Laudo Arbitral

Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia

v.

Carlos Humberto Sierra Tamayo

Marzo 20 de 1997

Acta 10

En la ciudad de Santafé de Bogotá, a los veinte (20) días del mes de marzo de 1997, siendo las 10:00 a.m. fecha y hora fijadas mediante auto del 20 de febrero de 1997, se reunieron en la sede del Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Bogotá, situada en la carrera 9 16-21 piso cuarto, los doctores Roberto Ramírez Fuertes, quien preside, David Luna Bisbal y Pedro Nel Escorcia C., árbitros, al igual que el secretario Ricardo Vanegas Beltrán, con el objeto de llevar a cabo la audiencia de fallo. Asistió el doctor Luis Guillermo Forero apoderado de la parte convocante y la doctora Mirna del Carmen Cueto López en representación de Conmundo (sic) Radio S.A.

Abierta la audiencia, el presidente autorizó al secretario para dar lectura al laudo en derecho que pone fin al proceso, acordado unánimemente por los árbitros.

Laudo arbitral

Santafé de Bogotá 20 de marzo de 1997.

Agotado el trámite legal y estando dentro de la oportunidad para el efecto, procede el Tribunal de Arbitramento a dictar en derecho el laudo con el cual dirime la controversia sometida a su decisión.

I. Antecedentes

El día veintitrés (23) de agosto de 1995 la Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia, por conducto de apoderado judicial, solicitó la integración del presente Tribunal de Arbitramento mediante demanda ante el Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio de Bogotá contra el señor Carlos Humberto Sierra Tamayo, para solucionar las divergencias relacionadas con la propiedad de las acciones o cuotas de interés social que este último actualmente posee en la sociedad denominada América Radio Ltda.

El Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá, en providencia del 31 de agosto de 1995, admitió la solicitud de convocatoria del Tribunal de Arbitramento y corrió traslado a la parte convocada por el término de cuatro (4) días.

Carlos Humberto Sierra Tamayo, también por conducto de apoderado judicial, dio oportuna contestación a la demanda y presentó excepciones de mérito, el día siete (7) de marzo de 1996.

El apoderado de la convocante, en escrito del 19 de marzo de 1996, elevado dentro del término de traslado correspondiente, se pronunció sobre la contestación de la demanda y las excepciones propuestas por la convocada.

Para dar cumplimiento al ordinal tercero del artículo 16 del Decreto 2651 de 1991 se dispuso, en diversas ocasiones, celebrar audiencia de conciliación; finalmente, el día 23 de mayo de 1996, sin la presencia de la totalidad de las partes, se dio por concluida la etapa conciliatoria.

La Cámara de Comercio de Bogotá, en ejercicio de la facultad otorgada por las partes, procedió a la designación de los árbitros que integran este tribunal, cuya instalación, tuvo lugar el día 15 de julio de 1996 con la concurrencia de las partes. En la citada audiencia el tribunal designó como presidente al doctor Roberto Ramírez Fuertes y como secretario al doctor Ricardo Vanegas Beltrán, fijó su sede en el Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá y señaló las sumas de honorarios y gastos.

En auto proferido en el curso de la primera audiencia de trámite, de fecha 1º de octubre de 1996, el tribunal asumió competencia para conocer y decidir en derecho las pretensiones formuladas por la Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia contra Carlos Humberto Sierra Tamayo, y ordenó integrar el litisconsorte necesario citando a la sociedad Colmundo Radio S.A. Esta adhirió expresamente al pacto arbitral.

El presente proceso se tramitó en nueve (9) sesiones, en las que se decretaron y practicaron las pruebas y se recibieron las alegaciones finales.

Cumplido todo lo anterior, pasa el tribunal a proferir el presente laudo para decidir, en derecho, las controversias planteadas.

