LEY 21 DE 1982 

(Enero 22)

“Por la cual se modifica el régimen del subsidio familiar y se dictan otras disposiciones”.

El Congreso de Colombia

DECRETA:

CAPÍTULO l

Del subsidio familiar

ART. 1º—El subsidio familiar es una prestación social pagadera en dinero, especie y servicios a los trabajadores de medianos y menores ingresos, en proporción al número de personas a cargo, y su objetivo fundamental consiste en el alivio de las cargas económicas que representa el sostenimiento de la familia como núcleo básico de la sociedad.

PAR.—Para la reglamentación, interpretación y, en general, para el cumplimiento de esta ley se tendrá en cuenta la presente definición del subsidio familiar.

ART. 2º—El subsidio familiar no es salario, ni se computará como factor del mismo en ningún caso.

ART. 3º—El subsidio familiar no es gravable fiscalmente. Los pagos efectuados por concepto del subsidio familiar y Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, son deducibles para efectos de la liquidación de impuesto sobre la renta y complementarios.

PAR.—Para que las sumas pagadas por los conceptos anteriores, lo mismo que las sufragadas por salarios y descansos remunerados, puedan aceptarse como deducciones, será necesario que el contribuyente presente los respectivos certificados de paz y salvo con el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, y la caja de compensación familiar de afiliación, en los que conste que el interesado pagó los aportes correspondientes al respectivo año fiscal.

ART. 4º—El subsidio familiar es inembargable, salvo en los siguientes casos:

1. En los procesos por alimentos que se instauren en favor de las personas a cargo que dan derecho al reconocimiento y pago de la prestación.

2. En los procesos de ejecución que se instauren por el Instituto de Crédito Territorial, el Banco Central Hipotecario, el Fondo Nacional del Ahorro, las cooperativas y las cajas de compensación familiar por el incumplimiento de obligaciones originados en la adjudicación de vivienda. Tampoco podrá compensarse, deducirse, ni retenerse, salvo autorización expresa del trabajador beneficiario.

ART. 5º—El subsidio familiar se pagará exclusivamente a los trabajadores beneficiarios en dinero, especie o servicios, de conformidad con la presente ley.

Subsidio en dinero es la cuota monetaria que se paga por cada persona a cargo que se dé derecho a la prestación.

Subsidio en especie es el reconocido en alimentos, vestidos, becas de estudio, textos escolares, drogas y demás frutos o géneros diferentes al dinero que determine la reglamentación de esta ley.

Subsidio en servicios es aquel que se reconoce a través de la utilización de las obras y programas sociales que organicen las cajas de compensación familiar dentro del orden de prioridades prescrito en la ley.

ART. 6º—Las acciones correspondientes al subsidio familiar prescriben en los términos del Código Sustantivo del Trabajo; sin embargo, el derecho a la cuota correspondiente a un mes determinado, caduca al vencimiento del mes subsiguiente, en relación con los trabajadores beneficiarios que no hayan aportado las pruebas del caso, cuando el respectivo empleador haya pagado oportunamente los aportes de ley por intermedio de una caja de compensación familiar o de la Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero.

CAPÍTULO II

De los aportes de los empleadores obligados a pagarlos

ART. 7º—Están obligados a pagar el subsidio familiar y a efectuar aportes para el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA:

1. La Nación, por intermedio de los ministerios, departamentos administrativos y superintendencias.

2. Los departamentos, intendencias, comisarías, el Distrito Especial de Bogotá y los municipios.

3. Los establecimientos públicos, las empresas industriales y comerciales y las empresas de economía mixta de los órdenes nacional, departamental, intendencial, distrital y municipal.

4. Los empleadores que ocupen uno o más trabajadores permanentes.

PAR.—(Nota: Adicionado por la Ley 223 de 1995 artículo 181)

ART. 8º—La Nación, los departamentos, intendencias, comisarías, El Distrito Especial de Bogotá y los municipios deberán, además del subsidio familiar y de los aportes para el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, efectuar aportes para la Escuela Superior de Administración Pública, ESAP, y para las escuelas industriales, e institutos técnicos nacionales, departamentales, intendenciales, comisariales, distritales y municipales.

ART. 9º—Los empleadores señalados en los artículos 7º y 8º de la presente ley pagarán una suma equivalente al seis por ciento (6%) del monto de sus respectivas nóminas, que se distribuirá en la forma dispuesta en los artículos siguientes.

ART. 10.—Los pagos por concepto de los aportes anteriormente referidos se harán dentro de los diez (10) primeros días del mes siguiente al que se satisface.

ART. 11.—Los aportes hechos por la Nación, los departamentos las intendencias, las comisarías, el Distrito Especial de Bogotá y los municipios, tendrán la siguiente destinación.

1. El cuatro por ciento (4%) para proveer el pago del subsidio familiar.

2. El medio por ciento (1/2%) para el servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, destinado a programas específicos de formación profesional acelerada, durante la prestación del servicio militar obligatorio.

3. El medio por ciento (1/2%) para la Escuela Superior de Administración Pública, ESAP.

4. El uno por ciento (1%) para las escuelas industriales e institutos técnicos nacionales, departamentales, intendenciales, comisariales, distritales o municipales.

ART. 12.—Los aportes hechos por los establecimientos públicos, las empresas industriales y comerciales y las empresas de economía mixta de los órdenes nacional, departamental, intendencial, comisarial, distrital y municipal y empleadores del sector privado, tendrán la siguiente destinación.

1. El cuatro por ciento (4%) para proveer el pago del subsidio familiar.

2. El dos por ciento (2%) para el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA.

ART. 13.—El Ministerio de Defensa Nacional, las Fuerzas Militares, la Policía Nacional y los organismos descentralizados adscritos o vinculados a dicho ministerio, continuarán pagando el subsidio familiar de acuerdo con las normas especiales que rigen para dichas entidades, pero los aportes para el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, Escuela Superior de Administración Pública, ESAP, escuelas industriales e institutos técnicos, se continuarán pagando de acuerdo con las normas generales.

ART. 14.—Para efectos del régimen del subsidio familiar se entenderá por empleador toda persona natural o jurídica que tenga trabajadores a su servicio y se encuentre dentro de la enumeración hecha en el artículo 7º de la presente ley.

