La transparencia de la fiducia

Revista 195 Mayo - Jun. 2016

La utilidad en la enajenación de los derechos fiduciarios representativos de activos sujetos a un beneficio tributario como la exención, también está sujeta a la renta exenta.

A esa conclusión llegó la oficina jurídica de la DIAN en el Concepto 7553 de abril 6 del 2016, al interpretar el numeral 2º del artículo 102 del estatuto tributario (modificado por L. 1607/2012, art. 127), el cual estipula que “Las utilidades o pérdidas obtenidas en los fideicomisos deberán ser incluidas en las declaraciones de renta de los beneficiarios, en el mismo año gravable en que se causan a favor o en contra del patrimonio autónomo conservando el carácter de gravables o no gravables, deducibles o no deducibles, y el mismo concepto y condiciones tributarias que tendrían si fueren percibidas directamente por el beneficiario”.

La DIAN, al analizar el alcance de la expresión “condiciones tributarias del bien afecto” del numeral antes referenciado del artículo 102 del estatuto tributario, señala que esta no solo comprende el que los derechos fiduciarios tengan el costo fiscal del bien al cual están asociados; sino además los beneficios tributarios incorporados al mismo.

Para arribar a la anterior conclusión, es necesario realizar un análisis armónico del artículo 102 ibídem, especialmente de lo ordenado en los numerales 2 y 8° de esta norma.

Precisa la DIAN que la transmisión automática del beneficio tributario a la utilidad en la enajenación de los derechos fiduciarios solo se podrá dar en la primera venta del derecho fiduciario, sin que se permita al nuevo titular del derecho fiduciario proceder a enajenar de nuevo el mismo “en aras de hacerse titular de este beneficio, ya que el beneficio tributario en razón a su naturaleza jurídica restrictiva se consuma con la ocurrencia del hecho económico original y sobre el cual recae el amparo del ordenamiento jurídico”.

Mediante el Concepto 7553 de abril 6 del 2016, la Dirección de Impuestos y Aduanas revoca los conceptos 68201 de 30 de diciembre del 2014 y oficio 19732 de 25 de marzo del 2014.