Banco de la República

RESOLUCIÓN INTERNA 5 DE 2018

(Agosto 31)

“Por la cual se modifica el régimen general de contratación del Banco de la República”

La Junta Directiva del Banco de la República,

en ejercicio de las funciones conferidas por el literal l) del artículo 34 de los estatutos del Banco de la República, contenidos en el Decreto 2520 de 1993,

RESUELVE:

ART. 1º—El numeral 11 del artículo 11 del régimen general de contratación del Banco de la República, expedido mediante la Resolución Interna 2 de 2010, quedará así:

“11. Cuando corresponda a contratos cuyo valor inicial no exceda el equivalente a ciento cincuenta y cinco mil unidades de valor real (155.000 UVR)”.

ART. 2º—El artículo 17 del régimen general de contratación del Banco de la República, expedido mediante la Resolución Interna 2 de 2010, quedará así:

“ART. 17.—Contrataciones de mínima cuantía. Para las contrataciones cuyo valor sea igual o inferior a sesenta y dos mil unidades de valor real (62.000 UVR), se tendrá en cuenta lo siguiente:

a) Se escogerá la opción más favorable del mercado, sin que se requiera obtener previamente una oferta escrita;

b) No se requerirá elaborar escrito, ni constituir garantías;

c) Cuando se trate de la prestación de servicios la contratación se debe formalizar mediante órdenes de servicio;

d) Cuando el valor de la contratación supere seis mil doscientas unidades de valor real (6.200 UVR) se deben consultar las listas de control; y

e) El pago, originado como contraprestación al servicio o bien objeto de la contratación, se debe realizar contra presentación de la respectiva factura.

PAR.—Para calcular el valor en pesos de los montos expresados en unidades de valor real en este régimen, se tomará el valor de la UVR del 1º de enero de cada año”.

ART. 3º—El artículo 28 del régimen general de contratación del Banco de la República, expedido mediante la Resolución Interna 2 de 2010, quedará así:

“ART. 28.—Garantías. Tanto para los procesos de contratación como para la celebración de contratos de cuantía superior a sesenta y dos mil unidades de valor real (62.000 UVR), deberá exigirse al proponente o contratista, según el caso, garantías que amparen los riesgos inherentes a la contratación, teniendo en cuenta su objeto, la naturaleza de los bienes o servicios involucrados y la situación del mercado de garantías.

Para efectos de amparar los riesgos inherentes al proceso contractual y al contrato se podrán aceptar, entre otras, las siguientes garantías:

a) Póliza de seguros

b) Garantía bancaria a primer requerimiento

c) Carta de crédito

d) Aval bancario

e) Fiducia en garantía

f) Retención

g) Depósito de dinero en garantía

La aceptación de otras garantías deberá estar precedida de la aprobación del departamento jurídico.

Los riesgos objeto de amparo, según el caso, podrán ser entre otros, los siguientes:

a) Seriedad de la oferta

b) Calidad del diseño

c) Buen manejo y correcta inversión del anticipo

d) Pago anticipado

e) Cumplimiento de las obligaciones contractuales

f) Cumplimiento de obligaciones laborales

g) Buena calidad de los materiales y correcto funcionamiento de los bienes suministrados

h) Estabilidad y conservación de la obra

i) Calidad del servicio

j) Responsabilidad civil extracontractual por daños a terceros

k) Pago de multas y cláusula penal pecuniaria, cuando estas se han pactado en el contrato.

Las cuantías y las vigencias mínimas de las garantías para amparar los riesgos previamente descritos, serán las previstas en los artículos siguientes”.

ART. 4º—La presente resolución rige a partir de su publicación.

Dada en Bogotá, D.C., a 31 de agosto de 2018.