Los estándares internacionales de aseguramiento: necesidad y conveniencia para Colombia

Revista Nº 53 Ene.-Mar. 2013

Gabriel Jaime Lopez Díez 

(Colombia)

Socio - Director de Auditoría Deloitte & Touche Ltda. 

Presidente del Comité de Expertos en Aseguramiento 

Consejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP) 

1. Colombia cambió en los últimos 20 años

Es absolutamente evidente que nuestro país ha tenido cambios significativos en los últimos 20 años. La mayoría de estos han sido positivos y creado un entorno que permite que hoy nos miren desde otras latitudes con admiración y respeto.

También es claro que aún tenemos asignaturas pendientes. Nuestra infraestructura está dentro de las más limitadas de la región y representa uno de los grandes retos para los actuales y futuros gobernantes. La corrupción es otro de los grandes males que ha obstaculizado el progreso del país. Mucho se habría mejorado si los recursos perdidos por la corrupción se hubieran utilizado en obras para el desarrollo y el bienestar. Y, finalmente, la violencia, que sin duda ha frenado significativamente el ritmo al cual debería haber avanzado la prosperidad en Colombia.

Hecha esta mención a los aspectos negativos que constituyen los retos más importantes para nuestra sociedad, es conveniente poner de presente todo lo que se ha avanzado. Desde el punto de vista de la economía, se debe mencionar que nuestro país se acerca a niveles de exportaciones de $ 60.000 millones de dólares al año, cuando en otras épocas escasamente llegaban a los $ 12.000 millones de dólares. Se vivieron largas épocas de inflaciones desbordadas que se situaron por el lado del 30% al año, empobreciendo a la población. Hoy la inflación es similar a las de las economías más avanzadas, ya que nos movemos entre un 3% y un 5%.

A finales de los 80 se vivió una de las crisis más profundas que se haya presentando en América Latina. Éramos famosos por la deuda externa latinoamericana y las crisis mundiales solían tener origen, o estrecha relación, en las economías de nuestro hemisferio. En años recientes, las crisis se han originado en otras economías, como es el caso de la crisis hipotecaria que se gestó en los Estados Unidos pero que tuvo un efecto muy profundo en la economía mundial. Asimismo, se observa las recientes crisis de países europeos por su alto endeudamiento, lo cual ha llegado incluso a poner en duda la integración de Europa y la sobrevivencia del euro.

Desde el punto de vista de cómo ven los inversionistas a Colombia hay mucho por decir. Lo primero es la obtención del grado de inversión por parte de las calificadoras de riesgo. Producto de las buenas perspectivas el país ha logrado tasas de interés inferiores a las que hoy consiguen algunos países europeos, algo impensable hace solo algunos años cuando los inversionistas nos miraban con desconfianza y desinterés. Grupos económicos de primer nivel y compañías líderes globales han fijado sus ojos en el país y se han establecido aquí por las buenas perspectivas de negocios en nuestros mercados. La moda hoy es tener negocios en Colombia.

Hace 20 años, las empresas nacionales estaban todavía fuertemente concentradas en los mercados locales, aprovechando las ventajas de una economía relativamente cerrada. Cuando vino la apertura, sonaron las alarmas y no pocos vaticinaron el fin del empresariado colombiano. Sin embargo, hoy vemos con sorpresa, orgullo y una gran satisfacción, como las empresas colombianas han buscado expandirse en los mercados internacionales. Carvajal es claramente una de las empresas denominadas multilatinas, quizás de las más antiguas con presencia en varios mercados fuera de Colombia. Interconexión Eléctrica S.A. - ISA tiene una presencia muy relevante en Brasil y también en Perú, Chile y Bolivia. El Banco de Bogotá se estableció en toda Centroamérica con la compra del Banco BAC Credomatic a GE (General Electric). Davivienda hizo lo propio con la compra de las operaciones del HSBC en varios países de Centroamérica. Y también en el sector financiero debemos mencionar a Bancolombia, que fue el primer banco en hacer una adquisición importante con la compra del Banco Agrícola de El Salvador. Grupo Sura se expandió recientemente por el continente con la adquisición de las operaciones de ING en la región y Nutresa ha fortalecido su presencia en múltiples mercados de manera muy importante en los últimos años. Así mismo, EPM adquirió importantes operaciones en Centroamérica y lo propio hizo la Empresa de Energía Eléctrica, EEB en Perú. Finalmente, es de mencionar el caso del Grupo Argos, que ha realizado adquisiciones muy importantes en el sur de los Estados Unidos, algo que parecía impensable hace solo unos años. Varios casos de empresas colombianas exitosas en el exterior quedan por fuera, pues se haría muy extenso citarlas a todas.

No hay mejores evidencias de que este país cambió, y de qué manera, en los últimos 20 años. Y si no, que lo digan los colombianos que antes salían a otros países a buscar oportunidades y que hoy, ante mejores perspectivas de futuro en Colombia, regresan a casa. Esto en adición a la afluencia de extranjeros interesados en venir a Colombia, conscientes de lo que está pasando y va a pasar en nuestro país.

2. La profesión contable en el mundo cambió en los últimos 20 años

Al tiempo que nuestro país era objeto de grandes transformaciones y avances, la profesión en el mundo también evolucionaba. En el año 1995, las normas contables americanas, más comúnmente conocidas como los USGAAP, llegaban al SFAS 87 (Statement of Financial Accounting Standards) de pensiones y en el año 2009 ya se emitía el SFAS 168, que cambió la codificación de las normas contables en los Estados Unidos de América. Es decir, en 14 años se emitieron más de 80 nuevas normas de contabilidad SFAS en los Estados Unidos. Un avance gigantesco.

Entre los años 1973 y 1999 se emitieron 41 normas internacionales de contabilidad (NIC), conocidas como las IAS por su sigla en inglés (Internacional Accounting Standards). En el año 2000, las estructuras de emisión de normas tuvieron cambios importantes que llevaron a la expedición, a partir de esa fecha, de nuevas normas contables (13, de las cuales la mayoría son aplicables), que fueron denominadas IFRS (Internacional Financial Reporting Standards). Prácticamente toda la normatividad internacional de contabilidad fue reescrita, actualizada y ajustada a los importantes cambios que se han dado en el mundo de los negocios.

