Reintegro de divisas para la prestación de servicios(1)

Revista Nº 159 Mayo-Jun. 2010

Andrea Carolina Martínez 

Abogada tributarista  

Mediante demanda de nulidad se solicitó determinar si se ajusta a derecho el artículo 6º del Decreto 2681 de 1999, que dispone que los exportadores de servicios para obtener la exención al impuesto sobre las ventas y el beneficio de no aplicación de retención en la fuente por ingresos deben, además de la inscripción en el registro nacional de exportadores, radicar la declaración escrita de los contratos previo reintegro de divisas (el aparte en negrilla fue demandado).

En el juicio de legalidad el Consejo de Estado consideró que la exención prevista en el estatuto tributario al impuesto sobre las ventas para la exportación de servicios no prevé el reintegro de divisas como un requisito para la procedencia del beneficio, como sí lo está para los servicios turísticos y hoteleros. Entonces, a pesar de que el gobierno puede establecer disposiciones de carácter tributario tendientes a mejorar el régimen jurídico del comercio exterior, el establecimiento de dicho requisito constituye un exceso en la facultad de reglamentación del gobierno, ya que esta debe referirse a asuntos que promuevan el comercio exterior y no a disposiciones tributarias especiales.

Además, debido a que las exportaciones de servicios no deben canalizarse a través del mercado cambiario, tampoco hay una justificación razonable del requisito adicional dispuesto por el reglamento, razón por la cual se declaró la nulidad del aparte acusado.

(1) C.E., Sec. Cuarta, Exp. 16469, C.P. Martha Teresa Briceño.