ART. 15.—Los empleadores obligados al pago de aporte para el subsidio familiar, el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, y los demás con destinación especial, según los artículos 7º y 8º, deberán hacerlo por conducto de una caja de compensación familiar que funcione dentro de la ciudad o localidad donde se causen los salarios o de la caja más próxima dentro de los límites de los respectivos departamentos, intendencias o comisarías.

Cuando en las entidades territoriales antes mencionadas no exista caja de compensación familiar, los pagos se verificarán por intermedio de una que funcione en la división política territorial más cercana.

Se exceptúan de lo anterior los empleadores correspondientes al sector primario, respecto de los cuales se estará a lo dispuesto en el artículo 7º.

ART. 16.—A pesar de lo dispuesto en el artículo anterior, los aportes de la Nación, los departamentos, las intendencias, las comisarías, el Distrito Especial de Bogotá y los municipios, con destino al Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, y la Escuela Superior de Administración Pública, ESAP, podrán ser girados directamente a dichas entidades, e igualmente los correspondientes a las escuelas industriales e institutos técnicos, a la cuenta especial determinada por el Ministerio de Educación Nacional.

ART. 17.—Para efectos de la liquidación de los aportes al régimen del subsidio familiar, Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, Escuela Superior de Administración Pública, ESAP, escuelas industriales e institutos técnicos, se entiende por nómina mensual de salario la totalidad de los pagos hechos por conceptos de los diferentes elementos integrantes del salario en los términos de la ley laboral cualquiera que sea su denominación y además, los verificados por descansos remunerados de ley y convencionales o contractuales.

Los pagos hechos en moneda extranjera, deberán incluirse en la respectiva nómina, liquidados al tipo de cambio oficial y vigente el último día del mes al cual corresponde el pago.

CAPÍTULO III

De los trabajadores beneficiarios

ART. 18.—Son beneficiarios del régimen del subsidio familiar los trabajadores al servicio de los empleadores señalados en el artículo 7º que, además, reúnan los siguientes requisitos:

1. Tener el carácter de permanentes;

2. Encontrarse dentro de los límites de remuneración señalados en el artículo 20;

3. Haber cumplido los requisitos de tiempo trabajado indicados en el artículo 23, y

4. Tener personas a cargo que den derecho a recibir la prestación, según lo dispuesto en el capítulo 4º de esta ley.

ART. 19.—Se entiende por trabajador permanente quien ejecute labores propias de las actividades normales del empleador y no realice un trabajo ocasional, accidental o transitorio.

ART. 20.—Tienen derecho al subsidio familiar en dinero, especie y servicios los trabajadores cuya remuneración mensual fija o variable no sobrepase el límite de treinta y cuatro mil doscientos pesos ($ 34.200) mensuales o la suma que equivalga a cuatro veces el salario mínimo legal que rija en el lugar donde se realice el pago, si fuere superior al monto primeramente indicado.

ART. 21.—Para el cómputo de los ingresos a que se refiere el artículo anterior, sólo se tendrá en cuenta la remuneración fija u ordinaria de conformidad con el artículo 127 del Código Sustantivo del Trabajo y los porcentajes sobre ventas y comisiones y las participaciones de utilidades que se paguen mensualmente.

ART. 22.—En el caso del salario variable, la fijación del límite de remuneración que da derecho a obtener el subsidio familiar se hará con base en el promedio de los salarios devengados en el año inmediatamente anterior o durante el tiempo que hubiere laborado el trabajador cuando fuere inferior a dicho lapso.

ART. 23.—Tendrán derecho al pago del subsidio familiar los trabajadores que laboren diariamente más de la mitad de la jornada máxima legal ordinaria o totalicen un mínimo de noventa y seis (96) horas de labor durante el respectivo mes.

Cuando el trabajador preste sus servicios a más de un empleador, se tendrá en cuenta, para efectuar el cómputo anterior, el tiempo diario laborado por todos ellos.

PAR.—Los trabajadores que laboren en varias empresas tendrán derecho a recibir el subsidio de la caja a que esté afiliado el empleador de quien el trabajador reciba la mayor remuneración mensual. Si las remuneraciones fueren iguales el trabajador tendrá la opción de escoger la caja.

ART. 24.—El pago del subsidio familiar se hará cualquiera sea el número plural de días laborados durante el respectivo mes, sin perjuicio de lo previsto en el artículo 23. Se considerarán como días laborados los correspondientes a descansos, permisos remunerados de ley, convencionales o contractuales.

En consecuencia, el subsidio familiar se pagará durante el período de vacaciones anuales y en los días de descanso o permisos remunerados de ley, convencionales o contractuales.

ART. 25.—Durante los períodos de incapacidad por motivo de enfermedad no profesional, maternidad, accidente de trabajo y enfermedad profesional, el trabajador beneficiario tendrá derecho a recibir el subsidio familiar. Dicho trabajador deberá acreditar su incapacidad con certificación expedida por el Instituto de Seguros Sociales en el caso de los trabajadores del sector privado, o por el organismo de previsión social correspondiente en el caso de trabajadores del sector público, subsidiariamente, donde no exista seguro social obligatorio u organismos de previsión social, se acreditará la incapacidad mediante prueba idónea del servicio médico del empleador.

ART. 26.—El subsidio familiar se pagará al cónyuge a cuyo cargo esté la guarda y sostenimiento de los hijos.

Si la guarda estuviere a cargo de ambos, se preferirá a la madre.

CAPÍTULO IV

De las personas a cargo

ART. 27.—Darán derecho al subsidio familiar las personas a cargo de los trabajadores beneficiarios que a continuación se enumeran:

1. Los hijos legítimos, los naturales, los adoptivos y los hijastros.

2. Los hermanos huérfanos de padre.

3. Los padres del trabajador.

Para los efectos del régimen del subsidio familiar se consideran personas a cargo las enumeradas, cuando convivan y dependan económicamente del trabajador y, además, se hallen dentro de las condiciones señaladas en los artículos siguientes.

PAR.—El cónyuge o compañero permanente del trabajador, así como las personas relacionadas en el presente artículo podrán utilizar las obras y programas organizados con el objeto de reconocer el subsidio en servicios.

(Nota: Se declara exequible la expresión “compañero o compañera permanente” contenida en el parágrafo del presente artículo por la Corte Constitucional en Sentencia C-29 de 2009, M.P. Rodrigo Escobar Gil, en el entendido de que, en las mismas condiciones, comprende también a los integrantes de la pareja del mismo sexo.)