Las normas internacionales de auditoría, conocidas como las ISA (Internacional Standards on Auditing) fueron actualizadas recientemente. El Proyecto Claridad, mediante el cual se actualizaron las 36 ISA, fue completado en febrero de 2009. Un cambio muy relevante en el marco de referencia sobre el cual los profesionales del aseguramiento realizan su trabajo.

También debemos citar otros cambios muy significativos que incidieron en la profesión y que fueron realizados en los últimos años. COSO, para citar el primero, fue emitido en septiembre de 1992 y presentó una definición común del control interno, a la vez que proporcionó un marco de referencia contra el cual los sistemas de control interno pueden ser evaluados y mejorados. La Ley Sarbanes Oxley, promulgada en julio de 2002, es el segundo cambio relevante que debe citarse. Esta ley se constituyó en la reforma más importante del mercado público de valores de los Estados Unidos desde su creación. Entre muchos otros cambios introducidos por esta ley, varios de ellos han tenido efectos muy importantes para los contadores públicos y especialmente para los auditores independientes.

Por último, quisiera hacer mención al PCAOB (Public Company Accounting Oversight Board), creado por la Ley Sarbanes Oxley y cuyo propósito es emitir las normas de auditoría que deben cumplir los auditores de compañías públicas en el mercado de valores de los Estados Unidos, así como ejercer la vigilancia de los auditores mediante inspecciones de sus sistemas de calidad y el cumplimiento de las normas en los compromisos de auditoría.

Como puede observarse, han sido muchos, y muy importantes, los cambios que se han presentado en el mundo y que han incidido en la profesión de los contadores. Entonces surge una pregunta: ¿y qué ha pasado en este sentido en Colombia?

3. ¿Cambió la regulación contable en Colombia en los últimos 20 años?

Luego de observar las profundas transformaciones que se han presentado en Colombia en los últimos 20 años y de ver ejemplos precisos de todo lo que ha cambiado en la profesión del contador en el ámbito mundial, la pregunta obligada a hacerse es ¿qué tanto han incidido estos cambios en nuestra profesión? Mi opinión personal frente a este interrogante es que en Colombia el marco normativo de la profesión contable sigue siendo el mismo de hace más de 20 años, por lo que está desactualizado y no responde a las nuevas realidades del presente. Es decir, el entorno cambió de manera dramática y aun así seguimos operando de la misma forma que en el pasado.

El Código de Comercio, que detalla las funciones de los revisores fiscales, entre otros aspectos; la Ley 43 de 1990, que incorpora las normas de ética así como las normas de auditoría aplicables en Colombia; el Decreto 2649 de 1993, que establece los principios de contabilidad generalmente aceptados en Colombia, y otras normas constituyen un marco normativo poco dinámico, antiguo y obsoleto, que no ha sido adaptado a los cambios en el entorno pero que sigue siendo de aplicación obligatoria en nuestro país.

Pero como dice el adagio popular, no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista, en el año 2009 se promulgó la Ley 1314 con el propósito de poner al país a la vanguardia normativa de la profesión mediante la convergencia con estándares internacionales de contabilidad y aseguramiento. Si bien han pasado ya más de tres años y los avances no han sido significativos, hay que reconocer que esta ley, de aplicarse adecuadamente, puede llevarnos a dar el salto que la profesión en nuestro país merece y, de paso, sacarnos del atraso normativo en el que nos encontramos.

Al amparo de la citada ley, el Consejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP) conformó algunos comités de expertos para apoyarlos en el proceso normativo. Uno de ellos es el Comité de Aseguramiento, que ha trabajado en la evaluación de la conveniencia y los impactos de la convergencia con los estándares internacionales de aseguramiento. A continuación me referiré al trabajo realizado por dicho comité y a las conclusiones alcanzadas.

4. El Comité de Normas de Aseguramiento

El Consejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP) encomendó al Comité de Normas de Aseguramiento:

  1. Evaluar los aspectos que afectan la prestación de los servicios de aseguramiento de la información a la luz de los Estándares Internacionales de Aseguramiento (código de ética, control de calidad - ISQC1 (International Standard on Quality Control) y las Normas Internacionales de Auditoría - ISA).

  1. Establecer los impactos en el ejercicio de la auditoría y demás servicios de aseguramiento para los profesionales colombianos y los usuarios de la información y,
 

  1. Proponer al CTCP los procedimientos para organizar y difundir la información relacionada con los Estándares Internacionales de Aseguramiento.
 

Para cumplir con la tarea encomendada, el Comité de Normas de Aseguramiento en sesión plenaria me designó como su presidente y como secretario técnico al Instituto Nacional de Contadores Públicos de Colombia - INCP.

El Comité de Normas de Aseguramiento, con base en la recomendación del CTCP, decidió por unanimidad tomar como marco de referencia los Estándares Internacionales de Aseguramiento emitidos por el International Auditing and Assurance Standards Board (IAASB), una junta independiente auspiciada por la Federación Internacional de Contadores —IFAC, por su sigla en inglés—. Ahora bien, para facilitar su estudio se decidió constituir 6 sub-comités de la siguiente manera:

1. Código de Ética.

2. Estándares Internacionales de Control de Calidad - ISQC1.

3. Estándares Internacionales de Auditoría - Secciones 200 - 599.

4. Estándares Internacionales de Auditoría - Secciones 600 - 899.

5. Estándares Internacionales de Auditoría - Secciones 1000 - 4999

6. Estructura Conceptual del Aseguramiento

El Comité de Normas de Aseguramiento efectuó varias reuniones plenarias, las cuales fueron registradas en las actas correspondientes, al igual que en los sub – comités. Cada uno de los sub-comités fijó claramente el objetivo de su trabajo, la metodología, el ámbito de aplicación y formuló las conclusiones y recomendaciones como resultado de su trabajo. Además, se presentó el plan de acción considerado para su posible implementación.

5. Conclusiones del Comité de Normas de Aseguramiento

El Comité de Normas de Aseguramiento concluyó que los ISA, en su conjunto, es el sistema que responde de manera expresa a los requerimientos de la Ley 1314, a efectos de que haya convergencia entre las normas colombianas y los estándares internacionales de aseguramiento de la información.

