Puntos de vista

Nieves Pacheco Jiménez Biografía

Profesora Doctora en Derecho Civil en la Universidad de Castilla-La Mancha (España), Máster en Consumo y Trabajo Social y en Derecho Sanitario y Bioética. Realiza contribuciones periódicas para el Centro de Estudios de Consumo (Cesco) de la Universidad de Castilla-La Mancha. Ha desarrollado una estancia de investigación posdoctoral en la Facoltà di Giurisprudenza de Pisa (Italia) y ha sido ponente en cursos en la Universidad de La Habana, la Universidad de San José de Costa Rica, entre otras universidades. Actualmente, sus líneas de investigación versan sobre el Derecho de daños, el Derecho sanitario y el Derecho de consumo, formando parte de proyectos competitivos del Ministerio de Ciencia e Innovación de España.

Sumario Los nuevos servicios de pago se consolidan en Europa

El presente estudio pretende dar continuidad a la línea iniciada en el 2015 con el artículo “Análisis de los servicios de pago en España: regulación y aspectos relevantes para el usuario”, poniendo de manifiesto el continuo crecimiento de los medios de pago, la tendencia a su consolidación en Europa y su nueva regulación reflejada en el Mercado Único Digital y en la reciente directiva europea sobre servicios de pago en el mercado interior.

Abstract The new payment services are consolidated in Europe

Present study aims to continue the line started in 2015 with the article called “Analysis of payment services in Spain: regulation and relevant aspects for the user”, highlighting the growth of these services, the trend toward their consolidation in Europe and their new regulation reflected in the Digital Single Market Estrategy and in the recent European Directive on payment services in the internal market.

Servicios de pago

Fintech 

Tendencias

Mercado único digital

Directiva

Los nuevos servicios de pago se consolidan en Europa

Revista Nº 52 Jul.-Sep. 2016

por Nieves Pacheco Jiménez 

1. Introducción

Para aquellos lectores interesados en las nuevas tecnologías y en su repercusión en la evolución de los medios de pago, y que en su momento leyeron el “Análisis de los servicios de pago en España: regulación y aspectos relevantes para el usuario”, publicado en el núm. 47 de esta misma revista(1), el presente artículo les mostrará el imparable crecimiento de los referidos medios, así como la propensión a su consolidación en Europa.

Atendiendo a estas premisas, este trabajo se centrará en las últimas novedades legislativas al respecto, las tendencias en servicios de pago y en inversiones fintech por parte de las entidades bancarias, y en la reciente plataforma europea de resolución de conflictos para compras on-line.

2. El mercado único digital y la nueva directiva sobre servicios de pago en el mercado interior

2.1. Mercado Único Digital 

A principios del mes de mayo del 2015, la Comisión Europea presentó la Estrategia para lograr el Mercado Único Digital, que se materializará antes de finales del año 2016. Este consiste fundamentalmente en fomentar un sistema europeo estandarizado de pagos, eliminando las barreras nacionales y armonizando las heterogéneas normativas existentes.

La Estrategia Europa 2020(2) introdujo la Agenda Digital para Europa(3) como una de las iniciativas emblemáticas de aplicación a escala europea en los Estados miembros, cuyo cometido es favorecer la creación de un mercado digital único, caracterizado por un alto nivel de seguridad y un marco jurídico claro, y así favorecer la innovación, el crecimiento económico y el progreso(4).

Como antecedentes de este Mercado Único Digital se encuentra el Acta del Mercado Único II y el Libro Verde “Hacia un mercado europeo integrado de pagos mediante tarjeta, pagos por Internet o pagos móviles”:

1) El Acta del Mercado Único II, publicada en octubre del 2012, señalaba cuatro vectores para el nuevo crecimiento, el empleo y la confianza: a) redes integradas; b) movilidad transfronteriza de ciudadanos y empresas; c) economía digital; d) acciones que refuercen la cohesión y la confianza de los consumidores. Concretamente la economía digital se configura como el paso imprescindible para la consecución del Mercado Único Digital, fomentando el comercio electrónico en Europa sin restricciones y haciendo que los servicios de pago sean más fáciles de utilizar, más fiables y competitivos.

