Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales 

RESOLUCIÓN 1016 DE 1997 

(Marzo 3)

“Por medio de la cual se reglamenta el Decreto 1220 de 1996”.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

El Director de Impuestos y Aduanas Nacionales,

en ejercicio de las facultades legales, en especial de las conferidas por los ordinales c), d) y f) del artículo 13 del Decreto 2117 de 1992,

RESUELVE:

ART. 1º—Formulario de la declaración andina del valor. Los elementos relativos a la transacción comercial de las mercancías importadas, así como el detalle de los elementos integrantes del valor en aduana, deberán consignarse en la declaración andina del valor, DAV, formulario oficial DIAN 76.001.96, según anexo 1 de esta resolución, o el que lo modifique o sustituya.

El formulario consta de original y una copia que se distribuirán así:

— Original para el depósito habilitado conectado en el cual se encuentre la mercancía o para la administración de impuestos y aduanas, según el caso.

— La copia para del declarante.

En los casos de importaciones frecuentes o continuas de un mismo importador, o cuando se trate de una importación de grandes volúmenes de mercancías con multiplicidad y diversidad de subpartidas arancelarias, referencias o ítem, o que correspondan a más de dos facturas comerciales, se podrá entregar la declaración andina del valor a través de medios magnéticos, en el momento que así se disponga para la declaración de importación, con los requisitos y condiciones que sean establecidos para el efecto.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 2º—Aspectos generales del diligenciamiento. Por ser la declaración andina del valor un documento soporte de la declaración de importación, una vez sea diligenciada y se haya determinado el valor en aduana, la información pertinente deberá trasladarse a las correspondientes casillas de la declaración de importación.

En el diligenciamiento del formulario de la declaración andina del valor deberán tenerse en cuenta, los siguientes aspectos:

1. En cada declaración andina del valor pueden declararse hasta dos (2) subpartidas arancelarias, siempre que estén respaldadas por una sola factura comercial.

2. Deben diligenciarse las hojas 1 y 2 de la declaración andina del valor, siempre que se pueda aplicar el método 1, es decir en los casos de importación precedida de una venta y se cumplan con los demás requisitos señalados en el artículo 15 de esta resolución.

Cuando el método 1 no pueda ser aplicado por falta de alguno de los requisitos señalados en el acuerdo del valor del GAAT de 1994, deberá diligenciarse en su totalidad la hoja 1, anotando en la hoja 2 sólo los datos relativos al nombre, dirección, cargo y firma del declarante y fecha de elaboración del formulario.

En estos casos, siempre se revisará el valor en aduana y, para el efecto, la división operativa de la administración de impuestos y aduanas de la jurisdicción, remitirá los originales de las declaraciones de importación y andina del valor y de los documentos soporte, a la división de fiscalización para la investigación y determinación de valor en aduana correspondiente.

3. La descripción de la mercancía a detallar en cada ítem debe ser por producto, indicando subpartida arancelaria, características relativas a su tipo, clase, variedad, marca, modelo, año de fabricación, estado, unidad comercial y valor facturado.

No será necesario consignar los números de seriales utilizados por algunos fabricantes para la identificación individual de algunas mercancías.

Cuando se trate de empresas que desarrollen siempre la misma actividad, con importaciones que contemplen multiplicidad de referencias en una misma declaración de importación, a efectos de determinar el valor en aduana, se podrán agrupar por rangos de productos y promedios de precios, mercancías similares que hayan sido suministradas por el mismo proveedor, estén clasificadas bajo la misma subpartida arancelaria y la diferencia de precio entre una y otra referencia no supere el 25%.

4. Una vez diligenciada en su totalidad la descripción de la mercancía en forma desagregada por ítem para la primera subpartida arancelaria, puede continuarse en el renglón siguiente con la descripción correspondiente para la segunda subpartida, manteniendo el orden de los ítem cuando se pase a las casillas destinadas a marca comercial, modelos, estado de la mercancía y los demás que exige la sección II del formulario.

5. Si el espacio disponible para la descripción de la mercancía no fuere suficiente, podrán utilizarse cuantas hojas adicionales del formulario de la declaración andina del valor se requieran, relacionándolas en la casilla Nº 1 “hojas adicionales”.

6. En la casilla 42 el precio unitario en dólares (US$) deberá consignarse en términos FOB. Si el precio realmente pagado o por pagar se ha negociado en términos de entrega diferente, se harán las estimaciones necesarias para consignarlo en estos términos.

Se podrán utilizar tantas cifras decimales cuantas resulten del cálculo anterior que permitan obtener la mayor exactitud, en relación con el precio total declarado por la negociación.

En los casos de importaciones de mercancías transportadas por vía diferente a la marítima, en lugar del término FOB podrá consignarse en esta casilla, el importe unitario facturado en condiciones de entrega FCA “free carrier” (franco transportista), sin perjuicio de incluir en el valor en aduana todos los gastos que ocasionó el traslado de la mercancía desde el sitio de origen, hasta el lugar de importación a Colombia.

Este hecho no se considerará falta administrativa al tenor del numeral 4º del artículo 29 del Decreto 1220 de 1996, y será igualmente válido para el diligenciamiento de la casilla Nº 41 de la declaración de importación.

7. En los eventos en que la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales haya establecido precios oficiales, deberá diligenciarse la hoja 2 de la declaración andina del valor, con los datos reales de la transacción y las casillas relativas al valor de la declaración de importación se diligenciarán de la siguiente manera:

a) En caso que el precio facturado sea igual o superior al precio mínimo oficial, deberá trasladar la información consignada en la hoja 2 sección V de la declaración andina del valor, a las respectivas casillas de la declaración de importación;

b) En caso que el precio facturado sea inferior al precio mínimo oficial, deberá transcribir la diferencia entre el valor facturado y el precio mínimo oficial a las casillas Nº 43 y 64 “ajuste valor dólares US$” de la declaración de importación, y

c) En caso que el precio oficial esté dado en términos CIF, deberá transcribir la diferencia entre el valor facturado y el precio oficial CIF en las casillas Nº 43 y 64 “ajuste valor dólares US$” de la declaración de importación.

8. Cuando se aplique el método 1 el valor consignado en la casilla Nº 79 “valor de transacción declarado” de la(s) Declaración(es) Andina del Valor, deberá llevarse para cada subpartida a las casillas Nº 44 y 65 de la declaración de importación relativas al “valor aduana dólares US$”.

9. La declaración andina del valor será diligenciada y firmada por el importador quien podrá actuar a través de una sociedad de intermediación aduanera. Cuando el importador es una persona jurídica que actúa directamente, deberá firmar el representante legal de la misma.

10. La casilla correspondiente a “actuación aduanera (división operativa)” será diligenciada por el inspector cuando la declaración de importación sea seleccionada para inspección aduanera dentro del proceso de importación o por el funcionario de la división operativa o el depósito, según corresponda, cuando el levante sea automático.

11. La casilla correspondiente a “actuación aduanera (división fiscalización)” sólo será diligenciada cuando tenga lugar inspección aduanera por funcionario de la división de fiscalización.

12. Las casillas que no se diligencien deberán anularse llenándolas con un guión (-).

Además de los aspectos anteriores deberán tenerse en cuenta los consignados en el instructivo para diligenciamiento del formulario, según anexo 1 de esta resolución al igual que los códigos que deben utilizarse.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 3º—Obligación del diligenciamiento. Por cada declaración de importación cuyo valor FOB total contenido en la factura o contrato, sea igual o superior a US$ 5.000 dólares de los Estados Unidos de América o cuando se trate de valores fraccionados o envíos múltiples o fraccionados, que sumados igualen o superen este valor, deberá diligenciarse un formulario de la declaración andina del valor.

