INSTRUCCIÓN ADMINISTRATIVA 5 DE 1992

(Febrero 25)

Como frecuentemente se consulta ante la división legal de registro del estado civil de esta superintendencia, si necesariamente debe exigirse por parte de los funcionarios encargados de llevar el registro del estado civil, la partida eclesiástica de bautismo del inscrito para poder registrar el nacimiento, me permito impartir la siguiente instrucción con el objeto de aclarar dudas y unificar criterios acerca de los documentos que se deben exigir para la inscripción de nacimiento.

Los artículos 49 y 50 del Decreto Ley 1260 de 1970, el último de los cuales fue modificado por el artículo 1º del Decreto 999 de 1988 disponen:

“ART. 49.—El nacimiento se acreditará ante el funcionario encargado de llevar el registro del estado civil mediante certificado del médico o enfermera que haya asistido a la madre en el parto, y en defecto de aquél, con declaración juramentada de dos testigos hábiles.

Los médicos y las enfermeras deben expedir gratuitamente la certificación.

Los testigos declararán ante el funcionario sobre los hechos de que tengan conocimiento y la razón de éste, y suscribirán la inscripción.

El juramento se entenderá prestado por el solo hecho de la firma”.

“ART. 1º, Decreto 999/88.—El artículo 50 del Decreto Ley 1260 de 1970, quedará así:

ART. 50.—Cuando se pretenda registrar un nacimiento fuera del término prescrito, el interesado deberá acreditarlo con documentos auténticos o con copia de las actas de las partidas parroquiales, respecto de las personas bautizadas en el seno de la Iglesia Católica o de las anotaciones de origen religioso correspondientes a personas de otros credos, o en últimas, con fundamento en declaraciones juramentadas, presentadas ante el funcionario encargado del registro, por dos testigos hábiles que hayan presenciado el hecho o hayan tenido noticia directa y fidedigna de él, expresando los datos indispensables para la inscripción, en la forma establecida por el artículo 49 del presente decreto.

Los documentos acompañados a la solicitud de inscripción se archivarán en carpeta con indicación del código del folio que respaldan”.

Por tanto, de conformidad con las normas transcritas, cuando se efectúe la inscripción del nacimiento dentro del término prescrito (mes siguiente a su ocurrencia) debe exigirse únicamente el certificado médico o declaraciones juramentadas de dos testigos.

En caso de que el registro se solicite extemporáneamente (fuera del mes), el nacimiento puede acreditarse con documentos auténticos, o con copias de las actas de las partidas parroquiales única y exclusivamente cuando se trata de personas bautizadas en el seno de la Iglesia Católica Apostólica y Romana.

Cuando se trate de personas que profesen otro credo o religión, no se puede exigir ésta, sino las anotaciones de origen religioso correspondientes a esas religiones, u optar por otra de las alternativas como son: documentos auténticos o declaraciones juramentadas presentadas ante el funcionario encargado del registro; las que también son aceptables para los casos anteriores.

_____________________________________________