La adopción de los marcos normativos contables y de aseguramiento internacionales: una reforma de la arquitectura financiera

Revista Nº 65 Ene. - Mar. 2016

Horacio Molina Sánchez*

(España) 

Gabriel Suárez Cortés**

(Colombia) 

*Profesor de la Universidad Loyola Andalucía 

**Consultor independiente en asuntos contables y de auditoría Ex socio de la firma de auditores PWC Ex consejero del Consejo Técnico de la Contaduría Pública 

Introducción

Los estados financieros de propósito general pretenden reducir la asimetría de información entre las entidades que informan y sus inversores (tanto en instrumentos de pasivo como de patrimonio). El hecho de que exista información financiera no cubre per se la asimetría, lo importante es la calidad de esa información. Por ese motivo, las normas reclaman una serie de características cualitativas en la información con el fin de facilitar la toma de decisiones de los inversores y reducir la brecha informativa respecto a las empresas. Además, se busca homogeneizar criterios a través de la normalización, lo cual mejora la comparabilidad.

Así, a la información financiera se le reclama que sea relevante, una representación fidedigna de las transacciones y eventos del periodo, así como de los elementos de los estados financieros. Esta representación fidedigna exige superar en el análisis las cuestiones de forma y trascender al fondo económico, al igual que la búsqueda de la neutralidad, evitando introducir sesgos que limitan la información disponible, por ejemplo, crear colchones patrimoniales de forma artificial, en aras de una pretendida estabilidad, que provocan una mayor asimetría de información entre los preparadores de la información y los usuarios cuando se generan y un retraso en el reconocimiento de las “malas noticias” cuando se aplican.

El dinamismo de las finanzas y su globalización desde la última década del siglo XX, gracias al desarrollo de las tecnologías de la información, determinan que el sistema contable sea una infraestructura básica para que la financiación fluya con eficacia y en términos eficientes. El fenómeno de la globalización no comienza con las finanzas; los avances en los medios de transporte permitieron el movimiento a escala mundial de bienes y personas. La dirección de esta realidad global en algunos campos, como la navegación aérea, precede (y con éxito) a la globalización financiera, ya que, por ejemplo, las normas de la International Civil Aviation Organization son internacionalmente aceptadas (Hoogervorst 2015a). En el campo de la información financiera existen más matices locales a superar y la solución técnica, aunque necesaria, quizás no es suficiente.

La globalización de las normas contables es una necesidad creciente en entornos de alta integración financiera. Por ejemplo, Europa, tras la adopción del euro, requería homogeneizar su infraestructura informativa para transitar hacia un mercado financiero único. En 2002, la Unión Europea optó por las NIIF. Estas normas contenían un repertorio completo de estándares que desarrollan unos principios recogidos en el marco conceptual. Los procesos de toma de decisiones eran transparentes y participativos y los órganos emisores de normas gozaban de la independencia que les proporcionaba la estructura de un gobierno corporativo. Hoy, el cuerpo de normas se ha desarrollado, está profundizando en sus principios inspiradores (con la reforma, o relectura, del marco conceptual), la estructura institucional ha evolucionado y se han creado mecanismos de señalización hacia stakeholders de interés público que presiden las actividades de la Fundación NIIF(1).

Sobre el papel, la calidad de las normas internacionales de información financiera puede ser ampliamente aceptada; sin embargo, su vigencia efectiva (en inglés, enforcement) es otra cuestión más compleja. Sin esta vigencia efectiva, la adopción de las NIIF no tiene relevancia para los inversores, lo que a largo plazo se convierte en un obstáculo adicional, pues se pierde credibilidad internacional. Los mecanismos para garantizar la vigencia efectiva son los resortes institucionales que permiten que las normas contables se cumplan en una jurisdicción. Para el caso, se puede citar la Junta Central de Contadores, las autoridades de supervisión o los revisores fiscales, que tienen responsabilidades directas sobre la vigencia efectiva, o, de manera indirecta, la formación de los contadores públicos.

Las instituciones que lideran la globalización financiera (G20, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Comité de Basilea, IOSCO, IFAC o la Unión Europea) recomiendan las NIIF. Recientemente, en septiembre del 2015, el Financial Stability Board(2) (FSB 2015) recomendó al IASB y al FASB que continúen los esfuerzos para lograr la convergencia en un conjunto de normas contables de carácter global, al igual que reforzar las prácticas de auditoría en las entidades sistémicas de carácter mundial.

Actualmente, las NIIF son la referencia normativa contable mundial. Se aplican de manera obligatoria a las entidades cotizadas y financieras en 116 jurisdicciones; en otras dos, se aplican obligatoriamente solo a entidades financieras. Doce jurisdicciones permiten el uso de estas normas y tan solo 8 solo aplican las disposiciones locales; entre estas últimas se encuentran las dos economías más importantes del mundo: EE.UU. y China. Sin embargo, las NIIF están presentes en estas dos jurisdicciones, pues en EE.UU. las compañías extranjeras cotizadas podrán formular sus estados financieros bajo NIIF sin necesidad de convertirlas a USGAAP (emitidas por el Financial Accounting Standards Board, FASB).

Por su parte, las empresas más importantes de China cotizan en el mercado de valores de Hong Kong, lo que les obliga a formular sus estados financieros consolidados bajo NIIF. En noviembre del 2015, China reafirmó su compromiso de convergencia con las NIIF y se interesó por trabajar sobre el colectivo de empresas con mayor vocación internacional. Si a esto se añade que durante casi una década el IASB y el FASB han trabajado conjuntamente en la convergencia y que las normas locales en China se están adaptando a las NIIF, podemos afirmar que estas son una realidad global que permite prever una infraestructura de información financiera sobre la que se seguirá avanzando en la globalización financiera.

Este año se cumple el décimo aniversario de la adopción obligatoria de las NIIF en Europa. Con tal motivo se han publicado diversos estudios que evalúan esta decisión. La experiencia europea es especialmente relevante para el IASB, pues Europa es un espacio económico que está lejos de compartir una misma cultura jurídica y contable. Allí conviven tradiciones de common law con las de code law. Además, el nivel de desarrollo económico, la sofisticación y profundidad de sus mercados de capitales son heterogéneos, debido a que coexisten economías desarrolladas (las más occidentales) con otras emergentes y en desarrollo (Europa del Este).