ART. 28.—Los hijos legítimos, los naturales, los adoptivos, los hijastros y los hermanos huérfanos de padre se consideran personas a cargo hasta la edad de dieciocho (18) años.

Sin embargo, a partir de los doce (12) años se deberá acreditar la escolaridad en establecimiento docente oficialmente aprobado con un mínimo de cuatro (4) horas diarias o de ochenta (80) mensuales.

Cuando la persona a cargo sobrepase la edad de dieciocho (18) años y empiece o esté haciendo estudios post-secundarios, intermedios o técnicos dará lugar a que por él se pague el subsidio familiar, hasta la edad de veintitrés (23) años cumplidos, acreditando la respectiva calidad de estudiante post-secundario, intermedio o técnico.

ART. 29.—El subsidio familiar por los hijos a cargo se pagará desde el mes de su nacimiento hasta el de su defunción, o cumplimiento de la edad de dieciocho (18) años, salvo lo dispuesto en el artículo anterior para estudiantes post-secundarios, intermedios o técnicos o aquel en que cese la convivencia con el trabajador beneficiario.

ART. 30.—Los hermanos huérfanos de padre y los hijos, que sean inválidos o de capacidad física disminuida y que hayan perdido más del sesenta por ciento (60%) de su capacidad normal de trabajo, causarán derecho al subsidio familiar sin ninguna limitación en razón de su edad y percibirán doble cuota de subsidio si reciben educación o (formación profesional) especializadas en establecimiento idóneo.

(Nota:Declarada inexequible la expresión entre paréntesis por la Sentencia 559 de 2001 de la Corte Constitucional)

ART. 31.—El subsidio familiar por los hermanos huérfanos de padre se pagará desde el mes en que estos queden a cargo del trabajador beneficiario hasta el mes de su defunción, cumplimiento de la edad de dieciocho (18) años, salvo lo dispuesto en el artículo 28 para estudiantes post-secundarios, intermedios o técnicos o aquel en que cese la convivencia con el trabajador.

ART. 32.—Los padres del trabajador beneficiario se considerarán personas a cargo si son mayores de sesenta (60) años o si teniendo cualquier edad, se halla disminuida su capacidad de trabajo en más de un sesenta por ciento (60%), siempre y cuando ninguno de los dos reciba salario, renta o pensión alguna.

ART. 33.—Las cajas de compensación familiar podrán disponer que en determinados casos se pague el subsidio familiar a persona distinta del trabajador beneficiario que ofrezca mejores seguridades respecto del empleo del subsidio.

ART. 34.—En caso de muerte de una persona a cargo, por la cual el trabajador estuviere recibiendo subsidio familiar, se pagará un subsidio extraordinario por el mes en que ésta ocurra, equivalente a doce (12) mensualidades del subsidio en dinero que se viniere recibiendo por el fallecido.

ART. 35.—En caso de muerte de un trabajador beneficiario, el empleador dará aviso inmediato del hecho a la caja de compensación familiar a que estuviere afiliado, y ésta continuará pagando durante doce (12) meses el monto del subsidio, a la persona que acredite haberse responsabilizado de la guarda, sostenimiento o cuidados de las personas a cargo del fallecido.

ART. 36.—Podrán cobrar simultáneamente el subsidio familiar por los mismos hijos, el padre y la madre cuyas remuneraciones, sumadas las dos, y no excedan del equivalente al cuádruplo del salario mínimo legal vigente. No podrán cobrar simultáneamente el subsidio familiar por los mismos hijos los cónyuges cuyas remuneraciones sumadas superen este límite, ni tampoco podrá cobrar el subsidio más de un trabajador por concepto de los hermanos huérfanos de padre, ni de los padres mayores de sesenta (60) años.

ART. 37.—Todo trabajador beneficiario tendrá obligación de avisar a la respectiva caja directamente o por conducto del empleador, los nacimientos o muertes de personas a cargo, el término de la convivencia, y cualquier otro hecho que determine modificaciones en la cuantía del subsidio, dentro del mes en que cualquiera de dichos eventos ocurra.

ART. 38.—Con el objeto de lograr la máxima eficacia de los programas de medicina infantil preventiva que las cajas de compensación familiar ejecuten o promuevan en desarrollo de lo prescrito en los artículos 41 y 62, los trabajadores beneficiarios con derecho a percibir el subsidio familiar por los hijos, o hermanos huérfanos de padre menores de siete años, tendrán la responsabilidad de someterlos a los controles médicos que se determinen en el correspondiente decreto reglamentario.

CAPÍTULO V

De las cajas de compensación familiar

ART. 39.—Las cajas de compensación familiar son personas jurídicas de derecho privado sin ánimo de lucro, organizadas como corporaciones en la forma prevista en el Código Civil, cumplen funciones de seguridad social y se hallan sometidas al control y vigilancia del Estado en la forma establecida por la ley.

ART. 40.—Las cajas de compensación familiar que se establezcan a partir de la vigencia de la presente ley deberán estar organizadas en la forma prevista en el artículo anterior y obtener personería jurídica de la Superintendencia del Subsidio Familiar, que sólo podrá reconocerla cuando se demuestre su conveniencia económica y social y cumpla además uno de los siguientes requisitos:

1. Tener un mínimo de quinientos (500) empleadores obligados a pagar el subsidio familiar por conducto de una caja.

2. Agrupar un número de empleadores que tengan a su servicio un mínimo de diez mil (10.000) trabajadores beneficiarios del subsidio familiar.

PAR.—La Superintendencia del Subsidio Familiar, previo concepto del Consejo Superior del Subsidio Familiar, podrá autorizar la constitución de una caja sin el lleno de los requisitos anteriores en casos excepcionales de especial conveniencia y atendiendo siempre a su ubicación geográfica.

ART. 41.—Las cajas de compensación familiar tendrán, entre otras, las siguientes funciones:

1. Recaudar, distribuir y pagar los aportes destinados al subsidio familiar, Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, Escuela Superior de Administración Pública, ESAP, las escuelas industriales y los institutos técnicos en los términos y con las modalidades de la ley.

2. Organizar y administrar las obras y programas que se establezcan para el pago del subsidio familiar en especie o servicios, de acuerdo con lo prescrito en el artículo 62 de la presente ley.