En los eventos en que el valor contenido en la factura o en el contrato no esté expresado en términos FOB, el importador deberá realizar las operaciones necesarias para adecuarlo a estos términos, sólo con fines de determinar la obligación del diligenciamiento.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 4º—Envíos fraccionados o múltiples y valores fraccionados. Para los efectos previstos en el inciso 3º del artículo 4º del Decreto 1220 de 1996, se consideran como:

1. Envíos fraccionados: los de aquellas mercancías que, constituyendo en su conjunto el objeto de una única negociación entre un comprador y un vendedor, no se presentan en una sola importación por exigencias de suministro, transporte, pago u otras razones y por ello se remiten en expediciones parciales, escalonadas o simultáneas, bien por la misma aduana, bien por aduanas diferentes.

2. Envío múltiple: se refiere a mercancías amparadas en distintas facturas comerciales consignadas a un mismo importador, emitidas por un mismo proveedor extranjero con diferentes documentos de transporte relacionados en el mismo manifiesto de carga.

3. Valor fraccionado: se considera que el valor ha sido fraccionado cuando las mercancías ingresan al país amparadas por el mismo documento de transporte y se declaran en diferentes declaraciones de importación con una misma factura comercial o con varias, expedidas por un mismo proveedor a un mismo destinatario.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 5º—Procedimiento simplificado de la declaración andina del valor. Podrán solicitar el procedimiento simplificado de la declaración andina del valor:

— Las industrias de transformación o ensamble reconocidas por el Ministerio de Desarrollo Económico y autorizadas por la administración de impuestos y aduanas de la jurisdicción, para declarar la importación de mercancías bajo la modalidad de transformación o ensamble.

— Las personas jurídicas reconocidas e inscritas por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales como usuarios aduaneros permanentes.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 6º—Inscripción. Los importadores que se encuentren en las condiciones previstas en el artículo anterior, para efectos de poder presentar declaración simplificada del valor, deberán inscribirse ante la subdirección operativa cumpliendo los siguientes requisitos:

1. Presentar solicitud de inscripción indicando el período objeto de la misma.

2. Demostrar que:

a) Se trata de mercancías que se declaran por la misma subpartida arancelaria y proceden del mismo proveedor, y

b) Que las condiciones de la transacción referidas a las secciones III y IV de la declaración andina del valor se mantengan constantes, en el período solicitado.

3. Haber realizado una importación y diligenciado la declaración andina del valor de mercancías idénticas a aquellas para las cuales se solicita procedimiento simplificado.

4. Anexar copia de la declaración de importación para la cual se diligenció la declaración andina del valor de que trata el numeral anterior, en la cual conste el levante otorgado por la administración de impuestos y aduanas.

5. Presentar certificación expedida por el revisor fiscal de la empresa solicitante, en la cual conste que la(s) declaración(es) andina del valor que se diligenciará(n) simplificadamente, cumplirá(n) los requisitos establecidos en este artículo y corresponderá(n) a mercancías idénticas y a las mismas condiciones de transacción señaladas en la declaración andina del valor a que se refiere el numeral 2º de este artículo.

La subdirección operativa, una vez estudiada la solicitud, expedirá la resolución registrándolo como importador autorizado para presentar declaración simplificada del valor, especificando la(s) subpartida(s) arancelaria(s), proveedor(es) correspondiente(s) y duración de la inscripción que no podrá exceder de un (1) año.

La casilla “resolución de aduana” se llenará con los datos de la resolución mediante la cual se efectuó la inscripción en el registro para el diligenciamiento simplificado de la declaración andina del valor.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 7º—Diligenciamiento simplificado. Quienes hayan sido inscritos por la subdirección operativa para presentar la declaración andina del valor simplificada no llenarán las casillas correspondientes a descripción de la mercancía, sección II, de conformidad con lo establecido en el artículo 6º de la Decisión 379 de 1995.

La información correspondiente deberá ser entregada, a más tardar el 30 de junio y el 31 de diciembre, para las declaraciones andinas del valor presentadas en el semestre respectivo, a través de medios escritos o magnéticos, relacionando en su totalidad los números de las declaraciones andinas de valor para las cuales se está presentando la información relativa a la descripción de la mercancía.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 8º—Incumplimiento. Cuando las circunstancias descritas en el numeral 2º del artículo 6º anterior varíen durante la vigencia de la inscripción, el interesado no podrá seguir aplicando el procedimiento simplificado de la declaración andina del valor y deberá informar dentro de los noventa (90) días siguientes a la ocurrencia del hecho a la subdirección operativa, so pena de incurrir en la falta administrativa y la sanción correspondiente, establecidas en el numeral 2º de los artículos 28 y 29 del Decreto 1220 de 1996, respectivamente. En consecuencia deberá cumplir los requisitos establecidos en el artículo 6º de esta resolución y tramitar una nueva inscripción.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 9º—Momento de la importación. Para todos los efecto en que deba tenerse en cuenta el momento de la importación, se considerará como tal, la fecha de llegada de la mercancía a territorio nacional, es decir, la fecha de recepción del manifiesto de carga en el puerto, aeropuerto o lugar de arribo.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 10.—Precios oficiales. Cuando el director de impuestos y aduanas nacionales de conformidad con el artículo 27 del Decreto 1220 de 1996, haya fijado precios oficiales para alguna mercancía, éstos serán de obligatorio cumplimiento y únicamente a efectos de percibir los tributos aduaneros; por lo tanto la base gravable de la mercancía deberá determinarse de acuerdo con ellos.

No podrán declararse valores inferiores a los precios mínimos oficiales ni valores diferentes a aquellos oficiales fijados en términos CIF.

Cuando el precio realmente pagado o por pagar sea diferente al precio mínimo oficial, para efectos de la determinación del valor en aduana deberá declararse el mayor de los dos, como se señala en el numeral 7º del artículo 2º de esta resolución.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 11.—Precios de referencia. Los precios de referencia definidos en el artículo 1º del Decreto 1220 de 1996 deben tomarse con carácter indicativo como una medida de control durante la diligencia de inspección aduanera. Para el efecto, servirán como fundamento de las controversias que se generen entre la administración y el importador; el mismo precio tomado como referencia, aplicará para la liquidación del monto de la garantías que deban constituirse.

No obstante, en el control posterior podrán ser tomados como base para la valoración de mercancías idénticas o similares, una vez se hayan agotado rigurosamente los métodos de 1 a 5 del acuerdo de valor del GATT de 1994, inclusive con mayor flexibilidad.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 12.—Control durante la diligencia de inspección aduanera. El inspector aduanero al realizar el examen de la declaración andina del valor tendrá en cuenta los siguientes aspectos:

a) Que la(s) declaración(es) andina del valor esté(n) identificada(s) con el mismo número del autoadhesivo colocado por la entidad bancaria a la declaración de importación y que exista correspondencia de los datos consignados en ambos formularios y sus documentos soporte;