II. El planteamiento de la litis

En su demanda la parte actora solicitó al tribunal realizar los siguientes pronunciamientos y condenas:

“A. Que el Tribunal de Arbitramento declare, previa convocatoria del tercero necesario “Colmundo Radio S.A.”, quien deberá haber adherido al arbitramento, que la “Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia” (Centro Colombiano de Teoterapia Integral) y Carlos Humberto Sierra Tamayo deben devolver las acciones o cuotas de interés social que poseen en la sociedad “América Radio Ltda.”, sin necesidad de exhibir libros y documentos exigidos por el hoy convocado, y oficie a la Cámara de Comercio de Santafé de Bogotá para que esas cuotas sociales sean registradas a nombre de su verdadera propietaria, la cadena radial “Colmundo Radio S.A.” o a nombre de quien ella indique.

B. Que teniendo en cuenta que el depósito se hizo en confianza y que no ha producido a los tenedores ninguna erogación o gasto, el Tribunal de Arbitramento en el laudo arbitral deberá ordenar que la devolución sea gratuita, y sin ninguna condición y que la “Cadena Colmundo Radio S.A.” expida los correspondientes paz y salvo, por todo concepto, y en relación a la sociedad “América Radio Ltda”, a Carlos Humberto Sierra y a la “Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia” (Centro Colombiano de Teoterapia Integral).

C. Que las cuotas sociales que la “Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia” (Centro Colombiano de Teoterapia Integral) y Carlos Humberto Sierra poseen en la sociedad “América Radio Ltda.” y que son de propiedad de “Colmundo Radio S.A.” pasen a nombre de esta en la forma, proporción o beneficiario que le indique al Tribunal de Arbitramento.

D. Que el Tribunal de Arbitramento condene en costas del proceso y agencias en derecho, al convocado, quien con su renuncia ha provocado la convocatoria de este Tribunal de Arbitramento”.

Carlos Humberto Sierra Tamayo dio contestación a la demanda por intermedio de apoderado judicial, y en ella se opuso a las pretensiones, se refirió a cada uno de los hechos que le sirvieron de sustento y formuló las siguientes excepciones de fondo:

“1. Falta de legitimación en la causa. El convocante carece del derecho para reclamar si como se sostiene, que, las cuotas o intereses sociales son de los accionistas de Colmundo Radio S.A., pues, una cosa es la propiedad de los accionistas y otra la propiedad de la persona jurídica denominada Colmundo Radio S.A.

Es de señalar que, los accionistas como personas naturales o individuos, no pueden ser representados por la persona denominada Colmundo Radio S.A.

2. Fraude. El convocante, desconoce a sabiendas, que, él interviene ante el fiscal 27 de Cali, en el proceso 94-0349-27, que, por falsedad en documento privado y fraude procesal se adelanta y, en donde existen varias medidas de aseguramiento, precisamente por las actas en donde aparecen Jairo Aguirre y Marcela Aristizábal Arroyave como representantes legales de las presuntas comparecientes, de un lado y, de otro, en virtud de que, existe en el Juzgado 6º Civil del Circuito de Bogotá, la impugnación de las actas 10 y 11 de las asambleas de Colmundo Radio S.A., que, contiene la elección de los señores: Abisai Londoño, Luis Alberto Nieto Hernández, Manuel Prieto y Jairo Aguirre Gallego, entre otros, como miembros de la junta directiva de la citada entidad.

Es de recalcar que, esta junta se halla suspendida por el auto del 30 de septiembre de 1994, tal como se prueba con el oficio 2488 de noviembre 11 de 1994, que, se adjunta.

3. Dolo en el contrato”.

Por su parte, Colmundo Radio S.A, en el escrito en el cual adhirió expresamente al pacto arbitral, se pronunció señalando que todos los hechos de la demanda son ciertos y, sobre las declaraciones pedidas al tribunal, manifestó:

a) Que el Tribunal de Arbitramento declare que la Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia y Carlos Humberto Sierra Tamayo deben devolver las acciones o cuotas de interés social que poseen en la sociedad “América Radio Ltda.” a favor de Colmundo Radio S.A. “La cadena de la paz”, en los términos de la demanda principal;