Si bien la incorporación de los ISA implicará cambios profundos en las normas que regulan el ejercicio profesional de la contaduría, y en particular de la auditoría de estados financieros, son convenientes para el país y responden a la necesidad tanto de converger hacia los estándares internacionales de aseguramiento de la información como a los medios para dar mayor credibilidad a los estados financieros que en Colombia se usen para la toma de decisiones económicas.

De acuerdo con el mandato dado al Comité de Normas de Aseguramiento por el CTCP, éste concluyó que:

1. Aspectos que afectan la prestación de servicios de aseguramiento:

  1. La incorporación de los ISA implicará cambiar el sistema actual de carácter general (legalmente se aplican las mismas condiciones a todos los contadores públicos independientemente de la actividad que realicen) por uno de carácter específico (las condiciones son específicas según la actividad profesional, ya sea de carácter privado/de negocios o de carácter público). Ciertamente el ejercicio de la auditoría de estados financieros tendrá requerimientos más rigurosos, pero ello es conveniente para garantizar estados financieros que realmente reflejen la situación financiera, el desempeño financiero y los flujos de efectivo.
 

  1. La incorporación de los ISA conllevará cambios de fondo en la organización de la profesión de los contadores públicos, pero también, aspecto muy importante, en la estructura de vigilancia de la profesión y en las actividades de supervisión relacionada con la información financiera. Sin embargo, tales cambios solamente podrán ser concretados una vez se incorporen los ISA por la vía normativa.
 

2. Impactos en el ejercicio de la auditoría y demás servicios de aseguramiento:

  1. El principal impacto es que de manera específica se organiza la auditoría de estados financieros (aseguramiento alto) y los demás servicios de aseguramiento (aseguramiento medio y otros servicios que no proporcionan aseguramiento), previa su diferenciación del ejercicio profesional privado/de negocios (educación, consultoría, asesoría, gobierno, etc.).
 

  1. La incorporación de los ISA tendrá un efecto importante en la revisoría fiscal. Si se incorpora el conjunto completo de los ISA, el Gobierno Nacional tendrá que decidir si la revisoría fiscal realiza o no la auditoría de estados financieros (según estándares internacionales). Es muy difícil proponer una reforma de la revisoría fiscal si antes no se tiene plena claridad sobre lo anterior.
 

  1. Tal diferenciación, al interior de la profesión del contador, debe darse en los requerimientos de acceso (estudios, examen, licencia específica) y ello conllevará organizar sistemas independientes para el examen y la licencia profesional. No se afecta el sistema de educación dado que las universidades tienen autonomía plena, pero sí se genera un saludable ‘filtro’ para el acceso al ejercicio de la profesión y la vigilancia de la misma.
 

3. Propuestas para la acción del CTCP:

  1. El CTCP debe recomendarle, con celeridad y dentro del debido proceso, a los ministerios de Hacienda y de Comercio que acojan en su integridad el conjunto completo de los ISA (sistema ISA), a fin de que el Gobierno Nacional emita la norma correspondiente que haga obligatorio en Colombia su uso respecto a la convergencia con los estándares internacionales de aseguramiento de la información.
 

  1. Tal norma deberá, de manera clara e inequívoca, derogar la Ley 43 de 1990, dado que esta contiene las definiciones básicas de qué es la profesión, cuál es su código de ética profesional y cuáles son las normas de auditoría generalmente aceptadas.
 

  1. Tal norma deberá incorporar en su integridad el conjunto completo de los ISA (sistema ISA).
 

  1. El CTCP deberá realizar la difusión necesaria, al interior de la profesión contable, pero también al interior del Gobierno Nacional, las superintendencias, la DIAN, la CGN y demás partes de interés, del conjunto completo de los ISA que propone sea incorporado en el país.
 

  1. El CTCP ha de realizar una socialización plena con los distintos gremios de contadores a fin de que estos conozcan el conjunto completo de los ISA, valoren sus efectos y, de manera coordinada, planeen los cambios necesarios a la organización de la profesión.
 

  1. El CTCP deberá realizar una socialización plena con los distintos programas de contaduría pública que hay en las universidades del país con el fin de que estos aceleren la incorporación de su enseñanza y preparen a las nuevas generaciones de contadores en el nuevo sistema que corresponde a los estándares internacionales.
 

6. Informe de los sub-comités

6.1. Sub-comité Código de Ética

Miembros

KPMG
Jorge Ríos
AAAS
Oscar Torres
Betty Valderrama
INCP
Hugo F. Ospina

Objetivos

  1. Identificar las brechas entre el Código de Ética emitido por el “International Ethics Standards Board of Accountants” (IESBA)de la IFAC y las normas locales relacionadas.
 

  1. Establecer el impacto de la implementación en Colombia del Código de Ética para los profesionales, entidades auditadas, usuarios de la información, ente disciplinario y entes de inspección, vigilancia y control.
 

  1. Proponer al comité las recomendaciones que se estimen convenientes.
 

  1. Emitir la(s) conclusión(es) sobre los resultados del trabajo realizado.
 

Alcance y metodología

Para el cumplimiento de los objetivos, el alcance y la metodología fueron los siguientes:

  1. Se tomaron como referencia las principales normas colombianas que regulan la ética en el ejercicio de la contaduría pública, principalmente cuando se actúa como auditor externo y teniendo en cuenta también la labor de la revisoría fiscal.
 

  1. Como se mencionó en los objetivos, se utilizó como referencia internacional para la realización de este trabajo, el Código de Ética emitido por el “International Ethics Standards Board of Accountants” (IESBA)de la IFAC.
 

  1. El Código de Ética de la IFAC está dividido en tres partes. La parte A establece los principios fundamentales de ética profesional para los contadores profesionales y proporciona un marco conceptual para la aplicación de estos principios. Las partes B y C ilustran cómo debe ser aplicado el marco conceptual en situaciones específicas. La parte B se aplica a los contadores profesionales en la práctica pública y la C, a los contadores profesionales en los negocios. Los contadores profesionales en la práctica pública también podrían encontrar una guía en la parte C que es relevante a sus circunstancias particulares.
 

  1. Las conclusiones presentadas y los impactos están soportados en la matriz de impactos, así como en algunos comentarios en la matriz general, adjuntas al material de trabajo.
 