Cuando se presente y entregue declaración de corrección o de modificación deberá diligenciarse una nueva declaración andina del valor que soporte la nueva declaración de importación;

b) Que la(s) factura(s) comercial(es) sea(n) el(los) documento(s) original(es), expedido(s) por el proveedor o el exportador de la mercancía y corresponda(n) a la(s) indicada(s) en la(s) declaración(es) andina del valor cumpla con todos los requisitos señalados en el artículo 23 de esta resolución;

c) Que la(s) factura(s) y los demás documentos con que se acredite cualquiera de los elementos conformantes del valor en aduana, no presenten borrones, enmendaduras o muestra de alguna adulteración. En caso contrario, dejará constancia en la diligencia de inspección, se autorizará el levante previa constitución de garantía, según lo previsto en el literal b) del artículo 14, y dará traslado de la declaración de importación junto con los documentos soporte a la división de fiscalización para la investigación correspondiente, sin perjuicio de las acciones penales que adelante la fiscalía u otro organismo competente para determinar la posible falsedad en tales documentos;

d) Que, de conformidad con el artículo 10 de esta resolución, para la determinación de la base gravable se hayan tomado en cuenta los precios oficiales establecidos para la mercancía importada;

e) Que el valor declarado no sea inferior al precio de referencia o valores que hayan sido aceptados por la administración de impuestos y aduanas en declaraciones de importación anteriores de mercancías idénticas o similares, y

f) Que la declaración andina del valor esté debidamente firmada por el declarante, se indique el cargo y se estampe el sello correspondiente cuando el declarante sea una persona jurídica.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 13.—Controversia de valor. Cuando durante la diligencia de inspección en el proceso de importación se presente controversia de valor se efectuará así:

a) Si la controversia se origina en razón a que el valor declarado es inferior al precio oficial, se autorizará el levante si una vez formulado el requerimiento especial aduanero, el declarante corrige y cancela las sanciones y los mayores valores propuestos en dicho requerimiento, de conformidad con la disposiciones vigentes;

b) Cuando la controversia se origine en razón a que el valor declarado es inferior al precio de referencia, o el inspector con base en datos objetivos y cuantificables tuviere dudas sobre el valor declarado, sólo autorizará el levante, si dentro de los dos (2) días hábiles siguientes a la suspensión de la diligencia, el declarante aporta los documentos que acrediten que el valor declarado representa la cantidad efectivamente pagada o por pagar, con los ajustes correspondientes, o dentro de los cinco (5) días siguientes a la práctica de la inspección constituye una garantía, en la forma dispuesta en el literal a) del artículo 14 de esta resolución;

c) Cuando, con base en datos objetivos y cuantificables, tuviere dudas de la veracidad o exactitud de los documentos con que se acredite cualquiera de los elementos conformantes del valor en aduana, el inspector sólo autorizará el levante, si el declarante aporta las pruebas en la forma y términos señalados en el literal anterior o constituye una garantía de la manera prevista en el literal b) del artículo 14 de esta resolución.

Vencido el término de que tratan los literales b) y c) anteriores sin que el declarante constituya la garantía allí prevista, u otorgada y aprobada la misma, se continuará la investigación correspondiente con el propósito de determinar si hay lugar a formular liquidación oficial de revisión del valor.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 14.—Constitución y objeto de la garantía. El importador deberá constituir ante la división operativa de la administración respectiva, una garantía bancaria o de compañía de seguros a favor de la Nación-UAE Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, por el término de un (1) año:

a) Por el cien por ciento (100%) de los tributos aduaneros que pudiesen causarse, por la diferencia entre el valor declarado por el importador y el precio de referencia o el que el inspector establezca con base en datos objetivos y cuantificables, y

b) Por el cien por ciento (100%) de los tributos aduaneros correspondientes, aun cuando no haya lugar al pago de éstos.

Tales garantías tienen por objeto asegurar el valor de los tributos aduaneros y, en todos los casos, el monto a garantizar incluirá el valor de las sanciones que pudieran ocasionarse por comisión de faltas administrativas, de conformidad con los artículos 28 y 29 del Decreto 1220 de 1996.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 15.—Aplicación del método 1. El método 1 o método del “valor de transacción” se aplicará sólo cuando concurran las siguientes circunstancias:

1. Que la mercancía importada haya sido objeto de una transacción que implique una transferencia internacional efectiva, es decir, se haya realizado una venta inmediatamente anterior a la exportación con destino a Colombia.

2. Que exista y se demuestre documentalmente un precio efectivamente pagado o por pagar directa o indirectamente al vendedor de la mercancía importada, así no implique una transferencia efectiva en dinero ya que el pago puede efectuarse a través de carta de crédito o de otros instrumentos negociables.

3. Que si hay lugar a ello, el precio pagado o por pagar por las mercancías importadas pueda ajustarse, con base en datos objetivos y cuantificables, de acuerdo con lo previsto en el artículo 8º del acuerdo del valor del GATT de 1994.

4. Que se cumplan todas las condiciones exigidas en el literal a) del artículo 1º del acuerdo del valor del GATT de 1994, esto es:

— Que no existan restricciones a la cesión o utilización de las mercancías excepto las que sean impuestas por la ley o las autoridades colombianas; establezcan limitaciones geográficas para la venta o, no afecten sustancialmente el precio de la mercancía.

— Que en caso de existir condición o contraprestación de la cual dependa la venta o el precio de la mercancía a valorar su valor pueda determinarse con relación a dicha mercancía.

— Que el comprador no esté obligado a girar al vendedor parte del beneficio obtenido por la reventa de la mercancía a menos que pueda establecerse el importe a girar con el fin de adicionarlo al precio pagado o por pagar.

— Que si existe vinculación entre el comprador y el vendedor, aquél demuestre que tal circunstancia no influye en el precio pactado por la compraventa de la mercancía.

Para efecto de lo previsto en el artículo 18 del Decreto 1220 de 1996, se considerarán como precios aceptados por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, los precios fijados como referencia por el director de esta entidad mediante circular, o los incorporados al banco de datos como resultado de los estudios de valor, así como los declarados por importadores no vinculados con su proveedor o los publicados en fuentes especializadas, para mercancías idénticas o similares.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 16.—Precio pagado o por pagar. A efectos de establecer el precio realmente pagado o por pagar a que se refiere el numeral 2º del artículo anterior, se entenderá que existe un pago directo, cuando el precio se cancela por el comprador al vendedor e indirecto, en el caso que el comprador como parte del pago de la mercancía, asuma la cancelación de un servicio u obligación que esté a cargo del vendedor o si el vendedor compensa del precio de la mercancía el importe de alguna deuda que hubiere contraído con el comprador.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 17.—Descuentos recibidos. Los descuentos o rebajas otorgados por el vendedor de la mercancía importada serán tenidos en cuenta para la determinación del valor en aduana siempre que:

a) No se trate de descuentos retroactivos, es decir aquéllos que se conceden por mercancías importadas con anterioridad a aquella a la que se está aplicando la rebaja o descuento;

b) Se cumplan los presupuestos o condiciones que sustentan en descuento o rebaja, de tal forma que se demuestre que el importador se ha beneficiado del mismo, y

c) En la factura comercial se indique separadamente del precio realmente pagado o por pagar, el importe y concepto de la rebaja.

Los descuentos consignados en el documento contractual que hayan sido tenidas en cuenta por la aduana en el proceso de importación, serán desestimados si con posterioridad a éste en un proceso de fiscalización, la aduana determina que no se cumplieron las circunstancias convenidas para el otorgamiento, sin perjuicio de las sanciones a que haya lugar como consecuencia del aumento de la base gravable que resulte.