b) Que una vez se encuentre ejecutoriado el correspondiente laudo arbitral que ordene la devolución de las cuotas sociales a nombre de Colmundo Radio S.A. “La cadena de la paz”, esta expedirá los correspondientes paz y salvo a las partes, como lo solicitan en el punto B de la “Declaraciones” en la demanda convocatoria;

c) Que el tribunal ordene que las cuotas sociales, que se encuentran a nombre de Carlos Humberto Sierra y la Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia sean puestas a nombre de Colmundo Radio S.A. “La cadena de la paz” en la forma solicitada en la demanda de convocatoria, y

d) Que el Tribunal de Arbitramento condene en costas a la parte que por renuencia, haya obligado a convocar este tribunal.

III. Las pruebas practicadas

En el presente asunto se decretaron las pruebas pedidas por las partes y se ordenó tener como tales, con el valor probatorio que les corresponde la documentación aportada con la demanda, con la contestación de la misma, y con la contestación de Colmundo Radio S.A.

El interrogatorio al representante legal de la parte convocante, pedido por el convocado, no se llevó a cabo por cuanto, a pesar de que este compareció para el efecto, la parte interesada no se hizo presente a la audiencia en la cual debía evacuarse la prueba. Tampoco se practicó el testimonio de la señora Yadira Afanador, en razón de que ni ella ni el apoderado de la parte convocada, interesados en la prueba, se hicieron presentes en la audiencia en que debía rendirse la declaración.

El tribunal designó a los señores Claudino Díaz y Matilde Cepeda como peritos para evacuar el dictamen pericial pedido por la parte convocada en la contestación de la demanda.

El dictamen pericial fue rendido en tiempo, y de él se corrió traslado a las partes para los efectos del ordinal primero del artículo 238 del Código de Procedimiento Civil. Ninguna de ellas elevó objeción, ni solicitó aclaración o complementación del experticio.

El tribunal señaló la fecha de audiencia para escuchar las alegaciones de las partes, las cuales fueron presentadas verbalmente y en resumen escrito tanto por el apoderado de la convocante como por la litisconsorte necesaria. El apoderado de la convocada no se hizo presente en tal audiencia.

Cumplido lo anterior, el tribunal señaló el día veinte (20) de marzo de 1997 para realizar la audiencia de fallo.

IV. Consideraciones

Los socios que fueron en América Radio Ltda., a saber: Álvaro Gutiérrez Cerdas con el 50% del patrimonio social, y César Tulio Benítez Castellanos con el 50% restante, cedieron por acto contenido en escritura 5144 del 29 de diciembre de 1989, de la Notaría 9ª de Cali, sus respectivas cuotas sociales a los actuales titulares Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia, y Carlos Humberto Sierra Tamayo.

Aun cuando la citada escritura de cesión no lo estipula, ni lo dice el acta emanada de la junta de socios, la convocante asegura que tal cesión fue aparente y no real por mediar el compromiso, de cargo de los dos cesionarios, de restituir las cuotas de interés social recibidas en cesión, o sea el total del patrimonio de América Radio Ltda., al tercero propietario Colmundo Radio S.A. que para el efecto adhirió al pacto arbitral en trámite.

La convocante suscitó este arbitraje acogida que fue la cláusula compromisoria inserta en la escritura social 4215 del 11 de diciembre de 1981, notaría de Cali, por estar dispuesta a ultimar ella la restitución de las cuotas de interés social cedidas a su favor y frente a la renuencia del convocado Carlos Humberto Sierra Tamayo a devolver las cuotas que recibió él, como se evidenció en su respuesta a la demanda al declarar que no le consta la existencia del compromiso de reintegrarle a Colmundo Radio S.A, dichas cuotas y a esta le desconoció la propiedad de las mismas con proposición de excepciones de mérito.

Lo anterior no sería óbice para que el tribunal pudiera despachar favorablemente lo pedido, con tal de que aquí se hubiera producido la plena prueba de los extremos comentados, o sea: prueba del compromiso de restituir las cuotas confiadas en tenencia que afecta a Carlos Humberto Sierra Tamayo, y prueba del derecho de propiedad que de las cuotas de interés social tiene el tercero Colmundo Radio S.A.