  1. La IFAC no ha hecho aún una traducción oficial del Código de Ética, para su versión de 2010, en vigencia. Se espera que haya algunos cambios al texto del código. Como ayuda al análisis del CTCP se utilizó una traducción no oficial al español.
 

Ámbito de aplicación

  1. El Código de Ética hace referencia a los contadores profesionales, lo que incluye tanto a los contadores responsables de dar aseguramiento de la información, o que actúan en la parte “pública” de la profesión, como a los contadores en negocios o vinculados a empresas, responsables de la preparación de la información financiera.
 

  1. Muchas de las normas del código no solo aplican a los contadores profesionales, sino también a los socios de las firmas de contadores, a sus equipos de auditoría y a los socios de las firmas asociadas, si su firma hiciera parte de una red de firmas.
 

  1. La mayoría de normas están dirigidas a los contadores profesionales que prestan servicios de aseguramiento y trabajos que no son de aseguramiento, los cuales deben cumplir con las normas de este código.
 

  1. Para dar cumplimiento cabal a las normas del Código de Ética en los trabajos de aseguramiento, parece preferible ejercer la profesión a través de firmas de contadores que a nivel individual.
 

  1. Ciertas normas legales vigentes en Colombia, dentro de las que se encuentran algunos artículos del Código de Comercio y de la Ley 43 de 1990, referentes a los revisores fiscales, no son compatibles con los conceptos de independencia de este código.
 

Independencia

  1. Uno de los temas que mayor importancia tiene en el Código de Ética es el de la independencia mental del contador profesional. El contador no sólo debe ser independiente, sino que no debe dejar duda de su independencia ante terceros (apariencia de independencia).
 

  1. La independencia se predica no sólo del contador profesional y su firma, sino de los equipos de auditoría, sin importar si incluyen profesionales de otras disciplinas.
 

  1. El código previene sobre ciertos factores que afectan la independencia, tales como:
 

— Auto revisión

— Intereses personales

— Amistad con funcionarios del cliente

— Regalos y hospitalidad

— Préstamos y garantías

— Intimidación y amenazas

— Ciertos servicios de no-aseguramiento, cuando se prestan servicios de aseguramiento al mismo cliente.

  1. El contador profesional deberá evaluar de manera estricta la aceptación de nuevos clientes y anualmente deberá evaluar la continuidad de su relación con cada cliente. También deberá ser estricto en determinar situaciones que puedan poner en peligro su independencia mental, y de existir dichas situaciones, deberá tomar las salvaguardas necesarias si fuera del caso.
 

  1. Las normas del código son más estrictas cuando el cliente de auditoría es una entidad de “interés público”.
 

Impactos

  1. Las normas del código son muy detalladas y severas, por lo que requerirán mayor cuidado de los profesionales para su cumplimiento.
 

  1. Las normas del código cubren a los equipos de auditoría, aunque no sean contadores públicos.
 

  1. La Junta Central de Contadores deberá adaptar su estructura para poder cumplir a cabalidad con su función de vigilancia de la profesión.
 

  1. El comité no tuvo como objetivo evaluar la función de auditoría de los “revisores fiscales”, que además tienen responsabilidades de cumplimiento, a la luz de las normas del Código de Ética; sin embargo, es tan importante el impacto, que deberían considerarse las siguientes reflexiones:
 

— Los “revisores fiscales” que no hagan parte de una firma de contadores profesionales, requerirán contratar a terceros para poder cumplir con algunas normas de este código.

— No se trata de acomodar las normas de este código a la revisoría fiscal, sino lo contrario.

— Una solución sería motivar y orientar a los profesionales a la asociación con otros colegas, para aprovechar las oportunidades que brindará un mercado más especializado y exigente.

— Los revisores fiscales que sean empleados de la empresa examinada o aquellos que actúen individualmente solo podrían dar algún tipo de aseguramiento moderado.

Conclusiones

El Código de Ética emitido por el “International Ethics Standards Board of Accountants” (IESBA)de la IFAC ha sido adoptado por una gran cantidad de países, ya que contiene una normatividad moderna, adaptada a nuestros tiempos y provee mayor seguridad a los usuarios de los servicios de los contadores profesionales.

El Comité de Normas de Aseguramiento ha concluido que los estándares incluidos en el Código de Ética son altamente convenientes para ser aplicados a la profesión y encontró que los referidos estándares internacionales, sus elementos o fundamentos, resultarían eficaces para los profesionales de la Contaduría en Colombia.

6.2. Sub-comité Estándares Internacionales de Control de Calidad - ISQC1

Miembros

PWC
Jorge E. Moreno
Édgar Pedraza
Crowe Horwath
Yaneth Romero
Óscar Villarruel
HLB FAST & ABS Auditores
Carlos Puerto
Leopoldo Pinzón
Grant Thornton Ulloa Garzón
Germán Sáenz

Objetivos

  1. Establecer el impacto de la implementación en Colombia del Estándar Internacional de Control de Calidad —ISQC1— para los profesionales, entidades auditadas, usuarios de la información, ente disciplinario y entes de inspección, vigilancia y control.
 

  1. Proponer al comité las recomendaciones que se estimen convenientes.
 

  1. Emitir la(s) conclusión(es) sobre los resultados del trabajo realizado.
 

Alcance y metodología

  1. La Norma Internacional sobre Control de Calidad —ISQC1— es diseñada para firmas de contadores públicos que desempeñan auditorías y revisiones de información financiera, trabajos de aseguramiento y otros relacionados.
 

  1. Teniendo en cuenta que en Colombia un porcentaje importante de la práctica profesional es desarrollada por pequeñas firmas de contadores y profesionales independientes, se tuvo en consideración la “Guía de control de calidad para prácticas pequeñas y medianas” emitida por el Comité de las Prácticas Pequeñas y Medianas (SMP) de la IFAC, que elaboró esta guía para promover la aplicación uniforme de la Norma Internacional de Control de Calidad (ISQC1) “Control de calidad de las firmas que llevan a cabo auditorías y revisiones de estados financieros y otros compromisos de aseguramiento y servicios relacionados”.
 

