RESOLUCIÓN 1015 DE 2005 

(Abril 22)

“Por la cual se fijan los niveles permisibles de emisión de contaminantes producidos por las fuentes móviles con motor a gasolina y diesel, dentro del perímetro urbano del Distrito Capital y se toman otras determinaciones”.

El Director del Departamento Técnico Administrativo del Medio Ambiente, DAMA,

en uso de sus facultades legales, en especial las señaladas en los artículos 65, 66 y numeral 10 del artículo 31 de la Ley 99 de 1993, el artículo 68 del Decreto 948 de 1995, el Decreto Distrital 330 de 2003, y

CONSIDERANDO:

Que el artículo 65 de la Ley 99 de 1993, establece que corresponde en materia ambiental a los municipios y distritos, dictar con sujeción a las disposiciones legales reglamentarias superiores, las normas necesarias para el control, la preservación y la defensa del patrimonio ecológico.

Que el artículo 66 de la Ley 99 de 1993, establece que los municipios y distritos de más de un millón (1.000.000) de habitantes ejercerán dentro del perímetro urbano las mismas funciones atribuidas a las corporaciones autónomas regionales, en lo aplicable al medio ambiente urbano.

Que de acuerdo con lo establecido en el artículo 1º del Decreto Distrital 330 de 2003, el Departamento Técnico Administrativo del Medio Ambiente, DAMA, es la autoridad ambiental en el territorio delimitado por el perímetro urbano del Distrito Capital, razón por la cual ejerce las funciones que le atribuye la Ley 99 de 1993.

Que en virtud de lo anterior y en concordancia con lo dispuesto en el numeral 10 del artículo 31 de la Ley 99 de 1993, es función del DAMA, fijar dentro del área de su jurisdicción, los límites permisibles de emisión de contaminantes que puedan afectar el medio ambiente.

Que en el artículo 63 de la Ley 99 de 1993, se señala que con fundamento en el principio de rigor subsidiario las normas y medidas de policía ambiental; es decir, aquellas que las autoridades medioambientales expidan para la regulación del uso, manejo, aprovechamiento y movilización de los recursos naturales renovables, o para la preservación del medio ambiente natural, bien sea que limiten el ejercicio de derechos individuales y libertades públicas para la preservación o restauración del medio ambiente, o que exijan licencia o permiso para el ejercicio de determinada actividad por la misma causa, podrán hacerse sucesiva y respectivamente más rigurosas, pero no más flexibles, por las autoridades competentes del nivel regional, departamental, distrital o municipal, en la medida en que se desciende en la jerarquía normativa y se reduce el ámbito territorial de las competencias, cuando las circunstancias locales especiales así lo ameriten.

Que el Decreto 948 de 1995 contiene el reglamento de prevención y control de la contaminación atmosférica y protección de la calidad del aire y, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 68 de este decreto, corresponde al distrito, a través de su alcalde o del organismo del orden distrital al que le atribuya su ejercicio, en relación con la prevención y control de la contaminación del aire las siguientes funciones: dictar medidas restrictivas de emisión de contaminantes a la atmósfera cuando las circunstancias así lo ameriten, ejercer funciones de control y vigilancia distrital de los fenómenos de contaminación atmosférica e imponer las medidas correctivas que en cada caso correspondan, además impondrá a prevención de las demás autoridades competentes, las medidas preventivas y sanciones que sean del caso por la infracción a las normas de emisión de fuentes móviles en que se incurran dentro de su jurisdicción.

Que el artículo 70 del Decreto 948 de 1995 consagra respecto a la aplicación del principio de rigor subsidiario lo siguiente:

“Las corporaciones autónomas regionales y grandes centros urbanos, los departamentos, los municipios y distritos, en su orden, en su condición de autoridades ambientales, podrán adoptar normas específicas de calidad del aire y de ruido ambiental, de emisión de contaminantes y de emisión de ruido, más restrictivas que las establecidas por el Ministerio del Medio Ambiente, con fundamento en las siguientes consideraciones:

(...).

3. Para normas de emisiones:

a. Cuando mediante la medición de la calidad del aire, se compruebe que las emisiones descargadas al aire producen concentraciones de los contaminantes tales, que puedan alcanzar uno de los siguientes niveles de contaminación:

— El 75% de las concentraciones diarias en un año son iguales o superiores a los valores de la norma anual de calidad del aire o nivel anual de inmisión.