3. Ejecutar con otras cajas o mediante vinculación con organismos y entidades públicas o privadas que desarrollen actividades de seguridad social, programas de servicios, dentro del orden de prioridades señalado por la ley.

4. Cumplir con las demás funciones que señale la ley.

(Nota: Adicionado por la Ley 789 de 2002 artículo 16)

(Nota: Véase Ley 920 de 2004 artículo 1º)

ART. 42.—Los recaudos hechos por las cajas de compensación familiar con destino al Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, y la Escuela Superior de Administración Pública, ESAP, serán girados a la respectiva entidad dentro de los veinte (20) días del mes siguiente a aquel en que se hubiere recibido. Los aportes con destino a las escuelas industriales e institutos técnicos, serán girados dentro del mismo término a la cuenta que disponga el Ministerio de Educación Nacional.

Las cajas de compensación familiar podrán descontar del total de los aportes recaudados para el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, el medio por ciento (1/2%) autorizado para gastos de administración.

ART. 43.—Los aportes recaudados por las cajas por concepto de subsidio familiar se distribuirán en la siguiente forma:

1. Un cincuenta y cinco por ciento (55%) como mínimo para el pago de subsidio familiar en dinero.

2. Hasta un diez por ciento (10%) para gastos de instalación, administración y funcionamiento.

3. Hasta un tres por ciento (3%) para la construcción de la reserva legal de fácil liquidez dentro de los límites de que trata la presente ley.

4. El saldo se apropiará para las obras y programas sociales que emprendan las cajas de compensación con el fin de atender el pago del subsidio en servicios o especie, descontados los aportes que señale la ley para el sostenimiento de la Superintendencia del Subsidio Familiar.

PAR. 1º—Los rendimientos y productos líquidos de las operaciones que efectúen las cajas de compensación familiar, así como los remanentes presupuestales de cada ejercicio, serán apropiados por el consejo directivo, el cual deberá destinarlos bien al pago del subsidio en dinero, bien a la realización de obras y programas sociales con estricta sujeción a lo establecido en el artículo 62.

PAR. 2º—Durante un período de tres años contado a partir de la vigencia de la presente ley, aquellas cajas de compensación cuyos recaudos por concepto de subsidio familiar no superen el cinco por ciento (5%) de los de la caja de recaudos más altos podrán optar por una o ambas de las siguientes alternativas:

a) Pagar como subsidio en dinero una suma no inferior al cuarenta por ciento (40%) de los recaudos;

b) Dedicar a gastos de administración hasta un quince por ciento (15%) de los recaudos.

Para estos efectos se requerirá autorización previa de la Superintendencia del Subsidio Familiar y concepto favorable del Consejo Superior del Subsidio Familiar. La autorización sólo se impartirá en casos específicos de especial conveniencia.

ART. 44.—Las cajas de compensación familiar no podrán, salvo cuando se haga el pago de subsidio familiar o en virtud de autorización expresa de la ley, facilitar, ceder, dar en préstamo, o entregar a título gratuito a precios subsidiados, bienes o servicios a cualquier persona jurídica o natural.

ART. 45.—La calidad del miembro afiliado de la respectiva caja se suspende por mora en el pago de los aportes y se pierde en virtud de la resolución dictada por el consejo directivo de la misma, por causa grave. Se entiende como tal, entre otras, el suministro de datos falsos por parte del empleador a la respectiva caja, la violación de las normas sobre salarios mínimos, reincidencia en la mora del pago de los aportes y del envío de informes que den lugar a la disminución de aportes o al pago fraudulento del subsidio.

Las cajas de compensación familiar, tienen obligación de dar el correspondiente informe a la Superintendencia del Subsidio Familiar, que será previo en los casos de pérdida de la calidad de afiliado, a efectos de que se adopten las providencias del caso.

Sin perjuicio de las sanciones previstas por la ley, el empleador que incurra en desafiliación por el no pago de aportes o por el fraude de estos, no será aceptado por otra caja de compensación familiar hasta tanto no satisfaga los aportes debidos o reintegre los valores cobrados fraudulentamente a la respectiva caja.

ART. 46.—Toda caja de compensación familiar estará dirigida por la asamblea general de afiliados, el consejo directivo y el director administrativo.

ART. 47.—Son funciones de la asamblea general:

1. Expedir los estatutos que deberán someterse a la aprobación de la Superintendencia del Subsidio Familiar.

2. Elegir a los representantes de los empleadores ante el consejo directivo.

3. Elegir el revisor fiscal y su suplente.

4. Aprobar u objetar los balances, estados financieros y cuentas de fin de ejercicios y considerar los informes generales y especiales que presente el director administrativo.

5. Decretar la liquidación y disolución de la caja con sujeción a las normas legales y reglamentarias que se expidan sobre el particular .

6. Velar, como máximo órgano de dirección de la caja, por el cumplimiento de los principios del subsidio familiar, así como de las orientaciones y directrices que en este sentido profieran el Gobierno Nacional y la Superintendencia del Subsidio Familiar.

7. Las demás que le asignen la ley y los estatutos.

ART. 48.—Toda caja de compensación familiar tendrá un revisor fiscal y su respectivo suplente elegidos por la asamblea general.

El revisor fiscal reunirá las calidades y requisitos que la ley exige para ejercitar estas funciones.

ART. 49.—Son funciones del revisor fiscal:

1. Asegurar que las operaciones de la caja se ejecuten de acuerdo con las decisiones de la asamblea general y el consejo directivo, con las prescripciones de las leyes, el régimen orgánico del subsidio familiar y los estatutos.

2. Dar oportuna cuenta, por escrito a la asamblea, al consejo directivo, al director administrativo y a la Superintendencia del Subsidio Familiar, según los casos, de las irregularidades que ocurran en el funcionamiento de la entidad y en el desarrollo de sus actividades.

3. Colaborar con la Superintendencia del Subsidio Familiar y rendir los informes generales periódicos y especiales que le sean solicitados.

4. Inspeccionar los bienes e instalaciones de la caja y exigir las medidas que tiendan a su conservación o a la correcta y cabal prestación de los servicios sociales a que están destinados.

5. Autorizar con su firma los inventarios, balances y demás estados financieros.

6. Convocar a la asamblea general a reuniones extraordinarias cuando lo juzgue necesario.

7. O las demás que le señalen las leyes o los estatutos y las que siendo compatibles con las anteriores, le encomienden la asamblea general y la Superintendencia del Subsidio Familiar.