  1. Adicionalmente, el sub-comité evaluó las normas internacionales sobre control de calidad elaboradas en México y Brasil las cuales fueron también diseñadas para firmas de contadores públicos o contadores públicos independientes que desempeñan auditorías y revisiones de información financiera, trabajos de aseguramiento y otros relacionados en dichos países.
 

Impactos de aplicación de la Norma ISQC1

  1. Generar mayor conciencia en los líderes de las firmas y los contadores independientes, sobre la importancia de la calidad y los efectos en la prestación de los servicios.
 

  1. Generar mayor confianza en el mercado.
 

  1. Inversión en tiempo y conocimiento para documentar políticas y procedimientos con el fin de evidenciar el cumplimiento de cada uno de los elementos de la calidad relacionados en la ISQC1.
 

  1. Generar mayor conciencia de la importancia en el cumplimiento de los requisitos de ética y mayores herramientas para la elegibilidad de los clientes o la continuación con estos, acorde con las políticas y procedimientos definidos.
 

  1. Definir políticas y procedimientos para asegurar la calidad en el recurso humano que incluyan los siguientes asuntos: reclutamiento, evaluación de desempeño, capacitación, competencia, desarrollo de carrera profesional, promoción, compensación y estimación de necesidades de personal.
 

  1. Las firmas deben invertir tiempo en la capacitación de sus profesionales en las Normas de Auditoría y Contabilidad y demás temas relacionados para la emisión de informes apropiados.
 

  1. Mejorar la preparación de los profesionales desde la academia, así como propender por su actualización permanente en el conocimiento durante su vida profesional.
 

  1. Definir una estructura interna o con apoyo externo para monitorear el cumplimiento de los estándares de calidad de acuerdo con lo establecido en la ISQC1.
 

  1. Inversión de tiempo de los funcionarios de entes de vigilancia para el conocimiento, entendimiento y monitoreo de la norma sobre control de calidad.
 

  1. El cumplimiento de esta norma implica unas estructuras más robustas y mayor inversión de recursos.
 

  1. Es importante definir, de acuerdo a la legislación colombiana, el tiempo de conservación de la documentación del trabajo del auditor y demás relacionados con la prestación de los servicios.
 

Conclusiones

  1. Si bien de la lectura de la ISQC1 se puede observar que su aplicación es para firmas de contadores, consideramos que para la aplicación en Colombia todos los trabajos de aseguramiento deben cumplir con lo establecido en esta norma.
 

“La calidad no es un privilegio de pocos sino una responsabilidad de todos”. 

  1. La estructuración del sistema de control de calidad debe estar acorde con el tamaño de la firma; para firmas pequeñas y medianas existe la guía para el entendimiento e implementación de la ISQC1, que elaboró la IFAC.
 

Recomendaciones

  1. Se deben implementar mecanismos para profundizar y dar a conocer la norma a todos los grupos de interés.
 

  1. El monitoreo de la norma internacional sobre control de calidad de las firmas y los contadores debe ser ejecutada por una entidad independiente con los recursos técnicos y humanos suficientes.
 

  1. Se sugiere utilizar la guía que existe para implementar la ISQC1.
 

6.3. Sub-comités Estándares Internacionales de Auditoría - secciones 200-599
y secciones 600-899

Miembros

Miembros sub-comité secciones 200-599

Deloitte
Gabriel Jaime Lopez
Gustavo Ramírez
Nancy Reyes
Amézquita
Cristóbal Uribe
Vivian Amézquita
Independiente
Samuel Alberto Mantilla

Miembros sub-comité secciones 600-899

Baker Tilly Colombia
Luis Alfredo Caicedo
Nexia M&A International
Fabián Romero
Páez y Asociados
Mario Rojas Castillo

Objetivos

  1. Identificar las brechas entre los Estándares Internacionales de Auditoría y Aseguramiento ISA y las normas locales relacionadas.
 

  1. Establecer el impacto de la implementación en Colombia de los Estándares Internacionales de Auditoría y Aseguramiento ISA 200 a 899 para los profesionales, entidades auditadas, usuarios de la información, ente disciplinario y entes de inspección, vigilancia y control.
 

  1. Proponer al comité las recomendaciones que se estimen convenientes.
 

  1. Emitir la(s) conclusión(es) sobre los resultados del trabajo realizado.
 

Alcance y metodología

Para el cumplimiento de los objetivos, el alcance del análisis fue el siguiente:

  1. Se tomaron como referencia las principales normas colombianas que regulan la auditoría externa y la labor de la revisoría fiscal, debido a que incluyen normas que tienen que ver con la auditoría de los estados financieros y, por lo tanto, son las que más se acercan a los requerimientos de las ISA clarificadas.
 

  1. Los estándares internacionales de auditoría utilizados como referencia para la realización de este trabajo corresponden a las ISA emitidas por la International Auditing and Assurance Standards Board (IAASB), junta independiente auspiciada por la International Federation of Accountants (IFAC).
 

Conclusiones

  1. La incorporación en Colombia de forma clara e inequívoca de las ISA es factible y conveniente. En este sentido, se deberán derogar las normas de auditoría generalmente aceptadas en Colombia (L. 43/90, art. 7º) y sus normas relacionadas y complementarias, e incorporar los Estándares Internacionales de Auditoría Clarificados (ISA).
 

  1. Los Estándares Internacionales de Auditoría Clarificados (ISA) son un conjunto de normas únicas, homogéneas, de muy alta calidad, aplicados en la mayoría de países en el mundo, lo que garantiza un marco de referencia para el ejercicio profesional y con calidad de las actividades de aseguramiento.
 

  1. La aplicación de las ISA clarificadas implicará que exista un organismo con recursos económicos y humanos para llevar a cabo la supervisión independiente de los profesionales dedicados a dar aseguramiento.
 

  1. El núcleo central de la metodología de las ISA clarificadas está en la aplicación y documentación de la auditoría basada en riesgos. Esto tendrá mayor impacto técnico en el país e implicará un esfuerzo importante de formación académica, preparación para el ejercicio profesional, control de calidad y supervisión y vigilancia.
 

  1. El ejercicio profesional de la auditoría y aseguramiento, según los ISA clarificados, requiere que el auditor sea independiente del ente auditado. Esto implica que los requerimientos que reciba el auditor de cualquier ente deben estar alineados bajo este marco de referencia.
 