2) El Libro Verde “Hacia un mercado europeo integrado de pagos mediante tarjeta, pagos por Internet o pagos móviles”(5), publicado en 2012, partiendo de la base de que la forma en que se adquieren bienes y servicios en Europa está experimentando un profundo cambio, observa que la integración de los mercados aportaría cuatro grandes ventajas: mayor competencia, mayor transparencia y posibilidad de elección para los consumidores, mayor innovación, y mayor seguridad de los pagos y confianza de los clientes. Con base en ello, se produce la revisión de la Directiva 2007/64/CE —en adelante DSP1— sobre servicios de pago en el mercado interior.

El Mercado Único Digital se llevará a cabo a través de 16 acciones clave, descansando en tres pilares fundamentales: 1) mejora del acceso de los consumidores y a las empresas a los bienes y servicios digitales en toda Europa. 2) creación de las condiciones adecuadas y garantía de igualdad para que las redes digitales y los servicios innovadores prosperen. 3) impulso del potencial de crecimiento de la economía digital. En definitiva, se trata de crear un marco normativo que facilite el desarrollo de la computación en la nube, una conectividad de datos móviles sin fronteras y un acceso simplificado a la información y al contenido, preservando la privacidad, los datos personales, la seguridad cibernética y la neutralidad de la red(6).

La Comisión Europea publicó el pasado mes de febrero los resultados de la edición de 2016 del Índice de la Economía y la Sociedad Digital —DESI, atendiendo a sus siglas en inglés—, cuyas conclusiones ponen de manifiesto que, desde la publicación el año pasado de la Estrategia de la Comisión para el Mercado Único Digital, los Estados miembros han realizado notables progresos en los ámbitos de la conectividad, las competencias digitales y los servicios públicos. Cabe destacar que Dinamarca, los Países Bajos, Suecia y Finlandia se mantienen en los primeros puestos en el índice DESI; y que la UE en su conjunto ha alcanzado una puntuación de 0,52 sobre 1, lo que supone una mejora respecto al 0,5 del año pasado. No obstante, la UE debe realizar mejoras significativas para asumir un papel de liderazgo en la escena internacional, según señala el referido informe europeo(7).

2.2. Nueva Directiva sobre servicios de pago en el mercado interior 

La óptima ejecución del Mercado Único Digital conllevaba necesariamente la revisión de la vigente Directiva de Servicios de Pago, 2007/64/CE. Tras años de acuerdos y desacuerdos, a principios de octubre del año 2015, el Parlamento Europeo aprobó la propuesta de nueva Directiva, que fomentaría pagos más seguros e innovadores y velaría por la protección adecuada a los consumidores. Fue el 23 de diciembre de ese mismo año cuando el DOUE(8) publicaba la Directiva —UE— 2015/2366 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre del 2015, sobre servicios de pago en el mercado interior —en lo sucesivo DSP2— y por la que se modifican las Directivas 2002/65/CE, 2009/110/CE y 2013/36/UE y el Reglamento —UE— nº 1093/2010 y se deroga la Directiva 2007/64/CE. La referida norma será de aplicación dos años después —13 de enero del 2018—, aunque los países miembros deberán interpretar las reglas de la Directiva del 2007 a la luz de la nueva.

Los fundamentos básicos en los que se sustenta la nueva regulación son los siguientes:

1) “Los servicios de pago son esenciales para el mantenimiento de actividades económicas y sociales de vital importancia” —Considerando 7 de la Directiva 2015—. Ante tal relevancia y la realidad práctica, la propia Directiva indica las carencias de la DSP1: “La Directiva 2007/64/CE se adoptó en diciembre del 2007, a partir de una propuesta de la Comisión de diciembre del 2005. Desde entonces, el mercado de pagos minoristas ha experimentado notables innovaciones técnicas, que han dado lugar a un rápido incremento del número de pagos electrónicos y pagos móviles, y a la aparición de nuevos tipos de servicios de pago en el mercado, y que han puesto en entredicho la validez del marco actual” —Considerando 3—. “Muchos productos o servicios de pago innovadores no entran, en su totalidad o en gran parte, en el ámbito de aplicación de la Directiva 2007/64/CE. Además, la Directiva (…) ha demostrado ser en algunos casos, en su ámbito de aplicación y, en particular, en los elementos excluidos del mismo, como determinadas actividades conexas a los pagos, demasiado ambigua o general, o simplemente obsoleta, vista la evolución del mercado. Ello ha generado inseguridad jurídica, posibles riesgos de seguridad en la cadena de pago y desprotección de los consumidores en determinados terrenos. Se ha constatado la dificultad que tienen los proveedores de servicios de pago para lanzar servicios de pago digitales innovadores, seguros y de fácil uso, de modo que los consumidores y los minoristas puedan disfrutar de métodos de pago eficaces, cómodos y seguros a escala de la Unión”. —Considerando 4—.

