LEY 495 DE 1999 

(Febrero 8)

“Por medio de la cual se modifica el artículo 3º, 4º (literal a y b) 8º y 9º de la Ley 70 de 1931 y se dictan otras disposiciones afines sobre constitución voluntaria de patrimonio de familia”.

El Congreso de Colombia,

DECRETA:

ART. 1º—El artículo tercero de la Ley 70 de 1931 quedará así:

ART. 3º—El patrimonio de familia no puede constituirse sino sobre el dominio pleno de un inmueble que no posea con otra persona pro indiviso, ni esté gravado con hipoteca, censo o anticresis y cuyo valor en el momento de la constitución no sea mayor de doscientos cincuenta (250) salarios mínimos mensuales vigentes.

ART. 2º—Los numerales a) y b) del artículo 4º de la Ley 70 de 1931 quedará así:

ART. 4º—El patrimonio de familia puede constituirse a favor:

a) De una familia compuesta por un hombre y una mujer mediante matrimonio, o por compañero o compañera permanente y los hijos de éstos y aquellos menores de edad, y

b) De familia compuesta únicamente por un hombre o mujer mediante matrimonio, o por compañero o compañera permanente.

(Nota: Se declaran exequibles las expresiones “compañero o “compañera permanente” y “compañeros permanentes cuya unión haya perdurado por lo menos dos años” contenidas en el presente artículo por la Corte Constitucional en Sentencia C-29 de 2009, M.P. Rodrigo Escobar Gil, en el entendido de que esta protección patrimonial se extiende en igualdad de condiciones, a las parejas del mismo sexo que se hayan acogido al régimen de la Ley 54 de 1990 y demás normas que lo modifiquen.)

ART. 3º—El artículo octavo de la Ley 70 de 1931 quedará así:

ART. 8º—No puede constituirse a favor de una familia más de un patrimonio de esta clase. Empero cuando el bien no alcance a valer el equivalente de doscientos cincuenta (250) salarios mínimos mensuales vigentes, puede adquirirse el dominio de otros contiguos para integrarle.

ART. 4º—El artículo 9º de la Ley 70 de 1931 quedará así:

ART. 9º—El mayor valor que puede adquirir el bien sobre el cual se constituye un patrimonio de familia, se considera como un beneficio adquirido que no le quita al patrimonio su carácter primitivo, aun cuando el valor total del bien llegue a exceder de la suma equivalente a los doscientos cincuenta (250) salarios mínimos legales vigentes.

ART. 5º—La presente ley rige a partir de su promulgación y deroga todas las normas que le sean contrarias.

Publíquese y ejecútese.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 8 de febrero de 1999.

_____________________