PAR.—Podrán aceptarse descuentos en especie, cuando la mercancía adquirida sea sensible al daño, pérdida natural o deterioro, por ejemplo bombillos, pollos menores de 185 gramos y otros animales importados para cría industrial, que compense las rebajas ocasionadas durante el transporte, siempre y cuando se cumplan los requisitos anteriores.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 18.—Adiciones al precio pagado o por pagar. De conformidad con el numeral 3º del artículo 15 de esta resolución, cuando haya lugar, el precio pagado o por pagar deberá reflejar los elementos enumerados en el artículo 8º del acuerdo del valor del GATT de 1994. Si el precio no refleja estos elementos, debe ajustarse teniendo en cuenta los gastos a que se refieren dichos elementos, siempre y cuando hayan sido sufragados por el comprador y se refieran únicamente a los siguientes conceptos:

a) Comisiones de venta;

b) Corretajes;

c) Costo de envases y embalajes que a efectos aduaneros se consideren como formando un todo con las mercancías de que se trate;

d) Gastos de mano de obra y materiales necesarios para el embalaje con el propósito de la exportación de la mercancía;

e) El valor, debidamente repartido, de los bienes y servicios que el comprador haya suministrado directa o indirectamente, en forma gratuita o a precios reducidos para que se utilicen en la producción y venta para la exportación a Colombia de las mercancías importadas, bienes y servicios que se refieren a:

i) Materiales, piezas y elementos, partes y artículos análogos que hayan sido incorporados a las mercancías importadas;

ii) Herramientas, matrices, moldes y elementos análogos utilizados para su producción;

iii) Materiales consumidos en su producción;

iv) Ingeniería, creación y perfeccionamiento, trabajos artísticos, diseños, planos y croquis realizados fuera de Colombia y necesarios para la producción de las mercancías que fueron importadas;

f) Regalías o derechos que el comprador deba pagar directa o indirectamente como condición de venta de la mercancía importada por utilización de una marca extranjera, equipo industrial, comercial o científico, know how, fórmula o cualquier diseño, procedimiento o modelos patentados, así como derechos de autoría de obra artística o literaria, trabajos científicos incluyendo películas cinematográficas, que estén relacionados con la mercancía objeto de valoración;

g) El valor del beneficio o utilidad obtenida por la reventa, cesión o utilización posterior de las mercancías importadas, que el comprador deba girar directa o indirectamente al vendedor;

h) Acarreos, manejo, manipulación, adaptación para la exportación, carga y, cualquier otro gasto ocasionado en el país de exportación relacionado con la venta y entrega de la mercancía importada hasta el lugar de embarque;

i) Fletes desde el primer lugar de embarque de la mercancía hasta el puerto o lugar de importación. Si la mercancía ha sufrido varios trayectos antes de su llegada a Colombia, deberán tenerse en cuenta los fletes, carga, descarga y manipulación pagados durante todos estos trayectos;

j) Costo o alquiler de los contenedores utilizados para el transporte de la mercancía, y

k) El valor de la prima de seguro que efectivamente se haya pagado o que corresponda por el transporte de la mercancía desde su sitio de origen hasta el lugar de importación a Colombia.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 19.—Deducciones al precio pagado o por pagar. El valor en aduana no comprenderá los siguientes gastos o costos:

a) Comisiones de compra;

b) Derechos de reproducción;

c) Las prestaciones realizadas por el comprador en Colombia para comercializar las mercancías importadas, tales como publicidad, garantía y asistencia a ferias de exposición;

d) Gastos pagados por sobrestadía de los buques en puerto colombiano, descarga y manipulación en el lugar de importación;

e) Construcción, armado, instalación, montaje, mantenimiento y asistencia técnica realizados después de la importación en relación con las mercancías importadas tales como maquinaria o equipo industrial;

f) Derechos de aduana u otros impuestos pagados por la importación de la mercancía de que se trata;

g) Intereses, siempre que se cumpla con los requisitos establecidos en el artículo 7º de la Decisión 378 de la Comisión del Acuerdo de Cartagena;

h) Transportes o acarreos ocurridos con posterioridad a la llegada de la mercancía al lugar de importación a Colombia, e

i) Los pagos por dividendos y cualquier otro concepto que no guarde relación con la mercancía importada.

Podrán deducirse cuando estén incluidos en el precio pagado o por pagar y se distingan, los costos o gastos de los literales a), d), e), f ), g) y h).

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 20.—Casos de duda sobre influencia de la vinculación en el precio pagado o por pagar. Cuando en desarrollo de un proceso de fiscalización posterior, se considere que la vinculación entre el comprador y el vendedor ha influido en el precio, la división de fiscalización o quien haga sus veces, comunicará al declarante los motivos por los cuales considera inaceptable el valor de transacción.

Dentro de los quince (15) días hábiles siguientes al envío de dicha comunicación, el declarante podrá demostrar que dicho valor no ha sido influido por la vinculación, aportando las pruebas que considere pertinentes a través de:

a) El análisis de las circunstancias de la venta referidas a condiciones particulares de la negociación que determinaron el precio, y que son igualmente válidas en ausencia de vinculación para compradores independientes. Como ejemplo, cotizaciones obtenidas de otros vendedores no vinculados, contratos de compraventa, escalas de precio del vendedor, cantidades adquiridas, y

b) La demostración que el valor declarado por las mercancías satisface uno cualquiera de los valores señalados como criterio en el artículo siguiente y que, por lo tanto, es aceptable a los efectos de lo dispuesto en el artículo primero del acuerdo del valor del GATT de 1994.

Vencido el término de que trata el presente artículo, sin que el importador haya dado respuesta o si las explicaciones suministradas no fueren suficientes para considerar aceptable el valor de transacción, la autoridad aduanera determinará el valor en aduana de las mercancías importadas con arreglo a los dispuesto en los métodos subsiguientes de acuerdo con lo previsto en los artículos 12 y 13 del Decreto 1220 de 1996.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 21.—Valores criterio. De conformidad con la definición del artículo 1º del Decreto 1220 de 1996 y en concordancia con el párrafo 2 b) del artículo 1º del acuerdo del valor del GATT de 1994, únicamente se considerará un valor como criterio de valoración, cuando haya sido aceptado por la administración de impuestos y aduanas para mercancías idénticas o similares nacionalizadas por otros importadores no vinculados con su vendedor, siempre que:

a) El valor de la mercancía idéntica o similar tomada para la comparación haya sido determinado con el método 1 (método del valor de transacción) y, esté vigente en el mismo momento o un momento aproximado a la exportación para Colombia de la mercancía objeto de valoración, y

b) El valor en aduana de la mercancía idéntica o similar tomada para la comparación, haya sido determinado mediante la aplicación del método 4 (método deductivo) y se encuentre vigente en el mismo momento o un momento aproximado a la importación de la mercancía objeto de valoración.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 22.—Utilización de los valores criterio. Los valores criterio sólo podrán utilizarse por importadores vinculados con su vendedor, únicamente con fines de comparación, para lograr la aceptación del valor de transacción, siempre que el valor de transacción declarado por el importador vinculado, se aproxime mucho a uno de los valores señalados en los literales a) o b) del artículo anterior.

Para establecer la aproximación de un valor declarado a un valor tomado como criterio, en cada caso deberán considerarse como factores determinantes, la naturaleza de la mercancía importada, la naturaleza de la rama de la producción a la cual ésta corresponde, la temporada durante la cual se importó la mercancía y, si desde el punto de vista comercial, el valor en aduana de la mercancía importada y el tomado como criterio son semejantes.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 23.—Requisitos de la factura comercial. De conformidad con “las reglas y usos uniformes relativos a los créditos documentarios” contenidas en la publicación 500 de la Cámara de Comercio Internacional, la factura comercial que debe presentar el importador de una mercancía contendrá como mínimo los siguientes datos:

1. Fecha de expedición.

2. Nombre del vendedor.

3. Nombre del comprador.

4. Descripción de la mercancía.

5. Cantidad y precio a pagar por la mercancía objeto de negociación.

6. Condiciones de entrega de la mercancía, de conformidad con los Términos Comerciales Internacionales, Incoterms, establecidos por la Cámara de Comercio Internacional.

