INSTRUCCIÓN ADMINISTRATIVA 35 DE 1993 

(Diciembre 9)

(Nota: Derogada por la Instrucción Administrativa 26 de 2001 de la Superintendencia de Notariado y Registro).

Mediante Concepto General 24.628 de octubre de 1993, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales estableció los criterios a seguir a fin de mantener unidad doctrinal en la aplicación del artículo 135 de la Ley 6ª de 1992 y el Decreto 1960 de 1993.

En dicho concepto se señaló:

“II Base gravable

(...) Así las cosas, con base en lo establecido por el Decreto 172 de 1992, no formarán parte de la base gravable los siguientes conceptos:

1. Ingresos para terceros:

a) Cualquier tributo que sea recaudado o retenido en la notaría de aquellos administrados por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, es decir: timbre, IVA o retención en la fuente;

b) Recaudo de sumas destinadas a la oficina de registro de instrumentos públicos y privados o a la beneficencia, y

c) El recaudo del usuario para el Fondo Nacional del Notariado que consagra el artículo 28 del Decreto 172 de 1992 (equivalente hoy a la suma de $500).

2. El subsidio recibido del Fondo Nacional del Notariado.

3. El aporte a la Superintendencia de Notariado y Registro que establece el artículo 28 del Decreto 172 de 1992 (hoy equivalente a la suma de $ 1.000).

Con relación a los aportes especiales para el Fondo Nacional del Notariado, establecidos en los artículos 23 y 24 del Decreto 172 de 1992 es importante señalar que forman parte de la base gravable para liquidar el aporte especial para la administración de justicia, por lo que el giro de los mismos a su beneficiario se verá reducido con el valor del aporte especial para la administración de justicia liquidado; lo anterior teniendo en cuenta que el artículo 135 de la Ley 6ª de 1992 se refiere a ingresos brutos obtenidos por las notarías por concepto de todos los ingresos notariales”.

Ante la contradicción que presentaba la interpretación transcrita con el aporte especial del gobierno al Fondo Nacional del Notariado, previsto en los artículos 23 y 24 del Decreto 172 de 1992, este despacho consideró necesario expresar tal situación a la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, solicitando la reconsideración parcial del concepto.

Nuestra solicitud fue atendida por el subdirector jurídico de la mencionada entidad quien en su respuesta manifiesta:

“Teniendo en cuenta que la naturaleza de los aportes especiales de que tratan los artículos 23 y 24 del Decreto 172 de 1992 y que por definición de la misma norma constituyen aporte del gobierno al Fondo Nacional del Notariado, es evidente que se enmarcan dentro del concepto de ingresos para terceros que indica el parágrafo del artículo 2º del Decreto 1960 de 1993”.

Con fundamento en lo anterior, se modificó de manera parcial el Concepto General 24.628 de 1993, en los siguientes términos:

“...debe entenderse adicionando el numeral 1º del acápite II... con el siguiente literal:

d) Los aportes especiales del gobierno para el Fondo Nacional del Notariado establecidos por los artículos 23 y 24 del Decreto 172 de 1992 (equivalen hoy al exceso en la remuneración del notario de $ 500.000 y $ 3.000.000, respectivamente)”.

En consecuencia se suprime del citado concepto el inciso final del acápite II, denominado “base gravable”.

(Nota: Derogada por la Instrucción Administrativa 26 de 2001 de la Superintendencia de Notariado y Registro).

_____________________________________