Novedades en los requisitos para ser dependientes

Revista Nº 196 Jul. - Ago. 2016

En recientes interpretaciones la Oficina Jurídica de la DIAN, realizó precisiones en relación con los requisitos que se requieren para la deducción de dependientes.

En el Concepto 13742 de junio 2 del 2016, la entidad expresa que una persona natural (padre o hermano) declarante de renta por el requisito de patrimonio bruto pero que recibe ingresos inferiores a 260 UVT para ese año gravable, puede tener la calidad de dependiente siempre y cuando se soporte la situación económica por contador público.

Por lo anterior, un dependiente puede ser declarante de renta porque su patrimonio bruto en el último día del año gravable excede las 4.500 UVT y en ese sentido pagar el impuesto de renta por el sistema de renta presuntiva, aunque sus ingresos sean inferiores a 260 UVT.

En otro concepto, el 500 del 10 de junio 2016 señala que la condición de dependiente expresada en el numeral 3) del parágrafo 2º del artícu­lo 387-1 del estatuto tributario referida a “los hijos del contribuyente mayores de 23 años que se encuentren en situación de dependencia originada en factores físicos o psicológicos que sean certificados por medicina legal” debe entenderse que aplica a los hijos de cualquier edad respecto de los cuales se certifique esa condición por el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses o por las empresas administradoras de salud.

Toda vez, que el artículo 4º del Decreto 1070 del 2013, establece en relación con el cónyuge o compañero permanente, los hijos de cualquier edad y los padres o hermanos del contribuyente que la discapacidad originada en factores físicos o psicológicos será certificada para la aplicación de las deducciones respectivas mediante examen médico expedido por las entidades competentes, en ese sentido se reglamentó el artículo 387 del estatuto tributario, norma que establece las deducciones de la base de retención por el sistema ordinario.