2) En relación con el Mercado Único Digital, la Directiva observa que “el desarrollo continuado de un mercado único integrado de pagos electrónicos seguros es esencial para apoyar el crecimiento de la economía de la Unión y para garantizar que los consumidores, los comerciantes y las empresas en general disfruten de posibilidades de elección y condiciones de transparencia en los servicios de pago, de modo que puedan aprovechar plenamente las ventajas del mercado interior” —Considerando 5—.

3) En lo atinente al ámbito de la ciberseguridad y la e-confianza, la Directiva manifiesta: “En los últimos años, han aumentado los riesgos de seguridad de los pagos electrónicos, debido a la mayor complejidad técnica de estos, el incesante incremento del volumen de pagos electrónicos en todo el mundo y los nuevos tipos de servicios de pago. Disponer de servicios de pago fiables y seguros es condición esencial para el buen funcionamiento del mercado de servicios de pago, por lo que los usuarios de esos servicios deben gozar de la debida protección frente a tales riesgos” —Considerando 7—.

Y sus aspectos clave, que se basarían en dos premisas fundamentales, facilitar que los nuevos medios de pago lleguen a un mayor número de consumidores y asegurar una elevada protección del consumidor en el uso de esos servicios de pago en toda la Unión Europea, se podrían resumir en:

1) Definición neutra del concepto de operaciones de pago a fin de englobar no solo los modelos habituales, estructurados en torno a la utilización de tarjetas de pago, sino también otros modelos de negocio, incluidos aquellos en los que intervienen varios adquirentes.

2) Autorización de la figura de prestatarios de servicios, que serán muy activos en aplicaciones para móviles y otros canales electrónicos —alternativa de bajo coste a los pagos con tarjeta—, lo que conlleva un desafío para los bancos.

3) Requisitos de seguridad más estrictos —autenticación reforzada— para la tramitación de los pagos electrónicos y la protección de los datos financieros de los clientes.

4) Protección a los consumidores de prácticas comerciales engañosas y desleales, en particular reforzando los requisitos de información precontractual.

5) Derecho del consumidor a recibir la información pertinente de forma gratuita antes de quedar vinculado por un contrato de servicios de pago. Dicha información se realizará con elevado nivel de claridad, teniéndose en cuenta las necesidades del consumidor, así como los aspectos técnicos de carácter práctico y la relación coste-eficacia.

6) Prohibición de métodos de fijación de precios no transparentes ya que dificultan extremadamente al usuario la determinación del precio real del servicio de pago.

7) Prohibición de cargos adicionales por el uso de determinado instrumento de pago.

8) Racionalización y armonización de las normas en materia de responsabilidad en las operaciones no autorizadas, ofreciendo una protección reforzada de los intereses legítimos de los usuarios de servicios de pago. Salvo en caso de fraude o negligencia grave, el importe máximo que, en cualquier circunstancia, un usuario de servicios de pago podría verse obligado a desembolsar de realizarse una operación de pago no autorizada desciende del actual importe de 150 EUR a 50 EUR.

9) Creación a nivel nacional de una figura competente para manejar las quejas de los servicios de pagos de particulares y de las asociaciones de consumidores.

10) Continua actividad de la Entidad Bancaria Europea —EBA— para la elaboración de directrices.

Como puede observarse, la esperada nueva regulación de los servicios de pago ha tardado en materializarse, quizás por la dificultad en suplir las carencias que presentaba la Directiva del 2007 y permitir la entrada de nuevos servicios, pero sin olvidar la función tuitiva del consumidor. En su artículo 108, la DSP2 establece que, “a más tardar el 13 de enero de 2021, la Comisión presentará al Parlamento Europeo, al Consejo, al Banco Central Europeo y al Comité Económico y Social Europeo un informe sobre la aplicación y las repercusiones de la presente Directiva”. De este plazo se deduce la elevada confianza en el contenido de la Directiva; plazo, a mi juicio, excesivo ya que es constatable que la tecnología avanza mucho más rápido que la normativa, dando lugar a situaciones no previstas o, si previstas, más complejas de lo esperado.

