LEY 207 DE 1995 

(Agosto 9)

“Por medio de la cual se aprueba el “Acuerdo entre la República de Colombia y la República de Venezuela para la detección, recuperación y devolución de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático”, suscrito en Caracas el 17 de marzo de 1993”.

El Congreso de Colombia,

visto el texto del “acuerdo entre la República de Colombia y la República de Venezuela para la detección, recuperación y devolución de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático”, suscrito en Caracas el 17 de marzo de 1993”.

Acuerdo entre la República de Colombia y la República de Venezuela para la detección, recuperación y devolución de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático.

El Gobierno de la República de Colombia y el Gobierno de la República de Venezuela, en adelante denominados “las partes contratantes”,

preocupados por la comisión de los delitos de robo, hurto, hurto calificado y secuestro de los vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático en los territorios de ambos países,

comprometidos en fortalecer la recíproca cooperación para la detección, recuperación y devolución de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático, así como para la prevención y control de los hechos delictivos antes mencionados,

seguros de que pueden aplicarse normas que permitan y agilicen la recuperación y devolución de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático robados, abandonados e incautados,

han convenido en lo siguiente:

ART. I.—Las partes contratantes se comprometen a detectar, recuperar y devolver los vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático que han sido objeto de robo, hurto, hurto calificado y secuestro en uno u otro país, identificados debidamente por las autoridades competentes de cada una de las partes contratantes.

ART. II.—Cada parte contratante dispondrá lo pertinente para la captura y retención de los vehículos a que se refiere este acuerdo e informará de inmediato a la otra parte la presencia en su territorio de los referidos vehículos.

ART. III.—Los vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático que sean identificados por las autoridades competentes como objeto de los delitos a que se refiere el artículo I, serán puestos a disposición del funcionario consular de la jurisdicción donde fueren localizados, previo el cumplimiento del procedimiento (que adopte la comisión binacional de alto nivel para la recuperación de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático.)*

En caso de encontrarse el vehículo de transporte terrestre, aéreo y acuático vinculado a un proceso judicial o administrativo en el territorio del Estado requerido, la entrega se realizará (de acuerdo con el procedimiento indicado en el párrafo anterior)* y de conformidad con el ordenamiento jurídico interno de cada una de las partes.

(Nota: El texto entre paréntesis fue declarado inexequible por la Corte Constitucional en Sentencia C-152 de 1996).

ART. IV.—El legítimo propietario del vehículo de transporte terrestre, aéreo y acuático objeto de los delitos a que se refiere el artículo I, en cuanto haya probado su calidad de propietario ante el funcionario consular del país de la matrícula, podrá entrar de inmediato en posesión del mismo.

ART. V.—Los vehículos de transporte, terrestre, aéreo y acuático incautados, quedarán bajo custodia y responsabilidad de la autoridad competente de cada país que conozca del caso.

ART. VI.—Las autoridades competentes de las partes contratantes coordinarán el intercambio de información sobre las denuncias de los vehículos que han sido objeto del ilícito comprendido en el artículo I; las organizaciones sospechosas y los modus operandi; los sistemas de adulteración de seriales, de transformación y ocultamiento de vehículos.

ART. VII.—Las secretarías ejecutivas de la comisión binacional de alto nivel para la recuperación de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático intercambiarán cada treinta (30) días, las listas de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático objeto de los delitos a que se refiere el artículo I del presente acuerdo e informarán a las autoridades competentes de su país, para conocimiento de la otra parte.

ART. VIII.—Las autoridades competentes de las partes contratantes expedirán una certificación en la cual se especifique que no existe denuncia de delito alguno sobre el vehículo de transporte terrestre, aéreo y acuático objeto de una compraventa o cualquier otro negocio. El funcionario consular respectivo legalizará las referidas certificaciones.

ART. IX.—La recuperación de los vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático objeto de los delitos a que se refiere el artículo I, estará exenta del pago de toda clase de tasa o gravámenes.

