LEY 376 DE 1997 

(Julio 4)

“Por la cual se reglamenta la profesión de fonoaudiología y se dictan normas para su ejercicio en Colombia”.

El Congreso de Colombia,

DECRETA:

ART. 1º—Definición. Para todos los efectos legales, se entiende por fonoaudiología, la profesión autónoma e independiente de nivel superior universitario con carácter científico. Sus miembros se interesan por cultivar el intelecto, ejercer la academia y prestar los servicios relacionados con su objeto de estudio: Los procesos comunicativos del hombre; los desórdenes del lenguaje, el habla y la audición, las variaciones y las diferencias comunicativas, y el bienestar comunicativo del individuo, de los grupos humanos y de las poblaciones.

PAR.—Para todos los efectos legales se considera también profesional en fonoaudiología, todo aquel que antes a la vigencia de la presente ley haya obtenido el título de nivel superior universitario en terapia del lenguaje.

ART. 2º—Áreas de desempeño profesional. El profesional en fonoaudiología desarrolla los programas fonoaudiológicos en investigación, docencia, administración, asistencia y asesoría en las siguientes áreas de desempeño profesional lenguaje, habla y audición.

ART. 3º—Campos generales de trabajo. El ejercicio de la profesión en fonoaudiología, va encaminado a la realización de toda actividad profesional dentro de los siguientes campos generales de trabajo y/o de servicio así:

a) Diseño, ejecución y dirección de investigación científica;

b) Participación y/o dirección de investigación interdisciplinaria multidisciplinaria y transdiciplinaria destinada a esclarecer nuevos hechos y principios que contribuyan al crecimiento del conocimiento y la comprensión de su objeto de estudio desde la perspectiva de las ciencias naturales y sociales;

c) Docencia en facultades y programas de fonoaudiología, y en programas afines;

d) Administración y dirección de programas académicos para la formación de profesionales en fonoaudiología u otros;

e) Gerencia de servicios fonoaudiológicos en los sectores de la salud, educación, trabajo, comunicaciones, bienestar y comunidad;

f) Diseño, ejecución, dirección y control de programas fonoaudiológicos de prevención, promoción, diagnóstico, intervención, rehabilitación, asesoría y consultoría dirigidos a individuos, grupos y poblaciones con y sin desórdenes de comunicación;

g) Asesoría en diseño y ejecución y dirección en los campos y áreas donde el conocimiento y el aporte disciplinario y profesional de la fonoaudiología sea requerido y/o conveniente el beneficio social;

h) Diseño, ejecución y dirección de programas de capacitación y educación no formal en el área, y

i) Toda actividad profesional que se derive de las anteriores y que tengan relación con el campo de competencia de la fonoaudiología.

ART. 4º—De la inscripción y registro del profesional de la fonoaudiología en Colombia. La Asociación Colombiana de Fonoaudiología y Terapia del Lenguaje, ACFTL, será del organismo autorizado para realizar la inscripción y el registro único nacional de quien ejerce la profesión de fonoaudiología en Colombia.

En tal virtud, sin perjuicio de su propia estructura organizativa la ACFTL, establecerá la organización y mecanismos para el cumplimiento del propósito de estas funciones, en concordancia con las disposiciones legales vigentes y bajo la supervisión del Gobierno Nacional.

ART. 5º—De los requisitos. La ACFTL registrará como profesional en fonoaudiología a quien cumpla los siguientes requisitos:

1. Acredite título profesional universitario de fonoaudiología expedido por una institución de educación superior universitaria colombiana, reconocida por el Gobierno Nacional.

2. Acredite la convalidación del título de fonoaudiología de nivel superior universitario expedido por universidad extranjera que corresponde a estudios de dicho nivel.

3. Quien con anterioridad a la vigencia de la presente ley haya obtenido tarjeta como profesional universitario de fonoaudiología o terapia de lenguaje, expedida por el Ministerio de Salud o las secretarías de salud respectivas.

PAR.—El registro como profesional de fonoaudiología se acreditará con la tarjeta profesional que se expedirá de acuerdo a la reglamentación correspondiente.

ART. 6º—De la práctica inadecuada. Entiéndase por práctica inadecuada de la profesión de fonoaudiología, toda acción que indique incumplimiento de las disposiciones del código de ética establecido por la Asociación Colombiana de Fonoaudiología y Terapia del Lenguaje.

ART. 7º—Del ejercicio ilegal. Entiéndase por ejercicio ilegal de la profesión de fonoaudiología, toda actividad realizada dentro del campo de competencia señalado en la presente ley, por quienes no ostenten la calidad de fonoaudiólogos del nivel profesional universitario o su equivalente de terapeuta del lenguaje y no esté autorizado debidamente para desempeñarse como tal.

PAR.—Quienes sin llenar los requisitos establecidos en la presente ley, ejerzan la profesión de fonoaudiología en el país, recibirán las sanciones que la ley ordinaria fija para el caso del ejercicio ilegal de las profesiones. Igual disposición regirá para los empleadores que no cumplan con los postulados de esta ley.

ART. 8º—De los órganos asesores y consultivos. Las federaciones, las facultades de fonoaudiología, asociaciones científico profesionales y gremiales de fonoaudiólogos o terapeutas del lenguaje de nivel superior universitario que oficialmente funcionen en el país, serán órganos asesores y consultivos de Gobierno Nacional, departamental distrital y municipal.

ART. 9º—Del servicio social obligatorio. El Gobierno Nacional teniendo en cuenta el carácter de contenido social y humanístico de la fonoaudiología, podrá reglamentar el servicio social obligatorio para los profesionales de fonoaudiología, cuando las necesidades de la comunidad lo requieran.

ART. 10.—Del reconocimiento del nivel profesional. El Gobierno Nacional teniendo en cuenta el carácter profesional de la carrera de fonoaudiología, a través de los diferentes estamentos públicos, establecerá los mecanismos necesarios para que al profesional fonoaudiólogo se le dé el trato acorde a su formación.

ART. 11.—Vigencia de la ley. La presente ley estará en vigencia al día siguiente de su publicación en el Diario Oficial y deroga las demás disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese y ejecútese.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 4 de julio de 1997.

_________________________________