  1. Las normas de auditoría locales tienen un desarrollo muy limitado y de carácter general, según lo que se observa en el artículo 7º de la Ley 43 de 1990. Este marco dista de los estándares establecidos por referentes internacionales como son las ISA clarificadas. Las normas locales no han incorporado conceptos de la práctica internacional como, por ejemplo, seguridad razonable, materialidad, muestreo, auditoría basada en riesgos, evaluación del ambiente de control (COSO), fraude o error en estados financieros, auditoría externa independiente de los estados financieros, y responsabilidades del auditor y la administración, entre otras.
 

  1. Se requerirá de la implementación de un programa de desarrollo profesional continuo en auditoría y aseguramiento. Este programa deberá establecer puntos de referencia en la profesión con el fin de desarrollar y mantener las competencias necesarias para proporcionar servicios de alta calidad a todos los interesados en los servicios de auditoría y aseguramiento.
 

  1. La implementación de las ISA clarificadas implicará un mayor énfasis en su contenido técnico, más no tanto en la forma legal. Tal énfasis en el contenido técnico implica que la auditoría se realiza para buscar el logro de objetivos concretos (expresar una opinión respecto de si los estados financieros fueron preparados de acuerdo con la estructura de contabilidad que sea aplicable) a través de dos mecanismos:
 

1. Obtener seguridad razonable acerca de si los estados financieros en su conjunto están libres de declaración equivocada material, y

2. Reportar sobre los estados financieros de acuerdo con los hallazgos del auditor.

  1. Si bien en el ejercicio de la contaduría pública, en general, y de la revisoría fiscal, en particular, se habla de la aplicación de las “Normas de auditoría generalmente aceptadas”, son pocas las disposiciones legales que las precisan, definen y desarrollan.
 

La Ley 43 de 1990, en su artículo séptimo, clasifica las normas de auditoría generalmente aceptadas en normas personales, normas relativas a la ejecución del trabajo y normas relativas a la rendición de informes; sin embargo, no existe un desarrollo autorizado de dichas normas.

  1. El Código de Comercio, al precisar el contenido del informe del revisor fiscal en su artículo 208, indica “Si en el curso de la revisión se han seguido los procedimientos aconsejados por la técnica de la interventoría de cuentas”; No obstante, al no definirse cuáles son estas técnicas durante los últimos 40 años se ha entendido que se hace referencia a las “Normas de auditoría generalmente aceptadas” y así lo han aceptado los organismos que ejercen la inspección, control y vigilancia, la Junta Central de Contadores y el Consejo Técnico de la Contaduría Pública.
 

Recomendaciones

  1. Acoger de manera plena el sistema completo de las ISA clarificadas.
 

  1. Derogar de manera expresa el artículo 7º de la Ley 43 de 1990 y sus desarrollos reglamentarios, remplazándolo por los ‘Estándares Internacionales de Auditoría’ ISA clarificados.
 

  1. Debe existir un organismo independiente con suficientes recursos técnicos y económicos, el cual estaría a cargo de la supervisión de los auditores independientes.
 

  1. Promover en las universidades la reforma del pénsum de la carrera de contaduría de tal manera que se incorpore al mismo el estudio de las ISA clarificadas.
 

  1. Establecer un programa de educación continua que garantice y promueva la permanente actualización de los profesionales de la Contaduría Pública dedicados a labores de aseguramiento en cumplimiento de los estándares internacionales de educación.
 

6.4. Sub-comité Estándares Internacionales de Auditoría - secciones 1000-4999

Miembros

Ernst & Young
Jorge Piñeiro
Liliana Montañez
BDO AuditAge
Alejandro Ríos
Zandra Guerrero
UHY Auditores & Consultores
Samuel Rozo Monsalve

Objetivos

  1. Identificar las brechas entre los servicios relacionados y las normas locales.
 

  1. Establecer el impacto que tendría en los profesionales, entidades auditadas, usuarios de la información, ente disciplinario y entes de inspección, vigilancia y control, la implementación en Colombia de los servicios relacionados incluidos en las secciones 1000 a la 4999 de los Estándares Internacionales de Auditoría y Aseguramiento.
 

  1. Proponer al comité las recomendaciones que se estimen convenientes.
 

  1. Emitir la(s) conclusión(es) sobre los resultados del trabajo realizado.
 

Impactos

  1. Profesionales:
 

— Oportunidad de negocios debido a la generación de nuevos servicios relacionados con revisiones, aseguramiento y servicios relacionados.

— Posibilidad de creación de redes, asociaciones, alianzas y uniones temporales para la prestación de dichos servicios.

— Cambio en la forma de preparar los profesionales desde la academia, así como propender por su actualización permanente en el conocimiento durante la vida profesional.

  1. En compañías, empresas, organizaciones, comunidad de negocios en general:
 

— Con la generación de estos nuevos servicios, las compañías podrán verse beneficiadas con una mayor gama de servicios que las ayuden a mejorar sus procesos, eficiencias, controles, etc.

— Con la promulgación-divulgación de estos servicios, adicionales, a la tradicional revisoría fiscal-auditoría externa, se lograría un impacto de imagen en nuestra profesión, donde las compañías verían al contador como un asegurador financiero de alta confianza.

  1. Entes de vigilancia
 

— Los entes de control ya no podrán emitir normas específicas sobre los servicios contenidos en esta sección, puesto que los mismos estarán normados, para lo cual se hace imperativo la adopción de las normas bajo análisis, derogando las preexistentes.

  1. Entes disciplinarios
 

— El ente disciplinario ya no podrá emitir normas específicas sobre los servicios contenidos en esta sección, puesto que los mismos ya estarán normados, para lo cual se hace imperativo la adopción de las normas bajo análisis, derogando las preexistentes.

— Mayor estructura para la vigilancia de los procedimientos establecidos para los servicios adicionales.

— Preparación y constante actualización de su personal para cumplir con sus funciones de vigilancia.

Conclusiones y recomendaciones

  1. De los impactos analizados no se visualizaron aspectos negativos en la adopción de las normas.
 

  1. Una adecuada divulgación de estos servicios adicionales en la comunidad de negocios es una oportunidad para nuestra profesión.
 