3. Tendencias en medios de pago

3.1. Contextualización 

Según un informe de Tune Marketing Console(9), 800 millones de personas adquirieron un nuevo modelo de smartphone en el año 2015, lo que se traduce en que casi un 50% de la población mundial dispone de uno de estos dispositivos. Además, ese mismo año se llegó a un 53% de compras online a través de estos aparatos, siendo la previsión para el 2016 de un 65%.

3.2. Tendencias en el pago a través de dispositivo móvil 

La compañía española Vector ITC(10) ha realizado un estudio que muestra las cinco tendencias en el pago móvil para este 2016. A saber:

1) “Big Pay”

Estas soluciones —Apple Pay, Samsung Pay o Android Pay— de carácter gratuito permiten al cliente pagar a través de su móvil, como una suerte de pago con tarjeta débito/crédito, pero sin ser precisa ninguna app o wallet en el móvil que se asocie al banco emisor de la tarjeta.

2) “Host Card Emulation” —HCE—

Tradicionalmente, las soluciones de pago por móvil se basaban en la existencia de un elemento seguro donde se almacenaban los datos de la tarjeta del cliente, pudiendo ser en la SIM del teléfono, en un componente hardware del móvil o en un componente software. Pero con el servicio —HCE— únicamente a través de software es posible una representación virtual y exacta de una tarjeta inteligente que posibilita transacciones seguras basadas en NFC —pagos, programas de fidelización, tarjetas de acceso, tarjetas de transporte—.

Para que las soluciones de HCE sean seguras se requiere Cloud based payments, que permite el almacenamiento y gestión de los datos de tarjeta de forma segura, así como la clave de “tokenización”, de forma que los datos de la tarjeta del cliente no sean transmitidos por las redes sino que en su lugar se utiliza un “token”.

Los bancos han apostado por este tipo de soluciones de pago aunque es cierto que los “Big Pay” permiten almacenar y utilizar tarjetas de diferentes entidades bancarias.

3) Bitcoin y “blockchain”

La utilidad del bitcoin como moneda virtual es innegable, acaparando el 90% de las transacciones con monedas de esta naturaleza. Es más, The Money Project ha realizado una comparativa con datos de The Economist a lo largo del 2015, concluyendo que el bitcoin ha sido la moneda más rentable de todo el año, revalorizándose un 35% en este tiempo frente al dólar —pero también fue la peor criptodivisa de 2014(11)—.

Su seguridad queda garantizada a través de un sistema de contabilidad compartida basado en pruebas criptográficas de confianza; el denominado “blockchain”, que muestra todas las transacciones confirmadas y asegura que el usuario posee la cantidad de bitcoins que pretende gastar. Posteriormente, a través del “mining” se transmiten y confirman las transacciones pendientes a ser incluidas en la cadena de bloques. Este proceso hace cumplir un orden cronológico en la mencionada cadena, protege la neutralidad de la red y permite un acuerdo entre todos los equipos sobre el estado del sistema. En otras palabras: cada transacción es firmada y lleva información tanto de la transacción previa como de la siguiente, formando una cadena de transacciones donde cada eslabón es necesario para la verificación total del sistema.

4) “Proximity Marketing”

A través del marketing de proximidad es posible comprar en tiendas físicas sin interactuar con un dependiente. Se basa en la recepción de un mensaje al móvil del cliente con una oferta de una tienda próxima, comprando el artículo en esta a través del móvil. Para ello se emplea un sistema de radiofrecuencia basado en Bluetooth, el denominado Beacon —BLE—(12), con un radio de acción de unos 40 metros y válido para Apple y para Android.

5) MP2P

Estos mecanismos son los más utilizados y son proporcionados por los bancos mediante la tradicional transferencia bancaria utilizando el IBAN y compañías tecnológicas como Paypal, aunque actualmente se están desarrollando soluciones para poder pagar con el móvil directamente a otra persona, asociando el contacto de teléfono a su IBAN. Asimismo, se ha creado el Retail Payments Board —ERPB—, que permite regular este tipo de pagos.