ART. X.—Las partes contratantes reforzarán los recursos humanos y técnicos de sus organismos oficiales dedicados a la prevención, control y represión de los delitos a que se refiere el artículo I, especialmente en las zonas fronterizas.

ART. XI.—Las autoridades competentes de cada una de las partes contratantes se prestarán la asistencia necesaria para la eficaz ejecución del presente acuerdo.

ART. XII.—Se designa como órgano de ejecución del presente acuerdo por la República de Venezuela, el Ministerio de Relaciones Interiores, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de la Defensa, el Ministerio de Justicia, el Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Transporte y Comunicaciones; y por la República de Colombia, el Ministerio de Gobierno, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Defensa, el Ministerio de Justicia, el Ministerio de Transporte, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, la Fiscalía General de la Nación y el Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, a través de la comisión binacional de alto nivel para la recuperación de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático.

Los ministerios de Relaciones Exteriores de ambos países coordinarán las reuniones de la comisión a que se refiere el presente artículo.

ART. XIII.—(Inexequible)* Las partes contratantes se comprometen a aplicar para la detección, recuperación y devolución de los vehículos a que se refiere el presente acuerdo, el procedimiento que adopte la comisión binacional de alto nivel para la recuperación de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático.

*(Nota:Declarado inexequible por la Corte Constitucional en Sentencia C-152 de 1996).

ART. XIV.—(Inexequible)* Las partes contratantes se comprometen a no iniciar ningún procedimiento encaminado a modificar la propiedad de los vehículos objeto de este acuerdo, sin que se haya cumplido con el procedimiento establecido por la comisión binacional de alto nivel para la recuperación de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático.

*(Nota:Declarado inexequible por la Corte Constitucional en Sentencia C-152 de 1996).

ART. XV.—El presente acuerdo entrará en vigor en la fecha en que ambas partes se notifiquen por la vía diplomática el cumplimiento de los requisitos internos para su aprobación.

ART. XVI.—El presente acuerdo tendrá una duración de cinco (5) años y se prorrogará automáticamente por períodos iguales.

ART. XVII.—Cada una de las partes contratantes podrá en cualquier momento denunciar el presente acuerdo mediante notificación escrita dirigida a la otra parte con seis (6) meses de anticipación.

ART. XVIII.—Las dudas o controversias que puedan surgir en la interpretación o aplicación del presente acuerdo serán resueltas por la vía diplomática.

Suscrito en dos ejemplares auténticos, en idioma castellano, en la ciudad de Caracas, a los 17 días del mes de marzo de 1993.

Nohemí Sanín de Rubio, por el Gobierno de la República de Colombia.

Fernando Ochoa Antich, por el Gobierno de la República de Venezuela.

Rama ejecutiva del Poder Público

Presidencia de la República

Santafé de Bogotá, D.C.

Aprobado. Sométase a la consideración del Honorable Congreso Nacional para los efectos constitucionales.

(Fdo.) César Gaviria Trujillo

La Ministra de Relaciones Exteriores

(Fdo.) Nohemí Sanín de Rubio

DECRETA:

ART. 1º—Apruébase el “Acuerdo entre la República de Colombia y la República de Venezuela para la detección, recuperación y devolución de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático”, suscrito en Caracas el 17 de marzo de 1993.

ART. 2º—De conformidad con lo dispuesto en el artículo 1º de la Ley 7ª de 1944, el que por el artículo primero de esta ley se aprueba, el “acuerdo entre la República de Colombia y la República de Venezuela para la detección, recuperación y devolución de vehículos de transporte terrestre, aéreo y acuático”, suscrito en Caracas el 17 de marzo de 1993 obligará al país a partir de la fecha en que se perfeccione el vínculo internacional respecto de la misma.

ART. 3º—La presente ley rige a partir de la fecha de su publicación.

Publíquese y ejecútese.

Previa su revisión de la Corte Constitucional, conforme al artículo 241-10 de la Constitución Nacional.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 9 de agosto de 1995.

______________________________