ART. 50.—Los consejos directivos de las cajas de compensación familiar, estarán compuestos por nueve (9) miembros principales o sus respectivos suplentes, integrados así:

1. Cinco (5) miembros principales con sus respectivos suplentes en representación de los empleadores afiliados.

2. Cuatro (4) miembros principales con sus respectivos suplentes en representación de los trabajadores.

Todos los miembros tendrán iguales derechos y obligaciones y ninguno podrá pertenecer a más de un consejo directivo.

PAR.—Los consejos directivos requerirán de una mayoría de las dos terceras partes de sus miembros para tomar las determinaciones concernientes a:

1. Aprobación del presupuesto anual de ingresos y egresos;

2. Fijación de la cuota del subsidio en dinero, pagadera por personas a cargo, cuando ella resultare de la asignación de un porcentaje superior al previsto en el artículo 43 para este propósito.

3. Apropiación de los planes y programas de inversión y organización de servicios que debe someter a su consideración al director administrativo.

ART. 51.—Los miembros de los consejos directivos de las cajas de compensación, representantes de los empleadores, serán elegidos por las asambleas generales mediante el sistema de cuociente electoral y de acuerdo con los respectivos estatutos.

ART. 52.—(Modificado).* Los representantes de los trabajadores serán escogidos por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de las listas que le envíen los comités ejecutivos de las federaciones y confederaciones de trabajadores con personería jurídica.

Dichas listas deberán integrarse con personas que estén vinculadas laboralmente a los empleadores afiliados a la respectiva caja.

PAR.—Las listas de que trata el presente artículo deberán ser enviadas al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social con treinta (30) días de anterioridad al vencimiento del período de los miembros de los consejos directivos. Si los interesados no dieren cumplimiento a lo anterior, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social hará las designaciones que fueren procedentes, escogiendo dichos representantes entre los trabajadores de empresas afiliadas a la respectiva caja.

*(Nota: Modificado por la Ley 789 de 2002 artículo 22).

ART. 53.—Entre los miembros del consejo directivo, el director administrativo y el revisor fiscal no podrá haber vínculos de parentesco dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad.

Los miembros de los consejos directivos no podrán celebrar contratos con la respectiva caja.

ART. 54.—Son funciones de los consejos directivos:

1. Adoptar la política administrativa y financiera de la caja teniendo en cuenta el régimen orgánico del subsidio familiar y las directrices impartidas por el Gobierno Nacional.

2. Aprobar, en consonancia con el orden de prioridades fijadas por la presente ley, los planes y programas a que deban ceñirse las inversiones y la organización de los servicios sociales.

Los planes y programas antedichos serán sometidos al estudio y aprobación de la Superintendencia del Subsidio Familiar.

3. Aprobar el presupuesto anual de ingresos y egresos y someterlos a la aprobación de la autoridad competente.

4. Fijar, por semestres anticipados, la cuota de subsidio en dinero, pagadera por personas a cargo, calculada con base en el porcentaje mínimo de los recaudos previstos en el numeral 1º del artículo 43 y el número de personas a cargo.

5. Determinar el uso que se dará a los rendimientos líquidos o remanentes que arrojen en el respectivo ejercicio las operaciones de la caja correspondiente de conformidad con lo dispuesto en el artículo 43.

6. Vigilar y controlar la ejecución de los programas, la prestación de los servicios y el manejo administrativo y financiero de la caja.

7. Elegir el director administrativo y los demás funcionarios que señalen los estatutos.

8. Evaluar los informes trimestrales de gestión y de resultados que debe presentar el director administrativo.

9. Aprobar los contratos que suscriba el director administrativo cuando su cuantía fuere superior a la suma que anualmente determine la asamblea general.

10. Las demás que le asignen la ley y los estatutos.

ART. 55.—Son funciones del director administrativo:

1. Llevar la representación legal de la caja.

2. Cumplir y hacer cumplir la ley, los estatutos y reglamentos de la entidad, las directrices del Gobierno Nacional y los ordenamientos de la Superintendencia del Subsidio Familiar .

3. Ejecutar la política administrativa y financiera de la caja y las determinaciones del consejo directivo.

4. Dirigir, coordinar y orientar la acción administrativa de la caja.

5. Presentar, a consideración del consejo directivo, las obras y programas de inversión y organización de servicios, y el proyecto de presupuesto de ingresos y egresos.

6. Presentar a la asamblea general el informe anual de labores, acompañado de los balances y estados financieros del correspondiente ejercicio.

7. Rendir ante el consejo administrativo los informes trimestrales de gestión y resultados.

8. Presentar ante la Superintendencia del Subsidio Familiar los informes generales o periódicos que se le solicitan sobre las actividades desarrolladas, el estado de ejecución de los planes y programas, la situación general de la entidad y los tópicos que se relacionan con la política de seguridad social del Estado.

9. Presentar a la consideración del consejo directivo los proyectos de planta de personal, manual de funciones y reglamento de trabajo.

10. Suscribir los contratos que requiera el normal funcionamiento de la caja, con sujeción a las disposiciones legales y estatutarias.

11. Ordenar los gastos de la entidad.

12. Las demás que le asigne la ley y los estatutos.

ART. 56.—El gobierno reglamentará los sistemas de votación de las asambleas generales de la caja de compensación.

ART. 57.—(Modificado).* Las cajas de compensación tienen obligación de aceptar a todo empleador que solicite afiliación, si cumple con las normas sobre salarios mínimos, debe pagar el subsidio familiar a través de una caja y se aviene al cumplimiento de sus respectivos estatutos.

Las cajas de compensación familiar deben comunicar por escrito todo rechazo o aprobación de afiliación, dentro de un término no superior a treinta (30) días, contados a partir de la fecha de presentación de la respectiva solicitud.

En caso de rechazo, la resolución hará especificación de los motivos determinantes.

Una copia de la resolución será enviada, dentro del mismo término, a la Superintendencia del Subsidio Familiar la cual podrá improbar la decisión y ordenar a la caja de afiliación del empleador, en protección de los derechos de los trabajadores beneficiarios.

