Protección a la maternidad en contrato de aprendizaje

Revista Nº 176 Mar.-Abr. 2013

Luis Gabriel Mendoza Macanaz 

Abogado consultor independiente 

El constituyente y el legislador colombiano, han evidenciado una preocupación por la protección especial que merece la maternidad en las relaciones de trabajo.

Ahora bien, en el caso del contrato de aprendizaje, nos encontramos ante una relación jurídica que por mandato del legislador no hace parte de las formas de contratos de trabajo regulados por el Código Sustantivo del Trabajo. Partiendo de la anterior apreciación, debemos entender que la protección a la maternidad establecida para ese tipo de contratos no aplica a los contratos de aprendizaje por ser una modalidad distinta.

1. En caso de reconocimiento de licencia de maternidad (marco legal)

El contrato de aprendizaje tiene su propia regulación en la Ley 789 de 2002, la cual no hace una regulación directa ni precisa de los efectos que produce la maternidad durante la vigencia del precitado contrato.

El Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), en el año 2003, expidió el Acuerdo 15, que en su artículo 5º se refirió de manera expresa a las causales de suspensión del contrato de aprendizaje. Entre estas se encuentra la licencia de maternidad, y establece que produce la interrupción o suspensión del contrato.

Del mismo modo, el parágrafo del artículo 5º precisa que los efectos de la suspensión del contrato de aprendizaje son: i) Relevar al “empleador” del pago de la cuota de sostenimiento que por ley está obligada a pagar; y ii) El “empleador” debe continuar realizando los aportes al sistema de salud durante todo el tiempo que dure la licencia de maternidad.

Por lo anterior, resulta claro que si durante la vigencia del contrato de aprendizaje, a una aprendiz le es reconocida una licencia de maternidad, la consecuencia jurídica que se deriva de ello es la suspensión del contrato con los efectos anteriormente reseñados, y la obligación paralela para la EPS de pagar la licencia de maternidad que se produzca.

Es decir, la empresa patrocinadora no podrá terminar el contrato de aprendizaje de un aprendiz durante la vigencia de una licencia de maternidad, por cuanto el contrato de aprendizaje se encontraría suspendido hasta que la esa se dé por terminada por el cumplimiento del tiempo.

Por último, como el contrato se encuentra suspendido pero continúa vigente, esa aprendiz seguirá contando dentro de la cuota asignada a la empresa patrocinadora, sin que haya necesidad de pedir una nueva aprendiz o de monetizar para completar la cuota establecida por el SENA.

2. Protección en caso de terminación de contrato de aprendizaje cuando la aprendiz está en estado de embarazo

Teniendo como base el marco legal de la maternidad en los contratos de aprendizaje, debemos revisar lo que la Corte Constitucional ha manifestado sobre la protección laboral reforzada para la mujer embarazada en el contrato de aprendizaje.

La Corte Constitucional, en la Sentencia T-174 de 2011(1), se pronunció sobre el “Derecho a la estabilidad laboral reforzada de mujer embarazada en contrato de aprendizaje”, precisando que a pesar de que el contrato de aprendizaje, no es un contrato laboral, en materia de protección a la maternidad su tratamiento se equipara al contrato laboral, dando plena aplicación a “los principios de solidaridad, estabilidad laboral reforzada y protección laboral de la mujer en estado de embarazo y del que está por nacer”.

Así mismo, la Corte en la precitada sentencia, estableció que como consecuencia de la protección laboral reforzada de la mujer embarazada en el contrato de aprendizaje recaen en cabeza de la empresa patrocinadora, las siguientes obligaciones en favor de la aprendiz: “i) Estabilidad reforzada durante el contrato de aprendizaje y el periodo de protección por fuero de maternidad; ii) Pago de las cotizaciones correspondientes a salud sin importar en qué etapa del contrato de aprendizaje se encuentre; y iii) Pago del correspondiente apoyo de sostenimiento”.

Es decir, a juicio de la Corte Constitucional, el estado de embarazo por sí solo genera la protección laboral reforzada para la aprendiz embarazada, sin importar sí le ha sido reconocida una licencia de maternidad o no, produciendo los siguientes efectos:

1. Aplicación de las normas laborales de protección a la maternidad, en cuanto a presunciones, sanciones y obligaciones.

2. No produce la suspensión del contrato de aprendizaje, sino que obliga a restituir las cosas al estado en que se encontraba al momento de la terminación del contrato, con las consabidas consecuencias en cabeza de la empresa patrocinadora:

a. Ser reintegrada al cargo que venía desempeñando o a uno similar del mismo nivel;

b. Realizar las cotizaciones a salud ante la EPS dejadas de pagar;

c. Pagar las cuotas de sostenimiento dejadas de pagar a la aprendiz.

3. Conclusión

Visto así el panorama de la normatividad y la jurisprudencia de la Corte Constitucional, aplicable a la maternidad en los contratos de aprendizaje, debemos manifestar los siguientes puntos para tener en cuenta en caso de la ocurrencia de una situación como esta:

a. En caso del reconocimiento de una licencia de maternidad a una aprendiz en vigencia del contrato de aprendizaje, se producirá la suspensión de este con los efectos de:

1. Relevar al “empleador” del pago de la cuota de sostenimiento a que por ley está obligado a pagar; y

2. El “empleador” debe continuar realizando los aportes al sistema de salud durante todo el tiempo que dure la licencia de maternidad.

3. La EPS tendrá la obligación de pagar la licencia de maternidad.

b. Así mismo, en el caso de que la aprendiz se encuentre en estado de embarazo sin que le haya sido reconocida una licencia de maternidad, la aprendiz contará con la protección laboral reforzada por su estado de embarazo, y en caso de la terminación del contrato de aprendizaje tendrá los siguientes derechos:

1. Estabilidad laboral reforzada por el término de duración del estado de embarazo, la licencia de maternidad y el periodo de lactancia.

2. El contrato de aprendizaje solo podrá ser terminado con autorización del inspector de trabajo.

3. Obligación de la empresa patrocinadora de pagar la cuota de sostenimiento.

4. Obligación de la empresa patrocinadora de realizar los aportes a salud a la EPS.

(1) La sentencia de la Corte Constitucional T-906 de 2007 (M.P. Mauricio González Cuervo) es un primer acercamiento de la línea de la Corte, en la que no se desarrolla en extenso la tesis, pero sí se establece el derecho a la estabilidad laboral reforzada en materia de contrato de aprendizaje.