PAR.—Cuando, en el control posterior al levante de la mercancía, la administración encuentra que la factura comercial presenta borrones, enmendaduras o adulteraciones, la autoridad aduanera le exigirá al importador una explicación complementaria y la presentación de otros documentos que acrediten que el valor declarado representa la cantidad efectivamente pagada o por pagar con los ajustes correspondientes.

Si transcurridos quince (15) días hábiles, a partir de la solicitud, ésta no es atendida o no es satisfactoria la respuesta dada, la aduana comunicará por escrito al importador, dentro de los ocho (8) días hábiles siguientes al vencimiento de tal término, los motivos para dudar de la veracidad o la exactitud de los documentos y que por tal razón el valor en aduana de las mercancías de que se trate no se determinará con el método “valor de transacción”, es decir, el método 1.

El valor en aduana se determinará conforme las normas de valoración vigentes, sin perjuicio de las acciones penales que resulten de la investigación sobre la autenticidad del documento.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 24.—Comprobación del valor de los gastos de transporte y de seguro. El valor de los fletes a consignar en la declaración andina del valor es el pactado por las partes en el contrato de transporte, que por ser en ocasiones verbal se comprueba con el conocimiento de embarque, la guía aérea o la carta de porte. Así mismo el valor que debe consignarse por gastos de seguro es el correspondiente a la prima pagada por este concepto, el cual se encuentra en la póliza expedida por la compañía aseguradora. Estos documentos atestiguan las condiciones contractuales.

De conformidad con el artículo 20 del Decreto 1220 de 1996, cuando los gastos de manejo y entrega de la mercancía, referidos a carga y manipulación en el exterior, transporte y seguro hasta el lugar de importación no se hayan causado, han sido gratuitos o efectuados por medios o servicios propios del importador, las tarifas normalmente aplicables deberán comprobarse con certificados debidamente expedidos por compañías que presten servicios de transporte o de seguro internacional.

En esta certificación debe constar además del nombre comercial de la mercancía, la tarifa cobrable y el concepto, valor, peso, volumen u otros, sobre la cual ésta se aplica.

En caso que el importador no acredite el pago, o no aporte la certificación que demuestre las tarifas o primas normalmente aplicables para estos servicios, se descartará el valor de transacción y se valorará por los métodos siguientes establecidos por el acuerdo del valor del GATT de 1994.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 25.—Declaración provisional. Las circunstancias según las cuales el importador puede declarar provisionalmente alguno de los importes que integran el valor de transacción están referidas únicamente:

a) Compraventa a precio revisable para exportación al país de importación, en este caso deberá indicar en la casilla Nº 29 “naturaleza de la transacción” de la declaración andina del valor el código 12, y

b) Cuando por un acuerdo con su proveedor, el importador debe pagarle como condición de venta, un canon o regalía por derechos de licencia, parte del beneficio o utilidad, o cualquier otro producto obtenido por la reventa, cesión o utilización de la mercancía importada y en el momento de la importación el importe de dichos pagos es estimado; en estos casos indicará la provisionalidad del valor declarado por estos conceptos, en la casilla Nº 80 de la declaración andina del valor.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 26.—Cláusulas de revisión de precios. Cuando el precio consignado en la declaración andina del valor tiene carácter provisional, el importador, para obtener el levante de la mercancía, además de anexar el contrato de compraventa que acredite tal circunstancia y cancelar los tributos aduaneros que correspondan al valor declarado, debe otorgar una garantía por el término de 9 meses, equivalente al diez por ciento 10% del valor en aduanas declarado en forma provisional, con el fin de responder por la obligación de presentar y entregar la declaración de corrección, en donde señale el valor definitivo y de pagar los tributos aduaneros a que haya lugar, en caso que el valor definitivo resulte superior al declarado inicialmente.

El importador debe presentar la declaración de corrección dentro de los seis (6) meses siguientes a la fecha de presentación de la declaración inicial, sin que haya lugar al pago de sanción. Dicho plazo podrá prorrogarse por una sola vez y por término no mayor a seis (6) meses, previa solicitud del importador presentada ante la división operativa, con una antelación no inferior a quince (15) días al vencimiento del término inicial. En este caso deberá ampliarse la garantía por el mismo lapso de la prórroga.

En caso de no presentar y entregar la declaración de corrección en donde se señale el valor definitivo y cancelar los tributos aduaneros que correspondan, se declarará el incumplimiento y se ordenará hacer efectiva la garantía, sin perjuicio de la aplicación de la sanción por corrección del valor en aduana a que haya lugar de conformidad con lo previsto en el artículo 29 del Decreto 1220 de 1996.

Antes del vencimiento del término establecido para presentar la declaración de corrección, el importador deberá comunicar por escrito a la división operativa de la administración de impuestos y aduanas respectiva, si el precio declarado como provisional es el definitivo y anexar el documento contractual que lo acredite, a efectos que le sea cancelada la garantía. En caso de no dar aviso, la administración de impuestos y aduanas declarará el incumplimiento y ordenará hacer efectiva la garantía constituida por el importador.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 27.—Aplicación de los métodos 2 y 3. Para la valoración de las mercancías mediante aplicación de los métodos 2 “valor de transacción de mercancías idénticas” o 3 “valor de transacción de mercancías similares”, se considerará que un valor ha sido aceptado por la aduana, cuando se ha comprobado mediante estudio técnico practicado por la administración aduanera con posterioridad a la importación, su conformidad con las normas sobre valoración que estén vigentes; o, cuando el estudio técnico es anterior a ésta pero se fijó, mediante resolución del director de impuestos y aduanas nacionales, un porcentaje de ajuste de valor permanente, de acuerdo con lo previsto en el artículo 35 del Decreto 1220 de 1996.

En todo caso, para la valoración mediante aplicación de estos métodos, únicamente podrán tomarse en consideración “valores de transacción”, es decir valores en aduana determinados con el método 1.

Los ajustes relativos a nivel comercial y/o cantidades que deba efectuarse, en relación con las diferencias que por estos conceptos presenten las mercancías importadas, frente a la idénticas o similares consideradas, deberán realizarse con fundamento en listas de precios expedidas por el proveedor de la mercancía. Tales documentos deberán cumplir los requisitos señalados por el Código de Procedimiento Civil para las pruebas expedidas en el exterior.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 28.—Aplicación del método 4. Para la determinación de valor en aduana conforme al método deductivo deberán tenerse en cuenta los siguientes aspectos:

a) El cálculo deberá efectuarse, a partir del precio de venta unitario al que se venda en Colombia la mayor cantidad total de las mercancías objeto de valoración. En caso de que éstas no se importen para la venta o al momento de determinar el valor en aduana no han sido vendidas, se utilizará el precio de venta unitario fijado por el mismo importador u otros importadores a mercancías idénticas o en su defecto, mercancías similares a la importada;

b) Las deducciones que pueden efectuarse al precio de venta unitario se refieren a los siguientes conceptos:

i) Las comisiones pagadas o convenidas por el importador, como retribución a terceros que venden en Colombia en su representación las mercancías.

ii) El importe del beneficio y gastos generales cargados habitualmente, en relación con las ventas en Colombia de las mercancías importadas u otras idénticas o similares.

iii) Gastos de transporte y de seguro u otros en que haya incurrido el importador, con posterioridad a la importación a Colombia de las mercancías.

