LEY 11 DE 1988 

(Enero 19)

“Por la cual se consagran unas excepciones en el régimen del Seguro Social para los trabajadores del servicio doméstico”.

El Congreso de Colombia,

DECRETA:

ART. 1º—A partir de la vigencia de la presente ley, el trabajador del servicio doméstico que devengue una remuneración en dinero inferior al salario mínimo legal vigente, cotizará para el seguro social sobre la base de dicha remuneración.

PAR.—En ningún caso el porcentaje de cotización podrá aplicarse sobre una cuantía inferior al 50% del salario mínimo legal vigente.

ART. 2º—El reconocimiento de las prestaciones de salud y la liquidación y reconocimiento de las prestaciones económicas para los trabajadores del servicio doméstico que tengan que cotizar en los términos señalados en el artículo 1º de esta ley, se efectuará de conformidad con lo establecido en los reglamentos generales del seguro social obligatorio.

Ninguna pensión que por razón de esta ley se reconozca, podrá ser inferior al salario mínimo legal más alto vigente.

ART. 3º—Los trabajadores del servicio doméstico que laboren por días con distintos patronos, cotizarán por intermedio de todos ellos sobre el salario en dinero devengado con cada patrono, sin que los aportes que deben cancelarse con base en las distintas remuneraciones, puedan ser inferiores a los previstos en el artículo 1º de esta ley.

PAR.—El Gobierno Nacional adoptará los procedimientos necesarios para la aplicación de lo dispuesto en la presente ley, en un término no superior a 180 días a partir de su vigencia.

ART. 4º—El Gobierno Nacional transferirá del presupuesto de la Nación anualmente al Instituto Colombiano de Seguros Sociales aportes que cubran el subsidio necesario para garantizar el derecho a pensión de los trabajadores del servicio doméstico cuyas cotizaciones se liquiden por debajo del salario mínimo vigente.

PAR. 1º—El Instituto Colombiano de Seguros Sociales anualmente y en forma oportuna hará conocer al Departamento Nacional de Planeación, la suma requerida para dar cumplimiento a lo dispuesto en el presente artículo.

PAR. 2º—Los aportes del presupuesto nacional de que trata el presente artículo deberán ser invertidos por el ISS de acuerdo con lo previsto en el régimen de inversiones determinados en el Decreto 1650 de 1977.

ART. 5º—Las pensiones reconocidas a favor de los trabajadores del servicio doméstico serán reajustadas anualmente en el mismo porcentaje del aumento que registre el nuevo salario mínimo legal vigente más alto.

Transcurrido un año sin que sea elevado el salario mínimo, para efectos de los reajustes de las pensiones contempladas en esta ley se tomará como nuevo salario mínimo el último vigente incrementado en cantidad equivalente al porcentaje de aumento que registren en los últimos doce meses el índice nacional de precios al consumidor, según datos suministrados por el DANE.

PAR.—Los reajustes a que se refiere este artículo se harán efectivos a quienes hayan adquirido la calidad de pensionado con un daño de antelación a cada reajuste quienes no hubieren cumplido el año en su calidad de pensionado al producirse el reajuste, lo percibirán a partir de la fecha en que lo cumplan. Se entiende por calidad de pensionado, la situación de quien ha cumplido la edad y tiempo de servicios fijados por la ley.

ART. 6º—La presente ley surte efectos a partir de la fecha de su publicación en el Diario Oficial y modifica en lo pertinente lo dispuesto en la Ley 4ª de 1976.

Publíquese y ejecútese.

Dada en Bogotá, D.E., a 19 de enero de 1988.

__________________________