  1. Es necesaria la adecuada capacitación en todos los niveles (academia y profesionales) de los servicios adicionales.
 

  1. Divulgar adecuadamente los servicios adicionales bajo análisis, en el ámbito de la profesión.
 

Plan de acción general

  1. Procedimiento antes de la aprobación de la norma referente a estos servicios adicionales.
 

— Apertura y divulgación de las normas para recibir comentarios de las partes interesadas

— Realizar foros de socialización de la norma.

— Habilitar un canal de recibo y análisis de los comentarios

6.5. Sub-comité Estructura Conceptual del Aseguramiento

Miembros

Deloitte
Gabriel Jaime Lopez
BDO
Alejandro Ríos Monzón
Independiente
Samuel Alberto Mantilla B.

Introducción

El presente reporte contiene la propuesta que este Sub-comité le hace al Comité de Normas de Aseguramiento en relación con la incorporación de la estructura conceptual del aseguramiento en el cuerpo normativo colombiano en desarrollo de la Ley 1314 del 2009.

En términos generales, el Sub-comité para la Estructura Conceptual del Aseguramiento le recomienda al comité de aseguramiento que le solicite al Consejo Técnico de la Contaduría que:

1. El ‘sistema ISA’ sea incorporado en Colombia en cumplimiento de la convergencia ordenada por la Ley 1314 del 2009 y en sustitución del sistema actual contenido en la Ley 43 de 1990.

2. De manera clara, específica e inequívoca proponga incorporar en Colombia la nueva base conceptual, la estructura conceptual para los contratos/compromisos/encargos de aseguramiento y el glosario.

Finalmente, este sub-comité agradece la oportunidad para presentar esta propuesta.

La propuesta

La convergencia de las normas colombianas con los Estándares Internacionales de Auditoría (ISA) conlleva la introducción de un sistema diferente al que actualmente impera en el país.

Tal sistema a introducir (en adelante: ‘sistema ISA’) está compuesto por:

1. Código de Ética para contadores profesionales

2. Prefacio a los estándares internacionales de control de calidad, auditoría, revisión, otros aseguramientos y servicios relacionados

3. Glosario de términos relacionados con auditoría, revisión, otros aseguramientos y servicios relacionados

4. Estándar Internacional sobre Control de Calidad 1 (ISQC1)

5. Estructura conceptual para los contratos/compromisos/encargos de aseguramiento

6. Estándares Internacionales de Auditoría (ISA)

7. Otros estándares internacionales emitidos por la IAASB

a. Declaraciones internacionales sobre el ejercicio profesional de la auditoría (IAPS, por su sigla en inglés)

b. Estándares Internacionales sobre Contratos de Revisión (ISRE, por su sigla en inglés)

c. Estándares Internacionales sobre Contratos/compromisos/encargos de Aseguramiento (ISAE, por su sigla en inglés)

d. Estándares Internacionales sobre Servicios Relacionados (ISRS, por su sigla en inglés)

Los estándares que conforman el ‘sistema ISA’ son emitidos por la IESB (International Ethics Standars Board for Accountants) y la IAASB (International Auditing and Assurance Standards Board) de la IFAC (International Federation of Accountants)(1).

En la actualidad, el ‘sistema ISA’ es el estándar internacional de referencia tanto para entidades de interés público como para entidades privadas y pymes. No hay otro estándar internacional alternativo. Se dispone, eso sí, de un plus regulatorio para las entidades que cotizan en mercados de valores (ya sea por la vía de la US-PCAOB o por la vía de la Unión Europea).

Este sistema es sustancialmente el mismo al cual hace referencia la Ley 1314 del 2009:

“ART. 5º—De las normas de aseguramiento de información. Para los propósitos de esta ley, se entiende por normas de aseguramiento de información el sistema compuesto por principios, conceptos, técnicas, interpretaciones y guías, que regulan las calidades personales, el comportamiento, la ejecución del trabajo y los informes de un trabajo de aseguramiento de información. Tales normas se componen de normas éticas, normas de control de calidad de los trabajos, normas de auditoría de información financiera histórica, normas de revisión de información financiera histórica y normas de aseguramiento de información distinta de la anterior.

PAR. 1º—El Gobierno Nacional podrá expedir normas de auditoría integral aplicables a los casos en que hubiere que practicar sobre las operaciones de un mismo ente diferentes auditorías.

PAR. 2º—Los servicios de aseguramiento de la información financiera de que trata este artículo, sean contratados con personas jurídicas o naturales, deberán ser prestados bajo la dirección y responsabilidad de contadores públicos”.

En función de ello, el documento “Direccionamiento Estratégico”, del CTCP, avanzó señalando que los estándares a los cuales converger son los ISA (NIA) pero no hizo claridad en relación con la estructura conceptual del aseguramiento. La sugerencia contenida en esta propuesta es que tal claridad sea incorporada de manera clara, específica e inequívoca en la normatividad colombiana, dado que será la que permitirá una hermenéutica jurídica en convergencia con los estándares internacionales de aseguramiento de información.

En consecuencia, el sistema al cual tienen que converger las normas y las prácticas colombianas, en cumplimiento de la Ley 1314 del 2009 es el ‘sistema ISA’. Este sub-comité le recomienda al comité de aseguramiento que le solicite al CTCP que proponga su incorporación.

Las diferencias principales del ‘sistema ISA’, con relación a las normas colombianas a modificar (principalmente L. 43/90), son:

El ‘sistema ISA’ está basado en principios, lo cual conlleva a diferenciar entre el objetivo (‘dar seguridad razonable’) y el medio (‘contratos/compromisos/encargos de aseguramiento’). Tal diferenciación es central para la estructura conceptual del aseguramiento; no se encuentra en las normas y prácticas colombianas actuales (en la L. 43/90 no está explícita esta diferenciación) y se constituye en un elemento central a incorporar. Asimismo, tiene consecuencias importantes para la hermenéutica jurídica de las normas a emitir.

El objetivo de dar seguridad razonable implica unas diferenciaciones conceptuales importantes en relación con los seguros, las garantías y, sobre todo, la certeza jurídica. Como consecuencia de ello, se diferencia claramente el alcance de la evidencia de auditoría (que limita la capacidad del auditor) y de la prueba jurídica (que es competencia de los jueces).