3.3. Inversiones en fintech 

Ante estas perspectivas, los bancos, si no quieren dejar de ser intermediarios en las transacciones, han de competir en el nuevo escenario de pagos, debiendo aumentar su gasto en seguridad y nuevas tecnologías. Según la consultora tecnológica Ovum, ya, en el 2015, se empezó a registrar esta tendencia con un 52% de entidades que incrementaron su inversión en tecnología de pago(13).

Se trata de inversión en las denominadas empresas “fintech”, acrónimo de “financial” y “technology”, esto es, innovación tecnológica en los servicios financieros. En los últimos años, empresas de esta naturaleza, aprovechando las nuevas demandas de los usuarios en este contexto de revolución digital, han proliferado(14), especializándose en distintos campos de acción —pagos y transferencias, banca online, negociación, crowdfunding, seguridad y privacidad, criptomonedas, monederos digitales—. Entre sus peculiaridades destacan su enorme flexibilidad para incorporar cambios debido a su reducida estructura de costes y a la falta de un marco legal que regule su actividad(15).

Así las cosas, y conscientes de que no se puede perder el tren de la revolución digital, la banca y el sector financiero están haciendo inversiones estratégicas en este ámbito para fomentar oportunidades de negocio en los servicios creados por estas startups y que deseen añadir a su cartera. Estas nuevas necesidades han sido observadas, entre otros, por el informe “Retail Banking Trends & Predictions”, señalando que el futuro de la banca digital combinará cuatro elementos claves subrepresentados en la mayoría de las aplicaciones móviles bancarias actuales: experiencias contextuales manejadas por data, diseño visual móvil de primera categoría, integración compartida para la potencial expansión de billeteras y expansión más allá de los smartphones(16).

Ese cambio de rumbo tiene que ver con varios factores, tales como el alarmante aumento de los clientes dispuestos a abandonar sus bancos de siempre(17); la aparición de sitios web de crowdfunding; el desarrollo de prestamistas peer-to-peer, de proveedores de servicios online y de nuevos sistemas de pago. En definitiva, los bancos deben hacer una apuesta firme por la banca digital, promoviendo que sus operaciones y procesos se puedan realizar a través de smartphones, tablets u ordenadores. El problema práctico es que conviven dos realidades diferentes difíciles de sostener económicamente: por un lado, la inversión en fintech; por otro, numerosas sucursales físicas con sus correspondientes plantillas.

Como reflejo del modus operandi de los grandes bancos en España, sirvan de muestra estos datos(18):

— CaixaBank: Teniendo en cuenta que el 55% de sus operaciones se realizan por la red o el móvil, el 28% en cajeros y solo el 8% en oficinas, entre 2011 y 2014 destinó 666 millones a los desarrollos digitales —internet, móvil, redes sociales y cajeros—. Esta entidad apuesta principalmente por el desarrollo interno de productos y servicios utilizando las nuevas tecnologías, apoyándose menos en alianzas externas. Cuenta con varias sociedades dedicadas a la innovación tecnológica: e-laCaixa, que se ocupa del desarrollo de la multicanalidad para el grupo; MoneytoPay, para los productos de prepago; y CaixaCard, para desarrollar tecnológicamente el negocio de tarjetas del grupo. Además, es copropietaria, al 49%, de Comercia Global Payments, especializada en servicios de pago electrónicos para comercios. Muchos expertos consideran a esta entidad como de las más avanzadas tecnológicamente entre las españolas.

— BBVA: En palabras de la propia entidad, “el 15% no va nunca, o casi nunca, a la oficina; apostamos por la convivencia entre lo digital y las oficinas para rentabilizar ambas inversiones”. Al cierre del 2015, el 19,2% de los préstamos al consumo en España se concedieron a través de canales digitales, y las transacciones en oficinas cayeron hasta los 40 millones de operaciones, frente a los 67 millones del 2009. A la vista de ello, desde 2008 ha venido invirtiendo unos 6.500 millones en tecnología, siendo la entidad que más apuesta por la revolución digital.