— El 30% de las concentraciones diarias en un año son iguales o superiores a los valores de la norma diaria de calidad del aire o del nivel diario de inmisión.

— El 15% de las concentraciones por hora en un año son iguales o superiores a los valores de la norma horaria o del nivel de inmisión por hora.

b. Cuando a pesar de la aplicación de las medidas de control en las fuentes de emisión, las concentraciones individuales de los contaminantes en el aire presenten un incremento pronunciado hasta alcanzar los grados y frecuencias establecidos en el literal a.

c. Cuando en razón a estudios de carácter científico y técnico se compruebe que las condiciones meteorológicas sean adversas para la dispersión de los contaminantes en una región determinada, a tal punto que se alcancen los grados y frecuencias de los niveles de contaminación señalados en el literal a”.

Que conjuntamente los ministerios de Medio Ambiente y Transporte, a través de las resoluciones 5 y 909 de 1996 reglamentaron los niveles permisibles de emisión de contaminantes producidos por fuentes móviles terrestres y definieron los equipos y procedimientos de medición de dichas emisiones.

Que resulta necesario tomar medidas que garanticen la disminución de los niveles de contaminación generada por fuentes móviles en el Distrito Capital, ya que de conformidad con los resultados arrojados por la red de monitoreo de calidad del aire del DAMA se observa que en los últimos dos años se vienen superando los niveles promedio anuales de material particulado total (PST) y de material particulado inferior a 10 micras (MP 10 ), de conformidad con los niveles establecidos en el Decreto 2 de 1982 y la Resolución 1208 de 2003. De acuerdo con el informe de la red de aire del DAMA, en el año 2004 la medición de MP 10 para 24 horas, registrada en la estación Merck muestra que de 7.260 promedios de 24 horas 5.502 (75.8%) promedios de 24 horas superan la norma anual de 80 ìg/m 3 . Para el mismo año, la medición de PST para un período de 24 horas, registrada en la estación Cazucá muestra que de 6.100 promedios de 24 horas, 5.282 (86.6%) superan la norma anual de 100 ìg/m 3 ; en la estación Sony los registros muestran que de 6.707 promedios de 24 horas, 5.872 (87.6%) superan la norma anual de 100 ìg/m 3 .

Con base en el comportamiento de las concentraciones de contaminantes detectadas y la distribución geográfica de las estaciones de la red, se puede concluir lo siguiente:

• Para el año 2004 en 9 de 11 de las estaciones de la red se obtuvieron registros de la concentración de MP 10 que incumplen la norma anual. El nivel de excedencia alcanza valores cercanos al 30%, es decir, el número de mediciones registradas que superan la máxima concentración permitida es del 30% del total de registros.

• De acuerdo con los datos analizados en el período 1999 a 2004, se verificó que la situación respecto de los niveles de MP 10 supera las normas establecidas, con una tendencia marcada de incremento de los niveles en las estaciones de monitoreo ubicadas en los sectores norte, noroccidente y centro de la ciudad.

• Respecto al SO 2 (dióxido de azufre) se verificó que en los últimos tres años se presentaron concentraciones superiores a la norma horaria en las estaciones Universidad Nacional y Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial.

Que los aumentos en la contaminación del aire se han visto reflejados en aumentos en la frecuencia de enfermedades respiratorias, tal como se muestran en estudios adelantados por el DAMA y la Secretaría Distrital de Salud.

Que los vehículos automotores son la principal fuente de emisión de gases a la atmósfera en la ciudad de Bogotá, tal como se muestra en el estudio adelantado por el DAMA en convenio con la Universidad de los Andes - 2002, para la estructuración del modelo fotoquímico de dispersión de contaminantes y el inventario de emisiones establecido.

Que el DAMA contrató con la Universidad Nacional de Colombia el estudio de “Evaluación y ajuste de la norma de emisiones para fuentes móviles en la ciudad de Bogotá”, en el cual se analizó la información sobre emisión en fuentes móviles recogida por la entidad durante cuatro (4) años, en desarrollo de los programas de certificación de gases vehiculares y de control de emisiones en vía, y se llegó a la conclusión que la norma existente que fija los límites permisibles es insuficiente para el control de las emisiones dentro del Distrito Capital, por lo cual los niveles de contaminación establecidos para las fuentes móviles deberían ser modificados y ajustados.