*(Nota: Modificado por el Decreto 19 de 2012 artículo 139 del Departamento Administrativo de la Función Pública)

ART. 58.—Toda caja de compensación familiar, para atender oportunamente las obligaciones a su cargo, constituirá una reserva de fácil liquidez, hasta la cuantía que señale su consejo directivo, la cual no podrá exceder del monto de una mensualidad del subsidio familiar reconocido en dinero en el semestre inmediatamente anterior, ni ser inferior al treinta por ciento (30%) de esta suma.

Los recursos con que se constituya esta reserva legal procederán de la suma a que hace referencia el numeral 3º del artículo 43 de la presente ley.

Disminuida o agotada la reserva, volverá a formarse hasta la cuantía señalada.

ART. 59.—La reserva legal a que se refiere el artículo, sólo podrá ser invertida en aquellos valores que sean expresamente autorizados por el gobierno.

ART. 60.—Las cajas de compensación familiar podrán cobrar al Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, hasta el medio por ciento (1/2%) del valor recaudado por concepto de aportes para tal institución.

Esta suma podrá ser utilizada por las cajas para los fines previstos en el numeral 2º del artículo 43 de la presente ley.

ART. 61.—Las cajas de compensación familiar podrán organizar conjuntamente obras y programas sociales con el fin de lograr una mejor y más económica atención a los trabajadores beneficiarios y las personas a su cargo.

ART. 62.—Las obras y programas sociales que emprendan las cajas de compensación con el fin de atender el pago del subsidio en servicios o especie, se realizarán exclusivamente en los campos y en el orden de prioridades que a continuación se señala:

1. Salud;

2. Programas de nutrición y mercadeo de productos alimenticios y otros que compongan la canasta familiar para ingresos bajos (obreros) definida por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE;

3. Educación integral y continuada; capacitación y servicios de biblioteca;

4. Vivienda;

5. Crédito de fomento para industrias familiares;

6. Recreación social;

7. Mercadeo de productos diferentes a los enunciados en el ordinal 2º; el cual se hará de acuerdo con la reglamentación que expida posteriormente el Gobierno Nacional.

PAR.—El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, previo visto bueno del Consejo Superior del Subsidio Familiar, teniendo en cuenta las condiciones de vida familiar de los trabajadores beneficiarios y las circunstancias económicas y sociales que imperen en la respectiva zona territorial podrá modificar el anterior orden de prioridades.

ART. 63.—La Superintendencia del Subsidio Familiar tendrá en cuenta el orden de prioridades señalado en el artículo anterior para aprobar o improbar obras y programas sociales de las cajas de compensación.

PAR.—Las inversiones en obras y programas sociales y las que se hagan con los recursos destinados a atender gastos de instalación, administración y funcionamiento, realizadas o que se realicen por las cajas de compensación familiar sin la debida aprobación oficial o en contravención de disposiciones legales y que no cumplan los objetivos del subsidio, deberán adecuarse, en un término prudencial, a las normas legales y reglamentarias pertinentes. Si tal adaptación no se efectuare en el término señalado o no fuere posible se ordenará la venta de las obras realizadas.

ART. 64.—Los consejos directivos de las cajas de compensación familiar podrán fijar tarifas diferenciales progresivas, teniendo en cuenta los niveles de remuneración de los trabajadores beneficiarios, para todas aquellas obras y programas sociales desarrollados de conformidad con el artículo 62, de tal manera que las tarifas sean más bajas para aquellos trabajadores que reciban los menores ingresos.

Las tarifas de los servicios que se presten a personas distintas de las enunciadas en el artículo 27 y del trabajador beneficiario, no serán subsidiadas. Tales tarifas se determinarán teniendo como base los costos reales de operación y mantenimiento, y serán controladas por la Superintendencia del Subsidio Familiar.

ART. 65.—Las cajas de compensación familiar podrán convenir con otras cajas, empleadores, sindicatos y organismos especializados públicos y privados, la realización de planes de construcción, financiación y mejora de vivienda para los trabajadores beneficiarios.

PAR. 1º—Con el fin de llevar a cabo programas de vivienda las cajas podrán constituir entre sí corporaciones gestoras, las cuales serán organizadas de conformidad con el artículo 633 del Código Civil.

PAR. 2º—Cuando el cuociente de recaudos para subsidio familiar de una caja resultare superior al 110% (ciento diez por ciento) del cuociente nacional, deberá invertir al año siguiente un mínimo del 10% (diez por ciento) de sus recaudos para programas de vivienda. Del resto se tomará el porcentaje para subsidio monetario según la regulación general prevista en el artículo 43 de la presente ley.

PAR. 3º—El cuociente nacional será el resultado de dividir el total de recaudos para subsidio en las cajas por el número promedio de personas a cargo durante el año inmediatamente anterior. El correspondiente a cada caja resultará de igual operación respecto de sus recaudos para subsidio y personas a cargo.

PAR. 4º—El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social podrá exonerar de esta obligación cuando, además de darse especiales circunstancias que así lo justifiquen, los recaudos para subsidio en la respectiva caja no superen el quince por ciento (15%) de los de la caja de recaudos más altos.

ART. 66.—Para los fines previstos en el artículo anterior y con el objeto de estimular el ahorro, las cajas de compensación familiar podrán constituir asociaciones mutualistas de ahorro y préstamos para vivienda y cooperativas para vivienda con aportes voluntarios de los trabajadores beneficiarios y concederles préstamos para los mismos fines.

ART. 67.—A fin de incrementar los planes, programas y servicios sociales de las cajas de compensación familiar que sean aprobados por la Superintendencia del Subsidio Familiar, se hace extensiva a ellas lo dispuesto en los artículos 18, 83, 85, 94 y 95 del Decreto 1598 del 1963, el artículo 2º de la Ley 128 de 1936 y demás prerrogativas que se conceden a las organizaciones cooperativas.

ART. 68.—Resuelta la liquidación de una caja de compensación familiar se procederá de conformidad con lo preceptuado en el Código Civil sobre disolución de corporaciones.

Los estatutos de las cajas deberán contemplar claramente la forma de disposición de sus bienes en caso de disolución, una vez satisfechos los pasivos, en tal forma que se provea su utilización en objeto similar al de la corporación disuelta a través de instituciones sin ánimo de lucro o de carácter oficial.

