Fiscalía General de la Nación

RESOLUCIÓN 1014 DE 2012 

(Junio 28)

“Por medio de la cual se hace una delegación especial”.

El Fiscal General de la Nación,

en ejercicio de sus facultades constitucionales y legales y, en especial, las conferidas por los artículos 76, parágrafo 1º, de la Ley 734 de 2002, 11 y 13 de la Ley 938 de 2004, y

CONSIDERANDO:

Que el artículo 11 de la Ley 938 de 2004, numerales 29, 30 y 31, establece como funciones del Fiscal General de la Nación, la de conocer en segunda instancia las decisiones proferidas por la oficina de veeduría y control disciplinario interno de la entidad, conocer y resolver los impedimentos y recusaciones del jefe de la misma oficina y conocer y fallar en única instancia los procesos disciplinarios que se adelanten contra el jefe de la oficina de veeduría y control disciplinario interno, el secretario general y los directores nacionales;

Que en igual sentido, el parágrafo 1º del artículo 76 de la Ley 734 de 2002, otorga competencia al Fiscal General de la Nación para conocer de la segunda instancia de los procesos disciplinarios que adelante, en primera instancia, la oficina de control interno disciplinario de la Fiscalía General de la Nación;

Que el artículo 13 de la Ley 938 de 2004, faculta al Fiscal General de la Nación a “delegar en los servidores del más alto nivel de la Fiscalía General de la Nación las funciones de carácter legal que convengan al mejor cumplimiento de los objetivos de la entidad”;

Que de acuerdo con la jurisprudencia de la Corte Constitucional, sentada en las Sentencias C-873 de 2003 y C-472 de 1994, el Fiscal General de la Nación desarrolla funciones indelegables y otras que puede delegar en funcionarios de alto nivel de la entidad. Para el efecto, la Corte diferencia las funciones jurisdiccionales y las funciones administrativas que ejerce el Fiscal General de la Nación, para concluir que las primeras son indelegables cuando se trate de funciones cuya atribución goza de mandato constitucional expreso y, todas las demás, son delegables;

Que al analizar la cláusula general de delegación que en su momento regulaba el artículo 18 del Decreto-Ley 261 de 2000, cuyo contenido normativo es bastante similar al regulado en el artículo 13 de la Ley 938 de 2004, la Sentencia C-873 de 2003 de la Corte Constitucional dejó en claro que es válido constitucionalmente que el legislador autorice al Fiscal General de la Nación a delegar en el Vicefiscal General de la Nación el cumplimiento de funciones administrativas y las jurisdiccionales que considere pertinentes, salvo que se hubieren previsto en el artículo 251 de la Constitución como una competencia exclusiva e indelegable;

Que la delegación de funciones regulada en el artículo 13 de la Ley 938 de 2004 supone: i) el traslado de competencia a servidores de alto nivel de la fiscalía, ii) que las funciones delegadas tengan carácter legal, y iii) que la delegación busque el mejor cumplimiento de los objetivos de la entidad;

Que de acuerdo con la estructura orgánica y funcional de la Fiscalía General de la Nación (L. 938/2004), el Vicefiscal General de la Nación es un funcionario judicial de alto nivel de la entidad;

Que las funciones de conocimiento, trámite, fallo, impedimentos y recusaciones en desarrollo de procesos disciplinarios a cargo del Fiscal General de la Nación, tienen origen legal porque fueron previstas en los numerales 29, 30 y 31 del artículo 11 de la Ley 938 de 2004;

Que el traslado del ejercicio de las funciones reguladas en el parágrafo 1º del artículo 76 de la Ley 734 de 2002 y los numerales 29, 30 y 31 del artículo 11 de la Ley 938 de 2004, buscan disminuir el número de funciones administrativas a cargo del Fiscal General de la Nación, por consiguiente, hacer más eficiente el cumplimiento de las funciones misionales de la entidad;

Que por la naturaleza de la figura de la delegación, las funciones que con este acto administrativo se trasladarán al Vicefiscal General de la Nación, podrán reasumirse por el Fiscal General de la Nación cuando lo considere necesario, quien, de todas maneras, vigilará el desarrollo de la presente delegación;

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Delegar en el Vicefiscal General de la Nación, el ejercicio de las funciones y competencias reguladas en el parágrafo 1º del artículo 76 de la Ley 734 de 2002 y los numerales 29, 30 y 31 del artículo 11 de la Ley 938 de 2004.

ART. 2º—Ordenar la publicación de la presente resolución, por intermedio de la secretaría general de la Fiscalía General de la Nación, en los términos establecidos en la ley.

ART. 3º—Remitir copia de esta resolución al despacho del Vicefiscal General de la Nación.

ART. 4º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y contra ella no procede recurso alguno de conformidad con lo establecido en el artículo 49 del Código Contencioso Administrativo.

Notifíquese, comuníquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 28 de junio de 2012.