El ‘sistema ISA’ diferencia dos niveles de aseguramiento: aseguramiento alto (la auditoría de estados financieros) y aseguramiento medio (los servicios de revisión, otro aseguramiento y relacionados). En la Ley 43 de 1990 y en la práctica colombiana actual no está explícita esta diferenciación y será necesario incorporarla. Esta es la sustancia de la estructura conceptual de los contratos/compromisos/encargos de aseguramiento.

Los Estándares Internacionales de Auditoría (ISA) de manera explícita hacen referencia al glosario (las definiciones de los términos contenidos en los ISA son aquellas incluidas en el glosario). Esto tiene consecuencias importantes para la implementación dado que el punto de referencia será dicho glosario y no otras definiciones jurídicas del país (en algunos casos será necesario un arbitraje) y tampoco las del Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua (DRAE).

Los Estándares Internacionales de Auditoría (ISA) de manera explícita requieren el cumplimiento del Código de Ética para contadores profesionales (emitido por el IESBA) y del Estándar Internacional de Control de Calidad (ISQC1). Ello implica una reforma profunda a la profesión de la Contaduría Pública siendo necesario diferenciar (tanto en los requisitos de acceso, licenciamiento y educación continuada, como en los de vigilancia y supervisión) entre el ejercicio profesional público (reservado exclusivamente a la auditoría de estados financieros, esto es aseguramiento alto) y el ejercicio profesional privado o de negocios (los otros servicios que pueden prestar los contadores profesionales, esto es, aseguramiento moderado, consultoría, educación, gobierno, asesoría, etc.).

Por consiguiente, la incorporación del ‘sistema ISA’ implica acoger: (1) una nueva base conceptual; (2) una estructura conceptual específica para los contratos/compromisos/encargos de aseguramiento; y (3) nuevos términos (tal y como están definidos en el glosario de los ISA). El Sub-comité para la Estructura Conceptual de Aseguramiento le recomienda al comité de aseguramiento que le solicité al Consejo Técnico de la Contaduría que, de manera clara, específica e inequívoca, proponga incorporar en Colombia la nueva base conceptual, la estructura conceptual para los contratos/compromisos/encargos de aseguramiento y el glosario.

Una dificultad para avanzar

Debido a que por requerimiento local las normas a emitir en desarrollo de la Ley 1314 de 2009 tendrán que ser en español y dada la dificultad para disponer de una traducción oficial de los estándares que conforman el ‘sistema ISA’, muy probablemente el Consejo Técnico de la Contaduría Pública tendrá que elaborar una versión abreviada de tales estándares en español, con referencia al texto completo en inglés.

Este es un asunto que requiere una solución pronta para que no se detenga el proceso de elaboración de las normas colombianas de aseguramiento de la información, en convergencia con los estándares internacionales.

Decisiones posteriores

La incorporación del ‘sistema ISA’ implicará decisiones que será necesario tomar posteriormente a fin de que la convergencia hacia los estándares internacionales se pueda aplicar de manera eficaz. Las decisiones principales tienen que ver con: (1) reforma de la profesión contable; y (2) revisoría fiscal.

Reforma de la profesión contable 

La Ley 43 de 1990 tendrá que ser derogada para que no haya conflictos con las normas que se van a emitir en desarrollo de la Ley 1314 de 2009, lo cual implica una reforma a la profesión del contador público. Tal reforma conllevará a diferenciar (en los requisitos de acceso, licenciamiento, educación continuada, supervisión y vigilancia) entre el ejercicio profesional público (reservado a los auditores de estados financieros, esto es al aseguramiento de información financiera con fines públicos) y el ejercicio profesional privado (práctica profesional relacionada con educación, gobierno, consultoría, asesoría, preparación de información, y relacionadas).

En la aplicación de los estándares internacionales no hay un modelo único para la reforma de la profesión contable. Independiente del modelo, lo que es necesario incorporar es la diferenciación en el ejercicio profesional. Algunos países tienen profesiones diferentes, como es el caso de Costa Rica (contadores públicos y contadores privados) o Estados Unidos (las distintas certificaciones CPA, CIA, CFA, etc., son de hecho ejercicios profesionales diferentes, cada uno con su propio instituto profesional).

Así, el Sub-comité para la Estructura Conceptual del Aseguramiento insiste en que será necesario incorporar primero el ‘sistema ISA’ y luego realizar la reforma de la profesión. No se puede hacer al contrario y se generarán muchos riesgos si se intenta hacerlo simultáneamente.

Revisoría fiscal 

La adopción de las Normas Internacionales de Auditoría, ISA, implica la armonización de ciertos requerimientos establecidos en las regulaciones locales vigentes para la revisoría fiscal, con dichas normas. Por ejemplo, impartir instrucciones y algunos requerimientos relacionados con aspectos que escapan a la profesión contable. La auditoría independiente de los estados financieros, según los ISA, tendrá que ser realizada por un contador profesional en ejercicio profesional independiente (auditor independiente).

Acciones adicionales

Como complemento de lo anterior, y a fin de garantizar su eficacia, este sub-comité recomienda ir organizando, desde ya, un proceso amplio de difusión de los estándares que conforman el ‘sistema ISA’ (proceso que tendrá que acelerarse con la emisión de las nuevas normas colombianas).

Igualmente, será importante organizar un proceso amplio de capacitación sobre los estándares que conforman el ‘sistema ISA’ dirigido de manera personalizada a: (1) contadores actualmente en ejercicio profesional; (2) autoridades de supervisión; (3) autoridades de vigilancia de la profesión; y (4) candidatos a profesionales (estudiantes).

Bibliografía

Comité de Normas de Aseguramiento (2012). Los ISA: incorporación conveniente y necesaria para la convergencia. Informe final presentado por el Comité de Normas de Aseguramiento al Consejo Técnico de la Contaduría Pública (CTCP).

http://www.ctcp.gov.co/sites/default/files/Informe%20Final%20al%20CTCP%20FINAL_0.pdf 

(1) Detalles sobre los emisores y el debido proceso para la emisión de los estándares se encuentran disponibles en http://www.ifac.org.