Examinemos la realidad del expediente. Se aportaron por la convocante unas fotocopias de manuscritos que se atribuyen al convocado y una carta a máquina que se afirma estar suscrita por él, de cuyo texto surge la aceptación dada por Carlos Humberto Sierra Tamayo de hallarse obligado a devolver gratuitamente las cuotas de interés social a los socios mas no a Colmundo Radio S.A. lo que en el fondo es igual porque se trata de una sociedad anónima; pero acontece que estas piezas fotostáticas no son oponibles al convocado porque no se obtuvo su aceptación o reconocimiento, ni esto se surtió en el curso de lo tramitado. Bien al contrario Sierra Tamayo protestó del compromiso de restituir en los términos disenados (sic) en el libelo, negó la personería de Colmundo Radio S.A, para recibir a nombre de sus asociados y afirmó ser cierto el hecho tercero de la demanda que dice:

“3. El convocado Carlos Humberto Sierra Tamayo, mayor de edad, vecino de Santiago de Cali, con residencia en la avenida 8ª, norte 47-15, titular de la cédula de ciudadanía 8.260.868 de Medellín (A) figura como propietario del 50% de las cuotas sociales en que se encuentra dividido el capital social o sea 5.000 cuotas”.

Finalmente declaró el convocado que no le consta el hecho noveno del libelo que dice:

“9. Por medio de decisión de la junta directiva de “Colmundo Radio S.A.” de fecha 25 de mayo de 1995 y que reposa en el acta 60 se vuelve a requerir a Carlos Humberto Sierra para que devuelva estas cuotas sociales o de lo contrario designarán los abogados civilistas y penalistas para que inicien las acciones correspondientes. Situación esta que no le conviene a la “Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia” (Centro Colombiano de Teoterapia Integral), ya que si no le ha devuelto las cuotas sociales a la cadena radial ha sido única y exclusivamente porque el socio Sierra no comparece a juntas y entorpece en forma intencional y maliciosa los trámites correspondientes, manifestando por escrito, que primero quiere que se le exhiban libros, balances y pago de impuestos, lo que no está así convenido y a sabiendas que esos documentos se encuentran en poder de la cadena la cual los deberá exhibir, si así lo ordena el Tribunal de Arbitramento y además que la entrega de las acciones no está supeditada a ninguna condición suspensiva o resolutoria.

Como se ha observado, las supuestas pruebas son apenas fotocopias carentes de autenticidad y de firma (fl. 14, cdno. pbas.), que no comprometen al convocado Carlos Humberto Sierra Tamayo. Y el acta 54 de la junta directiva de Colmundo Radio S.A. que inserta una proposición mediante la cual Colmundo Radio S.A. ordena el reintegro del interés por el convocado Carlos Humberto Sierra Tamayo, no constituye prueba de la titularidad de las acciones. Es la prueba de la existencia de una proposición aprobada en junta directiva.

La prueba de la titularidad de las acciones en cabeza de Colmundo Radio S.A., no ha sido “regular y oportunamente allegada al proceso” según lo ordena el artículo 174 del estatuto procesal.

No se llamó a Sierra Tamayo para ser interrogado, lo que hubiera permitido al tribunal inquirir sobre la autoría de los manuscritos y de la carta escrita a máquina, como también sobre los términos del compromiso que precedió a la cesión de las cuotas de interés social. Tampoco se oyeron testimonios que ofrecieran luz sobre las versiones de la convocante y del tercer adherente. Obra en cambio un dictamen de peritos avaluadores cuyo objetivo o fundamento no de advierte; el dictamen prueba el valor actual de las acciones y cuotas de interés social de las sociedades implicadas, pero lo dictaminado se halla fuera del elenco.