— Santander: Según sus datos del 2014, en España existen más de 6 millones de clientes activos y, de ellos, aproximadamente el 27% son digitales. Su objetivo es tener 25 millones de clientes digitales en 2017. En 2014 lanzó su propio fondo de venture capital, con el que se plantea invertir unos 100 millones de dólares en dos o tres años. Entre sus principales inversiones se encuentran iZettle, especializada en pagos vía móvil y tablet; MiCheck, para pagos en hostelería; Cyanogen, el sistema operativo de código abierto para móviles; Ripple, dedicado a la tecnología blockchain; y Kabbage, especializada en crédito directo a empresas. Asimismo, tiene su propia factoría tecnológica para desarrollo de software bancario, Isban, que da servicio a todos los bancos del grupo. No obstante, la propia entidad considera que “la oficina sigue siendo el punto principal de gestión con los clientes”.

Si atendemos a los datos de Eurostat, referidos al año 2015, sobre el uso individual en España de banca online a través de internet por personas entre 16 y 74 años, un 39% emplean esta vía. Respecto a los 28 países de la UE, la media en 2015 sería del 46%. Sin embargo, España tendría un porcentaje más bien bajo, situándose por detrás de Noruega —con un 90%—, Finlandia —con un 86%—, Dinamarca —con un 85%—, Estonia —con un 81%—, Suecia —con un 80%—, Luxemburgo —con un 65%—, Bélgica —con un 62%—, Francia y Reino Unido —con un 58%— y Alemania e Irlanda —con un 51%(19)—.

4. Plataforma de resolución de conflictos de compras online

No se puede negar que el uso de los dispositivos móviles como medios de pago será fundamental en el futuro a la hora de interactuar con el comercio, pero ello no estará exento de potenciales conflictos sobre compras entre clientes y empresas online —que estarán obligadas a ofrecer un enlace a esta herramienta en sus sitios web—. Para solventar estos conflictos la Comisión Europea ha lanzado una nueva plataforma en internet, disponible desde el 15 de febrero en http://ec.europa.eu/consumers/odr/, con el objetivo de resolver litigios en el citado ámbito, tanto para transacciones nacionales como para aquellas que involucren a varios países.

La referida plataforma es consecuencia de la Directiva 2013/11/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo del 2013, relativa a la resolución alternativa de litigios en materia de consumo, y del Reglamento —UE— 524/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo del 2013, sobre resolución de litigios en línea en materia de consumo, que establece la creación de una plataforma de resolución de litigios en línea que ofrezca a los consumidores y a los comerciantes una ventanilla única, para la resolución extrajudicial de litigios en línea mediante entidades de resolución alternativa, las cuales están vinculadas a esa plataforma y ofrecen la resolución alternativa a través de procedimientos de calidad(20).

Su funcionamiento es sencillo: 1) el consumidor completa el formulario de reclamación online y lo envía desde la propia plataforma. 2) La reclamación es enviada al vendedor, quien propone al consumidor una entidad de resolución alternativa del conflicto. 3) Una vez que el consumidor y el vendedor se ponen de acuerdo en la entidad de mediación que va a resolver su conflicto, la plataforma se la envía a dicha entidad. 4) La entidad de mediación se ocupa del caso por vía electrónica y propone una solución en el plazo de 90 días.

Esta plataforma es una manifestación más de la habitualidad e importancia de las compras online, así como de la utilización de medios de pago digitales. No podemos olvidar que estamos inmersos en una era tecnológica donde el dinero contante y sonante parece abocado a su desaparición, sobre todo si tenemos en cuenta que es posible realizar transacciones de compra y venta de productos y servicios en los diferentes sitios web que se dedican a su comercialización. Pero las ventajas —comodidad, disponibilidad 24h, rapidez, variedad— que presentan las compras online tienen también sus desventajas —desconfianza, problemas de seguridad de datos personales y bancarios, imposibilidad de ver el producto antes de la compra, problemas de envío—. Pues bien, en aras de solventar estos inconvenientes se perfila como buena solución la plataforma creada por la Comisión Europea.

5. Consideraciones finales

En el complejo escenario de los medios de pago se encuentran implicados diversos agentes, que, independientemente de sus particulares intereses, miran en una misma dirección: el afianzamiento de los nuevos medios de pago con garantías de seguridad y eficacia. Entre esos agentes se encuentran los bancos, conscientes de que su configuración tradicional está abocada a desaparecer; por lo que deben apostar por su renovación radical ayudándose de la innovación tecnológica.

Las innumerables ventajas que otorgan en nuestra vida cotidiana los nuevos medios de pago presentan, sin embargo, varias contrapartidas importantes, como son ataques de ciberseguridad, consecuencias por mal uso, controversias entre cliente y e-comercio, etc. De ahí la necesidad de una estricta y coetánea regulación por parte del legislador, acorde con los requerimientos y escenarios actuales.