Esta región ha sido para el IASB, por lo tanto, además del lugar donde radica la sede de la Fundación NIIF, el primer gran espacio económico que adoptó las normas, hecho que les dio el respaldo necesario para evolucionar como estatus de regulador mundial de normas contables. Europa ha sido la gran prueba de que unas normas contables globales son posibles y útiles para las realidades institucionales y económicas heterogéneas. Las NIIF han dado a Europa un lenguaje común que se ha podido aplicar de manera consistente (Hoogervorst 2015b).

El IASB prevé dos escenarios en su relación con una jurisdicción: el primero, la adopción, en la que las normas emitidas se aplican tal cual; el segundo, la convergencia, en el cual se inicia un programa para adaptar progresivamente la legislación local a la internacional (Upton 2010).

En Europa, las NIIF son remitidas por la Comisión Europea al Parlamento Europeo (el poder legislativo) al Consejo para ser adoptadas a través de un reglamento. La Comisión Europea decide tras recibir un informe técnico del European Financial Reporting Advisory Group (EFRAG) y otro, de naturaleza política, del Accounting Regulatory Committee. La adopción tiene lugar si las normas no van contra el interés público europeo al considerar su interacción con el crecimiento económico y la estabilidad financiera. En caso de encontrarse alguna dificultad existe el mecanismo del carve-out, que implica dejar de aplicar algún pasaje de las NIIF. El empleo de este mecanismo ha sido excepcional.

El objetivo de este artículo es extraer enseñanzas de las jurisdicciones que han aplicado las NIIF y cómo ellas pueden ser útiles en el proceso de adopción de estas normas en Colombia a partir del 1º de enero del 2015.

En el epígrafe segundo se encuentra un resumen de la literatura sobre los beneficios y costos de la adopción de las NIIF así como los estudios de impacto tras la adopción de estas. El numeral tercero presenta la adopción de las NIIF y NIA en Colombia. Para finalizar, se presentan las conclusiones y las implicaciones que se pueden extraer para Colombia.

1. Beneficios y costos de la aplicación de un marco de información financiera internacional

La misión del IASB es desarrollar las NIIF, las cuales traen consigo transparencia, mejoran la rendición de cuentas y aportan eficiencia a los mercados de valores en todo el mundo. El trabajo del IASB sirve al interés público al impulsar la confianza, el crecimiento y la estabilidad financiera a largo plazo en la economía global. La transparencia se refuerza a través de los mayores niveles de comparabilidad internacional y calidad de la información. La rendición de cuentas permite cubrir la brecha de información entre los proveedores de fondos y los directivos de la entidad, lo que facilita también la labor de los reguladores en los mercados. La eficiencia ayuda a identificar oportunidades y riesgos en la inversión en un marco mundial, para mejorar la asignación de recursos (Hoogervorst 2015c).

A continuación se presentan los resultados de trabajos académicos; posteriormente, los resultados de estudios de impacto y al final los trabajos desarrollados en el ámbito de países en desarrollo y emergentes.

1.1. Las evidencias desde la academia 

Un estudio reciente sobre la literatura académica referida al impacto de la adopción obligatoria de las NIIF en Europa clasifica los resultados esperados en seis bloques (ICAEW 2015):

— Transparencia de los estados financieros. La transparencia se evalúa midiendo la calidad contable, la relevancia para los mercados financieros de la información preparada bajo NIIF y la mejora en la precisión en las previsiones de los analistas y en las expectativas de mercado. Por su parte, la calidad contable se valora a través de la observación de prácticas de gestión del resultado, el reconocimiento oportuno de pérdidas o el alisamiento de resultados. Estos permiten concluir que la adopción obligatoria de las NIIF ha mejorado la precisión y reducido la dispersión de los analistas cuando formulan sus pronósticos. Por otra parte, han puesto de manifiesto una mejora en la relevancia de la información financiera, aspecto superior en el resultado que en el patrimonio. La evidencia sobre la calidad contable muestra resultados contradictorios, así que no se pueden extraer conclusiones generales. El ICAEW (2015) valora estos resultados al afirmar que la adopción obligatoria de las NIIF mejoró la transparencia, aunque la evidencia no permite afirmar que sea concluyente.

— Comparabilidad de los estados financieros. Los investigadores han empleado dos tipos de métodos para medir el grado de comparabilidad: unos, soportados en la información financiera, miden los cambios en las políticas contables, la similitud en las correlaciones entre las ganancias o los ajustes por acumulación (accruals) y los flujos de efectivo; otros, en cambio, se fundamentan en la uniformidad en las predicciones de los analistas.

La evidencia de estos estudios apunta a una mejora en la comparabilidad, aunque la evidencia no es concluyente. El ICAEW (2015) subraya que la existencia de tratamientos contables alternativos pone de manifiesto que no se espera una completa comparabilidad; sin embargo, hay otros factores, como el marco institucional y los incentivos en las compañías (cotizadas de mayor y de menor dimensión) que pueden explicar una merma en la comparabilidad.

— Funcionamiento eficiente y eficaz, en términos de costo, de los mercados de capitales. La evaluación sobre el funcionamiento en los mercados se centra en tres aspectos: impacto en el costo de capital, en la liquidez del mercado y en la eficiencia en la inversión.

El ICAEW (2015) concluye, a partir de la literatura académica, que la adopción de las NIIF reduce el costo de capital tanto en los mercados de capital como en el de bonos; sin embargo, la evidencia no se muestra concluyente en el caso de la financiación bancaria. En general, la adopción de las NIIF incrementó la liquidez del mercado de capitales, aunque dependiendo del tipo de empresas y de los países. También se ha obtenido evidencia científica que apunta a una mejor asignación de recursos cuando se adoptan las NIIF de forma obligatoria, lo cual mejora los niveles de productividad.