En ningún caso los bienes podrán ser repartidos entre los empleadores afiliados o trabajadores beneficiarios de la corporación en disolución. A falta de regulación, los bienes pasarán al dominio de la Nación y el Gobierno Nacional podrá adjudicarlos a otra u otras cajas de compensación familiar, o en su defecto, a entidades públicas o privadas de similares finalidades.

CAPÍTULO VI

Del subsidio familiar del sector primario

ART. 69.—Los empleadores cuyas actividades sean la agricultura, la silvicultura, la ganadería, la pesca, la minería, la avicultura o la apicultura, pagarán el subsidio familiar por intermedio de la Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero, más cercana al domicilio de los trabajadores o de una caja de compensación familiar según la regulación general.

PAR.—Los empleadores del sector agroindustrial podrán seguir pagando el subsidio familiar a través de una caja de compensación según la regulación general.

ART. 70.—Para que los pagos efectuados por concepto de salarios, subsidio familiar, aportes para el SENA, calzado y overoles para los trabajadores sean deducibles para efectos de impuestos sobre la renta y complementarios, es necesario que el contribuyente acredite haber consignado oportunamente en la oficina de la Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero que funcione en la localidad más cercana al domicilio de sus trabajadores, o en la caja de compensación a que se hallare afiliado, los aportes ordenados por la presente ley.

Igual comprobación se requerirá cuando se tramite un crédito ante la Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero, o ante cualquier institución que trámite o haga intermediación de crédito para el sector agropecuario.

Las certificaciones de paz y salvo que se expidan para efecto de este artículo serán válidas durante el año fiscal correspondiente.

ART. 71.—Los empleadores determinados en el artículo 7º deberán consignar en la agencia, sucursal u oficina de la Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero, o en la caja de compensación a que se hallaren afiliados, dentro de los veinte (20) primeros días hábiles de cada mes, una suma equivalente al seis por ciento (6%) del valor de la nómina del mes inmediatamente anterior.

Dicha nómina deberá contener todas las cantidades pagadas y los nombres de los beneficiarios de los pagos que durante el mes anterior se hubieren hecho, tanto a los trabajadores permanentes como a los contratistas y subcontratistas y trabajadores a término fijo, por tarea o destajo.

PAR.—En caso de extemporaneidad en la consignación la Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero, cobrará interés de mora, sin perjuicio de las sanciones legales.

ART. 72.—Para todos los efectos del subsidio familiar se presume que es trabajador permanente, el contratista o el subcontratista, por obra determinada, a destajo, por tarea o a término fijo, de las labores propias del sector primario y ejecutadas en beneficio de las actividades directas del empleador de este sector, que haya celebrado en un semestre por lo menos un contrato en cuya ejecución se empleare por lo menos un mes.

ART. 73.—Son beneficiarios del subsidio familiar los trabajadores permanentes de conformidad con el artículo anterior cuando cumplan las condiciones que se señalan en el artículo 18 de la presente ley.

ART. 74.—Las entidades encargadas del pago del subsidio familiar del sector agropecuario establecerán reglamentos especiales para acreditar las calidades que dan derecho al pago de la prestación.

ART. 75.—La Caja de Crédito Agrario Industrial y Minero podrá reglamentar lo concerniente a la forma de pago del subsidio familiar en dinero mediante la consignación mensual en cuentas de ahorro del valor de esta prestación.

ART. 76.—Los saldos acumulados correspondientes a reservas o remanentes no exigibles a corto plazo de que disponga la Caja Agraria, así como los dineros correspondientes a cuotas del subsidio familiar no reclamados por sus beneficiarios dentro de los términos legales de prescripción del derecho, serán invertidos en condiciones de rentabilidad superiores a las que ofrecen las cuentas de ahorro y repartidos junto con sus créditos al final de cada ejercicio a título de cuotas extraordinarias de subsidio en dinero entre los trabajadores beneficiarios.

ART. 77.—La Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero remitirá al Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, el valor de los recaudos que correspondan a dicha entidad dentro del término fijado en el artículo 42 de la presente ley y podrá descontar de ellos el medio por ciento (1/2%) para gastos de administración.

La Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero deducirá de los ingresos correspondientes al recaudo del subsidio familiar hasta un ocho por ciento (8%) para gastos de administración y hasta un seis por ciento (6%) para la constitución de un fondo de reserva legal de fácil liquidez.

El porcentaje restante se destinará exclusivamente al pago del subsidio familiar en dinero a los trabajadores beneficiarios.

Sin embargo, por consideraciones de especial conveniencia, la Superintendencia del Subsidio Familiar podrá autorizar a la Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero destinar hasta un quince por ciento (15%) de los ingresos correspondientes al recaudo del subsidio familiar para la realización de obras y programas sociales con el objeto de reconocer el pago del subsidio en servicios o especie.

ART. 78.—La Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero organizará una dependencia que tendrá por objeto exclusivo la administración del subsidio familiar del sector primario y de las empresas de otros sectores que paguen el subsidio familiar por medio de dicha caja. Esta dependencia tendrá un reglamento especial que contemplará el manejo administrativo y contable de los recursos captados por concepto de subsidio familiar.

ART. 79.—Como organismo asesor de la Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero en materia de subsidio familiar, habrá un consejo asesor, integrado así:

1. El Ministro de Trabajo y Seguridad Social, o su delegado quien lo presidirá. ,

2. El gerente de la Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero, o su delegado.

3. Dos (2) representantes de los trabajadores del sector primario, designados por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de ternas pasadas por las organizaciones sindicales que tengan personería jurídica debidamente otorgada.

4. Dos (2) representantes de los empleadores del sector primario, escogidos por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de ternas que pasen las asociaciones de dicho sector.

5. El Superintendente del Subsidio Familiar o su delegado.

ART. 80.—En lo no prescrito en normas especiales para el subsidio familiar de los trabajadores del sector primario, se aplicarán las normas generales del subsidio expresadas en la presente ley.