En definitiva, la revolución digital, como realidad palpable en nuestra sociedad, ha venido para quedarse.

6. Recursos on-line

http://ec.europa.eu/europe2020/index_es.htm

http://europa.eu/legislation_summaries/information_society/strategies/si0016_es.htm

http://www.europarl.europa.eu/atyourservice/es/displayFtu.html?ftuId=FTU_5.9.4.html

http://www.agenciasinc.es/Noticias/Espana-avanza-en-digitalizacion-pero-sigue-por-debajo-de-la-media-en-la-UE

http://ec.europa.eu/europe2020/index_es.htm

http://europa.eu/legislation_summaries/information_society/strategies/si0016_es.htm

http://www.europarl.europa.eu/atyourservice/es/displayFtu.html?ftuId=FTU_5.9.4.html

http://in.tune.com/tmc-site-global-mobile-2016-thank-you

http://www.vector-itcgroup.com/es/home/global y http://www.vector-itcgroup.com/sites/default/files/noticias/pdf/ndp_pago_movil.pdf

http://www.xatakaciencia.com/tecnologia/la-moneda-mas-rentable-del-2015-fue-el-bitcoin

http://www.ciospain.es/finanzas/los-bancos-decididos-a-impulsar-el-gasto-en-tecnologias-de-pago-en-2016

http://www.fintechinnovationlablondon.co.uk/programme-news/the-future-of-fintech-and-banking.aspx

http://www.expansion.com/empresas/banca/2015/10/02/560e526b46163fef308b4573.html

http://www.centrodeinnovacionbbva.com/noticias/que-es-el-fintech-y-como-las-startups-quieren-innovar-en-los-servicios-financieros

http://www.ebankingnews.com/noticias/una-nueva-aplicacionde-moven-promueve-el-ahorro-y-elimina-los-silos-de-productos0032260

https://www.es.capgemini.com/noticias/los-retos-de-la-banca-retail-relaciones-mas-debiles-con-los-clientes-y-amenazas-de-las

http://one.elpais.com/el-80-de-los-millennials-no-pisaran-jamas-una-oficina-bancaria-asi-piensa-brett-king-sobre-la-banca-del-futuro/

http://economia.elpais.com/economia/2015/05/09/actualidad/1431195384_102007.html

http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2015/12/07/5665870b268e3eea0e8b45df.html

http://ec.europa.eu/eurostat/tgm/table.do?tab=table&plugin=1&language=en&pcode=tin00099

http://ec.europa.eu/consumers/odr/

http://diariolaley.laley.es/

(1) Pacheco Jiménez, Mª N.: “Análisis de los servicios de pago en España: regulación y aspectos relevantes para el usuario”, Foro de Derecho Mercantil, núm. 47, 13-31, Colombia, 2015.

(2) La Unión Europea ha establecido para 2020 cinco objetivos en materia de empleo, innovación, educación, integración social y clima/energía. En cada una de estas áreas cada Estado miembro se ha fijado sus propios objetivos.
http://ec.europa.eu/europe2020/index_es.htm

(3) http://europa.eu/legislation_summaries/information_society/strategies/si0016_es.htm

(4) El Mercado Único Digital crea posibilidades de mejora de la eficiencia por valor de 260.000 millones de euros al año.
http://www.europarl.europa.eu/atyourservice/es/displayFtu.html?ftuId=FTU_ 5.9.4.html

(5) En él se analizan, entre otros, la zona única de pagos en euros —SEPA—, las tarjetas de pago, los pagos a través de internet, los pagos móviles, los proveedores de servicios de pago y la ciberseguridad.

(6) http://www.europarl.europa.eu/atyourservice/es/displayFtu.html?ftuId=FTU_ 5.9.4.html

(7) http://www.agenciasinc.es/Noticias/Espana-avanza-en-digitalizacion-pero-sigue-por-debajo-de-la-media-en-la-UE

(8) DOUE, núm. 337, de 23 de diciembre del 2015, pp. 35 - 127. http://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=DOUE-L-2015-82575

(9) http://in.tune.com/tmc-site-global-mobile-2016-thank-you
El estudio de Tune Marketing Console analizó 400.000 gigabytes de datos sobre marketing móvil de 249 países, y aporta conclusiones como que durante el 2015 fueron 400.000 las aplicaciones nuevas que llegaron a la tienda de Google; plataforma en la que también tuvo lugar 200.000 millones de descargas.