iv) Los derechos de aduana y otros impuestos pagaderos por la importación o venta de las mercancías;

c) Cuando se deduzcan gastos por comisiones pagadas por el importador no deberá deducirse importe de gastos generales y beneficio;

d) De los anteriores conceptos, deberán deducirse sólo las partidas que realmente estén incluidas para conformar el precio de venta, salvo en el caso de gastos generales y beneficio. Cuando las cifras reportadas por el importador no concuerden con las usuales en la rama comercial, relativas a ventas en el país de mercancías importadas, deberán deducirse las tarifas normalmente aplicables en el sector económico de que se trate y no las comunicadas por el importador;

e) Cuando el precio de venta informado por el importador incluya derechos antidumping o compensatorios, éstos deberán deducirse, y

f) Cuando se trate de gastos que por norma deben integrar el valor en aduana de conformidad con el artículo 18 de esta resolución y estén incluidos en el precio de venta de la mercancía, no se restarán aun cuando se hayan sufragado en el país.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 29.—Aplicación del método 6 del último recurso. Cuando el valor en aduana no pueda determinarse de conformidad con los métodos de que tratan los numerales 1º a 5º del artículo 12 del Decreto 1220 de 1996, se determinará aplicando el método 6 a través de una segunda vuelta de dichos métodos en estricto orden, pero utilizando una flexibilidad razonable en la apreciación de las exigencias que cada uno de ellos contiene. A manera de ejemplo:

a) En el método 1:

i) Puede tomarse el valor comercial de la mercancía dada en trueque para establecer el precio de la mercancía importada, a no ser que en el contrato se encuentre estipulado un precio, caso en el cual será éste el que se tome.

ii) En el caso de arrendamiento con opción de compra si ésta puede ejercitarse al comienzo del contrato, podrá tomarse el precio que se haya señalado en la opción para la mercancía objeto de valoración;

b) En los métodos 2 y 3:

i) No será indispensable que las mercancías idénticas o similares hayan sido exportadas en el mismo momento o en un momento aproximado que las mercancías que son objeto de valoración.

ii) Podrá tomarse información disponible de mercancías idénticas o similares que hayan sido producidas en un país distinto del que se produjeron o fabricaron las mercancías que se valoran.

iii) Los valores en aduana determinados por la autoridad aduanera para mercancías idénticas o similares podrán tomarse como base de valoración aun cuando tal determinación no provenga de la aplicación del método 1, y

c) En el método 4:

i) Puede tratarse de manera flexible el aspecto previsto en el artículo 23 literal a) del Decreto 1220 de 1996, en el sentido de considerar las mercancías a valorar y las idénticas o similares a éstas, así no hayan sido vendidas en el mismo estado en que fueron importadas.

ii) También puede tomarse como base de partida para la aplicación de este método en forma flexible, el precio de venta interno de la mercancía importada o de las idénticas o similares a ella, en fecha más allá de los noventa (90) días a la importación de las mismas.

Si aún aplicando con criterios flexibles los métodos del 1 al 5 no es posible efectuar la valoración de la mercancía se acudirá a cualquier método razonable, siempre y cuando sea compatible con los principios y las disposiciones del acuerdo del valor del GATT de 1994 y no contraríe los principios del artículo VII del GATT de 1994. Como por ejemplo, utilizar como base de valoración precios de referencia y los casos especiales previstos en el artículo 30 de esta resolución.

En ningún caso so pretexto de la razonabilidad, podrán utilizarse períodos de tiempo superiores a ciento ochenta (180) días a efectos de establecer el momento aproximado, o basarse en alguno de los siguientes criterios:

— Precio de venta en Colombia de mercancías producidas en este país.

— Utilizar el más alto de dos (2) valores posibles.

— Precio al que se venden internamente las mercancías en el país de exportación.

— Valores arbitrarios o ficticios.

— Precio de mercancías vendidas para la exportación a un país distinto a Colombia.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 30.—Casos especiales. Para los casos de que trata el artículo 26 del Decreto 1220 de 1996, cuando no sea posible determinar el valor en aduana con los métodos de 1 a 6 según lo indicado en los artículos 14 a 25 del decreto antes citado, se deberán aplicar los métodos especiales que se señalan a continuación, efectuando los ajustes a que se refieren los artículos 18 y 19 de esta resolución, cuando sea del caso:

1. Mercancías usadas. Para valorar las mercancías usadas, se tendrán en cuenta los siguientes principios:

a) La base de partida será el precio de las mismas cuando nuevas en el año de fabricación, al cual se aplicarán los porcentajes de depreciación según los años de uso o antigüedad que tengan a la fecha de presentación de la declaración de importación;

b) Dicho precio deberá estar expresado en términos FOB. En caso que la moneda de facturación sea diferente al dólar de los Estados Unidos de América, se hará la conversión a esta última moneda, aplicando el tipo de cambio informado por el Banco de la República para el último día hábil de la semana inmediatamente anterior a la fecha de presentación de la declaración de importación;

c) No podrá aplicarse una depreciación superior al 70% del valor de la mercancía cuando nueva en el año de fabricación;

d) Para demostrar el precio cuando nuevas de dichas mercancías en el año de fabricación, el importador podrá presentar, en orden sucesivo, uno de los siguientes documentos:

i) Acto administrativo mediante el cual se fijó precio oficial para tales mercancías en estado nuevo para la fecha de fabricación.

ii) Factura comercial de la primera compraventa.

iii) Certificación del fabricante o el distribuidor o vendedor en el exterior, en donde conste el precio de nueva de tal mercancía y la fecha de su fabricación. Tal certificación podrá ser expedida por el concesionario o el representante de la marca en Colombia cuando no sea posible obtenerla en el extranjero.

iv) Precios de referencia correspondientes a mercancía idéntica o similar a la importada en estado nuevo para la fecha de fabricación;

e) Sólo podrán ser objeto de depreciación por uso o antigüedad las siguientes mercancías:

i) Vehículos clasificables por el capítulo 87 del arancel de aduanas: para que se le reconozca la rebaja por depreciación por uso o antigüedad el importador deberá acreditar el valor que tenía el vehículo cuando nuevo incluido el de los accesorios extras, según la factura de la primera compra, y si no cuenta con ésta, se aceptarán las de las subsiguientes compras o una certificación expedida por el fabricante.

Por cada año de uso o antigüedad del vehículo, calculado entre la fecha de fabricación y la fecha de presentación de la declaración de importación, se descontará un veinte por ciento (20%) de depreciación del saldo anterior hasta un máximo del setenta por ciento (70%).

El precio actual podrá obtenerse de manera directa multiplicando el valor base de partida por el coeficiente de actualización que corresponda según el período de uso o antigüedad, de acuerdo con la tabla de coeficientes de actualización que se señala a continuación:

Un año0.80000
Dos años0.64000
Tres años0.51200
Cuatro años0.40960
Cinco años0.32768
Seis años o más0.30000

El valor así obtenido deberá tomarse para el cálculo de la base gravable.

ii) Vehículos clasificables por el capítulo 86 del arancel de aduanas, maquinaria y equipo clasificables por los capítulos 84 y 85 del arancel: por cada año completo de uso o antigüedad del vehículo, maquinaria o equipo, se descontará un diez por ciento (10%) de depreciación sobre el saldo anterior, hasta un máximo del setenta por ciento (70%).

También podrá obtenerse el valor actual de manera directa multiplicando el valor base de partida por el coeficiente de actualización que corresponda, según el período de uso o antigüedad, aplicando la siguiente tabla:

Un año0.90000
Dos años0.81000
Tres años0.72900
Cuatro años0.65610
Cinco años0.59049
Seis años0.53144
Siete años0.47830
Ocho años0.43047
Nueve años0.38742
Diez años0.34868
Once años0.31381
Doce años o más0.30000

El valor así obtenido deberá tomarse para el cálculo de la base gravable.