CAPÍTULO VII

Del Consejo Superior del Subsidio Familiar

ART. 81.—Como entidad asesora del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, en materia de subsidio familiar, créase el Consejo Superior del Subsidio Familiar, que estará integrado de la siguiente manera:

1. El Ministro de Trabajo y Seguridad Social o su delegado quien lo presidirá.

2. El jefe del Departamento Nacional de Planeación o su delegado.

3. El gerente de la Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero o su delegado.

4. El Superintendente del Subsidio Familiar .

5. Cuatro (4) representantes de los trabajadores o sus respectivos suplentes.

6. Dos (2) representantes de los empleadores o sus respectivos suplentes.

7. Dos (2) representantes de las cajas de compensación familiar y sus respectivos suplentes.

(Nota: Véase Decreto Único Reglamentario 1072 de 2015 artículo 1.1.2.10. del Ministerio del Trabajo. De acuerdo a los considerandos de esta norma su naturaleza no es reglamentaria, como quiera que se limita a describir la estructura general administrativa del sector)

ART. 82.—Los representantes de los trabajadores, los empleadores y las cajas de compensación familiar serán designados para períodos de un (1) año por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social de la siguiente manera:

1. Los representantes de los trabajadores de ternas que le sean remitidas por los comités ejecutivos de las confederaciones de trabajadores con personería jurídica.

2. Los representantes de los empleadores de ternas que le sean remitidas por la Asociación Nacional e Industriales, ANDI, la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, la Asociación Colombiana Popular de Industriales, Acopi, la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, la Asociación de Fabricantes de Productos Farmacéuticos, Afidro, y demás gremios y asociaciones representativos del sector empresarial.

3. Los representantes de las cajas, de ternas elaboradas por las asociaciones de cajas de compensación familiar debidamente reconocidas, las que tendrán representación adecuada según el número de entidades que agrupen, y quienes deberán ser representantes legales de las cajas o asociaciones de cajas.

ART. 83.—El Ministro de Trabajo y Seguridad Social, podrá invitar a las sesiones de Consejo Superior del Subsidio Familiar a personas diferentes de sus miembros con el fin de escucharlas sobre temas específicos.

ART. 84.—Son funciones del Consejo Superior del Subsidio Familiar:

1. Asesorar al Gobierno Nacional en el estudio, formulación, coordinación, ejecución y evaluación de las políticas sobre subsidio familiar, en el marco de la política que adopte el Estado sobre seguridad social.

2. Sugerir normas y procedimientos para asegurar que las obras y los programas sociales de las cajas de compensación familiar se adecuen a las políticas nacionales de seguridad social y subsidio familiar y consulten el orden de prioridades señalado por la presente ley.

3. Sugerir los mecanismos y procedimientos apropiados para lograr la coordinación y acción conjunta de las cajas de compensación familiar en la planeación, programación y ejecución de los servicios sociales.

4. Formular sugerencias sobre los tipos de programas y las modalidades de prestaciones del subsidio respecto de los cuales convenga orientar los recursos de las cajas para conseguir la mejor protección de los trabajadores beneficiarios y las personas a su cargo.

5. Las demás que le señalen la ley y el reglamento.

ART. 85.—Para el mejor desempeño de sus funciones, el Consejo Superior del Subsidio Familiar podrá solicitar a otras entidades públicas la elaboración de estudios tendientes al cumplimiento de sus funciones.

ART. 86.—Cuando el respectivo empleador no esté afiliado a una caja de compensación familiar o a la Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero, y por parte del trabajador le sea exigido judicialmente el pago de esta prestación, se presume que la suma debida corresponde al doble de la cuota de subsidio en dinero más alta que está pagando dentro de los límites del respectivo departamento, intendencia o comisaría donde se hayan causado los salarios.

Todo ello sin perjuicio de las demás sanciones que por el no pago oportuno de las prestaciones establece el Código Sustantivo del Trabajo.

ART. 87.—Las cajas de compensación familiar previo decreto reglamentario del Gobierno Nacional sobre la materia podrán prestar los servicios de salud a los derechohabientes de los afiliados al Instituto de los Seguros Sociales que laboran en sus empresas afiliadas y podrán suministrar medicamentos a los beneficiarios del instituto, sin menoscabo de los propios recursos económicos de las cajas y con base en los contratos civiles que garanticen a éstas los pagos oportunos de los servicios prestados o medicamentos suministrados.

ART. 88.—Para los efectos de garantizar a los trabajadores beneficiarios el reconocimiento de asignaciones monetarias equivalentes, y para evitar que se concentre en algunas cajas la afiliación de los empleadores que a partir de esta ley queden obligados al pago del subsidio familiar, la autoridad competente de la Superintendencia del Subsidio Familiar, previo el debido estudio estadístico financiero, señalará a cada caja el número de aportantes que necesariamente deberá admitir como afiliados.

ART. 89.—Las obras y programas sociales que las cajas de compensación familiar, debidamente autorizadas, hayan abierto al público con anterioridad a la vigencia de esta ley, continuarán abiertas, con sujeción a las normas reglamentarias que el Gobierno Nacional expida, si se ajustan a las prescripciones legales y a los fines del subsidio familiar.

Los servicios sociales de las cajas, distintos de los de mercadeo y recreación social, que se organicen a partir de la vigencia de esta ley, deberán destinarse en forma exclusiva a los trabajadores de las empresas afiliadas.

PAR.—Los nuevos servicios de salud, mercadeo, educación integral y continuada, capacitación y de biblioteca y recreación social, deberán localizarse en zonas de fácil acceso para las clases populares.

ART. 90.—Los estatutos de las cajas de compensación familiar quedan reformados en los términos de la presente ley.

Las cajas de compensación familiar procederán a adecuar sus estatutos dentro de un término no superior a dos (2) meses contados a partir de la vigencia de la presente ley para lo cual convocarán sus respectivas asambleas generales y constituirán quórum de las mismas, cualquier número plural de afiliados asistentes citados de conformidad con las normas vigentes.

ART. 91.—El Gobierno queda autorizado para hacer los traslados presupuestales que demande el cumplimiento de la presente ley.

ART. 92.—La Nación, los departamentos, las intendencias y las comisarías, el Distrito Especial de Bogotá, los municipios y demás entidades y organismos públicos incluirán forzosamente en sus respectivos presupuestos anuales las partidas necesarias para pagar a sus trabajadores el subsidio familiar y demás aportes previstos por la ley.

ART. 93.—La presente ley deroga todas las disposiciones que le sean contrarias.

ART. 94.—La presente ley tendrá vigencia a partir de su promulgación (*) .

Publíquese y ejecútese.

Dada en Bogotá, D.E., a 22 de enero de 1982.

(*) Esta ley fue publicada en el Diario Oficial el 5 de febrero de 1982.

________________________