(10) http://www.vector-itcgroup.com/es/home/global y http://www.vector-itcgroup.com/sites/default/files/noticias/pdf/ndp_pago_movil.pdf

(11) http://www.xatakaciencia.com/tecnologia/la-moneda-mas-rentable-del-2015-fue-el-bitcoin

(12) Podría ser una alternativa a la tecnología NFC, cuyo alcance es de unos 20 cm., ya que emplea Bluetooth de baja energía para transmitir un identificador único universal recogido por una aplicación compatible pudiendo ser convertido en una localización física.

(13) http://www.ciospain.es/finanzas/los-bancos-decididos-a-impulsar-el-gasto-entecnologias-de-pago-en-2016

(14) Atendiendo al informe “El futuro del fintech y la Banca” (Accenture, 2015), la inversión global empresas fintech pasó de 4.050 millones de dólares en 2013 a 12.200 millones en 2014, estando Europa a la cabeza de este crecimiento. Aunque una gran parte de la inversión en fintech se sigue realizando en Estados Unidos, Europa es la región con un mayor índice de crecimiento, con un aumento del 215% en 2014 para llegar a 1.480 millones de dólares. Así, más de dos quintas partes —42%— del total europeo corresponde a Reino Unido e Irlanda, donde la inversión pasó de 264 millones de dólares en 2013 a 623 millones en 2014; en el resto de Europa, las zonas con niveles de inversión más altos en 2014 fueron los países nórdicos —345 millones de dólares, Holanda —306 millones— y Alemania —82 millones—. Pero este informe también señala que muchos Bancos tradicionales no están preparados para hacer frente a la revolución digital; según una encuesta realizada entre 25 altos ejecutivos del sector bancario que trabajan en innovación tecnológica, el 72% de los encuestados consideran que sus Bancos afrontan la trabajan en innovación tecnológica, el 72% de los encuestados consideran que sus Bancos afrontan la innovación digital de una manera fragmentada u oportunista, mientras que el 40% piensan que sus organizaciones tardan demasiado en adoptar nueva tecnología, lo que repercute negativamente en su capacidad para generar valor o no arroja ningún beneficio neto.
http://www.fintechinnovationlablondon.co.uk/programme-news/the-future-of-fintech-and-banking.aspx

(15) http://www.expansion.com/empresas/banca/2015/10/02/560e526b46163fef308b4573.html
http://www.centrodeinnovacionbbva.com/noticias/que-es-el-fintech-y-como-las-startups-quieren-innovar-en-los-servicios-financieros

(16) http://www.ebankingnews.com/noticias/una-nueva-aplicacion-de-moven-promueve-el-ahorro-y-elimina-los-silos-de-productos-0032260

(17) Según la duodécima edición del World Retail Banking Report —WRBR—, lanzado por Capgemini y Efma en 2015, la probabilidad de que los clientes dejen sus Bancos ha aumentado en todas partes, desde casi 4 puntos porcentuales a más de 12 puntos porcentuales en el último año, según la región.
https://www.es.capgemini.com/noticias/los-retos-de-la-banca-retail-relaciones-mas-debiles-con-los-clientes-y-amenazas-de-las
Supuesto especial es el de los clientes digitales nativos, es decir, los nacidos entre 1980 y 2000, o también denominados “millennials”. El 80% de estos no pisarán nunca una entidad bancaria ya que toda su relación con los Bancos se efectuará vía smartphone.
http://one.elpais.com/el-80-de-los-millennials-no-pisaran-jamas-una-oficina-bancaria-asi-piensa-brett-king-sobre-la-banca-del-futuro/

(18) http://economia.elpais.com/economia/2015/05/09/actualidad/1431195384_ 102007.html
http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2015/12/07/5665870b268e3eea0e8b45df.html

(19) http://ec.europa.eu/eurostat/tgm/table.do?tab=table&plugin=1&language=en&pcode=tin00099

(20) Diario La Ley, n.º 8679, Sección Hoy es Noticia, 12 de enero del 2016.http://diariolaley.laley.es/