PAR.—Habida cuenta de sus especiales características, las aeronaves y buques usados, las antigüedades, modelos de época o de colección, los motores, partes y accesorios que se importen aisladamente, serán valorados siguiendo los métodos del 1 al 6 previstos en el artículo 12 del Decreto 1220 de 1996. Es decir, si la mercancía ha sido objeto de una venta para la exportación a Colombia y se cumplen los demás requisitos señalados en el artículo 15 de esta resolución, se valorará por su valor de transacción, a partir del precio realmente pagado o por pagar, ajustado de conformidad con los artículos 18 y/o 19 de esta resolución.

Cuando no sea posible aplicar el método 1, se recurrirá en orden sucesivo a los métodos siguientes hasta encontrar el primero que permita determinar el valor en aduana. En aplicación del método 6 pueden ser de utilidad las revistas profesionales especializadas, en las que figuran los precios de cotización de alguno de estos productos usados, según marca, tipos, características y año de construcción, sin conceder rebajas por uso o antigüedad o, cuando sea del caso, se podrá utilizar el concepto de un perito.

2. Mercancías importadas adquiridas luego de ser reparadas, reacondicionadas o reconstruidas en el extranjero. Al valor de la mercancía cuando nueva se le aplicarán los porcentajes de depreciación que correspondan, según los años de uso o antigüedad transcurridos a la fecha de presentación de la declaración de importación, conforme el procedimiento indicado en el numeral anterior; luego se agregará el importe de la reparación, reacondicionamiento o reconstrucción, importe que a su vez puede ser objeto de depreciación, según el lapso transcurrido entre las modificaciones realizadas y la fecha de presentación de la declaración de importación.

El valor agregado incluye, el valor de los materiales incorporados, la mano de obra y el beneficio de quien efectuó el trabajo en el extranjero y los gastos de transporte y de seguro por los trayectos cumplidos en el exterior.

3. Mercancías importadas con suspensión o franquicia de tributos aduaneros que se sometan posteriormente a una modalidad de importación que cause el pago de tributos. Cuando la mercancía importada al país con suspensión o franquicia de tributos aduaneros sea objeto de cambio de titular o destinación que no gocen del mismo tratamiento, para obtener la base gravable se partirá de su valor cuando nuevo, aplicándole el coeficiente de actualización que le corresponda en la forma prevista en el numeral 1º de este artículo, según los años de uso o antigüedad que tenga en el momento de la presentación de la modificación de la declaración de importación.

4. Mercancías importadas procedentes de subasta. El valor en aduana de las mercancías importadas que hayan sido adquiridas en subasta, se obtendrá a partir del precio de adjudicación en la subasta, al cual se adicionarán los gastos de transporte y seguro ocasionados por el traslado de la mercancía hasta el lugar de importación.

5. Mercancías reimportadas. El valor aduanero de las mercancías exportadas temporalmente para ser reparadas reacondicionadas o reconstruidas en el extranjero y reimportadas al país, se determinará según ocurra una de las siguientes situaciones:

a) Si la reparación de la mercancía se efectúa como consecuencia de una garantía y se realiza gratuitamente, el valor en aduana estará constituido por la suma de los gastos de transporte y seguro, tanto de ida como de vuelta, y

b) Si la reparación no se realiza como consecuencia de una garantía, el valor en aduana estará constituido por el valor agregado en el exterior y, los gastos de transporte y de seguro ocasionados por el envío y devolución de la mercancía.

El valor agregado en el exterior comprende, entre otros, el precio pagado o por pagar por concepto de la elaboración, reparación o transformación de las mercancías, incluido el valor de los materiales, la mano de obra y el beneficio de quien efectuó el trabajo en el extranjero.

6. Mercancías averiadas, dañadas o deterioradas. Si la mercancía a valorar presenta avería, daño o deterioro al momento de la inspección aduanera, para la determinación del valor en aduana se tendrá en cuenta su estado. En este caso, el inspector tasará la avería, daño o deterioro y dejará constancia en el acta correspondiente.

Sin perjuicio de la depreciación por uso o antigüedad de que trata el numeral 1º de este artículo, para determinar el valor en aduana de la mercancía se considerará el precio pagado o por pagar reducido en la proporción de la avería, daño o deterioro, de acuerdo a las siguientes circunstancias:

a) La mercancía está parcialmente averiada, dañada o deteriorada: se considerará el precio realmente pagado o por pagar pactado inicialmente, reducido en la proporción de la avería o deterioro, el cual podrá establecerse con uno de los conceptos siguientes:

i) La estimación de un perito independiente del comprador y el vendedor;

ii) El costo presupuestado para las reparaciones o la restauración por quien esté en capacidad de efectuar tales trabajos;

iii) En caso de que exista, la indemnización efectuada por la compañía de seguros, y

b) Las mercancías están totalmente averiadas, dañadas o deterioradas, sin posibilidad de restauración: se considerará el valor que asigne a los residuos o desperdicios un perito independiente del comprador y del vendedor. Si la mercancía es objeto de subasta, el valor en aduana de la mercancía será el de la adjudicación en la subasta.

Los gastos que ocasione la demostración de la avería, daño o deterioro, conforme a los literales a) y b) anteriores, correrán por cuenta del importador de la misma.

7. Mercancías importadas en arrendamiento financiero con o sin opción de compra. En este caso no puede aplicarse el valor de transacción toda vez que las operaciones de arrendamiento, por su propia naturaleza, no constituyen venta conforme a la opinión consultiva 1.1 emitida por el comité técnico de valoración en aduana. Debe por tanto utilizarse los métodos secundarios, en el orden de prioridad establecido en el artículo 13 del Decreto 1220 de 1996, hasta hallar el adecuado para determinar el valor en aduana.

De conformidad con lo previsto en el artículo 7º del acuerdo del valor del GATT de 1994, en la aplicación del método 6 puede utilizarse el método 1 de manera flexible; para el efecto se tendrá en cuenta lo señalado en el artículo 29 literal a) ii) de esta resolución, en concordancia con el artículo 222 del Decreto 2666 de 1984, modificado por el artículo 1º del Decreto 1740 de 1991.

Si no se pudiera determinar el valor en aduana con aplicación de los métodos 2 a 6 dispuestos en los artículos 15 a 29 de esta resolución, se establecerá el valor actual de la mercancía en el momento de la presentación de la declaración de importación, partiendo de la suma de los cánones previstos en el contrato de arrendamiento, aplicando las fórmulas que se señalan a continuación.

a) Con cánones pagaderos en plazas anticipados

 

b) Con cánones pagaderos en plazos vencidos:

 

Donde:

Vc: es el valor actual que pretende hallarse.

A: es el importe del canon de arrendamiento (anual, semestral, trimestral, mensual, o bimestral, según el caso).

r: es la tasa de interés estipulada en el contrato o en su defecto la libor (anual, semestral, trimestral, según el plazo que cubra A).

t: es el período de duración probable de la mercancía que puede expresarse en años o fracción de año, según corresponda el pago de A y r.

Cuando se desconozca la vida útil de la mercancía importada, podrá utilizarse el de una mercancía idéntica o similar.

Para determinar el valor en aduana, al valor así obtenido procede efectuarle ajustes, que consistirán, según las condiciones del contrato y los principios fundamentales del acuerdo del valor del GATT de 1994, en adiciones o deducciones, de acuerdo a lo previsto en los artículos 18 y 19 de esta resolución.