— Inversión del exterior. Una de las razones fundamentalmente esgrimidas para adoptar las NIIF es facilitar el seguimiento de las empresas por inversores internacionales. En la Unión Europea, la academia ha demostrado un incremento de la inversión exterior (ICAEW 2015) y algunos estudios ponen de manifiesto la mejora de este en la ofertas públicas de salida a bolsa (Initial Public Offering, en inglés) y en las pequeñas compañías (Hong y otros, 2014; Hamber y otros, 2013).

— Mejor funcionamiento del mercado interior. La evidencia es escasa pero apunta a mejoras en el mercado de bienes y de personas tras la adopción de las NIIF.

— Protección de los inversores y mantenimiento de la confianza de los mercados de capitales. Al igual que en el funcionamiento del mercado interior, la evidencia científica es escasa, aunque apunta a una reducción del riesgo de expropiación a los propietarios que no participan directamente en el gobierno de la entidad. Este hallazgo es consistente con la mayor transparencia que se deriva de la adopción de las NIIF.

En cuanto a los costos resultantes de la adopción de las NIIF, existe alguna evidencia de que estos podrían ser mayores que los beneficios derivados para las pequeñas empresas cotizadas. Asimismo, se han realizado estudios que apuntan a que los resultados de la adopción obligatoria de las NIIF se incrementan con el tiempo debido a que hay un factor de aprendizaje que reduce la complejidad de su aplicación.

Una de las notas comunes de los resultados obtenidos es la influencia de los países (jurisdicciones) y las empresas (dimensión, sectores, etc.) a la hora de extraer conclusiones generales. El ICAEW (2015: 133) afirma “es posible ver la reforma de la información financiera como parte de un programa de reforma institucional más amplio —es más, se puede argumentar que solo tiene sentido cuando se ve de esta manera—; y la adopción de las NIIF en la Unión Europea fue explícitamente parte de un programa más amplio de reforma: el Financial Service Action Plan. Por tanto, el éxito de la reforma de la información financiera se puede juzgar en parte por su efecto en las instituciones que le rodean, si bien […] también se ve determinado por los cambios (o la falta de ellos) en dichas instituciones”.

Sobre la base de una extensa revisión de la literatura empírica, la Comisión Europea (2014) subraya que la adopción de las NIIF en Europa ha contribuido a mejorar la transparencia de la información (medida como una información de mejor calidad, más relevante y mejores predicciones de los analistas), a aumentar la comparabilidad (aunque persistan algunas diferencias) y a mejorar la eficiencia del mercado con menores costos de capital, mayor liquidez y mayor inversión internacional.

Por su parte, Palea (2013) realiza un estudio de revisión de la literatura y concluye que la investigación pone de manifiesto que la adopción de las NIIF mejora la calidad de la información, que estos beneficios dependen del marco institucional y que las diferencias contables persisten entre países. En otro estudio que resume la evidencia empírica, Tarca (2013) apunta a la mejora en la eficiencia del mercado de capitales y las inversiones transfronterizas; también subraya la importancia del marco institucional (protección legal, contadores públicos competentes y mecanismos de supervisión). De manera similar, Ahmed y otros (2013) abordan una investigación, con la técnica del meta análisis sobre 57 estudios, para concluir que la adopción de las NIIF puede beneficiar un entorno de información de la entidad a través de su efecto en los usuarios sofisticados (los analistas), los cuales mejoran la precisión de las previsiones de resultados y de los flujos de efectivo. La asociación de los precios en el mercado con los valores contables aumenta cuando la adopción es voluntaria, y cuando esta es obligatoria incrementa con el tiempo.

Ray Ball y Phillip Brown, dos autores cuyo trabajo en 1968 sobre el efecto de las cifras contables en el precio de las acciones se considera de gran importancia en el paradigma dominante en investigación empírica, han estudiado las ventajas de la adopción de las NIIF. De la lectura crítica de la literatura académica, Brown (2013) señala varios beneficios: mejora en la comparabilidad, los analistas pueden realizar mejores predicciones, mejor acceso a los mercados de capitales internacionales, mayor calidad de los estados financieros, mayor eficiencia en la determinación de los precios en el mercado, más liquidez en los mercados y un menor costo de capital.

Por su parte, Ball (2006) indica que unas normas contables globales aportarían varias ventajas: mejoras en el acceso a los mercados de capitales internacionales, facilidad para las adquisiciones entre empresas de varios países, y reducción teórica del costo de capital en términos absolutos y en comparación con otras empresas debido a la mejora en la comparabilidad internacional. Entre los riesgos que señala se encuentra el valor de la marca “NIIF”, pues actualmente es una marca asociada con la calidad, así que es un reto mantenerla, lo que en ocasiones trasciende de las capacidades de la Fundación NIIF.

Ball (2006) apunta que la adopción de las NIIF es un mecanismo de señalización de la calidad de la información elaborada en una jurisdicción. En principio, las jurisdicciones donde los mecanismos de vigencia son más estrictos desearán adoptar las NIIF para señalar la calidad de su entorno; sin embargo, las jurisdicciones con mecanismos de vigencia menos desarrollados (auditoría, tribunales de justicia, normas claras de protección a los accionistas, etc.) no tienen ninguna penalización por enviar el mismo mensaje, con una diferencia: el costo de implementación es menor que en las jurisdicciones más rigurosas en su aplicación. Ball (2006: 23) afirma que la lista de jurisdicciones adoptantes (cita 100 en su estudio) es inquietante. En definitiva, señala que existe un problema clásico de free riding por parte de las jurisdicciones con instituciones débiles para garantizar la vigencia efectiva.

Brown (2013) subraya dos cuestiones relevantes para garantizar la vigencia efectiva. La primera es la importancia de los mecanismos institucionales, entre los que se encuentran los auditores de cuentas, quienes pueden determinar una apropiada interpretación de las NIIF en sus empresas clientes. El autor introduce la cuestión de quién audita al auditor para garantizar el cumplimiento de su misión. La segunda es el efecto aprendizaje en la aplicación de las NIIF, el cual debe conducir a niveles más elevados de vigencia efectiva de las normas conforme existe una mayor familiaridad con ellas.