Que teniendo en cuenta las conclusiones a las que llegaron en los estudios técnicos mencionados y dado que en la ciudad se cumplen los requisitos previstos para invocar y aplicar el principio de rigor subsidiario consagrado en las normas ambientales, resulta necesario tomar medidas que procuren la disminución de los niveles de contaminación generada por fuentes móviles en el Distrito Capital.

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Para la correcta aplicación e interpretación de la presente resolución, se tendrán en cuenta las definiciones contenidas en el Decreto 948 de 1995, las resoluciones 5 y 909 de 1996 expedidas conjuntamente por los ministerios del Medio Ambiente y Transporte y en la Ley 769 de 2002, Código Nacional de Tránsito y aquellas que las modifiquen o sustituyan.

ART. 2º—Las fuentes móviles con motor a gasolina o diesel que circulen dentro del perímetro urbano, no podrán descargar al aire, monóxido de carbono (CO), hidrocarburos (HC), o material particulado, en cantidades o concentraciones superiores a las previstas en la presente resolución, salvo aquellas fuentes móviles que se encuentren exceptuadas por la ley o por normas de carácter superior.

PAR.—Los vehículos duales que estén habilitados para uso de gas natural y gasolina, deberán seguir cumpliendo con la normatividad sobre fuentes móviles, es decir con los límites permisibles para vehículos a gasolina fijados en la presente resolución y con la obtención y porte del correspondiente certificado de emisión de gases. Durante la realización de la prueba de emisiones para los vehículos duales, se verificará que funcionando a gasolina cumpla con los límites establecidos.

ART. 3º—La medición de los gases contaminantes se llevará a cabo según los procedimientos definidos por el Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial y por el Ministerio de Transporte y por aquellos establecidos o validados por el DAMA para tal fin, mediante equipos analizadores de gases y opacímetros acorde al tipo de combustible del vehículo.

PAR.—En desarrollo de los operativos de control de emisiones en vía, la prueba de los vehículos con motor a diesel y gasolina, se realizará de conformidad con los procedimientos y protocolos definidos por el Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial y por el Ministerio de Transporte, adicionalmente se podrá hacer uso de la tarjeta Ringelmann.

ART. 4º—Las fuentes móviles con motor a gasolina, durante su funcionamiento en condición de marcha mínima o ralentí y a temperatura normal de operación, no podrán emitir monóxido de carbono (CO) e hidrocarburos (HC) al aire, en cantidades que excedan los valores descritos en la siguiente tabla:

Límites máximos permisibles para vehículos con motor a gasolina

Año-Modelo% CO volumenHC ppm
2001 y posterior0.8200
1998-20000.8200
1996-19973450
1991-19953500
1981-19904650
1975-19804700
Anterior a 197451000

ART. 5º—Las fuentes móviles con motor a diesel, en condición de aceleración libre, no podrán descargar al aire humos cuya opacidad exceda los valores indicados en la siguiente tabla:

Límites máximos permisibles para vehículos con motor a diesel

Año modeloLivianoMedianoPesado
2001 y posteriores35%35%35%
1996-200040%40%40%
1991-199540%40%40%
1986-199040%40%40%
1981-198545%45%45%
1980 y anteriores45%45%45%

ART. 6º—El incumplimiento de las disposiciones contenidas en la presente resolución, acarreará las sanciones establecidas en el Código Nacional de Tránsito Terrestre, la Resolución 556 del 2003, la Ley 99 de 1993, y en las demás normas legales vigentes o aquellas que los modifiquen o sustituyan.

ART. 7º—Ordenar la publicación de la presente resolución en el boletín que para este efecto disponga la entidad y en el Registro Distrital.

ART. 8º—Remitir copia de la presente resolución al Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, para que de conformidad con el trámite previsto para la aplicación del principio de rigor subsidiario, decida sobre la conveniencia de prorrogar la vigencia establecida en esta resolución o le otorgue el carácter permanente.

ART. 9º—La presente resolución tendrá una vigencia transitoria de sesenta (60) días contados a partir de la fecha de su publicación. Esta vigencia podrá ser superior si el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial decide prorrogarla o dictar su permanencia, de conformidad con lo establecido en el artículo 63 de la Ley 99 de 1993.

ART. 10.—La presente resolución deroga todas las disposiciones del orden distrital que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 22 de abril de 2005.

_________________________________________________