LEY 485 DE 1998 

(Diciembre 21)

“Por medio de la cual se reglamenta la profesión de tecnólogo en regencia de farmacia y se dictan otras disposiciones”.

El Congreso de Colombia,

DECRETA:

ART. 1º—Objeto. La presente ley tiene por objeto regular la profesión de tecnólogo en regencia de farmacia, perteneciente al área de la salud. Con el fin de asegurar que su ejercicio se desarrolle conforme a los postulados del sistema integral de seguridad social en salud, a los reglamentos que expidan las autoridades públicas, a los principios éticos, teniendo en cuenta que con ellos contribuye al mejoramiento de la salud individual y colectiva.

ART. 2º—Campo del ejercicio profesional. El regente de farmacia es un tecnólogo universitario, perteneciente al área de la salud, cuya formación lo capacita para desarrollar tareas de apoyo y colaboración en la prestación del servicio farmacéutico y en la gestión administrativa de los establecimientos distribuidores mayoristas y minoristas, conforme se establece en la presente ley, y en los reglamentos que dicte el Gobierno Nacional.

En consecuencia, podrá ejercer como tecnólogo en regencia de farmacia:

a) Quienes obtengan el título de tecnólogo en regencia de farmacia o su equivalente, de conformidad con lo previsto en el artículo 9º de la presente ley, y

b) Los nacionales o extranjeros que obtengan el título de tecnólogo en regencia de farmacia o su equivalente, de conformidad con los convenios sobre equivalencia de títulos en los respectivos tratados o convenios.

ART. 3º—Actividades del tecnólogo en regencia de farmacia. El tecnólogo de regencia de farmacia podrá desempeñar las siguientes actividades de carácter técnico:

a) Dirigir los establecimientos distribuidores minoristas de las instituciones que integran el sistema de seguridad social en salud, que ofrezcan la distribución y dispensación de los medicamentos y demás insumos de la salud en el primer nivel de atención o baja complejidad, bien sea ambulatoria u hospitalaria;

b) Dirigir el servicio farmacéutico de instituciones prestadoras de servicios de salud de baja complejidad o que se encuentren en el primer nivel de atención, bien sea ambulatoria u hospitalaria;

c) Dirigir establecimientos farmacéuticos distribuidores mayoristas de productos alopáticos, homeopáticos, veterinarios, preparaciones farmacéuticas con base en recursos naturales, cosméticos preparados magistrales e insumos para salud;

d) Dar apoyo, bajo la dirección del químico farmacéutico, al desarrollo de las actividades básicas del sistema de suministro de medicamentos y demás insumos de la salud, orientados a la producción en las instituciones prestadoras de servicios de salud de segundo y tercer nivel;

e) Colaborar, bajo la dirección del químico farmacéutico, en el desarrollo de las actividades básicas de la prestación del servicio farmacéutico de alta y mediana complejidad;

f) Las entes territoriales que tienen a su cargo las funciones de inspección y vigilancia de los establecimientos farmacéuticos distribuidores mayoristas y minoristas, desarrollarán dichas actividades con personal que ostente el título de regente de farmacia, y

g) Participar en actividades de mercadeo y venta de productos farmacéuticos.

PAR.—El tecnólogo en regencia de farmacia podrá desempeñar cualquiera de las actividades enunciadas en los literales a), b), c) del presente artículo, salvo aquellos casos en que la responsabilidad se encuentre atribuida a un químico farmacéutico, de conformidad con la ley.

ART. 4º—Docencia. El tecnólogo en regencia de farmacia podrá ejercer actividades docentes y de capacitación formal y no formal, en el campo de su especialidad, así como en las labores orientadas a la promoción y uso racional de los medicamentos.

ART. 5º—Requisitos para el ejercicio profesional. Para ejercer la profesión de tecnólogo en regencia de farmacia se deberán cumplir los siguientes requisitos:

a) Presentar título de tecnólogo en regencia de farmacia, debidamente expedido por una institución de educación superior, de conformidad con la ley;

b) Estar registrado en el consejo nacional de tecnólogo en regencia de farmacia o en la institución que haga sus veces, y

c) No estar sancionado por la autoridad pública competente.

ART. 6º—Vigilancia y control. La vigilancia y control del ejercicio de la profesión de tecnólogo en regencia de farmacia, le corresponde al Ministerio de Salud.

ART. 7º—Consejo Nacional de tecnólogos en regencia de farmacia. Créase el consejo nacional de tecnólogo en regencia de farmacia, como organismo consultivo del Ministerio de Salud, en materia directamente relacionada con la regencia de farmacia, que estará apoyada por la organización que determine el Gobierno Nacional.

El consejo nacional que se crea en el presente artículo, estará encargado del registro nacional de los tecnólogos en regencia de farmacia, cuya inscripción será requisito indispensable para el ejercicio profesional y estará conformado de la siguiente manera:

Un (1) delegado del Ministerio de Salud, un (1) delegado del Ministerio de Educación, un (1) delegado de las asociaciones de tecnólogo en regencia de farmacia.

ART. 8º—Ejercicio ilegal. Ejercen ilegalmente la profesión de tecnólogo en regencia de farmacia las personas que sin estar habilitadas legalmente la ejerzan y quienes estando habilitadas para ejercerlas se asocian con las personas que la ejerzan ilegalmente.

ART. 9º—Equivalencia de título. Los títulos de tecnólogo en regencia de farmacia, equivalen a los títulos de regente de farmacia y técnico superior en regencia de farmacia expedidos por instituciones de educación superior, debidamente reconocidas en los términos de ley.

ART. 10.—De los establecimientos distribuidores minoristas. Los establecimientos farmacéuticos minoristas clasificados como droguerías, continuarán sujetos a las reglamentaciones vigentes sobre la materia, sin perjuicio de que los tecnólogos en regencia de farmacia puedan asumir la dirección de dichos establecimientos.

ART. 11.—La presente ley rige a partir de la fecha de su promulgación, y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese y ejecútese.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 21 de diciembre de 1998.

_____________________________