No solo los factores institucionales tienen influencia en los efectos derivados de la adopción de las NIIF. Los incentivos de las empresas también juegan un papel relevante. En un reciente estudio, Christensen y otros (2015) estudian el caso de las empresas alemanas que adoptaron voluntariamente las NIIF antes de 2005 y las que lo hicieron obligatoriamente tras 2005. Los autores observan que los incentivos de las empresas adoptantes son más importantes que las propias normas para determinar la mejora en la calidad de la información, la cual definen a través de varios indicadores (gestión del resultado, reconocimiento a tiempo de las pérdidas y relevancia). Las empresas que adoptaron voluntariamente presentaron una mejora superior en la calidad de la información contable.

1.2. Las evidencias de los estudios de impacto 

El ICAEW (2007) desarrolló en Europa una amplia investigación con 377 encuestas a diversos colectivos y 6 reuniones con organismos contables nacionales. Los preparadores, usuarios y auditores coincidieron en señalar las ventajas en cuanto a la comparabilidad y a la mejora en la calidad de la información. Las ventajas que aportaban las NIIF se situaban principalmente en el reconocimiento y la medición más que en la revelación. La información bajo las NIIF fue ampliamente utilizada para fines informativos internos y marginalmente había influido en la forma de conducir los negocios (un 25% de los preparadores).

Como consecuencia de las mesas redondas, las grandes empresas manifestaron que para la adopción de las NIIF se prepararon con bastante antelación, dedicando recursos a formación de sus empleados, consejos e inversores. En general, los participantes subrayaron el papel de los auditores para facilitar la transición (ICAEW 2007: 25-26).

El ICAEW (2007) estimó los costos de adopción de las NIIF en empresas con unas ventas inferiores a 500 millones de euros en un 0,31% de los ingresos, mientras que los costos recurrentes sumaron un 0,06% de los ingresos. Por su parte, en las empresas de mayor dimensión el costo de la adopción supuso un porcentaje sobre los ingresos más reducido (para las empresas con ingresos superiores a 5.000 millones de euros el costo fue del 0,05% y el recurrente se estimó en 0,008% sobre los ingresos), lo que pone de manifiesto la existencia de economías de escala y un mayor atractivo de estas normas para las empresas de mayor dimensión.

En las pequeñas compañías los costos más importantes fueron el asesoramiento por parte de expertos, los costos de auditoría y el equipo encargado del proyecto de implantación de las NIIF. Sin embargo, en las compañías de mayor dimensión (volumen de ingresos por encima de 5.000 millones de euros) los mayores costos se centraron en el equipo de implantación, las modificaciones en el software y los costos de auditoría externa.

En 2015, la Comisión Europea preparó un informe que evalúa el reglamento por el que se adoptaron las NIIF en Europa. Este informe se documenta en una encuesta abierta que recibió 200 respuestas. El documento estudia cinco criterios: eficacia, eficiencia, pertinencia, coherencia y valor añadido europeo.

El informe de la Comisión Europea subraya que el Reglamento de implantación de las NIC aseguró un alto grado de transparencia y la comparabilidad de los estados financieros. Si bien se argumenta por los participantes en la encuesta que las normas son complejas, la comisión reconoce que hay materias que inevitablemente lo son. Asimismo, también se han suscitado dudas sobre si las normas son útiles para los inversores a largo plazo y si el volumen de información requerido puede ser excesivo.

En el periodo transcurrido desde la adopción de las NIIF, se han producido algunos cambios en la infraestructura financiera. Con la limitación que supone la capacidad para aislar los efectos de las reformas, los encuestados ponen de manifiesto la influencia positiva de la adopción de las NIIF y en el funcionamiento del mercado de capitales, lo cual reduce el costo de capital, aumenta la liquidez y la inversión exterior, y mejora la protección y la confianza de los inversores.

Por su parte, para dar respuesta a la encuesta anterior de la Comisión Europea, el ICAEW consultó a académicos, preparadores, usuarios y auditores del Reino Unido y publicó un informe con el título Moviéndose hacia la información financiera bajo NIIF: las 7 lecciones aprendidas de la experiencia europea (ICAEW, 2015).

La tabla 1 presenta estas siete lecciones. La primera lección es un análisis costo-beneficio en el que los beneficios (transparencia, comparabilidad, costo de capital, liquidez de mercado), mejora la eficiencia de la inversión así como de los flujos internacionales de capital.

tablapag128
 

Fuente: ICAEW (2015).

La segunda lección se refiere al ámbito de aplicación. Las NIIF en las economías desarrolladas estaban pensadas inicialmente para los grupos de empresas que negociaban sus títulos en mercados de valores; no obstante está abierto a debate si se deben exigir para las empresas que no están cotizadas así como a otras entidades de interés público que no están cotizadas. Para las empresas no cotizadas, dependiendo de la arquitectura institucional de la jurisdicción se sugiere un régimen legal diferente que de manera progresiva se mueva hacia las NIIF, que tomaría como referencia la NIIF para las Pymes.

La tercera lección va referida a las jurisdicciones que han iniciado la senda de la convergencia hacia las NIIF y que se pueden ver tentadas a introducir excepciones en los requerimientos exigidos por estas normas (en Europa, este mecanismo es conocido como carve-out). La tercera lección aconseja reducirlas al mínimo. Los inversores no disponen de suficientes recursos ni tiempo para estudiar las variantes locales. La experiencia europea es que el carve-out fue utilizado de manera puntual, quedando pendiente tan solo un carve-out a un pasaje de la NIC 39.

Se considera que el origen de estas excepciones, en muchas ocasiones, está dado por el uso de la información financiera para otros fines (tributarios, mercantiles o prudenciales). La reforma del ordenamiento contable exige los lógicos acomodos en otros ámbitos para evitar conflictos y resistencias que son subsanables en sus propios ámbitos de actuación.

La cuarta lección se refiere a la excesiva complejidad y a la sobrecarga de revelaciones exigidas por las NIIF. La complejidad viene determinada por ciertas operaciones en que se requieren revelaciones exhaustivas para comprender los riesgos derivados de estas. Los negocios complejos requieren normas contables que aborden dicha complejidad; en estos casos, la simplicidad puede limitar la utilidad de la información para los usuarios.

