Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá

RESOLUCIÓN 1028 DE 2009 

(Diciembre 1º)

“Por la cual se establece, el Programa Piloto de Sustitución de Medidores a costo de la empresa, para usuarios clasificados como grandes consumidores”.

El Gerente Corporativo de Servicio al Cliente de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, ESP,

en uso de sus atribuciones reglamentarias, en especial la conferida en la Resolución 0158 de 2008 del gerente general y,

CONSIDERANDO:

Que de conformidad con el artículo 9º y 146 de la 142 de 1994, la empresa y el suscriptor y/o usuario tienen derecho a que los consumos se midan, a que el consumo sea el elemento principal del precio que se cobre al suscriptor y/o usuario y a que para ello se empleen los instrumentos de medida que la técnica haya hecho disponibles.

Que el artículo 144 de la citada ley preceptúa que los contratos uniformes pueden exigir que los suscriptores o usuarios adquieran, instalen, mantengan y reparen los instrumentos necesarios para medir sus consumos.

Que en el artículo antes citado, igualmente se establece que, “no será obligación del suscriptor o usuario cerciorarse de que los medidores funcionen en forma adecuada; pero sí será obligación suya hacerlos reparar o reemplazarlos, a satisfacción de la empresa, cuando se establezca que el funcionamiento no permite determinar en forma adecuada los consumos, o cuando el desarrollo tecnológico ponga a su disposición instrumentos de medida más precisos. Cuando el usuario o suscriptor, pasado un periodo de facturación, no tome las acciones necesarias para reparar o reemplazar los medidores, la empresa podrá hacerlo por cuenta del usuario o suscriptor”.

Que en este sentido, el cambio de medidor puede obedecer, tanto al hecho que por mal funcionamiento sea imposible determinar en forma adecuada los consumos, como al desarrollo tecnológico que pone a disposición de las empresas instrumentos de medida más precisos, con lo cual se hace verdaderamente efectivo el derecho del usuario y la empresa, a que los cobros se efectúen con base en la medición real de los consumos de aquellos.

Que dentro del programa de control de pérdidas, la empresa ha emprendido diferentes estudios tendientes a reducirlas; entre los cuales se considera la posibilidad de una actualización tecnológica de los aparatos de medida de los usuarios, grandes consumidores, consistente en la instalación de medidores de alta precisión, en busca de reducir perdidas a partir de la minimización del riesgo de fallas en la medición.

Que dado que el cambio tecnológico que se propone y que busca la reducción de pérdidas con la implementación de tecnologías avanzadas en medición, está en etapa de estudio, se considera que este debe adelantarse como una prueba piloto, tendiente a valorar la reducción de pérdidas con dicho mejoramiento; en consecuencia, se justifica que el costo del medidor a instalar, sea asumido por la empresa y no por el usuario, ya que de lo contrario, esto significaría un costo considerable para él, que por ser una prueba piloto no tendría porque asumir.

Que en tal sentido, el medidor que se instale dentro de la prueba piloto que aquí se propone, al ser su costo asumido por la empresa, debe seguir siendo de propiedad de la misma, por tanto al ser instalado en el predio del usuario, se le deberá entregar a este en custodia. En tal caso, el usuario responderá por cualquier pérdida, hurto o daño imputable al mismo o a un tercero.

Que adicionalmente, como el cambio de los medidores que se efectúe se realizará por mejoramiento en la tecnología, el medidor que sea retirado no será sometido a pruebas de laboratorio. Sin embargo, como el medidor que se retira es de propiedad del usuario, a este se le deberá entregar el aparato.

Que de conformidad con el literal g) del artículo 15 del Acuerdo 01 de 2002, corresponde al gerente general establecer el precio y la forma de pago de los bienes y obras accesorias a los servicios de acueducto y alcantarillado.

Que mediante la Resolución 0158 de 2008 el gerente general delegó en los gerentes corporativos, los asuntos relacionados con sus propias competencias y la determinación de las tarifas de los servicios prestados por sus respectivas dependencias, conexos con los servicios públicos domiciliarios.

Que en mérito de lo expuesto,

RESUELVE:

ART. 1º—Las zonas diseñarán e implementarán un programa piloto con equipos de tecnologías avanzadas consistente en la instalación de medidores de alta precisión a usuarios clasificados como grandes consumidores, tendiente a controlar las pérdidas a partir de la minimización del riesgo de fallas en la medición.

PAR.—Dentro del mencionado programa también se incluye el programa piloto de medidores electromagnéticos instalados a grandes consumidores en las zonas 2 y 5.

ART. 2º—Dentro de esta prueba piloto, el costo del medidor y su instalación, para los usuarios clasificados como grandes consumidores que se encuentren dentro de dicho programa, será a cargo de la empresa con recursos del programa de control pérdidas, por tanto será de su propiedad.

PAR.—Dado que el cambio obedece a una prueba piloto por actualización tecnológica de los aparatos de medida, el cambio se efectuará sin necesidad de mediar prueba de laboratorio.

ART. 3º—El medidor que sea retirado, por ser de propiedad del usuario, debe ser entregado a este.

ART. 4º—El nuevo medidor y todos sus componentes que se instalen dentro del programa que aquí se establece, se entregará al usuario bajo la figura de custodia, en tal sentido, este responderá por cualquier pérdida o deterioro que el aparato sufra, como consecuencia de hechos suyos o de terceros.

PAR. 1º—Los elementos y equipos instalados son libres de mantenimiento, no obstante el acueducto a través del laboratorio de medidores, realizará de forma periódica la verificación de su funcionamiento.

PAR. 2º—Los elementos y componentes del equipo, que se deterioren y/o presenten daños con el paso del tiempo y que se consideren como desgaste normal del mismo, serán reemplazados por la empresa de acueducto a su cargo, en el momento que se requiera.

ART. 5º—La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación, y deroga todas las disposiciones que le sean contrarias.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 1º de diciembre de 2009.