En sentir del tribunal, el acervo de pruebas no permite dar por demostrado que Carlos Humberto Sierra Tamayo esté obligado a ceder, en devolución, las cuotas de interés social que militan en su nombre en la sociedad América Radio Ltda.; ni siquiera se probó el fundamento de tal compromiso, de cargo del convocado. Tampoco la prueba del dominio de las cuotas de interés social en ciernes, que se atribuye a Colmundo Radio S.A.; en tratándose del interés social en una sociedad limitada, la prueba del dominio ha de aparecer consignada en instrumento público para cumplir la solemnidad que se requiere.

No se le oculta al tribunal que la cesión pretendida, a que se refiere la declaratoria impetrada, no es viable en la forma como se solicita; en efecto: ceder a Colmundo Radio S.A. el 100% del interés social que hoy poseen los dos socios (Cruzada y Sierra Tamayo, extingue el contrato de sociedad al desaparecer la pluralidad de asociados; para el caso habría servido reclamar solamente del convocado, con el soporte de la debida prueba, la cesión del interés social que hoy detenta.

Pero sea de ello lo que fuere, lo demostrado acá no sirve para sustento de lo que se demanda y, en consecuencia, al negar el tribunal las pretensiones del convocante tendrá por configurada la excepción que el convocado denomina como carencia del derecho de Colmundo Radio S.A, para recibir, en devolución, las cuotas del interés social que América Radio Ltda. poseen Asociación Cruzada Estudiantil y profesional y Carlos Humberto Sierra Tamayo.

En consecuencia, al dar por probada esta excepción, se abstendrá el tribunal de referirse a la denominada de “fraude”; pero advierte que obra al expediente la providencia del honorable Tribunal Superior de Bogotá, Sala Civil, mediante la cual se dispone revocar “la suspensión de los actos impugnados contenidos en las actas 10 y 11 de fechas 4 y 6 de mayo de 1994 correspondientes a las asambleas generales extraordinarias de la sociedad Colmundo Radio S.A.” (fls. 47-58 cdno. pbas. 1).

En lo referente a las costas, encuentra el tribunal que el pago corresponde a la parte convocante; pero como dicha parte aportó en su totalidad los rubros que se señalaron por honorarios de los árbitros y del secretario, para gastos de funcionamiento, administración, protocolización registro y otros, fijados en auto 1 del 15 de julio de 1996 (fl. 139 cdno. ppal.), limitará la condena al rubro de agencias en derecho únicamente.

También debe tenerse en cuenta que la parte convocante giró los honorarios de los peritos designados en el proceso.

En mérito de lo expuesto el Tribunal de Arbitramento, administrando justicia en nombre de la República de Colombia y por autoridad de la ley,

RESUELVE:

1. Negar las pretensiones de la demanda.

2. Declarar probada la excepción de carencia del derecho de Colmundo Radio S.A. para recibir, en devolución, las cuotas de interés social que poseen en América Radio Ltda., la Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia y Carlos Humberto Sierra Tamayo.

3. Abstenerse de condenar en costas a la convocante puesto que aparece acreditado que fue esta parte la que las sufragó.

4. Condenar a la parte convocante al pago de agencias en derecho que se señalan en la suma de cien mil pesos ($ 100.000) m/cte. La Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia y Colmundo Radio S.A. pagarán en un 50% cada una la condena señalada en este numeral.

5. Entregar a cada una de las partes copia auténtica de este laudo.

6. Protocolizar el expediente en la Notaría 21 de este Círculo.

La anterior providencia se notificó en estrados a las partes.

A continuación el tribunal profirió el siguiente

Auto 11

Primero: Hágase la entrega a cada uno de los peritos, de los cheques girados a favor de ellos por la Asociación Cruzada Estudiantil y Profesional de Colombia, por concepto de honorarios.

Segundo: Señálase el día 4 de abril de 1997 a las 9:00 a.m. para celebrar audiencia en la que se resolverá sobre las eventuales solicitudes de aclaración o de corrección del laudo que presenten las partes.

La anterior providencia se notificó en estrados a las partes.

Sin más temas que tratar se levantó la sesión.

_______________________________________