Los conceptos deducibles son, entre otros:

— Gastos de conservación y reparación de la mercancía.

— Gastos de explotación a cargo del importador.

— Beneficio normal del importador.

— Gastos de transporte después de la importación y, en general, todos los necesarios para situar la mercancía a disposición del usuario.

— Derechos, impuestos y gravámenes de importación.

Para hallar el valor al contado de mercancías importadas bajo un contrato de leasing, se partirá del plazo y de los cánones estipulados en éste. Para obtener la base gravable, el importe del valor residual, en el caso de ser previsto, deberá sumarse al valor al contado de los cánones.

Si el importador ejerce la opción de compra debe modificar la modalidad de importación de temporal a ordinaria. En este caso el valor en aduana será el inicialmente consignado en la declaración de importación temporal, de acuerdo con lo previsto en el artículo 45 del Decreto 1909 de 1992, que establece la modificación sólo respecto de la modalidad de importación pagando los tributos aduaneros correspondientes.

8. Mercancías importadas sin valor comercial. Toda mercancía importada tiene valor aduanero. En los eventos en que la mercancía no tenga valor comercial, para la determinación de la base gravable, se aplicarán los métodos 2 al 6 de conformidad con los artículos 15 a 29 de esta resolución. Si es necesario aplicar el método 6, pueden utilizarse los precios de referencia establecidos de conformidad con el artículo 1º del Decreto 1220 de 1996.

9. Mercancías objeto de legalización. Cuando las mercancías a legalizar han sido objeto de una venta para la exportación con destino a Colombia, si ésta cumple con las condiciones señaladas en el artículo 15 de esta resolución, la mercancía se valorará por el valor de transacción; de no ser posible, se aplicarán los métodos de valoración siguientes en el orden indicado en el artículo 13 del Decreto 1220 de 1996.

Cuando la mercancía a legalizar no presente documentos soporte de la negociación efectuada y/o del precio de la mercancía, se aplicará un procedimiento especial para determinar el valor en aduana, en armonía con lo dispuesto en el artículo 7º del acuerdo del valor del GATT, a través de la aplicación con flexibilidad del método 4 —deductivo—, partiendo del valor comercial que tengan las mismas en el mercado nacional al momento de presentación de la declaración de legalización.

Para tal efecto se podrá tener en cuenta el precio de mercancías extranjeras idénticas o similares en el mercado nacional, o internacional. A este valor deberán descontarse, si procede, los elementos extraños al valor en aduana, tales como el porcentaje de los tributos aduaneros que corresponda cancelar por la nacionalización de dicha mercancía y el beneficio o utilidad que está incluido dentro del valor comercial.

Cuando las mercancías objeto de legalización tengan fijado precio mínimo oficial, se tomará como base gravable mínima dichos precios, sin perjuicio de que puedan incluirse gastos por fletes, seguro y los demás relacionados con la venta y entrega de la mercancía en el lugar de importación, en caso que pueda establecerse el importe de estos conceptos para el momento de la importación.

10. Mercancías elaboradas en zonas francas industriales. El valor en aduana de los bienes elaborados en zonas francas industriales, se establecerá considerando el precio de las materias primas e insumos extranjeros que se hayan incorporado o consumido para la fabricación del bien final, aplicando los métodos de valoración en el orden indicado en el artículo 13 del Decreto 1220 de 1996.

11. Mercancías importadas temporalmente para reexportación en el mismo estado. Por no haberse realizado una compraventa al momento de la importación, no existe un precio pagado o por pagar, y en consecuencia no puede aplicarse el método 1, debiéndose recurrir a los métodos de valoración subsiguientes según se prevé en los artículos 15 a 29 de esta resolución. Si es necesario aplicar el método 6, pueden utilizarse los precios de referencia establecidos mediante circular por esta dirección, así como otras fuentes de información especializada disponibles.

12. Mercancías importadas que hayan sido transportadas a granel. Esta modalidad de transporte puede motivar una variación de la base declarada por las mercancías si al efectuarse su nacionalización surgen diferencias en las cantidades, por exceso o por defecto, con respecto a la cantidad total negociada expresada en los documentos mercantiles, factura comercial o contrato de compraventa.

Cuando la diferencia se deba a causas naturales, como pérdida en el transporte, evaporación, grado de humedad y análogas, se aceptará una variación máxima de 3% y el valor en aduana se determinará a partir de la cantidad de mercancía que haya resultado efectivamente, aplicando el precio unitario que conste en la factura comercial o contrato de compraventa.

13. Mercancías de difícil valoración. Para la valoración de mercancías en cuya elaboración haya predominado el ingenio o la creatividad, tales como obras de arte, antigüedades o modelos de colección, éstas se apreciarán en su integridad aplicando los métodos 1 al 6 y si fuere necesario se podrá recurrir al dictamen de un experto autorizado en la materia.

Para la valoración de los datos e instrucciones (software) registrados en soportes informáticos para equipos de proceso de datos, se tomará en consideración su valor de transacción. Cuando este método o los siguientes no puedan ser aplicados se recurrirá al dictamen de un perito.

14. Vehículos que sean introducidos al país por sus propios medios. Cuando se trate de vehículos que ingresen al país por sus propios medios y no sea posible obtener datos sobre tarifas de fletes normalmente aplicables, a efectos de determinar el valor en aduana, se podrán calcular los gastos de transporte conforme al costo de combustibles consumidos durante el trayecto recorrido, desde el lugar de entrega en el exterior hasta el lugar de importación a Colombia.

El precio unitario de dichos combustibles será el fijado por resolución del Ministerio de Minas y Energía que se encuentre vigente para la fecha de presentación de la declaración de importación.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 31.—Procedimiento para la aplicación de las sanciones. Conforme lo establece el artículo 30 del Decreto 1220 de 1996, para la aplicación mediante resolución independiente de las sanciones previstas en los numerales 1º, 2º, 4º, 5º, 7º, 8º y 9º del artículo 29 de dicho decreto, se seguirá el procedimiento señalado en el artículo 2º del Decreto 1800 de 1994.

En el evento en que el no pago de las sanciones a que se refiere el inciso anterior, impida el levante de las mercancías podrá el importador presentar una declaración de corrección para liquidarse y pagar la sanción a que haya lugar.

Las sanciones previstas en los numerales 3º y 6º del artículo 29 del Decreto 1220 de 1996, se reducirán del 30% al 10% cuando la declaración de corrección se presente antes de notificarse el requerimiento especial aduanero, o al 20% cuando la corrección se realice con posterioridad a la notificación del requerimiento especial aduanero, para lo cual la corrección se deberá adjuntar a la respuesta de dicho requerimiento.

La sanción se reducirá de 30% a 25% cuando formulada la liquidación oficial el importador, dentro del término para interponer el recurso respectivo, renuncia al mismo y acepta el contenido de la liquidación oficial de revisión de valor y cancela el mayor valor de los tributos aduaneros a que haya lugar junto con la sanción reducida.

PAR.—En todos los casos, el importador deberá cancelar junto con la sanción, el mayor valor de los tributos aduaneros cuando haya lugar a ello.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).

ART. 32.—Vigencias y derogatorias. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y deroga las disposiciones que sean contrarias en especial la Resolución 932 de marzo 10 de 1994.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Santafé de Bogotá, D.C., a 3 de marzo de 1997.

N. del D.: El formulario anexo a la presente resolución puede ser solicitado directamente en la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales.

(Nota: Derogada por la Resolución 4240 de 2000 artículo 544 de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales).