte de las personas naturales o jurídicas y entidades públicas, implica que en el texto de las escrituras se omitirá la transcripción textual de los linderos literales del bien, toda vez que la identificación del mismo estará contenida en el respectivo plano catastral, del cual se tomarán para consignar en el instrumento los datos relativos al número que lo distingue, la nomenclatura cuando fuere el caso (predios urbanos), el paraje o localidad donde está ubicado, el área del terreno y el número catastral o predial.

Este nuevo criterio, armoniza con las políticas actuales del Gobierno Nacional de hacer más expeditos los trámites ante las diferentes entidades públicas y demás estamentos que por expresa delegación de facultades otorgadas por el Estado, prestan un servicio público.

Es así como, para garantizar que en el registro de instrumentos públicos se conserven y optimicen los datos relacionados con la descripción (cabida y linderos) de los inmuebles identificados por este sistema, se exige para los usuarios que lo adopten, el cumplimiento de los siguientes requisitos en el otorgamiento de escrituras públicas, a saber:

1. Que se trate de planos catastrales resultantes de los procesos de formación, actualización y conservación catastral.

2. Que en los casos de segregación (es), con el instrumento se protocolicen los planos que identifiquen en su orden, al predio restante del bien, salvo la situación prevista para las entidades públicas consagrada en el artículo noveno del comentado Decreto 2157.

3. Que los planos correspondientes a las partes segregadas y restante del bien, sean elaboradas por un topógrafo, un ingeniero o un agrimensor, los cuales tendrán el carácter de provisional, hasta tanto el documento que los contenga esté debidamente registrado y la oficina de catastro respectiva los incorpora al catastro dentro del proceso de conformación a que nos hemos referido.

4. Que tanto las personas naturales, como las jurídicas y las entidades públicas que se acojan a este sistema, deberán continuar con él para los sucesivos actos de disposición, aclaración o actualización de linderos, siempre protocolizando con la escritura pública de que se trate, el plano catastral correspondiente.

Por lo expuesto, comedidamente solicito a ustedes, abstenerse de devolver documentos presentados para su registro, exigiendo del usuario adoptar un sistema de identificación predial que en ningún momento se ha concebido como obligatorio, sino que sólo es facultativo u opcional en su escogencia para el interesado y en consecuencia, de presentarse errónea devolución por parte de las oficinas de registro, se deberán proferir los actos administrativos necesarios para efectos de restituir el turno inicialmente asignado a cada documento, con fundamento en lo ordenado por la Resolución 2301 de 1977 emanada de esta superintendencia.

(Nota: Derogada por la Instrucción Administrativa 31 de 2001 de la Superintendencia de Notariado y Registro)

_________________________________