Prima en colocación de acciones es un ingreso fiscal

Revista Nº 161 Sep.-Oct. 2010

Carlos Giovanni Rodríguez Vásquez  

Contador tributarista 

Debido a que el tratamiento contable y fiscal de la prima en colocación de acciones es diferente, algunos contribuyentes olvidan que esta partida es un ingreso fiscal que debe ser registrado en la declaración de renta. Este olvido puede generar que la administración tributaria requiera al contribuyente por un posible incremento patrimonial injustificado, como ocurrió en el caso estudiado por el Consejo de Estado.

Por tanto, se debe tener en cuenta que si bien para efectos contables la prima en colocación de acciones se contabiliza directamente en las cuentas del patrimonio, cuenta 3205 “Prima en colocación de acciones”, lo que hace que este valor no se registre en la cuenta de resultados, fiscalmente sí constituye un ingreso por cuanto produce un incremento en el patrimonio de la sociedad.

Razón por la cual, es importante tener en cuenta que es obligatorio declarar el valor de la prima en colocación de acciones como ingreso y darle el tratamiento de ingreso no constitutivo de renta cuando se mantenga en el superávit, o se capitalice con el cumplimiento de los requisitos que se exigen para ello, de lo contrario esta tendrá el carácter de renta gravable.

En el fallo también se precisa que para que la prima en colocación de acciones conserve fiscalmente su condición de ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional, es necesario probar que se mantiene contabilizada en la cuenta de superávit de capital, además que no existe ninguna norma legal que impida que el efectivo recibido por la prima pueda destinarse al pago de pasivos o gastos de la sociedad, pues lo que no se puede hacer es enjugar pérdidas sin haberse capitalizado, o distribuirla en calidad de dividendos.

Si bien en este caso en particular a pesar de no haberse incluido la prima en colocación de acciones dentro de los ingresos de la declaración de renta, el Consejo de Estado en aplicación del principio de verdad real sobre la forma, y dado el efecto neutro que conlleva su adición, aceptó el valor de la prima como incremento de capital justificante de la diferencia patrimonial. La recomendación es que siempre se dé a dicha prima el tratamiento de ingreso fiscal, con lo que se evitan explicaciones innecesarias ante las autoridades tributarias o un largo proceso como en el caso fallado por el Consejo de Estado. C.E., Sec. Cuarta, sent. jun. 17/2010. Exp. 16731, C.P. Martha Teresa Briceño.