La quinta lección reconoce la labor que desarrollan los emisores de normas contables en este nuevo escenario de globalización. Ellos, de forma individual o en coordinación a través de asociaciones regionales, son socios del IASB para el desarrollo de investigaciones, estudios sobre el terreno y actividades de difusión.

Los mecanismos de vigencia efectiva son parte fundamental en el entramado institucional que propicia o invalida los beneficios que se deben derivar de la adopción de las NIIF.

La sexta lección reconoce la importante labor de los contadores públicos, que deben cumplir con elevados estándares de educación y entrenamiento, el funcionamiento de los mecanismos de gobierno corporativo, la profesión de auditoría y los tribunales de justicia.

La séptima lección se refiere a los mecanismos de adopción. Estos dotan de legitimidad política a las normas (en última instancia, las normas contables son aprobadas por un parlamento democráticamente elegido); sin embargo, este proceso no debería introducir dilaciones excesivas en el reconocimiento de la normativa. Por otra parte, los criterios para adoptar deberían estar alineados con la finalidad de la información financiera, que se centra en las necesidades de los inversores y no en criterios prudenciales o de política económica.

Finalmente, el Financial Service Agency de Japón realizó una encuesta entre las empresas que voluntariamente adoptaron las NIIF (FSA 2015), en donde se señala como principal ventaja la contribución a la gestión de los negocios, especialmente cuando se dispone de múltiples inversiones en el exterior. En segundo lugar se apunta a la mejora en la comparabilidad y la mejora de la comunicación con los inversores.

Este estudio además puso de manifiesto que los costos van a depender de la intención de la compañía en cuanto a la intención en la adopción de las NIIF; si se pretende la sofisticación de los sistemas de gestión, el costo es más elevado que si tan solo se pretende ganar comparabilidad y poder explicar mejor a los inversores las cifras de la entidad. El primer enfoque es adoptado por compañías con múltiples inversiones en el exterior y supone una adaptación profunda de los sistemas de tecnología de la información; por su parte, el segundo enfoque se puede resolver con entradas en las hojas de cálculo utilizadas para la consolidación de los estados financieros. El FSA (2015) aconseja que los equipos de tecnologías de la información estén implicados desde el comienzo, pero que los cambios sean graduales, desde enfoques menos ambiciosos a otros más integradores.

1.3.Los trabajos en países en desarrollo y emergentes 

Los estudios anteriores se han centrado en entornos económicos desarrollados; sin embargo un cuerpo de la literatura cuestiona la validez de dichas conclusiones para países emergentes y en desarrollo. Ramanna y Sletten (2009) observan una motivación política; así, los países con mecanismos institucionales más sólidos presentan menos incentivos para adoptar las NIIF debido a los costos de cambio. De la misma forma, observan un “efecto de red” en la adopción de las NIIF, pues la probabilidad de adoptarlas está asociada con la decisión tomada por parte de los socios comerciales y, consecuentemente, con las decisiones de otros países de su entorno.

Zeff (2012) llama la atención sobre el papel que ha jugado el Banco Mundial en la diseminación de las NIIF. Con más 80 estudios de países, desarrollados bajo la iniciativa Reports on the Observance of Standards and Codes (ROSC), revisan en profundidad las prácticas contables en cada país y realizan recomendaciones para la adopción de este cuerpo de normas.

Zehrit y Chouaibi (2013) observan que los países en desarrollo más favorables a la adopción de las NIIF son los que tienen unas tasas de crecimiento económico mayores, un nivel educativo más elevado y un sistema legal con base en el common law. Por su parte, Okpala (2012) realiza una encuesta en Nigeria para medir las ventajas que perciben los preparadores de la información y los usuarios con la adopción de las NIIF. Los resultados muestran una relación significativa entre la adopción de estas normas y la inversión extranjera en Nigeria. Las NIIF se consideran como una valiosa herramienta para mejorar la uniformidad y comparabilidad de los estados financieros de las compañías. Odia y Ogiedu (2013), además, concluyen que la adopción de las NIIF en jurisdicciones en desarrollo, como es el caso de Nigeria, se fundamenta en la mayor calidad de este sistema contable frente al local. Para conseguir una adopción efectiva los autores subrayan:

a) La necesidad de reforzar el sistema educativo, especialmente el universitario y la formación de los profesionales en ejercicio.

b) Un sistema legal y regulatorio sólido.

c) La colaboración de los stakeholders que se van a ver implicados.

d) Los planes de transición deben estar dotados de recursos, asistiendo a los stakeholders críticos en la comprensión de los requerimientos de las NIIF.

e) La adopción de normas simplificadas para las entidades de menor dimensión.

f) El establecimiento de un marco de auditoría sólido, que supervise la labor de los auditores y revisores fiscales y que imponga sanciones oportunas en su caso.

Bhattacharjee y Zahirul (2009) apuntan, para el caso de Bangladesh, que el establecimiento de un adecuado entorno institucional implica las siguientes medidas:

a) Establecer un consejo de supervisión financiera con la responsabilidad de garantizar la vigencia efectiva de las NIIF, que supervise la labor de los auditores y aporte confianza a los stakeholders.

b) Implicar a los interesados. Los stakeholders deberían participar activamente en el proceso de adopción, de manera que se facilite la aceptación de las normas.

c) Recomendar a las empresas adoptar las NIIF.

d) El papel del Gobierno debe centrarse en promover la importancia del cumplimiento de las normas.

e) Elevar el nivel de la educación contable, tanto la profesional como la universitaria.

1.4.Recapitulación 

La literatura académica y los estudios de impacto realizados permiten dibujar el esquema lógico que, en teoría, arbitra la adopción de las NIIF. Los resultados, sin embargo, no son concluyentes y se han obtenido evidencias contradictorias, en unas ocasiones debidas a los propios instrumentos de medición y, en otras, debido a la influencia de otras variables locales que han de ser consideradas en la adopción de las NIIF. Estas mejoras se van a ver influidas por una serie de factores locales que determinan la vigencia efectiva (entre otros, la tradición contable afín a las NIIF, el régimen de supervisión de la información, el desarrollo de la profesión de auditor o revisor fiscal, y el nivel de formación de los contadores públicos).

La figura 1 recoge el esquema teórico. Este indica que las NIIF mejoran la transparencia y la comparabilidad de la información financiera. La transparencia se consigue por una mayor relevancia de las cifras, que permiten realizar mejores predicciones a los analistas y que se observa en un mayor contenido informativo de las cifras contables (manifestado por un mejor ajuste de los precios de mercado a las cifras contables). Asimismo, una mayor transparencia implica una mayor calidad contable (medida como una menor gestión del beneficio, menos alisamiento de beneficios y un reconocimiento más oportuno de las malas noticias). Tanto el mayor contenido informativo como la mayor calidad contable reducen la asimetría en la información. Finalmente, la mejora en la transparencia permite un mejor funcionamiento del mercado mediante un menor costo de capital para las compañías, una mayor liquidez y un mayor nivel de inversión exterior. Donde existe una mayor controversia es en la demostración del efecto positivo sobre la gestión del resultado.

La mejora en la eficiencia del funcionamiento del mercado y la reducción de las asimetrías de información, unido a la mejora en la comparabilidad de la información, favorecerían una mejor asignación de recursos.

figura1pag132
 

Fuente: Elaboración propia.

2. La adopción de las NIIF en Colombia

Los motivos que generaron la decisión de adoptar en Colombia las NIIF vienen establecidos en la ley que ordenó su adopción (L. 1314/2009):

(a) Conformar un sistema único y homogéneo de alta calidad, comprensible y de forzosa observancia, con el fin de que los estados financieros de las entidades suministren información financiera comprensible, transparente y comparable, útil para aquellos que toman decisiones financieras;

(b) Como consecuencia de lo anterior, mejorar la productividad y el desarrollo armónico de la actividad empresarial de las entidades y personas naturales nacionales o extranjeras en el país;

(c) Apoyar la internacionalización de las relaciones económicas de las empresas, y

(d) Exigir la independencia y autonomía de las normas tributarias frente a las contables.

2.1.El proceso de adopción 

La Ley 1314 estableció:

(a) Las denominadas autoridades de regulación que están integradas por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público y por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Su función consiste en la expedición conjunta de las normas con base en las propuestas que deberá presentarles el organismo de normalización técnica, denominado Consejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP); y

(b) La observancia de un debido proceso, tanto por parte de las autoridades de regulación como el de normalización. Este proceso consiste, entre otros, en:

(i) Asegurar que las propuestas de normas se ajusten a las mejores prácticas internacionales;

(ii) Tener en cuenta la comparación entre el beneficio y el costo que producirán los proyectos de las normas;

(iii) Tomar como referencia en las propuestas los estándares más recientes y de mayor aceptación que hayan sido expedidos o estén próximos a ser expedidos por los organismos internacionales reconocidos a nivel internacional como emisores de estándares internacionales;

(iv) Tener en cuenta las diferencias entre los entes económicos en razón a su tamaño, forma de organización jurídica, el sector al que pertenecen, su número de empleados y el interés público involucrado en su actividad;

(v) Establecer comités técnicos ad honorem para que colaboren en el estudio de las propuestas;

(vi) Considerar las recomendaciones que, como resultado del análisis de los impactos de las normas, presenten diferentes autoridades del país, entre ellas, las 10 superintendencias; y

(vii) Publicar, en medios que garanticen su amplia divulgación, la propuesta de las normas junto con los fundamentos de sus conclusiones.

Las labores para supervisar el proceso de convergencia hacia los marcos técnicos contables en Colombia están a cargo de las siguientes autoridades o instituciones:

(a) Las autoridades de supervisión (superintendencias);

(b) La Junta Central de Contadores, entidad adscrita al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, que es la entidad encargada, entre otras funciones, de ejercer la inspección y vigilancia de la profesión de contadores públicos, inscribir y emitir la tarjeta profesional de estos.

2.2.Alcance de la adopción de las NIIF 

Para la aplicación de las NIIF las empresas fueron clasificadas en tres grupos, a saber:

— Grupo 1, integrado por aproximadamente 5.000 empresas públicas y de responsabilidad pública y las empresas más grandes del país que deberán adoptar las NIIF;

— Grupo 2, integrado por aproximadamente más de 100.000 de las denominadas pequeñas y medianas empresas (pymes), que deberán adoptar la NIIF para las Pymes, y

— Grupo 3, integrado por más de un millón de microempresas, que deberán adoptar un marco técnico simplificado.

Las empresas de los grupos 1 y 3 aplican las normas respectivas a partir del 1º de enero del 2014, como fecha de transición, previa preparación de un estado de situación financiera de apertura. La fecha de transición para las empresas del grupo 2 es el 1º de enero del 2015, con la preparación de un estado de situación financiera de apertura a esa fecha.

De acuerdo con la información de la Superintendencia de Sociedades, que es la entidad que vigila más empresas en el país, el efecto negativo promedio en el patrimonio de las empresas que adoptaron las NIIF fue entre el 7% y el 12%.

Por su parte, la Superintendencia Financiera, que es la entidad que vigila a las instituciones financieras y a las empresas que cotizan sus instrumentos de deuda y de patrimonio en la Bolsa de Valores, informó que el efecto de la aplicación de las normas en el patrimonio de las empresas fue negativo en aproximadamente el 3%; sin embargo, es necesario tener en cuenta que este impacto se hizo con base en los estados financieros individuales de las entidades los cuales no usan las NIIF en los rubros principales de sus activos como son, el portafolio de préstamos y el de inversiones. Por el momento, no se dispone de más información sobre los impactos por la aplicación de las normas.

2.3.La reforma de la revisoría fiscal 

Con la emisión del Decreto 302 de febrero del 2015, y después de haber cumplido en su totalidad con el debido proceso, las autoridades de regulación emitieron las Normas de Aseguramiento de la Información (NAI) las cuales incluyen las siguientes disposiciones:

— Normas Internacionales de Auditoría (NIA);

— Normas Internacionales de Control de Calidad (NICC);

— Normas Internacionales de Trabajos de Revisión (NITR);

— Normas Internacionales de Trabajos para Atestiguar (ISAE);

— Normas Internacionales de Servicios Relacionados (NISR), y

— Código de Ética para Profesionales de la Contaduría, todas ellas emitidas por las diferentes áreas que comprenden la Federación Internacional de Contadores (IFAC).

Es preciso mencionar que el citado Decreto 302 fue compilado por el Decreto 2420 del 14 de diciembre del 2015 como la parte 2 del libro 1º del mismo, en lo que se refiere al articulado, y el marco técnico corresponde al anexo 4 de la norma compilatoria, la cual se constituye en el Decreto Único Reglamentario (DUR) de las normas de contabilidad, de información financiera y de aseguramiento de la información. Posteriormente, el 23 de diciembre del 2015, mediante el Decreto 2496, se realizan algunas modificaciones y adiciones al DUR 2420. Las mencionadas modificaciones afectan apartes de lo que fue el articulado del Decreto 302, sin verse afectado el anexo técnico 4.

Con la expedición de las normas antes indicadas se llena un gran vacío de normas en el país, pues antes de estas existía solamente el artículo 7º de la Ley 43 de 1990, donde únicamente se incluía la definición de las normas personales, las normas relativas a la ejecución del trabajo y las normas relativas a la rendición de informes por parte de un auditor. Ante la falencia de un cuerpo completo de normas de auditoría, en años recientes, las superintendencias Financiera y de Sociedades habían emitido conjuntamente una circular de aproximadamente 20 hojas que incluía un resumen de las normas de auditoría; estos dos documentos se podrían denominar como una especie de normas de auditoría generalmente aceptadas en el país. Sin embargo, las firmas internacionales de auditoría venían utilizando en sus trabajos las NAI antes indicadas, no así los contadores públicos que de forma personal realizaban labores de auditoría o de revisoría fiscal (como se denomina en Colombia a las labores de auditoría independiente). La Ley 43 de 1990 también incluía en 36 artículos un código de ética que, en sus aspectos significativos, es armónico con el código de ética actual de IFAC.

Adicionalmente, es necesario hacer una consideración especial sobre las normas legales que regulan la profesión de contador público en el país. En primer lugar, para ostentar el título de contador público es necesario que una entidad de educación superior del país lo otorgue a quien haya cursado satisfactoriamente los contenidos académicos: esto se logra luego de 4 o 5 años de estudio. En Colombia hay aproximadamente 210 facultades y programas de contaduría pública, con más de 120.000 estudiantes en la actualidad. Después de obtener el título antes indicado, el profesional debe gestionar ante la Junta Central de Contadores su inscripción como contador público, presentando su título universitario y acreditando una experiencia no inferior a un año y adquirida en forma simultánea con los estudios universitarios o posteriores a ellos. La inscripción como contador público se acredita mediante una tarjeta profesional vitalicia. Con esta tarjeta el contador puede realizar auditorías de estados financieros y otras funciones exclusivas de los contadores públicos. En la actualidad hay en el país más de 200.000 contadores públicos.

Con lo mencionado anteriormente, los retos ante los cuales se enfrenta la profesión de contadores públicos en el país son innumerables, por ejemplo:

— La aplicación de las NIIF, la NIIF para las pymes y las Normas de Aseguramiento de la Información (NAI) requiere cambios en el proceso de formación profesional que incorporen en los programas académicos de pregrado las directrices contenidas en las Normas Internacionales de Educación (NIE) de IFAC, las NIIF y la NIIF para pymes emitidas por el IASB, y las Normas de Aseguramiento de la Información (NAI) emitidas por IFAC.

— La aplicación de las normas de información financiera y aseguramiento de la información requiere, entre otros, de criterio y juicio profesional. Por lo tanto, es necesario establecer requisitos de entrada más rigurosos, así como requisitos de actualización para mantener la vigencia de la tarjeta profesional.

— La aplicación de las normas de aseguramiento requiere el cumplimiento de una serie de responsabilidades en relación con el sistema de control de calidad de las auditorías y de la revisión de los estados financieros; para ello se requiere establecer sanciones a las firmas de contadores públicos y a los auditores y revisores fiscales que no cumplan con las normas de aseguramiento de la información, las normas de ética y las de control de calidad.

Conclusiones

La revisión tanto de los trabajos académicos como de los estudios de impacto muestran los principales retos ante los que se enfrentan las autoridades públicas de un país al adoptar las NIIF.

En primer lugar, los cambios frecuentes en las NIIF generan una dificultad añadida a la propia complejidad de las normas. Si a ello unimos el proceso de adopción en la legislación del país (vía decreto en Colombia), puede dar lugar a la obsolescencia de algunos pasajes de la normativa.

En segundo lugar, el marco de información financiera internacional se fundamenta en generar información de calidad, definida esta por las características que debe reunir. Dado que la información financiera se utiliza en otros órdenes regulatorios, la adopción de las NIIF requiere una actualización en todo el sistema de regulación que utiliza como referencia la información financiera y evitar de esa manera efectos indeseados (en el orden mercantil, prudencial, tributario, etc.). Es esta preocupación lo que origina una parte sustancial de los recelos ante la nueva normativa. Por ejemplo, el proceso de convergencia ha sido concebido, en todos sus detalles, para que no tenga ningún efecto para las empresas y personas contribuyentes del impuesto sobre la renta.

En tercer lugar, en muchas jurisdicciones, la adopción de las NIIF es un cambio de cultura contable. Se ha demostrado empíricamente que los países de tradición jurídica de common law (anglosajones) son más proclives a adoptar las NIIF que los de code law (como Colombia). Este cambio de cultura exige atender multitud de dudas e inquietudes, así como coordinar numerosas instancias gubernamentales y stakeholders. Por lo tanto, es precisa una fuerte inversión en recursos humanos y económicos, especialmente oportuna en los momentos que se prepara la transición a las NIIF.

En cuarto lugar, la adopción de las NIIF es una decisión estratégica para una economía que pretende la apertura exterior de los mercados financieros y de las empresas. Sus costos se irán diluyendo con el tiempo, pues el aprendizaje del nuevo enfoque de regulación requiere varios años. Asimismo, supone una cesión de soberanía en materia de emisión de normas contables por lo que, se considera, requiere amplios consensos, tal como lo demandan las políticas de Estado.

En quinto lugar, la jurisdicción debe establecer sólidos mecanismos que garanticen su vigencia efectiva. Entre estos se destaca el desempeño de los revisores fiscales y de las autoridades de supervisión. Dichos mecanismos son controles ex post de una eficaz aplicación de las NIIF; sin embargo, es imprescindible adaptar la enseñanza a las exigencias de estas normas. Potenciar la educación respecto de las NIIF es un mecanismo de control ex ante que propicia un entorno favorable a su adopción. Para los países de tradición de code law, la adopción de esta normativa es un cambio de enfoque en la enseñanza hacia una metodología basada en principios. El ejercicio de fuertes dosis de criterio profesional para la aplicación de las NIIF contrasta con sistemas contables más anclados en la literalidad de la norma. En este punto, una referencia obligada para la academia y para la formación continuada son las Normas Internacionales de Educación emitidas por IFAC.

Bibliografía

AHMED, K., CHALMERS, K. y KHLIF, H. (2013) “A Meta-analysis of IFRS Adoption Effects”, The International Journal of Accounting (48) 173-217.

BALL, R. (2006) “International Financial Reporting Standards (IFRS): Pros and Cons for investors”, Accounting and Business Research (36) 5-27.

BHATTACHARJEE, S. y ZAHIRUL, M. (2009): “Problems of Adoption and Application of International Financial Reporting Standards (IFRS) in Bangladesh”, International Journal of Business and Management 4(12) 165-175.

BROWN, P. (2013) “Some Observations on Research on the Benefits to Nations of Adopting IFRS”, The Japanese Accounting Review 3(4) 1-19.

CHRISTENSEN, H. B., LEE, E., WALKER, M. y ZENG, C. (2015) “Incentives or Standards: What Determines Accounting Quality Changes around IFRS Adoption?”, European Accounting Review 24(1) 31-61.

COMISIÓN EUROPEA (2014) A review of the literature on the impact of the mandatory adoption of IFRS in the EU. Document discussed in the Expert Group on the IAS Regulation, meeting 24/10/2014, Agenda item III – Paper 1.

http://ec.europa.eu/finance/accounting/docs/governance/committees/evaluation/ 141024-document-impact_en.pdf

FSA (2015) IFRS Adoption Report.

http://www.fsa.go.jp/en/news/2015/20150430-4/01.pdf

FSB (2015): Meeting of the Financial Stability Board in London on 25 September.

http://www.financialstabilityboard.org/2015/09/meeting-of-the-financial-stability-board-in-london-on-25-september/

HAMBERG, M., MAVRUK, T. y MÜLLER-BLOCH, S. (2013) “Why do firms go grey? Evidence on the costs of IFRS compliance and enforcement”, Journal of Accounting and Economics (31) 3-75.

HONG, H. A., HUNG, M. y LOBO, G. (2014) “The impact of mandatory IFRS adoption on IPOs global capital markets”, The Accounting Review (89) 1365-1397.

HOOGERVORST, H. (2015a) Ind AS: A Big Step Forward.

http://www.ifrs.org/Alerts/Conference/Documents/2015/Hans-Hoogervorst-India-February-2015.pdf

HOOGERVORST, H. (2015b) Ten years on, what have we learned?

http://www.ifrs.org/Alerts/Conference/Documents/2015/Hans-Hoogervorst-Milan-speech-Nov-2015.pdf

HOOGERVORST, H. (2015c) Financial reporting Standards for the World Economy.

http://www.ifrs.org/Alerts/Conference/Documents/2015/Speech-Hans-Hoogervorst-mission-statement-April-2015.pdf

ICAEW (2007) EU Implementation of IFRS and the Fair Value Directive. A Report for the European Commission.

http://ec.europa.eu/internal_market/accounting/docs/studies/2007-eu_implementation_of_ifrs.pdf

ICAEW (2015) The effects of mandatory IFRS adoption in the EU: a review of empirical research.

http://www.icaew.com/~/media/corporate/files/technical/financial%20reporting/information%20for%20better%20markets/ifbm/effects%20of%20mandatory%20ifrs%20adoption%20april%202015%20final.ashx

ODIA, J. O y OGIEDU, K. O. (2013) “IFRS adoption: Issues, Challenges and Lessons for Nigeria and other Adopters”, Mediterranean Journal of Social Sciences 4(3) 389-399.

OKPALA, K. E. (2013) “Adoption of IFRS and Financial Statements Effects: The Perceived Implications on FDI and Nigeria Economy”, Australian Journal of Business and Management Research 2(5) 76-83.

PALEA, V. (2013) “IAS/IFRS and financial reporting quality: Lessons from the European experience”, China Journal of Acconting Research (6) 247-263.

RAMANNA, K. y SLETTEN, E. (2009) “Why do countries adopt International Financial Reporting Standards?”. Working paper 09-102. Harvard Business School.

http://www.hbs.edu/faculty/Publication%20Files/09-102.pdf

TARCA, A. (2012) “The Case for Global Accounting Standards: Arguments and Evidence”. International Financial Reporting Standards.

http://www.ifrs.org/use-around-the-world/documents/case-for-global-accounting-standards-arguments-and-evidence.pdf

ZEHRI, F. y CHOUAIBI, J. (2013) “Adoption determinants of the International Accounting Standards IAS/IFRS by developing countries”, Journal of Economics, Finance and Administrative Science (18) 56-62.

ZEFF, S. (2012) “The Evolution of the IASC into the IASB,and the Challenges it Faces”, The Accounting Review 87(3) 807-837.

1. La Fundación NIIF es una entidad privada, cuyo Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB, por sus siglas en inglés) desarrolla las NIIF.

2. El FSB es un organismo establecido para coordinar internacionalmente el trabajo de las autoridades financieras nacionales y a los emisores de normas internacionales.