Fiscalía General de la Nación

RESOLUCIÓN 1093 DE 2010 

(Mayo 24)

“Por la cual se organiza una Unidad Nacional de Fiscalías delegadas contra las Bandas Emergentes que operan en el Territorio Nacional”.

El Fiscal General de la Nación,

en uso de sus atribuciones constitucionales y legales, en particular las que le confieren el artículo 11 numeral 17 de la Ley 938 de diciembre 30 de 2004, y el artículo 86 de la Ley 906 de agosto 31 de 2004,

CONSIDERANDO QUE:

De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 250 de la Constitución Nacional, la Fiscalía General de la Nación, “está obligada a adelantar el ejercicio de la acción penal y realizar la investigación de los hechos que revistan las características de un delito que lleguen a su conocimiento por medio de denuncia, petición especial, querella o de oficio, siempre y cuando medien suficientes motivos y circunstancias fácticas que indiquen la posible existencia del mismo”.

El artículo 5º de la Ley 938 de 2004, dispone que: “es función del Fiscal General de la Nación, determinar la conformación y localización de las direcciones seccionales y las unidades nacionales y seccionales de acuerdo con las necesidades del servicio y con sujeción a la ley estatutaria de la administración de justicia”.

Por su parte, el artículo 4º de la ley, señala que: “Las unidades delegadas de fiscalías del nivel nacional, están adscritas al despacho del Fiscal General de la Nación o al despacho del director nacional de Fiscalías, según lo determine el Fiscal General de la Nación, las demás unidades delegadas de fiscalías, están adscritas a las direcciones seccionales.

En cada una de las unidades habrá un fiscal a quien se le asigne la función de jefe de unidad. El número de fiscales y demás cargos de cada unidad, así como sus sedes de operación y especialidad, son determinados por el Fiscal General de la Nación”.

Mediante Resolución 0-5103 de agosto 15 de 2008, el Fiscal General de la Nación dispuso la conformación de un grupo de fiscales y policía judicial que se encargan de adelantar “tareas especiales para la indagación o investigación de conductas punibles presuntamente cometidas por grupos o bandas emergentes a través de sus integrantes o con la colaboración o participación de otras personas” en consideración del alto número de crímenes que este tipo de bandas emergentes han cometido desde la desintegración de grupos armados organizados a los que pertenecieron.

Con comunicación de abril 8 de 2010, la fiscal coordinadora del grupo Bacrim, puso en conocimiento del Fiscal General de la Nación que “se ha evidenciado el crecimiento paulatino de estas organizaciones al margen de la ley y la carga laboral ha aumentado en un ciento por ciento a nivel nacional lo que ha generado cruce de diligencias”.

En los términos del artículo 250 de la Constitución Política de 1991, la Fiscalía General de la Nación, tiene la misión de garantizar el acceso a una justicia oportuna y eficaz con el fin de encontrar la verdad dentro del marco del respeto por el debido proceso y las garantías constitucionales, para lo cual debe implementar una estrategia investigativa con la cual se busca combatir la delincuencia organizada y lograr a la mayor brevedad posible la identificación o individualización de los autores, así como, el éxito de estas actuaciones, lo cual depende en buena parte de la preservación, aseguramiento y análisis de los elementos materiales probatorios y evidencia física, lo que se puede lograr con la intervención inmediata de funcionarios especializados y con capacidad para actuar de manera ágil.

Para el logro de estos propósitos, resulta necesario modificar la estructura del grupo de tareas especiales para la indagación o investigación de conductas punibles presuntamente cometidas por grupos o bandas criminales emergentes que fuera conformado por la Resolución 0-5103 de agosto 15 de 2008, para conformar a partir de aquella una Unidad Nacional de Fiscalías delegadas contra las bandas emergentes que operan en el territorio nacional.

En razón de lo anterior,

RESUELVE:

ART. 1º—Conformar la Unidad Nacional de Fiscalías delegadas contra las bandas emergentes que operan en el territorio nacional, a partir del grupo de tareas especiales para la indagación o investigación de conductas punibles presuntamente cometidas por grupos o bandas emergentes, que funciona en aplicación de la Resolución 0-5103 de agosto 15 de 2008, el cual hará parte de dicha unidad. Dicha unidad nacional estará adscrita a la Dirección Nacional de Fiscalías.

La unidad nacional que aquí se conforma, se encargará de la investigación de conductas punibles que presuntamente sean cometidas por grupos o bandas emergentes a través de sus integrantes o con la colaboración o participación de otras personas, para lo cual estará conformada de la siguiente manera:

— Cuatro (4) fiscales delegados ante jueces de circuito especializados.

— Dos (2) fiscales delegados ante los jueces de circuito.

— Un (1) fiscal delegado ante los jueces municipales.

— Seis (6) asistentes de fiscal II.

PAR. 1º—La planta de personal dispuesta para esta unidad podrá ser modificada o incrementada, en la medida que las necesidades del servicio lo exijan para asegurar el cumplimiento oportuno, eficiente y eficaz de las funciones o labores encomendadas, con las obvias limitaciones establecidas por el numeral 18 del artículo 11 de la Ley 938 de 2004.

PAR. 2º—Mediante acto administrativo, el Fiscal General de la Nación dispondrá las modificaciones de planta que considere necesarias para dar cumplimiento al artículo 1º de la presente resolución, para el óptimo funcionamiento de la unidad nacional que aquí se conforma y destacará los servidores que deban integrar la misma.

(Nota: Adicionada por la Resolución 1478 de 2010 artículo 1° de la Fiscalía General de la Nación)

ART. 2º—Disponer que la unidad que se conforma por el presente acto, se encargue de la indagación, investigación y judicialización de las conductas punibles que vulneren o pongan en riesgo los derechos de la colectividad, alteren la paz, la estabilidad de las instituciones, la economía nacional, entre otros derechos o bienes jurídicos protegidos por el ordenamiento, y que sean cometidas por las bandas o grupos criminales emergentes que operan en las distintas regiones del país, a través de sus integrantes o con la ayuda o participación de otras personas, en los términos que se establecen por el artículo primero de la Resolución 0-5103 de agosto 15 de 2008.

ART. 3º—La Unidad Nacional de Fiscalía especializada en delitos contra el crimen organizado, dirigirá, coordinará, asignará y controlará las funciones de policía judicial de quienes integren la unidad de policía judicial, que para el apoyo de su gestión se designe y ejercerá las demás funciones que por mandato de la ley o designación expresa del Fiscal General de la Nación le corresponda.

ART. 4º—Por secretaría general, comunicar la presente resolución a las direcciones nacionales de fiscalías, administrativa y financiera para que adopten las determinaciones que desde la órbita de sus competencias deben tomar, especialmente aquellas relativas a la ubicación y dotación de sus oficinas y demás recursos que se requieran para el cabal cumplimiento de sus funciones.

ART. 5º—Vigencia. La presente resolución rige a partir de la fecha de su publicación y modifica, en lo pertinente, la Resolución 0-5103 de agosto 15 de 2008.

Publíquese y cúmplase.

Dada en Bogotá, D.C., a 24 de mayo de 2010.